Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

terár: siempre a la primera autoridad ordinaria ralidad de votos otro ú otros letrados, segun lo del pueblo ó del partido respectivo. Durante el

que se necesite. procedimiento, no podrá el acusado o proce- 77. Cuando en cualquiera caso asistieren á la sado estar en el pueblo donde se practiquen sala mas ministros de los absolutamente necesaactuaciones de su causa , ni en seis leglas en rios, no habrá nunca resolucion sino en lo que contorno.

con entera conforinidad vote la absoluta mayoQuinta : Que en esta clase de causas siempre ría de los que concurran. debe haber lugar á súplica de la sentencia de 78. Los fiscales podrán votar como jucces en vista ; pero la de revista causará siempre ejecu- los pegocios en que no sean parte, cuando para loria , sea ó no conforme a la primera.

determinarlos no hubiere suficiente número de 74. Para el despacho de sustanciacion, asi ministros. en lo civil como en lo criminal, no siendo de- 79. El ministro impedido de ser jucz en algunegacion de soltura , determinacion de formal na causa, lo manisestará oportunamente al que articulo, admision o denegacion de súplica , de presidiere la sala para que le sustituya el mas prueba ó de recurso superior, ó alguna otra moderno de la siguiente en orden, á la cual paprovidencia que pueda causar perjuicio irrepa- sará el impedido. rable , dos ministros serán suficientes para for- 80. Empezado el despacho, ó la vista ó revismar sala, y sus votos harán resolucion en todo ta de un negocio, no se le dejará pendiente si aquello en que estuvieron conformes de toda para su conclusion bas tare alguna hora mas de conformidad.

las de ordinaria asistencia : y si el negocio fueMas para cualquiera de las providencias aqui re criminal, particularmente si hubierc rcos esceptuadas, y para todos los demas actos en presos , sc prolongará esta todo el tiempo posique no sean de mera sustanciacion, no podrá ble al prudente juicio del que presida. haber sala con menos de tres ministros, ni tam- Una vez dada cuenta del negocio, ó acabada poco sentencia ni resolucion sino en lo que la vista o la revista, no se disolverá la sala hasta reuna sus tres votos absolutamente confor- dar providencia; pero si algun ministro anles

de comenzarse la votacion espusicre que nece75. Sin embargo, serán pecesarios cinco mi- sita ver los autos, ó examinar el memorial ajus. nistros á lo menos para ver y fallar en segunda tado, podrá suspenderse, y deberá darse la ó tercera instancia alguna causa criminal en sentencia dentro de los mismos términos resque pueda recaer pena corporal; pero bastarán pectivamente señalados para ello á los jueces para formar sentencia tres votos absolutamente de primera instancia, segun que el negocio fucconformes.

re civil ó criminal, interlocutoria ó definitiva Igual número de ministros se necesitará lam- la providencia. bien para ver y fallar en priniera instancia cual- En las causas en que los jueces declaren conquiera de las causas de que trata el art. 73; y forme á la ley del reino ser necesaria informapara verla y fallarla en revista , deberán con- cion en derecho, deberá darse la sentencia dencurrir siete ministros donde los haya, y donde tro de sesenta dias improrogables, contados

y nó, todo el tribunal pleno compuesto de cinco desde el de la vista, preséntanse o no las infor

ó magistrados á lo menos : siendo siempre indis- maciones de las partes. pensable para constituir sentencia la entera con- 81. Si empezado á ver un negocio, o visto formidad de la mayoría absoluta de todos los ya y no volado, enfermare, o de otro modo se

y ó concurrentes,

inhabilitare alguno de los ministros concurren76. En aquellas audiencias, donde por su cor- tcs, en términos de no poder continuar ó dar la dotacion no puedan reunirse con inclusion su voto en voz ni por escrito, no por eso se del regente los cinco magistrados necesarios suspenderá la vista ó la determinacion, si los para ver y fallar las causas de que trata el pre- demas jueces fueren en suficiente número. Si cedente articulo, se completará este número to lo fueren, ni hubiere probabilidad de que el con el juez o jueces letrados de primera instan-inipedimento cese dentro de pocos dias, se cia que haya en la capital, si no tuvieren impe- cederá á nuevo señalamiento y vista en el caso dimento , y á falta de ellos elegirá la sala á plu- ) de no haberse acabado la primera; ó si se hu

mes.

