Imágenes de páginas
PDF
EPUB

se

Art. 50. Los oficiales que quedaron reforma do pie de disciplina : darán á esta importancia dos en la formacion de estos cuerpos podrán todo su cuidado como objeto que tanto interesa ser reemplazados en las vacantes que ocurran, su honor, mi real servicio y defensa de la pasiendo buenos; y sus hijos (cuando reemplaza- tria: tendrán siempre presente, que todo vasallo dos) pueden ser cadetes, y aun ahora concur nace con la precisa obligacion de servir á su riendo en ellos las circustancias que previenen Rey y defender su patria, y que la utilidad de las ordenanzas.

cualquiera tropa pende mucho mas de su caliArt. 51. Para la admision de cadetes se ob-dad, buena disciplina, subordinacion y honor, servará todo lo prevenido en las ordenanzas ge que del número. nerales del ejército. El coronel será responsa Art. 2. Respecto de estar el segundo batallon ble de cualesquiera contemplacion ó disimulo | de Voluntarios de la Habana, separado del prique tuviere en esta parte.

mero, y bajo el inmediato mando y cuidado del Art. 52. A los tenientes y sargentos de las teniente coronel, todas las órdenes que se diemilicias, se les suministrará mensualmente por ren á este batallon, deberán ir por su conducto, el cuerpo los dos tercios de su paga, y á los ca y todas las instancias de los oficiales y soldados, bos dos reales diarios, debiendo á unos y otros deberán venir con su informe, sin que por esto ajustarles todo sa haber cada seis meses. se varien en cosa alguna las facultades, que por Art. 53. Para que a los sargentos , cabos

y este reglamento y las ordenanzas del ejército, tambores se les pueda hacer su vestuario siem están concedidas á los coroneles y sargentos pre que lo necesiten, se retendrá por el sargen mayores. to mayor á los primeros, diez y seis reales cada Art. 3. Todos los oficiales deben estar diesmes, y diez á los demas, bien entendido que el tros en la ejecucion personal del manejo del ardia que se vistan si sobrare de lo retenido, ma, fuegos y evoluciones, y perfectamente imles pagará por entero.

puestos en el modo de enseñarlo. Art. 54. Se inspeccionará a todos los regi Art. 4. Los sargentos y cabos que dieren mientos de milicias cada año en el mes de di permiso para que los soldados de sus compañías ciembre, como se previene, en el artículo 32, y falten á los ejercicios , ó que se lo disimulen por respecto de que por la distancia de los pueblos favor ó alguna gratificacion , sea ésta para ellos no lo podrá hacer en todos por si el inspector, ó para otros, serán inmediatamente depuestos podrá éste subdelegar sus facultades en los ofi de sus empleos : los que faltaren por enfermeciales que tuviere por mas conveniente, dando dad ó legítima causa, justificada ésta, quedan cuenta al capitan general, para que apruebe la por el mismo hecho disculpados. subdelegacion que hiciere. (1)

Art. 5. Toda milicia ya disciplinada, solo Art. 55. Cuando un batallon, compañía ó des hará el ejercicio una vez en la semana: la electacamento marchare por la Isla celará el coman cion del dia y hora se dejará á eleccion de los dante, que en los pueblos y haciendas de su trán mismos voluntarios, y en todo se atenderá a sito no hagan los soldados perjuicio ni vejacion que sea para los pobres lo menos gravosa que á los paisanos, ganados, ni frutos del campo: fuere posible. será personalmente responsable á cualquiera Art. 6. Las compañias del batallon de Guanacontravencion á este artículo, r.o pudiendo que bacoa harán sus ejercicios semanarios y aun dar impune su culpable omision.

mensuales en sus respectivos partidos; pero se

unirán cada dos meses una vez para maniobrar CAPITULO 3.° - De la disciplina. juntas y hacer ejercicio de fuego.

Art. 7. Todos los batallones de infantería de Artículo 1. El coronel, teniente coronel y milicias harán ejercicio de fuego cada dos mesargento mayor de estos cuerpos, serán en todo ses : se les dará para este efecto diez cartuchos responsables de mantenerlos en el mas aventaja | de a media onza cada uno por voluntario , que

(1) La revista anual de inspeccion a los caerpos de milicias del distrito de Cuba , so pase en el mes de julio, en lugar de diciembre, segun se previene en este reglamento: real orden de 18 de noviembre de 1783.

