Imágenes de páginas
PDF
EPUB

la parroquia de Guanajay, hasta ahora exenta de sin perjuicio de las mayores y mas formales que este servicio, la formacion de compañías de mi se aprueben despues con los debidos requisitos: licias disciplinadas de á pie y de á caballo, como Que por iguales medios se construya la iglesia las hay en Matanzas y en los partidos inmedia- de que aun'carece el pueblo, una aduana tambien tos á la capital, y que si lograban lo que desea- provisional, los demas edificios precisos, por ban de habilitacion del puerto, no faltarian me ahora de poco costo, pero en sitio de competendios de fortificar su entrada con defensas mas le estension y capacidad para el incremento de respetables que las que hoy tiene; por todo lo la poblacion: Que se graduen las tierras conticual concluyeron con la súplica de que se per guas, de que este necesitará para solares, estanmita a la parroquia de Guanajay dirigir libre-cias y pequeños predios , y las que sus dueños y mente su industria en fomento de todas las artes poseedores, no hayan menester para si, sus himarítimas en la espresada bahía : que puedan jos ó deudos establecidos, o que se establezcan construir en ella embarcaciones mercantes: que en el mismo pueblo, se les tomen á justa tasareciba derechamente cargas de géneros y efeccion, pagándose su importe del fondo comun, ó tos ultramarinos admitidos á comercio, y des se les compense con otros terrenos, si les conpachar otros con los del pais, y que se pue- viniere y los hubiere realengos mas distantes; y dan cultivar en prédios rústicos las desiertas que allanados estos puntos prévios con la aduaorillas de ella, y aumentar en sus embarcaderos na , y los precisos empleados interipos de real las poblaciones comenzadas. En vista de todo hacienda, publiqueis la habilitacion del puerto despues de haber oido el espresado intendente del Mariel en los propios términos que el de al administrador general de rentas , al consula- Matanzas; concediendo a los pobladores las vendo, á la junta superior de real hacienda, y á los tajas de la real cédula de 21 de octubre de 1817, oficiales reales de ella, me hizo presente el re por cuyo medio podrá adelantarse mucho esta sultado de todo con las oportunas reflexiones empresa en breve tiempo, con utilidades conque le ocurrian en apoyo y recomendacionsiderables para la seguridad de la isla , poniénde la importante urgencia de poblar, forti-dola á cubierto de una fácil y temible invasion ficar y habilitar dicha bahía; siendo de pare por aquella parte, y que prospere y se aumente cer de que para llevar á efecto estas medidas, su poblacion y riqueza en todo el grado, á que convendria me sirviese autorizaros, á fin de que convidan sus naturales recursos. Examinado de acuerdo con aquel gefe, nombraseis desde todo en mi consejo de las Indias, con lo inforluego un oficial militar de regular graduacion,mado por la contaduría general, y espuesto por que en clase de teniente gobernador y de subde mi fiscal, me hizo presente su dictámen en conlegado de mi real hacienda resida en dicho puer sulta de 2 de diciembre del año pasado, y conto, y ejerza las facultades ordinarias en todo el formándome con él, he venido en aprobar , coterritorio de la parroquia de Guanajay, sin per mo por esta mi real cédula apruebo el proyecto juicio del arreglo ulterior, que conviniese ha- de habilitacion del referido puerto del Mariel, cerse en este punto, entendiéndose el pombra en los mismos términos que lo ha propuesto el miento en calidad de comision, dándome cuenta espresado intendente: y en su consecuencia os de ello, y con facultad en ambos gefes de remo ordeno y mando, que en union de aquel gefe verlo y elegir otro, con justas y prudentes cau- procedais á la ejecucion de todo, dándome sas, hasta que sentada y consistente la nueva cuenta de sus adelantamientos, encargándoos la poblacion, se ponga su gobierno en el mismo ór-brevedad, por lo urgente que es , segun lo exiden y grado que el de Matanzas, y demas subal

gen las circunstancias, y la utilidad pública, por ternos de aquella isla, acordando y señalando el ser así mi voluntad, y que de esta mi real cédusueldo decoroso que deba gozar, para cuyo gas lu se tome razon en las contadurías generales de to y demas precisos, promovais por pronta pro Indias. » videncia uda suscricion entre los hacendados De enlonces à la fecha han ido en progresion pudientes del partido, con lo cual, y los arbi- lodos los ramos de riqueza rural del partido de trios que os parezcan oportunos y menos gravo-Guanajay y Mariel, pues segun las noticias essos, se ejecuten á toda brevedad las obras mili- tadisticas respectivas á 1837, habia en él 122 in. tares que el puerto necesite para su resguardo; l genios, 125 cafetales , 96 potreros, 13 tejares,

