Imágenes de páginas
PDF
EPUB

pagar por esas reales cajas los sueldos y gastos establecimiento es la de 562 ps. que queda prede los empleados diplomáticos y consulares es fijada, aunque disfruten sueldo cuya tercera paroles residentes en los Estados-Unidos y en parte ascienda á mayor cantidad , por prescrila república mejicana, se dijo á V. E. que los birlo así no solo el referido reglamento, sino abonos para los nuevamente nombrados debian ademas la precitada real órden , segun la cual á principiar desde su embarque en Europa para las familias de los auditores y fiscales de los juzsus destinos; S. M. la Reina Gobernadora en gados de América deben serles reguladas las terada de la práctica que se observa con los que pensiones, que hayan de señalárseles por los dependen del ministerio de estado se ha servido sueldos que respectivamente hubiesen disfrutadeclarar, que el referido abono á los menciona- do sus causantes sobre la base que en la enundos empleados diplomáticos y consulares debe ciada real declaracion de Indias se determina principiar desde que tomen posesion de sus res para las clases de guerra y hacienda.» pectivos destinos, lo cual habrán de acreditar Olra de 28 de noviembre de 1839.—«Para que con certificacion de alguna autoridad que deberá lo dispuesto en real órden espedida por el miupirse al primer recibo.»

nisterio de mi cargo en 23 de setiembre de 1838 Olra de 8 de octubre de 1839. — «Se ha entc respecto al pago de las pensiones de monte-pio rado la Reina Gobernadora de un espediente y gracia, por las cajas de ultramar, produzca á la que para la real aprobacion remitió el capitan hacienda pública los beneficios que se propuso general á la isla de Cuba, en el que en uso de aquella real resolucion, se ha servido mandar sus facultades declaró a favor de doña Juana S. M. la Reina Gobernadora que se observen en el de la Torre viuda del auditor de guerra don particular las disposiciones siguientes:— 1. Las Francisco Sanchez Chamorro la pension de pensiones de monte-pio y de gracia consignadas monte-pio de 666 ps. 5 rs. anuales, como tercera actualmente en las cajas de la Península y que parte de los 2.000 señalados por sueldo á aquel proceden de servicios prestados en ellas en cualdestino. Examinado con la prolijidad y atencion quiera de los ramos del estado, no podrán ser que corresponde el espediente mencionado, ob- trasladadas en lo sucesivo sobre las cajas de ulserva S. M. que si bien la espresada doña Juana tramar.-2.- Si por especial consideracion, fuode la Torre tiene derecho a la pension que está dada en grave motivo, se concediese por cualseñalada á los auditores, la asignacion de los quiera de los ministros la traslacion á ultramar 666 ps. 5 rs. hecha a su favor por el capitan ge de alguna pension de las que trata el artículo neral como tercera parte del sueldo de 2.000 que antecede , será precisa é indispensable cirdel empleo de su citado esposo, no es confor

cunstancia de la concesion que la persona agrame á lo dispuesto en el reglamento de Indias de ciada haya de residir en la provincia de la caja 1773, por el cual la pension de mayor suel sobre la cual se copsigne el pago , y que se hado en la clase de intendentes de ejército ó ma ga este en los mismos reales de vellon en que rina en aquellos dominios es solo de 562 pe esté declarada en la Península sin aumento algusos; regulándose por la tercera parte de dichos no por equivalencia del valor de la moneda.sueldos, cuando estos no lleguen a la suma de 3.* Las pensiones de las dos clases referidas que 1.686 pesos. Con reflexion á la observacion que se pagan actualmente en la Peninsula y proceprecede y á lo prevenido en real órden de 26 dan de empleados que fallecieron desempeñande agosto de 1838 conformandose S. M. cop do destino efectivo en ultramar, se podrán trasel parecer de la junta de gobierno del monte-pioladar sobre aquellas cajas y percibirse en la clase militar, se ha servido declarar que la pension de moneda correspondiente en aquellas provinque corresponde a la mencionada doña Juana de cias pero exigiéndose la precisa residencia de la Torre, es solo la de 562 pesos sobredichos, los interesados en la provincia, en donde cobren. que se le abonarán por las cajas de la referida - 4.a Si por razones de conveniencia particuIsla, con descuento de lo que hubiese percibi- lar viniese á la Peninsula por tiempo determido demas. Es asimismo la voluntad de S. M. nado algun pensionista de los que tratan los se diga á su capitan general que la mayor pen articulos anteriores, no percibirán haber alguno sion que debe declararse á las clases políticas en ultramar hasta su regreso al punto donde decon derechos á los beneficios de aquel piadoso penda.”

