Imágenes de páginas
PDF
EPUB

ventivamente prender al ladron, engrillarle y circunstancias , y á lo que va prevenido en el asegurarle , y hecho , dar cuenta á la diputacion titulo 3. Y á los que por delitos leves ó deudas territorial para que, con arreglo á lo dispuesto se consumen en las cárceles , haciendo falla á por el titulo 3.o de estas ordenanzas en lo tocan sus familias y á las mismas minas, se les pueda le a las causas criminales, proceda segun cor poner en ellas bajo la seguridad correspondienrespouda.

te , con que se consiga aplicar una parte de sa13. (Que á los ociosos y vugamundos de la larios á su subsistencia, y lo demas sirva al pugo clase jornalera , y que sepurandose de los traba- de sus deudas, o para cubrir otras responsabilijos no se dediquen á otro, se les apremie à traba dades , de todo lo cual se lleve cuenta por el jar en lus minus).

dueño). 14. (lue á las haciendas de beneficio de metales se guarde su respectiva distribucion ó re TIT. 13. — Del surtimiento de aguas y provisiopartimiento de indios, que llaman de cuatequil

nes de las minerias. ó mita , y que para su alivio se pueda obligar á los trabujos á negros y mulatos que anden vagos, Art. 1.° Mereciendo la primera atencion la y á los mestizos de segundo órden que no tuvie agua , para beber en los reales y asientos de miren oficio, conforme á la ley 1.", tit. 15, lib. 6; nas, ordeno y mando, que se cuide muy partiy 4, til. 5, lib. 7 de Indias).

cularmente de su conduccion á ellos, de la con15 y 16. (Que las cuadrillas de haciendas servacion de su origen, de la permanencia y abandonadas no se erijan en pueblos, de modo limpieza de sus conductos, y de que no se use gue se dificulte el restablecimiento del sitio mi de la inficionada con particulas minerales. na, que se ha de quedar perpetuamente denun 2.° Prohibo con el mayor rigor que de los ciable. Y que han de trabajar en las de su des- desagües de las minas, y de los lavaderos de las tino , salvo que el dueño no tenga en que ocupur

haciendas y fundiciones, se echen las aguas á sus individuos).

arroyos ó acueductos, que la lleven a la pobla17. Acreditado por la esperiencia que en las cion; y mando que se hayan de pasar por canaminas que se hallan en obras y faenas muertas les, ó se estravien de otra manera. faltan regularmente los operarios, porque todos 3.° y 4.° (Que en los contornos de los reates concurren a las que están en saca de metales, de minas haya suficientes ejidos y aguages para mayormente si sus dueños les conceden partido, el pasto de sus animales, y el servicio comun interrumpiéndose y aun imposibilitándose así la de la mina, y al que se haya introducido en habilitacion de las otras minas: para su remedio ellos se le haga retirar, con abono si fuese poordeno y mando, que las diputaciones territoria: seedor legitimo de lo que califiguen peritos. Y les hagan que los operarios vagos, y no acua puedan las bestias llevarse, y pastar por camdrillados, se repartan de tal manera, que dis pos y prados públicos y comunes aun de otro tribuyéndose alternativa y sucesivamente en unas real, sin pagur nada si sus vecinos gozasen la y en otras, ni dejen de disfrutar de la utilidad propia exencion; pero sin causar perjuicio de de las que están en bonanza, ni de acudir al tra tercero). bajo de las demas. –(Y ninguno de ellos será 5.° A fin de contener la exorbitante subida admitido por otro dueño sin papel de abono del en los precios de los viveres y ropas en los reaanterior, con apercibimiento en contrario). les de minas, cuando éstas se ponen en bonanza,

18. Los operarios de minas que por haber y de que sean equitativamente arreglados a las contraido deuda en alguna de ellas, pasasen á circunstancias que deban influir en ellos, cuitrabajar y rayarse en otra, han de ser obligados darán las diputaciones territoriales de repreá volver a la primera, y a pagar en ella con su sentar lo conveniente a las justicias del distrito, trabajo la Lal deuda , segur y como queda pres segun se dispone en el art. 35 del tit. 3 de estas crito por el art. 4.° de este titulo, salvo que el ordenanzas, como tambien para que se corten y acreedor se contente, con que le redima la de castiguen los monopolios, mohatras, usuras y pendencia el dueño de la otra mina,

cualesquiera pactos fraudulentos, inicuos ó pa19, 20 y 21. (Que los hurtos de estos opora liados que se adviertan. rios se escarmienten conforme a su gravedad y 6.• Ha de ser libre a todas y cualesquiera

