Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ficios tienen obligacion á residir personalmente cumpla por los medios mas legitimos que les en las iglesias, servicio del coro, culto divino pareciere (1). y administracion de los santos sacramentos, que

LEY II. se ausenten de ellas , ni salgan á visitas ni otros negocios que en aquellas provincias se ofrecie

De 1540.- Que sobre dar licencias á los prebenren, sin causa muy urgente, necesaria é inescu

dados para no asistir , se guarde la forma de sable: y á los que se ausentaren sin licencia ó

esta ley. teniéndola se detuvieren mas tiempo del que se Otrosi, cuando el prelado hubiere de dar liles hubiere concedido , les vacarán las preben cencia para que algun prebendado ó beneficiado das ó beneficios que tuvieren, procediendo en se ausente de su iglesia , sca la causa urgente, ello conforme á derecho, y nos darán aviso en necesaria é inescusable, conforme a lo proveido, todas ocasiones para que Nos presentemos per y con parecer del cabildo de la iglesia , y no de sonas que sirvan con la puntualidad conveniente otra manera; y si en el darla no se conformaren, al coro y culto divino, y los curatos y beneficios mandamos á nuestro virey , presidente ó goberse provean conforme a nuestro patronazgo real, nador del distrito, que se junte con el prelado sin dar lugar á que falte la doctrina y adminis- y cabildo , y determine la diferencia que en ello tracion de los santos sacramentos; y si algunos hubiere, y los prelados no consientan que se prebendados pretendieren ausentarse y venir á pongan sustitutos por los que obtuvieren las estos reinos de Castilla, aunque sea á negocios licencias. de sus iglesias, no les den licencia para venir;

LEY III. y si se vinieren sin ella, les den por vacas sus prebendas, avisándonos que lo estan para que se

De 1620 y 35.- Que ningun prebendado deje provean luego; mas si á las iglesias se ofrecieren

de servir y residir, si no fuere por enfermedad. negocios tan graves y de tal calidad que con Item: encargamos á los prelados que no convenga que alguno de los prebendados venga en sientan que ningun prebendado á título de cátesu seguimiento, y no hubiere otra persona de dra ni de lectura, ni por otra cualquier causa tanta confianza que se le puedan encargar, se que sea ó ser pueda , falte á sus horas y residennos pedirá licencia para ello en nuestro real cia, si no fuere en caso de enfermedad con aperconsejo de las Indias. Y cuando pareciere á los cibimiento que se procederá á vacante de su prelados y cabildos que hay necesidad de que al prebenda, y se proveerá en persona que resida gunos dignidades, canónigos ó racioneros se ocu y sirva. Y si alguno, aunque sea dignidad, no pen en la instruccion de los indios, y los visiten asistiere y residiere en el coro y servicio de su y digan misa, les den licencia para esto , y pro- iglesia , no se dé por presente, ni se le acuda vean que por el tiempo que se ocuparen en este con los emolumentos y distribuciones de ella, ministerio se les paguen y hagan pagar los fru- | de que conforme á derecho y santo concilio de tos y emolumentos que hubieren de haber por

Trento no debe gozar. razon de las prebendas, como si residiesen en

LEY IV. sus iglesias , lo cual sea y se entienda habiendo tanta falta de sacerdotes, clérigos ó religiosos

De 1580.- Que ningun prebendado sirva benefy tanto número de indios por doctrinar , que de

cio curado , y si lo hiciere, no goce los frutos otra suerte no se pueda satisfacer á la obligacion

de la prebenda. que tenemos y tienen los prelados de acudir á Mandamos que el que tuviere prebenda ó cala conversion y doctrina de los indios, que asi pongia la sirva , sin poder tener otra capellania conviene al servicio de Dios y nuestro, y los

é beneficio que requiera asistencia personal, si no vireyes y audiencias procuren que se guarde y fuere queriéndola dejar por servir algunos be

(1) Real cédula de 25 de enero de 1749. Declara vacantes las prebendas de que no hubieren tomado posesion en el término de dos años los provistos en España o dentro de quince dias los existentes en las Indias,coatados desde que hubiesen recibido sus presentaciones. Y la circular de 15 de diciembre de 1768 encarga á vireyes , oficiales reales , prelados y cabildos el cuidado de evitar la retardacion con que muchos provistos en ellas ocurren å tomar posesion.

