Imágenes de páginas
PDF
EPUB

prenda del vestuario ó armamento de las mili- | voluntarios de infanteria y caballeria de milicias cias, sufrirá la pena de 200 ducados si fuere no el distinguido pie de su formacion, en cuarto ble, y de 4 años á las obras reales como presí- al nacimiento, buena conducta, concepto y fundiario, si fuere plebeyo, impuestas en las orde- dadas esperanzas de espíritu y utilidad, los genanzas generales del ejército. (1)

fes de los mismos cuerpos é inspector, darán á

esta importancia especial cuidado, atendiendo CAPITULO 6.°- De la provision de empleos.

mucho mas á la pública notoriedad que a las Art. 1." Siendo por todos respectos muy in) certificaciones y papeles, por acreditar la consportante, que se sostenga en los regimientos de tante esperiencia, la facilidad con que el dinero

de paz, se le impone la pena de 8 meses al trabajo de obras públicas, y que luego, vuelva á su cuerpo para estinguir en él su empeño.»

« Consecuente á estas reales disposiciones, mandó el capitan general de Caracas formar la correspondiente sumaria á Felipe Santiago Ruiz , reputado desertor de la compañia de artilleros milicianos de la Guaira, por haberse ausentado de su pueblo sin la licencia de su capitan, con el constame del sargento mayor, y visto bueno del coronel, que segun previene el citado reglamento, han de obtener los milicianos que quieran mudar de residencia : pero habiéndose ofrecido la duda de la pena que correspondia á su delito , porque cuando se ausentó no estaba de servicio en campaña ó guarnicion, conceptuándose que el reglamento y órdenes mencionadas, solo prescriben la pena para estos casos , resolvió el capitan general, con acuerdo del auditor de guerra, que Ruiz se mantuviese sobre las armas en la Guaira, mientras estaviera su compañía haciendo el servicio en aquella plaza ; y en cuanto a la duda propuesta , que se diese cuenta al Rey para su soberana resolucion, » Enterado de todo S. M., y queriendo evitar á los individuos de milicias de Indias, dedicados al tráfico é industrias para su propio sustento y el de sus familias, los perjuicios que podrian esperimentar en ellas, si para emprender los viages que se les ofrezcan, hubiesen de obtener antes la licencia de sus gefes especialmente cuando estos no residen en su mismo pueblo, se ba dignado S. M. declarar, á consulta del supremo consejo de guerra, por punto general como adicion a las reales órdenes de 6 de octubre de 1786, 9 de diciembre de 88, y del artículo 5, capitulo 5 del reglamento de las milicias de la isla de Cuba, que todo miliciano , á escepcion del que goce sueldo continuo, puede libremente salir de su pueblo hasta la distancia de 40 leguas, y por el término de 20 dias, sin necesidad de particular licencia de sus geses, pero con la precision de comunicar su salida, el parage y objeto á sa capitao, oficial, sargento ó cabo que resida en su pueblo, y de presentarse á él cuando regrese; y en defecto de capitan ó individuo de su cuerpo lo noticie à la justicia para que siempre conste su paradero; y si se ausentase sin estos requisitos, quede sojeto á la pena señalada á los demas por el reglamento y órdenes referidas. Asimismo se ha servido aprobar s. M. la providencia del capitan general de Caracas por lo que toca al reo que la causó.»

(1) Real órden de 15 de noviembre de 1793 al capitan general de Cuba. - « Habiendo hecho presente al Rey el capitan general de la provincia de Yucatan la duda que le ocurria acerca de la pena que deberá imponerse al soldado miliciano, que estando de servicio, en guarnicion ó campaña, incurra por tercera vez en el vicio de la embriaguez, mandó S. M. pasar esta representacion al supremo consejo de la guerra, para que en su vista le consultase lo que sobre el particular se le ofreciese y pareciese: teniendo presente el consejo, que las milicias disciplinadas de Yucatan solo estan sujetas a las penas de la ordenanza del ejército en las causas criminales puramente militares, cuando se hallen de guarnicion ó cuartel: que las que se imponen a los viciosos é incorregibles en la embriaguez son arbitrarias al juicio de los gefes : que aunque se determinó por reales órdenes de 26 de octubre de 1776, y 3 de junio de 1777, recopiladas en la circular de 6 de noviembre de 1779, un mes de prision por la primera vez, dos por la segunda , y por la tercera estinguir el tiempo que les faltc al de su empeño en obras públicas, ó las de presidio: esta última orden, que se comunicó a los dominios de Indias en 21 de octubre del propio año, aun antes de publicarse en el ejército de España, solo trata de las tropas veteranas, y po de las milicias disciplinadas, cuyo servicio no es continuado, y esta circunstancia le hace variar para las dichas penas de correccion, que traerian muchos inconvenientes al servicio y á las familias de los milicianos ; pero que conviniendo atajar en lo posible el vicio de la embriaguez por los medios que a

y la industria agencian en América semejantes Art. 4.° Cuando vacare el empleo de coronel documentos.

de las milicias de Cuba y Bayamo, se hará la Art. 2.° Cuando vacare el regimiento de mi- propuesta por el gobernador de Cuba en sugelicias de infanteria de la Habana de voluntarios tos en quienes concurran las calidades y ciró el de la caballeria de dicha ciudad y su parti- cunstancias que se previenen en el articulo 2 do, el inspector de milicias propondrá para este para el de las milicias de jofanteria de Volunempleo tres sugetos de los mas distinguidos, tarios de la Habana, la que dirigirá al inspec que tengan las calidades de ilustres, mozos de tor, y éste con su dictámen al gobernador y espíritu, honor, aplicacion, desinterés , con capitan general de la Isla para su aprobacion, ducta y caudal suficiente con que sostener la dándome cuenta del que eligiere interinamente, decencia del empleo: y cuando estas precisas por mano de mi secretario y del despacho de circunstancias se hallasen en diferentes preten- Indias, con remision de la citada propuesta, dientes, los servicios propios y los de sus ante para yo aprobar el que fuere de mi agrado; bien pasados merecen la preferencia; la que pasará entendido , que entre Cuba y Bayamo ha de haoriginal al gobernador y capitan general de la ber alternativamente, una vez en naturales de Isla, para que la apruebe ó repruebe: y del que Cuba, por donde se ha de empezar, y otra de eligiere interinamente, éste me dará cuenta por Bayamo, y asi sucesivamente. mano de mi secretario del despacho de Indias, Art. 5.• Siempre qne vacare el empleo de coremitiendo al mismo tiempo la propuesta que ronel de milicias de Puerto del Priocipe , hará se haya hecho por el inspector. (1)

la propuesta el teniente de gobernador de tres Art. 3.o Cuando vacaren los empleos de tc personas en quienes concurran las circunstanniente coronel de milicias de Voluntarios de cias prevenidas en el artículo 2 para el nombrainfanteria ó caballeria de la Habana , hará lamiento de coroneles de milicias de la Habana, la propuesta el coronel en los términos y circuns que pasará al inspector, al que separadamente tancias prevenidas para los coroneles, y la pa informará de lo que ocurra con relacion de los sará al inspector, quien con su ioforme la remi- sugetos mas idóneos que hubiere en aquella jutirá al gohernador y capitan general, para que risdiccion, y noticia muy circunstanciada de su elija el que tenga por mas conveniente provisio- calidad, conveniencias , utilidad , edad y defecnalmente, en la misma forma que para los em los; y el inspector con su dictámen lo pasará pleos de coroneles.