erto | 2

694 sitios de labor, 2 alambiques , y 6 colmena- | gobierno de sus matrículas. Quedó pues su terres, habiendo esportado 50.468 cajas de azúcar ritorio repartido en las 5 provincias de la Ha9.017 bocoyes de miel, 1.417 pipas de aguar bana, Trinidad, San Juan de los Remedios, diente, 9.320 sacos de café, 428 tercios de tabaco, Nuevitas, y Santiago de Cuba: y por distritos 233 cuarterolas miel de abeja, etc.; con cuyos se asignaron a la primera el de Filipinas, cabepositivos antecedentes, siendo ya aquel puerto zera Piual del Rio ; el de Regla ; Matanzas; Bade mucha importancia por todos respectos, destabanó, y el de la isla de Pipos (1). A la de Tride el año de 1843 tiene un teniente gobernador nidad, los de Jagua; Trinidad; Vertientes, y politico y militar con su asesor, y desde 1.o de Santa Cruz. A la de Remedios, los de Sagua la enero de 1844 se ha llevado á efecto su conce grande ; Remedios , y Laguna de Moron. A la dida habilitacion en los términos que acordaron de Nuevitas, el de Guanaja; Nuevitas; y Gibalos dos gefes superiores (tom. II, pag. 204). ra. Y á la de Cuba, los de Baracoa; Santiago

de Cuba; y Manzanillo: estableciéndose coman

dancias en las capitales de las provincias con MARINA (comandancias de). – V. tomo 1.", asesor (V. ASESORES DB MARINA), escribano, pág. 286 la dotacion de gefes, subalternos, y y cirujano , y dejando los distritos á cargo de gente de mar de las generales de los APOSTA ayudantes, subdelegados, y alcaldes de mar.DEROS de Habana, y de Cavite ó Manila. Puerto-Rico forma otra provincia dividida en

Para obtener economías en el apostadero de cinco distritos en virtud de la real orden de 22 la Habana, se reformaron el arsenal y anejos cs de abril de 1832 (V. MATRICOLADOS DE MAR). tablecimientos, y se dictaron varias medidas de

V. APOSTADEROS : CAPITANES DE PUERTO : arreglo en reales órdenes de 2 de mayo de 1825 FUERO DE MARINA : PRESAS. y 29 de agosto de 30, y otras peculiares para el de las islas Filipinas, que se omiten con las orde Real órden de 2 de abril de 1827 dando instrucpanzas de sus ministerios de marina, por perte

ciones para el desempeño del mando del aposnecer a la disciplina y régimen interior del cuer tadero de las islas Filipinas; y sobre ser los po, y sus dependencias. Advertirémos sí de pa:

comandantes de marina, asesores natos de los so, que todas las obras de carenas, recorridas

vireyes y capitanes generales en asunlos de la de buques, composiciones y demas se mandaron

facultad. hacer por contratas, cuyo sistema se adoptaria, y que se escusase todo gasto ú obra que no fue. « Excmo. Sr.:-Con esta fecha digo al marisse muy necesaria. El art. 4 de la real órden de cal de campo don Pascual Enrile lo siguiente: 29 agosto de 1830 reducia los sueldos de la oficia- Se ha enterado el Rey nuestro señor del oficio lidad, tropa, marineria , y demas empleados de de V. E. de 22 de sebrero último, en que pide la armada destinados en cualquier punto de las instrucciones para el desempeño del mando indos Antillas á vellon y medio, ó lo que es lo mis terino de Marina de las islas Filipinas, que S. M. mo á peso sencillo por escudo de diez reales tuvo á bien conferirle en 17 del mismo febrero; practicándose igual regla con las gratificacio y en su consecuencia ha tenido á bien resolver: nes; mas sin duda quedó sin efecto, para las que el referido mando interino debe entenderclases superiores, segun se deduce de la nota se, no solo de lo perteneciente a la marina real, al presupuesto de 39 ( tom. 1.o, pág. 287), y sino de la titulada alli marina corsaria, con enpor hallarse generalizada la regulacion de escu tera sujecion a las ordenanzas generales de la do por peso fuerte en los otros casos que se to armada , sus adiciones y aclaraciones vigentes, can tom. 3, pág. 31.

y sin otra dependencia del capitan general de El general Laborde á quien se confió la eje- | las islas que la establecida en los artículos descucion de esas reformas, formalizó en 31 de di- de el 93 al 97 del tratado 6.°, titulo 7.o de aqueciembre de 1828 la nueva division de provincias llas, teniendo presentes las diferentes reales ormarítimas de la isla de Cuba, y la subdivision denes que sobre estos mismos artículos se han de estas en distritos para el mejor régimen y expedido.