Real órden por guerra de 30 de noviembre la jsla de Cuba en 8 de enero último dice á este de 1839 trasladada por hacienda el 3 de diciem. ministerio lo que sigue. He recibido la real bre á la intendencia de la Habana sobre oficia- órden que se sirve V. E. comunicarme con feles emigrados de milicias. — «He dado cuenta cha 3 de agosto último en que se me autoriza á la Reina Gobernadora de la comunicacion de para determinar la cantidad que deba darse por V. E, núm. 794 en que, haciéndose cargo de lo via de gratificacion á los oficiales retirados que prevenido en la real orden de 16 de abril últi- maodan torreones segun las circunstancias parmo, remite V. E. Ja relacion nominal de los ofi ticulares de cada uno, procurando conciliar las ciales procedentes de las milicias blancas y de atenciones de tan interesante servicio con la color de las provincias emancipadas de América economía posible a favor del real erario.- En que existen en esa Isla, y manifiesta al propio respuesta manifiesto á V. E. que teniendo en contiempo la conveniencia de que dichos oficiales sideracion las particulares circunstancias de los contioúen agregados en los cuerpos en que exis- diferentes punlos en que estan situados los fuerten para solo el percibo de sus pagas y con el tes, solo conceptúo pueden suprimirse, como objeto de que puedan ser vigilados por los gefes lo he dispuesto, las gratificaciones de los comanrespectivos; y S. M. , enterada de las razones dantes del castillo de la Punta, bateria de Santa espuestas por el subinspector general de ese Clara y torreones de la Chorrera y Cogimar ejército y por V. E. acerca del particular, y que estan inmediatos á esta capital, pues los teniendo ademas presente que, segun el espíritu demas siluados en puotos distantes y de muy esde la citada real órden, deben quedar los espre casos recursos, no pueden subsistir sin la indisados oficiales en una situacion puramente pasi cada gratificacion. De real órden lo traslado á va, sin sujecion á ningun género de servicio, V. E. para su inteligencia y demas efectos conha tenido á bien mandar que dichos individuos siguientes en el espediente general del presupermanezcan a las órdenes de los gefes de los puesto militar de dicha Isla.» cuerpos de milicias á que anteriormente se ballaban agregados para los efectos que indica Haber de oficiales menores de edad. - Real V. E.; pero sin que por motivo alguno se les órden de 18 de febrero de 1839 por guerra obligue á hacer servicio, ni se les distraiga de hacienda y que por esta via se comunicó a ultrasus ocupaciones y tareas, debiendo observarse, mar en la de 8 de marzo.-«1.° Queda absolutarespecto de los haberes ó pensiones que les estan mente prohibida para lo sucesivo la concesion de asignadas, que tanto para sus reclamaciones de empleos de oficiales de menor edad en los ejér. las oficinas de hacienda, como para su distribu-citos de Indias, bien sea en calidad de efectivos, cion a los interesados, se verifique por separado ó en la de agregados y supernumerarios. 2.° Los de los haberes de los cuerpos de milicias, con los oficiales de menor edad, que actualmente exisque no han de tener el menor roce , por la sen ten en los cuerpos de aquellos dominios, debecilla razon de que las cantidades que se libren rán remitir inmediatamente á sus respectivos con aquel objeto corresponden á las clases pa- gefes la fé de bautismo, y reunirse á su destino, sivas, y no deben aumentar los gastos de las asi que cumplan la edad de 16 años los que permilicias.»

tenccen al arma de infantería, y 18 los de cabaLa de 19 de mayo de 1844 á la propuesta he- leria, en la inteligencia que de no verificarlo cha para su retiro de 44 de esos mismos gefes y con la puntualidad debida, causarán por solo oficiales de milicias , resuelve con dictamen del este hecho baja en sus regimientos. 3.o Gualtribunal de la guerra: continúen en la misma quiera que sea el punto de la Peninsula , ó ultrasituacion (de agregados con medio sueldo), sin mar en que residan los referidos menores , solo alterarse lo dispuesto ( á escepcion del individuo disfrutarán el sueldo asignado por los reglamenque se espresa), en reales órdenes de 16 de tos de la Península, sin aumento de moneda, abril y 30 de noviembre de 1839. – V. arriba. á los escedentes de sus mismas clases, prévia

la presentacion del justificante de revista. Y Gratificacion de los que manden torreones.

