Imágenes de páginas
PDF
EPUB

prentas, y otro ejemplar mas para la biblioteca quedando desde luego derogado el que goza la real, cesando la entrega de todos los demas que inspeccion general de instruccion pública para ha regido hasta ahora.

imprimir los libros de asignatura en los estable.

cimientos de enseñanza del reino. TITULO CUARTO. – De la propiedad y privilegios de los autores y traductores. TITULO QUINTO.-De la introduccion de libros,

y revisores de estos. Art. 30. Los autores de obras originales gozarán de la propiedad de sus obras por toda su Art. 35. Están libres de licencia y prévia cenvida, y será trasmisible á sus herederos por es sura para su introduccion de fuera del reino pacio de 10 años. Nadie de .consiguiente podrá lodas las obras espresadas en los articulos 1.o, reimprimirlas á pretesto de anotarlas, adicio- | 2.0 y 3. narlas, comentarlas, ni compendiarlas.

Art. 36. No podrán introducirse siu licencia Art. 31. Los meros traductores de cuales los contenidos en los articulos 6., 7.o y 9.*, y quiera obras y papeles gozarán tambien de la los que lo ejecutaren incurrirán, ademas de propiedad de sus traducciones por toda su vida; perder sus obras, en la multa de 200 ducados; pero no podrá impedirse otra distinta traduc- y si contuvieren doctrinas y máximas contrarias cion de la misma obra. Si las traducciones son á la religion, buenas costumbres, regalias de la en verso será trasmisible á sus herederos, co corona , ó cualesquiera otro de los vicios espremo la de los autores de obras originales. De

sados en el art. 5.', sufrirán las mismas penas igual derecho gozarán los traductores, aunque impuestas por nuestras leyes, segun el grado de sean de obras en prosa ; con tal que estén escri su malicia. tas en lenguas muertas.

Art. 37. Tambien incurrirán en las penas viArt. 32. Serán considerados como propieta gentes contra tal esceso los que introdujeren lirios los cuerpos, comunidades ó particulares, bros, papeles ó cualesquiera folletos impresos que impriman documentos inéditos, y nadie po

en castellano fuera del reino, cualquiera que sea drá reimprimirlos por espacio de 15 años sin

la materia de que traten, no presentando perel consentimiento de los que por primera vez

miso real que les habilite para ello, por el mélos publicaron. Si ademas de promover la im

rito particular de su edicion ú otra justa causa. presion y publicacion de tales documentos, los Art. 38. Serán procesados y castigados igualanotasen y adicionasen con comentarios у

ob mente, con arreglo á las leyes, todos los que servaciones interesantes, de manera que puedan introdujeren estampas, pinturas ó grabados en llamarse co-autores de dichos escritos, goza que se ridiculicen ú ofendan nuestra religion y rán de la propiedad completa de su impresion, sus ministros , y la moral, ó se vulneren los alsi fueren particulares, por toda su vida, y si tos respetos de la dignidad real y su gobierno. fueren cuerpos ó comunidades, por el espacio

Art. 39. Siendo indispecsable la unidad y cen. de medio siglo.

Iralidad en el sistema de concesion ó de negaArt, 33. Quedan por ahora en toda su fuerza cion de licencias necesarias para introduccion de y vigor el privilegio del real monasterio del obras sujetas a ellas, se solicitarán aquellas, preEscorial y su convenio con la compañía de im sentando un ejemplar anticipadamente de la mispresores y libreros de esta corte sobre la im - ma obra a la inspeccion general de imprentas, presion del rezo del oficio divino, bajo la ins para que examinada previamente se pueda conpeccion de la comisaría general de Cruzada; y

ceder o negar. del mismo modo se respetará el privilegio es Art. 40. La licencia concedida para la introclusivo de la impresion y venta del calendario duccion de una obra será suficiente para la intropor cuenta del real observatorio astronómico. duccion sucesiva de la misma , a no ser que se

Art. 34. La inspeccion general de imprentas presente adicionada, comentada ó variada de procederá al examen de todos los demas privi- cualquiera otro modo. Por lo tanto deberán relegios de esta clase; y con presencia de los mo gistrarse en las aduanas todas las licencias que tivos que se tuvieron presentes para su conce se espidieren; y la nota de este registro será sion. Me propondrá los que deban conservarse; bastante para dejar pasar las de la misma clase.

[ocr errors]

Art. 41. Los libros, folletos, y cualesquiera | rona, ú otras sujetas á licencia, cuando se adpapeles sueltos impresos que vengan del extranvierta que se hallan contenidas en los indices y gero, como tambien las estampas, pinturas, ca edictos prohibitivos, generales y particulares, jas y otros efectos adornados con grabados ó los revisores suspendiendo su entrega á los inrelieves, podrán introducirse por todos los pue: teresados, formarán una lista de ellas, y la reblos donde hay aduanas de entrada en el reino. mitirán por medio de los subdelegados respecLos que se introdujeren sin haber pasado por tivos al ministerio de vuestro cargo, para que ellas, serán detenidos como de contrabando, y con la debida instruccion y conocimiento recuando se aprehendan se formará la correspon suelva Yo lo que tuviere por mas conveniente. diente causa para declararlos por de comiso ; y Los revisores eclesiásticos se abstendrán de castigar á los introductores y tenedores de ellos aprehender y remitir tales obras á sus prelados con arreglo derecho.

diocesanos, interin que no recaiga mi real reArt. 42. Todos los libros y obras extrange- solucion en vista de dichas listas. ras que se introduzcan por las aduanas de las Art. 47. Para establecer la debida uniformifronteras con direccion á Madrid, á cualquiera dad en este punto , y cvitar dudas á los revisociudad ó pueblo donde hubiere aduana o regis- res, una comision especial nombrada por Mi, tro de géneros de comercio, no deberán dete y presidida por un obispo, reunirá todos los nerse en las de la frontera, sino que precinta- indices y edictos de libros prohibidos, así los das y selladas se remitirán con su correspon- generales como los particulares, y formará un diente guia á los puntos de su destino , donde indice solo y uniforme que comprenda todos serán reconocidas. De consiguiente, en su tras

los que

deban quedar fuera de circulacion. porte interior no deberán sufrir ningun obs Art. 48. Los MM. RR. arzobispos y reverentáculo ni detencion, y cualquiera embarazo que dos obispos cuando tuvieron por conveniente se ponga á su libre tránsito por las autoridades prohibir cualesquiera obras como ofensivas à civiles ó dependientes de rentas será corregido la religion ó á la moral, pasarán sus edictos á severamente.

mis reales manos, y no podrán ponerlos en ejeArt. 43. Será castigado, aun con mayor ri cucion sin mi real conocimiento ó noticia. gor, cualquier obstáculo que se oponga á la TITOLO SESTO.-Del gobierno y administracion circulacion interior de libros ó papeles que se

de este ramo de imprenta. trasladen de uno á otro pueblo de los del reino, Art. 49. Siendo uno de los asignados al minisy lo mismo su esportacion al extrangero, cual-terio del fomento general del reino, los subdequiera que sea la materia de que traten.

legados de este scrán las autoridades que deArt. 44. Se establecerá en todas las aduanas ban entender económica y gubernativamente de de puertos y fronteras un revisor real nonbra él. Cuando sobre la materia de imprentas ocurdo por Mi a propuesta de los respectivos sub- riere cualquiera controversia judicial, civil ó delegados de fomento , y otro por la autoridad criminal, de parte ó de oficio, su conocimiento episcopal.

corresponderá a los jueces y tribunales estableArt. 45. Así como tendrán uno y otro mu cidos por las leyes, á quienes facilitarán los cho cuidado de no dejar pasar las obras extran subdelegados todas las noticias convenientes. geras que traten de materias sujetas a prévia li Art. 50. Las atribuciones de dichos subdelecencia y censura, especificadas en los articulos gados serán: 1. Dar curso á las solicitudes que 6.0 7.0 y 9.o sin que los introductores presen- deben presentárseles para la impresion, publiten la correspondiente licencia de la inspeccion cacion y circulacion de cualesquiera obras y general, del mismo modo procurarán que no se papeles sujetos á licencia y prévia censura, dilate la entrega á los interesados de las obras siempre que sus autores espresen su verdadero exentas de ella, indicadas en los artículos 1.', nombre y apellido; sin cuyo requisito no serán 2.0 y 3.o, evitando toda deteccion y demora , y admitidas, ni se les dará curso alguno. 2.- Será quedando responsables de los escesos que co de consiguiente su muy estrecha obligacion no metan en ambos estremos.

