Imágenes de páginas
PDF
EPUB

real hacienda, los vireyes, capitanes generales, nombre de arbitrios, ni se alterarán las establegobernadores, intendentes, juntas superiores, y cidas, ni se haráu gracias en los derechos, ni se cualesquiera otros gefes, tribunales y jueces, concederán esperas, sin que mi real voluntad scan de la clase que fueren , y por su mano han se haga entender por el secretario del despacho de darme cucota de cuanto sea respectivo á estos de hacienda superintendente general. asuntos; y aun cuando eu algun articulo de esta 5." la de obtener este oportunameple de los ordenanza esté prevenido la den á otros ministe. respectivos ministros los presupuestos anuales rios y tribunales, deberán al mismo tiempo que de toda clase de obligaciones. Si para atender asi lo ejecuten, avisarlo á mi superintendente, á estas no fueren bastantes las renlas ordinarias á fin de que sin impedir el curso que en justicia y los demas ramos productivos de la corona, corresponda segun la naturaleza del negocio, me propondrá los medios y arbitrios de llenarlas. lenga igualmente sin dilacion las noticias nece 6. La direccion general de rentas y los demas sarias para su gobicruo.

cuerpos é individuos destinados a la administraEi citado art. 249 de la ordenanza de 86 asigna. cion, recaudacion, resguardo y distribucion, ba para esta superintendencia general de Indias dependen del secretario del despacho de hacienla misma amplitud de derechos y prerogativas, da superiotendente. con que se ejercia la de España; cugas faculta 7.° El superintendente gencral de real hades se determinaron en 1816 asi :

cienda designará á los directores las reglas ó

ramos á que con preferencia ha de atender cada Real decreto de 16 de abril de 1816. uno, sin perjuicio de reunirse para los asuntos

graves. « Para que quede recopilado un verdadero y 8.° Me propondrá los sugelos que sean mas completo sistema de rentas de la corona con ab beneméritos para los destinos de directores gesoluta upiformidad, conexiou universal y de-nerales, contadores generales de la direccion, mostrables ventajas , cual me propuse restable. gefe de la balanza, intendentes de provincia y cer por mi real decreto de 31 de agosto de 1815, demas gefes superiores: y tambien podrá hahe tenido á bien aprobar con fecha de hoy la ceriv cuando lo estime conveniente para cualinstruccion general de rentas reales que última quiera otro de las rentas. mente mandé ordenar, en la cual se comprenden 9.° En los demas casos para cubrir las play determinan las obligaciones y facultades de zas vacantes de los subalternos de la direccion todos los empleados en su direccion, adminis- general, de los administradores, contadores y tracion, intervencion, resguardo, recaudacion tesoreros de las provincias y partidos, los ofiy traslacion de liquidus productos a la tesoreria ciales de sus oficinas, comandantes del resguargeneral del reino. Y siendo necesario por con do, tenientes comandantes, guardas mayores, siguiente determinar las facultades de superin cabos, guardas de á pic y de á caballo, y demas tendente general de real bacienda con relacion empleados en mis rentas reales , exigirá proá las mismas reitas reales, empleados en ellas puestas en terna de los directores generales con y sus juzgados, vengo en declararlas en los tér arreglo á instruccion, para que recaiga el pomminos siguientes:

bramiento en los que sean de mi real agrado. Art. 1.° El secretario de estado y del despa - 10. El secretario de estado de hacienda, sucho de hacienda es el superintendente general. perintendente , tendrá asesor nombrado por mi

2.° La secrctaria de estado y del despacho de con el sueldo o gratificacion correspondientes, hacienda es igualmente de superintendencia. para recibir su dictámen eu los asuntos judi

3.° Bajo mi soberana autoridad y aprobacion ciales. corresponde al secretario de hacienda superin 11. Nombrará por sí mismo los subdelegados, tendente la direccion suprema de las rentas del asesores, abogados, fiscales, agentes, procuraestado , y de las fábricas , minas y demas esta dores y escribanos de las provincias, para enblecimientos productivos de la corona en todas tender en primera instancia de las causas de sus rclaciones.

contrabando. 4.° Las contribuciones cinanan de mi sobe 12. Serán subdelegados los intendentes, los rapa autoridad. Ninguna se creará, aun con el gubernadores de las provincias narilimas, y los

corregidores ó alcaldes mayores en las cabezas del sistema de GOBERNADORES INTENDENTES de partido. Podrá alterar esta regla con mi apro de Nucva-España (tom. 3, p. 371); los de la orbacion el secretario superintendente.