[ocr errors]
[ocr errors]

biere acabado, verá la causa otro ministro de , gados de primera instancia de su territorio. la misma sala , caso de haberle vacante , y á fal. 86. Cuando les ocurrierc alguna duda de ley ta de él el mas moderno de la siguiente en ór- o alguna otra cosa que esponer relativa á la leden, y vista, la determinará con los demas que gislacion, acordarán sobre ello en tribunal pleantes la vieron.

no despues de oir á su fiscal ó fiscales, y con 82. La votacion, una vez comenzada , no po- insercion del dictámen de estos consultarán á drá cunca interrumpirse sino por algun impedi S. M. por medio de dicho supremo tribunal de mento insuperable. En ella se arreglarán los España é Indias. En las consultas se insertarán ministros á lo dispuesto por las leyes: y ningu- tambien los votos particulares si los hubiere, no podrá negarse á firmar cuando le corres- pero sin refutarlos. ponda , lo que resultare acordado por la mayo- 87. Todas las audiencias cuidarán de que caria, aunque él haya sido de opinion contraria. da año, por medio de un ministro que al crecio Pero si en este caso quisiere salvar su volo, elijan , se haga visita de los subalternos del tripodrá hacerlo con tal que dentro de las 24 ho- bunal para ver si cumplen bien con las obligaras de haberle dado, lo cscriba de su letra, sinciones de sus oficios. fundarlo y firmándolo en el libro reservado que 88. Mientras que se arreglan y uniforman en cada sala debe lener para este fin bajo llave de cuanto sea posible las ordenanzas de las audiensu presidente.

cias, y se rectifican los aranceles de derechos, 83. Si no resultare absoluta conformidad de se gobernarán estas por el presente reglamento, votos necesarios para hacer sentencia , se remi- y por las ordenanzas y prácticas que actualmentirá la causa en discordia , la cual será dirimida te las rigen en cuanto sean conciliables cou él: conforme a la práctica actual; pero si dichos y cuidarán de que se observen los aranceles vi. votos se conformaren absolutamente en algun gentes en el dia, reprimiendo todo abuso que punto principal aunque discuerden en otro su- contra cllos advirtieren. hallerno, accesorio ó diferente que no tenga

89. Los regentes de las audiencias, si notaren esencial conexion con aquel, y que por tanto

en las suyas graves abusos é irregularidades pueda bien separarse, habrá sentencia legal y que ellos no alcancen a remediar ni á obtener valedera respecto á aquello en que estuvieron que se remedien , deberán bajo su mas estrecha ..nteramente conformes los volos necesarios , y responsabilidad ponerlo eu conocimiento del solo se remitirá en discordia lo demas en que tribunal supremo de España é Indias, ó direcefectivamente la hubo.

tamente del gobierno, cuando lo requiera el ca: 84. Los ministros cesantes ó jubilados, y los so, para que se puedan lomar las providencias que hayan sido trasladados ó promovidos a otro oportuvas. empleo, deberán votar, siempre que se hallen en disposicion de ello, las causas que hayan CAPITOLO V.- Del supremo tribunal de visto antes de su salida; pero no podrán votar

España é Indias. las los que se hallaren separados ó suspensos de Ja magistratura.

90. Las facultades y atribuciones de este su 85. Todas las audiencias lendrán respecto al premo tribunal, respecto a los negocios que em. supremo tribunal de España é Indias las misma piecen en adelante, serán solo las que siguen: obligacion, que por el artículo 53 se impone á Primera. Promover la administracion de los jueces de primera instancia, y ademas debe- justicia en lodo el reino por lo respectivo al fue. rán remitirle al principio de cada año una lista ro ordinario, y velar muy cuidadosamente sode las causas civiles y criminales (cnecidas en bre ella; para lo cual ejercerá sobre todas las el precedente, con distincion de sus clases, audiencias la misma inspeccion superior que escomprendiendo las que por conciliacion, com- tas sobre los jueces inferiores de su territorio. promiso, juicio verbal, ó de cualquier otro mo- Segunda. Conocer en primera y segunda insdo se hubieren terminado en los juzgados ipfe- tancia de las causas criminales que por delitos riores; y cada cuatro meses otra bastaötemente comunes ocurrieren contra vocales del consejo espresiva del estado de las criminales pen- de gobierno, secretarios y subsecretarios de es

y dientes , asi en la audiencia como en los juz-, tado y del despacho, consejeros de estado, mi

, :