4. Sin embargo de lo prevenido en la medida En 10 de marzo de 1840 el ministro de guer- anterior, todos los que hayan sido, ó sean adra dijo al de hacienda.- «El capital general de 1 milidos, en la academia de ingenicros, serán

asistidos, interio permanezcan en ella, con el en cuartel. Real órden de 23 de diciembre de mismo sueldo sin diferencia alguna de moneda 1841 por guerra á hacienda de ultramar.- «He que los del ejército de la Peninsula, que ingresan dado cuenta al regente del reino del espediente en dicha academia.»

justruido en este ministerio de mi cargo relati

vo á los sueldos que disfrutan los generales y Haber de tenientes coroneles de ejercito. - brigadieres de cuartel en las posesiones de InEn 7 de agosto de 1840 el ministro de guerra dias, en el cual está suficientemente demostrado dijo al de hacienda y este trasladó el 17 á la que los haberes designados á dichas clases y en intendencia de la Habana. —«He dado cuenta á particular á los brigadieres en aquellos dominios, la Reina Gobernadora de la carta documentada no solo no estan en proporcion con los de sus que ha sido dirigida en 6 de mayo último á este iguales en la Peninsula , sino que causan un graministerio por el del cargo de V. E. para la re

vámen bastante considerable á la hacienda púsolucion conveniente y en la que participa el in.

blica, En su vista deseoso S. A. de arreglar tendente de Filipinas lo acordado por la junta de

definitivamente este punto de una manera regupresupuestos de aquellas islas, acerca del sueldo lar, uniforme y que concilie los intereses del que deben disfrutar los tenientes coroneles de erario con la perfecta igualdad de goces entre aquel ejército, y consulta si deberá procederse los individuos que se hallan en una misma situaal reintegro del esceso de las cantidades que han cion, respetando al propio tiempo lo existente en percibido sobre el que legitimamente le corres cuanto sea compatible con la justicia y lo que se ponde: y S. M. deseando fijar deficitivamente observa en la Península; se ha servido resolver la regla que ha de regir para el abono de habe con presencia de lo espuesto en el particular por res de la espresada clase en los dominios de In- la junta general de inspectores y la consultiva dias, se ha dignado declarar despues de haber de ultramar, que se observen las disposiciones oido a la janta general de inspectores, que los siguientes. - 1.Por punto general no se contenientes coroueles del ejército de ultramar ve

cederá cuartel á los generales y brigadieres teranos, que no sean primeros comandantes para las posesiones de América y Asia. Sin emefectivos de cuerpo, solo disfruten en lo suce bargo , se reserva el gobierno hacer alguna essivo 150 pesos mensuales que es el sueldo que cepcion cuando lo crea oportuno y conveniente les corresponde , con arreglo á las órdenes que

á favor de los individuos de las clases espresarigen en la materia; pero respecto á que los

das que ademas de hallarse de una edad muy tenientes coroneles á quienes se refiere la comu avanzada que no baje de 65 años y en inutilidad nicacion del intendente han estado en posesion absoluta para el mando, reunan la indispensable del sueldo de 200 pesos sin solicitarlo y de con circunstancia de ser hijos ó estar casados con siguiente de buena fé, es la voluntad de S. M. hijas de la isla, en que pretendan establecerse, ó que de ningun modo deberá obligarseles al rein poseer en ella bienes raices, ó haber servido allí tegro de lo que hayan percibido de mas.» constantemente. — 2. Los generales y briga

dieres que por consecuencia de la disposicion Haber de oficiales de artilleria trasladados o

que antecede, obtengan el cuartel en Indias, sepromovidos. -Real órden de 21 de febrero de

rán considerados en la clase de retiro ó como 1841 de comunicacion por hacienda de la recibi

absolutamente separados del servicio activo, y du de guerra, determinando: «se traslade a los

no tendrán derecho a otro abono de sueldo que intendentes de la isla de Cuba, Puerto-Rico, y

el que por su situacion les corresponda en la Filipinas la real orden de 31 de julio de 1839,

Peninsula, con el aumento de peso fuerte por por la que se concedió a los oficiales de artille

sencillo segun se practica con los oficiales retiria, que desde la Peninsula son destinados á

rados con arreglo á la ley de retiros de 28 de América, disfruten el sueldo de sus respectivos

agosto último. — 3. Siempre que el gobierno empleos desde el dia de su embarque, y los que

tenga por conveniente destinar á las órdenes de asciendan por su escala de antigüedad en aque

los capitanes generales de ultramar algun marisllos dominios, desde la fecha de los reales des

cal de campo ó brigadier, por exigirlo así el pachos."

