Imágenes de páginas
PDF
EPUB

para entender eu la calificacion de la edad com suscitase controversia judicial ; pero es menos petente, para contraer matrimonios válidos y disputable , si falta la contradiccion, y solo se licitos; entendiéndose en caso de que no haya trata de calificar con documentos o testigos, que contradiccion, pues en este caso debe instruirse tienen la edad suficiente para contraer matrila instancia ante el juez real.-El fiscal para monio libremente. Cuando estaba en todo su fundarlo contra la pretension del alcalde pri- vigor la pragmática de 1776, pertenecia indudamero de la Habana de competir ese informativo blemente al juez real el juicio sobre el disenso á su jurisdiccion ordinaria , como cosa de he- de los padres; pero si estos daban espontáneacho, discurria así. » No contempla el fiscal pre mente su licencia, no era necesaria la intervenciso para esta cuestion detenerse á señalar la cion de aquel , para calificar que los hijos la linea , que divide la jurisdiccion eclesiástica de habian obtenido, bastando solo verificarlo ante la secular, consideradas en su origen y natura el eclesiástico , a quien se presentaba el doculeza , y basta sentar que la sancion de las leyes mento conveniente. A esto se agrega, que si se es la que fija los verdaderos límites en el juicio recibiese en el tribunal real la informacion de esterno coactivo y contencioso acerca de las co la edad y en el eclesiástico la de solteria y crissas temporales; así que, todo lo que las leyes de- tiandad, se duplicarian las costas y demoras de jen al juicio de la iglesia, pertenece a su jurisdic-los contrayentes , poniendo nuevas trabas á la cion con todas sus relaciones directas , sea la libertad de los matrimonios contra las intencioque quiera la autoridad de donde emanan.de nes de los reales decretos; sin que por esto se aquí se deduce, que entendiendo el eclesiástico tuviese mas seguridad por los jueces eclesiástidel matrimonio con arreglo á las disposiciones cos, para precaver los fraudes que se intenten legales , debe tambien conocer de la capacidad cometer en las partidas de bautismo, como rede los esposos para contraerlo, y de los impe-flexiona el reverendo obispo. - De todo lo cual dimentos naturales, civiles y eclesiásticos, que concluye el fiscal, que es de dejarse espedita la le hacen nulo é ilicito. Fácilmente se desprende autoridad del reverendo obispo ó su provisor, por lo dicho, que un mismo asunto ya corres para entender en la calificacion de la edad com. ponde al tribunal secular , ya al eclesiástico, petente, para contraer libremezle matrimonios segun el objeto á que se dirige; si se trata de válidos y licitos con arreglo al real decreto de demencia ó parentesco ú impotencia, para de 10 de abril de 1803; y que el vuestro alcalde no ducir el valor de un testamento ó contrato civil, debe entrometerse en este punto ú otro semelos derechos de sucesion y legitimidad de los jante, como pide que se declare.) hijos, es sin disputa de competencia del jucz, Real cédula de 23 de octubre de 1785 cilada real; pero si fuere para averiguar la aptitud del en el precedente pedimento, sobre el modo de sugeto para un beneficio ó sacramento, ó para hucerse los depósitos en causas matrimoniules.resolver un derecho de capellania ó la nulidad (ley 16, tit. 2, lib. 10 de la Noivsima.) «Que los de un matrimonio, pertenece su conocimiento depósitos por opresion , y para explorar la lial juez eclesiástico. En conformidad de esta bertad, se expidan por el juez, que respectivamáxima, ha decidido V. A. poco tiempo ha que mente deba conocer segun el recurso; pues si la controversia sobre demencia de doña Maria este fuere sobre ser ó no racional el disenso, Leonor de Sosa para casarse,

debia tratarse en conocerá el juez real y decretará cuando sea el juzgado de la Iglesia ; y en apoyo de esta pecesario el depósito ; y si fuere sobre espondoctrica declaró S. M. en real cédula de 13 de sales, despues de cvacuado el juicio instructivo octubre de 1785, que el depósito de hijas de fa sobre el disenso ante la justicia secular, conomilia para esplorar su libertad, se decretase cerá el cclesiastico, impartiendo para la cjecupor juez real, si se trataba sobre ser ó po ra cion el ausilio del brazo seglar. » cional el disenso de los padres; pero si fuere

