Imágenes de páginas
PDF
EPUB

CAPITULO. 2.° Del gobierno y policia. y cumplido el término de su empeño , si no qui

sieren continuar en el servicio, el inspector les Artículo 1. Por ningun titulo pi pretesto se dará sus licencias. exigirá gratificacion, gaje de secretario , ni (Art. 6. Espresa los oficiales que habian de derecho alguno para la espedicion de los despa- nombrarse para el regimiento de caballeria; chos de los oficiales , ni nombramientos de sar pero está reformado , y en el presupuesto de las gentos: se darán y registrarán gratis. De esto milicias que se trae abajo se refiere su pie acserán responsables los sargentos mayores y co

actual). ropeles, si no constare que lo han representado Art. 7. El buen sueldo que señala para los al inspector: y si ésto no remediare la falta que sargentos y cabos de milicias, hará que solicipueda ocurrir en su obsrvancia , darán cuenta al ten serlo los mejores cabos y sargentos de la capitan general, á fin de que dé la mas pronta tropa veterana. Siempre que hubiere en la miliprovidencia para evitar la infraccion de lo que cia alguno de estas clases que se viciare , deberá se manda.

el inspector pasarle al regimiento veterano esArt. 2. Los despachos de los tenientes á pañol que estuviese allí de guarnicion , y reemguerra concedidos por la capitania general a plazarle inmediatamente con un sugeto de las algunos sargentos mayores y ayudantes de mi-circunstancias que se requieren: y lo mismo delicias en oada les releva del exacto cumplimiento berá observar en cuanto a los cabos y sargentos de sus empleos en la milicia, ni tampoco de la del regimiento de caballería de milicias, para obediencia que deben á los gefes de sus respec- lo cual vigilarán y darán parte los sargentos mativos batallones, en quienes á mas de las auto yores de cada regimiento, por mano del cororidades que esplica este reglamento y las orde- nel ó teniente coronel que mandare el cuerpo. napzas generales del ejército , se refunden tam Art. 8. Si alguno de los tenientes de milicias bien todas las facultades y prerogativas de se entregase á industria, se le conociese abantenientes á guerra en lo respectivo á los indivi- ' dono en su conducta, ó flojedad en su aplicacion, duos de sus batallones, en cualesquicra de los deberán los respectivos coroneles y sargentos pueblos en que haya compañías de ellos y mayores acudir inmediatamente al remedio; y que por residencia ó visita se hallaren dichos si no lo lograren sus amonestaciones y severos gefes.

castigos, darán cuenta al inspector, quien con Art. 3. Todos los oficiales, sargentos, cabos la averiguacion que se hubiere hecho ó se hiciey soldados de milicia , deben acreditar su zelo re, le hará presente con su dictámen al capitan y amor al servicio con perseguir a los deserto- | general, para que éste resuelva lo que tuviere res: á esta importancia darán el mas particular por mas conveniente, y si fuere la de separarle cuidado, persuadidos que no pueden hacer ma del real servicio, me dará cuenta para mi real yor servicio y que cualquiera tolerancia y aun aprobacion. omision , será grave delito.

Art. 9. Con mas inmediata atencion sc vigiArt. 4. Ha sido preciso señalar á los tambo lará la conducta de los sargentos mayores y ayures de los batallones de milicias blancos el mis- dantes; y como interesa tanto á mi real servimo sueldo que tienen los veteranos, y sacarlos cio que sean cnteramente dedicados á él, y aparpor esta vez de los regimientos de la guarni- tados de todo otro cuidado ó voluntaria ocupacion; pero euando se logre instruir a algunos cion , no omitira el inspector ninguna diligencia muchachos, que será fácil despues de algun para estar bien informado de su aplicacion y tiempo, se podrá repartir el prest de uno entre procederes. dos, y tener con el mismo costo nueve pifanos Art. 10. Siempre que el inspector conozca utiy nueve tambores.

lidad al servicio de mudar a cualquiera de los Art. 5. En todos los cuerpos de milicias de sargentos mayores, ayudantes ó tenientes a otro dicha isla , deberán ser los tambores, pifanos y batallon ó pueblo, lo podrá ejecutar dando trompetas, hombres libres y del mismo color cuenta al capitan general para que éste si se conque la tropa del regimiento en que sirven; se formare cor la citada permuta , dé las órdenes podrán admitir por cinco años.y del mismo mo correspondientes para su cumplimiento y á los do que se practica en los regimientos veteranos; oficiales reales, para que enterados de ella, ha

