Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]

sin condicion ni reserpa, y hasta este punto está cláusulas del contrato, y los contratantes no re

у en libertad el proponente de retractar su pro- suelvan de comun acuerdo la duda ocurrida, se puesta, á menos que al hacerla no se hubiese tendrán por bases de su interpretacion: comprometido á esperar contestacion, y á no 1. Las cláusulas adveradas y consentidas del disponer del objeto del contrato, sino despues mismo contrato que puedan esplicar las dudosas. de desechada su proposicion, o hasta que hu- 2.- Los hechos de las partes subsiguientes bicre trascurrido un término determinado. al contrato que tengan relacion con lo que se

Las aceptaciones condicionales no son obli- disputa. gatorias hasta que el primer proponente dé 3.* El uso comun y práctica observada geneaviso de haberse conformado con la condicion. ralmente en los casos de igual naturaleza.

4.• El juicio de personas prácticas en el raArticulo 244.

mo de comercio á que corresponda la negociaPara que el contrato de comercio produzca cion que ocasiona la duda. accion , es indispensable que verse sobre un objeto efectivo, real y determinado del comercio.

Articulo 250.

Omitiéndose en la redaccion de un contrato Articulo 245.

cláusulas de absoluta necesidad para llevar á Cuando en el contrato mercantil se haya fija- efecto lo contratado, se presume que las pardo pena de indemnizacion contra el que no lo tes quisieron sujetarse á lo que en casos de igual cumpliere, puede la parte perjudicada exigir, ó especie se practicare en el punto donde el conbien el cumplimiento del contrato por los me- trato debia recibir su ejecucion, y en este sentidios de derecho, ó bien la pena prescrita ; pero do se procederá si los interesados no se acomousando de una de estas dos acciones, queda es- daren á esplicar su voluntad de comun acuerdo. tinguida la otra.

Articulo 231.
Articulo 246.
Las convenciones ilicitas no producen obliga-

Si hubiere divergencia entre los ejemplares

de una misma contrata que presenten las partes cion ni accion, aunque recaigan sobre operaciones mercantiles.

para apoyar sus respectivas pretensiones, y el

contrato se hubiere hecho con intervencion de Articulo 247.

corredor, se esplicará la duda , ó se resolverá Los contratos de comercio se han de ejecutar la contradiccion por lo que resulte de los asieny cumplir de buena fé, segun los términos en tos hechos en los libros del corredor , siempre que fueron hechos y redactados, sin tergiversar que éstos se encuentren arreglados á derecho. con interpretaciones arbitrarias el sentido propio y genuino de las palabras dichas ó escritas,

Articulo 252. ni restringir los efectos que paturalmente se de- En caso de rigurosa duda, que no pueda reriven del modo en que los contratantes hubie- solverse por los medios indicados en el artículo ren esplicado su voluntad, y contrajeren sus 249, se decidirá ésta en favor del deudor. obligaciones. Articulo 248.

Articulo 253. Estando bien manifiesta por los mismos tér- Toda estipulacion hecha en moneda, peso ó minos del contralo ó por sus antecedentes y con: medida que no sea corriente en el pais donde siguientes la intencion de los contratantes, se deba ejecutarse, se reducirá por convenio de procederá á su ejecucion con arreglo á ella, sin las partes, ó a juicio de peritos en caso de disadmitirse oposiciones fundadas en defectos ac- cordancia , a las monedas , pesos y medidas que cidentales de las voces y términos de que hubie- ; estén en uso donde se dé cumplimiento al conren usado las partes, ni otra especie de sutile- trato.

Articulo 254. zas que no alteren la sustancia de la convencion.

Cuando en el contrato se hubiere usado para Articulo 249.

designar la moneda, el peso ó la medida , de una Cuando haya necesidad de interpretar las voz genérica que convenga á valores ó cantida

[ocr errors]

a

[ocr errors]

des diferentes, se entenderá hecha la obliga- un juez, escribaou ú otro oficial público autoricion en aquella especie de moneda , peso ó me- zado para recibirla. dida que esté en uso para los contratos de igual

Articulo 262. naturaleza. Articulo 255.

