Imágenes de páginas
PDF
EPUB

.

berán tambien prestar igual juramento ante la y con asistencia de todos los subalternos de la audiencia, en cuyo territorio hayan de servir, audiencia, yendo á buscar fuera de la sala y antes de entrar en ejercicio. (1)

acompañar para el acto al agraciado otro mi65. Para ello todos se presentarán de ante- nistro de los que ya estén en ejercicio, con lo mano al que presida la audiencia, y le entrega

cual el nuevo tomará el asiento que le corresponrán sus títulos, de los cuales el secretario de la da, y se empezará ó continuará el despacho. (2) misma dará cuenta en tribunal pleno, á puerta

69. El secretario de la audiencia recogerá los cerrada; debiendo asistir necesariamente los títulos, y sacadas de ellos las copias necesarias, fiscales siempre que se tratare de título de ma los devolverá a los interesados: certificando á gistrado ó juez, y exponer de palabra si está ó

continuacion de aquellos haberse prestado el nó arreglado a la ley el documento.

juramento y tomado la posesion. 66. Hallado conforme, la audiencia señalará 70. Por ninguno de estos actos se exigirá dedia y hora para que el nombrado se presente a recho alguno, ni aun con el nombre de propina. jurar y tomar posesion, lo cual se hará en pú

Fórmula del juramento que deben prestar los blico, prévia lectura del titulo por el secretario del tribunal , dandose el auto de su cumplimien- gobernadores, corregidores y alcaldes mayoto con la ceremonia acostumbrada , y entrando

res, con la dictada novisimamente para los de

las islas Filipinas: ley 7, lit. 2 lib. 5 de los GOá jurar el agraciado, puesto de pie y hecha la señal de cruz , por la formula que leerá en alta

BERNADORES (tom. 3 , pag. 359).

La del de alcaides de FORTALEZAS : ley 3 tiFoz dicho secretario. 67. Si fuere el regente quien haya de jurar,

tulo 8, lib. 3. pasarán á sa posada dos ministros en trage de

La del de oficiales reales : ley 9, tit. 4, lib. 8 ceremonia , y con la correspondiente anticipa- (tom. 3, pág. 439). cion, á la hora que la audiencia hubiere señalado, y le acompañarán hasta el lugar de la pre

JURISDICCION REAL. Titulo primero sidencia en la sala de tribunal pleno.

del libro tercero. A la puerta del edificio del tribunal esperarán para ir delante dos porteros y cuatro alguaciles, y los demas subalternos se hallarán á la entrada de dicha sala.

LEY PRIMERA. Al acercarse aquel , lo anunciará en alta voz el secretario del tribunal, se abrirá la puerta, y

De 1519 á 1680.- Que las Indias Occidentales se levantarán para recibir al nuevo regente los

estén siempre unidas á la corona de Castilla, ministros y los fiscales, entrando en pos todos

y no se puedan enagenar. los subalternos de la audiencia; y de pie unos y Por donacion de la santa sede apostólica y otros, se leerá el titylo y se mandará cumplir; otros justos y lejitimos títulos, somos Señor de y el regente desde su lugar, y tambien en pie, las Indias Occidentales, Islas y Tierra-firme del

у pero sentados ya los demas magistrados, pres- mar occéano, descubiertas y por descubrir , y tará el juramento con arreglo al artículo ante- están incorporadas en nuestra real corona de rior; y hecho tomará asiento y tocará la campa- Castilla. Y porque es nuestra voluntad, y lo henilla, para que se despeje , ó se proceda a des- mos prometido y jurado, que siempre permapachar lo que haya.

nezcan unidas para su mayor perpetuidad y fir68. Los ministros y los fiscales prestarán tam- meza, prohibimos la enagenacion de ellas. Y bien su juramento, conforme a dicho articulo, I mandamos, que en ningun tiempo puedan ser se

[ocr errors]

DEL DOMINIO Y JURISDICCION RBAL DE LAS INDIAS.

(1) La formula prevenida en real orden de 26 de febrero de 1836 para el juramento de jueces y magistrados, era: » Juro á Dios ser fiel á la Reina doña Isabel II. (y d la Reina Regente), observar las, leyes del reino, y administrar justicia con arreglo á ellas. » — Para los demas cargos, en lugar de la última cláusula se usaria la de , y cumplir bien y fielmente las obligaciones de mi cargo.

(2) En las audiencias de ultramar los juramentos de sus ministros se han prestado delante del real sello, que se conduce a! efecto por el chanciller à la sala de acuerdo con la debida solemnidad.

