Imágenes de páginas
PDF
EPUB

que dicho juez no sea letrado, deberá aquel bunal general, serán estos preferidos á los susjuzgado asesorarse, en los puntos y materias titutos. que lo requieran, con abogado de ciencia y con- 18. De la sentencia que en esta tercera insciencia.

Lancia se dicre (sea confirmando , revocando o 14. En los espresados juicios de apelacion enmendando en todo o en parte la apelada), no se procederá breve y sumariamente por estilo se admitirá mas apelacion, suplicacion, agravio de comercio, sin abrir nuevos términos para pi recurso. y se volverá la causa á su respectivo dilatorias ni probanzas, ni admitir libelos ni juzgado para su cumplimiento y ejecucion, en escritos de abogados, di otro alguno que el de que tambien se procederá breve y sumariamenespresion de agravios del apelante, y el en te como va prévenido. Pero declaro que queda que se respondiere por la otra ú otras partes, espedito á las partes el medio legal de la sesalvo solamente la verdad sabida y la bue-gunda suplicacion para ante mi real persona en na fé guardada, como entre negocios de co- mi consejo supremo de las Indias, con tal que merciantes ; y en esta forma determinarán la para este grado se verifique el que la cantidad causa,

litigiosa llegue á 20.000 pesos, ó esceda de ellos; 15. Las tales apelaciones deberán ser inten bien que se ha de entender con la fianza que tadas dentro de tercero dia de notificado el auto dispone la ley, y sin perjuicio de la ejecucion de o la sentencia, y no de otra manera; y concedo lo determinado en la sentencia de que se introel que se puedan introducir por carta del ape- duzca el grado, y precediéndola otra fianza de lante, espresando que remitirá poder para la

estar á derecho segun resultare de la última que formalidad del juicio, ó que comparecerá per: se pronuncie. sonalmente,

19. En las determinaciones que recagcsen en 16. Si se confirmaren por los juzgados de al- los mencionados juicios de apelacion, haráu zadas las sentencias del real tribunal general de sentencia dos de los tres vocales, ya sea el jucz minería y de las diputaciones territoriales en y uno de los conjueces del respectivo juzgado de sus respectivas causas apeladas, no se admitirá alzadas, ó los dos conjueces sin el juez que le mas apelacion, agravio ni recurso , y se man- preside; y en cualquiera de los dos casos han darán ejecutar realmente y con efecto, y que

de firmar todos tres. para ello se devuelvan los procesos á sus res

20. Las causas de posesion y propiedad se pectivos jueces.

han de tratar juntas; pero restituyendo ante to17. Pero si las revocaren en todo o en parte, das cosas al que hubiere sido violentamente des. y alguno de los litigantes apelare ó suplicare, pojado, sin que se tenga por tal aquel á quien

, los jueces de alzadas nombrarán, cada uno en se le hubiere quitado la posesion por auto ó sen su caso , otros dos copjueces, que habrán de ser tencia de juez, aunque se acuse de inicua. en Méjico de los cuatro consultores résidentes 21. Por ninguna causa ni motivo se ha de cereu aquella capital: en Guadalajara de los otros rar mina alguna litigiosa, ni se suspenderá su mineros que allí residan, prefiriendo los que laborio aunque lo pida alguna de las partes, y

' sean consultores si en dicha ciudad los hubiese: únicamente se pondrá interventor á satisfaccion y en defecto de estos y aquellos podrá recaer la del que lo pidiere ; pero sin quitar de la mina al eleccion en mineros que residan fuera de ella, que la estuviere poseyendo, bien que, si este y bajo las mismas consideraciones esplicadas á ofreciere fianzas suficientes y á satisfaccion de esle intento en el artículo 13 del presente titulo; su contrario, se podrá escusar el interventor. y en todos los demas juzgados de alzadas hará Y declaro que solo se deberá suspender el trael juez dicho nombramiento en alguno de los bajo de la mida cuando se acusare de ruinosa, cuatro sustitutos respectivos: entendiéndose en despilarada ó sin los necesarios ademes , y asi unos y otros si no se hallasen con algun impedi- resnltare a juicio de peritos, que deberán inmemeoto ó tacha legal; y si en todos se verificase, diatamente, y sin pérdida de momento, reconoen tal caso podrá recaer dicho nombramiento cerla, y procederse a su fortificacion, para que cu otros mineros de las cualidades convenientes: puesta en corriente , se pueda volver a trabajar cop prevencion de que, donde residiere alguno sin peligro. o algunos de los doce consultores del real tri 99. En las demandas ejecutivas se procederá

