Imágenes de páginas
PDF
EPUB

que se proponga, queden reducidos provisio cacion y destino sin especial real autorizacion nalmente los derechos de sanidad cn csa Isla á 2 comunicada por este mismo ministerio.» pesos por la visita de entrada á los buques mercantes de travesía, y 1 peso por la visita diaria á Varius reales decluratorias por marina sobre los que se hallen en cuarcolepa: podrá asimismo palenles de sanidad, y ser vocal el capitan de exigirse el impuesto por las patentes de sanidad; puerto. pero la junta superior las dividirá en tres clases, segun el número de toneladas que arqueen los

La de 25 de noviembre de 1826.-Que en naubuques, cargando á las de primera clase 6 pe- fragios de buques franceses se dé aviso á sus sos, 4 å las de la segunda y 3 á las de la tercera; cónsules, para que obren sio mas restricciones poniendo en práctica el arreglo que haga , si « que las que establecen las leyes de sanidad, de mereciere la aprobacion de V. E., y remitien resguardo y de matrículas en cuanto al empleo dole á la de S. M.: 6.° Que la espresada junta

de marineros en estos trabajos.» superior forme desde luego un presupuesto de La de 16 de abril de 1827.-Que ningun buJos gastos que crea indispensables, tanto para quc, cuyo armamento se halla autorizado por si, como para las demas juntas subalternas, re

S. M., esté sujeto al pago de patentes.” mitiéndole asimismo con una csposicion razo

La de 5 de diciembre de 28.-Eutre los docunada a la real aprobacion : 7.° Que mientras mentos con que deben navegar los capitanes de no recaiga esla, S. M. aprueba interinamente

las NAVES de tráfico, ó armadas en corso, asigla propuesta que hace esa junta superior de sani na el de la boleta de sanidad visada por el capidad acerca de la dotacion de sus dependientes tan del puerlo.—Y se repite por las de 10 de inmediatos, señalando 1.500 pesos fuertes al

noviembre de 29, y 6 de julio de 30. secretario de la misma, y 400 para gastos de ofi

La de 30 de murzo de 29.-«Que los capitanes civa y pago de un escribiente y un portero: 8.' de pucrlo y no los comandantes de marina son Que la junta pague tambien de los fondos que los que han de considerarse miembros de la junrecaude, y hasta que se apruebe el presupuesto,

ta de sanidad, y asistir a las visitas sanitarias sela dotacion que juzguc conveniente al facultativo gun real orden de 9 de noviembre de 1807.ó facultativos que hagan las visitas y reconoci Esta con derogacion en ello del art. 15, lit. 1.o mientos de savidad, y lo que sea preciso para

de la ordenanza de matriculas de 1802, restablemantener el bote ó falúa en que hayan de hacerse ce á vigor el art. 57 y siguientes lit. 7, trat. 5 de las visitas: 9.° Que existiendo en csa capital las ordenanzas de la armada de 1793 sobre ser una junta central de vacuna , y siendo su objeto los capitanes de puerto quienes asistan á las juncuidar de un ramo de sanidad pública, informe las de sanidad por la analogia de estas funciones V. E. acerca de si habrá algun inconveniente con las de visitar los buques entrantes, y con la cn quc esta junta central de vacuna se refunda dependencia siempre de los gobernadores de las en la superior de sanidad : 10. Que la espresada plazas que prescribe el art. 79 ibi. juota superior remita indefectiblemente á este En 2 de noviembre de 1830 se circuló por esministerio por conducto de V. E. un parte exac tado lo que sigue.- «El ministro de S. M. el to del estado de la salud de la Isla lodos los me rey de las Dos Sicilias me informa en 28 del ses de marzo á setiembre, y cada dos meses en próximo pasado , que en consecuencia de la órel resto del año; y 11.° Que en atencion al ar den espedida últimamente por la junta suprema reglo y planta quc eu virtud de esta rcal dispo- de sanidad en esta corte, para que se exija una sicion se da a la espresada junla superior, se mulla de 200 reales vellon á los buques estrangeforme por esta un estado de las existencias de ros, que no traigan sus patenles visadas por los fondos que haya cu el dia, y deducido lo nece cónsules ó vice-cónsules de S. M. en los puertos sario para cubrir sus indispensables atenciones, de donde procedan, ha adoptado su gobierno remita el resto á disposicion de este ministerio igual medida con respecto á los buques españopara los benéficos objetos que S. M. determine, les, que vayan á dicho reino. >> en el concepto de que la junta jamas deberá ha La de 21 de diciembre de 30 trasladuda por cer uso de los fondos que recaude sino en los estado á hacienda.- Que cuando los capitanes objetos de su instituto, sin poder variar su apli- de los guarda-costas declaren, que no han tenido