neficios curados, y en tal caso gozará del en

bildo, vestirse los dignidades y canónigos con que fucre proveido solamente conforme á dere los obispos, y los canónigos con los dignidades, cho, y asi se guarde precisamente.

vestuario de los altares y decir misa los curas

en el altar mayor, se guarde en las iglesias meLEY V.

tropolitanas y catedrales de nuestras Indias la De 1569.- Que en las distribuciones cuotidiunas órden que tiene y guarda la iglesia catedral de

se guarden las erecciones y el derecho. Sevilla (1). Por el santo concilio de Trento y las ereccio

LEY VIII. nes de las iglesias de las Indias está mandado y

De 1574 y 1625. — Que los prelados , vireyes, ordenado que las distribuciones que los preben

presidentes y gobernadores avisen en todas dados llevan, solamente las ganen los que asisten ocasiones que prebendados sirven, cuantos falá las horas del oficios y culto divino, y no los lan, y por qué causas, y los que fueren muertos. demas. Y porque conviene que así se ejecute, encargamos á los prelados de las iglesias, que

Rogamos y encargamos á los arzobispos y conforme á derecho y á las erecciones de ellas, obispos, y mandamos á los vireyes, presidentes provean de manera que ninguno reciba agravio

y gobernailores, que guardando lo proveido por de que tenga ocasion de se nos venir ni enviar

la ley 19, tit. 6 de este libro, nos avisen muy á quejar.

particularmente de los prebendados que estuvieLEY VI.

ren sirviendo , los que faltaren, y por qué cau De 1626.- Que en cada iglesia catedral haya sas, y los que hubieren muerto, para que se un apuntador de las faltas de los prebendados.

provca lo que convenga. Rogamos y encargamos á los arzobispos y obis

LEY IX. pos que den las órdenes convenientes para que

De 1610.- Que á ningun arzobispo, obispo, ni en sus iglesias haya un apuntador , cuenta y ra

otro que tenga beneficio, ú oficio eclesiástico, zon de los prebendados que tuvieren obligacion

so le licencia para venir á estos reinos , si de acudir y lo dejaren de hacer; con tal preci

no la tuviere del Rey. sion, que los prebendados cumplan enteramente con su obligacion, y no lo haciendo , sean mul Los vireyes, presidentes y oidores de nuestados, pues de lo contrario, demas de la nota

tras audiencias reales guarden lo proveido por que dan con su poca asistencia, hacen falta alla ley 36, tit. 7 de este libro, sobre no dar licenculto divino y á la decencia de su estado.

cia á los arzobispos ni obispos de sus distritos

para salir vi hacer ausencias de sus iglesias ni LEY VII.

diócesis ni venir á estos reinos: y asimismo no De 1540.- Que en el votar y vestuario de los al den licencias á los dignidades, prebendados, tares, vestirse los dignidades , y otras cosas,

curas ni doctrineros, ni otro alguno que tenga se guarde lo que en la iglesia de Sevilla.

beneficio ú oficio eclesiástico aunque la tenga de Encargamos que en la forma de votar en ca sus prelados. Y porque esta facultad queda re

(1) Orden de la regencia de 13 de enero de 1813 al cabildo eclesidstico de la Habana, « Entorada la regencia del reyno de la representacion dirigida por V. S. en fecha de 17 de diciembre de 1809 en solicitud de que se les permitiese el uso de sillas en las funciones de iglesia en que celebraba de pontifical el reverendo obispo; y hecha cargo igualmente S. A. de lo espuesto por el suprimido consejo de lodias en consulta de 19 de junio de 1812, conformándose con su dictámen, se ha servido resolver, se observe lo que se practica en la santa iglesia metropolitana de Sevilla segun está resuelto en real cedola de 7 de febrero de 1798 conforme todo á la ley 7. tit. 11 lib. 1.o de las municipales de esos paises, reducido a que V. SS. en las funciones de pontifical en que asista el prelado usen de asientos de carmesí, sin espaldar, ni brazos, siendo su hechura de pies de tijera, y su nombre escabeles. »

Real cédula de 13 de agosto de 1798 al obispo de la Habana: Que por el cabildo se observe la práctica del de Sevilla en punto á que cuando estuviere manifiesta la Divina Magestad Sacramentada , traigan sus individuos las mangas de las sobrepellices, quitadas de los hombros.

servada á Nos, en caso de contravencion, man esta resolucion algun impedimento, guardando daremos proceder conforme á derecho contra la costumbre. los que dieren tales licencias. Y rogamos y en•

LET XIII. cargamos á los prelados eclesiásticos que guar

De 1540.- Que a los prebendados no se supla den y cumplan lo que sobre esta materia está proveido.

cosa alguna sobre el valor de los diezmos. LBY X.