41 TON. IV.

[ocr errors]

conforme á derecho y leyes reales en cuanto al orden del proceso, guardada siempre la buena

no sea causado por refaccion o avíos de la mina ó hacienda.

fé y la verdad, sin dar lugar á dilaciones, ni á 21. Cuando en otros juzgados, por razon de

[ocr errors]

sutilezas que perturben y detengan el breve juicios de inventarios, sucesiones hereditarias, curso de las causas de esta naturaleza.

compañías universales, concurso de acrecdores ó 23. Cuando corresponda en justicia la ejecu- cesion de bienes, se hallen comprendidas las cion en alguna rina ó hacienda de beneficio, no minas, sus haciendas, ó lo demas anejo ó depor esto se embargará ni se procederá á su re- pendiente de ellas, con los otros bienes que permate, vi al de las máquinas , herramientas, ape. tenezcan a la tal causa, ordeno que el juez de ros, esclavos, bestias , bastimentos , materiales clla remita carta de justicia, oficio ó billete , al y cualesquiera provisiones necesarias, sino que juzgado de minas donde correspondiere para la tal ejecucion se verificará en los metales de que, tomando solo conocimiento en el laborio plata y oro y demas productos, deducido tudo de aquella mina o hacienda, subsista y se conlo necesario para mantener é ir acudiendo a los scrve, sin perjuicio del derecho y acciones de costos y laborio de dichos metales , porque este la parte ó partes interesadas: siendo del cargo de ninguna manera deberá cesar ; para cuyo del mismo juzgado de mineria reservar sus proefecto se pondrá interventor á satisfaccion del ductos á la disposicion del juez principal de di. actor, si éste no quisiere administrar la mina por

chas causas; y tambien el que, cuando hubiesí mismo, ó á la del reo si el actor la tomare por se viudas, menores ó ausentes interesados en su cuenta , cesando la intervencion luego que se tales juicios, hayan de protejer y auxiliar eficubra la demanda; y en uno y otro caso deberá cazmente sus acciones, para que así se verifique dicho interventor llevar su cuenta semanal, así aquella verdadera y reciproca union que facilite

у de los gastos, como de los productos de la mi- la conservacion, bien y prosperidad de todo el na, para presentarla á su tiempo á los jueces de

cuerpo. la causa con los comprobantes respectivos, y 28. En las causas y pleitos de minas se ha de con el juramento correspondiente en las parti- conceder la restitucion del término cumplido: das que no sean de otro modo justificables, para pero con tal que no tenga hueco la restitucion aplicarse al que se declare verdadero dueño por por todo el término del derecho, sino es que sentencia definitiva pasada en autoridad de cosa para socorrer a los privilegiados se les conceda juzgada.

por la mitad de él. 24. lando el reo hiciese cesion de bienes, 29. De las causas criminales, de los hurtos y éstos consistieren en alguna mina ó minas, se de metales en piedra, plata ú oro, plomo, hernotificará á su acreedor ó acreedores que tomen ramientas y demas cosas pertenecientes a las cl laborio de su cuenta , y no lo suspendan, bajo minas y beneficio de sus metales : de los delila pena de que pasando el tiempo que se prefi- los cometidos en las mismas minas ó haciengirá en estas ordenanzas , se darán las minas das de beneficio , asi de un operario contra por desiertas y desamparadas, y serán del pri- otro, como por falta de subordinacion de esmero que las donunciare, sin que les valga ser tos á los sirvientes que los mandan, ó de litigiosas ó concursadas.

unos y otros á sus amos y dueños de las mi25. Los costos de laborios de minas o de ha- nas; y últimamente en las causas de agravio, ciendas ejecutadas, y el salario del interventor, injuria ó falta de respeto que se hiciere á dide ninguna manera han de entrar en concurso, chos juzgados de minas, han de conocer asi sino que se han de pagar prontamente y de lo cl real tribunal general de Méjico por lo resmas bien parado, aunque no alcance á mas el pectivo á su distrito , coino las diputaciones terproducto de ellas.

ritoriales por lo perteneciente al de cada una, 26. En el caso de faltar habilitacion , y ofre- procediendo y determinando aquellas causas de cerse alguno de los acreedores a hacerla con su menos consecuencia y gravedad brevemente, caudal porque se resistan los demas á concurrir conforme a derecho, a la naturaleza de estos á prorata , será éste preferido á los otros refac- juicios, y á la verdad sabida y buena fé guardacionarios, no solo en lo que de nuevo ministra- da segun el órden que ya establecido en las caure, sino tambien para su antiguo crédito aunque sas civiles. Pero en aquellas que por su grave

