Imágenes de páginas
PDF
EPUB

migos y alli fué muerto: antepuso la muerte honrosa á la servidumbre torpe; muestra que dió de su esfuerzo en aquel trance. Sus hermanos Demetrio y Tomas escaparon con la vida, pero para ser mas afrentados con trabajos y desastres que les avinieron adelante. Alteró como era razon esta nueva los ánimos de todos los cristianos: derramaban lágrimas, afligianse fuera de sazon y tarde despues de tan grande y tan irreparable daño. Desde aquel tiempo aquella ciudad ha sido silla y asiento del imperio de los Turcos, conocida asaz y señalada por nuestros males.

Don Carlos principe de Viana fué llevado a Zaragoza y á instancia de los Aragoneses le perdonó su padre, y le puso en libertad á veinte y dos de junio. La suma del concierto fue que el príncipe obedeciese a su padre , y que de las ciudades y castillos que por él se tenian, quitase la guarnicion de soldados. Para cumplir esto dió en rehenes á don Luis de Biamonte conde que era de Lerin y condestable de Navarra , y con él á sus hijos y otros hombres principales de aquel reino. La alegria que hobo por este concierto, duró poco, ca en breve se levantaron nuevos alborotos. La codicia del padre y poco sufrimiento del hijo fueron causa que el reino de Navarra por largo tiempo padeciese trabajos y daños, segun que adelante se apuntará en sus lugares.

CAPITULO XIII.

Como se hizo justicia de don Alvaro de Luna. Ex un mismo tiempo el rey de Castilla se apoderaba del estado y tesoros de don Alvaro de Luna , y él mismo desde la cárcel en que le tenian, trataba de descargarse de los delitos que le achacaban, por tela de juicio, del cual no podia salir bien pues tenia por contrario al rey, y mas irritado contra él por tantas causas. Los jueces señalados para negocio tan grave, sustanciado el proceso y cerrado, pronunciaron contra él sentencia de muerte. Para ejecutalla, desde Portillo do le llevaron en prision le trajeron á Valladolid. Hiciéronle confesar y comulgar: concluido eslo, le sacaron en una mula al lugar en que fué ejecutado, con un pregon que decia : Esta es la justicia que manda hacer nuestro señor el rey á este » cruel tirano por cuanto él con grande orgullo é soberbia, y loca osadía, y injuria de la vreal magestad, la cual tiene lugar de Dios en la tierra, se apoderó de la casa y corte y -palacio del rey nuestro señor, usurpando el lugar que no era suyo, ni le pertenecia: é hizo »é cometió en deservicio de nuestro señor Dios é del dicho señor rey, é menguamiento y aba•jamiento de su persona y dignidad, y del estado y corona real, y en gran daño y deservi»cio de su corona y patrimonio, y perturbacion y mengua de la justicia muchos y diversos » crímenes y excesos , delitos, maleficios, tiranías, cohecho : en pena de lo cual le mandan »degollar porque la justicia de Dios y del rey sea ejecutada , y á lodos sea ejemplo que no se natrevan á hacer ni cometer tales ni semejantes cosas. Quien lal hace, que así lo pague.»

En medio de la plaza de aquella villa tenian levantado un cadabalso, y puesta en él una cruz con dos antorchas á los lados y debajo una alhombra. Como subió en el tablado, hizo reverencia a la cruz, y dados algunos pasos, entregó á un page suyo que alli estaba , el anillo de sellar y el sombrero con estas palabras : «Esto es lo postrero que te puedo dar.” Alzó el mozo el grito con grandes sollozos y llanto, ocasion que hizo saltar á muchos las lágrimas, causadas de los varios pensamientos que con aquel espectáculo se les representaban. Comparaban la felicidad pasada con la presente fortuna y desgracia , cosa que aun á sus enemigos hacia plañir y llorar. Hallóse presenle Barrasa caballerizo del principe don Enrique : llamóle don Alvaro y dijole: «Id y decid al principe de mi parte que en gratificar »á sus criados no siga este ejemglo del rey su padre.» Vió un garfio de hierro clavado en un madero bien alto: preguntó al verdugo para que le habian puesto alli, y á que propósito. Respondió él que para poner alli su cabeza luego que se la cortase. Añadió don Alvaro: «despues de yo muerto, del cuerpo haz á tu voluntad, que al varon fuerte ni la muerte puede ser afrentosa , ni antes de tiempo y sazon al que tantas honras ha alcanzado. Esto dijo , y juntamente desabrochado el vestido, sin muestra de temor abajó la cabeza para que se la coriasen á cinco del mes de julio. Varon verdaderamente grande , y por la misma variedad de la fortuna maravilloso. Por espacio de treinta años poco mas o menos estuvo apoderado de tal manera de la casa real, que ninguna cosa grande ni pequeña se hacia sino