уер

gan sus revistas conformandose con esta dispo eligiere de acuerdo con el coronel ó teniente sicion.

coronel en el segundo batallon. Art. 11. Si la esperiencia acreditase que con Art. 16 Para resguardar mejor el vestuario y viene tener todas las armas de los batallones de armas de los voluntarios de caballeria, todos los milicias juntas, se depositarán en las casas de vecinos del partido de cada compañía, sean ó nó ayuntamientos de los pueblos, ó en otras (que milicianos, concurrirán á fabricar una casa de proveerán los mismos ) capaz y acomodada para guano correspondiente á estos fines, en el pamejor conservacion.

rage que se les señalará. Art. 12. Las banderas de cada uno de los ba Art. 17. Los sargentos, cabos y tambores de tallones de milicias de blancos y los estandartes milicias que residan en las ciudades ó villas indel regimiento de caballeria de voluntarios de teriores, deberán acuartelarse en una misma la Habanu , estarán todas en las casas de su pri casa , y ésta se les dará cómoda y gratis por los mer gefe: las de pardos y morenos estarán tam mismos pueblos , la cual ha de estar inmediata á bien en las casas de sus respectivos comandan la que se labrare ó que se destine para guardar tes, y siempre que estos cuerpos se pongan sobre el vestuario ó armamento para su custodia ; pelas armas con banderas, serán conducidas por ro no podrán pretender que se les suministre un oficial del mismo batallon, desde la casa del leña, cama , luz ni otro utensilio; lo deberán comandante hasta el parage donde esté formada buscar y costear de su sueldo. la tropa: al avistarlas esta , uno de los ayudan Art. 18. A cualquiera de los voluntarios que tes de la plana mayor agregada por mi, saldrá quieran mudar de residencia, ó ausentarse a sus á recibirlas y colocarlas en su puesto , obser- dependencias, siempre que constare que no lo vando cuando se traen al regimiento y retiran pretesta viciosamente, se le dará por su capitan de él las banderas de todos los cuerpos, las mis- licencia gratis por escrito, pero no la podrá mas formalidades que previenen las ordenanzas usar sin que tenga el cónstame del sargento magenerales del ejército.

yor y visto bueno del coronel. Art. 13. (A los comandantes de los batallo Art. 19. Todo cuerpo de milicias tendrá un nes de color, confiere igual autoridad que á los habilitado, que en cada pueblo reciba mensualde los otros cuerpos ).

mente su haber del teniente de oficiales reales, Art. 14. El coronel de los regimientos de in arreglado a la revista mensual que éste debefantería y caballería de blancos será en todo rá pasar, y los oficiales reales de la Habana cuanto mandare obedecido; pero siempre que

enviarán á sus tenientes los ajustes finales sin sus órdenes se opongan á la ordenanza general gasto ni dilacion. ó á cualquiera de los articulos de este regla Art. 20. Los habilitados deberán dar fianzas; mento, el sargento mayor se lo cspondrá pri

no serán de los tenientes ni oficiales que gozan mero verbalmente; pero si sin embargo el co sueldo, á quienes con este ni otro encargo, se ronel insiste en que se cumpla lo que ha manda- podrán distraer del cuidado de sus compañías, do , le pasará un oficio, en que con el debido y el coronel y sargento mayor , como responrespeto le hará presente el sargento mayor los sables de cualesquiera malversacion que haya, inconvenientes que tuviere la orden dada , es podrán elegir la persona que mas les asegure, poniendo que su obligacion le precisa a este aunque no sea oficial; y este durante su comision, paso y á dar cuenta al inspector : lo que ejecu- gozará del fuero militar, y el 1 por 100 del sueltará con copia de su oficio al coronel, y de la do de los oficiales, que sera partible con el respuesta que éste debe darle precisamente. sargento mayor.

Art. 15 El teniente, sargentos, cabos y tam Art. 91. Los habilitados distribuirán mensualbores, que en cada compañía de milicias de in mente el sueldo de los oficiales y el prest de los fapteria y caballería gozan sueldo mio, deberán sargentos, cabos y tambores, cuya invariable vivir en el distrito de sus compañias, para estar

observancia vigilará el sargento mayor. prontos á cuanto ocurra, y con la posible co Art. 29. (Refierese á los habilitados de los modidad de su gente, instruirla en la discipli- bntallones de pardos y morenos). na , estableciendo para este efecto la enseñanza Art. 23. Todo batallon de milicias, regimienen los parages que el mismo sargento mayor to de voluntarios de caballería de la Habana, ó

