Imágenes de páginas
PDF
EPUB

forma, y recojan todas las ejecutorias, cédulas | ahora se ha esperimentado. -(V. ley 23 tit, 3, y otros despachos que se hubieren presentado libro 2.) ó presentaren ante las justicias y oficiales reales

LEY XX. de sus distritos con todos los autos y diligencias que en razon de su cobranza se hubieren cau

Que los tres por ciento que el oidor mas antiguo sado; y hecho esto prosigan en la ejecucion y

ha de haber en la cobranza , sean para todas cumplimiento de los despachos y ejecutorias,

las costas y no los lleve de situaciones. haciendo las ejecuciones, trances y rcmales de Los tres por ciento concedidos á los oidores bienes; y lodas las demas diligencias que para mas antiguos en la ley antecedente scan por tocobrar lo que por dichos despachos se debiere, das las costas que se hubieren de hacer en las convinieren y fueren necesarias, hasta que con cobranzas de ejecutorias, cédulas y otros desefecto se acaben de cobrar. Y por cuanto Nos pachos que remitieren el fiscal ó tosorero de tenemos ordenado que los fiscales y lesoreros nuestro consejo de Indias, y no se hagan ni caugenerales de nuestro consejo reinitan á los vido sen otras por esta razon; y el tres por ciento no res mas antiguos todas las ejecutorias y despa-lo puedan cobrar ni cobren de los salarios y cachos referidos, y nuestra voluntad es que ellos sas de aposento de los del consejo, ministros y solos acudan a su ejecucion y cumplimiento, sin oficiales, ni de otras consignaciones fijas semeembargo de que hablen y se dirijan á cualesquier jantes á estas, ni otra cantidad alguna, ni pueotros jueces y justicias, inhibimos a todos nues dan introducirse en su cobranza, dejándola á tros tribunales, jueces y justicias del conoci - las personas que tuvieren comision del consejo. miento de dichas causas para que no se entro

LRY XXI. metan en ellas en todo ni en parte por via de apelacion, esceso, agravio ni en otra cualquier

De 1636.- Que los oidores jueces de cobranzas forma. Y mandamos, que las ejecutorias y demas

no envien ejecutores. despachos que en razon de las cobranzas se les Mandamos, que los oidores jueces de cobranhubieren enviado, las remitan y entreguen a los

zas no puedan enviar ni envien jueces particuoidores mas antiguos con los autos y diligencias lares a ellas ni á otras algunas de cualquier caque hubieren hecho sin réplica ni contradicion lidad que sean y cometan a los gobernadores, alguna, y si no lo hicieren los dichos oidores, les corregidores y justicias ordinarias de los lugacompelan á que se los entreguen por todo rigorres, las que se hubieren de hacer fuera de las de derecho. Y es nuestra voluntad que por el partes donde residieren, para que cobradas las trabajo y ocupacion estraordinaria que en lo su cantidades se las remitan , y los gobernadores, sodicho han de tener los oidores mas antiguos lle-corregidores y justicias así lo cumplan y ejecuven á tres por ciento de todo lo que asi cobraren ten, y unos y otros procedan con todo cuidado, y se hagan pago de ello con las limitaciones con sin omitir diligencia y escusando cuanto contenidas en la ley siguiente, y todo lo demas lo venga costas y menoscabos á los deudores, remitan á estos reinos en la primera ocasion

LEY XXII. por la orden y forma que se acostumbra y en los despachos se les diere, y avisca en todas oca

De 1640.- Que los jueces de cobranzus den siones al consejo del estado en que quedan estas

cuenta en los tribunales de sus distritos, y avicausas con relacion del dinero que hubieren co

sen al consejo. brado y enviaren , diligencias que se hicieren, Porque en estas cobranzas se proceda con toy testimonio de los impedimentos que ocurrie da puntualidad, cuenta y razon, órdenamos y ren en la cobranza , para que en él se tenga en

mandamos á los oidores que las tienen a su cartera noticia de todo; y si fuere necesario pro go que den en cada un año relacion jurada de lo veer algun remedio demas de los prevenidos en que hubieren hecho, y estado de las que faltalas leyes de este título se haga.

