Imágenes de páginas
PDF
EPUB

que lo

doctrineros que cuando caminaren de unas par conciencias es necesario declarar, que el estites á otras, lleven indios con cargas á cuestas, pendio señalado en las provincias de nuestras ni otras cosas de su comodidad, y lo procuren Indias a los que se ocupan en la doctrina de remediar, ordenando a los provinciales y su los indios, se les dá á los dichos religiosos de periores de las religiones que lo adviertan á limosna en las que tienen a su cargo, y no en sus súbditos, y si no bastare y contraviniere nombre de estipendio ni renta. Declaramos, y algun religioso doctrinero, sea removido de el es nuestra voluntad , que en las presentaciones beneficio que tuviere conforme a las órdenes que se dieren à religiosos de la orden de san dadas por Nos en cjecucion del real patronaz

Francisco para servir los beneficios y doctrinas go, y no pueda ser presentado ni proveido en en que fueren proveidos, se ponga que lo que otro beneficio, y aperciban a los prelados que se les dá por esta razon es limosna , y no estino poniendo de su parte el cuidado necesario, pendio ni renta. Y tenemos por bien, se usará de mas eficaces medios. Y porque con

que sobrare á los religiosos de lo que así se les viene castigar en esta materia aun las mas leves diere, lo puedan gastar sus provincias ó prelaomisiones, es nuestra voluntad que al tiempo dos en el sustento de los estudios y servicio de de dar sus residencias y visitas nuestros minis el culto divino, y otras cosas necesarias á los tros seculares, se les haga cargo de cualquier conventos de su orden. Y mandamos, que en culpa , omision ó tolerancia que hubieren teni las libranzas que se les dieren para la paga de do, y se les imponga pena correspondiente para lo susodicho, se ponga asimismo como se les ejemplo de los demas.

dá de limosna.

LEY XXVI. LEY XXIII. De 1593 y 1624.- Que á los igiosos mendican De 1573.- Que se ponga en las presentaciones,

tes se despachen las presentaciones como a los que quitdndose las doctrinas d los religiosos, clérigos, y sin derechos.

queden los monasterios para parroquias. Las presentaciones de los religiosos se despa Mandamos, que en cuanto a los monasterios chen como las de los clérigos. Y porque los re que los religiosos hacen en pueblos de indios, á ligiosos que en las Indias pueden tener y servir fin de que si en algun tiempo se les quitare la doctrinas conforme al real patrovazgo, han de

admioistracion de doctrinas en los casos que ha ser mendicanles , mandamos que no se les llere lugar por derecho, se hayan de quedar en ellos, derechos por las presentaciones.

y hacer los vecinos otras iglesias parroquiales,

se ponga por capitulo en las presentaciones, que LBY XXIV.

en caso de ser las doctrinas quiladas á los reliQue en los pleitos que se ofrecieren d los doctrine- giosos queden los monasterios para las iglesias

ros por los conventos , ó indios, se lleven los de parroquiales, y asi lo hagan guardar los virerechos como de una persona.

yes, presidentes y gobernadores. Mandamos, que cuando se ofrecieren á los religiosos doctrineros de indios algunos pleitos,

LEY XXVII. -De 1573.- Que los religiosos de la que poner y seguir por sus conventos, ó por

compañía de Jesus puedan salir á las doctrinas los indios de sus doctrinas, no se haga el com

como los demas. puto como si fuera comunidad, ni lleven los

LRY XXVIII. oficiales mas derechos de los que pndieran percibir si litigara una persona sola.

De 1585 d 1654.- Que por ahora las doctrinas

continien en los religiosos, y su provision y reLEY XXV.

mocion se haga por los vireyes, y los ordinarios

los visiten iu officio officiando en cuanto à cuDe 1593.- Que en las presentaciones de religiosos

ras, y no en mas, usando el castigo necesario, y franciscos se ponga, que el estipendio es limosna.

en los escesos personales avisen á sus prelados; Los religiosos de la orden de san Francisco, y si no los castigaren , usen los ordinarios de la confornie á su instituto y regla no pueden tener facultad que les dd el santo concilio de Trento propios ni renta, y para la seguridad de sus sobre los religiosos no curas, y acudan a los vi

reges para su remocion, todo sin perjuicio de la ros se han ofrecido algunas diferencias, a las jurisdiccion eclesidstica y secular.