roce alguno con otro buque en el mar, se les ad Real órden por guerra de 4 de noviembre de 1849 mita á libre plática; pero que en caso de rozarse,

comunicada el 10 por hacienda. se les trate como se trataria á los buques con los cuales se hayan rozado segun las circunstancias «Se ha enterado el regente del reino del de ellos, que los mismos capitanes declaren; mas espediente instruido en este ministerio de la el calificarlos de infestados ó sospechosos es obli. guerra acerca del sueldo, que deben disfrutar gacion privativa de las juntas de sanidad. Esta en ultramar los cirujanos, que sirven en aquel resolucion asi como la real orden de 15 dc fe ejército, del cual resulta que por no haberse brero último concediendo a los capitanes de hecho la declaracion competente, al establecer guarda-costas el privilegio de declarar bajo pa en aquellos dominios el cuerpo de sanidad mililabra de honor, pone á estos al nivel por lo me tar con sujecion al decreto de 30 de enero de nos con los buques mercantes, aunque los guir: 1836, ni rigc alli una regla fija y uniforme en el da-costas exigen mayores precauciones por la particular, ni los esprcsados facultativos tienen obvia razon do que los primeros cvitan con es

la dotacion que corresponde, para sostener el tudiado interes todo encuentro con otros buques

decoro de su profesion; y S. A. hecho cargo de durantc su navegacion, y los segundos por

estos antecedentes, y descando mejorar la suerte el contrario comunican con todos indistinta de unas clases, á que está confiada la salud de mcnte.»

los individuos del ejército, con el preferente fin En 16 de marzo de 1832 se comunicu por ma

de que llegen á ser apetecidos dichos destinos, y rina á hacienda con referencia á oficio del in provistos en sugetos acreedores á obtenerlos por tendente generul de marina: «Que no se te su saber y acreditada esperiencia; se ha servido nia noticia de que haya rcal disposicion que

resolver en vista de lo espuesto por la juota de mande que los buques de la real armada pa

ultramar cn su informe de 18 de octubre último guen derechos de sanidad, haciéndolo solamente lo siguiente. 1.° Los cirujanos efectivos de los los mercantes, cuyo derecho recauda la junta regimientos y demas dependencias militares de de dicho ramo, asi como lo verifican los respec

las posesiones de Indias, gozarán por todo sueltivos capitanes de puerto de los de anclage, lin do, y sin opcion á gratificacion alguna en tiemterna y limpia, con arreglo al art. 170 del trat. po de paz, el haber que segun el reglamento 5 , tit. 7 de las ordenanzas de la armada.»

vigente en la Isla, en que estuvieren sirviendo,
corresponda en el arma de infantería á las clases

militares, á qnc cslan asimilados por el art. 4." SANIDAD MILITAR (cuerpo de).-Se creó

del real decreto arriba referido. 2.o Consecuenpor real decreto de 30 de enero de 1836 con

te á la anterior declaracion deberá cesar el desinspectores de la clase de brigadieres; subins cuento, que sufren los gefes y oficiales de los pectores de la de coronelcs; consultores de la cuerpos por razon dc facultativo, y no se acrede tenicntes coroneles; vice consultores de la de ditará á los segundos ayudantes de sanidad miliprimeros comandantes de batallon; ayudantestar la gratificacion de 1.500 reales, que les señala primeros de capitancs; y ayudantes segundos el art. 16 del mismo decreto, en razon á que el de tenientes.-Comunicado a las Antillas , sc dió sueldo de un tenicntc de infanteria en ultramar Jugar á las clases de consultores de medicina y es mucho mayor que en la Peninsula. 3.° Los cicirugia, primeros ayudantes, y segundos ayı rujanos de que se trata tendrán los mismos dedantes, con el respectivo sueldo mensual de 150 beres, y las mismas obligaciones respecto de los pesos, 90 y 57, propio de las clases militares, en individuos de los cuerpos y cstablecimientos en que estan considerados; habiéndose verificado que sirvieren , que los destinados en el ejército por reales órdenes de 12 de junio de 1845 los de España. 4.° La presente órden se entenderá primeros nombramientos en propicdad en don con los facultativos, que hayan sido nombrados F. A. y F. y don M. P. para subinspectores de con arreglo á las disposiciones del precitado demedicina y cirugia del cuerpo de sanidad mili crcto orgánico; pues los que estan sirviendo, y tar, el uno de la isla de Cuba, y el otro de no se hallan comprendidos en él, continuarán la de Puerto-Rico, con la graduacion de coro en el gocc dc haber y consideraciones que les neles.

correspondan segun las órdenes vigentes, sin

[ocr errors]

perjuicio de que se les vaya resundiendo pro 1844 valor de 3.199,686 ps. y esportó 3.400.509. gresivamente en las nuevas clases, en quc deben cmbeberse.