companhias sueltas que se empleasen en guarni- | ingenios. En los lugares interiores se esceptuacion ó campaña , pasarán mensualmente sus re rá igualmente a los factores ó interventores de vistas', con la misma formalidad que los cuerpos tabaco, sirvientes que tengan nombramientos de veteranos del ejército,

empleados por junta , y asimismo á los apodeArt. 24. Si para la averiguacion de cualquie- rados de los cosecheros de cada partido ; pero ra dello ó hecho, necesitase la justicia ordina- ninguno de estos podrá pretender escepcion ria, ó eclesiástica de la declaracion de algun ofi- alguna para sus hijos, escribientes, mozos, ó cial ó soldado de las milicias , no repugnarán el dependientes de cualesquiera clase que sean. (1) presentarse en aquellos tribunales, ni esperarán Art. 26. Todo vecino que en adelante tuviere para ello órden alguna; lo contrario, podria el empleo de alcalde ordinario de su pueblo, soatrasar la vindicta pública, ó providencias de la lo se le podrá emplear en la milicia en calidad justicia que se deberán venerar y apoyar. En de oficial; y los alcaldes de la hermandad no igual caso está la misma tropa veterana , cuando gozarán de este distintivo; pero mientras lo puede haber inconveniente en la dilacion, pero fueren estarán exentos de toda concurrencia y se deberá esceptuar en todos aquellos casos en jurisdiccion militar. que no sea urgente la necesidad de declarar ; y Art. 27. Los estudiantes que no tuvieren las se seguirá en los demas la práctica y leyes de primeras órdenes, no estarán exentos de ser inIndias, que no se deberán alterar en la obser- cluidos en las milicias, cuando su edad y disvancia de su costumbre, pues en las dependen- | posicion sean á propósito. (2) cias de entre partes y otras que no urja como

Art. 28. Cuando en un sugeto concurra la va espresado, se deberá pedir la venia del gefe edad prescrita para ser admitido al servicio y que tuviere el testigo que haya de ir a declarar, suficiente robustez, se le alistará, au nque en su ya sea ante la justicia ordinaria ó eclesiástica. talla falte media pulgada y lineas para cinco pies

Art. 25. Aunque ninguno está exento de la de rey. obligacion de defender su patria y servir á su Art. 29. A todo soldado licenciado de los reRey, para en lo posible atender al público, no gimientos veteranos por achaques (pudiendo se alistarán en la milicia los abogados, escriba estos haberse curado) se le hará reconocer cada nos, mayordomos de las ciudades, médicos, año en los pueblos de su residencia, y no consboticarios, cirujanos, notarios, procuradores tando de su inutilidad para el servicio, se le de número, como no pasen de cuatro ó tengan alistará en la milicia. oficios comprados á mi real corona y son ven Art. 30. Todo soldado veterano que se licendibles y renunciables, y administradores de ciase y no constase haber servido veinte años, rentas, sindico de S. Francisco, sacristanes y estará obligado á servir en la milicia hasta comsirvientes de iglesia que gozan salario, maes pletar este número de años. tros de escuela y 'gramática , ni mayorales de Art. 31. Desde la edad de quince años hasta

(1) Real orden de 28 de octubre de 1779 esceptúa del alistamiento de las milicias á los comerciaotes y á sus cajeros; y la de 26 de julio de 1781, tambien á los impresores, fundidores de letras de continuo ejercicio, y abridores de punzones y matrices. La de 8 de octubre de 1801 declara exentos del servicio solo los comerciantes por mayor y uno de sus mancobos, el que tengan por principal para el despacho de sus negocios, y los mercaderes de tienda por menor ó que varean, si son europeos trabseuntes, que hayan pasado á América y se ocupen en esa especie de negocio con ánimo de regresarse á España : igualmente los labradores que con caudal propio y por si mismos asisten al cultivo de las tierras y campos inmediatos: y que no habiendo gente proporcionada para llenar las bajas del batallon de blancos, se haga por sorteo en los pueblos mas cercanos, segun sus respectivas vecindades, observándose en lo posible el método con que se ejecuta en España.

