Imágenes de páginas
PDF
EPUB

proveyeren ni consientan, ó den ocasion á que to-Méjico, y los vireyes de Nueva-España los proveidos los usen y ejerzan , con aperci nombren alli gobernador, con el salario que bimiento de que se les hará cargo especial por les pareciere necesario. la contravencion en sus visitas ó residencias , y

LEY LXVII. pagarán los salarios percibidos, para que se restituyan á nuestra rcal hacienda , y nuestras rea

De 1610. — Que los nombrados en oficios por el les audiencias nos avisen luego si asi se guarda

gobernador de Filipinas, no hayan de llevar y cumple, y los fiscales pidan lo que convenga, y

confirmacion del Rey. guarden la ley 25, tit. 18, libro 2. Y asimismo Atendiendo al largo camino, y al deseo que mandamos á los oficiales de nuestra real hacien- tenemos de relevar á los vecinos y naturales de da, que no den ni paguen ningunos salarios de las islas Filipinas de cualquier costa, y hacerles las cajas de su cargo a los que sirvieren los ofi merced: Mandamos, que todas las personas que cios por mas tiempo del que conceden las leyes, en las dichas islas fucren nombradas en oficios cédulas y ordenanzas, no obstante la proroga de administracion de justicia por el gobernador cion o disimulacion tácita ó espresa de los vi y capitan general de cllas, los sirvan y usen reyes, presidentes ó audiencias. (V. leyes 25, mientras fuere nuestra voluntad, y no sean oblititulo 18, lib. 2; 16, tit. 10, lib. 5; y 9 lit. 26, gadas a llevar confirmacion nuestra. libro 8.

LEY LXVIII. LBY LXI.- De 1626.- Que el alcalde de la her. De 1629. – Quc ninguno seu admitido á oficio

mandad de Santa Fe no pueda ser corregidor sin testimonio de haber presentado el inventade Sabana de Bogotá.

rio de sus bienes. LEY LXIII.

Por cuanto está dispuesto, que todos los mi

nistros que Nos proveyéremos, antes que se les De 1563 y 1636.- Que la forma de nombrar entreguen los títulos de sus oficios, presenten en jueces de aguas, y ejecucion de sus sentencias.

los consejos donde se despacharen, descripcio:), Ordenamos, que los acuerdos de las audien é inventario auténtico y jurado, hecho ante las cias nombren jueces, si no estuviere en costun- justicias, de todos los bienes y hacienda , que bre, que nombre el virey o presidente , ciudad tuvieren al tiempo que entraren á servir, y esto y cabildo, que repartan las aguas á los indios, conviene se cumpla y ejecute: Mandamos , que para que rieguen sus chacras, huertas y semen no sea admitido en las audiencias de las Indias teras, y abreven los ganados, los cuales sean ninguno de los ministros , que para ellas fueren tales, que no les hagan agravio , y repartan las de estos reinos , aunque lleve titulo firmado de que hubieren menester; y hecho el reparti nuestra mano del oficio en que fuere proveido, miento, den cuenta al virey o presidente , que si no llevare juntamente testimonio de haber prenos le darán con relacion, de la forma en que sentado en el consejo de Indias el inventario hehan procedido. Y mandamos, que estos jueces cho en la forma susodicha. Y mandamos, que lo no vayan a costa de los indios , y en las causas mismo se haga en todo el distrito de cada audiende que conocieren, si se apelare de sus senten cia, con los ministros que conforme lo dispuescias, se ejecute lo que la audiencia determina to los debieren presentar. -V. ley 8, titulo 9 re, sin embargo de suplicacion, por la brevc- libro 5. dad que requieren estas causas; y si ejecutado

LEY LXIX. suplicaren las partes, los admita la audiencia en grado de revista, y determine lo que fuere

De 1664.-Sobre la materia de las leyes 51 y 52

de este titulo. justicia.

Por las leyes 174, titulo 15 , libro 2, y 52 de LEY LXIV.- De 1573 y 1607. - Que se consu éste , está ordenado que los vireyes no. admitan

ma el corregimiento del valle de Guatemala. dejaciones de oficios para efecto de dar otros á LEY LXV. - De 1626. Que en la provincia los que hicieren dejacion; pero si fucren volun

de Guatemala pueda haber jueces de milpas. tarias, y dando residencia del tiempo que hubieLEY LXVI.- De 1609.- Que se prosiga el Nue ren servido, se podrán admitir, y con esta inter

TOM. IV.