Mandamos que no se pague de nuestra hacien

da cosa alguna á los prebendados de las iglesias, De 1634 y 57.- Que se procuren escusar los daños deanes, y cabildos de ellas, sobre lo que valieque resultan de las sede-vacantes.

re la cuarta parte de los diezmos, no teniendo

para ello cédula especial nuestra , Mandamos á nuestos vireyes, presidentes y

lo y

les

que gobernadores, que en sus distritos procuren se

perteneciere de la cuarta parte conforme a las

erecciones de las iglesias, se les reparta por escusen los daños que resultan y se ofrecen en

distribuciones. tiempo de sede-vacantes, así de dividirse en bandos y parcialidades los cabildos de las igle

LEY XIV. sias, como de dar órdenes en perjuicio del bien

De 1552.- Que los salarios librados á los precomun y de los indios, y de tomarse toda la au

bendados y clérigos en la casa real, se les patoridad en las cosas de justicia, y escusarse de la

guen por los tercios del año. asistencia del coro y celebracion de los divinos

Mandamos a nuestros oficiales reales, que a oficios interponiendo para ello vụestros ministros su autoridad, de que tendrán particular los deanes, cabildos y los demas clérigos que

sirven en las iglesias, paguen lo que hubieren cuidado, y de avisarnos de lo que en estas materias se les ofreciere.-(V. CABILDO SEDE-VA

de haber y les pertenece de nuestra caja real,

conforme por Nos está proveido por los tercios CANTB.)

de cada un año , cada tercio luego que sea cumLEY XI.

plido sin alguna dilacion. De 1633.- Que el canónigo magistral de cada

LEY XV. iglesia predique en ella.

De 1642.- Que si el prelado llevare al coro á su Encargamos á los canónigos magistrales de

provisor, le el lugar que le tocare. las iglesias de nuestras Indias, donde hubiere

Si algun arzobispo ú obispo llevare al coro á estas canongias, que pues les toca el ministerio

su provisor; ha de ser dándole el lugar que le de predicar, y es tan santo y necesario predi

tocare conforme á derecho , sin quitar á los que quen en ellas los dias festivos y otros que tienen

tienen asientos en el sus preferencias, en que no de costumbre las iglesias metropolitanas y cate

han de recibir algun perjuicio. -(V. PROVIdrales, para que a su imitacion y ejemplo se

SORES.) animen los demas prebendados y dignidades que lo pudieren ejercitar , y tengan nuestros súb- Que los prebendados y clérigos puedan disponer ditos y vasallos mas pasto espiritual, con qne se

de sus bienes, como quisieren extestamento y aumente el fervor y celo del vicio de Dios

abintestato, ley 6, tit. 12, libro 1.o nuestro Señor.

Que los prebendados sean multados por los obisLEY XII.

pos si no residieren en sus iglesias, y no se escusen por

subdelegados de la cruzada, ley 12, De 1618 y 38.- Que los cabildos eclesiásticos se

tit. 20. hagan donde fuere costumbre. Encargamos á los prelados, que no obliguen á los capitulares á que vayan á sus casas episco- Reules disposiciones referentes al oficio y servipales á hacer cabildos, y estos se hagan en la

cio de prebendados. sala que cada iglesia tuviere diputada pera ellos; y si el prelado quisiere hallarse presente, vaya Real cèdula de 22 de diciembre de 1725.-Que á la sala sin dar lugar á disensiones ni poner en por los prelados ni por los cabildos en sede-va

odos

cante se les conceda licencia para pasar á Espa- absoluta imposibilidad que lo impida ; y que ña con ningun pretesto , causa, ni motivo, sino para las demas provisiones que se hicieren con que se guarden inviolablemente las leyes del

fechas diferentes, deben entenderse estas, para asunto , apercibidos los prebendados que usaren regular la antigüedad ó preferencia, si fuesen de tales licencias , de que se les declararán va por reales decretos, las que contengan estos, y cantes, y se procederá á la provision de sus pre si por consultas las de la publicacion en la cabendas.

