Imágenes de páginas
PDF
EPUB

cido este negocio, sin que sea bien fundada la que se hallase en el caso de necesitarlo. » razon que alega, por no haber respondido, el «Art. 28. Todo lo contenido en esta ordenanque se originaria competencia, pues que de to- za se practicará del mismo modo en mis domidos modos en el caso de no haber cedido dicha nios de Indias, en cuanto no fuere incompatible corporacion, se debia haber recurrido á esta su- con sus leyes particulares y demas circunstanperioridad; y que como por otra parte el ayun- cias locales, y mientras no mandase Yo disponer tamiento dice lo que hace por los privilegios que reglamento ú ordenanzas para cada parage, con las leyes conceden a los fondos de propios, es atencion a estas diferencias. » conveniente , a fin de no contravenir al art. 28 del tit. 6. de la ordenanza de matrículas, que Otra real órden de 22 de abril de 32 comunicada el insinuado comandante reclame de nuevo el al director de la armada sobre los estatutos y derecho en esta parte de los matriculados , es- privilegios del gremio de mareantes de la isla trechando al ayuntamiento á que acredite el su- de Cuba. yo de nn modo legal, y dando cuenta con expediente instruido, para que S. M. pueda dignarse »Excmo. Sr.:-El comandante general del determinar como sea de su real agrado : que apostadero de marina de la Habana al remitir pada hay que resolver por ahora de los ramos cn 27 de setiembre de 1830 varios ejemplares de gremios, y de carga y descarga , puesto que de las actas y estatutos para el nuevo arreglo de se encuentran incoovenientes en el dia en el los gremios de mareantes y pescadores de aqueestablecimiento de los primeros en Puerto-Rico, la isla, hacia una prolija demostracion del esy entregando el segundo á esclavos se separan tado que tenian sus matriculas en el año de 1825, de él los blancos, y los matriculados no consi- y de las ventajas conseguidas por la distinta forderan esta práctica contraria á sus privilegios: ma dada recientemente a las provincias maritique en cuanto a los muelles se observe en la mas, asi como de las que igualmente podian mencionada isla lo que está prevenido para Es- sacarse en la isla de Puerto-Rico, tocando con paña, esto es, que la marina no conozca de sus este motivo algunos otros puntos relativos al obras sino en la parte facultativa , y de ningun propio objeto, >> modo en el señalamiento de arbitrios para su » Al mismo tiempo de manifestar la necesidad ejecucion, ni mucho menos en su recaudacion de sostener los privilegios y utilidades de aquey distribucion; y que por lo pue hace al arsenal Ilos matriculados, manifestaba el empeño con y astillero se espere el informe ofrecido por que los milicianos de artilleria pretenden alli el V. E. en el particular.»

derecho a disfrutar del ejercicio de la pesca lo

mismo que la gente de mar, y con mucho perArticulos 10 del tit. 5.", y 28 del tit. 6.° de la juicio suyo; y el abuso con que tambien se inordenanza de matriculas que se citun.

troducen en nuestras costas los ingleses de la Jamaica , y los caimanes americanos de la Flo

у » Art. 10. A ninguno que no fuere matricula- rida para la pesca del carey; y S. M, en vista de do será permitido, bajo ningun pretesto ni ti- todo, oido el parecer de la junta superior del tulo, el ejercicio de la navegacion, ni el tráfico gobierno de la armada, se ha servido resolver: costanero, ni el interior de los puertos y mue- que los cstatutos de los gremios de mareantes y lles, inclusos los barcos de rentas; ni la pesca, pescadores de la isla de Cuba sc arreglen y suni la habilitacion de embarcaciones, ni de su jeten á las bases y prevenciones comunicadas custodia , ni nada de lo que directamente per- para dicho objeto, por la direccion general de tenece á la profesion y á la industria de mar; la armada en todo cuanto se aparten ó difieran la que quiero que sea y se entienda privativa á de ellas; y que no se haga en lo sucesivo ningala matrícula de la marinería; y del propio modo na alteracion de importancia en tales establedisfrutarán el privilegio exclusivo de mantener cimientos sin la prévia aprobacion de S. M., en los muelles y playas, ú otros parages opor- obtenida por el señor director general de la real tupos de los puertos, almacenes de pertrechos armada : que el alistamiento de los marineros necesarios, y lanchas dispuestas para con ellas españoles en aquellas matrículas no puede tener dar pronto socorro a cualquiera embarcacion efecto, porque si estan comprendidos en las de