ren por ejecutar á los contadores del tribunal Otrosí, los oidores jueces de cobranzas pon de cuentas de sus distritos; y porque tambien gan muy especial y particular cuidado en ellas, conviene saber lo que obraron los oidores sus haciendo continuas y precisas diligencias, sin antecesores en virtud de las cjecutorias y otros permitir en ningun caso la retardacion que hasta despachos que recibicron, les encargamos que

CO

den a los dichos contadores las noticias que tu ciencias, han de gozar la antigüedad desde el vieren; y si para su justificacion fuere necesa. dia que tomaren la posesion, aunque hayan sario usar de algunas diligencias las puedan hacer lido de otras audiencias donde fueron mas antide suerte que en cada contaduría se halle de to guos; pero si la promocion fucre de Lima á Médo la claridad que es menester, y conste el pa- jico, ó de Méjico á Lima, han de conservar la radero que hubieren tenido las cobranzas, antigüedad que tenian en la audiencia de donde municándose para todo con los contadores, de salieron, como se practica en las chancillerías modo que cada año nos puedan enviar relacion de Valladolid y Granada de estos reinos de Cascierta de su cobro y paradero.

tilla. -(V. ANTIGUEDAD.) Y mandamos a nuestros contadores de cuen

LEY XXVI, tas que en conformidad de lo referido tumen cuenta cada un año a todos los oidores, jueces De 1528, 46 y 63.- Que donde no hubiere alde estas cobranzas de lo que resultare de ellas,

caldes del crimen, los oidores conozcan de lo y estado en que estuvieren, y de lo cobrado y

civil y criminal, y traigan varas de justicia. dejado de cobrar, y que ejecuten los alcances Los oidores de audiencias donde no hubiéreque hubiere sin alguna omision ó dilacion que mos proveido alcaldes del crimen, conozcan de para todo lo tocante á esto , anejo y dependiente las causas 'civiles y criminales , segun y como damos y concedemos á los contadores tan bas pueden conocer los oidores y alcaldes de Vallatante poder, comision y facultad, cuanta de de-dolid y Granada, y traigan varas de justicia, recho se requiere; y que en todas ocasiones nos como las traen los alcaldes de nuestra casa y córavisen de lo que obraren en el cumplimiento de te , y los presidentes les obliguen á que asi lo esta nuestra ley.

hagan y cumplan. Otrosi mandamos, que los dichos oidores den

LEY XXVII. en los tribunales de cuentas la relacion jurada, que conforme a lo ordenado deben presentar,

De 1634.- Que los oidores que en Lima y tan á tiempo, que no se espere á la partida de

jico sirven de alcaldes del crimen en cuanto al las armadas. – (V. ley 32, til. 29, lib. 8.)

rondar esten á la orden del virey.

Porque se ha dudado si los oidores que en las LEY XXIII. De 1624. Que el oidor asesor audiencias de Lima y Méjico , á falta de los al

de cruzada se pueda hallar en los acuerdos en caldes del crimen, suplen por ellos, han de ronque se trataren negocios de cruzada, no ha dar de nuche: declaramos, que como quiera, biendo causa particular que toque á él ó á sus que la regla general que en esto se ha de guardeudos.

dar es, que 'no ronden : todavía porque se ha LEY XXIV.

considerado que pueden ofrecerse casos y acci

dentes de tal calidad que obliguen á lo contrario: De 1587.- Que en las juntas de hacienda entre

tenemos por bien que entonces los vireyes ortambien el oidor mas antiguo.

denen lo que mas convenga; y á los oidores En todos los acuerdos tocantes a la real ha mandamos, que supuesto que esto está ya introcienda, en que concurren los vireyes, presiden. ducido, siempre que el virey resolviere que tes, fiscales de nuestras reales audiencias, y ofi-ronden, lo hagan; y á los vireyes encargamos, ciales reales, entren y se hallen presentes, y que esto se practique en los casos convenientes, tengan voto los oidores mas antiguos.

y que obliguen a esta resolucion y no en otros.

LEY XXV.

LEY XXVIII.

De 1559 y 1680. Que los oidores tengan la

antigüedad desde el dia de la posseion, y los de Lima y Méjico conserven la antigüedad que tenian si pasuren de una de estas audiencias a la otra.

Declaramos y mandamos, que los oidores proveidos para que nos sirvan en las reales audien

TOM. V.

De 1555, 63 y 1600.- Que ningun oidor conoz

ca de pleitos en parlicular, no haciendo oficio de alcalde del crimen.

Ningun oidor pueda conocer, ni conozca de pleitos, ni otros negocios, solo y en particular, no ejerciendo oficio de alcalde del crimen en las audiencias donde lo fueren, porque esta ju

20

risdiccion solo toca y pertenece a la sala , con• mayor brevedad que fuere posible , y en la priforme á lo dispuesto por leyes de estos reinos mera ocasion nos dé aviso de lo que se hubiere de Castilla.

efectuado.

LBY XXXIII. LBY XXIX. De 1639.- Que en vacante de fiscal sirva el ofr. De 1563 y 96. — Que los oidores no lleven decio el oidor mas moderno de la audiencia. rechos, penas, ni asesorias , pena del cuatro

tanto, y la parte que se aplica al juez, sea Ordenamos y mandamos, que en todos los casos de vacante de fiscal supla por él, y haga su

para la cámara. oficio durante la vacante el oidor mas moderno Los oidores y alcaldes en el ejercicio de la jude la audiencia donde sucediere, habiendo en risdiccion civil y criminal, no lleven algunos ella suficiente número de jueces para la espedi- derechos ni penas, ni calumnias, ni otra algucion y despacho de los negocios fiscales y déna, con color ó pretesto de asesoría, y las peparte, de suerte que el oidor no haga falta en nas en que condenaren , en que la ley aplica alellos : y asi se observe general y uniformemen guna parte al juez , sea para nuestra cámara y te en todas nuestras audiencias de las Indias. fisco, y no para otra persona, y si lleraren algo (V. ley 45, tit. 2, lib. 3.)

de lo susodicho, lo vuelvan con el cuatro tanto.

- (V. PENAS.) LEY XXX. - De 1650.- Que el oidor mas mo

LEY XXXIV. derno que hiciere oficio de fiscal , preceda á De 1554.- Que cada oidor por su turno asista los alcaldes del crimen y escuse el ir á su sala.

seis meses á lns almonedas reales, no habien

do costumbre de que sea el mas moderno. LEY XXXI.

Cada oidor asista por su turno a las almoneDe 1572.- Que los oidores y otros ministros no

das de nuestra real hacienda seis meses contisalgan á hacer vistas de ojos sin licencia de los presidentes.

nuos, y cumplido este tiempo, el que saliere de

relacion al que entrare de lo que estuviere heMandamos, que los oidores, alcaldes, fisca

cho, no habiendo costumbre de que asista el les y ministros, estando proveido, que vayan á

oidor mas moderno, que esta se ha de guardar. hacer vistas de ojos en algun pleito ó causa,

LEY XXXV. no salgan de las audiencias, pi hagan ausencia de ellas, si no fuere con licencia de los presi- | De 1618, 20 y 80.- Sobre si los oidores y midentes.

nistros reales se han de aplicar parte en los LBY XXXII.

descaminos y contrabandos.

Habiéndose ordenado que los oidores y otros De 1610.- Que dándose alguna comision á oidor ó alcalde, y no pudiendo ir, el presidente cias partes, ni otra alguna cantidad de los desca

nuestros ministros y oficiales no perciban ternombre otro que use de ella.

minos y contrabandos, por haber conocido de Todas las veces que por Nos se cometieren

estas causas, y condenado los géneros y mercaalgunos negocios á oidores, o alcaldes de nues

derías por perdidos, guardando las leyes en lo tras reales audiencias, y cuando llegaren las

que á esto toca , y que los fiscales tengan parcomisiones hubieren fallecido los ministros nom

ticular cuidado de que así se ejecute por lo pabrados en ellas, ó estuvieren impedidos, de for

sado, y que adelante sucediere: Tenemos por ma que no las puedan usar y ejercer, el presi- bien de remitir la determinacion á lo que nuedente de la audiencia nombre otro oidor ó al

vamente se haya resuelto por Nos en la ley 11, calde , el que le pareciere mas á propósito, y de

titulo 17, libro 8. la inteligencia que se requiera, que vaya á en

LEY XXXVI. tender en su ejecucion y cumplimiento, si no fueren nombrados dos ó mas, porque los nom