[ocr errors]

en los seis ejercicios que les toca hacer cada gentos y cabos que en parages cómodos para la año, son sesenta tiros que hacen treinta onzas; concurrencia de los vegueros les instruyan, tey para que no haya desperdicio, ni se haga mal niendo presente que la importancia de la disciuso de estas municiones, se distribuirán los car plina se logre con el menor gravámen que fuere tuchos cuando esté formada la tropa para el ejer- pusible, del jornal é industria de los milicianos, cicio.

y á esto el sargento mayor y gefe de cada bataArt. 8. El sargento mayor ó ayudante debe llon, pondrán especial cuidado. rán precisamente asistir á estos ejercicios, y el Art. 15. Para los ejercicios generales de micoronel con la posible frecuencia.

licia de Cuba , Bayamo y Cuatro-villas, (ni aun Art. 9. A todos los ejercicios semanarios de para las revistas de inspeccion) no se formará la infanteria acudirán los capitanes y subalter-mayor asamblea que la de las compañías que renos, cuando se hallaren residentes en los pueblos siden en cada pueblo, asistirán á ellos con la ó partidos en que se hacen; pero tendrán espe- frecuencia que puedan, el coronel y el sargento cial cuidado á no faltar sin grave precision al mayor, quienes vigilarán mucho la puntual conejercicio mensual, y en particular á los de currencia de la tropa y uniformidad de la discifuego.

plina. Art. 10. A los regimientos de milicias se dará Art. 16. Se prohibe que con cualquiera preanualmente ocho balas por soldado para que se testo puedan los cabos, sargentos ni oficiales habiliten mejor en cargar y disparar: usarán de las milicias castigar con palo á los soldados; dos balas por soldado al blanco, y seis en pondrán presos á los que no cumplan con su formacion , y este ejercicio se hará en las fies- obligacion, les falten al respeto ó pronta obelas de pascua cuando se inspecciona el batallon. diencia que les deben , y será por los gefes del

Art. 11. Las compañías del regimiento de ca cuerpo , mortificado el agresor con benignidad; balleria de Voluntarios de la Habana , y las de pero con la debida consideracion a la gravedad los batallones de infanteria del campo, harán el y circunstancias de la falta. ejercicio antes ó despues de la misa y en el mis Art. 17. Todos los oficiales de milicias y en mo parage en que concurran á oirla : y si algu- particular los veteranos, comprendidos los sarnos soldados (sea por dependencia o gusto) con gentos y cabos , dedicarán todas sus conversacurrieren á oir misa á la parroquia de otra ciones á dar á sus compañías amor á mi real compañía, harán en ella el ejercicio, y de esto servicio , fomentando en ellas por todos los mecuidarán los tenientes, sargevtos y cabos vete dios posibles, fanatismo por la gloria militar, ranos que hay en cada uno.

con frecuentes relaciones de las funciones que Art. 12. Cada escuadron se unirá una vez al han visto y distinguidas acciones que han oido. mes en el parage mas acomodado para unifor Les darán una justa idea de las acciones que se marse mas, y hacer las evoluciones estableci deben graduar de distinguidas , y de cuán predas, y como es dia desocupado el domingo por ferente es el honor a la vida. la tarde se preferirá.

Art. 18. Los gefes de estos cuerpos y los ofi Art, 13. Al ejercicio del escuadron acudirán ciales veteranos colocados en ellos, harán colos gefes , capitanes y demas oficiales que no tu nocer las inmensas ventajas que tiene una tropa viesen legitimo motivo para escusarse; pero bien disciplinada, lo muy superior de los fuepara los semanarios de compañía bastará la con gos y evoluciones de este ejercicio, y la segura currencia del teniente, sargento y cabos vetera confianza que deben tener de la victoria, menos de ella; y cuando convenga á la mayor co diante su disciplina, constancia y valor de que modidad de la tropa, deberán estos repartirse nunca se debe dudar. para la enseñanza de ella.

Art. 19. Cuando se juntase la milicia para Art. 14. En las milicias de infantería de Cuba, gnarnicion ó campaña, en todo lo relativo al Bayamo, Cuatro-villas, y Matanzas, hay muchos servicio, subordinacion y disciplina, se arrededicados á la siembra de tabacos: durante el glará á lo prevenido en las ordenanzas generacultivo todos residen en sus vegas, y muchos les del ejército. todo el año. Para en lo posible acudir a su co Art. 20. Todos los meses se hará una revista modidad y alivio, se destinarán oficiales, sar exacta de armas; asistirán á ella todos los ofi