(2) Real cédula de 20 de febrero de 1799, aprueba la exhoneracion declarada á los matriculados de la universidad por el marqués de la Torre , para el alistamiento en la milicia, es decir, á los que asisten de contiouo å las escuelas de la aniversidad y oigan dos lecciones cada dia, con tal que hagan constar su adelantamiento en las ciencias con certificacion de sus catedráticos, visada del rector, acreditando tambien ballarse comprendidos desde seis meses antes caando menos, en la matrícula de la universidad.

la de cuarenta y cinco servirán los milicianos; nel, y por su conducto al inspector, pudiéndopero en no llegando ó escediendo de estas eda se únicamente separar de estos conductos cuandes, serán escluidos á escepcion de los casos de do fundan queja contra el inmediato gefe. necesidad en tiempo de guerra, que a todos Art. 37. El cirujano del regimiento ha de ser comprende esta obligacion.

solo el que examine y reconozca las enfermedaArt. 32. En el mes de diciembre se aprove des que los soldados aleguen cuando preceda charán los dias de fiesta para inspeccionar y órden del comandante, y deberá dar su certify completar la milicia, escluyendo los que fue- cacion por escrito sin otro estipendio que el de ren inútiles, y llenando las bajas que hubiese 2 reales, que ha de pagar la parte interesada habido en aquel año por muertes ó ausencias: por cada certificacion, celando el coronel, cose formarán nuevos pies de lista arregladas al mo es de su obligacion, el que con pretesto alformulario núm. 12, 13 y 14, las firmará cada guno se lleve otro interés por las certificaciocapitan, pondrá su constame el sargento mayor, nes, y si algun cirujano, olvidado de su juravisto bueno el coronel, y su aprobacion el ins mento y honor, diese certificacion falsa , será pector en donde resida: se pasarán las listas con castigado por el inspector con todo el rigor que los espresados requisitos, á la justicia ordinaria merezca su malicia. del pueblo, para que no le quede duda de los Art. 38. No se dará crédito a certificacion alcomprendidos, y se eviten con estas precau gana de médico ni cirujano , que en la demarciones toda la desconfianza y abusos; y se ha cacion del regimiento se haga, sin que preceda rá la revista de inspeccion en los dias de pas decreto del comandante; y en el caso que las cua.

partes, no conformándose por lo declarado por Art. 33. Cada mes dirigirá el sargento ma el cirujano del regimiento, quieran que algun yor por mano de su coronel al inspector un es. médico ú otro cirujano reconozca y certifique tado de su regimiento, en todo arreglado al for sus achaques, no lo resistirá el gefe, pero será mulario núm. 15, y cada año le dará nuevos li á su eleccion, y no a la de la parte interesada, bros de servicios, arreglado a la práctica general el nombrar los médicos que se han de comisiodel ejército: uno de los libros tendrá las notas par acompañados al del regimiento. de valor, capacidad, conducta , aplicacion, de Art. 39. Para pedir justicia los oficiales y solfectos y utilidad , puestas por el coronel : en el dados de milicias de la isla de Cuba , recurriotro estarán puestos solo los servicios y estas rán á los gobernadores, ó sus tenientes, segun notas en blanco, para que las llene el mismo se previene en el capítulo 10 de este reglameninspector, quien con las revistas de inspeccionto, los que no omitirán diligencia alguna para y las libretas de vita et moribus , las pasará al que se consiga con la mayor brevedad, protecapitan general, y éste con sus notas á mis ma- giendo su justicia, y separarlos de todo pleito y pos por las de mi secretario del despacho uni- enredo, haciéndoles conocer los graves perjuiversal de Indias.

cios y gastos que les resultarán de cualquier Art. 34. (De la subinspeccion de los batallo causa judicial, por justa que sea , incitándoles nes de pardos y morenos).

por todos los medios posibles a la industria y Art. 35. Todas las instancias que hagan los hombría de bien. soldados de milicias las deberán pasar por sus Art. 40. Todos los individuos de milicias decapitanes, estos las darán con su informe al sar berán pagar como los demas vecinos cualquier gento mayor, quien las pasará al coronel, y si arbitrio establecido por cédula real para proéste por su autoridad ó mediacion puede dejar pios de las ciudades ó pueblos de su residencia, satisfecho al interesado, lo hará por si; pero y de esto no pretenderán escepcion alguna; pero cuando sea necesario, las remitirá con su infor. en ningun modo se les podrá exigir por los teme al inspector, y si no se aquietasen con la nientes gobernadores ni otras justicias, contriprovidencia de éste, podrán acudir por último bucion ni gratificacion alguna para licencias de recurso al capitan general.

poner tiendas, vender cualquiera cosa ó trabaArt. 36. Las instancias de los capitanes y su

su- jar en su oficio, siendo estos abusos establecidos balternos de las milicias precisamente vendrán por la codicia, y sostenidos indebidamente de con el iuforme del sargento mayor y el coro la autoridad; y si intentaren continuar estas TOM. IV.