todo al gobernador y capitan general de la Isla,

ellos les sean mas sensibles, ha sido de parecer que el mas proporcionado es que se mande por punto general, que cuando los individuos de los cuerpos de milicias regladas de Yucatan y demas establecidas en los dominios de Indias se hallaren en la alternativa de servicio , tanto en guarnicion como en caartel, é incurrieren en los vicios de vender ropa, efectos de municion, malgastasen el dinero del raocho, asistan á juegos prohibidos aunque no incurran en ellos, el de ser tramposos, el de quedarse de noche sin licencia fuera del cuartel y el de embriagarse, sean corregidos con la pena de un mes de prision por la primera vez, por la segunda dos, por la tercera uno solo á pan y agua, y los reincidentes de cuarta vez sean desechados del servicio con la nota de indignos. S. M. se ha conformado con lo que el consejo propone, escepto que por la tercera vez quiere que los espresados individuos de milicias disciplinadas de Indias sufran la pena de 4 meses de prision, y por la cuarta se les destine por 4 años á presidio, formándoles sumaria.»

Otra de 6 de abril de 1797.—« Bl capitan general de Caracas hizo presente, que habiendo reincidido en el vicio de la embriaguez Juan Antonio Arias , cabo 1,. veterano del batallon de milicias disciplioadas de blancos de Valencia , ocurrió la duda de si, en conformidad de lo que proviene el art. 7, cap. 2 del reglamento para las milicias de Cuba, se le debia pasar al batallon veterano de aquella proviocia. Eoterado de todo S. M. se ha servido declarar, á consulta del sopremo consejo de la guerra, que la voz ó palabra viciarse, que se halla en el citado articolo, solo debe comprender a los individuos cuyos defectos ó faltas tocan en la relajacion de la disciplina militar, y no á aquellos cuyas infracciones tengan pepa señalada en la ordenanza; y que el referido cabo debe sufrir la que impone la real orden de 15 de noviembre de 1793 á los milicianos que en las Indias fueren rejacidentes en el mencionado vicio. (1) Por real órden de 18 de febrero de 1772 se probiben los nombramientos interinos de oficiales,

38

TOM. IV.

para que apruebe el que le pareciere interi Art. 10. Para las compañías de milicias se namente, y éste me dará cuenta en la misma propondráp siempre los subtenientes del mismo forma que va prevepida para los demas coro batallon, cuando no ocurra alguna razon supeneles.

rior que haga preferible la eleccion de otros, Art. 6.° En la ciudad de Trinidad y Tres-vi ésta se pondrá circunstanciadamente en la prollas apejas , se observará lo que queda espresado puesta. en cuanto a la eleccion de coroneles, haciendo Art. 11. Se arreglarán las propuestas á los la propuesta el teniente gobernador en la mis- formularios que se hallan en la ordenanza genema forma que va prevenido para los de Cuba ral del ejército. y Bayamo, haciéndose en personas naturales Art. 12. Para las vacantes de subtenientes, los de estos cuatro pueblos alternativamente, em capitanes harán las propuestas de tres sugetos pezando por Trinidad, y siguiendo las demas de las circunstancias espresadas en el art. 1.°, villas.

las pasará el capitan al sargento mayor, quien Art. 7.o Respecto de ser al presente muy corta pondrá que le consta que la calidad y circunsla ciudad de Matanzas, y no haber en el dia mas tancias de cada uno le hace acreedor á la gracia de una familia con haberes suficientes para man y en particular el primero, segundo ó tercero, tener la precisa decencia del empleo de coronel, segun lo juzgue mejor; con este preciso requiy la inmediacion que hay á la Habana , siempre sito entregará la propuesta al coronel, para que que vacase dicho empleo , se informará al ins con su dictámen le dé el debido curso al inspecpector de las personas que haya en Matanzas y tor, y éste la dirija al gobernador y capitan geen la Habana mas útiles para este empleo, y eje-neral, para que cjecute lo mismo que se precutará la propuesta, pasándola al gobernador y viene para los capitanes. capitan general, observándose en todo lo pre Art. 13. Para los nombramientos de sargenvenido en el artículo 2 sobre nombramiento de tos y cabos que no gozan sueldo , se observará coroneles de las milicias de la Habana.