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

dad y malicia corresponda por derecho la im- o de los empleados en las nuevas facultades, ofiposicion de pena ordinaria, mutilacion de miem- cios y demas de que se trata en estas ordenau

y bro, ú otra que sea corporis aflictiva, se conce- zas, se podrán proponer, instruir y formalizar de á dichos juzgados de minería solo jurisdic- por el real tribunal general de Méjico en lo percion limitada para aprehender los reos, formar la teneciente a su distrito, y por las diputaciones sumaria, y remitirla con ellos á los jueces rea- territoriales en lo correspondiente al suyo resles de las respectivas provincias, a fin de que pectivamente, bien que sujetas estas últimas á estos den cuenta á su tiempo a la real sala del producirlos con la competente justificacion ante crimen de la audiencia de su distrito para su la justicia real del territorio para su calificacion. final determinacion.

Pero sin que ninguno de los tales arbitrios, car30. En aquella clase de causas criminales de gas ó gavelas se puedan establecer ni poner en menor cuantia de que trata el articulo antece- ejecucion, (sin dar cuenta al virey, para que dente , y en que se concede jurisdiccion a los instruido espediente recaiga real aprobacion). juzgados de mineria para su conocimiento y de- 37. (Presentacion al virey del plan de sueldos terminacion, siempre que ellas se sustancien y dotaciones con iguul objeto). en justicia , y se resuelvan en tales términos , si por alguna de las partes se apelare, admitrán TIT. 4." Del órden con que se ha de proceder estos medios legales, y se determinarán por los en la sustanciacion y determinacion de los juzgados de alzadas en el modo y forma que va

juicios contenciosos en los casos de impediprescrito en las causas civiles , guardando el ór mento o vacante de algunos de los jueces de den que corresponde a la naturaleza de estas mineria , y de las recusnciones en 1.", 2.' y otras.

3.a instancia. 31. (Que las competencias con el tribunul se decidan por el virey con dictamen de letrado Art. 1.° El real tribunal general de mineria no comprometido).

no procederá a tratar ningun negocio contencio39. (Que las partes pecuniarias se apliquen so sin la precisa asistencia de tres de sus miemprecisamente con la ley por tercias partes).

bros; y si por enfermedad, ausencia legitima, 33 y 34. (Que la uudiencia del tribunal en u otro cualquiera justo impedimento legal, como dias no feriados sea de 8 à 11, y por la tarde de el de ser interesado en el negocio en cuestion, estraordinario, cuando lo pidu la exigencia : Y ó ser pariente de los que lo sean en el litigio, alque se arise al director general pura concurrir guna vez no se pudiere juntar este número de con su volo en los asuntos gubernativos y econó- jueces, se sustituirán los que falten por los conmicos; reservándolo en los contenciosos para los sultores, á quienes por el orden ya prescrito casos de alzadas).

corresponda de los cuatro que deben residir en 35. Las materias de abastos, obras y caminos la misma capital de Méjico; y lo propio se eje

y públicos, y demas objetos de esta naturaleza, cutará para sustituir y completar en ella , y en han de ser del privativo conocimiento y jurisdico iguales casos, el número de jueces de alzadas, cion de los jueces reales y magistrados públi- pues nunca han de poder ser menos de los tres cos de cada distrito. Pero el rcal tribunal gene- que van señalados en estas ordenanzas. Y siemral de Méjico y dipulaciones territoriales debe- pre que por cualquiera de los impedimentos inrán instruir de lo que consideren conveniente á dicidos no pueda ni deba alguno de los diputalas mismas justicias y magistrados, para pro- dos territoriales ser juez en el negocio que se porcionar toda la posible equidad y acierto en coutrovierta, lo será en su lugar el sustituto á dichos ranjos y obras, proccdiendo unos y otros quien corresponda. de acuerdo , y con la mejor armonia.

2. Prohibo la recusacion absoluta de todos 36. Los arbitrios ú otras cargas y gavelas, asi los jueces del enunciado real tribunal general y públicas como particulares entre los individuos de los de alzadas; pero si se podrá recusar uno del gremio de la mineria, que tengan precisa ó dos de sus miembros en particular, dando las atencion al fomento y laborio de ellas y de las causas y fianza, bien que nunca deberán ser haciendas de beneficio, ó la remuneracion del oidos los recusados, ni admitirse reclamacion trabajo de los juzgados territoriales de mineria, de lo que se determine sobre ello.