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

España, lo prohibe la real órden de 20 de febre- cantes, en bien comun de los intereses de mis ro de 1831, y si no lu están, larupoco debc auto- vasallos. » rizarse su emigracion por este medio: que se Real orden de 24 de mayo de 1834 comunicumplan, como lo propone dicho comandante cadu á la comandancia de la Habana en 20 de general, los articulos 85 del tit. 7.o, trat. 6.° de junio. « Deseando la Reina Gobernadora melas ordenanzas generales de la armada , y el 10 jorar la suerte de los españoles, removiendo los de la de matriculas, liabida consideracion a lo obstáculos que ofrecian las asociaciones gremiaque se previene en el art. 28 del tit. 6.°: que no les por sus particulares estatutos y ordenanzas, puede ni debe reconocerse en los artilleros mi- para el adelantamiento de las diferentes induslicianos de la isla de Cuba el derecho que pre- trias, luvo á bien dispouer por real decreto de tenden á la pesca, en tanto que no hiciesen cons- 20 de enero último, darles la forma que en el tar estarles concedida esta gracia en términos mismo se establece; mas cuando S. M. esperatan espresos que invaliden la disposicion de los ba que las autoridades a quienes está cometida articulos 10 del tit. 5.", y 28 del tit. 6.° de la or- su ejecucion y observancia, se atemperarian á denanza de matriculas, respecto del privilegio su literal contesto contraido precisamente a las esclusivo que deben gozar los marineros matri- industrias fabriles, ha visto, que los gobernadoculados; y por último que con respecto al abuso res civiles de Barcelona, Valencia y el ayuntade los pescadores extrangeros, que indebidamiento de Cádiz, lo han hecho estensivo a los

á mente se introducen á ejercer su profesion en gremios de matriculados de mar, cuya industria territorio español, quiere S. M. se manifieste si es peculiar y está consignada esclusivamente a

у por las principales autoridades de la Habana se los que se inscriben para el servicio de sus reahan hecho sobre el particular algunas reclama- | les bajeles, de suerte que estos privilegios no ciones á los respectivos gefes de los trasgre- puede decirse que son en favor del estado, que sores, y cuáles hubieren sido en tal caso sus es el que reporta los beneficios. Penetrada adecontestaciones , á fin de que con este conoci- mas S. M. de que se faltaria á los elementos de miento puedan darse por el gobierno de S. M. la justicia, si los terrestres gozaran de los privilos pasos que se estimen oporlunos. De real ór- legios de la pesca , navegacion, y de la carga y

у den lo digo á V. E., etc. »

descarga en los muelles y puertos, dejando con

esta libertad reducidos a la ociosidad y la indiArticulo 85 que se cita del tit. 7.", trat. 6.° de gencia a los que ensayándose con estas fachas

las ordenanzas generales de la armada. (Los en el ejercicio marinero, tienen la forzosa oblidemas quedan trasladados arriba).

