Imágenes de páginas
PDF
EPUB

pagan de los demas despachos de nuestras au Art. 89 de la ordenanza de intendentes de 1803. diencias reales. LEY XLIX.

«Asimismo celarán los intendentes que las

penas pecuniarias y multas impuestas por los De 1593 y 1680.- Que los oficiales reales de una

alcaldes ordinarios y sus subdelegados, bien caja no paguen de las penas de cámara que se

sean pertenecientes á mi real cámara ó á la les enviaren de otras, y las remilan á estos

causa pública, no se oculten ni malversen, y reinos enteramente.

que se lleve cuenta esacta de este ramo, y se dé Mandamos á los oficiales reales que en ningu- bien justificada con arreglo á las leyes de Indias na forma toquen en las penas de cámara que a у ordenanzas que tratan de esta materia , corressu poder vinieren de otras partes, y las remitan pondiéndose sobre ella con los regentes de las á Nos enteramente, y que cumplan las libranzas audiencias respectivas, puesto que son subdeleque por nuestr: órden se hubieren dado y dic- gados de este ramo en el distrito del tribunal, ren en las penas que pertenecen tan solamente conforme al artículo 57 de la instruccion que se al distrito de cada caja real.

les dió con fecha de 20 de junio de 1776 para el

ejercicio de sus empleos.» LEY L.-De 1578.-Quelas penas de cámara cau Concordante el inmediato artículo del 55 de

sadas en Cartagena , no se lleven á Santa Fé. la ordenanza de 86 , aparece vigente su tenor en Condenaciones de visitas y residencias entren á Indias desde que se promulgó la real instruc

poder del tesorero del CONSEJO, leyes 50, lit. cion de regentes, que en los dos se cita. 2, y 7 y 8 tit. 7, lib. 2.-Y ejeculoriadas se Sin embargo la real orden de 22 de mayo de le remitan ley 20, tit. 30, lib. 8.

1835 comunicada por gracia y justicia al gobierCobranza de ellas en las Indias; cuenta que de no de la Habana, y por hacienda con fecha del ben dar oidores y visiladores ; y toma de ra

27 a la intendencia resuelve: «que los capitanes zon, leyes 23, tit. 3; 25, tit. 31, lib. 2, y auto generales presidentes de audiencias de Indias 119, tit. 4, lib. 8.

tomen las disposiciones convenientes, para que De los libros en que los escribanos de cámara el producto de la cuarta parte de comisos, y

han de sentar las condenaciones, sobre que se el de las penas de cámara que estaban aplicados libre segun la aplicacion , leyes 154 y 163, tit. al cstinguido consejo de Indias ingresen en las f5, y 33,"lil. 23, lib. 2.

cajas reales como las demas rentas del estado. Que la pena en que la ley aplica parte al oidor, En cuya obscrvancia se practica , que las multas

sea para la cámara, ley 33, tit. 16, ibi. que impone ó que se exigen por providencias del Que los fiscales , caso de alzada , sigan los pleilos gobierno superior de la Habana, se recaudan

de condenaciones hechas por los fieles ejecuta por un receptor particular, contra quien libra tores ;y los escribanos no les lleven derechos, los gastos anejos que ocurren á su autoridad, y leyes 14, tit. 18, y 53, tit. 23, lib. 2.

el residuo con la cuenta se entera en arcas reaAl alguucil y escribano de visitas de la tierra les todos los años por medio de oficio a la inten

se paguen los salarios de penas de cámaru,dencia, que pasa al tribunal de cuentas á los ley 30, tit. 31, ibi.

fines oportunos; habiéndose enterado por soLas ciudades que pidieren prorogacion de la brante del propio año de 35 ps. 6778, y 10, 883 merced de penus de cámara, envien testimo

del de 36. nio de su gasto y propios , ley 9, tit. 13, lib. 4. El de 1834 por real decreto det 9 de febrero, Los presos por pena de ordenanza no sean sucl que se trasladó á las autoridades de la Isla en

los sin depositarla , y sus causas se despachen real orden de 4 del siguiente agosto y con fecha

en la sala de relaciones, ley 17, tit. 7, lib. 7. de 11 de octubre al capitan general presidente Sobre el destino de las penas de cámara veanse

por el ministerio de gracia y justicia, quedó estaleyes 12 y 23 á 27, tit. 8, lib. 7 de DELITOS Y

blecido el justo plan de centralizacion y reunion PENAS.

en el real tesoro de todos los productos y rendiConmutacion de penas pecuniarias á reos de mientos de rentas públicas para su arreglada

contrabando, cómo haya de practicarse (tomo distribucion; mandándose , que se administren 2, p. 351).