[ocr errors]

nistros del consejo real de España é Indias, em- De los juicios de espolios de prelados eclebajadores y ministros plenipotenciarios de S. M. siásticos de Ultramar.-(V. ESPOLIOS.) y magistrados del mismo tribunal supremo, dei De las demandas sobre retencion de bulas, real consejo de órdenes y de las audiencias; salvo | breves y rescriplos apostólicos, y de gracias siempre el exclusivo conocimiento de las cortes concedidas á consulta de las suprimidas camarespecto a los casos de responsabilidad que les ras de Castilla y de Indias, ó de la seccion de están reservados. Tambien conocerá este suprc- gracia y justicia del consejo real. -(V. BILAS mo tribunal de las causas que por tales delitos y BREVES.) comuves sea menester formar contra alguno de De los recursos sobre nuevos diezmos de que los MM.RR. arzobispos ó RR. Obispos, o de los

segun la ley debia conocer esclusivamente el que en la corte ejerzan autoridad ó dignidad suprimido consejo de Castilla : sin perjuicio de eclesiástica suprema ó superior, cuando el caso ó

que

las personas á quienes se demandaren tales deba ser juzgado por la jurisdiccion real. nuevos diezmos , pucdan, si quisieren , con ar

Tercera. Conocer tambien en primera y se- reglo al artículo 44, acudir al respectivo juez gunda instancia de las causas criminales, que por de primera instancia para el mero hecho de culpas ó delitos cometidos en el ejercicio del que se las ampare en la posesion de no parespectivo cargo público haya que formar con- garlos. tra ministros del consejo real de España é In- Quinta. Conocer de los recursos de nulidad, dias , subsecretarios de estado y del despacho, que segun lo que establezcan las leyes se interconsejeros de ordenes, funcionarios superiores pusieren de las sentencias ejecutorias dadas por de la corte que no dependan sino del gobierno las audiencias. inmediatamente, y que no pertenezcan como Sesta. Conocer en la actualidad, hasta

que tales a jurisdiccion especial, magistrados de las otra cosa se determine por la ley , de los rcaudiencias del reino, intendentes y gobernado- cursos de injusticia notoria y de las segundas res civiles de las provincias: y asimismo con- suplicaciones. (1) tra prelados ó autoridades eclesiásticas de las Séptima. Conocer en apelacion , asi de los que espresa el párrafo precedente, por aquellos asuntos judiciales de la rcal hacienda en todo el delitos oficiales de que deba conocer la jurisdic- reino, segun lo que determinen las leyes, como cion real.

tambien de todos los negocios contenciosos de Cuarta. Conocer asimismo en dichas ins- la rcal caja de amortizacion. (2) tancias:

Octava. Conocer de los recursos de fuerza De los juicios de tantco de oficios públicos, quc sc interpongan de la nunciatura, del consejo jurisdicciones y señorios, y de reversion é in- de ordenes, y de todos los demas tribunales eclecorporacion a la corona.

siásticos superiores de la corte. De los negocios contenciosos de real patrona- Novena. Conocer de los recursos de protecto, asi de España como de Indias. (V. PATRO- ciou del santo concilio de Trento como entenNATO.)

dian de ellos los suprimidos consejos de Castilla De los negocios judiciales en que entendia la y de Indias. cámara de Castilla como tribunal especial.

Décima. Conocer de los recursos de fuerza De las residencias de vireyes , capitanes ge- ó de proteccion de regulares, asi por lo respecnerales y gobernadores de ultramar. - (V. RE- tivo a la corte, como tambien de fuera de ella, SIDENCIAS)

cuando por lo que se prescribe en la facultad

(1) Véase en INJUSTICIA NOTORIA la autorizacion del decreto de cortes de 8 de mayo de 1837, para que el supremo tribunal conozca por ahora de los mismos recursos judiciales, que el extinguido consejo de lodias , fallándolos coa arreglo á sus leyes.

(2) En real orden de 26 de julio de 1836, que hacienda traslado á gracia y justicia, y esta via aj supremo tribunal en 10 de setiembre se declara: que al supremo tribunal solo toca conocer de las causas de coutrabando y demas de que se interponga apelacion de las sentencias de los de ultramar en el caso y grado prescrito por las disposiciones vigentes, y de ningun modo de las que remiten de oficio aquellos intendentes, que bav de tener precisamente un curso gubernativo.