gacion de acudir a su real servicio en la armada

naval cuando para él son llamados: de que el Art. 85. «Consiguientenente será una obliga- mantenimiento de los matriculados depende de cion muy esencial de los comandantes de apos- la guarda de sus privilegios, por cuyo modo no taderos de marina de escuadras y bajeles pro- pesa aquel sobre el erario, siendo esta la causa teger por todos términos la seguridad de las na: principal de haberlos sostenido constantemente vegaciones de los del comercio, á cuyo fin harán los augustos predecesores en el trono de nuesreconocer su estado de pertrechos, de labor y tra escelsa Reina Doña Isabel II : de que hasta repuesto, precisándoles á proveerse de los que en las ianovaciones que sobre este particular se hayan menester , y en caso de no haber medios quisieron hacer en los años de 1810 á 1823, queparticulares para ello, surtiéndolos de lo ne- daron ilesos sustancialmente dichos privilecesario, que no hiciere notable falta en mis ba

gios, debiendo únicamente gozar de ellos los jeles, y no permitiendo que salgan a la mar so- individuos que se inscribiesen en las matrículas brecargados: y asimismo tendrán facultad de de mar: de que no se dudó de la utilidad y conalterar, mudar y reemplazar las tripulaciones veniencia del estado en aquellos tiempos de man

y cn los casos en que por riñas ú otros desórde- tenerlos así, porque siendo otra de las princines, por epidemias, ó por desercion, sea conve- pales atenciones del gobierno el adelantamiento niente tomar tales providencias para castigo de del comercio y la conservacion de las posesiolos delincuentes, para el buen orden general, ó nes de ultramar, acabarian estas de perderse, y como medio de auxilio entre los mismos mer- aquel se arruinaria, si sus introducciones y esportaciones no fuesen protegidas por la marina , forzados. Por todo ello, considerando S. M. militar, que las defendia de la rapacidad de los lo mas conveniente y útil al estado, despues de

у piratas y corsarios armados por los disidentes haber oido á la junta superior de gobierno y de las colonias de ultramar sublevadas, y de todo administracion económica de la armada , ha teotro enemigo. Y finalmente, de que no se ha- nido á bien resolver en nombre de su augusta brian perdido centenares de leguas en tan pre- hija la Reina doña Isabel II, se observe lo siciosos dominios, si la España no hubiera debilita-guiente. 1.° Que los gobernadores civiles y do sus escuadras, con cuyo motivo ha fijado sus ayuntamientos no se mezclen directa di indirecpaternales miras en regenerarlas como Reina tamente en las materias y negocios peculiares de Gobernadora, reconociendo , que á su prospe- las matrículas de mar, sus privilegios y asocia