ganizacion de las JUNTAS SUPERIORES, en la de 13. Los demas empleados del juzgado obten 1803; y otras referencias en los de HACIENDA drán su nombramiento á propuesta del subde (causa de), y anejas declaratorias (ibi pág. 471), legado respectivo; pero los de los partidos se narcan las superiores facultades administrativas dirigirán por conducto del de la capital.

de un superintendente delegado en ultramar. 14. Asi los subdelegados como los asesores, Fortificadas por otro lado con las estraordinaabogados fiscales, agentes, procuradores y es rias de que suelen estar investidas (V. INTENcribanos, aun cuando estos oficios estuviesen DENCIAS tom. 3 p. 609) para las reformas y enagenados, servirán sus destinos con títulos arreglos, que en paises tan lejanos y de tan dique espedirá el secretario del despacho de ha versas circunstancias inspire el conocimiento locienda superintendente.

cal y práctico, reunido a los especiales del ramo, 15. Los títulos se han de presentar para la capaces de

asegurar

el acierto en sus medidas toma de razon en las contadurias de rentas. y con la independencia justa y saludable decla

16. Los subdelegados consultarán las senten rada a los intendentes generales en el cjercicio cias definitivas al secretario de estado superin de sus funcioncs (tom. 2, p. 176 ), fundan el tendente; y ora las apruebe, ora las reforme, eje mas esencial y vigoroso del movimiento orquedará espedita la accion de las parles, para denado de la máquina rentistica ultramarina , y apclar al supremo consejo de hacienda con arre la prenda mas segura de su conveniente arreglo glo á las leyes (1).

y mejoras progresivas. En ello se hizo estrivar 17. Los mismos subdelegados , ademas de la separacion del cargo de superintendente, que dar noticia al secretario del despacho superit para los vireinatos de Méjico y Lima dispuso el tendente de cualquier ocurrencia estraordinaria, real decreto de 29 de enero de 1821, reasumierharán formar al escribano de la subdelegacion, y do para su gobierno las declaraciones de las orpasarán á aquel en fin de cada mes una relacion denanzas y otras disposiciones, que continúan de las aprehensiones que se hayan hecho, y en en vigor para ultramar, si sc esceptúa la parte cada dos meses otra de las causas principiadas referente a la separacion de poderes del sistema y su estado.

constitucional de 1812, á que en su fecha debia 18. Las relaciones mensuales y bimestres se acomodarse. reunirán en la subdelegacion de la capital de la provincia , y por ella se dirigirán al secretario Real decreto de 21 de enero de 1821 comunicado de estado superiotendente, para que por si, ó

por hacienda de ullramar. dándome cuenta , se acuerden las providencias que mas convengan á mi real servicio.»-En 20 « Convencido de que la separacion de las sude enero de 1824 circuló órden la superinten- perintendencias generales de hacienda pública

de señalamiento de todas lus provincias de España hasta ahora reasumidas, es una providencia que é islas adyacentes entre los dos asesores de la al paso que guarda una entera conformidad con misma superintendencia, para el mejor servicio el sistema constitucional, interesa sobre manera de sus asignadas atribuciones, y el mas puntual al bien y prosperidad del estado, al fomento y cumplimiento de este real decreto de 16 de abril felicidades que mis desvelos procuran á aquellos de 1816.

importantes paises y á sus habitantes, y contri

buye igualmente á mejorar la administracion y SUPERINTENDENCIAS GENERALES de sistema de hacienda, siguiendo la marcha de los legadas de hacienda de Indias.- Los artículos sabios principios adoptados por las córtes, que de la ordenanza de 1786 que entran en la base han aprobado esta medida por su orden de 9 de

(1) De ultramar no vienen, ni se hacen tales cousultas en lo contencioso, y las apelaciones de los intendentes, únicos jueces de primera instancia en la universalidad de causas de hacienda, se admiten para la JUNTA SUPBRIOR CONTENCIOSA.