(1) Despues se ha agregado el de Cárdenas.

MARINA (COMANDANCIAS DE).

MARINA (COMANDANCIAS DE). 223 Sin embargo de estar mandado con repeticion, tos de donde pasan ó van los moros á hacer sus que los comandantes de marina en los dominios correrias. ultramarinos sean asesores natos de los vireyes S. M. autoriza á V. E. para que establezca, y capitanes generales en asuntos de marina, de-si fuere preciso, alguna otra estacion, ó que vabiendo ser multada cualquiera otra persona que rie las que llevo señaladas, si lo creyere convele aconseje en ellos, reitera S. M. el cumpli- niente; si bien dando cuenta con espresion de miento de esta disposicion, como lo prevengo los fundamentos que haga para lo uno ó para lo hoy al capitan general de aquellas islas, y que se otro. rá muy del desagrado de S. M. que en tales asun Los seis espresados puntos de estacion se cutos oiga á mas que al comandante de marina, con brirán bien con doce lanchas cañoneras, y doce cuyo dictámen queda sin responsabilidad, sea falúas, y como éstas han de ser relevadas en la cual fuere el resultado de las operaciones. bahia de Manila, debe asimismo haber una fuer

Se pondrá á disposicion de V. E. como co za suficiente de otras doce lanchas y doce falúas. mandante jpterino de marina de Filipinas, cuan. Toda carena ó recorrida de las embarciones, to haya en aquellas islas correspondiente á la que no sea de tal cortedad que la pueda ejecutar marina real, y todas las cmbarcaciones, per la maestranza de las divisiones con los pequetrechos y útiles que hubiere de la corsaria. ños repuestos que tengan, se hará por contrata,

En el supuesto de que puedan facilitarse á celando V. E. la obra, y el oficial a quien destiV. E. medios convenientes, es la voluntad de ne con este objeto. S M. que para guarda de las costas, proteccion Por contrata se construirán las lanchas y fadel comercio, y seguridad de los habitantes de lúas que falten para el completo al número asigFilipinas de la rapacidad de los mahometanos, nado. se establezcan los seis puntos de estacion de fuer Habrá igualmente sobre la fuerza espresada za sutil siguientes:

dos goletas del mayor andar posible de 12, 14 1.• En Misamis , la que deberá recorrer to á 16. carronadas; una de ellas recorrerá de conda la parte N. de Mindanao, y estrecho de Sua tinuo los puntos de estacion con suficiente pronico, a fin de impedir á los moros su paso para vision de víveres con que abastecerá a los buel N.

ques que los necesiten , y su comandante obser2. A la parte E. de Mindanao ó provincia de vará cuidadosamente si se cumplen las instrucCaraga, estendiendo su crucero desde el S. de ciones que tendrá cada gefe de division, sobre la isla de Mindanao a las islas de Siganran, y á euyo particular debe celarse incesantemente. toda la parte occidental de dicha isla.

La construccion , habilitacion y reparos de 3.• En puerto Mangaren, y debe estar en con estas goletas en todos ramos será tambien por tinuo crucero de un extremo a otro de la isla por contrata. Y respecto del de víveres deja S. M. su parte occidental.

á la prudencia de V. E. que con conocimiento 4.° En Antique ó San José en la isla Panay, y práctico de lo que se observa en Filipinas, y para cubrir toda la parte occidental de esta isla, asegurado de lo mas económico, sin perjuicio y aun parte de la de Negros al grupo de islas alguno de las tripulaciones, adopte lo mejor, ya que sale de la parte N. E. de la de Paragua. sea surtiéndose de los almacenes de la plaza de

5.• Al S. de la isla de Negros, debiendo cru Manila, ó bien por contrata. zar continuamente entre el extremo de dicha is. Quiere S. M. que mientras V. E. conserve esla y la de los Fuegos para resguardarla de la in te mando interino proponga cuanto conceptúe mediacion de Mindanao.