[ocr errors]

zon,

paradas de nuestra real corona de Castilla, des. siástica y secular huya toda paz y conformi

9 unidas ni divididas en todo ó en parte, ni sus dad, y se guarden las leyes de estos reinos de ciudades, villas ni poblaciones, por ningun caso Castilla. ni en favor de ninguna persona. Y consideran- Deseamos, que entre la jurisdiccion real y ecleda la fidelidad de nuestros vasallos, y los traba- siástica haya en las Iodias paz y conformidad, jos que los descubridores y pobladores pasaron porque de la discordia se siguen graves inconen su descubrimiento y poblacion, para que venientes. Y encargamos y mandamos á los vilengan mayor certeza y confianza de que siem

reyes, presidentes y oidores de nuestras reales pre estarán y permanecerán unidas á nuestra real audiencias, que guardando las leyes de estos corona, prometemos y damos nuestra fé y pa- reinos de Castilla, y la 54 , tit. 7, lib. 1 de esta

у labra real por nos y los reyes nuestros suceso- recopilacion, den todo favor y ayuda á los arsores, de que para siempre jamas no serán ena- zobispos y obispos y á los otros prelados, para genadas pi apartadas en todo o en parte, ni sus lo que conviniere hacer en sus ministerios, y ciudades ni poblaciones por ninguna causa ó ra. procuren tener toda conformidad, escusando

ó en favor de ninguna persona; y si nos ó las diferencias que indebidamente suelen acon nuestros sucesores hiciéremos alguna donacion lecer entre ambas jurisdicciones. -V. LL. 145 ó enagenacion contra lo susodicho, sea nula , y

y 150, tit. 15 y 29, tit. 18, lib. 2. por tal la declaramos.

LEY V.
LEY II,
De 1573, 83, y 95. - Que los alcaldes ordina-

De 1619. —Que los prelados no se entrometan rios de las ciudades donde residiere audien

en lo tocante à la jurisdiccion real, y en cacia, no impartan el auxilio.

sos notables avisen al Rey. Mandamos á los vireyes , presidentes y oido- Rogamos y encargamos á los arzobispos y res de nuestras audiencias, que ordenen a los obispos, que no se entrometan ni embaracen en alcaldes ordinarios de las ciudades donde resi- cosa alguna tocante à la jurisdiccion rcal, y cuandieren las audiencias, que no cumplan ni ejecu-do se ofrezca algun caso notable que sea de nuesten auxilio invocado por cualesquier jueces ecle- tro servicio, nos den cuenta de él en el consejo siásticos contra indios ni otros, y los jueces de de Indias, para que se provea del remedio que los demas lugares vean si los autos están justifi- | pareciere conveniente. cados por informaciones, y estándolo, los cumplan y ejecuten , y no de otra forma. (1)

Que no se puedun dar ni vender cupillas en las LEY III.

iglesias catedrales sin licencia del Rey, como

patron , ni se pongan otras armas que las reaDe 1562. - Que los prelados y jueces eclesiásti

les , ley 42, tit. 6 , lib. 1. cos den a los jueces seculares ayuda y favor Que se guurden las leyes de estos reinos de Casnecesario.

tilla que prohiben á los JUECES ECLESIASTIRogamos y encargamos a los arzobispos y cos usurpur la jurisdiccion real, ley 1 y 12, obispos, y á los demas jueces eclesiásticos de

lib. 1. las Indias, que den la ayuda y favor necesario en todos los tiempos y ocasiones que convenga, á las audiencias y ministros reales , para que los JUSTICIA (administracion de), - Reglaoidores, alcaldes y otros nuestros jueces admi- mento provisional paru la administracion de nistren y ejecuten libremente justicia, y no les justicia en lo respectivo à la real jurisdiccion у

a impidan el uso de sus oficios,

ordinaria, que con acuerdo del consejo de miLEY IV.

nistros, y mientras se establecian con el de las

cortes del reino las medidas legislativas mas De 1555 y 1680.- Que entre la jurisdiccion ecle- convenientes, se mandó observar y circular por

[ocr errors]

tit. 10,

.

(1) Esta ley se recuerda y manda complir en las causas ordinarias del fuero eclesiástico por real cédula circular de 12 de diciembre de 1807, 5 que solo no es adaptable en causas de fé.

