Imágenes de páginas
PDF
EPUB

dan todos los oficios que conforme a las leyes | les donde residen con toda claridad y distirde este título está dispuesto y ordenado, como cion, refiriendo los que hay en sus cabildos, en las demas partes de las Indias, guardando ciudades y provincias donde asisten , y los relas leyes en cuanto a las ventas, y calidad de llegidores, alguaciles mayores, alcaldes provinvar confirmacion, con que si algunas personas ciales de la hermandad, alcaldes de aguas, estuvieren coalesquier oficios de los comprendi- cribanos públicos, del cabildo , minas y regisdos en ellas por merced, que se les haya hecho tros, juzgados de difuntos y censos, provincia, por Nos, ó los gobernadores de aquellas Islas en y cámara, cruzada, tesoreros de clla , procoBaestro nombre por sus vidas, se hayan de ven- radores, receptores , defensores de los juzder y vendan como fueren vacando por su muer. gados de difuntos y menores, y otros cualesquier te, y no los puedan renunciar, porque nuestra que tengan la calidad de vendibles y repunvoluntad es que no gocen de este privilegio, co- ciables, con el dia de la data del remate, o remo le pudieran tener si los hubiesen comprado. nunciacion de cada uno , y del que fueren

recibidos á su ejercicio , ó los que estuvieren vacos por defecto de renunciacion ú otro

accidente, y del dia que se presentó la conTITULO VEINTIDOS.

firmacion en el cabildo con su data, y de DE LAS CONFIRMACIONES DE OFICIOS.

los que están sirviendo actualmente : de los que se hallan ausentes, y qué tiempos ha que lo

estar, y con qué órden, y si sirven por sustituLEY PRIMERA.

tos, todo con particular distiocion, para que De 1605 á 26.- Que de todos los oficios vendi

con vista de los testimonios que sobre esto endos ó renunciados se haya de llevar confir- viaren , los fiscales de nuestras audiencias pimacion.

dan lo que mas convenga , ejecutando esto cada Ordenamos y mandamos, que todos los que cuatro años: y de los oficios que vacaren den compraren de nuestra real almoneda (aunque cuenta en cada un año á los dichos nuestros misea por dcudas á Nos debidas ó á particulares distros, para que se ponga en ellos el cobro conpersonas) cualesquier oficios de nuestras Indias, veniente, con apercibimiento que serán por su asi los que hasta ahora se han acostumbrado a cuenta los daños y menoscabos que resultaren á vender , como otros cualesquier que en adelante nuestra bacienda. Nos mandáremos que se vendan, tengan obliga

LBY III. cion á llevar y presentar titulo y confirmacion nuestra dentro del término señalado por la ley 6,

De 1606 á 40.- Que los despachos de oficios tit. 19, lib. 6, respecto de las encomiendas, pre

vendibles y renunciables se saquen en las Incisamente, y la misma obligacion tergan todos

dias dentro de cuatro meses, y los autos verJos renunciatarios deoficios renunciables, y asi

gan auténticos. so guarde siempre, y ejecuten las penas impues

Los vireyes, audiencias y gobernadores, que tas en caso de contravencion , en las cuales des- tienen facultad de dar despachos para cjercer de luego los condenamos y habemos por conde- oficios vendibles y renunciables, en el interin nados.

que les damos las confirmaciones, obliguen a los LEY II.

compradores ó renunciatarios á que dentro de

cuatro meses de que se hubiere hecho el remaDe 1652.- Que los escribanos de cabildo, ó los te ó pasado la renunciacion , saquen los despa

oficiales reales den aviso al virey o presidente chos que para su ejercicio se les hubieren de de los oficios vendibles que vacaren.

dar, sin embargo de cualesquier pleitos que se Mandamos que todos los escribanos de cabil- | layan introducido, y estuvieren pendientes sodo, y donde no los hubiere los oficiales de bre las avaluaciones de ellos, disponiendo y dannuestra real hacienda ó sus tenientes, den aviso do las órdenes que convengan, para que en el á los vircyes, presidentes y gobernadores cada dicho término se concluyan y acaben ; y todos uno en su distrito, de todos los oficios vendi los autos que se remitieren y hubieren de prebles ó renunciables de sus jurisdicciones y par sentar en el consejo para pedir confirmaciones

de oficios vendibles ó renunciables, vengan au

de oficios adquiridos por venta ó renunciacion, ténticos con testimonios, por donde conste de las sean obligados á remitir poder especial para serenunciaciones, presentaciones, entero de la guir con el fiscal de nuestro consejo o con otra caja, y de las demas diligencias (1).