66

pretacion se ha de entender lo resuelto. Y porquc desde el descubrimiento de unas y otras provio nuevamente se ha contravenido á esta nuestra cias la provision de aquellos oficios: Hemos reórden, y conviene dar para su cumplimiento suelto restituir, y restituimos a nuestros vireyes, mayor providencia, mandamos, que los vireyes presidentes y audiencias, que gobernaren las no admitau estas dejaciones de cualesquier ofi- provincias de Nueva-España y el Perú, la recios que fueren á provision nuestra, ni pasen á galia que les estaba concedida de proveer cada proveerlos, despachando titulo con nuestro real uno en su distrito y jurisdiccion los correginombre, porque no lo pueden ejecutar sin es mientos, alcaldías mayores y oficios, por el presa órden nuestra; y si por algun incidente las tiempo y en la forma que lo hacian antes de la admitieren, ha de ser precisamente en caso de resolucion referida, con calidad de que precisatan legitimos impedimentos, que no puedan es mente observen, cumplan y ejecuten las órdecusarse, y asimismo no los puedan proveer en nes dadas en cuanto a la provision de los oficios, interin con mas de la mitad del salario, pena de por el tiempo y en la forma que lo hacian antes restituir el esceso de sus propios bienes, como

de la resolucion referida, con calidad de que se contiene en la ley 51 de este título, y baste precisamente observen, cumplan y ejecuten las para la restitucion, que se averigüe en la resi- órdenes dadas en cuanto a la provision de los dencia del virey o en otra forma, por haberlos oficios, y que en cada venida de flota y galeones nombrado en contravencion de lo dispuesto, con

envien relacion distinta y clara de los sugetos mas salario de la mitad, pues ésta sola pertene- que hubieren nombrado en ellos , y de sus cace á los que sirven en interin los dichos oficios. lidades, méritos y servicios, para que en el diY es nuestra voluntad , que los proveidos sean

cho nuestro consejo se reconozca y vea si se de las partes y calidades que se requieren para ha hecho con la justificacion que conviene, y si tales ocupaciones y ejercicios, y hagan el jura- hay alguna cosa que prevenir en esta razon, y mento en la audiencia del distrito, dentro del que lo ejecuten así, pena de privacion de sus acuerdo, y no en otra ninguna parte.

puestos, en que desde luego condenamos á los

que faltaren á cosa tan de su obligacion y de LEY LXX.

nuestro real servicio, y bien de la causa púDe 1680.- Que los vireyes, presidentes y au blica. Y atento á que con el motivo referido pu

diencias que gobernaren, sean restituidos á diera cesar la calidad de que los arzobispos, la facultad de proveer corregimientos y ab- obispos, cabildos eclesiásticos y gobernadores, caldias mayores.

nos informen de los sugetos beneméritos de sus Habiendo resuelto que los vireyes de la Nue- distritos, sin embargo no los relevamos de esta va-Espata y el Perú, presidentes y audiencias obligacion en cuanto á lo contenido en esta nuesque gobernaren, no proveyesen los corregi- tra ley (1). mientos ni alcaldías mayores, que habian sido á su eleccion, reservándolo á Nos por consulta Que las audiencias no provean oficios perpétuos de nuestro consejo de cámara de Indias, y que aunque sea en interin, ley 172, tit. 15, lib. 2. los arzobispos, obispos y cabildos eclesiásticos -Véanse tambien la 173 y 174. y gobernadores nos informasen de los sugetos Que no se provean los oficios en interin , sin tesbeneméritos de capa y espada, nos fué suplica timonio de que están vacos, ni á los proveido, que no corriese esta resolucion, esplicando dos se socorra con salario anticipado ni ayualgunos ministros el desconsuelo con que se ha da de costa , ley 37, tit. 16, lib. 2. laban los primeros descubridores y pobladores Que lus cosas que vacaren, no se reparlan entre de aquellos reinos, á causa de los graves incon los oidores , sus hijos , deudos , ni criados, ni venientes que se les ofrecian de hacerse la pro las quiten a los beneméritos, ley 71, ibi. vision por el dicho nuestro consejo de cámara, Que lus audiencias y los escribanos de cámay la distancia tan dilatada para recurrir á él, y ra nombren los de comisiones que se despacuanto necesitap nuestros vireyes, presidentes charen , loy 61, tit. 23, lib. 2. y audiencias de toda autoridad, y que se les dejó Que el ministro suspendido, no entre en su plata

(1) Las reglas para la provision de los gobiernos y alcaldias mayores de islas FILIPINAS, véapse alli.