intervengan y recauden por la real hacienda,

[ocr errors]

(fuera de otros ramos que se especifican no co fruto que hoy se saca de este método de adminocidos en Indias, ) « Jos productos totales de nistracion, identificado con el interes oficial de penas de cámara , mostrencos, sanidad, los de los tribunales ordinarios y subdelegacion genejuntas de comercio, rentas y fincas de la inqui- ral de penas de cámara, y aun con el personal sicion , los de las mullas que imponen los juzga de los recaudadores, se malograria o disminuidos y autoridades de la real hacienda, los ria considerablemente en el instante que los sobrantes de las rentas de Cuba, Puerto-Rico, cobros y exacciones se fiasen á otra clase de y Filipinas, los arbitrios de beneficencia, los de empleados ya bastante recargados de mas esenpolicia, los de correos y caminos etc.:» é ins ciales atenciones, y que no podrian desempeñar truido un largo espediente acerca del modo de las nuevas, sino por subalternos á un tanto por cumplirse en la Isla esta órden, adecuado a las ciento. Y lo peor seria, que la hacienda de rereales intenciones, hubo variedad de dictáme sultas se viese forzada a reportar los sueldos, nes especialmente en lo respectivo á penas de cosignaciones y gastos especiales del ramo, cámara. El tribupal de cuentas emitiendo el suyo aunque sus entradas no adecuasen.» (2) decia:

«Demasiado se perjudica ya al tesoro con los «Réstale al tribunal contracrse al ramo de pe suplementos de los portes de correos de la nas de cámara, y en su razon observa, que correspondencia de oficio, para que quiera sujeteniendo su directa entrada en arcas reales las tarse á nuevas cargas. Por tal respecto solamente multas y condenaciones de los tribunales de las penas de cámara adeudaban a las cajas de hacienda (1), igualmente que las emanadas de la Puerto-Principe, donde reside la audiencia, autoridad política y gubernativa del escelentisi desde el año de 1813 hasta fin de 1833 la gruesa mo señor gobernador y capitan general, que se suma de 29.234 ps. 7 rs., segun informan sus copforma para los enteros á lo mandado en real oficios principales en este espediente con fecha órden de 22 de mayo de 1835, no parece útil 11 de diciembre de 1834.» innovar el régimen administrativo de los fondos «Las primeras cuentas de dicho ramo que han de las que imponen los tribunales ordinarios, venido al tribunal por consecuencia de sus resegun se desempeña hasta aquí por el señor clamaciones generales son las de 1835 y 36, y regente de la audiencia territorial en clase de ya glosadas, los pliegos de su fenecimiento que superintendente delegado del ramo, con un acompaña en copia para mayor ilustracion, dereceptor geceral á sus inmediatas órdenes, y muestran su actual estado de entradas, cargas y receptores particulares en cada una de las ciu existencias (3), que sin duda puede mejorar mudades, villas y pueblos principales de la Isla. cho, si fortalecida la autoridad delegada del En este orden de cosas los mismos tribunales señor regente influye en el superior tribunal de que decretan las multas, son los que cuidan apelaciones de la jurisdiccion ordinaria, de

quc hacerlas efectivas por medio de los apremios es cabeza, para que no dejen de imponerse y oportunos, que están en su mano, para poner cobrarse puntualmente, y con la severidad que á cubierto su propia respousabilidad con el demande la correccion de abusos forenses, cuansuperior tribunal, de que dependen inmediata tas condenaciones pccuniarias estime conformes mente y con la receptoría general, que se corres

á la rectitud del mismo tribunal. » ponde con las particulares, y lleva sus asientos «De esa manera se logrará, recauden po solo ordenados á cuenta y razon bajo el justo premio lo que baste á llenar las cargas de data que espede un tanto por ciento por su trabajo. Y todo el cifican dichos pliegos, sino sobrantes anuales

(1) Las multas que imponen los juzgados de hacienda se deben recaudar por los mismos, é introducirse el producto en arcas con cargo al ramo de penas de cámara, conforme a la real órden espedida por hacienda en 22 de setiembre de 1825.

(2) Se abonan de penas de cámara los sueldos de porteros, alguaciles, y otros dependientes, las reparaciones del edificio , gastos de tribunal, etc.

(3) El de 1835 trae por cargo 16.195 pesos 7 y medio reales, y por data 15.987 con 4 reales : y el de 1836, por cargo 17.298 pesos 2 y medio, y por data 16.243 pesos 4 y medio, con npa existencia á favor del ramo de 1.054 pesos 6 reales.