ados a

10

persona el llevar a las minas maiz , trigo, ceba procederá en los términos mismos que se presda y cualesquiera otros mantenimientos y demas criben en el articulo antecedente, no obstante cosas necesarias, como carbon, leña, sebo, cue que tales obras deban hacerse por los dueños ros, etc., y mucho mas si fueren enviados á de las respectivas minas ó haciendas; pero se traerlas de cuenta de los mismos miocros; y encarga á las diputaciones territoriales el mayor para ello les concedo el que puedan sacar y lle celo y cuidado en este punto, segun lo que revar dichos viveres y efectos de todas las ciuda sulte de las frecuentes visitas que practicarán des, villas y lugares, haciendas y ranchos, aun para dicho fin, atendiendo a que , siendo los dique sean de otros territorios , provincias ó go chos caminos ó veredas por su naturaleza estrebiernos, con tal que en algun caso no haya justochas y quebradas, las hace mas peligrosas el y calificado motivo que lo impida: en cuya for-traqueo, la rusticidad y la negligencia de los que ma ordeno a los gobernadores y justicias de los necesitan pasar por ellas. lugares no les pongan embarazo ni impedimento 11. En los rios, arroyos ó torrentes, cuyo alguno, ni permitan que con este motivo se les paso fuere indispensable para entrar y salir en encarezcan dichas cosas, antes sí por el contra: los reales de minas, se deberán construir buerio los ayuden y favorezcan para que las minas, nos puentes de mampostería , ó á lo menos de y personas empleadas en ellas, estén siempre madera sobre pilares firmes de piedra y argaprovistas y abastecidas de lo pecesario.

masa , que suele ser lo mas fácil en esta clase 7. Sin perjuicio de la jurisdiccion y conoci de rios, porque corriendo entre cerros poco miento que concedo á las justicias reales por el distantes entre si y clevados, son mas profundos art. 35 del tit. 3 de estas ordenanzas, podrán y precipitados, que anchos y caudalosos; y para las diputaciones territoriales visitar, reconocer la calificacion de su verdadera necesidad, del y examinar con frecuencia las fuentes y manan- | importe de sus costos, y de quien deba sufrir tiales perennes que formen el caudal de las aguas su contribucion, se procederá con arreglo á lo que sirvan para mover las máquinas de la mine prevenido en los ya citados artículos 35 y 36 ria, a fin de poder representar a las mismas jus- del título 3 de estas ordenanzas. licias con oportunidad, y la debida instruccion, 12. Los montes y selvas próximas a las minas para que se evite que en ellos, ó sus cercanías, deben servir para provcerlas de madera con se desmonten los bosques que los cubran , ó se destino á sus máquinas, y de leña y carbon para rozen para sembrar, ni los ensolven, como tam el beneficio de sus metales, entendiéndose lo bien el que se hagan escavaciones próximas y mismo con las que scan propias de particulares mas bajas, ni otra ninguna cosa que pueda ago con tal que se les pague su justo precio, en cuya tarlos ó minorarlos, procurando por el contra forma será á estos prohibido, como les prohibo, rio que se alegren y limpien con las precaucio- el que puedan estraer la madera, leña y carbon nes y arbitrios que ministre el arte.

de las dichas sus pertenencias para otras pobla8.° y 9.o (Y que al efecto, y para ocurrir en ciones que puedan proveerse de distintos paliempo á cualquier estorbo ó embarazo que dis

rages. traiga el curso de los rios y arroyos, conservan 13 y 14. (Que el corte y acarretos de madedo su caudal y antigua madre, hagan dos visitas ras se ajusten al reglamento que forme el trianuales á los de la comarca, con el facultativo, bunal, y con que cuenta , y lo mismo los antes y despues de las lluvius, para proponer á leñadores y carboneros, que no deben cortar las justicias reales las convenientes reformas que los renuevos de árboles , y si cuidarse de planse ejecuten con su intervencion, y á costa de in tarlos donde los hubo, para remediar el perteresados, ó que en defecto se acuerden arbi- juicio de su consumo y del descuido en su retrios y demas oportuno , segun el art. 36, tit. 3. produccion , que ha hecho escasear y encarecer -Y lo propio se ejecute con la composicion de las dos especies mas útiles y necesarias al lalos caminos, que comunican á los lugares de borio de minas y beneficio de sus metales), minas).