Real cédula de 15 de octubre de 1805 acerca de sobre esponsales conociese el eclesiástico, impartiendo para su ejecucion el auxilio del brazo

los matrimonios, que personas de conocida secular. Es, pues, claro que el conocimiento

nobleza pretendan contraer con las de caslas de la edad de los aspirantes al matrimonio per

de negros y mulatos. tenece al eclesiástico, aun cuando sobre ella se · El Rey.-Regenle y oidores de mi real au

[ocr errors]

diencia de Cuba que reside en la villa de Puer do del regimiento de infanteria de Puebla, preto-Principe. En carta de 19 de junio del año tendió contraer con Maria Josefa de Regla Trapróximo pasado disteis cuenta con tres testimo vicso, morena libre, hija de negros libertos, nios de otros tantos expedientes causados en y que despues de diversos y repetidos recursos virtud de lo prevenido en real cédnla de 17 de os remitia la consulta, que comunicada al fiscal junio de 1803 tocante á los matrimonios de los opinó en los dos casos como en el primero , eshijos de familia, resultando del primero, que tando conforme con él uno de los ministros; don N., individuo de una de las principales fa pero el mayor número fué de dictanien, de que milias de esa villa , mayor de cincuenta años, aunque los matrimonios de que se trata pudiesen con muchos de concubinato, é hijos de esta traer sentimientos á las familias particulares, alianza , trató de conseguir el estado matrimo no traerian sino nuevo beneficio al estado, siennial con N., parda notoria, su concubina rete do para él muy convenientes todas las leyes nida en casa, con cuyo motivo se presentó su que los protegen, resultando el aumento de la hermano don N., pretendiendo lo embarazáseis, poblacion, que era el primero y grande objeto y comunicando el recurso al vicario eclesiastico de la política; añadiendo otras varias reflexiones mandó suspender el matrimonio: que pasados á en favor de la libertad de los matrimonios; y la vista fiscal opinó, que no debian permitirse por último que quedando ahora en los tribunales los enlaces de blancos con negros, ó mulatos solo jurisdiccion para el cumplimiento de la procedentes de ellos, los cuales por la próxima insinuada cédula amparando a los padres, madres ó remota , tenian procedencia de esclavos, que y tutores, cuando los hijos y menores no hubiepor lo mismo deslucia las familias; y trayendo renllegado a la edad, y sosteniendo á estos cuaná consideracion las leyes, que no admiten los do la tienen para la libertad que se les decclara, mulatos á los oficios de escribanos y otros, con os abstuvisteis de determipar interin me servia cluyó pidiendo, que se pasara oficio á los jueces resolver lo que fuere de mi agrado. Visto en mi eclesiásticos, para que no procediesen á la ce consejo de las Indias con lo que en su inteligenlebracion de matrimonios de blancos con ne cia cspuso mi fiscal, y teniéndose presente que gros , mulatos, chinos, y otras caslas, esclavos por real cédula de 27 de mayo próximo , expeó libres, manteniendo al interesado en el estado dida con motivo de lo representado por el virey en que se halla, mientras me dignaba resolver de Buenos-Ayres acerca de los matrimonios que lo que tuviese por conveniente. Que á excepcion las personas de mayor edad y conocida nobleza, del concubinato diuturno con prole, tepian los y notoriu limpieza de sangre, podian intentar otros dos espedientes el mismo objeto y duda, contracr con negros y mulatos segun la liberpor manera que el segundo aparecia que fue tad concedida el año de 1803, me digné resolver promovido eu la villa de santa Clara por don N., | à consulta de mi consejo, que sin esceptuar ab. para que el alcalde ordinario exhortase al pár solutamente a los negros , mulatos y demas casroco la suspension de las proclamas de su hijo tas de las reglas contenidas en él, se estendiera con la parda N., y recibida por dicho juez in á los casos en que las personas, de mayor edad, formacion de esta calidad, exhortó al diocesano, conocida nobleza y notoria limpieza de sangre, para que dispusicra lo que estimase conforme iolentasen casarse con alguna de las referidas hasta vuestra determinacion. En su vista defirió castas, la facultad de que pudieran recurrir á à la suspension, opinando, que estos matrimo mis vireyes, presidentes y audiencias de esos nios debian impedirse, notándose por otra parte dominios, para que precedidos los informes que la diferente conducta de los diocesanos de Cu tuviesen por conveniente tomar, concedieran o ba y de la Habana , pues el primero otorgó dis- negåran el permiso y habilitacion corresponpeosas para el primer caso, y el segundo la diente segun lo que resultasc, sin cuyas circuns. suspendió en el otro : y últimamente, del terce tancias no se podian efectuar los matrimonios ro resultaba la resistencia , que tuvo en esa el de conocida nobleza y notoria limpieza de santeniente de cura de la parroquia del Cristo , al gre (1), con la de negros, mulatos y demas casmatrimonio que Rafael Garzés, soldado licencia tas , aun cuando unos y otros fuesen de mayor