persona que sea parte legitima, cualquier causa,

pleito, demanda, contradiccion o diferencia que LEY IV.

sobre esto se moviere en el consejo en todas De 1605 y 42. Que no se admitan recaudos

instancias, hasta la conclusion del pleito ó caupara prorogar el término de las confirmaciones. sa, y oir, consentir ó suplicar de cualesquier

Porque en contravencion de lo que está dis autos ó sentencias interlocutorias é difinitivas, puesto cerca del tiempo en que las personas á

que por los del consejo se dieren y pronunciaren quien se encomiendan repartimientos de indios, en esta razon, y hacer todos los demas autos juy se hacen renunciaciones y ventas de oficios diciales y estrajudiciales que sean necesarios, con vendibles en las nuestras Indias, han de llevar apercibimiento que no lo haciendo, y cumpliendo titulo y confirmacion nuestra, las dejan de llevar asi, en su ausencia y rebeldia, sin ser mas citacon la puntualidad que deben, por venir con al- dos, llamados ni emplazados, se proseguirá y gunos defectos y requisitos, que necesitan de procederá en la causa en todas instancias, haciensuplemento nuestro, valiénduse para continuar do los autos y notificaciones que convengan en el goce de los frutos de las dichas encomiendas, los estrados del consejo , los cuales desde luego salarios y emolumentos, y exenciones de los di- señalamos para el dicho efecto, y les parará tanchos oficios, de lestimonios y certificaciones de to perjuicio como si para ello fueran citados: y haber presentado los despachos en nuestro con

estas mismas cláusulas se pongan espresamente sejo de Indias, con que consiguen su intento por en los títulos. la tolerancia con que se procede con ellos, de

LEY VJ. que resulta mucho daño a nuestra real hacienda,

De 1619. y considerando, que el tiempo señalado para lle

Que pureciendo á los fiscales que var las dichas confirmaciones, es bastante, aun

conviene á la real hacienda, pidan confirmaque sobre ellas se ofrezca algun litigio, acu

ciones de oficios. diendo con puplualidad a su solicitud : Ordena Los fiscales de nuestras reales audiencias en mos y mandamos á los vireyes, presidentes y

materia de confirmaciones de oficios siempre gobernadores, que guarden, cumplan y ejecu esten por lo que fuere mas útil a nuestra real haten lo dispuesto en esta razon precisa y puntual-cienda, y si entendieren que las ventas pasadas mente, sin dispensacion ni tolerancia alguna, carecieren de confirmacion, y estan hechas en pues los dichos testimonios y certificaciones no los precios justos y mayores de los que se pucson recaudos legitimos para dejarlo de hacer, y

den hallar, tratarán de que se confirmen. se sacan con fines particulares, y asi no los ham

LEY VII. de admitir ni otra causa , de que pretendan valerse las dichas personas, para gozar de las cn

De 1606.- Que no llevándose confirmacion de contiendas y oficios, sin embargo de no haber

de oficio, se venda y enlere el tercio en la caja

real. llevado en tiempo las confirmaciones. Y mandamos á los oficiales de nuestra rcal hacienda que

Mandanos que

el
que no llevare

y presentare cuiden de la observancia de esta ley.-V. tit. 19, litulo y confirmacion nuestra dentro del térmilib. 6. (2)

no asignado, de cualquier oficio vendido ó reLEY V.

nunciado , le pierda, y se disponga de él por De 1629.- Que los que enviaren á pedir confiro nuestra cuenta, como de oficio vaco, con que de macion, remitan poder conforme á esta ley.

lo procedido del dicho oficio se le vuelvan y Todos los que enviaren á pedir confirmacion | restituyan las dos tercias partes del precio co

(1) Véase abajo la real cédula de 13 de diciembre de 1782.

Una circular de 21 de mayo de 1738 manda , que en cumplimiento de esta ley no se proroguen los términos prefioidos a las partes para llevar las confirmaciones de oficios, por ningun motivo, por ser privativo del consejo, y deber en consecuencia procederse á su caducidad, y nueva almoneda.