bien del servicio, se abonarán a los primeros Haber de mariscales de campo, y brigadieres 4.000 ps. anuales y 2.400 á los segundos; bien

entendido que si en el término de un año no hu: ren espedidos , ó en su defecto por la autoridad biesen sido colocados ú obtenido un destino, civil mas caracterizada , en cuyo caso será adeuna comision militar correspondiente á su cate mas legalizado competentemente.-3. Que goría, deberán cesar en el goce de dicho sucldo cuanto a los acreedores, deberá agregarse á la y regreser à la metrópoli. – 4. No obstante lo instancia que el interesado hiciere una copia resuelto en las disposiciones precedentes á los autorizada en debida forma del documento que mariscales de campo y brigadieres que actual justifique la deuda, y en caso de no haberlo sc mente tienen declarado el cuartel en las pose obligará al acreedor á que declare con juramento siones ultramarinas , se les acreditará por con que aquel le es en deber la cantidad determisideracion á sus circunstancias y sin que pueda nada que ocasiona la asignacion , haciéndose servir de ejemplar para en adelante, á los pri mérito de estos documentos en la orden de conmeros 3.000 ps. anuales, y 2.000 á los de la últi cesion.-4.* Que las asignaciones no puedan ser ma clase sin distincion; por no ser justo ni con menos de una tercera parte de los sueldos resveniente que algunos de estos tengan mas y otros pectivos, ni esceder de la mitad.-5.* Que en los cl mismo sueldo que los mariscales de campo, ceses que se espidan á favor de los asignantes, como indebidamente ha sucedido hasta aquí. — se esprese terminantemente la cantidad de la 5.- Los generales y brigadieres que residah en asignacion , el nombre de la persona en cuyo los dominios de Indias que no tengan declarado beneficio se ha hecho, su residencia y la fecha el cuartel en los mismos, quedarán sujetos á lo en que aquella principia á realizarse. -6.. Que que determina la presente órden para los que lo los inteаdentes de la Habana, Puerto-Rico y Fiobtengan en lo sucesivo.-6. Se declaran sin lipinas den las órdenes mas enérgicas a las confuerza ni vigor las órdenes y resoluciones espe- tadurias y lesorerías en que radiquen los pagos didas hasta el dia en el todo ó parte que no es

de los oficiales ó empleados militares, que pasen ten conformes con las anteriores disposiciones.» a continuar sus servicios a aquellos dominios y

hagan asignaciones en la Peninsula é islas adyaAsignaciones a familias de militares en la Pe centes á sus deudos o acreedores, para que por ninsula. - Real órden de 22 de mayo de 1842 su conducto se remita una certificacion al miIrasladando a la intendencia de la Habana la nisterio de la guerra « por duplicado y cada comunicacion siguiente del ministerio de guerra. cuatro meses en las dos primeras islas y por tri- «Excmo. Sr. - Conformándose el regente plicado y cada seis meses en Filipinas,” que es del reino con el parecer de la junta consultiva prese los nombres y empleos de los asignande ultramar, de que V. E. se sirvió dar conoci- tes, las caatidades asignadas, y los descuentos miento al ministerio de mi cargo en 10 de abril que para cubrirlas se hubieren hecho, cuya último , ha tenido á bien resolver por punto gc- certificacion se pasará despues, y para sus opor. Deral que para las asignaciones que hagan los lunos efectos á la direccion general del tesoro militares de ultramar á personas residentes en la público. – 7.* Que la cantidad en que consista la Peninsula é islas adyacentes, se observen con la asignacion se satisfaga puntualmente por las temas estricta puntualidad las reglas que siguen.- sorerías de la Peninsula o islas adyacentes á los 1.- Que las espresadas asignaciones no puedan asignativos; pero descontándose á los asignantes hacerse sino en favor de padres, hijos , herma por gastos de conduccion el 12 por 100 en las nos, esposas y acreedores, prévia la oportuna islas de Cuba y Puerto-Rico, y el 18 por 100 en comprobacion.-2.- Que esta comprobacion se Filipinas, haciendose constar asimismo este verifique acompañando los asignantes á sus soli- descuento en la certificacion de que habla la discitudes un atestado del cura párroco del pueblo posicion anterior.-Y 8.a que si las mencionadas de su nacimiento ó del de la residencia de sus certificaciones no se recibieren con la oportunipadres, hijos, hermanos ó esposas en que certi- dad debida se suspenda el pago de las asignaciofiquc la verdad de estas relaciones de consangui nes hasta que se esclarezca la causa de su falta. nidad y de la existencia é identidad de dichas Siesta dimanare de olvido, negligencia ó desidia personas. Este documento será despues ratifica- de las contadurías, los gefes de ellas en justa do y autorizado de nuevo por el gefe superior pena de su omision abonarán de su propio pecumilitar que resida en el mismo punto donde fue: lio á los interesados los descuentos que hubieren