37

exacciones con cualquiera pretesto, los sargen diarios, á cada cabo con tres y á cada sargento tos mayores, coroneles y comandantes de las con cuatro. milicias lo representarán por escrito, y cuando Art. 44. Los gobernadores, sus tenientes ni no se apartasen de su pretension, recurrirán otro gefe militar no podrán con pretesto alguno ipmediatamente por el conducto del inspector.

distraer de sus funciones á los oficiales, sargenCualquiera de los gefes de las milicias que tos, cabos y tambores destinados y pagados por hiciere estas instancias con la espresada for mi para la disciplina de la milicia; y en cualmalidad, será responsable de la estorsion, como quier caso que esto se haga, el teniente, gosi la hubiere hecho él mismo.

bernador ó gefe que lo tomare sobre si, dará Art. 41. Todos los tenientes del regimiento cuenta al capitan general, y el sargento mayor, de caballería de voluntarios tendrán especial y coronel de milicias, al inspector, informandocuidado de quitar en sus partidos todos los jue sc de la providencia muy por menor, y en dongos prohibidos : estos distraen y arruinan inu de no residen estos gefes, el ayudarte y capitan chas familias de voluntarios , con conocido per que mandare, ejecutarán lo mismo. juicio de su industria y adelantamiento; serán Art. 45. El batallon, que se compone de gente personalmente responsables de cualquiera con de la ciudad de Trinidad y Tres-villas, llevará travencion a este artículo, sin que les pueda el nombre de las Cuatro-villas, por haber dado servir de disculpa eo caso alguno el decir, que

cada uno dos compañías. una ú otra persona protege estas diversiones ó Art. 46. En cada compañía de infanteria y que las ignoraba : todos están sujetos á obede- caballería , deberán estar alistados ( ademas de cer lo que está mandado por la superioridad, y

su completo ) diez hombres, para que pueda cuanto mas caracterizado el sugeto, seria la falta salir siempre la compañía con el pie que señala mayor si la hiciese. Los tenientes nada deben su formacion, y éstos gozarán del fuero militar, ignorar de cuanto pasa en sus partidos, y mucho y por distintivo deberán llevar cucarda encarmenos en asuntos tan públicos.

nada, y estar al pie de la lista de cada compañía, Art. 42. Los tenientes gobernadores y tenien. con la espresion de supernumerarios. tes á guerra, por ningun pretesto embarazarán Art. 47. Los oficiales y sargentos de esta milas funciones, ni ceñirán las facultades que por licia, usarán fusil en lugar de esponton y alaeste reglamento tienen los coropeles, sargentos barda. mayores y demas oficiales de los regimientos Art. 48. En los pueblos donde hay infanteria de milicias de infantería y caballería, antes siem y caballería de milicias, es accidental la residenpre que sea necesario, auxiliarán eficazmente cia del capitan de caballeria, cuya compañía estodas sus provideneias, para el exacto cumpli tá repartida en el campo; y asi mandará el camiento de los artículos de él, y especialmente pitan mas antiguo de infanteria en ausencia del para la puntual concurrencia y disciplina en la gefe principal o vacante; pero cuando armadas forma prevenida: de esto deben cuidar con par y unidas, caballeria é infanteria, tendrá el manticular atencion.

do el capitan de caballeria en los que no lo preArt. 43. Los gobernadores, sus tenientes ni viene asi la ordenanza general del ejército. otro gefe , no podrán emplear la milicia en co Art. 49. Los capitanes y demas subalternos mision alguna , sin evidente urgencia del servi que no gozan sueldo , podrán sin embarazo adcio, á escepcion del auxilio á justicia, á que mitir la vara de alcalde ú otros empleos de caconcurrirán como otro vecino, pero deberá bildo en los pueblos de su residencia; pero solo esto ser en el mismo pueblo y no por mas tiem- puede ser electo uno de los alcaldes en la milipo de dos horas; para todo otro caso deberán cia, para que cuando marche su compañía, pueprecisamente dar cuenta al capitan general, y da ir con ella , y dejar el otro alcalde y regidor harán socorrer a cada soldado con dos reales decano para la administracion de justicia. (1)

(1) Real orden de 26 de diciembre de 1798 previeno : que en el caso de que recaigan empleos del consuiado en los primeros gefes de los cuerpos de milicias, sea solamente en uno de ellos; pero sio que este encargo estraordinario le exima de las fanciones anejas á su empleo militar á las cuales debe alender preferentemente como su primera obligacion, tanlo en tiempo de paz como en el de guerra:

« AnteriorContinuar »