cuales debemos ocurrir con el remedio conve

niente, proveyendo y declarando lo que convenTenemos por bien, y mandamos que por uho. ga, para que las religiones se conserven en paz ra, y mientras Nos no mandáremos otra cosa, y quietud, y las doctrinas se proveani , sirvan y queden las doctrinas y se continúen en los reli- administreu, como es justo, y nuestro real pagiosos, como hasta ahora , y por ninguna via se tronazgo no sea defraudado ni perjudicado, es innove en esta parte, y que el poner y remover nuestra voluntad que los arzobispos y obispos los religiosos curas todas las veces que fuere de las Indias puedan visitar á los dichos doctrinecesario, se haga por nuestros vireyes del Pe neros en lo tocante al ministerio de curas, y no rú y Nueva-España, presidentes y gobernado- en mas, visitando las iglesias, el Santisimo Sares que ejercieren nuestro real patronazgo en cramento, crisma, cofradías, limosnas de ellas, nuestro nombre, guardando en los nombra y todo lo que tocare à la mera administracion mientos y promociones la forma, calidades y de los santos sacramentos, y ministerio de cucircunstancias con que se ha practicado en los ras, yendo a las visitas por sus personas o las reinos del Perú, y de otra forma es nuestra vo

que para ello á su eleccion y satisfaccion pusieluntad que no sean admitidos al ejercicio ni ser

ren ó enviaren á las partes donde en persona vicio de las doctrinas, ni se les acuda con los no pudieren ó no tuvieron lugar de acudir, emolumentos de ellas. Y porque estando asenta

usando de correccion y castigo en lo que fuero do por derecho, y declarado por la congre

necesario dentro de los limites y ejercicio de gacion de eminentisimos cardenales del santo curas, restrictamente, como va espresado, y concilio Tridentino, que los curas religiosos

no en mas; y en cuanto a los escesos personadeben ser visitados en todas las cosas que son

les de vida y costumbres de los religiosos cuin officio officiando, y que no pudieren hacer,

ras, no han de quedar sujetos a los arzobispos ni en que pudieren ser obedecidos, ni tuviera y obispos, para que los castiguen por las visitas, ejecucion si no fuesen tales curas, conforme á aunque sea á titulo de curas, sino

que teniendo esta regla, deben proceder los arzobispos y

noticia de ello, sin escribir ni hacer procesos obispos en sus visitas, castigando, reformando avisen secretamente á sus prelados regulares y removiendo todo lo que pareciere justo, guar para que los remedien, y si no lo hicieren podando el santo concilio Tridentido en las apela- drán usar de la facultad que les da el santo conciones conforme á sus efectos, y cuando les cilio de Trento, de la forma y en los casos que pareciere que con solo remover al religioso cura

lo pueden y deben hacer con los religiosos no se salisface nuestra conciencia y la de los prela- caras, y en estos acudirán al virey, presidente dos, elegirán el camino prudencial que les pa-ó gobernador que en nuestro nombre ejerciere reciere mas á propósito , no faltando a la justi en esta parte el real patronazgo, y tuviere facia, y castigando scveraniente a los que pusieren cultad de poder nombrar los doctrineros, ó reimpedimentos violentos y otros en órden á re- presentarles las causas que hubiere para que sistirse, y teniendo tambien cuidado los dichos sean y deban ser removidos, para que pareciénprelados en la forma de proceder sus visitado- , dole justas y estando de una conformidad los res y sus calidades y partes, como les hemos remuevan, como se ha hecho y hace en el Peencargado por las leyes del título 7 de este libro. rú (1). Y porque en la inteligencia y práctica de lo dis Y porque los religiosos en cuanto a la jurispuesto para la visita de los religiosos doctrine- | diccion no pretendan adquirir derecho para la

(1) benedicto XIV en su bula cum Nuper de 8 de noviembre de 1751 da facultad de conocer de vita et moribus de los religiosos encargados de las doctrioas á los obispos, conforme a otra bula de 6 de noviembre de 1744, y segun ellas, las faltas del cura como tal quedan sajetas á la privativa jurisdiccion del obispo; las que cometa como religioso lo quedan á la privativa de su prelado; y las que cometa como hombre ó sacerdote quedan sujetas a la jurisdiccion acumulativa del obispo y prelado, que deberán concurrir simultáneamente a la correccion; y si discuerdan, debe prevalecer lo mandado por el obispo. (Nota de la última edicion de las leyes.)