[ocr errors]

ciales, el sargento mayor de blancos y los sub- | compuestas, y con estos requisitos, el comaninspectores de pardos y morenos, serán parti- dante presentará la relacion al capitan general, cularmente responsables del buen estado del para que á continuacion pooga la corresponarmamento.

diente órden para que los oficiales reales satisArt. 21. Los sargentos mayores y ayudantes fagan el importe. (1) en los batallones de blancos, y los subinspecto Art. 23. Todos los soldados estarán enterares en los de pardos y morenos se aplicarán con dos, que cualquiera daňo ó descompostura de el mas invariable celo , á mantener sus respec sus armas que resulte de los ejercicios, concluitivos cuerpos en el mas aventajado pie de dis- do éste, la deberán enseñar á sus tenientes é ciplina y buen órden, serán particularmente capitanes, y éstos traer los mismos soldados y responsables de esta importancia, y de la exac armas al sargento mayor ó ayudante que manta observancia de todos los artículos de este re dare el ejercicio, para que las note y pueda desglamento; en la segura inteligencia que deci- pues certificarlo en la forma prevenida. dirá de su concepto y ascenso, el estado en que tengan á sus regimientos, y que será desgracia CAPITULO 4.0 Del fuero y goces de estos suya el producir disculpas, que serán siempre

cuerpos. oidas con desagrado.

Art, 22. Como los regimientos de infanteria Art. 1.o Todo soldado miliciano gozará el у

caballería de milicias no tienen armero ni gra- fuero militar, asi como lo tiene declarado en mi tificacion de armas, aquellas composturas que

real nombre el conde de Ricla desde el dia de la resultan de los ejercicios ó funciones de guerra

formacion de estas milicias; pero el sargento se hərán en la sala de armas por mi cuenta ; y mayor, teniente coronel y coronel serán resrespecto de que en la isla solo hay dos gobier- ponsables que no se abrigue á quien legitimanos, que son la fabana y Cuba, distante uno de mente no le goza, y darán estrechísimamente otro doscientas treinta y cuatro leguas, y solo órdenes, prohibiendo que individuo alguno de en estos hay sala de armas, se establecerán ar sus cuerpos falte al respeto debido a la justicia meros en los partidos donde hay tenientes de ordinaria , contra la cual nunca podrán hacer gobernador como son Bayamo, Puerto del Prin- resistencia. cipc y la Trinidad, para que se logre la compo

Art. 2.° A ningun oficial, sargento cabo ó sicion de las armas de sus respectivas jurisdic- soldado miliciano se le podrá echar oficio que ciones, con mas prontitud y menos coste, y se le sirva de cargo, ni tutelas contra su voluntad, les satisfará su importe por los oficiales reales ni repartirle alojamiento de tropas ni vagages ó sus tenientes, de los caudales de mi real ha- sin precisa necesidad. cienda; pero para ser admitida, deberá la rela Art. 3.o Cuando sirviere la milicia en guarcion (que se dará al comandante de artilleria) nicion ó campaña, todos sus enfermos serán espresar, que resulta de los ejercicios ó funcio- recibidos y curados en los hospitales, como los nes de guerra, y estar firmada de un capitan (que de la tropa veterana , debiéndoseles descontar se eligirá cada año), con el constame del sargen- de su prest diario las estancias que causar en to mayor, visto-bueno del coronel y aprobacion á razon de dos reales por sargento, y los cadel inspector: el comandante de artillería pon- bos, soldados y tambores á real y medio cada drá á continuacion su órden al armero, y cuan uno. (2) do compuestas al pie de la misma relacion Art. 4.° Los sargentos, cabos y tambores de pondrá el sargento mayor su recibo, en que milicias, que gozan sueldo mio, serán en todos dirá que ha recibido las espresadas armas bien tiempos recibidos y curados en los hospitales:

(1) Habiendo parecido mas útil y conveniente que cada cuerpo tenga su armero, y éste que se ajuste por contrata, se rerificó y sigue de este modo, por haberse esperimentado que los

cuerpos

están mas bien y prontamente servidos, cuyos gastos abona la real bacienda , en virtud de real órden de 8 de agosto de 1773.