[ocr errors]

real decreto y órden de 26 de setiembre de 1835. guno de ellos podrán ponerle ó retenerle en pri.

sion ni arresto los tribunales o jueces, sino por CAPITULO PRIMERO.

algun motivo racional bastante en que no haya

arbitrariedad. Disposiciones comunes respecto á todos los que

6.° A toda persona arrestada é presa , que no ejercen jurisdiccion ordinaria.

lo esté por razon de pena correccional aplicada Art. 1.° La pronta y cabal administracion de ó de juicio ya pronunciado, se le deberá recibir justicia es el particular instituto y la primera declaracion sin falta alguna dentro de las veinte obligacion de los magistrados y jueces estable- y cuatro horas de hallarse en la prision ó arresto, cidos por el gobierno para ello; los cuales por como ordena la ley recopilada; y si fuere imtanto no podrán tener ningun otro empleo, co- posible hacerlo por otras urgencias preferentes mision ni cargo público que les impida o dificul del servicio público, se espresará el motivo en te desempeñar bien las funciones judiciales. el proceso, y cuidará el juez de que dentro de 2.o Deberán bajo la mas estrecha responsa

dicho término se informe al preso ó arrestado bilidad, cada uno en cuanto le pertenezca , ad- de la causa por qué lo está y del nombre del ministrar y hacer que se administre gratuita- acusador, si le hubiere, recibiéndose la declamente cumplida justicia a los que segun las leyes racion tan proulo como ser pueda. esten en la clase de pobres, lo mismo que a los

7.o A ninguna persona tratada como reo se la que paguen derechos: cuidando tambien de que podrá mortificar con hierros, ataduras vi otras en sus pleitos y causas los defiendan y ayuden vejaciones que no sean necesarias para su segude balde, como deben, los abogados y curiales. ridad ; ni tampoco tenerla en incomunicacion,

3.° Aun cuando no esté en la clase de pobre, como no sea con especial orden del juez respecá todo español que denuncie ó acuse criminal- tivo, el cual no lo podrá mandar sino cuando lo mente algun atentado que se haya cometido con- exija la naturaleza de las averiguaciones sumatra su persona, honra ó propiedad, se le deberá rias, y por solo aquel tiempo que sea realmente administrar eficazmente toda la justicia que el

necesario. caso requiera, sin exigirsele para ello derechos 8.° En toda causa criminal, asi los procesaalgunos ni por los jueces inferiores, ni por los dos como los testigos, serán precisamente jucuriales, siempre que fuerc persona conocida y ramentados y examinados por el juez de la suficientemente abonada, o que diere fianza de causa, y ante el escribano de ella; y si residieestar a las resultas del juicio. Pero todos los de. rep en otro pueblo, lo serán por persona a quien rechos que se devenguen, serán pagados des- el juez comisione para este fin, y tambien ante

y pucs del juicio por medio de la condenacion de escribano. costas que se imponga al reo ó al acusador ó A unos y otros no se les deberán hacer nunca denunciador, el cual debe sufrirla siempre que por los jueces sino preguntas directas, y de nioaparezca haberse quejado sin fundamento. gun modo capciosas ni sugestivas: y estos serán

4.• En la sustanciacion de los negocios civiles estrechamente responsables, si para hacerlos y criminales deberán tambien todos los jueces, declarar á su gusto, emplearen alguna coaccion bajo su responsabilidad, observar y hacer que

fisica ó moral , ó alguna promesa, dádiva,

ense observen con toda exactitud los sencillos trá. gaño ó impropio artificio. mites y demas disposiciones que las leyes reco

9.° En la confesion, para hacer cargos al trapilacias prescriben para cada instancia, segun tado como reo, se le deberán leer integramente la clase del juicio ó del recurso, sin dar lugar las declaraciones y documentos en que se funà que por su inobservancia se prolonguen y den, con los nombres de los testigos; y si por compliquen los procedimientos ó se causen in- ellos no los conociere, deben dársele cuantas debidos gastos á las partes; sobre lo cual en ade. señas quepan y basten , para que pueda venir en

1 lante no podrá servir de escusa á los jueces conocimiento de quienes son. ninguna práctica contraria á ley.