noviembre último, vengo por tanto en mandar en lodos aquellos negocios que por su naturaleza se lleve å debido efecto la separacion de dichas y gravedad exijan ser elevados a mi real noticia. superintendencias...... y que se observe la ins 4.“ Remediarán los abusos que observasen en la truccion contenida en los articulos siguientes:

administracion de las espresadas renlas, procu1.° (Crea desde luego las superintendencias ge

rando nivelar su sistema por las disposiciones gcnerales de Méjico y Lima, para cuyo nombra nerales vigentes en cuanto fuese compatible con miento y desempeño se propusiesen personus de las circunstancias y localidad de aquellas procelo y honor acreditado, y de los necesarios vincias. Dirijiráu la marcha de las operaciones conocimientos en los distintos ramos , de que se

de los funcionarios públicos exigiendo las cuencompone la hacienda ultramarina.) 2.0 Será una tas, y disponiendo se fenezcan y remitan por de las primeras obligaciones de los superinten- quien y adonde corresponda. 5.° Tendrá la deptes activar y celar la exacta y puntual recau superintendencia una secretaria con el número dacion y legitima inversion de los fondos del suficiente de empleados, y el superintendente erario, debiendo tener á su cargo la inmediata nombrará interiuamente a estos funcionarios asi inspeccion , y direccion de todos los ramos de como el secretario, con la dotacion que cada hacienda, y su ejercicio y autoridad ha de con uno debe gozar, la cual acordará con la junta sistir en hacer obedecer las leyes é instruccio- superior gubernativa , consultando la posible nes propias de cada uno, resolver conforme a economia, y dándome cuenta de lo que se acorellas, sin interpretarlas ni alterarlas , cuales- dare para mi real aprobacion (1). 6.° Cuando quiera dudas ó cuestiones que se les consulten vacaren empleos que absolutamente sea indisú ocurran, entendiéodose lo uno y lo otro en la pensable proveer por no poderse servir por parte meramente gubernativa y económica, y los inmediatos, como está mandado por real de ningun modo en la contenciosa y judicial; y órden de 30 de octubre de 1787, será propio para cvitar las dudas que frecuentemente han de las facultades del superintendente su nomsolido ofrecerse sobre el verdadero sentido de bramiento interino, observándose en estas proestas palabras, declaro, que por contencioso visiones y sus propuestas las mismas disposidebe entenderse todo lo que sea punto de dere- ciones que hasta ahora rigen, y han observado cho que con razon se reduzca à pleito y haga generalmeote los vireges en clase de superforzosas las actuaciones judiciales; y por guberintendentes, previniendo a estos que con los nativo y económico todo lo que es relativo al nombramientos y propuestas que hiciesen acomgobierno de las rentas, su método, modo, y panen siempre razon circunstanciada de los plazos de cobrarlas, arreglo de empleados , sus méritos, cualidades y servicios, para que mi facultades , horas de asistencia , y demas que real aprobacion recaiga con pleno conocimiento sean puntos generales, y digan relacion a su ma de las circunstancias de los propuestos, y que nejo y observancia de lo dispuesto en los de no se ha faltado a la escala rigurosa que quiero cretos de las cortes sobre esta materia, y por las se observe, como igualmente la real orden de 4 demas instrucciones, ordenanzas y particulares de agosto de 1794, que derogaodo los arts. 84 y disposiciones, en lo que sean conformes con 87 de la ordenanza de intendentes, declara á toaquellos. 3.• Tendrán dichos superintendentes dos los empleados de rentas que gocen sueldo del mismo modo que hasta aqui los vireyes una fijo comprendidos en las leyes 45 y 48, tit. 4, del activa correspondencia con los tribunales de lib. 8 del código ultramarino, que escluyen todo cuentas ó contadurías mayores, cuando estas se comercio y grangeria, sio mas escepcion que establezcan en ultramar con arreglo al decreto aquellas que procedan de sus propias fiocas. de las córles de 7 de agosto de 1813; con los in- 7.o Prohibo absolutamente a los superintendenteodentes, ministros de las cajas nacionales, ad tes aumentar sueldos á los empleados en conforministradores y demas empleados en la recau midad de varias reales órdenes, y especialmente dacion y distribucion de las rentas públicas; y de la de 28 de octubre de 87, y solo les permito últimamente con el ministerio de vuestro cargo que me consulten con espediente, cuando consi

- de

(1) Véanse (tom. 2, pág. 160) los arreglos para las secretarias de las intendencias generales de las Antillas y Filipinas, con la dotacion de gefes y empleados de las principales dependencias administrativas.