[ocr errors]
[ocr errors]

3.° Tampoco se podrán recusar en un nego- crian, á proporcion del mérito, importancia y cio los dos diputados territoriales que, como va utilidad del tal descubrimiento, ordeno y mandicho, han de ser jueces de minería : pero po- do que los descubridores de uno ó muchos cerdrá hacerse de alguno de ellos en particular. ros minerales absolutamente nuevos, en que no

4.° En los casos en quc sea legal y admitida haga ninguna mina ni cata abierta, puedan adcomo corresponde la recusacion, asi en pri- quirir en la veta principal que mas les agradare mera instancia, como en las de apelacion y sus hasta tres pertenencias continuas ó interrumpijuicios respectivos en los juzgados de alzadas, das, con las medidas que despues se dirán: y se sustituirán los recusados en el primer caso, que si hubierer. descubierto mas vetas, puedan segun queda ordenado por el artículo 1.o de Icner una pertenencia en cada veta, determieste lítulo, y en el segundo nombrará el resper. hando y señalando dichas pertenencias dentro tivo juez de alzadas, conforme a lo prevenido del término de diez dias. en el artículo 17 del título 3, los que deban sus- 2.• El descubridor de vela nueva en cerro tituir por los recusados.

conocido, y en otras partes trabajado, podrá

tener en ellas dos pertenencias seguidas ó inTIT. 5." Del dominio radical de las minas : de lerrumpidas por otras minas, con tal que las de

su concesion á los particulares; y del derecho signe tambien dentro de diez dias, como se dijo que por esto deben pagar.

en el artículo antecedente.

3.• El que pidiere mina nueva en veta conoArt. 1.° Las minas son propias de mi real cida y e: otros trechos labrada, no se deberá corona, asi por su valuraleza y origen, como lener por descubridor. por su reunion dispuesta en la ley 4, tit. 13, li- 4." Los contenidos en los anteriores articulos bro 6 de la nueva Recopilacion.

se hau de presentar con escrito ante la diputa2.• Sin separarlas de mi real patrimonio, las cion de mineria de aquel territorio, ó a la mas concedo á mis vasallos en propiedad y posesion cercana si no la hubiere alli, espresando en el de tal manera que puedan venderlas , permutar. sus nombres , y los de sus compañeros si los tulas , arrendarlas, donarlas, dejarlas en testa- vieren, el lugar de su nacimiento , su vecindad, mento por herencia ó manda , o de cualquiera profesi on y ejercicio, y las señales mas indiviotra manera enagenar el derecho que en ellas duales y distinguidas del sitio , cerro ó vela, cules pertenezca en los mismos términos que lo ya adjudicacion pretendieren: todas las cuales posean, y en personas que puedan adquirirlo. circunstaucias, y la hora en que se presentare

3.° Esta concesion se entiende bajo de dos el descubridor, se sentarán en un libro de regis condiciones : la primera , que hayan de contri- Iro que deberán tener la diputacion y el escribuir á mi real hacienda la parte de metales se- bano de minas, si lo hubiere, y asi hecho, se ñalada; y la segunda, que han de labrar y dis- devolverá al descubridor su escrito proveido frutar las minas cumpliendo lo prevenido en es- para su debido resguardo , y se fijarán carteles tas ordenanzas, de tal suerte que se entiendan en las puertas de las iglesias, casas reales y perdidas siempre que se falte al cumplimiento otros lugares públicos de la poblacion para la de aquellas en que asi se previniere, y puedan debida inteligencia. Y ordeno que dentro de 90 concedérsele a otro cualquiera que por este li- dias ha de tener hecho en la veta ó vetas de su tulo las denunciare.

registro, un pozo de vara y media de ancho o

diámetru en la boca , y 10 varas de hondo ó proTIT. 6.. De los modos de udquirir las minas: fundidad; y que, luego que esto se haya verili

de los nuevos descubrimientos, registros de cado, pase personalmente uno de los diputados, velas, y denuncios de minas abandonadas ó

acompañado del escribano si lo hubiere, y en su perdidas.

defecto de dos testigos de asistencia, y del peri

10 facultativo de mineria de aquel territorio , á Art 1.° Porque es muy justo y convenicn- inspeccionar el rumbo y direccion de la vela, su te premiar con especialidad y distincion a los anchura, su inclinacion al horizonte, que llaman que se dedican a los descubrimientos de nue- echado ó recuesto, su dureza ó blandura , la mavosminerales , venas metálicas que en ellos se yor o menor firmeza de sus respaldos , y la es

[ocr errors]

.

pecie o piolas principales del mineral, tomándo dadas: si tiene liro ó socabon , ó puede dársele;