mara, que se espresarán en las reales presentaReal cédula de 17 de julio de 1735 previene al ciones. » cabildo de la ciudad de Cuba , que caso de no Carta acordada del consejo y cámara de Inresidir el obispo en ella, el provisor instituya y dias de 4 de julio de 1818 comunicada al reveponga en posesion á los provistos en prebendas. rendo obispo de la Habana. - Que cuando al

- El correctivo de los que retardan el presen gun prebendado tenga que salir al campo, se tarse á tomarla, se trae en nota á la ley 1." presente al obispo como á cabeza del cuerpo.

La de 20 de julio de 1776. — Que por la cà Véase en PATRONATO, Y OPOSICION á premara de Indias no se admitan pretensiones á bendas lo relativo á las formalidades de tales prebendas, sin acompañar los interesados tes

concursos, y al ejercicio en ellos del real patrotimoniales de los prelados.

nato, y 'para la admision de renuncias , y perReal cédula circular de 18 de diciembre de mutas. – V. CABILDO ECLESIASTICO: PRECE1801. — «Que cuando sean promovidos de unas DENCIAS: PROVISORES. á otras iglesias de Indias, debau disfrutar la renta de la prebenda que tengan hasta el dia que

PRECEDENCIAS, CORTESIAS, Y CEREtomen posesion de la en que se les promueva,

MONIAS. – Titulo quince del libro tercero. siempre que en el viage ó traslacion no intervenga demora culpable, atendida la distancia y de

DE LAS PRECEDENCIAS, CEREMONIAS Y CORTESÍAS. mas circunstancias del caso.”

Otra de 18 de agosto de 1804.-- Que para su jubilacion se observe la práctica que sigue la

LEY PRIMERA. iglesia metropolitana de Sevilla , donde para jubilar á sus individuos han de haber residido cua

De1610 y 80.- Que los vireyes usen de sitial renta años completos en su coro, cuya cuenta se

en las iglesias y lugares donde asistieren. hace registrando los cuadrantes de puntuacion Ordenamos y encargamos, que los vireyes desde el dia en que debieron empezar á ganar,

usen de sitial en las iglesias y lugares en que cony descontándoles las faltas, hasta completar sin currieren y asistieren , como siempre lo han ellas el tiempo de dichos cuarenta años, sin su usado, sin hacer novedad, y los oidores y mifragarles los que hubiesen servido antes en otras nistros que tienen asiento en las audiencias de iglesias: «y que para la solicitud de estas gracias Lima y Méjico, se asienten en todos los actos se debe ocurrir á mi consejo de cámara de In- públicos, concurriendo con los vireyes, en la dias, con la justificacion correspondiente de con órden y forma dispuesta por las leyes, que de currir en los interesados las circunstancias que esto tratan. observa el cabildo de la iglesia de Sevilla, sin

LEY II. que hasta que se declare asi por dicho mi con

De 1595.

Que los vireyes no pongan en los sejo de cámara, y se libre la respectiva cédula,

guiones mas que las armas reales. pueda tener efecto la jubilacion, ni esta se conceda por los diocesanos y vice-patronos,"

Mandamos á los vireyes, que en los guiones Otra de 17 de abril de 1807 sobre regulacion no pongan mas que nuestras armas reales, pi de su autigüedad.- Que cuando se verifiquen usen de las suyas propias, ni otras ningunas en dos provisiones de una misma fecha, debe obte actos, y concursos, como vireyes, presidentes, ner la preferencia el que fuese nombrado en la gobernadores, ó capitanes generales. prebenda que hubiese vacado primero, con tal

LEY III. que se presente á tomar posesion en el término prefinido en los despachos, no interviniendo De 1614 y 19.- Que los arzobispos y obispos

TOM. V.

puedan poner sitial, si estuviere en costum el cuerpo de la audiencia, acompañen á misa al bre, y dosel, aunque esté el virey presente. virey, ó presidente los primeros dias de las tres