15. Los pozos de agua salada y venas de sal10. Para la composicion y seguridad de los

gema, que suelen hallarse en algunas provincaminos particulares del lugar á las minas, de cias minerales y territorios de las minas, sc pomina á mina , y de las minas á las haciendas, se drán denunciar, debiendo ponerse el mayor

43 TOM. IV.

cuidado y atencion en verificar estos descubri- , dan conducir de su cuenta á las minas, y á los mientos, sin que por ningun juez ni particular venderlores el que los puedan llevar á ellas vose puedan impedir , pero con la calidad de dar luntariamente sin embarazo. cuenta de ellos y sus denuncios al superior gobierno, á fin de que se acuerde y determine so TIT. 14.- De los maquileros y compradores de bre su trabajo, bencficio repartimiento y precio

los metales. de la sal, de modo que no resulte perjuicio á mi real hacienda, y se atienda y beneficie á los mi Art. 1.° Atendiendo a las útiles proporciones neros, y mas principalmente al descubridor y que prestan no solo para los mayores progresos denunciante , en todo lo que fuere posible , con de la minería, sino tambien para el aumento y tal que de ninguna manera se pueda privar á los conservacion de sus poblaciones, las costumindios de las salinas que les concede la ley , ni brcs observadas en Nueva-España de ser licito su uso para lo que les cstán permitidas.

y libre á cnalquiera el comprar y vender meta16. El juez y dipulados de cada real de minas les en piedra , y establecer oficinas en que benecelarán con particular cuidado, que en los pre- ficiarlos, aunque no tengan minas los que las cios de las maderas, leña , carbon, cueros , se coustruyan, es mi soberana voluntad y mando, bo, jarcia, sal, magistral, greta, cendrada, ce que se conserven y fomenten ambas costumbres, bada, paja y demas efectos de indispensable ne con tal que en su ejercicio se observe precisa y cesidad en el ejercicio de la minería, no proce-puntualmente lo que se prefine en los once ardan los vendedores con esceso de codicia: á cuyo tículos siguientes: Estos once articulos se fin el dicho juez real, con acuerdo de la misma omiten por el poco ó ningun uso que pueden diputacion, les arreglará los precios con todas hoy tener , reduciéndose sustancialmente a lu las prudentes atenciones que dicten la justicia y formalidad de boletas, con que se han de hacer la equidad, de modo que ni el vendedor deje de las compras de metales á vista , ciencia y palograr aquella regular ventaja, que deba justa- ciencia del dueño ó su administrador , y con tomente prometerse de su comercio, ni tampoco da individualidad, á precaucion de fraudes, que se incida en el estremo de que la exorbitancia descubiertos han de castigarse; á los arreglos de en los precios inutilice los trabajos del comun la maquila y precios de azoque y demas ingrede los mineros, que no se hallasen en bonanza. dientes del beneficio, que se han dc establecer

17. Se establecerá desde luego el menudeo ó para refrenar ubusos; y á los medios de asegurepartimiento de azogue por menor, conforme rarse los dueños contra cualquier supercheria o á lo que tengo dispuesto y aprobado por mis rea fraude , asi como á los maquileros de todo perles órdenes de 19 de noviembre de 1773 y 5 de juicio, cuando no pueda cubrir los costos del beoctubre de 1774.

neficio la pobreza de los metales, reservando 18. El que trabajare minas en un lugar siendo una porcion de ellos para que se beneficie desvecino de otro, y teniendo bonanza ó conside pues por peritos de salisfuccion, y tercero, caso rable ventaja en las que trabajare, ha de es de discordia). tar obligado á fabricar ó reedificar una casa en 12 y 13. (Que se arreglen por el juez de cada aquel lugar á que pertenezcan sus minas , ó á mineria los fletes de arrieros en la conduccion hacer alguna obra equivalente y útil al público de los metales de las minus á las haciendas, de a juicio de la respectiva diputacior de mineria, acuerdo con la diputacion territorial en justidebiendo ademas ser comprendido en las car ciu y equidad. Y que se proceda contra ellos gas que toleren, y deban tolerar , los vecinos y segun declara el lil. 3.•, si se le averiguase al mineros del mismo lugar.

gun hurto , ó que introducen tepetate en la car19. Ningun comerciante ó mincro, por título ga ó cualquier otro fraude). ni prelesto alguno, ha de poder salir a los caminos á atajar ni interceptar á los vendedores de TIT. 15. - De los aviadores de minas, y de los granos, frutos y cualquiera efectos, aunque ale.