10

TOM. V.

:

capaces de cubrir el importe de la correspon exactilud y esmero, valiéndose de los jueces y dencia de oficio, y aun para irse disminuyendo de sus subalternos, y los de los juzgados que sean el grave alcance , en que está el ramo para con mas apropósito, aliviándolos de otras cargas; la hacienda , de años atrás por crecidas sumas en el supuesto de que no deben aumentarse los suplidas de portes de correos, dietas de resi- gastos, ni ha de hacerse el mas pequeño abono dencias, gastos de presidio, y otros respectos, por esta razon.” y sobre ello puede V. E. servirse llamar la jus «Y habiendo manifestado el ministerio de halificada consideracion del alto ministerio para cienda su conformidad, y remitido en este dia las adecuadas providencias que estime. Por lo la instruccion conveniente, aprobada en 6 de demas cuidando, como cuida el señor regente setiembre último, envió á V. S. de orden de subdelegado, de que el sobrante de cada año se S.M. dos ejemplares de dicha instruccion, á fin traslade á arcas, segun aparece ya el de 1835 en de que esc tribunal la observe y haga observar, la cuenta del 36, se ocurre å todo, y nada otra y tome las demas medidas oportunas. S. M. escosa resta que informar para el debido cumpli- pera, que adoptando el sistema seguido anteriormiento de las reales órdenes de que se trata. mente en cuanto lo permita la observancia de Tribunal mayor de cuentas y diciembre 18 de dicha instruccion, y se avenga con el fin à que 1837.-Escelentisimo scñor-Alva.-Zamora.” ahora se apliquen estos fondos , que es el de cuHubieron de hacer fuerza estas razones, pues

brir en cuanto alcancen, el presupuesto de los lejos de hacerse novedad para Ultramar en el

mismos tribunales, mejorándolo en cuanto sea sistema de recaudacion y administracion de las posible , la recaudacion será rápida y segura, y multas correspondientes a la jurisdiccion ordi la cuenta y razon presentará toda la claridad naria, aun en la Península ge espidieron órdenes y garantías, que reclama el honor mismo de los aprobatorias en el mismo concepto.

propios tribunales. A ellos toca además procurar La de 3 de octubre de 1838. — «Con fecha 18 el incremento de estos fondos, sin salir de lo de mayo de este año se dijo por este ministerio que prescribe la prevencion 5.", ley última, tit. al de hacienda de real órden lo siguiente: «Desde 41, lib. 12 de la novisima recopilacion ; lo que que la recaudacion de penas de cámara lia deja- por otro lado, sobre no oponerse a las nociones do de correr de cuenta de los tribunales, ha sido filosóficas de las penas, cuadra bastante con el mucho mas lento y mas escaso su ingreso en

funesto estado de nuestros establecimientos pearcas, además de otras dificultades que la prác- nitenciarios. Tambien quiere S. M., que aplitica ha patentizado. Para ocurrir a este inconve cando al cumplimiento de este encargo, en el niente, sin alterar en nada la necesaria inter cual deben ver los tribunales una muestra mas vencion de las oficinas de hacienda pública, se de su real solicitud, toda la diligencia y esmero ha servido S. M. resolver , que las audiencias que esté en su poder , me dén puntual noticia corran como ántes, en la forma que parczca del método que hayan adoptado, para que esta mejor, con recaudar las penas de cámara jm real órden quede cumplida en todas sus partes. » puestas por la jurisdiccion ordinaria, cada una dentro de su respectivo territorio judicial, como Creada la audiencia de la Habana, su primer tambien el tribunal Supremo por lo tocante á las regente por auto de 8 de marzo de 1839 acordó: condenas que él imponga; que no por eso dejen 1.° Que con la instalacion de dicho superior tridc rcmitir a los intendentes como hasta aqui el bunal el 8 de abril, se habia de entender igualoportuno testimonio de todas y cada una de las mente instalada la subdelegacion de penas de condepas pecuniarias que impusieren; que ade cámara y gastos de justicia á cargo de su regente mas pasen cada tres meses estados , debidamente en el distrito de la misma audiencia. 2." Que sc autorizados, de las penas que se hubieren satis gobernaria bajo las reglas prescriptas por reales fecho y de las que estuvieren en descubierto, ordenanzas, leyes del reino , autos acordados y para que la cantidad que se recaude pueda ser decretos, y especialmente el reglamento dado cargada al presupuesto del respectivo tribunal,

por el señor regente de la audiencia de Puertodirigiendo un duplicado de los mismos estados Principe en 19 de agosto de 1818. (Los articulos á este ministerio, y que cuiden todos los tribu 3.o hasta el 6." se reducen al nombramiento de nales de desempeñar este encargo con la mayor un receptor general; à la ratificacion de los