deren este aumento de rigurosa justicia. 8.° (Que, retirarse si hubiere otras de que tratar, aunque el vice-patronato real ha de quedar delegado á no deba por esto obligársele á que lo ejecute; y los gofes politicos de ultramar.) 9.o Podrán pro- | todos los negocios de esla janta han despacharse ponerme todas las reformas que consideren ne con el escribano público que nombre el supercesitan los diversos ramos de su dependencia, intendente (2). 11. En caso de fallecimiento de decidiendo provisionalmente las dificultades que este, ausencia larga ó enfermedad que le inse presenten en materias de urgente y cjecutivo habilite desempeñar su empleo, hará sus veces despacho, y reservando las graves á mi conoci el intendente mas inmediato, y en su defecto el miento y resolucion. 10. Presidirán las juntas

ministro mas antiguo de las cajas, sustituyendo superiores de hacienda, que subsistirán por entonces á este el menos antiguo de ellas (3). ahora solo en calidad de gubernativas. Esta jun-12. Corresponden a las facultades de los superta se compondrá del superintendente, contador intendentes poner el cúmplase en los titulos de mayor de cuentas mas antiguo, y ministro tam los intendentes y en los pagos de sueldos, pen. bien mas antiguo de las cajas nacionales, que siones u otros gastos que Yo tuviese á bien man. dando escluidos los regentes , oidores y fiscales dar ejecutar; y le será igualmente privativo dismediante á que, segun lo dispuesto en el art. 16, poner la remision de los caudales sobrantes en cap. 1 de la ley de 9 de octubre de 1812, no pue todas sus tesorerías á la que los necesite para las den tener comision alguna ni otra ocupacion atenciones de mi real servicio, o que deba custoque la del despacho de los negocios de su tribu- diarlos para su remision á España; y por su nal (1). Los tres vocales indicados se sentarán mano han de dirigirse a los intendentes las dispor el orden con que van nombrados, y tendrán posiciones de la junta superior gubernativa y las voto decisivo en las materias gubernativas y eco reales órdenes, que yo no tenga á bien comuninómicas de las causas de hacienda pública , así carles directamente, o que por ser generales ú para que se arreglen las oficinas de todas clases otra razon les pertenezca. 13. Para evitar se con. con el posible ahorro de sus empleados, como fundan la autoridad y facultades, que es mi real para reducir á un método justo y el menos gra intencion ejerzan los superintendentes y los invoso la administracion y manejo de la hacienda, tendentes, declaro que aquellos no podrán imhaciendo observar inviolablemente lo dispuesto pedir las que á estos corresponden por su pecupor esta instruccion y las leyes................. y á liar ordenanza, que deberá regir y cumplirse....; este fin se celebrará dos veces cada semana en pero les estarán subordinados los intendentes la posada del superintendente ó de quien en su como sus inmediatos gefes en las causas de hadefecto la presida , concurriendo tambien á ella cienda, y deberán darles las noticias, razones é el gefe principal del ramo ú oficina de que se informes que les pidan, y cumplir asimismo las trate en cuya sola materia tendrá voto decisivo advertencias que les hagan para el desempeño como los demas vocales, pero se sentará des- de sus obligaciones; y en todo lo que sean propues de ellos, sin que por esto se arguya supe

videncias generales relativas al uniforme manejo rioridad ó se perjudique á la graduacion propia de las rentas, ya sea en el modo de su recaudade su empleo, y asiento que en otras ocasiones cion, ó en la cuota y plazos de su cobranza, las le corresponda ó acostumbre dar, pues para han de cumplir sin alteracion alguna; bien ennada ha de hacer ejemplar el que aquí se le se tendido que ni los superintendentes ni los inten. nala, como que su asistencia es accidental y limi- dentes podrán hacer novedad sustancial en el cada á sola la ocurrencia propia de su conoci- sistema de hacienda, sin esperar mi rcal resolumiento; por lo que concluida tendrá libertad de cion con vista de las consultas justificadas que

(1) V. JUNTAS SUPERIORES, y alli su organizacion actual, en que entran los togados. La ley 45, tit. 1, lib. 8 de CONTADURÍAS DE CUENTAS llama al contador de cuentas mas antiguo.

(2) Desde que empezó la administracion del conde de Villanueva se adoptó, y rige la variacion mas conforme de que en lugar del escribano se encargue de la estencion de acuerdos tan graves y delicados, como los de la junta superior directiva, el secretario de la saperiotendencia con la gratificacion de 500 pesos anuales y 300 para el ausilio de un escribiente.