mercaderes de platas. guen que no lo hacen para revender sino para su propio consumo; pero concedo á los mineros Art. 1.• Los mineros trabajan muchas veces el que, comprándolos en otros lugares, los puc- | sus minas con caudales de otros , ó porque des

de el principio no los !uvierou para habili en reales de contado, ó en letras pagables sin Larlas, ó por haber consumido los suyos en premio ni pérdida; pero si el minero les pidicre obras y faenas antes de haber sacado metal que géneros y efectos, se los habrán de remitir de les deje ventaja sobre su costo; y suelen pactar la propia calidad y condicion, y al mismo precon sus aviadores de una de dos maneras: 6 dan-cio que si en el de la residencia del aviador se doles la plala y oro que sacaren por algo me comprase con dinero en mano, y no podrán hanos de su precio legal y justo , dejándoles la uti- cerlo de otra manera. lidad de esta diferencia, lo que llaman aviar á 5.° Los riesgos y accidentes del camino en premios de platas : o interesándose el aviador | la conduccion de avios, y los fletes y alcabalas en parte de la mina, baciéndose para siempre que se pagaren, han de ser de cuenta del midueño de ella , o de los metales por algun tiem- nero si el pacto fuere á premio de platas ; pero po por especie de compañía. Y porque la pece si fuere de conipadia, han de ser de cuenta de sidad de los mineros y la facilidad de algunos ambos, salvo que otra cosa se prevenga espreaviadores suele hacer que llanamente se conven samente por particulares convenciones en el ganen ciertos pactos, que por usurarios ó por mal instruiacnto que hubieren otorgado. entendidos al principio, los reclaman despues 6." Si se consumiere el caudal de avios, 'ó los unos y los otros, ocasionándose de estos li- quedare en parte descubierto, no se ha de enligios, y suspenderse los avios, perdiéndose las tender que el minero ha de estar obligado á saminas y lo gastado en ellas, es mi soberana vo tisfacerlo con su persona, ni con otros bienes luntad, que ningun minero celebre pacto de aunque los tenga , sino únicamente con las utiavios de minas sin que sea por contrata firmada, lidades de la mina, y con la hacienda de benefiquedando a su arbitrio el celebrarla ó nó, ante cio si con aquel caudal se hubiere fabricado; escribano é testigos, bajo la pena de que siendo pero ha de quedar obligada la mina con sus utide otra manera , no se alcuderá en juicio a las | lidades y frutos para que deducidos los costos, estipulaciones particulares que alegaren, sino se vayan pagando los aviadores uno en pos de que se determinará por solo las reglas gene- otro, comenzando por el último ó menos antiguo, rales.

bien que cuteodiéndose que , siendo este un pri2o Para pactar el taulo de los dichos premios vilegio que el derecho concede á los créditos de plata de que trala el articulo antecedente se que provieaen de refaccion, deben concurrir ha de atender y considerar el número de marcos las tres calidades de esta para gozarle; mas si de cada remision, y la frecuencia de ellas para el minero desertare la mina por vecesidad y sin que, si ésta por los accidentes de las minas cre malicia avisando previamente a los acreedores ciere ó menguare considerablemente, pueda de ella, no quedará obligada a los anteriores cualquiera de los dos contrayentes aumentar o créditos, hallándose ya en poder de otro dueño. disminuir el premio de platas sin que le obste el Y ademas declaro, que si el caudal con que se pacto celebrado al principio en otra considera- avió la lal mina, y de que proceda el enunciado. cion; á cuyo fiu, en el instrumento que al prin- , descubierto, no se ministró por compañía cecipio celebraren se ha de advertir siempre a lebrada entre el aviador y minero, en cuyo qué número de remisiones anuales de platas y caso debe ser comun la ganancia ó la pérdida, de marcos en cada una, acotan y capitulan aquel sino por préstamo, y el minero obligó sus hiepremio de platas, o si es su voluntad renunciar nes porque lo quiso hacer, ó porque el aviador

desde luego su derecho en este género de ac- lo pidió para mayor caucion, en tales circuns

cidentes; en cuyo caso deberá obrar todos sus tancias ha de tener efecto dicha obligacion en cfectos el contrato celebrado en dicha forma. lodas sus partes, y no obstante la general dis

3.- Si el minero asegurare los arios hasta posicion de este artículo. cierta cantidad por medio de hipotecas ó fiado 7.• Si no se pactare desde el principio el res á satisfaccion del aviador, no podrá éste re mudo de ir abonando ó cubriendo los avios cibir mas premios que aquellos cuya suma im cuando estos sean á premios de plata, el aviaporte anualınente el 3 por 100 del capital inver- dor no ha de poder hacerlo de manera que pertido, y nada mas.