No se podrán hacer otros cargos que los que 5.• Por ahora y hasta que alguna ley establez- efectivamente resulten del sumario, y tales cuaca oportunamente todas las garantías que debe les resulten; ni otras reconvenciones que las tener la libertad civil de los españoles, á nin- que racionalmente se deduzcan de lo que reg

[ocr errors]
[ocr errors]

ponda el confesante; debiendo siempre el juez na una visita , asi de la cárcel ó cárceles públiabstenerse de agravar unas y otras con califica- cas del respectivo pueblo, cuando hubiere en ciones arbitrarias.

ella alguo preso ó arrestado perteneciente a la 10. Desde la confesion en adelante será pú- real jurisdiccion ordinaria, como de cualquier blico el proceso, y ninguna pieza , documento otro sitio en que los haya de esta clase; y en ni actuacion en él se podrá nunca reservar á las dicha visita , en la cual se pondrán de manifiespartes. Todas las providencias y demas actos to todos los presos sin escepcion alguna , exaen el plenario, inclusa principalmente la cele- minarán el estado de las causas de los que lo es. bracion del juicio, serán siempre en audiencia tuvieren á su disposicion; los oirán, si algo pública, escepto aquellas causas en que la de- tuvieren qne esponer; reconocerán por sí miscencia exija que se vean á pucrta cerrada; pero mos las habitaciones de los encarcelados, y se en unas y otras podrán siempre asistir los inte informarán puntualmente del alimento, asistenresados y sus defensores, si quisieren.

cia y trato que se les da, y de si se les incomoda 11. En cualquier estado de la causa en que con mas prisiones que las necesarias para su resulte ser inocente el arrestado ó preso, se le seguridad, ó se les tiene en incomunicacion, no pondrá inmediatamente en libertad sin costas estando así prevenido; y pondrán en libertad á algunas; debiendo serle concedida tambien, pe- los que no deban continuar presos, tomando ro con costas y bajo fianza ó caucion suficiente, todas las disposiciones oportunas para el remeen cualquier estado en que, aunque no resulte dio de cualquier retraso, entorpecimiento ú su inocencia, aparezca que no es reo de pena abuso que advirtieren, y avisando a la autoricorporal. Solo cuando lo fuere por algun otro dad competente, si notaren males que ellos no delito, se suspenderá la soltura en estos casos. puedan remediar.

Deberán considerarse como per.as corporales, Si entre los presos hallaren alguno corresademas de la capital, la de azotes, vergüenza, pondiente á otra jurisdiccion, se limitarán á bombas, galeras, minas, arsenales, presidio, examinar como se le trata , a reprimir las faltas obras públicas, destierro del reino, y prision de los carceleros, y á comunicar a los jueces ó reclusion por mas de seis meses.

respectivos lo demas que adviertan y en que to12. A ningun procesado se le podrá nunca que á estos entender. rehusar, impcdir ni coartar ninguno de sus le- Para hacer estas visitas los tribunales colegitimos medios de defensa ; ni imponerle pena giados, bastará que asistan dos de sus ministros alguna sin que antes sea oido y juzgado con arreglo á derecho por el juez ó tribunal que la ley 16. Sin embargo, en las capitales donde hutenga establecido.

biere real audiencia , será esta la que haga dicha 13. Los fiscales y los promotores fiscales po- visita semanal, á la cual deberán asistir los juedrán ser apremiados á instancia de las partes ces de primera instancia, y los alcaldes y teniencomo cualquiera de ellas; y las respuestas ó es- tes de alcalde del pueblo con las causas de sus posiciones de los mismos, así en las causas cri- respectivos reos, si los tuvieren, para informar minales, como en las civiles, no se reservarán sobre lo que se ofrezca. en ningun caso para que los interesados dejen Si en la capital se debieren visitar dos ó mas de verlas.

cárceles, podrán nombrarse para cada una de Cuando estos funcionarios hablen en estrados cllas dos ministros y un fiscal, å fin de que tocomo actores ó coadyuvantes de la accion, lo das sean visitadas simultáneamente y con menos harán antes que los defensores de los reos ó de trabajo. las personas demandadas.

Donde sin haber audiencia existieren jueces 14. Fenecida cualquiera causa civil ó crimi- letrados de primera instancia, serán ellos los nal, si alguien pidiere que a su costa se le dé que hagan la visita , concurriendo tambien los testimonio de ella, ó del memorial ajustado para alcaldes y los tenientes de alcalde para inforimprimirlo, ó para otro uso, estará obligado á marles si tuvieren á su disposicion algun preso. mandarlo así el juez ó tribunal respectivo. 17. Las audiencias donde residan, y en los

15. Todos los tribunales y jueces ordinarios demas pueblos los jueces de primera instancia, harán públicamente en el sábado de cada sema: y en su defecto los alcaldes, harán ademas pu

y un fiscal.