perpetuidad de las doctrinas , ni que por lo di los arzobispos y obispos, y á todos 'aquellos á cho se derogue la jurisdiccion ordinaria en los quien incumbe su cumplimiento , y á las religio. casos que conforme á derecho y al santo conci nes y prelados, que procedan en esto con la lio de Trento les toca conocer a los prelados de quietud, conformidad, celo, cuidado y buen las causas de los religiosos, se ha de entender y ejemplo que de sus personas confiamos, y para entienda sin perjuicio de la jurisdiccion ordina semejantes ministerios se requiere que en esto ria, y del derecho de nuestro real patronazgo. demas de cumplir con sus obligaciones, nos haY porque despues de resuelto lo referido se

rán muy agradable servicio. propuso que en la remocion ó mudanza de el

Otrosi; mandamos á los vireyes, audiencias y doctrinero solo intervenga la autoridad de su gobernadores , que impartan nuestro real ausi prelado regular, con que el que se hubiere de lio á los arzobispos y obispos para la ejecucion poner en su lugar, se proponga al virey, presi y cumplimiento de lo contenido en esta ley. dente ó gobernador, pues con esto se satisface

LEY XXIX. al real patrunazgo en lo que le toca, y se evita

De 1559 y 65. Que los obispos y visitadores viel inconveniente de que el castigo y correccion

siten las iglesias de las doctrinas, y no los condel religioso tenga mas dependencia que la de

ventos. su prelado, ni á este le sea necesario especificar al virey, presidente ó gobernador las causas

Encargamos á los provinciales, priores, guar: que tiene para removerle, sino asegurarle en

dianes, comendadores, rectores y otros religioconciencia no ser del servicio de Dios ni nues sos de las Indias, que cuando el ordinario ó sus tro la asistencia del dicho religioso en la tal visitadores fueren á visitar los pueblos donde doctrina, y que así el virey, presidente ó go

los religiosos administraren los santos sacrabernador provea para ella uno de los que le mentos, los dejen y consientan visitar las iglepresentare el prelado de la religion : es nuestra sias, Santisimo Sacramento, santos oleo y crisvoluntad que se guarde lo que cerca de esta ma, ornamentos, libros con que administraren queda dispuesto, por el grande inconveniente como curas, cofradias y limosnas, segun va esque tendria que los pudiesen mudar y mudasen presado en la ley antecedente , y permitan y lenfacilmente los prelados á sola su voluntad, y gan por bien que se inventarie todo como cosa mas dándoseles ya estos beneficios como en ti

propia de la iglesia donde residieren, y entretulo, y con canónica institucion.

guen los libros de los baulismus y casamientos, Y en cuanto a la cláusula que mira á los obis para que el visitador tome por ellos claridad, y pos, se suplico se declarase que en virtud de pueda hacer la visita , y esta no se entienda en aquellas palabras que dicen usen de correccion los conventos de las religiones, ni en los orvay castigo en lo que fuere necesario dentro de mentos, ni otras cosas que en ellos hubiere ni los limites y ejercicio de curas, no se les dá mas les perteneciere, sino en las iglesias parroquiamano de la que han tenido hasta aquí en las vi les donde los religiosos como curas adminissitas, pues la correccion y castigo ha de ser pa tren; y en los conventos darán relacion a los vi. ternal y verbal, con la moderacion y buen tra. sitadores de los que estuvieren bautizados, catamiento que está mandado, sin estenderse á sados y confesados, y de los impedimentos que otra cosa , remitiendo lo demas al superior del supieren y de que tuvieren memoria. religioso, el cual si juzgare ser digno de que

LBY XXX. le remueva y provea otro en su lugar, por las causas y razones que el obispo diere, laga la

De 1586 y 1680.- Que los religiosos tengan y sirpresentacion de tres al virey, presidente ó go

van las coctrinas non ex voto charitatis, sino de bernador , para que nombre el que hubiere de

justicia y obligacion. pocerse; con que las religiones servirán con la Encargamos que los religiosos tengan y sirquietud de conciencia que desean. Pareció no van las doctrinas como hasta ahora y segun lo haber lugar la declaracion que se pidió.