[ocr errors]

purticulares constituidos en Matanzas, Guana y gozará de los privilegios que competen á las bacoa, San Antonio, ciudad de Santiago y Pinal demas rentas, y de los particulares que por su del Rio; á constituirlos de nuevo en las ciudades especial paturaleza le tienen concedido las leyes. de Jaruco, y Bejucaly villa de Güines , á todos Art. 3. Corresponden al fondo de penas de bajo el concepto de fianzas ; y a designar para cámara: que corra con estos asuntos al escribano de 1.• Todas las multas que impongan los tribumara, que no seu de acuerdo, con los derechos nales de justicia, los juzgados ordiparios y de de lo que trabajase.)« Y 7.° Que se recomiende la real hacienda , y tambien la parte de las de al superior zelo de la real audiencia y escite el policia que por los reglamentos y disposiciones de los juzgados inferiores, para que observen que rigen é rigieren en la materia se destinen á con exactitud y puntualidail lo prevenido acerca

penas de cámara. de este punto en las ordenanzas y leyes del 2.• Las cantidades con que las reales audienramo, singularmente en la de 1748 y lo conteni cias rediman las penas de destierro, prisiones, do en las leyes de la vovisima recopilacion de presidio, y otras en que con arrreglo á las leyes Indias, haciendo la conmutacion de penas cor puedan acordar esta conmutacion. porales en pecuniarias, siempre que la natura 3.° El reintegro del papel sellado suplido de leza del delito y demas circunstancias lo per dicho fondo, y los portes de correos en los pleimitan conforme al articulo quinto de dicha tos y causas en que haya bienes para realizarlo. real ordenanza, por lo mucho que interesa que 4.° Y el sobrante de precios de esclavos ceeste fondo no carezca de lo necesario para la

didos a la noxa. decencia, ornato y utensilios de los tribunales Art. 4.° Solo es responsable dicho fondo: y demas gastos que sobre sí lleva; y asimismo 1.o Al pago de los gastos ordinarios de las que en las sentencias que se dieren, imponiendo reales audiencias, para los que se señalará en lo multas , se imponga alguna pena corporal pro sucesivo por las mismas una cantidad alzada á porcionada equivalente, como se acostumbra principios de cada año de acuerdo con el supergeneralmente en todos los tribunales para en

intendente. caso de no pagar por insolvencia , mediante 2.° Al abono de la correspondencia que exijan, haber acreditado la esperiencia, que sin esta

en las audiencias y juzgados generales de bienes precaucion quedan impunes ciertos delitos, y de difuntos, los negocios entre partes que por se hacen ilusorias las condenas, y se defrauda algun motivo legitimo no puedan franquearla, mas facilmente la obligacion de solventar las siempre que para ello preceda disposicion judimultas, en perjuicio de los objetos indicados,

cial la cual se hará constar con la carpeta ó en desdoro de la autoridad que las impone y

sobrescrito por certificacion del escribano falta de administracion de justicia , que reclama

actuario. como máxima elemental, que ningun delito 3.° Al pago del papel sellado de oficio que absolutamente ni bajo titulo alguno quede sin el necesiten los mismos tribunales y las fiscalias castigo, que merezca segun las leyes. -En para su despacho diario, y el que sea preciso lugar del citado se traslada el novisimo para las listas de asuntos fenecidos y pendientes

que deben remitir cada seis meses los juzgados REGLAMENTO DE PENAS DE CAMARA generales de bienes de difuntos al tribunal su

premo de justicia. comunicado a la Habana por hacienda con real

4.• Y á los gastos ocasionados por las ejecuórden de 3 de diciembre de 1844, y cumpli

ciones de justicia que emanen de sentencias mentado por la intendencia en 20 enero de 45.

de los tribunales ordinarios, sin que en ellos se

comprendan dietas ó derechos de ningun funCAPITULO PRIMERO.-Disposiciones generales.

cionario que no sea el ejecutor público. Art. 1.• Cesará toda distincion entre las pe Art. 5.o Cuando en los juicios de residencia nas de cámara y gastos de justicia , y no forma fueren absueltas las personas residenciadas serán rán en lo sucesivo mas que un solo fondo. consideradas y declaradas de oficio las costas