(2) Al soldado miliciano no se le descaente por cada hospitalidad 6 estancia , mas que el propio real y cuartillo que se rebaja al soldado veterano: real órden de 11 de febrero de 1795.

por cada estancia se les descontará lo mismo que teria, que ahora no gozan sueldo, tendrán á raá los veteranos de su clase.

zon de cuatro reales diarios, los cabos á tres y Art. 5.° Los sargentos mayores, ayudantes cada soldado á dos: cada sargento, cabo ó soly demas oficiales , sargeatos , cabos y tambores dado de caballería, que ahora no gozan sueldo, de los regimientos de milicias, que gozan suel tendrán el mismo señalado para la infantería, do continuo, están exentos de toda gavela por pero la manutencion de sus caballos será por sus personas, sueldos y bienes muebles; pero cueota mia. (2) si en los referidos hubiese algunos que tengan Art. 10. El reemplazo de los caballos perdihaciendas, estarán sujetos á los repartimien-dos en funcion de guerra será de cuenta de mi tos que por esta razon se hagan á los demas real hacienda, para lo cual habrá de preceder militares.

certificacion del sargento mayor, que deberá Art. 6.° En los repartimientos generales de darla, si fuera dable en el mismo dia que suceda los pueblos, se atenderá á no recargar á los ofi- bien asegurado del hecho y pasarla con el visto ciales, ni demas individuos de la milicia , pues à bueno del coronel, ó comandante del cuerpo y mas de la calidad de vecino que los iguala con aprobacion del inspector, á la capitania general los demas para la cquidad, se aumenta la mas es para que dé la orden correspondiente. timable de hallarse empleados en el distinguido Art. 11. Todos los oficiales que sin intermiservicio de las armas. En cualquiera ocasion sion sirvieren diez aňos continuos en estos cuerque sobre esto se justificare esceso, se toniará pos con el celo debido, se considerarán capaces séria providencia con el juez repartidor ú otra y beneméritos para obtener mercedes de hábito persona, que contraviniere á este artículo , ó en las órdenes militares ; pero sin exepcion alque teniendo jurisdiccion para ella, no lo reme guna de las pruebas que deben hacer; y por lo diare.

que mira á cadetes (en el concepto de que conArt. 7. Ningun soldado de estos cuerpos de- forme a lo prevenido en las reales ordenanzas; berá pagar carcelage por cualquier tiempo y han de ser nobles), entrarán igualmente en el motivo que fuere arrestado, por ser esta exen mismo privilegio, cuando pasen á ser oficiales, cion aneja al fuero militar de que todos go en los empleos vacantes. zan.

Art. 12. Los oficiales de los batallones de Art. 8.° Los oficiales de los regimientos de vo pardos y morenos, serán tratados con estimaluntarios de infanteria y caballeria de blancos cion: á ninguno se permitirá ultrajarlos de paserán en todo tratados con la misma estimacion labra, ni obra; y entre los de sus respectivas que los de la tropa veterana de su clase; alterna- clases, serán distinguidos y respetados. rán con ellos, y gozarán plenamente de las mis Art. 13, 14 y 15. Estos oficiales gozarán el mas prerogativas, exenciones y honores. (1) tiempo que sus cuerpos estén empleados en la

Art. 9.• Siempre que el capitan general tuvie guerra (el comandante de los pardos 40 pesos se por preciso el que los regimientos de infante- mensuales y 38 el de los morenos; el capitan de ria de milicias y el de voluntarios de caballería los unos 30, y el de los otros 28; los tenientes 25 hagan el servicio, y que se mantengan unidos en y 23; y los subtenientes inclusos los abanderacampaña ó guarnicion, los oficiales de estos cuer dos 20 y 18; y los sargentos, cabos y soldados lo pos tendrán el mismo sueldo que los veteranos señalado, cap. 4, art. 9). de su clase, y cada uno de los sargentos de infan Art. 16. Todo oficial que se retire del servi

(1) Eo su conformidad la real órden de 24 de octubre de 1826 resuelve : «que pueden los oficiales de milicias de ambas armas en la isla de Coba asistir á alternar en los consejos de guerra ordinarios con los demas del ejército , teniendo la preferencia que por antigüedad y clases les corresponda.

(2) Cuando la tropa de milicias hace el servicio de guarnicion ó campaña, se le abonen mensualmente los mismos 8 ps. que percibe la veterana de la isla; pues aunque á ésta le estan señalados 9 ps., se le descuenta uno para vestuario, á cuyo desfalco no está sujeta la de milicias, por tecer un fondo destinado sobre los arbitrios impuestos para costear su vestuario y armamento : real orden de 11 de febrero de 1795, Por ello, en providencia de la capitania general, de enero de 1806, se mandaron abonar á razon de 9 pesos á los granaderos de milicias, cuando hagan el servicio.