sufrido ; pero si aquella procediere de otras guerra de la Peninsula. 4." De los dos ejemcausas, independientes de la voluntad de los con plares que han de formarse de la revista de emtadores se continuarán las asigoaciones en el barque, se unirà uno a la nómina arriba espresada modo y forma en que fueron acordadas.» como comprobante de los haberes acreditados

en ella; y el otro se entregará al oficial intereCeses militares. Real órden de 29 de no sado para que con él y el pasaporte le satisfagan viembre de 49 al capitan general de Filipinas, las cajas de ultramar sus sueldos desde el dia y trasladada al de Cuba. Se ha enterado el que verificó el embarque. 5." Sin perjuicio de regente del reino de la comunicacion de V. E. lo dispuesto en el artículo precedente la seccion núm. 197 en que hace presente la exigencia con de ajustes corrientes espedirá con oportunidad que las oficinas de hacienda de esas islas reclaman la certificacion de cese respectiva y la remitirá los ceses á los oficiales del ejército de la Penin á las oficinas del distrito donde se haya verifisula que son destinados a continuar sus servicios cado el embarque, con el fin de que cause en en el de ese pais, y sin cuyo requisito no les abo. ella los efectos correspondientes en corroboraman los sueldos devengados en la navegacion; y cion de la interina que hubiese presentado el inS. A. deseando remover todas las dudas y en- teresado firmada por el mayor del batallon, setorpecimientos que han ocurrido hasta aqui en gun queda indicado y se redacte y dirija de el particular de que se trata, ha tenido á bien oficio por dichas oficinas á las dependencias resolver de conformidad con lo espuesto por el principales de hacienda de la isla á que aquel intendente gcncral militar que en lo sucesivo se hubiese sido destinado el definitivo certificado observe lo siguiente. 1. A todo gefe y oficial del de cese para que obre en ellas los efectos oporejército de la Peninsula que sea destinado á con tudos. » tinuar sus servicios en las posesiones de Indias, Real órden de 4 de mayo de 1843, por guerra le reclamarán sus gefes luego que reciban la ór. de la regulacion de peso sencillo por fuerte. den de su destino, el cese de las oficinas de Que se haga al respecto de 15 rs. vn. solamente, administracion militar á quc corresponda el ajus y no al de 15 rs. 2 mrs. que se ejecutaba en la le de sus respectivos cuerpos, y estas se lo faci. isla de Cuba. litarán sin la menor demora, 2.o Cuando la ur V. CAPITANIAS GENERALES : CABALLERIA ; é gencia de la marcha de los interesados sea tal INFANTERIA (sus haberes): ARTILLERIA ; é INque no dé lugar á que se le provca del corres GENIBROS (los suyos): DESCUENTOS : RETIpondiente cese, el gefe del detall del batallon en ROS MILITARES: REVISTAS. que estuvieren sirviendo espedirá á cada uno de ellos una certificacion espresiva del dia de su SUPERINTENDENCIA GENERAL de la salida del cuerpo y de la orden que la haya mo hacienda de Indias. - Es aneja å la categoria tivado , cuya certificacion sera visada por el y cargo de secretario de estado y del despacho primer comandante del mismo y á continuacion de hacienda de Indias , conformo al art. 249 de espresará el comisario de guerra encargado de la ordenanza de 1786 que declaraba la superinrevistarlo, que aquel individuo será dado de baja tendencia al ministro universal, y á su concorcon tal fecha en la revista del mes siguiente. dante el 192 de la de 1803 que dice: 3.o Con este documento se presentarán los inte

ART. 192. resados a las oficinas militares del distrito á que corresponda el punto de su embarque, o en su Es igualmente mi real voluntad que mi secredefecto al ministro de hacienda militar existente tario de estado y del despacho universal de hacienen el mismo para que en su vista y la del pasa da de Indias, sea y se entienda el superintendente porte y orden de su destino á ultramar, tengan general de ella, con la misma amplitud de dere. entrada en las nóminas de gefes y oficiales en chos, facultades prerogativas y goces que tengo espectacion de buque para aquellos dominios, y concedidas al de España ; y para que por su se les continúe abonando por la administracion medio y direccion se facilite mas el completo militar su sueldo hasta el dia inclusive en que arreglo que necesita mi erario real en aquellos pasen la revista de embarque puesto que en él vastos dominios , le han de estar subordinados, dejarán de ser pagados por el presupuesto de sin escepcion alguna en todas las materias de

TOM. V.

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »