Imágenes de páginas
PDF
EPUB

otras obras, podrán tener lugar las primeras, la fecha de la admision del registro, y aquella con tal que sea con conocimiento y calificacion se reducirá á manifestar determinadamente el del inspector , y con la anuencia de la justicia ó interesado al inspector el punto en que tenga ayuntamiento encargado de la policía del lugar; abierta, ó intente abrir la primera boca de su y las segundas, agregándose á estos requisitos mina, y la extension que con respecto á ella la aprobacion de la direccion general del ramo, quiera tomar por cada lado, ó por uno solo, de procurando se verifiquen en los parages que las 200 varas que le corresponden al rumbo, ofrezcan menos inconvenientes, y con las debi- hilo ó direccion del criadero. Cuando el intere das precauciones, para alejar todo peligro de sado pretenda mas de una pertenencia, mani ruina en las fábricas de los edificios.

festará del propio modo su disposicion (1). 88. Atenderán asimismo los inspectores á que 92. La labor prevenida en el articulo 7.o del se haga efectiva la indemnizacion de los daños real decreto se habilitará dentro de los respaly perjuicios que con dichas investigaciones y dos, astiales ó caja del criadero, si fuere de los obras se ocasionen, cuando se refieran á terre regulares y mas comunes, y en los demas se ennos ó fincas de propiedad particular, de propios tablará la escavacion segun corresponda á su ó concejiles, disponiendo, en caso de no conve clase. nirse las partes entre sí, su tasacion por peritos 93. Si en el intermedio hubiere reclamacion á eleccion de ellas mismas , y de tercero en

contradiciendo el registro, se oirá brevemente discordia nombrado por ellos.

en justicia á las partes, y se declarará el dere89. Cuidarán de que los registros de minas se cho a la que mejor lo probare; con tal que inhagan por escrito formal, espresando los inte- terponiéndose pasados los primeros treinta dias, resados sus nombres, y los de los compañeros se sostenga entre tanto al primer registrador en si los tuvieren , el lugar de su nacimiento , su la posesion, sin suspenderse el trabajo. Pasados vecindad y profesion, ejercicio , destino ó cali los noventa dias no tendrá lugar la oposicion. dad, con las señales individuales del sitio y ter 94. Cuando por estar muy enterrado el criaritorio en que se encuentren los criaderos, cuya dero no asome á la superficie, y para liegar á adquisicion pretendieren; entablando con total él sea preciso algun rompimiento, cala ó calicaseparacion la solicitud de cada uno, y espre

ta de consideracion en cualquier terreno que sando el nombre que le dieren,

sea, el que lo intente pedirá licencia al inspector 90. En la cabeza ó márgen del escrito se ano

del distrito, manifestando su fundamento y contará el dia y hora de su presentacion para el de- veniencia o necesidad, con determinacion del recho de preferencia que por ella corresponda sitio que eligiere; y, si publicada la solicitud no al interesado, y su proveido será: por admitido hubiere contradiccion en el término de diez dias, en cuanto haya lugar en derecho; tómese razon

se le concederá el permiso, con la obligacion en el libro de registros; fijense carteles en los de dar cuenta asi que llegue y descubra el criaparages acostumbrados , y entreguese al intere dero, para que designando la pertenencia, le sado para su resguardo; y asi se efectuará , po

corra desde entonces el de los noventa dias para niéndose constancia en el escrito, y en el diario

la habilitacion de la labor de diez varas; haciénde la inspeccion de haberse verificado. Cuando dose igualmente público por carteles el puevo la mina estuviere situada en territorio distinto registro. Si en un mismo terreno dos ó mas in del de la cabecera de inspeccion, se harán fijardividuos emprendieren calas ó calicatas distin tambien carteles en el pueblo á que corresponda. tas, el primero que descubra el criadero será

91. En el artículo 6.o del real decreto se pres preferido en su registro formal. cribe la designacion de la pertenencia registra 95. En los placeres ó criaderos en mantos suda dentro de diez dias. Estos se contarán desde perficiales, las solicitudes de establecimientos

,

(1) En vista de que por los artículos 6 y 30 del decreto orgánico, ni por este se espresa cual sea la pena

del

que falte al requisito de la designacion dentro de los 10 dias, se declara en real orden de 24 de setiembre de 1841 de conformidad con la direccion de minas, que la pena de faltar á ese deber sea perder el denunciador su derecho a la mina , adjudicándose á otro cualquiera que se haya presentado en aquel tiempo, y que en ello no se permita tolerancia.

sin que

fijos con operaciones por mayor, se entablarán | aviso al interesado, se proveerá auto de adjudidel propio modo, se publicarán por carteles, y cacion, mandando se proceda con citacion de se admitirá cualquiera contradiccion en los no los colindantes, si los hubiere, á su reconociventa dias, en los términos del número 93. miento, á la demarcacion de la pertenencia, y á

96. Los denuncios de las minas abandonadas darse la posesion formal en el nombre de S. M. se instruirán con la misma formalidad y circuns con arreglo al art. 8.o del real decreto. tancias que los registros de las nuevas, agregan 100. Se cumplirán estas disposiciones nomdo á las especificaciones del número 89 la del brando el inspector el perito que haya de hacer último poseedor de la mina, si hubiere noticia, el reconocimiento y la demarcacion, que se y los de las colindantes si estuvieren ocupadas; efectuará por lineas rectas horizontales, cualy puesta la anotacion marginal de la presenta- quiera que sea la configuracion esterior del tercion del escrito, su proveido será tambien aná reno; poniéndose en el expediente razon indivilogo, mandando se haga saber al anterior pose dual de lo observado por el mismo perito en órdor de la mina, y dueños de las colindantes, ha- den á la capacidad de la labor examinada, á la biéndolos, y que la razon se tome en el libro de especie y cualidades de la roca ó tierras de los denuncios que con separacion debe llevarse. respaldos del criadero, y al rumbo, echado, cora

97. Si en el término de diez dias no compa pulencia y naturaleza de este , con espresion de reciese alguno á contradecir el denuncio, de las sustancias que le compongan, recogiéndose signada por el interesado la pertenencia, se pre- algunas muestras; indicándose al propio tiempo gonará en los tres domingos siguientes, fijándose el orden de las medidas echadas. al mismo tiempo carteles; y no habiendo tam

101. En este estado se remitirá con las muespoco oposicion en este tiempo, se le notificará tras el expediente á la direccion general para que en el que falte para los noventa dias tenga

su debida calificacion y aprobacion. desembarazada una labor de diez varas,

102. A consecuencia de la devolucion del esaltere su posesion ninguna reclamacion ulte-pediente aprobado se librará al interesado testirior, que solo será oida en causa de propiedad, monio, conservando el original en el archivo de y en manera alguna atendida pasados los noven

la inspeccion, con la anotacion correspondiente ta dias.

en su diario. 98. Si el denuncio se fundare en haberse in 103. Para el reconocimiento y demarciones de currido en alguno de los casos 1.°, 2. y 4.° del que trata el número 100 se valdrán los inspecart. 30 del real decreto, á los que se agrega el tores de distrito de sugetos de la facultad en de desórden ó falta de cuidado en los trabajos quienes contemplen la inteligencia necesaria , y que ocasione alguna ruina, ó entorpezca é im en su defecto de algun agrimensor, alarife ó arposibilite su continuacion, se admitirá igual- | quitecto, haciéndoles las prevenciones convemente, notificándose al tenedor de la mina, para nientes, mientras se proporcionan los ingenieque oido se determine lo que corresponda. Si ros de que habla el art 37 del real decreto. en el indicado caso 4.* del real decreto, el po

104. Las dietas y derechos, que segun las dissecdor de la mina no dispusiese en el cuadri- tancias se causen en las relacionadas diligencias, mestre el desagüe proporcionado de las labores de registros, denuncios y posesiones, serán hodas, el denunciante que se obligue á ello ha mderados, y graduados por la direccion con de dar fianza de verificarlo y completarlo á sa ivformes de los respectivos inspectores locales. tisfaccion del inspector del distrito, bajo la pe 105. En los casos que en virtud del art. 13 na de perder el gasto que hiciere, y de restituir del real decreto se pidan dos ó mas pertenenal primero los frutos estraidos, ó su valor. Encias contiguas sobre un mismo criadero, se el 5.o caso añadido regirá una disposicion analo- concederán tres á sus primeros descubridores, ga á la precedente, no habiendo llegado á haber siendo en parage en que no haya mina alguna ó ruina.

cata anteriormente abierta a distancia de dos le99. Asi en los registros de minas como en guas en contorno; y dentro de este recinto solo los denuncios de las abandonadas, cumplidos los dos en los que no se hubieren laboreado en ninnoventa dias, y verificada en ellos la habilitacion gun otro punto. Los restauradores de antiguos de la respectiva labor ó excavacion de que dará establecimientos abandonados de minas, á dis

tancia cuando menos de dos leguas de otras en de sus bestias y las de los arrieros que se ocuactual laborio, se considerarán como descubri pen en el acarreo de ellos y de sus producctos dores para aplicarles las dos ó las tres pertenen y demas efectos , procurarán los inspectores de cias, segun las dificultades que presente é im- distrito protegerlos y auxiliarlos cuanto sea dapendios que demande la empresa. A las compa ble, en virtud de lo dispuesto en los artículos ñias de mas de dos individuos que intenten ira 21 y 22 del real decreto , solicitando de las aubajar minas, sean nuevas ó vicjas, se concederántoridades encargadas por las leyes del cuidado hasta cuatro pertenencias, si les acomodare, sin de estos ramos, les faciliten con arreglo a las que puedan pasar de este número, cualquiera mismas, los referidos artículos, como tambien que sea el de los parcioneros ó accionistas. los abastos de granos y todo género de basti

106. Para las concesiones de perteneneias mentos , y la comodidad y seguridad de los cacontiguas en estos casos se consultará por los minos comudes de tránsito; informando á la diinspectores de distrito á la direccion gencral reccion general del estado de estos ramos, y de con plena instruccion de los fundamentos y cir- | los medios de conseguir con la conveniente percunstancias de las solicitudes, para que exami manencia y economía objetos tan necesarios é nadas con la debida atencion determine si son interesantes, para que en su vista disponga ó de otorgarse, y en qué número; y cuando se promucva lo que considere oportuno. concedan se demarcarán con la correspondien 112. En las provincias en que por no haber te division.

inspectores facultativos establecidos, se enco107. En el del 4.° del propio articulo las con mienda por ahora el cuidado del ramo de minas á cesiones se harán por los mismos inspectores, los respectivos intendentes, darán estos razon á dando cuenta á la direccion general para su co la direccion general, en el modo posible, de los nocimiento y aprobacion.

particulares que espresan los números 80 á 88 108. En el del 5.• del mismo los interesados de esta instruccion , y los registros y denuncios tendráu obligacion de dar parte al respectivo que ocurran en sus territorios, admitiéndolos y inspector para su anotacion, y éste lo partici- disponiendo su publicacion en los términos indipará á la direccion para su instruccion y cons cados en los números 89 á 91 y 96 á 99, los partancia.

ticiparán desde luego a la misma direcion para 109. Las solicitudes de sitios para construir que providencic lo que segan las circunstancias lavaderos de minerales y oficinas para su bene- pueda convenir. ficio se entablarán del propio modo que las de 113. Los mismos oirán las reclamaciones ó las minas, con espresion de su situacion, del contradicciones que sobre los registros y deterreno y aguas que se intenten usar; y se pu nuncios se susciten, determinarán las adjudicablicarán por carteles, para que, no resultando ciones de minas, y dispondrán los reconocicontradiccion en el término de quince dias, se mientos y demarcaciones prévias a la posesion ordene y proceda a la demarcacion de la esten- formal, que estará tambien á su cargo, con arsion que hayan de ocupar, á la asignacion de reglo á las prevenciones que sobre ello les haga las aguas que se hayan de emplear, siempre que la direccion general. puedan concederse sin perjuicio de otro ó del 114. Igualmente correrán con las disposiciopúblico, y á la correspondiente tasacion por pe nes correspondientes en las solicitudes de sitios ritos , si por convenio no acordaren las partes la y aguas de que tratan los números 109 y 110, indemnizacion , dándose á los interesados la po- observando las advertencias que reciban de la sesion y el testimonio de las diligencias despues direccion, á quien darán tambien parte de estas de examinadas y aprobadas por la direccion ge- ocurrencias con las noticias instructivas que ncral.

lengan por conveniente. 110. En iguales términos se procederá, cuan 115. Protegerán asimismo á los mineros y do los sitios y aguas que se pidan se destinen al dueños de oficinas de beneficio , facilitándoles servicio de las minas en sus bocas y caminos. los auxilios que se mencionan en el número 111,

111. Para la provision de madera, leña y car del modo que en él se espresa , informando á la bon que necesiten los mineros y dueños de las direccion lo que sobre el particular sea conduoficinas de beneficio de sus frutos, y los pastos cente para su gobierno.

116. Las minas deben mantenerse limpias de tarán en cualquier tiempo las que convengan ó atierres , desaguadas, ventiladas y competen sean precisas, co los casos de acaecimientos estemente fortificadas, para el correspondiente traordinarios, ó de noticia del riesgo que amedesahogo y despejo de los labrados y la debi- Dace alguna mina por el mal estado de sus laboda seguridad de la gente ; y su laborio debe res, para providenciar el remedio que correscoordioarse de modo que se faciliten sus faenas ponda, dando cuenta del suceso a la direccion y maniobras, y lo haga mas subsistente y du- general, rable.

123. Las dietas que en las visitas hayan de go. 117. Para atender los inspectores de distrito zar los inspectores ó sus encargados las satisfaal cuidado de la seguridad y buen orden en las rán por ahora los respectivos dueños de las labores y faenas subterráneas, en cumplimien- minas y obcinas de beneficio; y la direccion deto del encarga del articulo 40 del real decreto, terminará su graduacion con prévio informe de procurarán visitarlas por si, ó dispondrán se los mismos inspectores de distrito; procurando reconozcan por sugetos inteligentes, á lo me sean lo menos gravosas posible a los que deben nos prácticos, mientras se proporcionan los in- sufrirlas. genieros científicos mencionados en el artículo 124. En las provincias en que no haya inspec 37 del mismo.

tores la direccion meditará el modo y términos 118. Estas visitas se harán por ahora una vez de que puedan verificarse, y dispondrá lo que al ado, a fin de examinar el estado de cada mi segun las circunstancias sea mas adaptable. na , la disposicion y seguridad de sus labrados, 125. Los inspectores de distrito deben cuidar y ordenar se corrijan los defectos que se nolen, tambien de que el trabajo de las minas no se bajo las multas que impondrán los inspectores á suspenda sin su conocimiento, para en caso nesus dueños, si no lo verificasen en el término cesario disponer se reconozcan, y que por este que señalen; dando al propio tiempo a los mis-medio quede razon exacta del estado de las lamos ó á sus encomendados las demas instruc bores y de los motivos de su suspension, si procciones que juzguen convenientes, y á la direc- longada llegase al grado de desamparo. cion general razon individual de todo lo ob 126. Para ello estarán sus dueños obligados á servado.

darles el aviso correspondiente con espresion 119. Con este motivo se impondrán de si los de la causa, y no verificardolo les impondrán y sugetos encargados del gobierno y direccion exigirán una multa proporcionada á la dilacion inmediata de las minas tienen la aptitud necesa y á las consecuencias que de ella se hayan oriria para su regular desempeño; y no encontrán- gipado. dola , lo harán presente á sus dueños, instándo 127. Cuando por el conocimiento que tengan les ó intimándoles, si fuere necesario, solici- de su estado mediante la última visita juzguen ten otros; estrechando á lo mismo á los pro- pueda escusarse el reconocimiento, lo omitirán, pios dueños, si las gobernaren por si con igual refiriéndose á la constancia que de ella se condefecto.

120. Visitarán al mismo tiempo las oficinas de 128. Cuando la suspension fuere con designio beneficio para observar sus manipulaciones y

de abandonar la mina, recogiendo los enseres procedimientos de sus operaciones, y dar á sus y efectos muebles, lo declaran así los dueños dueños ó encomendados las luces que alcancen en sus avisos, para que publicándose por cartey puedan convenirles, é instruir de su estado | les, pueda algun otro continuar su laborio , sin á la direccion general.

dar lugar á que se deterioren los labrados, ó los 121. Para hacer estas visitas aprovecharán inunden las aguas. en lo posible las ocurrencias que se ofrezcan 129. En las misas que por ruinosas pueda conlas inmediaciones de las minas y oficinas de be venir la suspeusion de los trabajos, y aun cerrar neficio, de registros, denuncios y posesiones de y prohibir su entrada, la ordenarán por el tiem: otras, y de diligencias y reconocimientos que po necesario para su correspondiente remedio, con cualquier otro motivo hayan de practi- intimando á los dueños lo apliquen inmediatacarse.

mente, ó lo haráu aplicar á costa de los mismos. 122. Ademas de las visitas periódicas ejecu 130. En ningun caso consentirán lo uno ni lo

serve.

otro en las litigiosas, aunque lo pida alguna de quedando resueltos y sin lugar a otro recurso. las partes, permitiéndole únicamente poner in 136. En los de mayor valor admitirán las deterventor á sus espensas para tomar conocimien mandas por escrito, con tal que no estén ordeto é intervenir los asientos de sus gastos y pro nadas ni firmadas por abogados, tratándose junductos, sin perturbar á los tenedores en su po tas las causas de posesion y propiedad, y les sesion, ni pretender mezclarse en ninguna de darán curso, asignando términos breves, como sus disposiciones: pudiendo tambien escusarse el de seis ú ocho dias, á su contestacion, proroel interventor, dando el tenedor fianzas á satis- gables con justa causa hasta la mitad ; y escasanfaccion del contrario.

do si fucsc posible nuevos traslados , los recibi. 131. Tampoco se suspenderá el laborio por rán á prueba por quince ó veinte dias comunes causa de ejecucion de alguna mina, cuando cor á ambas partes y prorogables del propio modo responda en justicia , ni se embargará , ni se por otros ó diez, sin admitir mas de diez testiprocederá por ella á su remate, ni el de sus ape gos, señalando para los alegatos de bien proros y enseres, sino que la cjecucion se verifica bado el término de ocho é diez dias, en cuyo rá en los productos que vaya dando, deducido estado determinarán definitivamente el asunto, lo necesario para mantener el laborio, hasta cu citadas las partes. brir la demanda.

137. Cuando los puntos controvertidos sean 132. Por la misma razon en las cesiones de claros y de mero hecho, ó de disposicion esbienes y concursos de acreedores en que se presa del real decreto, ó de esta instruccion. comprenda alguna mina, deberán éstos conti los determinarán por sí solos; pero si ofrecieren nuar de su cuenta el laborio, bajo la pena de duda, ó comprendieren alguno de derecho, conperderla por su desamparo en el término seña sultarán con asesor letrado de su eleccion, con lado; debiendo entenderse lo mismo en los jui- consentimiento de las partes y á costa de ellas. cios de inventarios, sucesiones hereditarias y 133. En cualquier estado en que se hallen escompañías de cualquiera clase.

tos juicios, siempre que se vea ó esté averiguada 133. En las provincias en que no haya inspec- la verdad, podrán determinar y sentenciar los tores facultativos, los avisos de suspension del negocios; y para descubrirla ó aclararla podrán trabajo se darán a los respectivos intendentes, tambien disponer de oficio los reconocimientos, que sin dilacion los comunicarán á la direccion exámenes de testigos, juramentos de las mismas general para las disposiciones que correspon partes, y cualesquiera otras diligencias que condan. Lo mismo harán en los de los números 128 templen conducentes. y 129; y las reglas establecidas en los tres si 139. En los casos de recusacion, sin exigir guientes les servirán de gobierno en los casos espresion de causa, se acorapañarán con algun que con referencia á ellos ocurran.

propietario de minas ó inteligente en la facultad, 134. En virtud de lo dispuesto en el art. 41 nombrado por ellos mismos, que merezca condel real decreto, los inspectores de distrito co fianza á las partes, y en su defecto con otra pernocerán privativamente de los negocios conten sona de buena opinion y cualidades corresponciosos que se susciten en sus respectivos terri dientes, mientras no se adopte otra medida. torios, sobre los particulares especificados en 140. Cuando de sus sentencias definitivas ó el número 10 de esta instruccion, procediendo autos interlocutorios con gravamen irreparable en ellos breve y suniariamente, y no admitirán apelaren las partes para ante la direccion genedemacda alguna ni escrito, sin que preceda la ral, otorgarán las apelaciones, con tal que se comparecencia personal de las partes ó de sus interpongan dentro de tercero dia, que la imapoderados, para procurar con eficacia avenir portancia del negocio pase de 3.000 reales, y las; y si lo consiguiesen, les harán otorgar el que el crédito quede pagado ó asegurado. instrumento correspondiente de transacion, pa 141. Los inspectores no cobrarán derecho alra que consten los términos del convenio, y que guno å las partes, y los de los escribanos actuaden obligadas á su cumplimiento.

rios, que serán á su eleccion, y sin asignacion, 135. No consiguiendo la aveneneia, determi. ó con una corta por lo que se ofrezca de oficio, narán en juicio verbal los de menor cuantia, se determinarán por arancel que forme la dicuya importancia no llegue á 1.000 rcales, I reccion general con dictámen de su asesor.

« AnteriorContinuar »