detener tampoco el curso y remedio de las queArt. 46. Con respecto a las obras de religion, jas , que se les presenten sobre entorpecimiende moral, las que traten de las regalias de la co to de la impresion ó introduccion de libros y

obras no sujetas á censura. 3. Lo será igual- | nados de los conocimientos y circunstancias nemente la designacion de censores muy ilustra- cesarias para desempeñar con acierto sus impor dos é imparciales, asi eclesiásticos como secu tantes funcioncs; uno de los cuales será eclelares , que por medio de sus propuestas deben siástico. hacer al gobierno; procurando que sean perso Art. 53. Esta inspeccion general ademas de nas desembarazadas del ejercicio de cargos pú- las atribuciones indicadas en el art. 51, y la blicos ú otros destinos incompatibles con el de- de oir y despachar gubernativamente todas las sempeño de la censura. 4. Hacer que se ob- quejas y reclamaciones que puedan hacerse de serve el correspondiente orden y turno en el las providencias de los subdeleg.dos de las prorepartimiento de las censuras, evitando que el vincias, tendrá tambien la de evacuar todos los peso de estas cargue mas sobre unos que sobre informes que se la pidan por mí y conducto del otros. 5.- No negar a los autores copias de ellas, ministerio de vuestro cargo, y circular todas siempre que las soliciten para satisfacer los re las órdenes generales y particulares a todos los paros puestos por el censor, y no con distinto subdelegados que tuviese yo á bien comunicarobjeto de curiosidad, reputacion y mayor reco les sobre el ramo de impresion é introducion de mendacion ú otro. 6.- En caso de duda ó dif- libros, é igualmente que las suyas relativas al cultad en la calificacion de la censura y su con: cumplimiento de este decreto. testacion, someter una y otra al examen de otro Art. 54. Debiendo tener tanto la inspeccion censor. 7. Sin mas trámites que estos, conce general en esta corte, como los subdelegados der o negar su licencia para la impresion ó cir en las provincias, su secretario y demas depen culacion de la obra presentada , sin arbitrio pa dientes que les ausilien en el desempeño de sus ra retenerla en caso de negativa, á no ser con muchas atenciones, me propondreis á la mayor traria a nuestros sagrados dogmas, ó al pudor brevedad cuanto os parezca necesario y convey honestidad. 8. Velar muy diligentemente que niente en razon de su número y obligaciones, y se guarden y ejecuten en su respectivo distrito de su decente dotacion. con la mayor exactitud todas las reglas y pre Art. 55. Tanto la de estos ausiliares, como la venciones, que vienen hechas por este decreto de los censores y revisores , deberá ser adecuasobre licencia de impresion ó introduccion de da al fondo y presupuesto que se adopte para la libros, obligaciones y responsabilidades de cen subsistencia de este ramo , en lugar del emba -sores, autores, impresores, y demas y con razoso impuesto para la caja de amortizacion, y particularidad que no se vendan y circulen li otros bastante gravosos con que se ha sostenido bros y papeles ofensivos á la pureza de nuestra

hasta aqui. religion y sana moral. 9. Y finalmente, cum Art. 56. Todas las leyes, órdenes y decrctos plir con exactitud todas las órdenes que se les que se opongan al presente, quedan derogadas comuniquen por la inspeccion general del ramo. y sin efecto di valor alguno. Tendréislo enten

Art. 51. Como a pesar del esmero con que dido, y dispondreis lo necesario á su cumpliespero corresponderán los subdelegados á mi miento.» confianza, todavia no fallarán recursos ni reclamaciones contra sus procedimientos, cuyo exá Real órden de 1.° de junio de 1834. men y debida instruccion podrian embarazar demasiado el despacho de los muchos y graves Ministerio de lo interior.--«Deseando S. M. negocios que teneis á vuestro cargo, y como por la Reina Gobernadora evitar los perniciosos otra parte son inescusables , segun queda indi- efectos que puede producir la licencia de los pecado, la unidad y uniformidad en varios objetos riódicos, cuya publicacion se ha dignado ó digde este ramo, quiero que haya en esla corte una pare permitir con el objeto de promover los auturidad central que desempeñe tan importan- beneficios de la ilustracion, y allanar el camino tes atenciones, con dependencia del ministerio de las mejoras que se propone establecer en los de vuestro cargo.