Las obligaciones mercantiles se prueban :

1.• Por escritura pública. Siempre que tratándose de distancia en los 2.• Por certificacion ó notas firmadas de los contratos se hable genéricamente de leguas ú corredores que intervinieren en ellas. horas, se entenderán las que estén en uso en el 3.o Por contratos privados. pais á que haga referencia el contrato.

4.• Por las facturas y minutas de la negocia

cion, aceptadas por la parte contra quien se proArticulo 256.

ducen. En todos los cómputos de dias, meses y años 5. Por la correspondencia. se entenderán el dia de 24 horas, los meses se- 6.o Por los libros de comercio que estén argun están designados en el calendario gregoria- reglados á derecho. no, y el año de 365 dias.

7.o Por la prueba testimonial.

Las presunciones son tambien admisibles, ca-
Articulo 257.

lificándose segun las reglas del derecho comun En las obligaciones mercantiles contraidas á el grado de prueba que les corresponda. término fijo, que consistan en número determi

Articulo 263. nado de dias, no se cuenta en caso alguno el de la fecha del contrato, si no mediare pacto es- Las obligaciones mercantiles se estinguen por preso para hacerlo; pero si el de la espiracion los modos prescritos en el derecho comun sodel término.

bre los contratos en general, salvas las dispoArticulo 258.

ciones especiales, que para casos determinados

se dan en este código. Ninguna reclamacion judicial sobre la ejecucion de obligaciones à término es admisible hasta el dia despues del vencimiento.

OBRAGES. - Titulo veinte y seis del libro

cilarto. Articulo 259.

DB LOS OBRAGES.

No se reconocen términos de gracia, cortesia, ó que bajo cualquiera otra denominacion difie

LBY PRIMERA. ran el cumplimiento de las obligaciones mercadtiles, sino el que las partes hubieren prefijado

De 1628. - Que para fundar obrages proceda inen el contrato, ó se apoye en una disposicion

forme de los vireyes , presidentes y audiencias, y terminante de derecho.

licencias del Rey.

Los escesos cometidos en los obrages de pa-
Articulo 260.

nos, y otros tejidos y labores, han llegado a Las obligaciones que no tienen término pre- lanto estremo, por los impedimentos que refijado por las partes, son exigibles á los diez sultan contra la libertad de los indios, y otras dias despues de contraidas, si solo producen justas consideraciones, que nos obligan a repa

á accion ordinaria, y al dia inmediato si llevan rar el daño, y procurar el mejor remedio; y aparejada ejecucion.

para que en caso de ser muy convenientes y ne

cesarios los permitamos, con las calidades y Articulo 261.

condiciones que parecieren mas propias á su Los efectos de la morosidad en el cumpli- buen uso: ordenamos y mandamos á los viremiento de las obligaciones mercantiles, no co- yes y presidentes de las audiencias de las Indias, mienzan sino desde que el acreedor interpelare que no den licencia para fabricar, hacer ni funjudicialmente al deudor, ó le intimare la pro- dar ningunos obrages; y si algunos se las pidieiesta de daños y perjuicios hecha contra él ante ren, nos avisen y consulten ante lodas cosas, es

[ocr errors]

9

y se

LEY IV.

LEY V.

presando las causas , y fundamentos, que para por el lomo, y que sean tajados, tundidos concederlos ó negarlos concurrieren; y habien. ñalados, conforme está ordenado en el obrage, do dado su parecer con toda la audicucia , lo re- y todo lo demas que a su fábrica, labor

y comilan á nuestro cousejo de las Indias, sin entre- mercio pertenece. garlo a las partes donde se tomará la resolucion que mas convenga.

De 1612 y 24. — Que los indios de la

Nueva-España sean relevados del trabajo de los LEY II.

obrages , aunque cese la fábrica de paños. De 1621. — Que para dar cumplimiento a las li

De 1548. Que en la ciudad de los cencias de obrages , se hagan las diligencias de

Angeles de la Nueva-España pueda hab.r telaesta ley.

res de todas sedas. Mandamos, que cuando por nuestra órden o

LEY VI.

- De 1618. - Que los obrages de paños en mandato se fundare algun obrage, los goberna- que trabajan indios, no se arrienden por el grave dores ó justicia superior reconozcan la cédula, perjuicio que éstos reciben en ello, sino

que

los o despacho, condiciones, y calidades con que dueños usen de su propia inteligencia ; y si fuefuere concedido, haciendo informacion con la ren de comunidades, puedan arrendarse alguverdad y cristiandad que el caso requiere, de nos, procurando el beneficio de los indios. la utilidad, conveniencias ó inconveoientes que LEY VII. —Que en el Paraguay no haya molinos de puedan resultar al gobierno público, y bien de mano, y se permitan los pilones de moler la los indios; y si constare que no conviene su sa- mandioca. brica y fundacion, o que se hubiere escedido de V. INDIOS (tratamiento de). la permision , lo reformen, anulen y hagan de

y moler lo fabricado, restituyendo el sitio y tierra

OBRAS PUBLICAS. – Titulo diez y seis del al estado que tenia , y castiguen a los culpados;

libro cuario. y si hallaren que conviene su fundacion , lo pernitan con las buenas condiciones y moderacio

DE LAS OBRAS PÚBLICAS. nes que pareciere, guardando lo dispuesto en el servicio personal; y prohiban que por nin

LEY PRIMERA. guo caso se haga mita ni repartimiento de in

De 1563. dios para él, y hagan que esté continuamente

Que se hagan y reparen puentes y abierto, para que entren y salgan los indios á su

caminos á costa de los que recibieren beneficio. voluntad, y por ningun caso se les pueda impe. Los vireyes, ó presidentes gobernadores se dir: y no los obliguen á que trabajen involunta- informen si en sus distritos es necesario hacer, rios, de forma que gocen la misma libertad, que у facilitar los caminos, fabricar, y aderezar las pudieran los españoles, y si algun gobernador, puentes, y hallando que conviene alguna de es

у corregidor, ó justicia ú otro ministro , hubiere

las obras para el comercio, hagan tasar el costo sido culpado en esta compulsion, ó escedido y repartimiento entre los que recibieren el becontra el tenor de lo dispuesto, sea castigado neficio y mas provecho, guardando con los incon severidad, y en consecuencia condenado i dios la forma contenida en la ley 7, tit. 15 de civilmente en todos los dados, intereses y me- csic libro. - (V. SISAS Y DERRAMAS). noscabos, que por esta razon se hubicren soqui

LRY II. do. -(V. ley 19, tit 12, lib. 6).

De 1567.- Que en las ciudades donde residiere LEY III.

audiencia , se hagan las obras públicus con De 1567.- Que se guarden en las Indias las leyes acuerdo del presidente. de estos reinos de Castilla en cuanto a los obra

Ordenamos, que cuando conviniere hacer alges de paños.

guna obra, ó edificio público en ciudad donde Ordenamos, que en la fábrica de los paños se residiere alguna de nuestras audiencias, conguarden en las Indias las leyes y pragmáticas de curran para tratar y acordar sobre la necesidad, estos reinos de Castilla : y asimismo sobre que costa y cfectos, el presidcotc, ó el oidor mas los mercaderes y traperos los vendan melidos 1 autiguo cu gobierno de audiencia, y la justicia ,

[ocr errors]
[ocr errors]

y regimiento, y asi juntos, y no de otra forma hizo presente en consulta de 4 de agosto último, confieran y resuelvan lo que convenga, y el pre- la conveniencia de que se observen las leyes del

y sidente tenga especial cuidado de lo que se dis- tit. 16, lib. 4 de las de Indias, y las ordenanzas tribuyere en los gastos, y bačer, que se tome particulares de los ayuntamientos, las cuales cuenta de ellos en cada un aio , y acabada la los autorizan, para intervenir en todas las obras obra.

hidráulicas peculiares, hace mas de dos siglos y LEY III.

medio del de la labana, como costcadas de sus

propios y arbitrios, sin permitir, que ninguna De 1538. — Que un regidor sea superintendente

otra corporacion obstruya sus funciones, a fin de las obras públicas.

