Historia de la literatura española, Volumen1

Portada
Tip. de la "Revista e arch., bibl. y museos", 1925 - 1106 páginas

Dentro del libro

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 558 - Estos, Fabio, ; ay dolor !, que ves ahora campos de soledad, mustio collado, fueron un tiempo Itálica famosa. Aquí de Cipión la vencedora colonia fue; por tierra derribado yace el temido honor de la espantosa muralla, y lastimosa reliquia es solamente de su invencible gente...
Página 329 - Del monte en la ladera por mi mano plantado tengo un huerto, que con la primavera, de bella flor cubierto, ya muestra en esperanza el fruto cierto.
Página 514 - Puesto ya el pie en el estribo, Con las ansias de la muerte, Gran Señor, ésta te escribo.
Página 237 - Dígoos verdad, señor compadre, que, por su estilo, es éste el mejor libro del mundo: aquí comen los caballeros, y duermen, y mueren en sus camas, y hacen testamento antes de su muerte, con estas cosas de que todos los demás libros deste género carecen.
Página 197 - Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar que es el morir; allí van los señoríos derechos a se acabar y consumir; allí los ríos caudales, allí los otros, medianos y más chicos; allegados son iguales, los que viven por sus manos y los ricos.
Página 601 - No he de callar, por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo. ¿No ha de haber un espíritu valiente? ¿Siempre se ha de sentir lo que se dice? ¿Nunca se ha de decir lo que se siente?
Página 166 - ¡Oh, Valencia, oh Valencia, de mal fuego seas quemada! Primero fuiste de moros que de cristianos ganada. Si la lanza no me miente, a moros serás tornada...
Página 630 - ... y cuando he de escribir una comedia, encierro los preceptos con seis llaves ; saco a Terencio y Plauto de mi estudio, para que no me den voces ; que suele dar gritos la verdad en libros mudos ; y escribo por el arte que inventaron los que el vulgar aplauso pretendieron; porque, como las paga el vulgo, es justo hablarle en necio para darle gusto.
Página 302 - Navagero (al qual, por haber sido tan celebrado en nuestros días, he querido aquí nombralle a vuestra señoría), tratando con él en cosas de ingenio y de letras, y especialmente en las variedades de muchas lenguas, me dixo por qué no probaba en lengua castellana sonetos y otras artes de trovas usadas por los buenos autores de Italia; y no solamente me lo dixo así livianamente, más aún, me rogó que lo hiciese.
Página 166 - REY DON SANCHO — ¡Rey don Sancho, rey don Sancho, no digas que no te aviso, que de dentro de Zamora un alevoso ha salido; llámase Vellido Dolfos, hiJo de Dolfos Vellido, cuatro traiciones ha hecho, y con esta serán cinco. Si gran traidor fué el padre, mayor traidor es el hijo.

Información bibliográfica