Imágenes de páginas
PDF
EPUB

sobre el cumplimiento de esto les encargamos y bien de las almas de sus súbditos, castiganlas conciencias.

do las culpas de los doctrineros, conforme a lo

dispuesto por los sagrados cánones; de forma LEY X.

que sean ejemplo á los demas, y guarden lo disDe 1559 y 77.- Que los prelados no consientan

puesto por nuestro patronazgo en casos de reen sus diócesis clérigos vagabundos , ó sin di

mocion. misorias, los cuales no sean admitidos á los

LBY XIII. beneficios. Rogamos y encargamos á los prelados, que

De 1582, 1629 y 80. — Que los prelados prochno consientan en sus obispados á ningun clé

ren en las visitas, y en todas las ocasiones la rigo que hubiere residido en otro de aquellas

educacion, enseñanza y buen tratamiento de provincias, si no llevare licencia , dimisorias y

los indios. aprobacion del prelado de aquella diócesi , y á Los indios son personas miserables, y de tan los que fueren sin estos despachos, los hagan débil natural, que facilmente se hallan molesvolver a los obispados, de donde hubieren sali- tados y oprimidos, y nuestra voluntad es que do, y no los permitan vagar de unos lugares en no padezcan vejaciones, y tengan el remedio y otros, ni administrar los Santos Sacramentos. amparo conveniente por cuantas vias sean poY mandamos a nuestros vireyes , presidentes y sibles , y se han despachado muchas cédulas gobernadores, que no admitan a los beneficios nuestras proveyendo que sean bien tratados, á ningunos clérigos que se ausentaren de sus amparados y favorecidos; las cuales se deben obispados y fueren á otros sin dimisorias y apro- ejecutar sin omision, disimulacion ni tolerancia, bacion, y asi se practique la ley 15, tit. 12 de segun está encargado á nuestros ministros reaeste libro.

les. Rogamos y encargamos á los arzobispos y LBY XI.

obispos que habiendo visto y considerado lo

prevenido en estos casos, usando de los remeDe 1578. – Que los preludos castiguen á los dios que les ofreciere su inteligencia y pruden

clérigos que comelieren delitas , o maltrata- cia , para mayor y mejor cumplimiento de ren á los indios.

nuestra voluntad, dispongan por lo que les toca Otrosi, habiendo clérigos escandalosos en en las visitas que hicieren de sus diócesis y en sus distritos , ó de quien haya queja de muertes todas las demas ocasiones con toda atencion y ó malos tratamientos, que cometan y hagan á vigilancia , lo que convenga para evitar la opre. los indios, ó fuerzas á sus mugeres ó hijas, ó sion y desórdenes que padecen los indios, y imposiciones, ó robos de sus haciendas, porque procuren que sean doctrinados y enseñados con estos delitos son en gran ofensa de nuestro Se el cuidado , caridad y amor conveniente á nuesñor y daño de los indios, los remedien y casti tra santa fé, y tratados con la suavidad y temguen con el cuidado que conviene , y como se planza que tantas veces está mandado, sin disi fia de su buen celo y religion.

mular con los que faltaren á esta universal obliLEY XII.

gacion, y mucho menos con los ministros y

personas que debiendo entender en el remedio Que los prelados casliguen las culpas de los sa

de cualquier daño , hicieren de la omision grancerdotes doctrineros, conforme á derecho.

jeria, pues demas de que los prelados cumpliCuando los sacerdotes puestos en las doctri rán con su ministerio en lo mas esencial de nas de pueblos de indios viven mal, ó son nota su oficio pastoral, desde luego descargamos dos de algun vicio , si dado aviso al prelado, los nuestra conciencia , fiando de la suya, que asishallare culpados , rogamos y encargamos á los tirán á lo que tanto importa y deseamos; y por de nuestras Indias no les impongan penas pecu ser la materia en que nos daremos por mas obliniarias, dejándolos en las doctrinas, ó mudan-gado y bien servido, se la volvemos a encargar dolos a otras partes, pues con tan leves castigos repetidameole , y que vos den aviso del fruto no quedan corregidos, y causan mal ejemplo a y buenos efectos que resultaren de su desvelo. las indios, , en casos semejantes provean lo