68 TOM. IV.

que se vendiere, y la otra se ponga en nuestra tador ó tesorero de las cajas reales, y en las de caja real: de forma que la pena de no llevar y mas capitales el intendentc, su asesor, los mipresentar la confirmacion dentro del término nistros de real hacienda , y un defensor de ella, señalado, sea perdimiento de la tercia parte del que nombrará el intendente, debiendo en todas valor del oficio para Nos, y privacion del uso partes celebrarse esta junta en las casas propias de él. Y ordenamos á nuestros oficiales que eje del despacho de aquellos ministros, y admitirse cuten las penas impuestas, con apercibimiento en ella las posturas y mejoras que se hicieren, de que si por descuido ú omision suya no locum

para que sustanciado el espediente con las diliplieren, se cobrará de sus bienes el daño que regencias correspondientes, proceda a declarar sultare a nuestra real hacienda.

el valor del oficio, y á verificar desde luego su LBY VIII.

remate ; y hechos los enteros en tesorería, re

mita los autos á la junta superior de gobierno, De 1622 - Que del oficio que se vendiere por

la quc examinados con audiencia instructiva del defecto de confirmacion, no se den las dos par-contador general y fiscal de mi real hacienda, les al dueño hasta estar enterado el último re

advertirá si hallarc algun reparo; y no teniénmate.

dolo, los pasará al superior gobierno, á quien Porque cuando se venden algunos oficios por corresponde espedir el titulo, segun lo declarafalta de confirmacion, sc mandan volver a los do en real cédula de 14 de noviembre de 1783; compradores las dos tercias partes del precio, y hecho así, y tomándose razon en la citada sin aguardar á que se cobre su valor de las per. contaduría general de lo que sea necesario para sonas que los obtuvieren por nuevo remate: Or su gobierno sucesivo, se devolverán á la intendepamos, que no se vuelvan las dichas dos ter dencia , donde han de archivarse, y darse a las cias partes, hasta que esté cobrado todo el valor partes los testimonios para acudir por mi real de los oficios, y sea de forma que quien las hu confirmacion en los de mayor cuantia; pues en biere de haber no reciba perjuicio ni demora los de menor la solicitarán de oficio los intenen la cobrauza de su dinero, que bubiere entra

dentes, quedando por consiguiente relevados do en nuestra caja.

de este encargo los fiscales de mis reales audicncias. (Aunque en la sustancia se halla

conteste el tenor de este arliculo con el de los Articulo 152 de la ordenanza de intendentes 162, 163 y 164 de la ordenanza de 86, varin en de 1803.

que el 162 establece dos consultas å la junta su

perior, una con el espediente en estado ya de Los oficios vendibles y renunciables consti celebrarse el remate, para determinar en su ratuyen uno de los ramos de mi erario en las In

zon y sobre el declarado valor del oficio lo opordias, y aunque las leyes, y repetidas cédulas y tuno, y la otra despues de celebrudo para que, reales órdenes con que se han aclarado aque obtenida su aprobacion , se pasase el espediente llas, y resuelto muchos casos y dudas, contie al superior gobierno para el titulo; y el de arnen cuanto puede desearse para su buen gobier- riba , escusando el primer dilatorio trámite, no, nada se conseguirá, si los intendentes no prescribesolo el segundo. En la junta de ALMOprocuran averiguar los que estuvieren vacantes, NEDAS de la Habana ha ocurrido la novedad y que se saquen á rematc valuados en su justo con la instalacion de la audiencia, de precio, á cuyo fin se ha de establecer en cada oidor con arreglo á la ley 2, til. 25, lib. 8, y este intendencia una junta de almonedas, que en la articulo haya entrado á ser vocal , sin perjuicapital del vircipato ó presidencia compondrán cio de concurrir lambien el asesor de hacienel intendente que la ha de presidir, un oidor de da (2), como que bajo su consulta se instruyen la audiencia, el fiscal de real hacienda, y el con los espedientes y se aprueban los remates, y que

que un

(1) Véase la 26, tit. 18, lib. 2. de la obligacion de los fiscales en este punto.