proveido por las leyes de este título, sin hacer Todo lo cual mandamos así se cumpla y eje- de su parte alguna novedad. Y por lo mucho cute precisa é inviolablemente por los vireyes, quc importa que la doctrina administracion y presidentes y gobernadores, y encargamos á enseñanza de los indios, tan nuevos en la fé,

no quede a voluntad de los religiosos, todos los y por ahoru , juntos dividan las provincias de su que sirvieren las doctrinas, curatos y beneficios cargo para la doctrina y conversion de los pahan de entender en el ministerio y oficio de cu lurales entre los religiosos de las órdenes, en tal ras non ex voto charitulis, como dicen, sino de forma, que donde los hubiere agustinos no haya justicia y obligacion, administrando los sacra franciscos, ni religiosos de la compañía donde mentos á españoles é indios sus feligreses por hubiere dominicos, y asi respectivamente en los indultos apostólicos y comision de los obis- cada provincia su órden, y la de la compañia se pos, para lo cual se la han de dar, y á Nos muy encargue de doctrinas, porque con esta obligaparticular relacion de como cumplen de su par

cion han de estar en aquellas provincias, como te los religiosos esto que les toca, y han de ha las demas religiones y no de otra manera. cer precisamente y de obligacion.

LBY XXXIV.
LEY XXXI.

De 1609.- Que los religiosos doctrineros guarden De 1620.- Que las audiencias no admitan por via

las sinodales. de fuerza d los religiosos que se quisieren escusar de ser visitados por los obispos.

Rogamos y encargamos á los prelados reguOrdenamos y mandamos, que si se acudicre lares de nuestras Indias, que tengan buena corá nuestras audiencias reales de las Indias por respondencia con los prelados seculares , y que parte de las religiones á pedir el ausilio real de hagan que los religiosos doctrineros de sus rela fuerza sobre la forma en que los prelados dio-ligiones guarden las constituciones sinodales de cesanos visitan a los doctrineros, no admitan se

las diócesis donde residieren. mejantes pleitos ni los oigan, ni conozcan de

LEY XXXV. ellos, pues por este medio solo se intenta impedir lo que tan justa y loablemente está dispuesto.

Que los religiosos doctrineros contribuyan para los

seminarios. LEY XXXII.

Mandamos, que conforme al santo concilio de De 1558. — Que donde una religion hubiere entra

Trento contribuyan los religiosos doctrineros do primero á predicar la santa fe, y doctrina,

para los colegios seminarios, como lo hacen y. no entre otra.

deben hacer los demas clérigos, beneficiados, Conviene que entre las religiones haya toda prebendados, hospitales y cofradias en la forma conformidad para que de la predicacion del san que les está y fuere repartido. Y rogamos y ento Evangelio resulte mayor fruto en los nalu cargamos á los prclados seculares que lo hagan rales. Y es nuesira voluntad que por ahora se cumplir precisa y puntualmente, apercibiendo procure por los vireyes y audiencias reales que á los religiosos que si no lo cumplieren se les en el distrito donde alguna religion hubiere en quitarán las doctrinas. -V. ley 7, tit. 23, lib. 1. trado y entrare primero á las nuevas conquistas y conversiones de los indios, no entren religio Que los clérigos y religiosos doctrineros tengan los sos de otra órden á entender en la doctrina , ni concilios de sus diócesis , y por ellos sean examifundar monasterios.

nados, ley 8, tit. 8, lib. 1.

Que donde hubiere curas clérigos no haya religioLEY XXXIJI.

sos ni se funden conventos, ley 2, tit. 13. De 1594. — Que en las Filipinas se encargue la

Que los religiosos doctrineros no prendan ni hagan doctrina de cada provincia á una de las religio condenaciones á los indios, ni nombren fiscales, nes, en caso de nuevas conquistas espirituales,

y guarden los aranceles, ley 6.- Y se remedien y por ahora.

sus escesos en cuento á los testamentos de los inPorque hemos entendido que los religiosos dios, ley 9, ibi. - Y en cuanto a las vejacio-. enviados por nuestra cuenta á las islas Filipinas nes que les hagan, ley 11. á nuevas conquistas espirituales, harán mas fru Que si tomaren á los indios mantenimientos ú otras to estando divididos cada orden de por si : Man cosas sin pagar su justo valor, las audiencias damos al gobernador y capitan general, y encar reales lo procuren remediar, ley 12, Y no llegamos al arzobispo, que cuando suceda este caso, ven a los indios mas de lo que les pertenece , ni

44 TOM. V.

los prelados cobren de los doctrineros la cuarta, relajacion de el reo al brazo secular, pronunciará donde no hubiere costumbre , ley 13,ibi.