LEY XIV. conveniente al servicio de Dios nuestro Scñor De 1541 á 79. - Que los prelados se informen

de los españoles que hay alli casados ó despo y lo que se pogare de las cajus á prelados, y sados en estos reinos, y avisen á los vireyes, clérigos sea por los tercios de el año. presidentes , audiencias y gobernadores para Porque los estipendios de los curas y doctrique los hagan embarcar.

neros y otros beneficios eclesiásticos, están conRogamos y encargamos á los prelados de signados y se pagan de nuestras cajas y rentas nuestras Indias que por sus propias personas, ó reales, y de los frutos y demoras que pertenecen las de sus visitadores, se informen si en sus dió á nuestra regalía, y gozan los encomenderos por cesis viven algunos españoles casados ó despo-merced nuestra, y algunos prelados de nuestras sados que tengan en estos reinos sus mugeres, Indias proceden por censuras contra nuestros y constándoles que hay algunos de esta calidad, oficiales reales y encomenderos sobre la paga avisen de ello á nuestros vireyes, presidentes, de los estipendios, locando y perteneciendo á audiencias y gobernadores, los cuales, sin re nuestra jurisdiccion real: Mandamos, que cualesmision, tolerancia , dispensacion ni proroga quier iglesias, monasterios, prelados, prebencion de término, los hagan embarcar en la pri- dados, clérigos, curas y doctriveros que por mera ocasion, y venir á estos reinos a hacer merced muestra ó de los señores reyes nuestros vida maridable con sus mugeres. - (V. ley 2, antecesores tienes algunas mercedes ó limosvas tit. 3, lib. 7).

de dineros, ó especies, o de otros derechos, sean LEY XV.

obligados á pedir y demandar ante los vireyes,

presidentes y gobernadores, que ejercen nuestra D# 1608 y 27.- Que los arzobispos y obispos no jurisdiccion real, los cuales hagan justicia , sa

hagan concierto con los clérigos sobre la cuarta bida solamente la verdad , lo mas breve que ser funeral.

pueda, conociendo de todo ello simplemente y Resultan grandes inconvenientes de que los de plano. Y encargamos á los prelados eclesiásprelados y sus visitadores hagan conciertos con ticos, que no procedan por censuras ni en otra los doctrineros por la cuarta funeral, reducién forma en la cobranza de los estipendios, mercedola á cantidad señalada, y mucho perjuicio á des ó limosijas, porque nuestra voluntad es que los indios, por las molestias y vejaciones que re esto corra por la mano y jurisdiccion de nuesciben de los doctrineros, introduciendo ofren tros ministros reales. das y contribuciones. Por lo cual rogamos y en; Otrosi, mandamos á los oficiales de nuestra cargamos á los prelados de nuestras Indias que real hacienda, que paguen a los prelados y cléno hagan, permitan ni den lugar á tales con rigos de las iglesias de sus distritos, lo que huciertos con los doctrineros, y cobren esta por bieren de haber y les perteneciere, conforme cion en la forma que les pertenece , conforme á á las leyes de este libro por los tercios de cada derecho.

un año, luego que sean cumplidos, sin dilacion; y LEY XVI.

no lo haciendo, nos avisen los interesados para

que Nos proveancs del remedio conveniente. De 1572. Que los obispos no lleven cuarta

LEY XVIII. parte de los salarios de doctrineros , ni se paguen á los que no asislieren,

De 1599 y 1680.– Que los prelados y jueces Otrosi no lleven ni pretendan llevar á los clé

eclesiásticos concedan llanamente las absolurigos que entienden en la doctrina de los indios

ciones á los jueces seculares, y las audiencias cuarta parte de los salarios ó estipendios, y pro

reales despachen provisiones de ruego y envean que estos no se paguen a los que no resi

cargo, para que asi se ejecute. dieren por el tiempo que lo dejaren de hacer. - Rogamos y encargamos á los arzobispos y (V. leyes 18, tit. 13; y 16, tit. 15).

obispos de todas y cualesquier iglesias metro

politanas y catedrales de nuestras Indias OcciLEY XVII.