94,

si el Rey la hubiere proveido, ley 93, lit. 16, necesidades generales, y públicas, lian obligado lib. 2.

á que (reservando los de la primera especie), se Que los soldados de las Filipinus sean premiu beneficien los de la segunda, para aumento de

dos con los oficios que hubiere on aquellas is nuestra hacienda real. Y porque en tiempo de los las , ley 14, tit. 10, lib. 9.

católicos reyes nuestros antecesores se criaron Los tenientes de gobernadores, teniendo salario, algunos oficios, que se dieron, y concedieron de

han de jurar en el consejo, siendo nombra- merced å beneméritos de nuestra real corona, dos en España , y si lo fueron en las Indius, y despues tuvieron por bien, que se diesen por han de jurar en las audiencias. Auto 10, re veota , y beneficio, como iban vacando, con caferido lib. 2, lit. 2.

lidad de poderlos renunciar: Nuestra voluntad Los gobernadores y corregidores que se halla- | es, y mandamos, que sean vendibles y renunren en esla córle , juren en el consejo. Aulo ciables los olicios siguientes, como hasta ahora alli.

se ha observado, segun nuestras resoluciones, No se deben proveer los gobiernos y corregi- general y especialmente dadas. Alguaciles mamientos antes de estar racos. Auto 49.

yores de las audiencias: escribanos de cámara En consulta de 15 de enero de 1646 propuso á

de las audiencias, escribanos del crimen de la S. M. ol consejo los grandes inconvenientes sala de alcaldes , escribanos de los juzgados de que se esperimentuban de que los gobernador provincia, escribanos de gobernacion de las res de Cartagena, Yucatan y la Habana nom cabezas de partidos, donde hay vireyes, ó gobrasen alla los tenientes , y que S. M. se sir

bernadores, escribanos de cabildos, y ayuntaviese tener por bien que por ahora el consejo mientos de las ciudades y villas, escribanos púlos nombrase, como se hacia antiguamente;

blicos del número, escribanos del número de y S. M. lo uprobó. Auto 138.-V. EMPLEOS. las ciudades, y villas, escribanos de entradas

de las cárcelcs, escribanos de minas, y regisOFICIOS CONCEGILES. V. el tit, 10, lib. 4 tros, y juzgados de la real hacienda, escribaen CABILDOS Y CONCEJOS (lom. 2, pág. 126); pos de las visitas ordinarias, que los oidores haELECCIONES: OFICIOS VENDIBLES.

cen en los distritos de sus audiencias, por tur

no, escribanos de bienes de difuntos, en los OFICIOS VENDIBLES Y RENUNCIA- juzgados mayores, y ordinarios, escribanos de BLES. -Titulos veinte , veintiuno , y veintidos los consulados de Lima, y Méjico, escribanos del libro oclavo, de la venta ; renunciacion; y de la santa hermandad , escribanos del mar del confirmaciones de oficios.

Sur, receptores ordinarios de las audiencias,

procuradores de las audiencias, y de los juzgaTITOLO VEINTE.

dos ordinarios; todos los depositarios generales, DE LA VENTA DE OFICIOS.

alguaciles mayores de las ciudades

y

villas de españoles; alféreces mayores de las ciudades, y

villas, regidores de ciudades y villas, veintiLEY PRIMERA.

cuatros, fieles ejecutores, depositarios con títu. De 1522 á 1645. — Que en las Indias se vendun

lo ; receptores de penas de cámara y gastos los oficios que por esta ley se ordena.