, ridad y aumento , se debieron las ventajas poli- ciones gremiales; que todo debe serles guardaticas logradas en el año de 1790, por haberse do con arreglo á lo prevenido en el artículo 10, armado con una celeridad poco comun sobre titulo 5.o de la ordenanza de matrículas de 12 de sesenta navios de linea, y gran número de fraga- agosto de 1802, dependiendo únicamente de los tas y buques menores; y convencida de que la comandantes de marina de los tercios y provinpresteza en su armamento se consiguió por el cias, como cuerpo regimentado de la milicia de sistema organizado de las matrículas de mar, y mar. 2.° Que los gremios de matriculados de de que esta milicia regimentada por su peculiar Cádiz y Valencia en el caso de haberse llevado ordenanza , constituye la base esencial de la su- á efecto el despojo de sus privilegios de carga bordinacion á sus jueces naturales, produce la y descarga, á consecuencia de las providencias exactitud en el servicio y es la escuela de la ins- equivocadas que sobre ello acordaron los restruccion marinera con el ejercicio de la pesca, pectivos gobernadores civiles y ayuntamiento navegacion y el tráfico de los muelles y puertos, de dicha ciudad de Cádiz en virtud del real decomo tambien de que dicha milicia la conservan creto de 20 de enero último, seap inmediataalgunas naciones maritimas, y otras ambicionan mente repuestos en el goce y disfrute de aquetenerla; á mas de que pingun español ni aun llos. 3.° Que cuando alguna corporacion de extrangero, se halla privado de la libertad de comercio se creyere perjudicada, segun el preaprovecharse de los productos que ofrece la cio fijado a los trabajos de la carga y descarga industria del mar, con arreglo á ordenanza, por el arancel, deberán acudir los que se juzsiempre que se inscriba en la matrícula, porque garen agraviados al capitan general del deparel gozarla sin la obligacion á que está ligada de tamento ó comandantes generales de los apos. hacer el servicio, en los reales bajeles, seria taderos á que corresponda , y hallando justo el contravenir á todos los principios de la justicia, agravio, dispondrán que la junta de comercio y de que seria el mayor desconsuelo considerar nombre dos diputados, que en concurso de otros la triste suerte del marinero, que arrostrando dos que nombrará la junta gremial de matriculos peligros que continuamente le ofrece su pla- lados, formen de comun acuerdo otro arancel, za en los buques de guerra, cuando se restituyeó rectifiquen el anterior, el que se remitirá á se á su casa por haber cumplido su turno de las reales manos de S. M. para su soberana campaña, observase que el terrestre que habia aprobacion, sin cuyo perjuicio continuarán ripermanecido tranquilo en la suya, le robaba el giendo y observándose los que actualmente se ejercicio de su industria, del cual depende pre- hallan aprobados. » cisamente su mantenimiento y el de su familia, Real orden de 17 de abril de 1844.- Confiry que en este caso miraria con horror el servi- ma el derecho de pesca a favor del gremio de cio de los buques de guerra, porque no le pro- mareantes de Amposta en sus aguas, por ser del porcionaba la recompensa de su ocupacion y mar, y por consiguiente de la jurisdiccion de subsistencia, faltandole á sus prometidos privi-los matriculados, como lo determina la real órlegios, haciéndose preciso que por el erario den de 6 de julio de 1830, y con presencia tamse les asignase cierta cantidad que subiria á bien del art. 4', tit. 6, tratado 4 de las ordenanmuchos millones, y pesaria en gran parte sobre zas de la armada de 1748, y de los articulos 7, el comercio, ó habria de hacerse el servi- 10 y 11, tit. 5.- de la de matrículas. cio por levas ó reclutas de hombres ineptos y

Real declaracion de 15 de octubre de 1844,

30 TOM. IV.

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

hecha á propuesta de la comandancia general | cayó resolucion, á causa de los trastornos pode la Habana, sobre que la marineria destinada líticos que ocurrieron en aquel año, conformáná buques de guerra, sirva cuatro años en lugar dose en parte con el dictámen que V. E. exprede tres, para conciliar la utilidad del servicio sa en su citado oficio , se ha servido aprobar la con la rentaja propia de que á los dos turnos enunciada propuesta, sirviéndose mandar quecompletos de campaña sin nota, se pueda oplar den derogadas las reales órdenes de 20 de feal beneficio de la distinguida clase de veteranos. brero de 1831 y 21 de abril de 1832, en cuanto -De conformidad se dispone: «que á contar de á que se oponen a la matriculacion de sus fie1.o de enero de 1845 todos los matriculados que les súbditos de Europa en aquellos dominios; fueren convocados para el servicio, lo serán por quedando por consiguiente espedita la facultad cuatro años, cuyas circunstancias se les harán que a todo matriculado concede el art. 7.o del entender desde luego, publicándose en todos tit. 2.° de la ordenanza del ramo, para transfelos tercios, provincias y distritos, tan luego co- rirse de una á otra, prévio el competente permo se reciba esta orden, para que no puedan miso de su gefe, los cuales procurarán guardar alegar ignorancia, quedando en su fuerza y vigor una justa proporcion en la espedicion de pasatodas las demas disposiciones de la ordenanza.» portes á los que los soliciten, para que en las