diversos ramos de la administracion pública; y Art. 52. Esta autoridad se denominará ins- convencida de que el verdadero interes de los peccion general de imprentas y librerias del hombres instruidos, que se dedican a la noble reino, y se compondrá de tres individuos ador- profesion de escritores públicos, consiste en no

verse confundidos con aquellos, que por igno- | dignos de este encargo por su conocida instruco rancia ó malicia la profanan, y se esfuerzan con cion, por su imparcialidad, y cuyas opinioculpable obstinacion para hacerla odiosa; ha te nes políticas estén en armonia con los princinido á bien aprobar el siguiente:

pios conservadores sancionados en el Estatuto

Real. Reglamento que ha de observarse para la cen Art. 8.° Los censores regios de Madrid go

sura de los periódicos, establecida por real zarán el sueldo de 20.000 rs. anuales; los de las decreto de 4 de enero de 1834.

otras capitales designadas el de 12.000 rs., y los

de las restantes el que se les asigne con conociArticulo 1.• No podrá publicarse periodico miento de las ocupaciones que les ocasione el alguno, como no sea técnico ó que trate unica- desempeño de sus destinos. mente de artes, ciencias naturales ó literatura, Art. 9. Las obligaciones de los censores son: sin espresa real licencia espedida por el minis Primera. Censurar los periódicos dentro del terio de lo interior , segun está prevenido por dia en que se los presenten los editores, y con cl art. 22 del citado real decreto.

la brevedad posible los demas escritos que les Art. 2.° Las solicitudes para obtenerla se di- remitan los gobernadores civiles. rigirán á dicho ministerio por conducto de los Segunda. Dar parte al gobernador civil resgobernadores civiles, los cuales manifestarán pectivo en el dia mismo de la publicacion de los su parecer sobre la utilidad de la concesion, y ¡ periódicos sujetos á su revision, en que se hayan sobre las circunstancias de los que la pretendan insertado articulos no aprobados ó alterados. como editores responsables de cada periódico. Tercera. Formar y remitir cada cuatro meses

Art. 3.o Estas circunstancias deberán ser las al gobernador civil una sucinta memoria sobre mismas que exige el art. 10 del real decreto de el estado de la prensa, con especialidad el 20 de mayo último, para ser electores de procu de la periódica, manifestando las medidas que radores a Córtes.

la esperiencia les haga conocer como oportunas, Art. 4.• En el caso en que S. M. se digne con para promover la verdadera ilustracion, y evitar ceder su real permiso para la publicacion de un los abusos de la imprenta. periódico, el agraciado depositará en calidad Cuarta. Y por último, desempeñar las demas de fianza en poder del gobernador civil respec obligaciones que se les imponen en el citado tivo la suma de 20.000 rs. en Madrid, y la de decreto de 4 de enero de este año. 10.000 en las provincias en metálico, ó la de Art. 10. Los censores supernumerarios cen40.000 y 20.000 rs. relativamente en créditos surarán las obras que al efecto les remitan los de la deuda consolidada, cuyo depósito servirá gobernadores civiles, y suplirán a los censores para hacer efectivo el pago de las multas en que propietarios en sus ausencias y enfermedades: puedan incurrir.

no gozarán sueldo alguno por este encargo, pero Art. 5.° Los periódicos continuarán sujetos optaráu con preferencia a las plazas de número, en todos sus artículos á prévia censura , esceplo si por su conducta no hubieren desmerecido los designarlos en el artículo 1o.

csta confianza. Art. 6.° La censura la ejercerán en Madrid, Art. 11. Los censores regios no solo permiticuatro censores regios, y uno en cada una de rán publicar en los periódicos los artículos las ciudades de Barcelona, Cádiz, Coruña, San sobre las materias de que hablan los artículos tiago, Pamplona, Granada, Málaga, Sevilla, Pal-1.", 2.", 3.0 y 4.* del mismo real decreto, sino ma de Mallorca, y Valencia, sin perjuicio de tambien los relativos a las de moral, adminisestablecerlos tambien en cualesquiera otras en tracion y politica. que se considered necesarios, habiendo los fon

Art. 12. No permitirán los censores que se los precisos para sus dotaciones. En Madrid se inserten en los periódicos: nombrarán ademas cuatro supernumerarios, y

Primero. Artículos en que se viertan máxidos en las ciudades espresadas.

mas o doctrinas que conspiren a destruir ó alteArt. 7.• Los gobernadores civiles propon rar la religion, el respeto a los derechos y predrán en terna á S. M. por conducto del minis-rogativas del trono, el estatuto real y demas lerio de lo interior los sugetos, que contemplen | leyes fundamentales de la monarquia.

