Un placer fugaz: Correspondencia

Portada
Penguin Random House Grupo Editorial España, 3 oct. 2013 - 744 páginas

La correspondencia privada de uno de los grandes escritores del siglo XX.

Incisivo, mordaz, seductor, impertinente, cínico y romántico, Truman Capote, el enfant terrible de las letras norteamericanas, no es solo uno de los grandes narradores del siglo XX, sino también un icono cultural, un mito, una leyenda que se agranda con el paso del tiempo.

El grueso de las cartas compiladas en este volumen, editado por su biógrafo Gerald Clarke, conforman una suerte de autobiografía en la que el autor de Desayuno en Tiffany's se confiesa ante los distintos corresponsales a lo largo de toda su vida, desde los años de tímido adolescente y genio precoz en Nueva York, pasando por el despertar a la fama con su primera novela, el voluntario y largo exilio europeo, la infernal redacción de A sangre fría, su obra maestra, hasta llegar a la decadencia, física e intelectual, en los años ochenta, víctima de la depresión, el alcohol y las drogas. Por estas páginas desfilan, magistralmente evocados por la lengua viperina de Capote, todos los escritores de su generación, pero también actores, actrices, pintores, fotógrafos, políticos: todo el siglo XX, con sus luces y sus sombras, reverbera a través de esta verdadera novela epistolar.

 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Sobre el autor (2013)

Truman Capote (1924-1984) nació en Nueva Orleans y estudió en el Trinity School y la St. John's Academy de Nueva York. A los diecisiete años trabajaba ya en The New Yorker y a los veintiuno publicó su primer relato «Miriam» en la revista Mademoiselle. En 1948, con tan solo veintitrés años, publicó su primera novela, Otras voces, otros ámbitos, que le consagró como una de las jóvenes revelaciones del panorama literario mundial, a la que seguirían obras como El arpa de hierba (1951), Se oyen las musas (1956), además de la famosa Desayuno en Tiffany's (1958). En 1966 se publicó la que se considera su obra maestra, un libro que marcó época e inauguró un género, el nuevo periodismo. A sangre fría cuenta el suceso real del asesinato de la familia Clutters y en 1967 fue llevada al cine por Richard Brooks. A lo largo de los años setenta y ochenta Capote inició un lento declive autodestructivo que le llevaría a la muerte en la ciudad de Los Ángeles. Póstumamente se publicarían los fragmentos de lo que él había imaginado como su obra maestra: Plegarias atendidas.

Información bibliográfica