dentales, así de las provincias del Perú como de De 1593 y 1680.– Que las iglesias, prelados y

la Nueva-España, y á sus vicarios, oficiales, clérigos no pidan, ni litiguen ante jueces ecle provisores, y demas jueces eclesiásticos de ellas, sidsticos sobre mercedes, limosnas , sularios ó

que cuando sucediere algun caso en que hayan estipendios que tuvieren por merced de el Rey, de absolver á alguno de nuestros oidores, al

caldes, corregidores, gobernadores ú otros y encargamos á los arzobispos que sobre esto nuestros jueces y justicias, é sus ministros y guarden y bagan guardar lo contenido en el oficiales contra los cuales hubieren procedido santo concilio, sin esceder de lo que dispone en por censuras, por algunas de las causas que ningun caso. conforme á derecho lo puedan hacer , les con

LBY XXII. cedan la absolucion Mananente, como se practica en estos puestros reinos de Castilla, y no

De 1620.- Que se guarde lo dispuesto por el los obliguen a ir personalmente a recibiria de

santo concilio de Trento, en no llevar los presus propias personas, y en sus casas episcopales

lados derechos de las visitas, ni proceder con. o iglesias, vi para dársela saquen cruz alta cu

tru legos. bierta , ni los hieran con vara ni hagan otros ac Oirosi, encargamos á los arzobispos y obistos semejantes. Y mandamos a nuestas audien pos de nuestras Indias que guarden lo dispuesto cias reales quc libren provisiones ordinarias de por el santo concilio de Trento y concilios proruego y escargo, para que sucediendo el caso, vinciales de ellas, en razon de no llevar derelos dichos prelados y jueces eclesiasticos ab- chos en las visitas que hicieren de iglesias y ersuelvan llanamente a muestras justicias y á sus mitas, ni recibir comidas, y en el proceder conmioistros, como se practica en estos nuestros tra legos. reinos de Castilla.

LEY XXIII.
LEY XIX.

De 1619.- Que los indios no puguen comida á De 1604 y 80.-- Que los prelados no asistan á

los prebudos cuando salieren å risilar, y los edictos de la , ni recibimicntos de la cru

vireyes y audiencias los amparen y den las zuda.

provisiones necesarias. Encargamos á los arzobispos y obispos que

Exhortamos á los dichos prelados que cuando los dias que hubiere edicios de la fé ó recibi

visiten sus dićcesis, no lleven dineros en poca mientos de la bula de la cruzada , se escusen de

ni en mucha cantidad a los indios para su comiir á las iglesias donde se publicaren, hasta que

da y la de sus familias, y en todo se confornien se tome resolucion en los lugares que han de te

con la disposicion del santo concilio de Trecio. ner en talcs actos, por escusar las compelencias,

Y mandamos á nuestros vireyes y audiencias diferencias é inconvenientes que se han reconocido de lo contrario.

que ampar en á los indios; y si algunos prelados

intentaren lo contrario, nuestros fiscales pidan LEY XX.

que lo contenido en esta ley se cumpla y ejecuDe 1580.- Que los arzobispos y obispos no

te, y para ello se den las provisiones necesarias. tengun religiosos por provisores, y en esto

LEY XXIV. guarden el derecho canonico.

De 1577 á 1641.- Que los prelados visiten sus Rogamos y encargamos a los arzobispos y

diócesis , y cuando nombraren visitadores, o obispos de nuestras Indias que no tengan reli los cabildos eclesiásticos en sede vacante, sean giosos por provisores , y los que nombraren sean

cuules conviene. tales, que deban ejercer este ministerio , con

Encargamos a los prelados de nuestras Informe a lo que dispone el derecho canónico.

dias, que personalmente visiten todas sus dióce(V. PROVISORES).

sis y reconozcan el estado de las doctrinas, preLEY XXI,

dicacion del santo Evangelio y conversion de De 1568. -- Los arzobispos guarden lo determi

las almas, y administren el santo sacramento nado en el santo concilio de Trento en cuanto de la confirmacion , procurando inforniarse de á visitar a los obispados sufraganeos.