todo lo prevenido en la ordenanza general del Art. 8.Las referidas propuestas que se pre ejército para los ascensos de los de estas clases. vienen en los artículos 2, 3, 4, 5, 6 y 7, se de Art. 14. Para las vacantes de primer sargenberán hacer en el preciso término de dos meses to en cada compañía que goza sueldo, se proponcontados desde el dia de su vacante; y si pasa drá el cabo veterano de mas mérito que hubiedos no las hubiesen remitido al inspector , éste re; este nombramiento lo hará el capitan de la hará la propuesta en los términos que va preve compañia que tuviere la vacante , y lo pasará al nido, y la pasará al capitan general para que sargento mayor, para que con la formalidad que apruebe interinamente el que tuviere por con previenen mis reales ordenanzas, se dé el deveniente, y la pasará á mis manos por las de mi bido curso y se provea la gineta. secretario y del despacho universal de Indias, Art. 15. Siempre que por muerte, deposipara proveerlas.

cion ú otro accidente, hubiese vacante de cabo Art. 9.• Las propuestas de las compañias va veterano en una de las compañías de milicias, cantes en los batallones de voluntarios de blan el coronel dará con su estado mensual cuenta al cos de infanteria y en el regimiento de caballe- inspector, para que provea inmediatamente la ria, se harán por los coroneles, quienes las pa vacante, sacando para la infantería el soldado sarán al inspector, acompañando el dictámen mas á propósito que hubiere en los cuerpos veque antes de formar su consulta deberán pedir teranos de la infanteria, y para el regimiento separadamente al sargento mayor, de los suge de caballería se elegirá del regimiento veterado tos mas beneméritos y dignos del empleo, y el de dragones que allí hubiere. inspector las dirigirá con su dictámen al gober Art. 16. Cuando hubiere en los regimientos nador y capitan general, quien elegirá interi de voluntarios de caballería é infanteria de mipamente el que tenga por conveniente, y la re licias , alguna tenencia vacante, dará el coronel mitirá á mi real persona por mano de mi secre cuenta al inspector, y éste sacará para el emtario y del despacho de Indias, a fin de elegir pleo el mejor sargento que hubiere en los cuerlos que sean mas de mi real agrado, y mandarles pos veteranos de infanteria o dragones, segun espedir el despacho correspondiente.

corresponda para ejercer el empleo; dará cuen

ta al gobernador y capitan general, y éste á mi prevenido en el art. 16, si hubiese subtenientes real persona por la secretaria del despacho de con la inteligencia correspondiente para todo Indias para su aprobacion y que se les espida mi lo que es el servicio, serán estos preferidos á real despacho. (1)

los sargentos para ser propuestos para tenienArt. 17. Para los empleos de sargento mayor tes, observándose en el modo de ejecutarla y y ayudantes que llegasen á vacar, dará el coro- remitirla á mis manos lo que va prevenido en dinel inmediatamente cuenta al inspector, y si éste cho capitulo. y el capitan general hallasen en la tropa reglada Art. 19. Los sargentos y cabos que no gozan oficiales que hayan servido en España, y que sueldo, podrán ser en tiempo de guerra protengan las calidades que se requieren para estos puestos para los correspondientes empleos con empleos, los propondrá el coronel á tres suge- sueldo, debiendo siempre preceder notoria pruelos y enviará la propuesta al inspector, y éste ba de su valor y desempeño. con su dictámen al capitan general para que eli Art. 20. Todos los despachos de los oficiales ja el que juzgare mas acreedor para servir di- de pardos y morenos se darán por el capitan gecho empleo interinamente, y me remitirá las neral; pero arreglados á los artículos siguientes. propuestas con su parecer en la forma que va Se omiten estos articulos 21 á 26 por haberse prevenido para los tenientes coroneles, á fin de estinguido estos cuerpos. que yo resuelva lo mas conveniente: pero si no