cl eclesiástico su sentencia y devolverá los autos Que los corregidores no retengan los salarios d los á nuestra justicia real para que proceda ulterior

doctrineros ni reparen las licencias que tuvieren mente a sentenciar, obrar, y ejecutar todo lo por los 4 meses, ley 17.- Y lo que montaren las demas que hubiese lugar en derecho. Y encarartsencias se gaste en sus iglesias, ley 18. — Ygamos a nuestros jueces reales y eclesiásticos

sobre acudirseles con el estipendio, ley 26, ibi. lengan la mayor conformidad, y buena armoQue los religiosos doctrineros no traten ni contra nia proponiéndose por objeto principal el espi

ten, y se aviso á sus prelados, ley 23. ritu de justicia que exige la vindicta pública teQue si el consejo librare alguna cantidad para niendo presente la ley 12, tit. 9, y en los delitos

avios de religiosos en penas de estrados, y no las de lesa magestad la ley 13, tit. 12 de este libro." hubiere, las supla y pague el tesorero de peras de cámara, ley 14, tit. 7, lib. 2. V. CURAS Y DOCTRINEROS: MISIONES.

Reales cédulas y órdenes de secularizacion de

religiosos.

Causas graves contra religiosos.

Circular de 20 julio de 1797. - El Rey.

«Por cuanto atendiendo a la facilidad con quc Real cédula al virey de N. E. de 25 de octu en estos últimos tiempos acuden los religiosos á bre de 1795 molivada por el esceso de violacion la curia romana á impetrar breves de secularide una niña distinguidu , cometido por un reli. zacion, al escesivo número de estas gracias, gioso lego, de que diú cuenta. -«Que en casos motivos que alegan poco conformes á las disposemejantes procedais con arreglo a la ley 71, ti siciones canónicas y pontificias, bajo la contulo 15 del nuevo código de que se os acompaña fianza de que a las despachadas por la sagrada copia, estando muy á la mira de que los fiscales congregacion de la penitenciaria se les ha de sigan estas causas por todos sus trámites, y no dar el pase en virtud de lo dispuesto en la real propongan, ni se convengan en que se corten cédula de 21 de noviembre de 1778, y convicon el aparente pretesto de guardar el honor, y niendo desterrar tan perjudicial abuso, poner decoro á las religiones en casos como el pre- limites à voluntarios у maliciosos designios, y sente atroces, y escandalosos, en que despues atajar el daño que se esperimenta de irse desde haber llenado de horror el público, se le deja poblando los conventos de aquellos dominios, y con el desconsuclo de la impunidad, y el justo especialmente de misioneros, que tan á costa del icmor de la reiteracion por falta de escarmien real erario pasan á ellos, tuvo por judispensato, que refrene, como dice la ley 12, tit. 9, li ble mi supremo consejo de las Indias, en pleno bro 1.o del mismo nuevo código, la perversa de tres salas, tratar tan grave asunto con la mainclinacion de algunos hombres.

durez y reflexion que merecia; y teniendo a la Ley 71, libro 1.o, lit, 15 del nuevo código: vista las diferentes instancias, que sc habian «Eu los delitos que cometieren los religiosos se presentado solicitando el pase de los rescriptos proceda como en esta ley se espresa: Declaramos oblenidos, con lo que en su razon dijeron mis que delinquiendo gravemente algun religioso fiscales, me propuso su dictámen en consulta dentro del convento y con mayor razon fuera de 17 de febrero de este año : y habiéndome de él contra personas seglares por injurias rea conformado con él, he resuelto: Que sin cmles, ó verbales, conozca de la causa que se le bargo de estar esceptuados de presentarse á mi fulminare el diocesano respectivo con arreglo á consejo para obtener el pase los breves de penilo dispuesto por los sagrados cánones; y si el tenciaría por la citada real cédula de 21 de nodelito fuere de los enormes ó atroees, aunque

viembre de 1778, no siendo por su naturaleza de el ofendido sea otro religioso: es nuestra volun- esta clase los de secularizacion, y atendiendo al tad se forme el proceso del hecho criminal por estilo de que la curia romana los espide comunnuestra justicia real en unioni con la ordinaria mente por dataria , y solo por penitenciaria en eclesiástica hasta poner la causa en cstado de virtud de comision de su Santidad; que no sc de sentencia, y si de aulos resultase mérito para la el pase á breve de secularizacion, sin que se

« AnteriorContinuar »