lodo tan particularmente, como encargan los

sagrados cánones y concilios y nuestras leges Porque algunos arzobispos de las Indias en

reales, y hagan estas visitas con moderadas savian visitadores a los obispados sufragáncos sin

milias, porque sin molestia de los naturales sean observar la forma del santo concilio de Trento,

de ejemplo y edificacion: y hallándose legitima: de que los obispos reciben agravio: ordenamos

mente impedidos, y con precisa necesidad de

nombrar visitadores, los prelados y cabildos de Trento, y los preludos lo hagan guardur eclesiásticos en sede-vacante elijan personas ecle y ejecutar. siásticas , y nó seculares, de ciencia, temor de Los visitadores eclesiásticos no lleven a los le. Dios, buena vida y ejemplo, y tales, que con gos aprovechamientos ilícitos, camáricos, comiforme la vida con la profesion, y todos vivan das, ni procuraciones en especie ni en dinero, con grandísimo cuidado y desvelo de no reci pues conforme á derecho, no tienen obligacion bir ni consentir se reciba por sus familias cosa de pagarlos, y especialmente los indios, y proalguna en poca ni en mucha cantidad; de for curen llevar la menos gente , bagage y carruama que los naturales queden persuadidos á que ge que sea posible, deteniéndose en los pueblos solo se trata del servicio de Dios y aborreci el tiempo que fuere preciso, para que no cau miento de la avaricia , y acabadas las visitas, nos sen costa ni molestia; y á los curas y eclesiásenvien los prela-los y cabildos en sede-vacante ticos no lleven mas de lo permitido por derecho relacion distinta, clara y especial de todos los y santo concilio de Trento; y sus prelados y lugares y doctrinas de sus distritos, lo que pro cabildos en sede-vacante asi lo hagau guardar, veyeron en cada uno, qué cosas remediaron, cumplir y ejecutar precisa é inviolablemente: y de cuáles será bien, tengamos entera noticia y nuestros vireyes y audiencias amparen á los en nuestro consejo de Indias, para que se pro indios, y no consientan que reciban vejacion vea lo conveniente.

ni agravio, librando las provisiones necesarias

conforme á la ley 23 de este título. LEY XXV.

LEY XXVII. De 1620 y 27.- Que en el nombramiento de

los risiladores no intervengan ruegos , inter De 1569 y 1680. — Que los prelados y jueces cesiones , ni otros medios injustos y reproba eclesiásticos no suquen indios de sus pueblos; dos , y los prelados y cabildos en sede vacan y si algun delito hubieren cometido, los caste castiguen sus escesos y envien relacion al tiguen en ellos. consejo.

Por los graves inconvenientes y daños que se Item, rogamos y encargamos á los dichos siguen de sacar los indios de sus pueblos, y lo prelados y cabildos eclesiásticos en sede vacan. mucho que se debe atender á su flaqueza de te, que cuando nombren visitadores no consien ánimo, y lo que conviene, que cuando los juetan ruegos, intercesiones ni otros medios injus ces eclesiásticos y visitadores hallaren que hau tos y reprobados. Y porque se ha entendido cometido algunos escesos, cuya correccion y que los procedimientos de algunos no han sido castigo les pertenezca conforme á derecho, los cuales conviene, interpongan su autoridad, y corrijan por medios tan suaves, que ellos misusando de la jurisdiccion que les da el derecho, mos les obliguen á su enmienda y á la perseveprocedan con tanto rigor y severa demostra rancia en nuestra santa sé católica : rogamos y cion, que sea ejemplo y ocasion de enmienda encargamos á los arzobispos y obispos, vicade aquí adelante, y nos informen en cada un rios, visitadores y otros cualesquier jaeces ecleaño con relacion firmada de sus nombres de las siásticos, que por ninguna causa manden sacar personas que hubieren numbrado por visitado ni saquen indios ni indias de sus pueblos y nares, qué tiempo lo han sido , en qué lugar, y en turalezas, ni sean llevados á otros, y en los caqué ministerios se habian ocupado antes que se sos de su jurisdiccion los castiguen en sus pueles encargáran las visitas, y las causas que tuvie-blos, atendiendo a la flaqueza, cortedad de ánimo ron para nombrarlos, para que visto en nuestro y caudales de estos nuestros vasallos, porque consejo, provea lo que convenga al servicio de nuestra intencion y voluntad es, que no reciban Dios nuestro Señor y bien de nuestros vasallos. agravio ni molestia, y sean favorecidos y ayu

dados. -(V. ley 6, tit. 10). LBY XXVI.