CAPITULO 7.° De los cusamientos. hubiere personas de las espresadas hábiles para ellos, me dará cuenta el capitan general para

Art. 1.o Todos los oficiales de los regimienque yo elija el que mas convenga de mi ejército. tos de infanteria y caballería de milicias que no

Art. 18. En tiempo de guerra podrán los sub gozan sueldo, podrán casarse sin licencia mia tepientes optar a las tenencias que vacaren, ni aun de sus gefes, á quienes estarán únicamenprecediendo pruebas notorias de su espíritu, te obligados á participar su nuevo estado, y con aplicacion y desempeño; y sin embargo de lo quién se han casado. (2).

(1) Real órden de 6 de agosto de 1773 de aclaracion de este articulo. - «Acompañando V. S. con carta de 25 de enero último , propuesta de la tenencia vacante en el batallou de voluntarios blancos de la villa de Puerto-Principe, consulta la duda que le ofrece el art. 16 del cap. 6.• del reglamento de las milicias de esa isla, oon la real orden de 18 de febrero del año pasado, acerca de si toca al inspector de ellas ó al coronel del mismo cuerpo hacer esta propuesta. - Bo su inteligencia, y en la de lo que prescribe el citado art. 16 del cap. 6.•, se ha servido el Rey declarar : que las propuestas de los empleos veteranos de la milicia las debe siempre hacer el inspector en sugetos del propio cuerpo, si los hubiere heneméritos para el ascenso, y no habiéndolos, elegir uno en los regimientos veteranos que sirven en esos destinos, por ser conforme esta decision á la literal y única inteligencia que se debe dar al espresado articulo del referido reglamento. »

Otra de 20 de noviembre de 1793. previene : que en todas las vacantes que ocurran de las espresadas tenencias, se propongan los sargentos primeros del propio regimiento ó batallones de milicias donde ha ocurrido la vacante , siendo á propósito el ascenso, y en defecto de uno, dos ó todos , se dé el logar que corresponda por su mérito á los sargentos primeros de los cuerpos veteranos que tengan su destino en la isla, sin incluir en la propuesta sargento alguno de los otros regimientos ó batallones de milicias.

(2) Real órden de 15 de diciembre de 1800 que lo deroga. uBo carta de 19 de diciembre del año pasado, núm. 180, espuso V. S., que habiendo solicitado licencia para casarse un sargento garzon de la plana mayor de blancos , agregado al batallon de pardos libres de la Habapa , graduado de subteniente, dispuso V. S. se la diesen sus gefes, persuadido de que no necesitaba pedirla al Rey, por do estar esta clase de oficiales comprendida al intento en el reglamento del monte pio militar; pero que siendo un caso onevo no prevenido ea dicho reglamento, lo hacia V. S. presente para su real determi-nacion. - El Rey tuvo á bien mandar que el consejo supremo de la guerra examinase este asunto, y conformándose con lo que le ha espuesto en consulta de 27 de noviembre último, se ha servido S. M. resolver : que asi como en las milicias provinciales de esta Pedipsula , cualquier individuo con grado de

goza sueldo

Art. 2.o Cualquiera de los oficiales de mili- | mismo que con las pobles. Con el citado memocias que no gozan sueldo , y que se casare con rial deben presentar los documentos siguientes: muger no correspondiente à su nacimiento y las bijas de oficiales , su fé de bautismo auténtiempleo , será depuesto de él: todos los geses ca y copia autorizada del grado militar del pavigilarán estó como tan importante al honor de dre, a las que dispenso lleven dote: las pobles prelos mismos oficiales, y á la estimacion tan debi- sentarán la fé de bautismo, informacion auténtica da á los empleos.