SANTIAGO DE LAS VEGAS. - Ciudad á

5 leguas de la IIabana, cuya fundacion sc anunSANTA-CRUZ (puerto de), al Sur de la isla cia (lom. 3, pàg. 541). Su poblacion y la de su de Cuba 22 leguas distante de Puerto-Principc; partido trae el censo de 1841 (tom. 2, pag. 581). en que hacen escala los vapores en su navegacion de BATABANO (100 leguas) á Santiago de SANTO-ESPIRITU (villa de) en la provincia Cuba. Desde mediados de 1838 tiene formal central de la isla de CCBA, con la poblacion que aduana con administrador (tomo 1, p. 49), á que alli se espresa. Se ha constituido en tenencia de despues se agregó un vista interventor, y un oli gobierno (tom. 3, p. 370). — Ticne su aduana cial segundo; subdelegacion de rentas, y la de (lom. 1, p. 49), y en el quatrienio de 1810 á 43 matrículas. Su comercio y rentas en los años de por su pucrto habilitado al Sor importó respec40, 41 y 42 sc espresan tomo 1, pág. 87 y 88; tivamente valor de 17.860, 95.869, 14.806 , y tomo 2, p. 285 y 286; y tomo 3, p. 196.-Gra 10.995 ps.: y esportó 19.911, 14.264, 23.488, duábascle a todo el partido en 1842 una pobla- | y 4.035.- En 1844 csportó 3.361. cion de 600 almas. En el cuatrienio de 40 á 43 la importacion y

SARGENTOS MAYORES de plaza.-Su esportacion hecha por Santa-Cruz fué respecti-graduacion y haber en la isla de Cuba: V. to vamente por valor de 83.026 ps. 54.732, 44.589 mo 3, p.369. y 6.085 de importacion; y dc 49.585, 63.260, 34.323, y 73.559 de esportacion. - En 1844 SECRETARIAS DE ESTADO Y DEL DESfué la importacion de 21.708, y la esportacion PACHO.-Véanse (tom. 3, p. 291) las épocas en de 38.589.

que un ministerio universal presidia, y asegu

raba la unidad y acierto en el despacho de todos SANTIAGO DE CUBA. – V. CUBA (Santia- | los negocios y nombramientos de Indias (1).go do): MINAS de cobre. - Importó su puerto en Hoy desmembrarlo el continente hispano-ameri

(1) Por real decreto de 8 de julio de 1787 se dividió en dos el ministerio universal de Indias ono para gracia y justicia y materias eclesiásticas, y el otro de guerra y hacienda , comercio y navegacion «siguiendo el espíritu de los reales decretos de mi augusto padre de 20 de enero y 11 de setiembre de 1717, y el de 26 de agosto de 1754, que agregaron estos cuatro ramos en los dominios de lodias a la secretaria de su despacho » ( ley 12, tit. 6, lib. 3 de la novis. ); á que siguen otros con declaraciones de lo correspondiente á cada ministerio, para obviar dificultades (leyes 13, 14, y 15), y el real decreto de 25 de abril de 1790 (ley 16), que unió á las cinco secretarias de estado de España los respectivos negociados de Indias, con secciones en ellas destinadas à su mejor espedieute, “para que haya nga perfecla igualdad, unidad y reciprocidad en el gobierno y atencion de los negocios de unos y otros dominios y de sus respectivos habitantes, » - - Otro real decreto de igual fecha 8 de julio de 1787 establecia una junta suprema de estado, que se congregaria una vez á lo menos por semana, sirviéndola de constitucion fundamental la instruccion reservada que se la dió (estendida por el conde de Floridablanca de que se citan articulo s tomo 2, p. 264 y tomo 3, p. 113, 293 y 389), para entender en todos los negocios que pudiesen causar regla general, ya se trataso de formar nuevos establecimientos, leyes, o ideas de gobierno ya de reformar ó alterar las antiguas ; y para decidir las competencias entre las mismas secretarias de estado, y entre consejos ó juntas supremas. Este real decreto entre otros puntos encargaba á la junta suprema el de las materias de Indias asi: «Quiero se cuide mucho de todo lo que prevengo a la junta » sobre el gobierno y prosperidad de mis vasallos de Indias, que como tap distantes exigen mas vigilancia uy atencion, procurándoles todos los alivios posibles y adaptables á la constitucion del pais, y mirán» dolos como unos mismos con los demas vasallos, con quienes han de componer un solo cuerpo de mo» narquia, sin predileccion particular,,, Dicha instruccion reservada se compouia de 395 articulos, y desde el 114 se ocupa