De 1573. Que los ministros no pidan cosa fiabrados han de ser primero, que Nos le damos

da de la real hacienda , ni á cuenta de sus sapoder y facultad cumplida para lo susodicho, y larios, hasta que hayan corrido. el presidente procure que el juez salga con la Mandamos, que ninguno de nuestros vireyes,

presidentes , oidores , y los demas ministros, plazas la concurrente cantidad, y los vireyes y pida , ni cobre de nuestra hacienda ninguna co presidentes lo hagan ejecutar. sa fiada , ni á cuenta de sus salarios hasta que

LEY XXXIX. hayan corrido, ni los oficiales reales se lo den, ni paguen : con apercibimiento de que haciendo

De 1573.- Que á los presidentes y oidores y los lo contrario, se cobrará de los bienes de los di

demas ministros que gozan salario se les pachos ministros y oficiales, y proveeremos lo que

gue , estando ausentes por justas causas. nuestra voluntad fuere.

Es nuestra merced y voluntad que á los pre

sidentes y oidores y los demas ministros de LEY XXX VII.

nuestras reales audiencias que gozan salariu por De 1650.- Que no se provean los oficios en in

sus plazas y ocupaciones, se les pague , estando terin sin testimonio de que estan vacos, ni á

ausentes por justas causas. los proveidos se socorra con salario anticipa

LEY XL. do, ni ayuda de costa.

De 1660. — Que señala el salario que los minisPorque en algunas ocasiones han nombrado tros togados deben percibir saliendo á comilos vireyes y presidentes gobernadores de nues

siones. tras reales audiencias á personas que sirvan en Ordenamos y mandamos, que cuando los miinterin los gobiernos y corregimientos, que nistros togados salieren á comisiones lleven cason á nuestra provision, con solo noticia ó voz da dia de salario fijo doce pesos, demas de lo de que son fallecidos los propietarios, y hecho que gozan por sus plazas : y en caso de haberse socorrer anticipadamente a los nombrados, con de embarcar lleven diez y ocho ducados por el dinero de nuestras cajas reales por cuenta de tiempo que estuvieren embarcados, y no mas, sus salarios , de que resultan gravísimos icon siendo la embarcacion en los mares del Norte ó venientes : Ordenamos y mandamos á los suso Sur, y que esto se observe así: con calidad de dichos, que no hagan tales provisiones en inte que por ningun caso se esceda, y apercibimienrin, si no les constare por testimonio autéotico to de que si se contraviniere á lo susodicho, se de la vacante de los oficios; y en cuanto a los procederá por nuestro consejo de las Indias, y socorros y anticipaciones de nuestra hacienda y castigará á cualquiera que lo ejecutare y percajas reales , se guarde la prohibicion por Nos mitiere. -(V. ley 15, tit, 1. lib. 7) (1) hecha , de que á ninguno de los proveidos en

LEY XLI. oficios, con cualquier causa ó pretesto, aunque sea de nuestro real servicio, se le socorra , ni

De 1618. — Que el oidor que fuere á comision anticipe alguna cantidad por ayuda de costa, ni

no pueda llevar mas salario que el suyo y el

de la comision. salario, y los vireyes y presidentes no puedan dispensar en esto, y así se ejecute inviolable Ordenamos, que al oidor que saliere á alguna mente.

comision se le pague solo el salario de oidor,

y el de la comision, y que el de gobernador ó LEY XXXVIII.

corregidor, aunque lo haya de ser en interin, De 1630.- Que los oidores no lleven salario por

no lo cobre ni lleve mas. comisarios de fábrica de iglesia.

LEY XLII. Los oidores que fueren nombrados por comi.

De 1530, 63 y 96.-Sobre el conocimiento de los sarios de fábrica de alguna iglesia metropolita

pleitos y demandas entre presidentes, oidores, pa, ó catedral de las Indias, y señalado salario

alcaldes, fiscales y otras personas. por esta ocupacion, no le puedan llevar, y nues. Mandamos , que los presidentes , oidorestros oficiales reales retengan del salario de sus alcaldes y fiscales no puedan traer pleito, ni de

(1) La real cédula de 25 de octubre de 1786, que extracta la coleccion de Beleña, declara, que esta ley no habla ni es acomodable á los ministros que obtienen y despachan comisiones en las mismas capitales donde residen. En el caso á que se contrae.le asignó 8 pesos diarios, y 4 al escribano.