Real orden de 23 de diciembre de 1844 á la provincias marítimas de la península no sea muy direccion general y á la comandancia de la Ha sensible su desmembracion, á cuyo efecto se bana.—Excmo. Sr. - He dado cuenta á la Rei- circulará á los departamentos copia de la nota de pa Ntra. Sra. (Q. D. G.) de la carta número la distribucion de los dos mil hombres que han 274 de 6 de enero de 1843, con la que el señor de tener ingreso en las de las referidas islas de comandante general del apostadero de la Haba. Cuba y Puerto-Rico, que V. E. acompañó á su na acompatió copia del espediente promovido informe, no para que precisamente se arreglen para hacer ver la necesidad en que se encuen- á ella, como si fuese una convocatoria , sino tra la isla de Cuba de incorporar á sus matricu- para que tratándose de una traslacion de domilas de mar dos mil europeos españoles: añadien- cilio, que ha de ser voluntaria en el individuo do que una de las causas que se han opuesto al que la solicite, les sirva de tipo para la conceprogreso de las mismas , ha sido el escandaloso sion de las licencias, sujetándose al poco mas ó abuso con que los terrestres, à la sombra de menos al número de hombres que designan á caautoridades que los sostenian, han usurpado á da provincia. Asimismo es la soberana voluntad los matriculados el fruto de las industrias de de S. M. que desde el dia en que esta órden se mar , y la real orden de 22 de abril de 1832, en reciba er las comandancias de marina de las proque se prohibe en aquella isla y la de Puerto- vincias de ultramar , prohiban el cjercicio de la Rico la matriculacion de europeos, por lo que pesca y de toda clase de industria de mar, a las suplicaba se dictase una medida que aplique personas de cualquiera clase ó condicion que pronto y eficaz remedio al citado abuso, segun fueren , que no se hallen matriculados con arrelo demanda el mejor servicio , y la seguridad y glo á lo prescrito en la ordenanza , y sujetas por bienestar de los upicos puntos con que cuenta lo tanto á concurrir al servicio y sufrir todas la nacion en aquella América septentrional: asi- las cargas que le son anejas en los términos que mismo se ha enterado S. M. de cuanto V. E., de la misma establece: en la inteligencia de que ha

y ta de asistencia , informó en su oficio, núm. 269 proporcion de que los españoles europeos made 24 de enero de este año; y teniendo presente triculados en ellas, esten en la razon al menos que, ademas de las razones de utilidad al servi- de dos por cada uno que lo sea hijo del pais. Lo cio y conveniencia pública que espone el señor que digo à V. E. de real órden, con inclusion comandante general en apoyo de su propues- de copia de la nota , de que se ha hecho mencion ta, se agrega la que hizo en el mismo sen- á los efectos consiguientes á su cumplimiento.» tido y con igual objeto, la comision régia de aquellas islas en 1839, que fué remitida a este MATRIMONIOS Y ESPONSALES.-Coministerio por el de la guerra, con réal órden menzaremos el articulo por la vigente real ce• de 26 de febrero de 1840, sobre la cual no re- dulu circular á Indias , de 17 de julio de 1805,

[ocr errors]

acuerdo con el inspector de matrículas y la jun- de guardarse siempre en aquellas matriculas la

[ocr errors]

para que se observe como pragmática sancion, de las edades señaladas de las causas que hayan con fuerza de ley promulgada en córles, el real tenido para negarse á consentir en los matridecreto siguiente de 10 de abril anterior.- monios que intentasen , si fueren de la clase que # Con presencia de las consultas que me han he deben solicitar mi real permiso, podrán los incho mis consejos de Castilla é Indias, sobre la teresados recurrir á Mí, así como á la cámara: pragmática de matrimonios de 23 de marzo de gobernador del consejo y gefes respectivos los 1776, órdenes y resoluciones posteriores, y que tengan esta obligacion, para que por mevarios informes que he tenido á bien tomar, dio de los informes que tuviere yo á bien tomar mando, que ni los hijos de familia menores de ó la camara, gobernador del consejo ó gefes veinticinco años, ni las hijas menores de vein- creyesen convenientes en sus casos, sc conceda titres, a cualquiera clase del estado que perte- ó niegue el permiso y habilitacion corresponnezcan, puedan contraer matrimonio sin licen