LEY XXVIII. De 1559, 1607 y 21. — Que los visitadores eclesiásticos no lleven aprovechamientos ilicitos,

De 1621 y 80.- Que los visitadores no den escamáricos, comidas, ni procuraciones, ni mas

peras á los albaceas ni testamentarios. de lo que permite el derecho, santo concilio Porque los visitadores eclesiásticos que los

62 TOM. IV.

prelados nombran para reconocer los testamen- lo, rogamos y encargames á los arzobispos y los y mandas, que hicieron los testadores difun- | obispos de nuestras Indias, que en la eleccion de los, y ejecutar su voluntad, despues de haber personas para estos ministerios pongan todo su cobrado las limosnas de las misas, y todo lo que cuidado, y los clijan cuales conviene , por lo toca á las iglesias, dau esperas para la paga de mucho que importa para la conversion y salvalos legados y mandas, mediante lo cual las per cion de todos. sonas á quien tocan reciben agravio, y parti

LBY XXXI. cularmente los indios por sus necesidades, y ser procedido del trabajo personal : rogamos y

De 1572.- Que las audiencias reales remedien encargamos á los prelados, que ordenen a sus los agravios que hicieren los obispos y visitavisitadores que no den estas esperas , pues solo

dores en casos que no son de su jurisdiccion. les toca la ejecucion de los testamentos, por ser En nuestro consejo real de las Indias se nos hiordinariamente en perjuicio de los indios, y zo relacion de que algunos obispos y sus visitadoproceder de su trabajo. — (V. ley 146, til. 15, res se introducen á contar los indios en aquelibro 2).

llas provincias, y hacer procesos contra ellos LBY XXIX.

en casos que no tocan a la jurisdiccion eclesiás

tica, y les llevan muchos derechos, con que De 1619. — Que las audiencias despuchen pro

los naturales son molestados; y nos fué suplivisiones sobre que no se echen derramas á

cado mandásemos , que los prelados y sus visi los indios para los preludos y visitadores.

tadores con color de protectoria, ni en otra maNucstras audiencias reales, con asistencia de nera no se introdujesen á conocer entre indios los fiscales y á su pedimiento, despachen las pro de negocios pertenecientes á nuestra jurisdicvisiones necesarias para que los clérigos y re cion real; y en los que fuesen de la jurisdiccion ligiosos que asisten en pueblos de indios, no cclesiástica no hiciesen procesos ordinarios, ni Jes echen derramas, ni hagan repartimientos á cllos ni sus notarios les llevasen derechos estitulo del gasto que hacen con los obispos, vi- cesivos, sino que sumariamente conociesen de sitadores ó provinciales de las ordenes, ó dere. ellos y se hiciese justicia: mandamos á nuestros chos de visita, aunque los indios los den voluo presidentes y oidores, que acudiendo algunas tariamente: y para que esto se ejecute con mas personas a nuestras reales audiencias, sobre los puntualidad, despachen asimismo provisiones agravios que los obispos y sus visitadores les dirigidas a los prelados de las órdenes, para que hicieren ó á los indios, usen del remedio que en las comisiones que dieren á los visitadores, conforme á derecho nos pertenece, y hagan pongan cláusula de que no hagan estos reparti- justicia. mientos ni los lleven; con apercibimiento de

LEY XXXII. que serán removidos de las doctrinas , y se proveerá del remedio que pareciere mas necesario.

De 1560, 93 y 1680.- Que los prelados no

pongan fiscales, si no fuere en las ciudades LBY XXX.

donde residieren las catedrales, y no escedan De 1621.- Que los prelados elijan eclesiásti do su jurisdiccion. cos virtuosos para curus doctrineros y predi

Porque ha llegado a nuestra noticia que alcadores.

gunos arzobispos y obispos han escedido en poPara descargo de nuestra rcal conciencia, y ner fiscales en las ciudades y pueblos de sus que los prelados cumplan su oficio pastoral, con distritos, prender y azotar indios é indias en viene que los eclesiásticos den buen cjemplo perjuicio de nuestra jurisdiccion real; rogamos con su vida y costumbres, especialmente los y encargamos a los prelados, que no pongan ni curas doctrineros y predicadores, pues proce consientan poner fiscales mas que en las ciudadiendo como deben, y sin codicia, harán mayor des donde hubicre iglesias metropolitanas y cafruto en los indios que no saben distinguir la tedrales, co las cuales tenemos por bien que se vida de la doctrina , y los edificarán y converti- puedan poner y nombrar, y no en otras ciudarán de sus vicios á Dios nuestro Señor. Y por. des, villas y pueblos de sus diócesis, y que no que este es el medio mas eficaz para conseguir hagan prender vi azotar indios ni indias en los

« AnteriorContinuar »