blicamenle ma visita general de las respectivas medio de la conciliacion y quc esta no ha tenido cárceles públicas y de cualquier otro sitio don- | efecto, no podrá entablarse en juicio pinguna de haya presos del fuero ordinario en los tres demanda civil ni ejecutiva sobre negocio susdias sešalados por las leyes, y en el que, no sien- ceptible de ser completamente terminado por do feriado, preceda mas inmediatamente al de avenencia de las partes; ni tampoco querella alla Natividad de nuestra Señora; ejecutándose en guna sobre meras injurias, de aquellas en que esta visita lo mismo que queda prescrito respec

sio detrimento de la justicia se repara la ofensa to á la semanal.

con sola la condonacion del ofendido. Pero á las visitas generales que hagan las au- Esceptúanse de la necesidad de que se intente diencias concurrirán el regente y todos los mi

antes la conciliacion: ristros y fiscales; y así a las primeras como á

Primero. Las causas que interesen á la real las que de igual clase hagan por si los jueces in- hacienda, á los pósitos ó á los propios de los feriores, deberán asistir sin voto dos regidores pueblos, á los demas fondos y establecimientos del pueblo, á cuyo fin el regente o el juez res- públicos, á herencias vacantes ó á menores de pectivo cuidará de avisar anticiparlamente al edad, o á los que se hallen privados de la admiayuntamiento para que los nombre. Estos regi- nistracion de sus bienes. dores tendrán lugar y asiento con el juez y con

Segundo. Los negocios de que se debe conoel tribunal, despues del primero cuando con- cer en juicio verbal; los interdictos posesorios; curran con él solo, y despues de los fiscales los juicios de concurso; las denuncias de nueva cuaudo lo hagan con la audiencia.

obra; los recursos para intentar algun retracto 18. Siempre que algun preso o arrestado pidieo tanteo, ó la retencion de alguna gracia, ó para re ser oido, el juez ó un ministro de la sala que pedir la formacion de inventario ó particion de conozca de la causa, pasará á oirle cuanto tenga | bienes, ó para otros casos urgentes de semejanque esponer, dando cl último cuenta al tribunal. te naturaleza. Pero si hubiere de proponerse

19. Los jueces y tribunales, así como deben despues demanda formal que haya de causar juicuidar de que los abogados les guarden el de

cio contencioso por escrito, deberá preceder bido respeto, y se arreglen á las leyes en el ejer: precisamente el acto de conciliacion. cicio de su profesion, estan obligados a tratarlos 22. En cada pueblo el alcalde y los tenientes con el decoro correspondiente; y á no ser que

de alcalde ejercerán el oficio de jueces de paz hablaren fuera de orden , ó se escedieren en al- ó conciliadores: y ante cualquiera de ellos deguna otra manera, no los interrumpiran ni des- berá presentarse todo el que tuviere que demanconcertarán cuando informen en estrados, ni dar á otro por negocio civil, ó por injurias que les coartarán directa ni indirectamente el libre ro se comprendan en las escepciones del artícudesempeño de su encargo.

lo precedente. 20. Los tribunales se abstendrán tambien de 23. El juez de paz, con dos hombres buenos molestar ó desautorizar a los jueces inferiores nombrados uno por cada parte, pero sin nececon apercibimientos, reprensiones ú otras con

sidad de que asista escribano, las oirá á ambas depas por leves y escusables faltas , ó por erro- personalmente, o representadas por apoderados res de opinion en casos dudosos : y sin perjuicio

con poder bastante; se enterará de las razones de censurarlos y corregirlos cuando efectiva- que aleguen , y oido el dictámen de los dos asomente lo merezcan, no dejarán nunca de tratar

ciados, dará dentro de cuatro dias, á lo mas, la los con aquel decoro y consideracion que se de providencia de conciliacion que le parezca mas be a su ministerio.

propia para terminar el juicio , la cual, con es

presion de si las partes se conforman ó CAPITULO SEGUNDO.

asentará en un libro que debe llevar dicho juez De los jueces y juicios de paz ó actos de conci- con el titulo de juicios de paz, firmando él, los liacion , y de los alcaldes de los pueblos como

hombres buenos y los interesados, si supiejueces ordinarios.

ren , y se darán á estos las certificaciones que

pidan. SECCION 1.1 – Jueces y juicios de paz.

24. La providencia del juez de paz termina21. Sin hacer constar que se ha intentado el { rá efectivamente el litigio si las parles se aquie

14

[ocr errors]

no,

se

y

TOM, IV.

« AnteriorContinuar »