22 TOM. IV

Segundo. Los dirigidos á escitar a la rebelion, Art. 17. Cuando sean repetidas las desaproó á perturbar la tranquilidad pública.

baciones hechas por un mismo censor con tal Tercero. Los que inciten directa o indirecta que no bajen del número de seis, podrá el edimente á infringir alguna ley, ó a desobedecer tor solicitar del gobernador civil que le sedale á alguna autoridad legitima por medio de sátiras otro censor de los propietarios ó de los superó invectivas , aun cuando la autoridad contra la numerarios. cual se dirijan, y el pueblo de su residencia se dis Art. 18. Cada editor remitirá á su respectivo fracen con alusiones ó alegorías, siempre que los censor un ejemplar del periódico en el dia miscensores opinen, que se designan de este modo mo de su publicacion, y otro al gobernador cideterminadas personas, ó autoridades y corpo

vil ó autoridad superior gubernativa del pueblo. raciones constituidas.

Art. 19. El impresor que imprima un artícuCuarto. Los escritos licenciosos y contrarios lo que no esté enteraniente conforme con el maá las buenas costumbres.

nuscrito aprobado por la censura , con arreglo Quinto. Los injuriosos y libelos infamalorios al art. 14, pagará una multa desde 500 à 3.000 que tachen ó vulneren la reputacion y conducta

reales a juicio del gobernador civil, que graprivada de los individuos, bien sean particulares duara, asociado de dos censores propietarios ó ó empleados públicos, aun cuando no se les supernumerarios, la gravedad de la alteracion. designe con sus nombres sino por anagramas,

En caso de reincidencia la multa será doble, y alegorías ó en otra cualquiera forma , siempre a la tercera sufrirá un año de destierro á 20 leque los censores se convenzan, de que se alude guas á lo menos del pueblo en que resida. a personas determinadas.

El censor incurrirá en la multa de 1.000 rs., Y sesto. Los que injurien a los soberanos y

si no hubiese dado parte al gobernador civil o gobiernos extrangeros, ó esciten á sus súbditos á la autoridad gubernativa del número frauduá la rebelion.

lento en el mismo dia en que se publicó. Art. 13. Los artículos comunicados a las re

Art. 20. El impresor que imprima un articudacciones de los periódicos por las autoridades lo no aprobado por el censor, pagará una mulcuya conducta haya sido censurada por los mis

ta de 2.000 rs. por la primera vez, la de 4.000 mos periódicos , se insertarán integros en el por la segunda, y sufrirá la pena de dos años siguiente dia de su comunicacion á mas tardar,

de destierro a la tercera á 20 leguas, á lo menos, sin que los editores puedan suprimir ni alterar del pueblo donde haya cometido el delito. una sola palabra de su contenido.

El censor incurrirá en la multa de 2.000 rs. Art. 14. Los artículos que versen sobre mate. si no hubiese dado parte al gobernador civil o rias politicas ó administrativas se presentarán á á la autoridad gubernativa del número fraudula censura sin enmiendas ni añadiduras. El cen. lento en el dia mismo en que se publico. sor hará en ellos las modificaciones que estime Art. 21. Las multas establecidas en los articulos oportuvas , las salvará al final, y rubricadas to anteriores se entenderán sin perjuicio del deredas las hojas las devolverá al editor.

cho de los particulares en los casos de injuria paArt. 15. Estas servirán precisamente para la ra reclamar la reparacion y castigo de estas, con impresion , y los editores tendrán obligacion de arreglo a las leyes, ante el tribunal competente. conservarlas en su poder , y presentarlas siem Art. 22. Los artículos publicados en otros pre que se les mande para su comprobacion. periódicos, sean nacionales o extravgeros, es

Art. 16. Los prospectos se sujetarán á censu tarán sujetos á nueva censura , antes de reimra, y los periódicos no podrán publicarse con primirlos en pueblos distintos de aquellos, en ninguna parte de sus columnas en blanco. Los que se concedió el permiso para su publicacion. editores de los periódicos en que por este medio,

Art. 23. Los articulos remitidos a las redacel de líneas de puntos, ó cualquiera otro seme

ciones, sean ó no anónimos, se considerarán jante se indique la supresion de artículos pre para la responsabilidad establecida en este resentados a la censura, pagarán por primera vez glamento como producciones del cditor del peuna multa de 2.000 reales; de 4.000 reales por riódico en que se publiquen. la segunda, y á la tercera vez serán suprimidos Art. 24. Cuando los gobernadores civiles conlos periodicos.

sideren un periódico ó un arliculo capaz de es

« AnteriorContinuar »