útil y oportuno, y desde luego los oficiales de Y 6.° En Zamboanga , cruzando constante la armada que crea absolutamente precisos, y no mente entre Basilan y la parte S. O. de Minda mas, para que pasen á Filipinas a las inmediatas nao, ora sea de N. á S., ora de E. á 0. entre los órdenes de V. E. meridianos de las islas de Pilas y Cocos, para Finalmente me manda S. M. prevenir á V.E. impedir el paso de los moros del Archipiélago se conduzca con el capitan general de las islas de Joló; bajo el supuesto de que de la isla de con la mejor armonía , evitando todo motivo de Mindanao y sus inmediaciones, como de la de discordia y competencia con que se atrasa ó deParagua y sus alrededores, son los únicos pun- ja de hacer el buen servicio, que es el objeto

único á que debemos dirigir nuestras miras. Lo 96. El nombramiento particular de bajeles que traslado á V. E. de real órden para su noti que hubiere de salir á campaña, segun las órdecia y gobierno: en el concepto de que respecto nes de los vireyes, y el de los sugetos que haal nuevo arreglo del apostadero de marina de yan de mandarlos, o emplearse en ellos, perteFilipinas, se reserva S. M. determinar, cuando necerá siempre al comandante de la escuadra; las circunstancias lo permitan, lo que fuere mas y si concurriesen dos comandantes de marina de su real agrado con presencia de los antece con diversos encargos , no deberá el mas antidentes que ahora ha tenido a la vista y demas guo perturbar al otro en el gobierno de su esinformes que conviniere tomar.»

cuadra, ni pretender otra superioridad que la

que le está declarada desde el art. 103 á 108 del Articulos desde el 93 al 97 del tratado 6.", titu

título de este cargo. lo 7.o de las ordenanzas de la armada que se 97. Para subsistencia de estas escuadras, y de citan.

otras cualesquiera que llegaren á puertos de In

dias, destinarán los vireyes los fondos que Yo 93. Aunque las escuadras y bajeles sueltos de hubiere mandado, ó los que resultase necesarios guerra que se enviaren á Indias, se pongan de para sus urgencias y atenciones, conforme á terminadamente a las órdenes de los vireyes, los presupuestos examinados y acordados en la para emplearse en guardar sus costas ú otras junta, que han de dirigirles los comandantes, operaciones, no podrá la autoridad de estos es mandando librar los caudales en la tesorería del tenderse á su gobierno interior, ni á proveer apostadero, y dando noticia de ello al comanpropietaria ni interinamente los mandos que va. dante, y al ministro que los ha de recibir , para caren, ni los empleos ó comisiones que tengan que se empleen segun el método de España, sin relacion con la economía peculiar, ni aprestos que contaduría, juez, ni otro ministro de diverde marina , cuyas materias han de ser siempre sa jurisdiccion en aquellos dominios pueda mezprivativas á sus comandantes naturales de cual clarse ni intervenir en su distribucion económiquiera grado.

ca peculiar de aquel gefe y junta del apostadero 94. Los comandantes de estas escuadras é ó escuadra, ó del comandante del bajel suelto, bajeles obedecerán las órdenes de los vire sin perjuicio del rendimiento de cuentas que ha yes en todo lo que mire á los destinos en que se de hacerce en los mismos parages, segun se hayan de emplear, sin que les sea facultativo prescribe mas adelante.» despachar embarcacion con fin alguno fuera del puerto en que hagan su ordinaria residencia sin MARINA.- Real decreto de 8 de enero de su órden ó consentimiento, di variar sin preciso 1840, determinando el tiempo de la residencia y urgeate motivo las instrucciones que hubieren de sus individuos en ultramar. Art. 1.• Los que recibido de ellos para las espediciones á que se obtengan destino en Cuba ó Puerto-Rico solo destinaren , pues si hallaren algun reparo ó in permanecerán en estas islas el tiempo improroconveniente en la ejecucion seguo su inteligen-gable de tres años. 2.° Cumplidos , se les especia, deberán manifestarsele oportunamente para dirá su pasaporte de regreso á la península dedel logro del mayor acierto en todas las opera tro de un mes, del dia en que se les comunique ciones.

la órden. 3.° Los que no lo cumplan , serán da 95. A fin de que las órdenes y disposiciones dos de baja , y presentados en sus departamende los vireyes para espediciones y destinos de tos, ó se les concederá su relief, ó el retiro de de escuadras ó bajeles gne se hubieren puesto reglamento, segun scan ó no fundados los moá su órden, no contravengan a las instrucciones tivos que disculpen la demora. 4.°.y 5.• Los particulares expedidas á sus comandantes, se les que vuelvan de dichas islas despues de concluido remitirán copias de éstas; y si por caso no pre el trienio, no podrán ser nuevamente destinavenido pareciere conveniente á mi servicio alte dos á ellas hasta pasado otro de su regreso; y la rarlas, podrán los vireyes determinarlo con pa propia regla se aplique á los que por su propia recer del comandante de marina, quedando res conveniencia soliciten su pasaporte, y regresen ponsables de las razones con que tomasen seme ála peninsula antes de vencer el término. 6.° Los jante deliberacion.

que por igual razon pidan licencia para pasar á

aquellos dominios, solo podrán obtenerla sin destino ni agregacion a las fuerzas que alli existan, y sin opcion al sueldo de América. 7.• Los que pasen allá embarcados de dotacion en lobuques de guerra estacionados en aquellos pucr. tos, serán reemplazados por el mismo órden.