por su voluntad, en tanto grado que ni el rey mudaba vestido ni manjar ni recebia criado si no era por órden de don Alvaro y por su mano. Pero con el ejemplo deste desastre quedarán avisados los cortesanos que quieran mas ser amados de sus príncipes que temidos, porque el miedo del señor es la perdicion del criado , y los hados, cierto Dios apenas permile que los criados soberbios mueran en paz.

[graphic][ocr errors]

Acompañó á don Alvaro por el camino y hasta el lugar en que le justiciaron , Alonso de Espina fraile de San Francisco , aquel que compuso un libro llamado Fortalitium fidei, magnifico titulo, bien que poco elegante: la obra erudita y excelente por el conocimiento que da y muestra de las cosas divinas y de la escritura sagrada. Quedó el cuerpo cortada la cabeza por espacio de tres dias en el cadalso, con una bacía puesta allí junto para recoger limosna con que enterrasen un hombre que poco antes se podia igualar con los reyes : así se truecan las cosas. Enterráronle en San Andrés, enterramiento de los justiciados : de alli le trasladaron á San Francisco, monasterio de la misma villa , y los años adelante en la Iglesia Mayor de Toledo en su capilla de Santiago sus amigos por permision de los reyes le hicieron enterrar. Dicese comunmente que don Alvaro consultó á cierto astrólogo que le dijo su muerte seria en cadalso : entendió él no que habia de ser justiciado, sino que su fin seria en un pueblo suyo que tenia de aquel nombre en el reino de Toledo , 'por lo cual en toda su vida no quiso entrar en él: nos destas cosas (como sin fundamento y vanas) no hacemos caso alguno.

Estaban á la sazon los reales del rey sobre Escalona , pueblo que despues de la muerte de don Alvaro le rindió su muger á partido que los tesoros de su marido se parliesen entre ella y el rey por partes iguales. Todo lo demás fué confiscado; solo don Juan de Luna hijo de don Alvaro se quedó con la villa de Santistevan que su padre le diera , cuya hija casó con don Diego hijo de Juan Pacheco, y por medio de este casamiento se juntó el condado de Santistevan que ella heredó de su padre, con el marquesado de Villena. Tuvo don Alvaro otra hija legitima por nombre doña María , que casó con lõigo Lopez de Mendoza duque del

Infantado. Fuera de matrimonio á Pedro de Luna señor de Fuentidueña, y otra hija que sue muger de Juan de Luna su pariente, gobernador que era de Soria. Esto baste de la caida y muerle de don Alvaro.

[graphic][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][subsumed][subsumed][merged small]

En Granada el moro Ismael (que los años pasados fué de nuevo enviado por el rey á su Tierra) ayudado de sus parciales que tenia entre los Moros, y con el favor que los cristianos le dieron , despojó del reino á su primo Mabomad el Cojo. No se señala el tiempo en que esto sucedió, del caso no se duda. Las desgracias que el año pasado sucedieron a los TOMO II.

61

480

HISTORIA DE ESPAÑA. por su voluntad, en tanto grado que ni el rey mudaha vestido ni manjar ni si no era por órden de don Alvaro y por su mano. Pero con el ejemplo des: darán avisados los cortesanos que quieran mas ser amados de sus princi porque el miedo del señor es la perdicion del criado, y los hados, cie mile que los criados soberbios mueran en paz.

wle Luna su pariente, gobernador que era de Soria. Existema como
Casera de matrimonio a Pedro de Lona señor de furrilid nisl qalan

LIBRO VIGÉSIHOSEGUNDO.