Todas las veces que el virey, presidente y Pascuas, y los de Corpus Cristi, Asuncion de audiencia asistieren en la iglesia, y concurriere nuestra Señora, y Advocacion de la iglesia mael arzobispo, ú obispo, teniendo el virey, ó pre yor, y en las demas ocasiones en que se celebrasidente sitial, tambien le tenga el prelado, si hu re fiesta de tabla, y fueren convocados para biere costumbre, en que no se ha de hacer po otro cualquier acompañamiento, y el oidor mas vedad, y pueda el prelado tener dosel en la igle-antiguo, ó el que sucediere en su lugar, vaya al sia, en la forma y tiempo que ordena y manda lado izquierdo del virey o presidente, y luego el ceremonial romano, aunque el virey se halle que llegue á emparejar con él, le haga la cortepresente.

sia , y reverencia debida, como á virey, y preLEY IV.

sidente , y él le corresponda con el agrado y Que ningun prelado sea recibido con palio.

buen término que se debe , de forma que entre Por la ley 19, tit. 3 de este libro está mandado, todos conserven la buena correspondencia, que que los vireyes no sean recibidos con palio en las es justo; y cuando volvieren á nuestras casas ciudades, villas y lugares de sus distritos. Y por- reales todos los oidores , alcaldes, fiscales , y los que los arzobispos, y obispos pretenden, que demas del cuerpo de audiencia, si aquel dia no las ciudades, y cabildos cclesiásticos los reci- hubieren de comer juntos, se queden á caballo ban con palio cuando entran á tomar la pose á la puerta, pasando por en medio el virey ó presion de sus iglesias, y esta es ceremonia , que sidente, y desde los caballos le hagan la cortesolo se hace con nuestra persona real, y no usa sia debida, y solamente se apeen los alcaldes del da con los prelados de estos reinos de Castilla: crimen en Lima y Méjico, y estos vayan acomOrdenamos y mandamos que la dicha ley se guar parando al virey hasta la puerta de su aposento, de y cumpla, y no se permita que ningun prela- porque el oficio de los alcaldes en cuanto es ejedo, de cualquier dignidad que sea, entre ni sea cucion de la justicia criminal, ha de andar tan rccibido con palio (1).

cercano, y á la mano del virey, que por esta raLEY V.

zon se separen de los demas, sin que esto sea

disfavor, ni desigualdad, sino honra y preemiDe 1603, 18 y 27.- Que los vircyes , presiden- nencia de sus oficios, lo cual se guarde así cnanles y oidores acudan á sus fiestas de tabla con

do el virey fuere en coche, como cuando fuere puntualidad.

á caballo, con que si fuere en coche con los oidoCuando los vireyes, presidentes, y oidores res, se apeen los oidores, y le vayan acompahubieren de ir á las iglesias á asistir a la celebri- | ñando hasta la escalera , adonde el virey les didad de algunas fiestas de tabla, procuren que sea rá, que se queden, y la primera vez, sin embará horas competentes , y gobernarlas de modo go de esto , subirán un poco mas, y el virey los que no causen relardacion a los divinos oficios, volverá á decir que se queden y no pasen adey tengan cuidado de ser muy puntuales, y que lante, y ellos lo harán asi; y los alcaldes proseno les esperen, y si algun impedimento se ofre- guirán hasta la puerta del aposento, y por la ciere, avisarán con tiempo á los prelados, ó ca misma razon de acompañar los alcaldes al virey, bildos eclesiásticos.

deben hacer lo mismo los oidores de las demas

audiencias con sus presidentes, pues tambien LBY VI.

ejercen la jurisdiccion criminal. De 1579, 1618 y 21.- Que los oidores, alcaldes, fiscales y ministros que tienen asiento con

LEY VII. lu audiencia , acompañen á los vireyes y pre De 1594 á 1652.- Que los prebendados acompasidentes , y en qué casos.

ñen á las audiencias al entrar y salir de las Ordenamos, que los oidores, alcaldes, y fisca

iglesias donde concurrieren. les, y los demas ministros, que tienen asiento en Rogamos y encargamos á los deapes y cabil

(1) Real cédula de 27 de febrero de 1777. Aprueba al obispo de Cuba su determinacion de visita de no permitir se le recibiesc con palio al entrar en las iglesias por ser contra lo dispuesto en esta ley.

« AnteriorContinuar »