para

cio despues de veinte años gozará el fuero mili Art. 2.° El oficial que se hubiere retirado del tar por su vida. (1)

servicio de milicias, ó se retirase en adelante Art. 17. Cualquiera oficial ó soldado que por sin que se le declare la continuacion del fuero herida recibida en la guerra, se estropease ó in-militar, no podrá usar del uniforme ni otra dishabilitase para el servicio, no solo gozará el tincion militar, y al que lo hiciere deberá la justifuero militar por su vida , sí tambien el sueldo cia ordinaria castigar con un mes de cárcel y el de inválido, destinado para los de su clase. correspondiente apercibimiento; pero si vol

Art. 18. Cada año de guerra en que esté ar viese á usar del uniforme ó baston, lo pondrá mada la milicia, se contará por

dos la con preso en la cárcel pública por dos meses, y se cesion de retiro de oficiales, sargentos y solda- le recogerá el baston y uniforme, que deshecho dos con el fuero militar.

se venderá por piezas, y su producto se apliArt. 19. Todo oficial ó soldado de milicias, cará á los pobres de la cárcel. que muriendo en funcion , o de resultas de sus Art. 3.o Cualquiera que no me sirva ó tenga heridas, dejasc muger ó hijos pobres , tendrán legitimo derecho a usar uniforme, no lo podrá éstos por cuatro años el sueldo de inválido que llevar vi aun de deshecho, oi usar de cucarda, corresponde á la clase de su marido ó padre que pena de 9 ducados de multa por la primera vez, hubiere fallecido ; pero despues para continuar repartidos tres al delator , tres al aprehensor y este goce, ha de preceder órden mia; á cuyo fin tres al fisco; y si reincidiere segunda vez, será los inspectores me informarán con anticipacion castigado a mas de la expresada multa de y dude las circunstancias en que se halle la familia y cados, con un mes de cárcel; y si tercera, se le todas las demas, conducentes al verídico y ple- sacará la multa y se le destinará por un año á no conocimiento que debo teuer para resolver mis reales obras. Los mismos cuerpos se aplicala continuacion de esta gracia.

rán á la observancia de este artículo , y cortar

el pernicioso abuso de las distinciones miliCAPITULO 5.° De los castigos y penas.

tares, que tanto honran á los que con justicia Art. 1.• Siendo muchos los que solicitan em las llevan. pleos en los regimientos de milicias, y á breve Art. 4.° Cualquiera sargento, cabo, tambor ó tiempo la licencia para retirarse, y no pocos los soldado de milicias, sea de blancos, pardos ó casos en que con el uso del uniforme y retencion morenos, que en el tiempo de guerra desertare de los despachos, bacen creer a las justicias de al enemigo, tendrá la pena de muerte impuesta los pueblos conservarse en el goce de sus privi en las ordenanzas generales del ejército , á los legios, se tendrá entendido que desde la fecha de soldados veteranos que cometen este delito. este reglamento en adelante, todo oficial del cuer Art. 5.° Cualquiera sargento, cabo ó soldado po de milicias (sin escepcios de otros que los sar que en tiempo de guerra, ó cualquiera que esgentos mayores y ayudantes) cuando hubiere de tuviere sirviendo su compañía ó batallon, en retirarse del real servicio, lo deberá hacer con guarnicion ó campaña, se ausentare sin la delicencia impresa del inspector , quien recogerá bida licencia, será condenado á mis reales obras, de todos los que se retirasen todos los despachos como presidiario por el término de dos años. (2) que hubieren obtenido para cancelarlos.

Art. 6.° Cualquiera que comprare alguna

(1) Esta misma gracia se estiende por real orden de 20 de abril de 1774 á todo soldado de milicias que se retirase con causa legitima despues de 20 años de servicio. «Ha resuelto el Rey, por punto ge

peral, que todo soldado de milicias, que despues de 20 años de servicio obtuviese su retiro con causa legitima , goce del fuero militar como antes en recompensa de sus méritos, sin embargo de po hallarse prevenida esta circunstancia en los reglamentos de milicias de esos dominios. »

(2) Real orden de 20 de julio de 1797 circular á Indias. « Por el articulo 5, capitalo 5 del reglamento de milicias de Cuba , y reales órdenes de 6 de octubre de 1786, y 9 de diciembre de 88, cualquier sargento, cabo ó soldado de estos cuerpos que en ocasion de guerra, o en cualquiera que estuviere sirviendo su compañía ó batallon , en guarnicion ó campaña, se ausentase sin la debida licencia, será condenado á reales obras como presidiario, por el término de dos años, y si ejecutase la desercion en tiempo

« AnteriorContinuar »