:

se susciten entre audiencias y jueces ordinarios

, cu

cuarta del artículo 58, no pueden las audiencias se para auxiliar a cualquiera de ellas, las salas tomar conocimiento de dichos recursos en el estraordinarias que convinieren conforme al fondo.

art. 62. Undécima. Hacer que se le presenten las bu- Los fiscales de España y el de Indias se sulas, breves y rescriptos apostólicos para exami: plirán y auxiliarán tambien reciprocamente, se narlos y concederles el pase, ó retenerlos con gun conviniere para el mejor despacho de los arreglo á las leyes. -(V. BULAS tom. 2.° pági- negocios. na 118).

92. La inspeccion superior del supremo tribuDuodécima. Examinar tambien, y dar ó negar val sobre las audiencias para promover la admi. el pase a las preces que se dirijan á Roma en nistracion de justicia, será respectivamente en aquellos casos en que para tal efecto deben pre- los mismos términos, y con las mismas limitasentarse al tribunal supremo con arreglo a las ciones que contiene el articulo 59; y si se le diereales disposiciones vigentes en la actualidad. ren quejas atendibles subre retrasos ó abusos Decimatercia. Dirimir las competencias de

en aquellas , procurará eficazmente informarse las audiencias entre si en todo el reino; y tam- de la verdad, y tomará en su caso las providenbien las que en la Peninsula é islas adyacentes cias oportunas para remediarlos.

y

Cuidará lambien de que se le remitan puuo entre unas ú otros con tribunales ó juzgados tualmente a su tiempo las listas que prescribe el especiales, que no sean de los de fuero militar de articulo 85, y las examinará con la mayor atenguerra o de marina, ó de alguno de los ramos de cion, mandando pasarlas antes á los fiscales por que conoce en apelacion la real y suprema jun- turno, ó distribuirlas entre todos los ministros ta patrimonial. – V. COMPETENCIAS.

de la tres salas ordinarias; y si de aquellas apaDécimacuarta. Dirigir á S. M. con su dictá- recieren dilaciones en el curso de las causas, ó men las consultas que reciba de las audiencias algunos otros defectos que merezcan amonestasobre dudas de ley ú otros puntos relativos a la cion, censura ó correccion, acordará lo que legislacion, y coosultar tambien por si mismo corresponda en uso de sus facultades : debiendo sobre ello y sobre lo demas que considere ve- despues dar cuenta al gobierno con un resúmen cesario ó conveniente para la mejor adminis- de dichas listas acompañado de las observaciotracion de justicia; arreglandose respectivamen nes que convengan; sin perjuicio de darle cuente á lo dispuesto en el art. 86.

ta asimismo, siempre que los abusos, ó las parPero sin embargo de lo que declara en el ticularidades que se noten, ó la clase de remepresente artículo, el tribunal supremo, confor- dios que se consideren necesarios, exija, que mc á la autorizacion que le está conferida por el sc llame inmediatamente la atencion de S. M. real decreto de 26 de mayo de 1834, terminará 93. Cuando hubiere que formar causa critodos los negocios pendientes que este espresa, minal por delito comun á alguna de las persoy los que como correspondientes al suprimido nas comprendidas en la facultad segunda del arconsejo de Indias se remitan de Ultramar antes tículo 90, deberá instruirse el sumario por el de haberse publicado en aquellos dominios el ministro mas antiguo de la respectiva sala des. real decreto de 24 de marzo del misnio año. pues del que presida , si el tratado como reo se

91. El tribunal supremo continuará dividién- hallare en la corte, y si se ballare fuera , por el dose como actualmenle en tres salas ordinarias, regente de la audiencia, ó por el gobernador cilas dos para los negocios de la Peninsula é islas vil de la provincia segun el que primero prevenadyacentes, y la otra para los de Ultramar; al- ga

el conocimiento: todo sin perjuicio de que terpando en las dos primeras sus ministros por si el delito fuere de pena corporal, y no se haorden de antigüedad, conforme lo prescripto al llare a mano ninguna de las autoridades sobrefinal del articulo 61. Pero no solamente podrá dichas, pueda y deba el juez ordinario del puela sala de Indias suplir á las de España siempre hlo, en cuanto lo requiera la urgencia, ejecutar que se necesite, así como los ministros de estas lo que se prescribe en el art. 33. podrán tambien saplir en igual caso a los que Instruido el sumario, pasará á la respectiva faltaren en la otra; sino que de los mas moder- sala del tribunal, quedando a su disposicion el nos de las tres indistintamente deberán formar procesado; y todas las actuaciones que en el plenario hubiere que practicar, fuera de aquella, se consejo de órdenes, ó contra alguna audiencia, cometerán precisamente a alguna de las autori- ó contra alguna sala de uno ú otra , concurrirá dades espresadas en el párrafo anterior.