(1) El virey de Méjico, en el baodo que espidió en 18 de diciembre de 1810, para el cumplimiento

edad; y respecto á que con esta resolucion, lo castas menores de la edad respectiva que en ella mada por puoto general, está determinada vues se señala, quedan sujetos a solicitar y obtener la tra consulta, ha parecido preveniros, como lo licencia de sus padres en los mismos términos hago, os arregleis á su tenor en los casos que que los demas; y á esto comprende el fiscal, ocurran de la naturaleza explicada por ser asi hace relacion la espresion de sin esceptuar a los mi voluntad. »

mulatos y demas castas de las reglas contenidas

en él. La segunda parte de esta soberapa resoAuto de la audiencia de Puerto Principe de 9 lucion autoriza a los padres ó parientes de las

de julio de 1806, en que para el mejor cum familias de conocida cobleza y notoria limpieza plimiento de la real cédula de 15 de octubre de sangre, cuyos individuos mayores de edad de 1805 de matrimonios entre personus des intenten contraer matrimonio con algunas de iguales, se adopta esta conclusion fiscal. las referidas castas, para ocurrir a los vireyes,

presidentes y audiencias a fin de que, precedi» La primera parte, en que quiere S. M. quc dos los informes, concedan o nieguen su perlos mulatos, negros y demas castas no queden miso; pero en todo caso entiende el fiscal, que escluidas de las reglas prescritas en el citado es conforme al espiritu de esta disposicion , quc decreto de 10 de abril, la entiende el fiscal con- se evite todo procedimiento y discusion judicial traida a los matrimonios, que contrajeren entre sobre la calidad de las familias, quedando únisi los individuos de las castas referidas. Por la camente a la prudencia de los vireyes, presireal cédula de 7 de abril de 78, en que se mando dentes y audiencias el graduar la conveniencia publicar y observar la pragmática sancion de ó perjuicio de semejantes matrimonios, mcdian23 de marzo de 1776, se hicieron yarias modifi. te los informes que lomen. En csle concepto juzcaciones y aclaraciones para acomodar su deci ga el fiscal, que no deben entregarse estos autos sion á las diferentes circunstancias de los habi- | á ninguna de las partes que lo solicitan, hacien: tantes de estos pueblos: entre ellas es la primera do saber a dou José Silverio, que use de la faque no se entendiese dicha pragmática con los cultad que le concede el decreto en los términos, negros, mulatos, coyotes, é individuos de razas prevenidos en él.-Otro si.- Reflexiona el fiscal y castas semejantes , tenidos y reputados por que intentándose comunmente semejantes natales, esceptuando los que sirvieren de oficiales trimonios á hurto, y con reserva de los parienen las milicias, ó se distinguieren de los demas tes de las familias distingui !as, es fácil que por su reputacion, buenas operaciones y servi- lleguen á contraer antes que estos lo sepan y cios; de modo que el comun de las castas de puedan usar de las facultades que les concede color no tenian la obligacion civil de obtener cl decreto; y considera muy conforme á su lelicencia de sus padres, abuelos, parientes y tul nor y espiritu, que por el tribunal eclesiástico