habian crecido tanto los asuntos que no bastaba ya á su despacho un solo ministro, y que conveudria dividirlo en

de que

dias indiferente é indistintamente, la correspon- ; los negocios tocantes y concernientes á nues-' cano, y constituido , como accesorio del minis tras Indias, islas y Tierra-Firmc del mar Océano terio de marina, el de la GOBERNACION DE de cualquier calidad que sean, cada uno los que ULTRAMAR, con secciones en los de gracia y jus le tocaren, conforme a las ordenanzas que de ticia, hacienda y guerra, encargadas del negocia- ello tratan : y que para mas ayuda. y facilidad de do ultramarino; no faltando un centro universal el despacho, cada uno de los dichos nuestros de consulta y administracion que sustituyese en sccrctarios tenga dos oficialcs mayores y dos su autoridad y funciones al suprimido CONSEJO segundos, salvo si en el número mandáremos DE INDIAS, se llenaria de algun modo el vacío hacer novedad, que todos sean confidentes y de del ministerio universal, con que tanto florecie buena opinion, y no tengan inteligencias en las ron las Américas en los felices tiempos del mar Iodias, ni sean agentes de los que estan en ellas. qués de la Sonora. V. GRACIA Y JUSTICIA: HACIENDA.

LEY II.- Que el uno de los dos secretarios tengu

á su cargo los negocios locantes al estado , go-,

bierno y gracia , haciendu y guerra , y olros SECRETARIOS del consejo de Indias. -Ti

cualesquiera que no sean pleitos de justicia, de tulo sesto del libro segundo.

los reinos y provincias del Perú, y el otro los

de Nueva-España y Filipinas. DE LOS SECRETARIOS DEL CONSEJO RRAL DE LAS INDIAS.

LEY III.

Que los despachos de la armada de

la carrera y flolas de Tierra-Firme sean deb LEY PRIMERA.

secretario del Perú; y del de Nueva-España, De 1604 , 1609 y 36.- Que en el consejo de Iri

sus flolus y nuos de Honduras, y de ambos el dius haya dos secretarios, cada uno con dos refrendar los despachos de cruzadu. oficiales mayores y dos seguindos, que no ten

LEY IV. gun inteligencias en las Indias, ni sean agentes.

De 1604 y 36.- Que los negocios comunes y Considerando los muchos y diversos negocios

neutrales, ó generales, sean del secretario de las Indias, y lo que con el tiempo han crecido

mas antiguo, no molivándose de papeles del y crecen, y su importancia y calidad, y para el

otro. buen gobierno y espedicion de ellos, y facilitar y encaminar su breve despacho, y cntcndiendo Porque hay, y se pueden ofrecer algunos negoque asi conviene al servicio de Dios y nuestro: cios comunes y neutrales que no reciben cómioOrdenamos y mandamos, que en nuestro consc. da division , es nuestra voluntad y mandamos, jo de las Indias haya dos secretarios, los cuales que estos y todas las cosas generales y que de lagan y despachen por si y sus oficiales, todos oficio se mandaren despachar para todas las In

dos ó mas secretarios de estado; aunque «esta division (145) requiere mucho tino y grandes reflexiones, si se pudiera sin atraso del despacho, agregar por ramos el de Indias á los departamentos de las secreta rias de España, seria esto lo mas conforme al sistema de union de aquellos y estos dominios , y á la utilidad reciproca de unos y otros vasallos.» En tal caso podrian mezclarse y hacerse reciprocos los asientos de empleados de los diferentes departamentos y escogerse los mas útiles; los gastos, recursos, y socorros de hacienda y guerra serian mas prontos y seguros en las necesidades de ambos hemisferios , «y se desterraria esta separacion de intereses, mandos, y objetos que destroza la monarquia española, dividiéndo. la en dos imperios.» El artículo 146 propone, que en caso de dificultades invencibles contra este pensamiento (que no se creia) podria hacerse la division por negociados, ó encargando á un ministro la América Septentrional y å otro la Meridional; y aun asi no se sabria gobernar lo indiferepte, no dejaria de haber dificultad en el modo, recargando demasiado al ministro mas antiguo, á quien se encargase fuera de los embarazos que produciria. Y en vista de todo se resuelve en el artículo 147 por ser preferible la insinuada division por ramos en que cada ministro dirigiria los suyos tanto en Europa como en Amé sobre que la junta con las luces y esperiencia que suministraria el actual ministro de Indias, marqués de la Sonora, meditaria para proponer lo mas conveniente.--El arriba citado real decreto de abril de 1790 ya se dictó en este último recomendado concepto.

