El Padre Juan de Mariana y las escuelas liberales: estudio comparativo

Portada
Biblioteca de la Ciencia Cristiana, 1889 - 664 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 334 - Destas representaciones y comedias se sigue gravísimo daño, y es que la gente se da al ocio, deleyte y regalo, y se divierte de la milicia, y con los bailes deshonestos que cada dia inventan estos faranduleros, y con las fiestas, banquetes y comidas se hace la gente de España muelle y afeminada...
Página 568 - Y lo más grave, que por aquellas pesquisas secretas les quitaban la libertad de oír y hablar entre sí, por tener en las ciudades, pueblos y aldeas personas a propósito para dar aviso de lo que pasaba, cosa que algunos tenían en figura de una servidumbre gravísima ya par de muerte.
Página 578 - España fue el establecimiento que por este tiempo se hizo en Castilla de un nuevo y santo tribunal de jueces severos y graves á propósito de inquirir y castigar la herética pravedad y apoetasía, diversos de los obispos á cuyo cargo y autoridad incumbía antiguamente este oficio.
Página 179 - ... todos, porque siempre viven a mala sospecha de la perder. Et porque ellos pudiesen complir su entendimiento mas desembargadamente dixieron los sabios antiguos que usaron ellos de su poder siempre contra los del pueblo en tres maneras de...
Página 63 - JUSTUM et tenacem propositi virum Non civium ardor prava jubentium, Non vultus instantis tyranni Mente quatit solida, neque Auster, Dux inquieti turbidus Adriae, 5 Nee fulminantis magna manus Jovis : Si fractus illabatur orbis, * Impavidum ferient ruinae.
Página 485 - Que con algunos de nuestros coronistas ni en la traza ni en el lenguaje no deseo que me compare nadie ; bien que de sus trabajos nos hemos aprovechado, y aun por seguillos habremos alguna vez tropezado, yerro digno de perdón por hollar en las pisadas de los que nos iban delante.
Página 507 - ... olvidado hasta nuestra lengua? Yo ruego á los lectores que se tomen la pena de pasar los ojos por las colecciones de periódicos, sesiones de Cortes, y de Otros documentos que nos han quedado de las dos épocas de 1812 y 1820; que recuerden también lo que acabamos de presenciar; que revuelvan enseguida los monumentos de las épocas anteriores, nuestros códigos, nuestros libros.
Página 569 - Que con ser secreto el juicio se evitan muchas calumnias, cautelas y fraudes. además de no ser castigados sino los que confiesan su delito ó manifiestamente están dél convencidos. Que á las veces las costumbres antiguas de la Iglesia se mudan conforme á lo que los tiempos demandan; que pues la libertad es mayor en el pecar, es justo sea mayor la severidad del castigo. El suceso mostró ser esto verdad, y el provecho, que fue más aventajado de lo que se pudiera esperar.
Página 388 - Para apoderaros de los bienes del clero secular y regular, habéis violado la santidad de contratos por lo menos tan legítimos como los vuestros; habéis destruido una propiedad que las leyes declaraban poco menos que sagrada, inalienable e imprescriptible ... Y luego extrañáis que la clase proletaria diga: si la propiedad es el complemento de la personalidad humana, yo, que siento en mí una personalidad tan alta como la de las clases medias, necesito la propiedad para completarla.
Página 568 - Entre otros, fué deste parecer Hernando de Pulgar, persona de agudo y elegante ingenio, cuya historia anda impresa de las cosas y vida del rey D.

Información bibliográfica