tores, para contraer sus matrimonios entre si, se haga saber á los padres ó parientes de los maquedándoles solo la natural de honrar y venerar yores de edad habilitados para contraer sin neá sus padres y mayores, y pedir su consejo cesidad de licencia, el matrimonio que intentan, para un asunto de tanta importancia. La real ce para que con esta noticia puedan hacer los redula declaratoria última corrige y altera en esta cursos que tengan por convenientes con arreparte lo dispuesto en el referido arliculo; y en glo á dicha disposicion, y respecto á que no en su consecuencia, los negros, mulatos, y demas todos los pueblos existen las potestades autori

de la inserta real cédula , añade: « Y habiendo el señor fiscal de lo civil, con fecha de 19 de octubre del año próximo pasado de 1809, pedido de oficio la observancia, en todo el distrito de este vireioato, de esta soberana disposicion, y dado vista al real acuerdo con el espediente , be resuelto, en decreto de 27 de noviembre anterior, de conformidad con su voto consultivo de 19 del mismo, se observe puntualmente la espresada real cédula ipserta, declarando, como declaro, que la cláusula repetida en ella que

dice : las personas de conocida nobleza , y notoria limpieza de sangre, debe leerse ; las personas de conocida nobleza, ó notoria limpieza de sangre, por ser asi conforme al espíritu de dicha real cédola , para que signifique en la sustancia , que tanto comprende a la personas de conocida nobleza , como d las de notoria limpieza de sangre.

zadas para tomar informes, y conceder ó ne seuntes pasados á Indias con legitimas licencias, gar el permiso, es de necesidad declarar, que cuyos padres , abuelos, parientes , tutores ó cula mera ocurrencia de los parientes á los alcal-radores residen en estos y otros reinos y prodes, y el oficio que inmediatamente deberán pa-vincias muy distantes, por cuya causa no puesar estos al tribunal eclesiástico, se tenga por den fácilmente pedir ni obtener el consejo ó bastante, para suspender el matrimonio, seña consentimiento y licencia de ellos, respectivalándose un término conveniente segun la distan mente pidan uno ú otro segun corresponda á la cia, para que dentro de él formalicen sus recur- | justicia ó juez del distrito en que se hallen y busos ante los vireyes, presidentes ó audiencias, biese señalado la audiencia de él, sin que puey pasado sin haberlo ejecutado, puedan proce dan llevarse derechos ni gratificaciones algunas der á la celebracion del matrimonio. En estos por semejantes permisos , bajo la pena de perterminos pide el fiscal que V. A mande librar der los empleos : 5.- Que ejecuten lo mismo los la competente real provision de ruego y encar demas naturales de las Indias , ó que aunque no go al M. R. arzobispo, y RR. obispos del distrito lo scan tengan sus padres, abuelos, parientes, de esta real audiencia , para que, á consecuen tutores ó curadores en ellas, pero a distancia, o cia de lo expuesto , manden á sus provisores y

en tales parages que sea dificil obtener su conse. vicarios, que antes de proceder á los matrimo- jo ó licencia respectivamente ó con mucha renios que intentasen los mayores de edad, lo ha