(3) Véase SUCESION ACCIDENTAL de mando.

deben hacerme. 14. (Es copia del art. 111 de el mismo, siendo consiguiente que ninguna orden lu ordenanza de 803 sobre las formalidades, de las tocantes al ramo tenga fuerza sin que se que deben preceder á ln prision ó arresto de cual- les comunique por dicho ministerio , para guarquiera que maneje caudales del erario.) – Ulli- dar consonancia y unidad en el negociado, escumamente, declaro que aunque los superintenden sar conflictos, y que puedan así recibir su mas dentes, lo mismo que los intendentes no puedan espedito cumplimiento (tom. 3, p. 472). ni deban ejercer funciones judiciales, ni conocer de los negocios contenciosos de hacienda, Sueldodel 4.000 pesos declarudo ul superintenpodrán pedir acerca de dichas causas contencio

dente de la isla de Cuba. sas á las audiencias y jueces de primera instancia donde pendan, cuantas noticias estimen para Real órden de 26 de noviembre de 1841 ratidarme cuenta de las dilaciones y defectos que ficada por la de 20 de marzo de 1842.-"Que adviertan; y ejercerán toda la autoridad guber-pues para la designacion de sueldo que disfruto nativa que les conceden las nuevas instituciones, el antecesor de V. E. se tuvo presente el aumento promoviendo por todos los medios posibles los que en las suyas respectivas habian recibido sagrados intereses de la hacienda pública.» tambien el capitan general de la Isla , y el co

mandante general de marina de ese apostadero, Al convencimiento que se desprende de la sim con presencia de las necesidades locales que ple lectura del testo inmediato en apoyo de la ofrece el pais, goce V. E. cl de 14.000 pesos al necesidad de que el mando importantísimo de año, que es el señalado á su empleo, mientras el hacienda en ultramar se desempeñe separa que lo haya de servir tenga el carácter de sudamente por gefes ilustrados de carrera, y no perintendente, bajo el cual debe conservar el como accesorio del de capitanes generales, se decoro y alto puesto que corresponde á sa digallega la adquirida esperiencia de ventajosos re nidad, como primer funcionario de la hacienda sultados, que lo hacen una evidencia. La inten- pública en esa Isla.» — V. en SUELDOS pág. 539 dencia general de la isla de Cuba ni la superin- el haber declarado por jubilacion ó cesantia. tendencia que se la unió en 1812 jamas ha dejado de servirse por gefes ó magistrados civiles, pues SUPLICAS EN GRADO.- De las súplicas aun los seis meses que en 1839 se encomendó de revista , ó terceras instancias trata el titulo accidentalmente al capitan general por uso de de APELACIONES Y SUPLICACIONES. -Y del relicencia del propietario, el contador de ejército curso estraordinario de segunda suplicacion el llevaba el peso del despacho y de todas las funciones de la intendencia con sus anexidades y gi

TITULO TRECE DEL LIBRO QUINTO. ros de letras; y solo asi han podido las rentas

DE LA SEGUNDA SUPLICACION, arribar al pie respetable que publican sus ESTADOS DE VALORES. —Lo propio ha acontecido

LBY PRIMERA. con la intendencia general de Puerto-Rico creada en 1811; y la misma vacilacion y alternativas

De 1545, 63 y 1620.- Que de los pleitos cuyo con que hasta ahora ha corrido la superinten

valor fuere de 6.000 pesos ensayados de á 450 dencia de islas Filipinas, indican el sistema fijo

muruvedis, se pueda suplicar segunda vez ante de reconocida indudable utilidad para el mejor

la real persona. servicio, que debe abrazarse. V. INTENDENCIAS Es nuestra voluntad, que si el pleito fuere de tom. 3, p. 620 (1).

tanta cantidad é importancia, que el valor de la Nombrados los superintendentes delegados, propiedad sea de 6.000 pesos ensayados de å supuesta esa separacion, por la via del supremo 450 maravedis cada uno, ó mas, se pueda supliministerio de hacienda de ultramar , toda su de car segunda vez de la sentencia de revista , propendencia y correspondencia oficial la llevan con nunciada por la audiencia para ante nuestra real

1) Real órden de 22 de octubre de 1831 por hacienda declara: que segon el contesto de la real cédula que separò la superintendencia general delegada de Filipinas de la capitania general, do correspondia al gefe de hacienda el conocimiento de las causas de policia y justicia. ·

« AnteriorContinuar »