Real decreto de 27 de noviembre de 1840; sobre referirse el anterior à destinos , y no á cmpleos, no pudiendo por lo mismo comprender los de matriculas, sin dársele un efecto retrouclivo, segun lo dicela exposicion. – Art. 1.° Vigente la ordenanza de malriculas por el decreio de cortes de 14 de octubre de 1837, los comandantes de marina de las provincias, los segur.dos comandantes y los ayudantes de sus distritos nombrados con arreglo á los articulos 6, 7, 8 y 9 de su título 1.", son de pertenencia fija, segun lo dispuesto en los 13 y 14 del tit. 3.0. Ar. liculo 2.• Por consecuencia los reales decrelos de 8 de octubre de 1836, y 8 de enero de 40, solo comprenden a los destinados en comision en matrículas, y de modo alguno a los que obtuvieron sus empleos en ellas, con nombramienlo real o título correspondiente.

marineros , antes sea calidad de mas honra : que no paguen derechos de almojarifazgo, marco , anclaje , ni los de carga y descarga: y que de los pleitos y causas de mareantes, y toda gente de mar, conozca exclusivamente el presidente y jueces de la casa de contratacion, con las apelaciones para ante el consejo de Indias y junta de guerra, y no para otro

tribunal alguno. LEY X á XIV Que los generales de armadas y

flotas intervengan las listas de los marineros destinados á ellas, para asegurarse de su suficiencia, proveyendoseles un duplicado, para las visitas que han de practicar en el mar, y de que han de dar cuenta á vuelta de viage: que no se admitan marineros extrangeros; y áfalla de los naturales, se lugar á los levantiscos: y que se ponga por capitulo de instruccion á los maestros, que no reciban con

tramaestres ni marineros extrangeros. LEY XV. Que aun permitiéndose navegar en

la carreru de Indias algunos navios extrangeros,

han de servir en ellos marineros naturales. LEY XVI Á XIX. Que los maestres puedan lle

var dos ó tres esclavos negros de Guinea, obligándose á volverlos en las mismas naos : que en las urmudas y flotas se reciban los pages de nao, conforme a la antigua practica: que la gente de mar, concertada con un maestre, esté al concierto, y no se pase á otro: y que en caso de neces idud se puedan recibir mc

rineros en las Indias. LEY XX á XXVI. Que no se consienta que

darse en lus Indius a la gente de mur de navios que dieren al través ; y menos á marineros ú otras personas, que fueren en buques negreros, haciéndolos a todos embarcar paru

estos reinos. LEY XXII á XXVI. Que el general pueda re

purtir 200 ducudos cada mes, de ventaju, entre los marineros mas beneméritos; no dando á ninguno mas de 4 escudos, ni al que no hubiese servido en la armada de la carrera, por lo menos un viage; repartiéndose con igualdad entre los de ella y la gente de mar de la flota de Tierra firme: y que el general sea quien provea sobre los montos y sueldos que devengare; haciendo que sea bien tratada, y payada con puntualidad de sus sueldos y raciones.

29

MAREANTES Y MARINEROS.- Estracto de las leyes del titulo veinte y cinco, libro

nono.

LEI PRIMERA Y II. - Que se conserve en Sevilla

la universidad de mareantes , formada de los dueños de navios, pilotos, maestres contramaestres, guardianes, marineros y grumetes:

y se la pidan pilotos para las armadas y flotas. LEY III, IV Y V. - Que para sus fondos se co

bre á real y medio por tonelada de los navios que fueren á las Indias ; y se acredile con certificacion ; librándose en ellos la ayuda de costa de 20.400 maravedises anuales para gastos de los diputados y mayordomos de la uni

versidad, y 3.400 á su escribano. LEY VI á IX de 1619 y 31. · Que los dueños de

naos, pilolos y maestros, que navegaren en lui carrera de Indias, no paguen pechos , pedidos ni moneda forera , gozando tambien de esta excepcion, si despues de diez años dejuren de navegar por vejez ú otras causas, y se les socorra con el emprestito ordinario que à los fabricadores : sean exentos de cargas concejiles, alojamientos, y siendo hijosdalgo, no les pare perjuicio á su nobleza por servir de

TON. IV.

« AnteriorContinuar »