de nobleza y limpieza, en la misma forma que lo Art. 3.° Todos los sargentos, cabos y soldados ejecutan en dicha isla para gozar de los privilede milicias que no gozan sueldo, podrán casarse gios de noble , sin que se les dispense esta presin licencia de sus gefes, a quienes estarán úni- cisa calidad con motivo alguno; la escritura del camente obligados á avisar su matrimonio. depósito del dote, á disposicion del gobernador

Art. 4.° Sin embargo de que tengo resuelto y capitan general, y si fueren bienes raices, y mandado qne ningun oficial de mis tropas que instrumentos que justifiquen el valor y pertenen

por mi real erario, se pueda casar cia de ellos , rebajadas las cargas; y si sucediesin licencia mia, atendiendo a evitar el perjui se que los bienes fucsen cedidos, no tendrán los cio y dilaciones que se les seguirá en tener que

donapies derecho a ellos , pues deberán quedar esperar mi real permiso los oficiales de dichas para siempre en propiedad a la contrayente y milicias; mando que los sargentos mayores y sus herederos, sin que pueda admitir instancia ayudantes de ellas no se puedan casar sin espresa ni demanda contra dicha decision y donacion á licencia, la que deberán pedir por mano de sus los donantes, sus herederos y sucesores, derorespectivos gefes al gobernador y capitan ge- gando como derogo, para este caso todas y neral de la isla , precediendo todos los requisi- cualesquiera leyes que haya a favor de los doto que se previenen en este articulo, y son: que pantes, y mando a los gefes y capitan general, el oficial que solicite casarse, ha de presentar reconozcan todos los instrumentos que vienen memorial firmado de su mano, por medio del espresados, y pongan los gefes su visto bueno, coronel ó superior inmediato , sin admitir sc y los pasen al capitan general, los que serán mejantes instancias á nombre de la muger, y en responsables de la certeza y validacion. Con las dicho memorial se ha de declarar el nombre y del estado llano , se ejecutará lo mismo que con demas circunstancias de la con quien pretenda las del noble á escepcion de lo prevenido en casarse, en inteligencia que no se le permitirá cuanto a la nobleza. Las viudas de militares pocontraer matrimonio, cuando no sea con hijas de drån casarse sin la precision de llevar dote ; pe. oficiales o de padres nobles é hidalgos por ori ro deberán justificar su calidad y circunstangen, ó á lo menos de calidad que se repute sin con csas, como va prevenido para las del estado llatradiccion del estado llano, de hombres buenos, no. Y mando al gobernador y capitan general honrados, limpios de sangre y oficios mecáni- de dicha isla, que anualmente envie relacion de cos, y en este caso con la precisa calidad de que las licencias que concediere , al mi consejo de han de llevar en dote las pobles é hidalgas 20.000 guerra con copia autorizada de todos los iostrureales que han de depositar , siendo en dinero, mentos, el que pasará noticia de ellos al monteantes de darles licencia, cuya cantidad se im- pio; con advertencia de que si no tuvieren el pondrá , con permiso del gobernador y capitan grado de capitan inclusive arriba , á el tiempo general, con seguridad para que puedan perci- contraer matrimonio , no han de tener sus mubir sus réditos; y si no fueren nobles, deberán geres e hijos derecho a los beneficios del monllevar 50.000 rs. de dote : y se practicará lo te, a menos que haya muerto el oficial en fun

do oficial de ejército , aunque no goce el sueldo, está obligado á pedir real licencia para casarse, asi tambien deban estarlo los individuos de las de esos dominios que se hallen en iguales circunstancias, y que siguiendo el mismo principio de uniformidad, los oficiales de las milicias de Indias, que no tienen grado de ejército , ni gozan sueldo, no puedan contraer matrimonio sin que preceda la licencia del subinspector general, presentando para ello los documentos correspondientes que califiquen la calidad de las contrayentes, no obstante de lo que en esta parte se previene en el art. 1.., cap. 7 del reglamento pe las milicias de esa isla .

« AnteriorContinuar »