tardacion. Y 6.· Que al fin referido en los dos gap saber á sus padres ó parientes, y que firmen

anteriores artículos, doy la facultad á las audienlas diligencia de notificacion; y asimismo que

cias para que reglen los casos en que deba obtesuspendan la celebracion de cualquiera por re

nerse el consejo ó licencia de las justicias del quisicion de alguno de los alcaldes ordinarios distrito, en la necesidad de ocurrir á los padres por el término que se señale por éste, y fuere y demas que previene la pragmática por razon necesario para hacer el recurso conveniente á

de las causas expuestas en el antecedente, y tam. las autoridades que pueden conceder o negar el

bien para que nombren respectivamente en cada permiso: pide tambien que se libre otra real distrito de los de su jurisdiccion las justicias ó provision a las justicias de los pueblos, para que, jneces, que hayan de dar el consejo, ó prestar enteradas de estas disposiciones, pasen los ofi el consentimiento y licencia ; pues para este fin cios convenientes á los jneces eclesiásticos del subrogo á los que señalen en lugar de los padres, requerimiento que les hiciese el padre ó parien- abuelos, parientes , tutores ó curadores, y al te de la persona mayor de edad, qne intentare

de que se verifiquc siempre que realmente, ó por contraer matrimonio, señalando al ocurrente

equivalentes medios, debe preceder el consejo un término competente, conforme a la distancia ó consentimiento de estos, con arreglo á la pragen que se hallen los vireyes, presidentes ó au mática. » diencias, dentro del cual deberán acreditar ha

En su virtud y para mejor cumplir las reglas ber formalizado su recurso; y no ejecutándolo, dadas, las audiencias de Méjico y Cuzco formadejar en libertad á los contrayentes, para llevar

ron sus instrucciones, que fueron aprobadas á efecto su matrimonio; previniéndoles que en

para el distrito de la primera en Real cédula de ningun caso reciban informaciones, ó hagan 13 de noviembre de 1781 y para el de la segunprocedimientos judiciales de ninguna especie, da en 22 de setiembre de 80, y en ellas desigde oficio ni á instancia de parte sobre la calidad

naron á la justicia de cada pueblo para la prevede las familias de los aspirantes al matrimonio.» nida subrogacion en su caso.

Y la de Santo Domingo circuló Real proviAl comunicarse la antigua pragmática se agre sion en 1o de julio de 1779 con 12 capítulos de garon varias reglas por el supremo consejo de instruccion reducido el primero á mandar: «Que Indias en real cédula de 7 de abril de 1778. La

los españoles europeos y demas nacionales tran3.· hasta la 6.' prescribian : « 3.* Que los indios

seuntes que residen en el distrito ausentes de caciqucs por su nobleza se considereu en la cla

sus padres y parientes, en la conformidad que se de los españoles distioguidos para todo lo

se espresa en el articulo 4.• de la real cédula, prevenido en la real pragmática: 4.° Que los

y los naturales de esta apartados de su familia españoles europeos y los de otras naciones tran

conforme al 5.', deban para contraer matrimo

nio pedir el consentimiento ó consejo respecti- , diciembre de 1742 el puntual cumplimiento de vamente al alcalde de primera eleccion del pue- los breves de su Santidad de 12 de mayo de 1673 blo donde residiesen , y en su defecto al regidor y 3 de mayo de 1698, como nada opuestos entre en quien recayere su jurisdiccion, á cuyo pri- sí sobre facultad de los curas párrocos para cavativo encargo se confia el desempeño del oficio