manda civil en primera instancia en nuestras rea que se hubiere de hacer; y si fuere algun caso les audiencias por interés suyo ni de sus muge

de sedicion ó alboroto popular , ú otro delito res, hijos, ni hermanos, que del conocimiento tan enorme que por la pública satisfaccion conde estos pleitos y demandas inhibimos á los venga hacer en el delincuente alguna demostraoidores de ellas, y permitimos que conozcan cion, en este caso particular, y especialmente solamente los alcaldes ordinarios de las ciuda el virey , tenga obligacion á conferirlo con la des y villas donde residieren los demandados, y audiencia , y siendo de las calidades referidas, vengan en grado de apelacion a nuestro consejo se proceda a hacer la ejecucion que convenga; de Indias , siendo la causa de mil pesos ó mas

y aunque en semejantes casos criminales el vicantidad; y si el demandado quisiere apelar pa rey puede proceder y prender, y en consecuenra la audiencia y no para el consejo, lo pueda cia de esto quedará el ministro suspendido de hacer; mas el presidente, ojdor, alcalde, fiscal, su ejercicio, po por esto podrá el virey privarle, sus mugeres, hijos y hermanos no tengan lal ni suspenderle de su plaza por sentencia con eleccion ; pero si la demanda ó pedimento se ejecucion; porque en este caso se ha de consulpusiere a los presidentes, oidores , alcaldes ó tar á nuestro consejo, que resolverá en la ejecufiscales, sus mugeres, hijos ó bermanos, puedan cion lo que mas conveuga , y no le podrá hacer los actores pedir , demandar y usar de su dere embaracr por via de destierro y espulsion, si cho ante las mismas audiencias, ó los alcaldes no fuere guardando lo que el consejo resolviere ordinarios, y mas puedan los actores interponer á la consulta. — (V. art. 62 de la instruccion de las apelaciones de los alcaldes ordinarios para REGENTES.) las mismas audiencias (1).

LEY XLV.

LEY XLIII.

De 1605. Que los oidores no puedan conocer De 1550 á 1605. Que los presidentes junta

de las causas criminales de vireyes ó presimente con los alcaldes ordinarios conozcan de

dentes. las causus criminales de oidores y fiscales de Ordenamos y mandamos, que si los vireyes las audiencias.

ó presidentes cometieren delitos, los oidores de Otrosi ordenamos, que los presidentes conoz

nuestras reales audiencias no conozcan de ellos. can de las causas criminales de los oidores y

LEY XLVI. fiscales, juntamente ocn los alcaldes ordinarios, sin embargo de cualquier ordenanza que dis- De 1530.- Que los jueces de residencia de oido

res, alcaldes y fiscales, hallando que merecen ponga lo contrario: y en cuanto a los vireyes presidentes de nuestras reales audiencias de Li.

pena de muerte, procedan å prision y embarma y Méjico se guarde la ley siguiente.

goy los remitan á estos reinos con los procesos

fenecidos. LEY XLIV.

Mandamos, que los jueces por Nos proveidos De 1620.- Que los vireyes puedan conocer de para tomar residencia á los oidores, alcaldes del causas criminales contra oidores , alcaldes

y crimen y fiscales de las audiencias, conforme fiscales.

á las leyes de este libro, y á las ordenanzas de Los vireyes de Lima y Méjico tengan juris- ellas, y á las otras instrucciones que de Nos llediccion para proceder de oficio, ó á pedimento varen, hagan y administren lo que hallaren por de parte criminalmente contra los oidores , al- justicia, asi á nuestro fiscal como á las partes caldes y fiscales de las audiencias que fueren que lo pidieren; y si los residenciados hubieren delincuentes y sentencien sus causas; y si la cometido delito por el cual merezcan pena corpena fuere personal ó corporal, no la puedan poral, les hagan prender los cuerpos y secuesejecutar si no precediere consulta hecha sobre trar sus bienes, y en el primer navío los envien ello al nuestro consejo de las Indias, y conforme presos á estos reinos, conforme á la calidad del á lo que resolviere se determinará la ejecucion delito, con el traslado de los procesos que con

(1) Hay reales declaratorias antiguas, que cita la última edicion de estas leyes; de que en la presente no se comprenden los suegros ni cuñados, ni otros parientes que los que espresa el testo.

« AnteriorContinuar »