judique al minero en el laborio de su mina acor4.° Los aviarlores han de ministrar los arios tándole los avios, ni tampoco ha de estar obli

gado á recibir del minero en cortas cantidades efectivo , con la imposicion de las demas penas las que le hubiere suministrado.

dispuestas por los leyes á los defraudadores de 8.° Aunque el minero no advierta en algun mis reales derechos. tiempo que su plata tiene ley de oro, cuyo apar 11. Todos los mercaderes de los reales de tado sea costeable, ó la plata que se hallare en minas han de tener balanzas fieles y ligeras en los tejos de oro de baja ley, y lo advirtiere el que solamente pesen la plata y el oro, sin que aviador porque los haga ensayar , o de otra ma nunca lo puedan hacer en romana, aunque sean nera , no por ello se ha de entender que aquella grandes las masas ó porciones de estos metales; es utilidad suya, sino que debe abonársela al y asimismo han de tener pesas marcadas y bieu minero ó dueño de los metales en la cuenta que ajustadas, segun las que legitimamente hayan recon él llevare.

cibido de la autoridad real ordinaria. Y permito 3.° Cuando se pacten los avius por especie de el que las puedan reconocer con frecuencia los compañía en el dominio y propiedad de la mina, respectivos diputados de la minería (sin perjuise ha de entender que el caudal invertido en cio de la visita que incumbe á la justicia real y ella hasta que empiece á haber utilidades sobre magistrado público), y celar que el peso se haga los costos no se ha de deducir de estas con pre siempre al fiel y al justo, para que en el caso de ferencia, sino que se han de partir desde luego, resultar y justificarse algun fraude, se procequedando aquel caudal invertido y vivo mientras da, y en su reincidencia , por la justicia real no se separe la compañía.

quien compete el conocimiento de estas causas, 10. Los mercaderes ó compradares de platas á la imposicion de las penas conforme à la maque las reciban sin aviar á sus dueños, ni aven licia y gravedad que se probare del delito con turarse en cosa alguna, las han de pagar por sus arreglo á derecho, oyendo precisamente en ra precios justos; y si las permutaren por efectos zon de ellas por via informativa a la diputacion de sus tiendas los deberán dar a los precios cor- del distrito. rientes, y de toda buena calidad. Pero ordeno 12. Todos los mineros han de tener sus hery mando estrechamente que los espresados mer ramientas marcadas; y el que las comprare de caderes ó compradores de platas las han de re- algun operario , ó las recibiere en prenda, las cicir de los dueños de minas ensayadas ó quin- ha de pagar con el duplo. tadas, conforme a lo dispuesto por leyes y repe 13. Los referidos mercaderes y aviadores potidamente prevenido por reales disposiciones, drán quemar las marquetas de plata de azogue para evitar el que se estravien y dediquen a los á su satisfaccion y la del dueño, en fuego de diferentes usos en que se defrauden mis reales carbon, y no a la llama, y de manera que no llederechos: declarando, como declaro, que en gue á fundirse sino fuere en crisoles; y tambien los reales de minas en que no hubiere fácil pro- les será permititido el que puedan partirlas porcion para verificar el que se ensayen y quin para examinarlas por dentro; pero con tal que ten las tales platas por la distancia de las cajas esto ó el picar los tejos de plata de fundicion se reales ó cajas marcas, se hará obligacion por haga sobre el mostrador ó de suerte que el due. los mercaderes ó compradores de ellas ante la no pueda barrer y llevarse los fragmentos, tierjusticia real y diputacion territorial de llevar ras y desperdicios de su plata. las en derechura á la caja del distrito , para 14. Todo aviador podrá poner en cualquiera cumplir con dicha obligacion de pagar lo que tiempo interventor al minero que aviare, aunque por mis reales derechos adeudasen, y verificar no se haya asi espresado en el instrumento de la comprobacion del correspondido de azogues, avios; pero entendiéndose que el tal interventor segun la fianza que está en costumbre otorgar únicamente ha de cuidar de la buena cuenta y para dicho fin en Nueva-España , señalándoles razon, y de tener en su poder los reales y efecpara la práctica de todo ello las mismas justicia tos sin poderse introducir á dirigir las obras de y diputacion el término preciso, y dando aviso minas que determinare el minero, y solo si poademas á los respectivos oficiales reales de la drá diferir su ejecucion mientras de cuenta à prevenida obligacion para que, en defecto de los diputados pidiendo peritos, y esto si el caso su cumplimiento, se entienda caer dichas pla- pudiese sufrir semejante demora. las ep comiso, y pucdao proceder á hacerle 15. En atencion a que el corriente laborio de

« AnteriorContinuar »