de evitar, que se abra la puerta al desórden y á Porque algunas ciudades, y villas no tienen la confusion en el manejo é intervencion de los propios para dar salario al superinteudente, y

caudales destinados esclusivamente, para atenobrero de las obras públicas : Mandamos, que der á las de su instituto, entre ellas las del surlo sea un regidor, que las tenga á su cuidado, y tido de aguas, empedrado, limpieza y alumvisite. – (V. ley 10, tit. 10, lib. 4).

brado de las calles, alineacion de éstas y de los

cdificios en general, con todo lo demas, que LEY IV.

dice relacion a la comodidad y ornato de los De 1530.- Que las obras públicas que se hicie- pucblos, atribuciones tan antiguas en los ayun.

ren á costa del concejo , sean de provecho. tamientos, como sábiamente dictadas y obserLas obras públicas, que se hubieren de hacer vad

vadas en mis dominios de Indias, por una razon á costa de los concrjos, ó personas particula- tan obvia como natural, cual es la de que comres, o en otra forma, sean de toda firmeza, du. puestos los ayuntamientos de vecinos de los racion y provecho, sin superfluidad, y los su- mismos pueblos, en cuyo beneficio han de reperintendentes personas fieles y diligentes. dundar, deben tener un interes inmedialo , su

perior al de cualquiera otra corporacion , ya Que los indios contribuyan para fábrica de puen- que no cstraña , otupados sus individuos en co

tes, siendo necesarias é inescusables, ley 7, misiones temporales y pasageras, para dedicar

tit. 15 de este libro.-V. ley 53, tit. 3, lib. 3. eficazmente su celo al lleno de unos objetos lan Requisilos para obras que han de costearse de precisos como bonorificos al gobierno, de que

hacienda:V. ley 13, tit. 27, lib. 8, Y GASTOS dependen, especialmente en las poblaciones coEXTRAORDINARIOS.

mo la Habana, donde la concurrencia de per-Véanse los artículos de la ordenanza de inten sopas de todas clases y naciones, exige el mayor dentes trasladados en POLICIA.

esmero en todos los ramos de policia, y sin perjuicio no obstante de que el cuerpo de ingenie

ros con arreglo á sus ordepanzas, intervenga on En obras públicas costeadas de los propios debe las obras de fortificacion, cuarteles y edificios intervenir el ayuntamiento , y cuando toque militares, que no seay peculiares de los ayunla

Y al cuerpo de ingenieros.

mientos, que asimismo reclame de éstos por el

conductu designado en las leyes , el surtido de Ofrecida cuestion con el real cuerpo de inge- aguas para los mismos, si no las tuvieren : que nieros acerca del conocimiento y direccion de cuide tambien en la parte facultativa, de que los las obras de zanjas y cañerias, por sus relacio- remates de las cañerías, que deban construirse nes militares , y en vista de una real órden co- con aquel objeto , sc dirijan por el punto ó pun. municada por la via de guerra , se dijo en tos que juzgue mas convenientes al constante y

cómodo servicio; y finalmente, que cuando sean Real cédula de 17 de diciembre de 1829 al go

precisos sus conocimientos para las obras de la bernador de la Habana.

atribucion de las corporaciones municipales, se u Examinado todo con posterioridad de mi preste á emplearlos únicamenle como de cuerreal órden en mi consejo supremo de las In- po facultativo, pero sin intervenir ni mezclarse dias, con presencia de lo informado por la con- de ninguna manera en el manejo y distribucion taduria general y espuesto por mi fiscal, me de los caudales públicos tan peculiares de aque