2.° El ramo de penas de cámara y gastos de que se hubieren causado , y únicamente se abojusticia constituye una de las rentas del estado, I narán por el fondo de pepas de cámara los

gastos del papel y algun otro de igual clase, pero ten las penas de presidio en pecuniarias, siempre no de modo alguno las dietas y salarios de los que lo permita la clase del delito. jueces y escribanos. Si por exigirlo la sustanciacion misma de estos juicios tuvieren los pro CAP. II. - Del superintendente delegado de pios jueces y escribanos que salir fuera de la hacienda y de los regentes subdelegados de pepoblacion donde estuvieren radicados, para nas de cámara. evacuar diligencias indispensables , acudirán al supremo tribunal de justicia, en solicitud 11. El superintendente delegado de hacienda de que al proveer su scotencia tenga á bien es el gefe principal de la renta de penas de cá acordarles una ayuda de costa, proporcionada mara y gastos de justicia, como lo es de las á la ocupacion que hubieren tenido, segun se demas rentas del estado en la Isla. Sin embargo previno en el auto acordado de 27 de abril de conviniendo al mejor servicio que sus atribucio1676, concordante con el espíritu de la ley 47, nes las desempeñen los regentes de las dos autit. 15, lib. 5.o de la recopilacion de Indias, y diencias, se entienden subdelegadas en cada si les fuere concedida se satisfará este gasto uno de ellos para los negocios de este ramo en tambien del fondo de penas de cámara , prece su respectivo territorio. diendo para ello la real aprobacion comunicada 12. Los regentes de las audiencias por lo tanto por este ministerio de hacienda, y no en otra for en su territorio y con el carácter de subdelegama. En el caso de que sean declarados culpables dos del ramo de penas de cámara y gastos de los funcionarios residenciados, ellos solos paga- justicia, ejercerán todo el lleno de las facultades rán las costas y nada podrá abonarse de la renta que en tal concepto les dispensan las leyes para de penas de cámara.

hacer efectiva la cobranza de las multas y demas 6.° No será a cargo de la misma renta segun condenaciones que corresponden a dicha renta, la ley 48, tit. 25, lib. 2.° de la recopilacion de dictando al efecto las ejecuciones y apremios Indias, ni su correspondencia ni la que produz

que sean necesarios con arreglo á las leyes. En can los negocios de personas declaradas insol el caso de que sea preciso proceder judicialventes, ni tampoco la de las causas que se sigan mente para la cobranza de las indicadas penas, de oficio.

sc amitirán las apelaciones, que procedan con 7.• Cuando los tribunales impongan alguna arreglo á derecho contra las providencias del pena pecuniaria, cuidarán de no omitir nunca regente subdelegado, para ante las respectivas la designacion de la corporal que los culpables audiencias, siempre que preceda a todo el depódeberán sufrir si no pueden satisfacer aquella, sito en las receptorias de penas de cámara de la con el fin de evitar que por medio de ocultacio multa ó multas sobre que recaiga la apelacion nes maliciosas, ú otros arbitrios eludan el con intentada. Los escribanos de cámara no podrán digno castigo de sus delitos ó faltas cou perjuicio admitir los pedimentos en que se entable la alde la renta de pepas de cámara.

zada hasta que se les presente la carta de pago 8.° El sobrante de esta renta despues de cu- del receptor, tomada la razon é intervenida por brir sus naturales cargas, ingresará en las cajas el contador á quien toque, segun previene la reales en los términos que dispone el art. 27. ley 15, tit. 41, lib. 12 de la novísima recopila

9.• Los tribunales y juzgados con arreglo á cion de España. las leyes no aplicarán multa alguna á limosnas, 13. Los regentes subdelegados nombrarán obras pías ni públicas, ni á otros objetos parti- para todo el territorio de sus repectivas audienculares sino úvicamente á penas de cámara y cias un receptor general espidiéndole el corresgastos de justicia, quedando responsables á su pondiente titulo, y exigiéndole por ahora una restitucion en caso contrario.

fianza hipotecaria ó pecuniaria de cuatro mil 10. De conformidad con lo que está repeti duros que aprobarán prévia audiencia del fiscal damenle mandado en varias disposiciones, se de rcal hacienda y las demas formalidades que recomienda á los jueces que impongan penas se observan respecto de las de los funcionarios pccuniarias en lugar de las de carcel, detencion que manejan caudales del estado. y otras de semejante naturaleza por delitos leves, 14. Tambien clegirán entre los escribanos de así como a los tribunales superiores que conmu cámara de la audiencia de su cargo el que mejor

« AnteriorContinuar »