[graphic]

baciones de cada un w parar hasta el cabo de Bue

parte y de la otra en forma de pirásocial por espacio de treinta y cinco grados.

llegó aquella nacion á ganar adelante grandes riprimero que acometió esto, fué el infante don Enrique tio onocimiento que tenia de las estrellas, y por arder en deseo de

cristiana : celo por el cual merece inmortales alabanzas. El rey de wend que aquellas riberas de Africa eran de su conquista, y que no debia per

Portugueses pasasen adelante en aquella demanda : envió por su embajador Acor

; Espin? nific vr

my Awwa. Respondió el rey de Portugal mansamente que entendia no hacerse cosa alguna minte por juicio, no tomaria las armas.

ido el Rey de Castilla a Medina del Campo y á Valladolid para ver si con la mupo por ser larga le trabajaba. Por el mismo tiempo Juan de Guzman volvió con aquella dana del aire mejoraba de la indisposicion de cuartanas que padecia, que aunque lenta, respuesla de Portugal, y la reina de Aragon con intento de hacer las paces entre los principes de España llegó á Valladolid. No fué su venida en valde, porque con el cuidado que hallaban cansadas y gastadas con guerras tan largas, se efectuó lo que deseaba, sin embarpuso en aquel negocio y su buena mana, demás que casi todas las provincias de España se fro de la nueva ocasion de ofension y desabrimiento que se ofrecia á causa

del repudio que el principe don Enrique dio á doña Blanca su muger,

que envió a su padre con achaque que por algun hechizo no podia tener parte con ella. Este era el color : la verdad y la culpa era de su marido, que aficionado á tratos ilícilos y malos (vicio que su padre muchas veces procuró quitalle) no tenia apetito, ni aun fuerza para lo que le era licito, especial con doncellas: así se tuvo por cosa averiguada, por muchas congeturas y señales que para ello se representaban. El que pronunció la sentencia del divorcio la primera vez, fué Luis de Acuña administrador de la iglesia de Segovia por el cardenal don Juan de Cervantes: confirmó despues esta sentencia el arzobispo de Toledo por particular comision del pontifice Nicolao, que

Habiase

nvió su breve sobre el caso, con grande maravilla del mundo que sin embargo del repu

doña Blanca el principe don Enrique se tornase á casar, que parece era contra razon
ho.
e de noviembre nació al rey de Castilla en Tordesillas un bijo que se llamó don
ual si bien murió de poca edad, fué á los naturales ocasion de una grave y lar-
no se verá adelante. A instancia pues de la reina de Aragon se trató de ba-
tre Castilla y Aragon: lo mismo procuraba se biciese en Navarra entre los
hijo. Para resolver las condiciones que se debian capitular, concertaron
año siguiente. Estaba todo esto para concluirse cuando la dolencia del
ravó de tal suerte que recebidos todos los sacramentos finó en Valla-
ño de 1454. Mandose enterrar en el monasterio de la Cartuja de

adre, y que él le dió á los frailes Cartujos : alli se hizo adelante

Luna su pariente, gobernador que era de Soria. Esto laste de la caida era de matrimonio a Pedro de Luna señor de Fuentidueña, y otra hija que fue

LIBRO VIGESINOSECUNDO,

[graphic]
[ocr errors]
[ocr errors][merged small]
[ocr errors][ocr errors]

su entierro; por entonces le depositaron en san Pablo de Valladolid. Fué el enterramiento may solemne, y en las ciudades y pueblos se le bicieron las honras y exéquias como era justo. Hasta en la misma ciudad de Nápoles el mes luego siguiente se hizo el oficio funeral y honras, en que entre los demas enlutados el embajador de Venecia pareció vestido de grana y carmesí : espectáculo, que por ser lan estraordinario fué ocasion que las lágrimas se mudaron en risa. Sucedió otra cosa nolable, que con las muchas bachas y luminarias se quemó gran parte del túmulo que para la solemnidad tenian de madera en medio del templo levanlado.

Mandó el rey en su testamenlo que al infante don Alonso su bijo que poco antes le nació, se diese en administracion el maestrazgo de Santiago: nombróle otrosi por condestable de Castilla : dignidades la una y la otra que vacaron por muerle de don Alvaro de Luna. Señaló por sus tutores al obispo de Cuenca y al prior de Guadalupe, y á Juan de Padilla su camarero mayor. Si no fuera por su poca edad, y por miedo de mayores a!borolos , le nombrára por sucesor en el reino, por lo menos iraló de hacello: tan grande era el desabrimiento que con el principe tenia cobrado. A la insanla doña Isabel mandó la villa de Cuellar

[ocr errors][ocr errors]
« AnteriorContinuar »