sar sus feligreses sin licencia del ordinario, no paternal en esta parte, para que consienta ó di- siendo vagantes, extrangeros, y de partes dissienta racionalmente el matrimonio que se in- tantes, y que respecto de estos se ocnrra para tentare por alguno de los arriba espresados; las informaciones á los respectivos vicarios ecley en caso de defecto que inhabilite legalmente siásticos, todo conforme a los concilios Lateraal alcalde ó regidor que ejerce, deberá decidir ranense y de Trento, y con la restriccion de no hasta el capitular que se halle hábil la subroga- llevar derechos los ordinarios, sino lo que decion en lugar de padre. » Y siguen el 2.0 y 3.. biese percibir el secretario por razon de lo exadvirtiendo, que para el efecto sea bastante crito. Y guardandose consonancia á esa dispocausa la de tener el aspirante al matrimonio sus sicion y á otra de 26 de julio de 1774 se reiteró padres, parientes ó tutores en alguna provincia la misma facultad en edicto del arzobispado de ultramarina, á que no se pueda ocurrir sin las Méjico de 75 á todos los curas, sus vicarios ú retardadas noticias y contingencias de una na otros sacerdotes con licencia de ellos, recibiénvegacion; y que para obviar los fraudes de usur

dose la competente informacion de libertad, y pacion á la autoridad paterna, no se mezcle el no resultando impedimento alguno canónico: y alcalde al uso de su autorizacion, á menos que se declaran por vagantes los que en ninguna haga constar la parte por documento ú otra le parte tienen cierto domicilio o habitacion; por gal justificacion la ausencia de sus padres ó pa

extrangeros no solo los que son de otro reino, rientes á la distancia requerida.

sino tambien los de otro obispado que vienen Tambien el juez del domicilio es el subrogado á contraer matrimonio ; y por de partes distanpor la pragmática de 803 para suplir por los pa tes todos los vasallos ultramarinos, que aunque dres, abuelos y tutores del menor, y asi en tales ya domiciliados salieron de su patria en edad casos se observa en la isla de Cuba la práctica de capaz de contraer esponsales. (1) ocurrirse al alcalde primero de la jurisdiccion Consecuente á esas mismas reglas la real óren que reside el pretendiente, ofreciendo infor den de 12 de mayo de 1823 en que se trasladó macion que se le recibe con audiencia del sin al R. obispo de la Habana la ley de 6 de marzo dico procurador general, de personas de su co anterior, se contrae á que se observen uniforme nocimiento que puedan deponer de su estado, y puntualmente en toda la monarquia los artícunaturaleza, ausencia o larga distancia de sus pa los 1 y 7 de la sesion 24 del concilio de Trento dres ó abuelos, conveniencia'del propuesto en sobre la reformacion del matrimonio: que en lace y demas circunstancias, y en su mérito el su virtud los párrocos procedan á celebrarlos alcalde subrogado en el lugar y caso que desig sin licencia del ordinario, cuando sean entre oa la pragmática, presta ó niega el asenso, y feligreses propios ó naturales, ó domiciliados por supuesto que negándolo, le quedaria al in en sus mismas diócesis, comprendidos los solteresado el natural recurso que en todos casos dados licenciados que presenten la competente se le concede para ante los presidentes de au certificacion de libertad, espedida por su resdiencias.

pectivo párroco castrense, y autorizada por los Para alivio de los naturales y facilitar sus en gefes de su cuerpo (2); pero que exijan precilaces previno la real cédula circular de 24 de samente dicha licencia, cuando los contrayen

(1) La real cédula de 21 de julio de 1776, manda observar ep Indias la bula de Benedicto XIV de las formalidades con que se deben seguir las causas de nulidad de matrimonio, y que en cuanto a las apelaciones de las sentencias de los diocesanos se esté al breve del Sr. Gregorio XIII, que se refiere en la ley 10, tit. 9, lib. 1.. de las municipales. · V. ley 20, tit. 2, lib. 10, de la Novisima.

(2) La real órden de 13 de febrero de 1807 dispone , que cuando se licencie algun soldado, se le de por el capellan párroco gratis una certificacion de no haber contraido matrimonio, requisitada por los gefes respectivos.

« AnteriorContinuar »