pacho, ha de dar al otro copia de lo que se es de

dencia general con la casa de la contratacion, para que en sus oficios haya buen despacho y consulado y comercio de Sevilla , y con las islas espediente, aunque en ellos tcogan oficiales háde Canaria, despachos generales para Roma y biles y sulicientes. para estos reinos, cclesiásticos y seculares, y

LEY VIII. los que tocaren al mismo consejo, y á su gobierno, ministros y oficiales de él, se despachen Que los papeles se entreguen á los secretarios y pertenezcan , así los que se trataren en cl di por inventario, y por el den cuenta de ellos. cho consejo, como en las juntas particulares, al Grande y particular cuidado se debe tener mas antiguo de los dos secretarios que ahora son en la guarda y conservacion de los papeles y ó adelante fueren, con que motivándose alguna escrituras tocantes á los estados y reinos de las resolucion, aunquc sca general, por el secreta Indias, por ser instrumentos, y medio, sin cl rio menos antiguo y papeles suyos, haya de es cual las cosas de ellas no pueden ser bien ententar á su cargo aquella materia, como quiera que didas y tratadas; y para que esto sc haga como cl secretario que por esta órden hiciere el des conviene, mandamos, que cuando los secretarios

de nuestro consejo de Indias entraren á servir cribe para su distrito, para que en la misma sus oficios y cargos, se les entreguen por invenforma se haga en el otro oficio, y cada uno des tario y memoria todos los papeles y escrituras pache y envie lo que le tocare, porque la res de nuestro servicio, antiguos y modernos que puesta venga en la misma forma , y se guarde y hubieren de tener en su poder , y de ellos se les tenga la correspondencia que conviene. haga cargo; y cuando los susodichos faltaren de

sus olicios, ó dejaren los papeles, se les comará LEY V.

cuenta de ellos por los inventarios con que se Que los secretarios sirvan sus cargos, y despa les hubieren entregado, ó los que ellos hubieren chen y decrelen por sus personas.

hecho, conformie á lo por Nos mandado. Mandamos, que los secretarios del consejo

LEY IX. de las Indias sirvan sus oficios por sus personas, haciendo relacion cada uno en el consejo Que los secretarios asistan en el consejo a todos de los negocios que llevare, y leyendo las car

los negocios que no fueren de justicia , y se

asienten despues del fiscal. tas y mcmoriales que le tocaren, y decretaudo lo que se acordare y resolviere ,

para hacer

Los dos secretarios sirvan y asistan en el conconforme á ello los despachos y consultas que sejo en los dias y á las horas que concurrieren con viniere.

el presidente y los del consejo, y se hallen preLEY VI.

sentes á todos los negocios que en él se trataren,

de cualquier calidad que scan, cscepto cuando Que cuando algun secretario estuviere impedi

se vieren y votaren pleitos, residencias y visido , el otro supla por él, y no entre oficial si

tas á que no se han de hallar, sin embargo de no faltaren ambos.

que hayan de hacer las consultas de justicia, que Cuando alguno de los secretarios estuviere

en los casos en que las haya de haber , sc les dacon falta de salud ú otro justo impedimento: Man

rán por los jucces los puntos que se hubieren damos, que el otro secretario supla por él en to

acordado para que las hagan; y su asiento será do lo que le tocare y no entre oficial ninguno en el consejo despues del fiscal de él, que ha en el consejo, ni en las juntas para esto, ni para dc preceder á los dichos secretarios. otra cosa, si no fuere llamado; y faltando los

LEY X. dos secretarios por alguna de las dichas, ú otras causas, puedan entrar á despachar los oficiales Que los secretarios asienten los decretos y ordemayores.

nen los despachos. LEY VII.

Mandamos, que los secretarios asienten de su Que los secretarios asistan en sus casas el tiempo mano los decretos y respuestas que por el conque no estuvieren en el consejo.

sejo se hicieren y dieren en los negocios que en Los secretarios asistan de ordinario en sus ca: él se trataren, y conforme a los decretos y apunsas el tiempo que no estuvieron en el consejo, tamientos del consejo, hagan y ordenen los des

« AnteriorContinuar »