de justicia, tesoreros de casas de moneda , baPor cuanto una de las mayores y mas conoci- lanzarios , ensayadores. talladores, guardas, esdas regalias de nuestra real preeminencia, y se

cribanos de las casas de moneda, y los demas ñorío, es la creacion, y provision de los oficios contenidos en la ley 14, tit. 23, lib. 4; correo públicos, tan necesarios á la buena administra- mayor de la Nueva-España (V. ley 2, tit. 26, cion de justicia, que no puede vivir la república lib. 2). Y asimismo en nuestras audiencias rear sin ellos, como tan importantes al buen gobier-les se vendan, y beneficien los oficios de tasano de nuestros estados, y espedicion de los mu dor, y repartidor de pleitos, tasaciones y pachos , y varios negocios, que en ellos se suelen droves: el de contador de cuentas reales, y ofrecer, y estos son en dos especies : unos con particiones, que llaman de resultas , penas de jurisdiccion, y otros con alguna participacion cámara , papel sellado, albaceazgos, y tutelas, de ella, que no la tienen derechamente, y las defensor general de bienes de difuptos, y me

nores , con las preeminencias, que conforme á de forma que en nuestro nombre se les dé titulo las leyes, ó cédulas nuestras correspondieren y despacho necesario para el uso, precediendo à ellos, sin ampliarlas en cosa alguna.- Todos las fianzas, y obligándose a llevar confirmacion los cuales dichos oficios y los demas que por nuestra al tiempo y forma que se dispone en los nuestras resoluciones, y estilo , observado en demas oficios. lodas nuestras lodias, é islas adyacentes se han

LEY V. criado y vendido, criaren, vendieren, y beneficiaren: es nuestra voluntad, y mandamos, que De 1592.- Que los oficios de depositarios no se corran, y se regulen por las reglas , y leyes

vendan con condicion de toner los bienes de que tratan de los oficios vendibles y renuncia

comunidades de los indios. bles, calidades y condiciones con que se han de Mandamos, que si en los oficios de depositaefectuar las ventas, renunciaciones, y confir- rios generales, vendidos en las ciudades y pomaciones, y todo lo demas : y en los que fuére blaciones de las Indias, se hubiere puesto conmos servido de conceder, é hubiéremos conce dicion ó concedido facultad de que hayan de dido por venta y derecho perpétuo, se guar entrar en su poder los bienes de las comuoidaden los títulos , é instrucciones.

des, réditos de censos y otros bienes de los ioLEY II.

dios, no se cumpla ni permita, y en los que

despues se vendieren, se guarde asimismo esta Que se ucrecienten y vendan las escribanius del

nuestra resolucion, porque sin embargo de cuanúmera, audiencias, y concejos de ciududes y lesquier titulos que tengan los depositarios , es villas.

nuestra voluntad, que no se consienta entrar en Las escribanías de nuestras Indias se vendan su poder estos bienes. Y mandamos, que se llea personas hábiles y suficientes, que no sean de ven á las cajas de las comunidades, para que se las prohibidas cuanto sea posible, acrecentán gasten y distribuyan en los fines á que están desdolas del número que conviniere en las ciudades tinados. y villas de españoles y en nuestras audiencias y

LEY VI. gobernaciones: y en las ciudades y villas en que no hubiere proveidas escribanías del concejo, De 1581. — Que los oficios se vendan á persotambien se vendan y beneficien.

nas no prohibidas, y sean á satisfaccion de las

justicias. LEY 111.

Las personas a quien se vendieren oficios púDe 1632. — Que se vendun los oficios de ulgua- blicos, sean cuales convinieren al ejercicio de ciles mayores, y escribunias de pueblos de indios.cilos y nó de las prohibidas, y tengan las partes

Todos los oficios de alguaciles mayores y es y calidades que se requieren, á satisfaccion de cribacos de las alcaldias y correginjertos de las justicias. indios se vendau y rematen en las personas que

LEY VII. mas dieren por ellos , siendo renunciables , en la forma que los de pueblos españoles, y asi se

De 1620.- Que los oficios de regidores no se entienda y guarde la ley 29, tit. 3, lib. 6.

provean por elecciones ni suerles , y se tenga

consideracion á descubridores y pobladores. LEY IV.