pleno todo el supremo tribunal, sin que puedan La sentencia de vista en estas causas será siem- ser menos de once los jueces. pre suplicable; pero la de revista causará ejecu: 98. El supremo tribunal de España é lodias toria en todos los casos.

deberá observar respectivamente en su caso, 94. En las causas á que se refiere la facultad cuando con especialidad no se prescriba otra tercera de dicho articulo 90, el ministro mas cosa en este capitulo, todo lo prevenido respecantiguo de la sala respectiva despues del quc to a las audiencias en los artículos 63 y siguien

у presida, deberá ser precisamente quien instruga tes hasta el 68 inclusive; en el 70, 73 y 75; y en el sumario; y se observarán todas las disposicio. el 77 y los que le siguen hasta el 84 inclusive tamnes del art. 73.

bien: y asimismo cuidará de que se baga l» visita 95. Será estensivo al tribunal supremo lo que anual de sus subalternos con arreglo al art. 87, se prescribe en el art. 74; pero se necesitarán y de cumplir lo que el 88 prescribe en cuanto á siempre cinco ministros á lo menos:

aranceles. Primero. Para ver y fallar en primera ins- La obligacion que el artículo 89 impone a los tancia alguna de las causas criminales de que regentes de las audiencias, es estensiva en iguatratan los articulos 93 y 94, o alguna residen- les casos al presidente del tribunal Supremo. cia de virey, capitan general ó gobernador de Ultramar; escepto si se procediere en cuerpo contra el consejo 'de órdenes, o contra alguna CAPITULO SESTO Y ULTIMO.- De los fiscales y audiencia , ó contra alguna sala de estos tribu

promotores fiscales. nales.

Segundo. Para ver y fallar en juicio plenario 99. Los fiscales del supremio tribunal de Esde posesion ó de propiedad alguna demanda so- paña e Indias o de las audiencias no llevarán por bre nuevos diezmos.

titulo ni pretesto alguno, vi permitirán que su Tercero. Para ver y determinar demanda de agentes fiscales lleven derechos ú obvenciones, retencion de bula, breve ó rescripto apostólico, de cualquiera clase y bajo cualquier nombre que ó de gracia concedida; incluso el artículo prévio sean, por las respuestas que dieren en los asourespecto á estas.

los que se les pasen. 96. No podrán verse ni determinarse en re- Los promotores fiscales de los juzgados infevista con menos de sicte ministros las causas riores podrán percibir derechos con arreglo al mencionadas en el § 1.o del precedente art. con arancel, cuando recaiga condenacion de costas. la escepcion alli contenida.

100. Los fiscales del tribunal supremo despa. 97. Serán necesarios nueve jueces á lo menos: charán indistintamente lo civil y lo criminal en

Primero. Para ver y fallar en primera ins- sus respectivas salas, supliéndose y auxiliandotancia cualquiera causa criminal en que confor- se unos a otros con arreglo al art. 91 (1).

En las audiencias que tienen un fiscal para lo en cuerpo contra el consejo de órdenes, contra civil y otro para lo criminal, sc suplirán lamalguna audiencia, ó contra alguna sala de estos bien uno a otro, y se auxiliarán cuando alguno tribunales.

estuviere recargado. Segundo. Para ver y determinar grado de 101. Los fiscales y los promotores fiscales, segunda suplicacion, recurso de injusticia coto- como defensores que son de la causa pública y ria, ó alguno de los de fuerza comprendidos en de la real jurisdiccion ordinaria, y encargados Ja facultad octava de dicho articulo 90, ó algun de promover la persecucion y castigo de los dejuicio de revision o de incorporacion a la co- litos que perjudican a la sociedad, deberan apurona, ó de tanteo de jurisdiccion ó señorio. rar todos los esfuerzos de su celo para cumplir

Para ver y fallar en revista las causas crimi- bien con tan importantes obligaciones; pero no nales en que se proceda en cuerpo contra el se mezclarán en los negocios civiles que solo in

del . **

(1) Véase la nota al artículo 69.

« AnteriorContinuar »