ó , se exacta razon de todo esto para que se añada si tiene Galera, Malacate u otras máquinas, pieá la correspondiente partida de su registro, con zas de habitacion y caballerizas; y de todas esla fé de posesion que inmediatamente se le dará tas circunstancias se tomará razon y asiento en en mi real pombre, midiéndole su pertenencia, el correspondiente libro de denuncios que con y haciéndole fijar eslacas en sus términos, como separacion debe llevarse. Y hecho el referido adelante se dirá: lo cual hecho, se le entregará reconocimiento, y la medida de las pertenencopia autorizada de las diligencias como titulo cias y señalamiento de estacas, como despues se correspondiente.

dirá, se dará posesion al denunciante sin embar5. Si durante los espresados 90 dias compa- go de contradiccion, que no será oida como no reciere alguno pretendiendo tener derecho á la haya habido dentro de todos los términos anaquel descubrimiento, se le oirá en justicia bre- teriormente prescritos; pero si durante ellos vemente, y se adjudicará al que mejor probare sc hubiere introducido , se oirán las partes en su intencion; pero si ocurriere despues no será justicia brevemente , y segun se prefine en su oido.

lugar. 6. Los restauradores de antiguos minerales 9.• Si el anterior dueño de la mina compare decaidos y abandonados tendrán el mismo pri-ciere á contradecir el denuncio pasado el térvilegio que los descubridores, eligiendo y go- mino de los pregores, y cuando ya el denunzando tres pertenencias en la veta principal, y ciante esté gozando de los 60 dias para habilitar una en cada una de las demas; y unos y otros el pozo de 10 varas, no se le oirá en cuanto a la deberán ser especialmente premiados y atendi- | posesion, sino en la causa de propiedad; y, si dos con preferencia en igualdad de circunstan- obtuviere en ella , satisfará al denunciante los cias, y en todo lo que hubiere lugar.

costos que hubicrc hecho, salvo que resulte ha7.• Si se ofreciere cuestion sobre quién ha ber procedido de mala se, porque entonces debe sido primero descubridor de una veta , se ten- perderlos. drá por tal el que probare que primero halló 10. Si el denunciante no habilitasc el pozo ó metal en ella , aunque otros la hayan cateado labor como va prevenido, ni toniare la posesion antes; y en caso de duda se tendrá por descu- dentro de 60 dias, perderá el derecho y otro le

у bridor el que primero hubiere registrado. ha de poder denunciar la miva. Pero si por es

8.° El que denunciare una mina por desierla tar esta enteramente derrumbada, ó de otra y despoblada en los términos que adelante se- suerte imposibilitada y durisima , ó por otro dirán, se le admitirá el denuncio con tal que en justo y grave inconveniente no pudiere habiliél esprese las circunstancias prevenidas en el tar el pozo ó labor dentro de los dichos 60 dias, art. 4.° de este titulo, la ubicacion individual de deberá ocurrir á la diputacion respectiva, que la mina, su último poseedor, si hubiere noticia averiguado y calificado el motivo, le podrá amde él, y los de las minas vecinas si estuvieren pliar el término en cuanto fuere suficiente, y no ocupadas, los cuales serán legitimamente cita- mas; entendiéndose que no por esto se ha deaddos; y si dentro de 10 dias no comparecieren, mitir contradiccion del denuncio mas que en se pregonará el denuncio en los tres domingos los 60 dias del término ordinario. siguientes, y no habiendo contradiccion se le 11. Si alguno denunciare mina por perdida á notificará al denunciante , que dentro de 60 dias causa de inobservancia de alguna de las ordetenga limpia y habilitada alguna labor de consi

nanzas que llevaren impucsta esta pena, se le derable profundidad, ó á lo menos de 10 varas concederá siempre que resultare legitimamente á à plomo y dentro de los respaldos de la veta; calificado y aprobado alguno de los indicados donde pueda el perito facultativo de minas, re- motivos. conocer é inspeccionar el rumbo, echado y de- 12. Si el antiguo poseedor de la mina, ó quien mas circunstancias de ella , como se dijo en di- su causa hubiere, reclamaro haber dejado en en dicho art. 4.°: debiendo ademas reconocer ella algunas obras esteriores movedizas hechas el mismo perito facultativo , siendo posible, los á su costa , como cubiertas de galera, máquinas pozos y diferentes labores de la mina : si algu- ú otras cosas de esta clase, y de que útilmente nas de ellas se hallan ruinosas, aterradas ó ioun- 1 pueda servirse el denunciante , las pagará á sus

[ocr errors]
[ocr errors]

0

9

« AnteriorContinuar »