Por laberse esperimentado los inconvenienDa 1564 y 70.- Los oficios de depositarios se

tes que resultau de darse por eleccion y suertes vendan con las calidudes de estu ley.

los oficios de regidores , conformándonos con Los oficios de depositarios de ciudades, villas la costumbre universal de nuestras Indias, y la y lugares se han de beneficiar en personas que que se observa en estos reinos de Castilla : Ordieren seguridad y fianzas de los depósitos, y denamos y mandamos, que en todas las ciudade regovarlas como se ordena por la ley 18, des, villas y lugares de españoles de todas las lit. 10, lib. 4 y siguientes, con las calidades de Indias y sus islas adyacentes no se provean por legas, llanas y abonadas, á satisfaccion de las eleccion o sucrles, ni en olra forma, y que en audiencias ó de la justicia y regimiento de la lodas las partes donde pudiere, se traigan en ciudad , villa o lugar, si no hubiere audiencia, pregon y publica almoneda por los oficiales de

nuestra real hacienda por tiempo de treinta procuren los miuistros el acrecentamiento de dias, y vendan en cada lugar los que estuviere nuestra real hacienda , miren por el bien de la ordenado que haya y parecieren convenientes, república, y aliendan á que concurrau en las rematándolos en su justo valor, conforme a las personas que compraren las partes y calidades órdenes dadas respecto de los demas oficios ven necesarias como está ordenado. dibles ; y los sugetos en quien se remataren

LEY XII, scan de la capacidad y lustre que convenga, leniendo consideracion á que donde fuere posible

De 1602 á 27.- Que en venta de oficio , no se se beneficien, y los ejerzan descubridores, ó

pueda alegar engaño, y usi se ponga por con

dicion. pobladores, ó sus descendientes.

Todos los oficios que se vendieren en las InLEY VIII.

dias en cualquier forma por cuenta de nuestra De 1607.- Que los regimientos se den á bene

real hacienda, se han de vender y rematar con méritos por menor precio.

cspresa condicion de que por uuestra parte y Ordenamos, que los regimientos de las ciuda. la de los compradores y personas en quien se des en ninguna forma se rematen en personas remataren, no se pueda pretender engaño, aunque no tengan las partes y calidades que se re que sea en mas de la mitad del justo precio, y quieren, ponieodo mayor atencion a la suficien esto se ha de prevenir como mas convenga, para cia que al precio, y prefiriéndola al crecimiento que cesen y se escusen pleitos. Y mandamos á de interes del que no la tuviere.

los vireyes, presidentes y oidores, que hagan

cumplir y ejecutar esta nuestra resolucion. LEY IX. Que los oficios se vendan con las condiciones or

LET XIII. dinarias , y lodus se espresen en los titulos. Mandamos, que los oficios se vendan con las

De 1595.- Que se pregonen los oficios con usis

tencia del fiscal, y las posturas seun con licondiciones ordiuarias, cou que se suelen ven

bertud. der, y estas y las que se añadierea por alguna causa de nuestro real servicio, vengan espresa Cuando vacarc algun oficio que se haya de das en los titulos que se despacharen, para que vender, el virey, presidente ó gorbernador havistas por nuestro consejo al tiempo de la con ha que cada semana se pregone con asistencia firmacion provea lo conveniente.

de tro fiscal, si fuere donde hay audiencia,

disponiendo que las posturas scan cou libertad. LEY X. Do 1617.- Que en las posturas , pujas, ventas,

LEY XIV. y remales de oficios no se admitan promelidos.

De 1663. Que la tasa y avaluacion de los

oficios se haga de forma que no intervengu Ordenamos á nuestros vireyes, presidentes,

fraude. audiencias reales, gobernadores y otros cualesquier ministros que tienen facultad de vender Sin embargo de haberse ordenado y dado la oficios en las Indias, que en las posturas , pujas, forma que se debia observar para la averiguaventas y remates no admitan ni den prometidos cion del verdadero valor de los oficios vendipor ninguna cantidad, causa ni razon que sea y bles y renunciables, y siempre que sucediese se ofrezca.

pasar de unas personas eu olras por venta ó reLEY XI.

nunciacion, se enterasc en nuestra caja real la De 1608 y 21.- Que en ventas de oficios no se

mitad ó tercio perteneciente a nuestra hacienda,

todavía se cometian muchos fraudes: y siendo admilun pujas hecho el remule.

tan conveniente evitar la continuacion de este En las ventas de oficios es nuestra voluntad esceso, hemos tenido por bien de mandar, y que despues del último rematc no se admita pu mandamos á los vireyes, presidentes y goberja del cuarto ni otra postura, ni se ponga condi- nadores, que sucediendo pasar cualquier oficio ciou de que se haya de admilir, y juntamente de una persona en otra , por venta ó renuncia

« AnteriorContinuar »