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

llas, como privativo de la audiencia del distrito de tal naturaleza con el sistema existente de goel facultarlas para los gastos , quc hayan de ha- bierno. En los que no llegan á la esfera de concerse con conocimiento de la cecesidad y utili-lenciosos, no cabe dificultad , por tocar su redad de los objetos, á que se destiven. Movido solucion á los gobernadores presidentes , con mi real ánimo de estas reflexiones, corroboradas voto consultivo de los acuerdos en los caso con la de que despues de 27 años de publicada graves, de que sucesivamente dan cuenta al alto la ordenanza de ingenieros, en que se apoya la gobierno; pero ofreciéndose punto de derecho determinacion tomada en la junta , que presi-ó contencioso, no sabemos se haya comunicado disteis en esa ciudad, no se ha disputado hasta á las islas disposicion alguna, que escluya sus ahora la legitima y constante intervencion de los audiencias del conocimiento de las alzadas, que ayuntamientos en el surtido de aguas para las las atribuyen las leyes generales en estos casos, poblaciones, he venido en declarar de confor- y sobre todo la novísima de la ESPROPIACION, midad con el dictámen del dicho ini consejo de en su artículo 5.° redactado para su acomodo las Indias, que el ayuntamiento de esa referida en ultramar, de diverso' modo al de la circulada ciudad de la Habana debe intervenir, como has. en la Península, que en vez de admision de reta aquí en las obras de zanjas, cañerias y fuen- cursos de alzada, cuando el propietario no se tes, y en todas las demas públicas, que le cor- conformaba con lo resuelto gubernativamente, responden por su ordenanza, leyes, cédulas y dispone: «que el gobernador civil remitirá oriórdenes de la materia, sin que el cuerpo de ginal el espediente al gobierno, quien lo deter'ingenieros pueda entrometerse, sino cuando nará definitivamente, previos los informes que tengan conexion con las de fortificacion , ó con juzgue oportunos » (1). los edificios militares, quedándoles libres sus Por reales órdenes de 21 de marzo, 7 de abril atribuciones en estas obras у demas de su insti- y 15 de octubre de 1835 se previene á la intentuto, y revocada de consiguiente la real orden dencia de la Habana , no se proceda á ninguna comunicada por la via de guerra en 26 de enero obra pública, cualquiera que sea la utilidad ó último, para disminuir y coartar las facultades, conveniencia , sin manifestar previamente en que las citadas leyes y ordenanzas conceden á qué consiste una y otra, á cuánto ascenderá su los ayuntamientos, lo cual es propio del minis- ejecucion, y cómo podrá cubrirse el gasto, esterio de gracia y justicia. >>

perando luego la resolucion soberana, que pue

da recaer en vista de tales antecedentes, Recursos que procedan en materia de caminos y obras públicas.

OBRAS PIAS.- Las audiencias son sus pro

tectores; ley 146, tit. 15 , lib. 9. - V. en JUELa última edicion de las leyes de Indias cita CES ECLESIASTICOS las disposiciones que esal pie de las precedentes las órdenes comunica- cluyen su cononocimiento de todo lo que es medas al Perú en 4 de junio de 1793 5 2 de diciem- ramente temporal. En ello se fundó igualmente brc de 94, en que se declaraba privativo el co- la que derogó la ley de Indias sobre las demannocimiento de caminos de aquel superior go

das ante el eclesiástico de réditos de CAPELLAbierno, y que las apelaciones se concedieran | NIAS; y asi se redujo la antigua estensa jurissolo para S. M. por la via reservada de gracia diccion eclesiástica de los juzgados de obras y justicia. Esto indica la necesidad que se reco- pias. nocia desde entonces de establecer por separado En la Habana existe una obru pia fundada el tribunales contencioso-administrativos, y el con- año de 1670 por don Martin Calvo de la Puerta, sejo supremo de Indias en sus salas de gobierno para repartir su producto anual en dotes de á reunia indudablemente esa importante atribu- mil pesos para casar doncellas. Suscitadas en su cion, que seria inconciliable hoy en espedientes / razon algunas cuestiones con el patrono de la

[ocr errors]
[ocr errors]

(1) La reciente creacion de un consejo sapremo administrativo, si ha de obrar en sus funciones en los espedientes de Indias, con igual latitud que en los de la Peninsula , producirá variedad en lo que hasta hoy corre dispuesto y practicado, conforme a las diversas circunstancias, especialidades, y distancias de aquellas provincias. TOM. IV.

65

« AnteriorContinuar »