diente para que estos matrimonios puedan tener cia de su padre, quien en caso de resistir el que ó no efecto: en las demas clases del estado ha sus hijos ó hijas intentaren, no estará obligado de haber el mismo recurso á los presidentes de á dar la razon, ni esplicar la causa de su resis- las chancillerias y audiencias y al regente de la tencia á disenso: los hijos que hayan cumpli- de Asturias, los cuales procederán en los noisdo veinticinco, y las hijas que hayan cumpli- mos términos: los vicarios eclesiásticos que audo veintitres, podrán casarse á su arbitrio sin torizaren matrimonio para el que no estuvieren pecesidad de pedir ni obtener consejo ni consen- habilitados los contrayentes, segun los requisi – timiento de su padre: en defecto de este tendrá tos que van expresados, serán espatriados y ocula misma autoridad la madre; pero en este caso padas todas sus temporalidades, y en la misma los hijos y las hijas adquirirán la libertad de ca

pena de espatriacion, y en la de confiscacion sarse un año antes, esto es, los varones á los de bienes incurrirán los contrayentes: en nino veinticuatro años, y las hembras á los veinti

gun tribunal eclesiástico ni secular de mis dodos, todos cumplidos: á falta de padre y madre minios se admitirán demandas de esponsales, tendrá la misma autoridad el abuelo paterno, y sino que sean celebrados por personas habilitael materno á falta de éste ; pero los menores ad- das para contraer por sí mismas, segun los ex

; quirirán la liberrtad de casarse á su arbitrio dos presados requisitos, y prometidos por escritura años antes que los que tengan padre, esto es, los pública , y en este caso se procederá en ellas no varones á los 23, y las hembras á los 21, to- como asuntos criminales ó mixtos, sino como dos cumplidos: á falta de los padres y abuelos puramente civiles: los infantes y demas personas paterno y materno, sucederán los tutores en la reales en pingnn tiempo tendrán ni podrán adautoridad de resistir los matrimonios de los quirir libertad de casarse á su arbitrio sio licenmenores , y á falta de tutores el juez del domi- cia mia ó de los reyes mis sucesores, que se cilio , todos sin obligacion de esplicar la causa; les concederá ó negará en los casos que ocurpero en este caso adquirirán la libertad de ca- ran con las leyes y condiciones que convengan sarse á su arbitrio los varones á los veintidos á las circunstancias: todos los matrimonios que y las hembras á los veinte todos cumplidos: para á la publicacion de esta mi real determinacion los matrimonios de las personas que deben pe- no estuvieren contraidos, se arreglarán á ella dirme licencia ó solicitarla de la cámara, gober- sin glos.is, interpretaciones ni comentarios, y nador del consejo ó sus respectivos gefes, es no á otra ley ni pragmática anterior. Tendráse necesario que los menores segun las edades se- entendido en el consejo de Indias, y se disponñaladas obtengan esta, despues de la de sus pa- drá por él lo correspondiente á su cumplimiendres, abuelos ó tutores, solicitándola con la to. En Aranjuez á 10 de abril de 1803. » espresion de la causa que estos han tenido para prestarla , y la misma licencia deberán obtener Con presencia de la inmediata real pragmátilos que sean mayores de dichas edades, hacien. ca de matrimonios, (ley 18 tit. 2, lib. 10, de la do espresion cuando la soliciten de las circuns- Novisima), la audiencia de Puerto-Principe en tancias de las personas con quien deben enla- un caso ofrecido decidió de conformidad a diczarse. Aunque los padres, madres, abuelos y támen de su fiscal por auto de 9 de junio de utores no tengan que dar razon á los menores 1806, se dejase espedita la autoridad eclesiástica,

« AnteriorContinuar »