(2) Igualmente asiste el administrador general de rentas terrestres en lugar del tesorero de ejército por virtud de resolucion superior dictada en febrero de 1830, siempre que se ofrecen remates de ramos de su atribncion.

segun el testo de una circular de setiembre de nuncias de oficios en personas ciertas , y por su 1804 (pág. 88, tomo 4.o del Gallardo), siempre

falta en mis reales manos y en las personas en que los ramos de hacienda se saquen á subasta, quienes se remataren, que son las cláusulas de ha de concurrir precisamente el asesor de la in que usan los renunciantes, queriendo asegurar tendencia, oirse su dictamen y cuanto estime por este medio el peligro de perderlos por dedebido conforme a los casos y circunstancias; fecto de renunciacion , no se hagan, ni admitan ocupando en estos aclos el lugar marcado por vi pasen por ellas ni por otras diferentes de las ordenanza.

espresadas en este titulo, y se hagan en perso

nas hábiles y suficientes que las acepten y preSérie cronológica de las diferentes reales dis

senten dentro del término, que está ordenado posiciones, que han ido comunicándose á In por la ley 4.* del mismo titulo , que son 70 dias, dias en reforma o declaracion de las leyes de

у las que en otra forma se hicieren, sean en si los titulos 20, 21 y 22 de ventas, renunciacio. ningunas y de ningun valor ni efecto, que desnes, y confirmacion de oficios, libro 8.

de luego las declaramos por tales, y por perdi

dos los oficios que en otra forma se renunciaAEMATES, INTERINIDADES.

ren, y está mandado que se vendan por cuenta Circular de 20 de setiembre de 1683.- Rei y beneficio de nuestra real hacienda, y los heteraodo lo mandado en la de 25 de febrero de rederos del renunciante no puedan pretender 1675, para sacar al pregon y remate los oficios derecho á ninguna parte, y á los vireyes, prevacos, y que para los de escribanos de cámara sidentes y oficiales reales de todas las Indias, é y gobernacion nombrasen los presidentes y go. islas adyacentes, que así lo guardeu y cumplan bernadores sugetos que los sirviesen , ó arren sin contravencion ni dispensacion por ninguna dasen en el juterin que se beneficiaban, agrega: causa: y por haberse reconocido en mi consejo

« Que pongan muy particular cuidado en que de las Indias, que esta ley no se observaba con todos los oficios renunciables que estuvieren va. la puntualidad que por entonces pareció convecos, y vacaren en sus jurisdicciones, se saquen niente, se despacharon cédulas en 5 de febrero al pregon y rematen en el precio que se pudic y 30 de diciembro de 1664, por las cuales se re conseguir, procurando el mayor beneficio de mandó, que las renunciaciones se hiciesen en mi real hacienda , y dejo á la providencia de di personas hábiles, que las aceptasen con efecto, chos vireyes, presidentes y gobernadores, el y que de no hacer la aceptacion la persona en que los oficios de sus escribanos de cámara y quien se renunciase , (presentándose con ella y gobernacion, se sirvan con nombramientos su los demas recaudos ante la audiencia ó goberyos, ó los arricnden en el interin que hay quien nador del distrito dentro de los 70 dias prevelos compre, porque no se suspenda el despacho nidos por la ley 4.', lit. 21), se declaraban los de los negocios de justicia. Y encargo á todos oficios por perdidos, y que pertenecia a la real los referidos ministros, que luego que vaque

hacienda enteramente todo su valor, sin que los cualquiera de estos oficios, los hagan sacar al herederos del renunciante pudiesen pretender pregon, y vender en el mas favorable precio derecho á parte alguna de él; habiendo motivaque se pueda , porque no se perpetúen en los do esta resolucion en la cédula de 5 de febrero interinos ni arrendatarios, y para los demas ya citada el que, en defecto de aceptar y preoficios de nivguna manera nombrarán personas sentarse los renunciantes, se presentaba la viuque los sirvan en interin , ni tampoco los arren da o herederos del renunciante, pidiendo a los daran, procurando se vendan Juego quc vaquen, renunciatarios se presentasen dentro del tiempo para que con esto se escusen los inconvenien- señalado, y que de no hacerlo se saque el oficio tes, que de ejecutarse de la otra forma podrian al pregon, pretendiendo sanar con esta diligenseguirse. »

cia la pérdida del oficio, que pasados los 70 dias Renuncias caducas.

precisamente se le seguiria, como mas particu

larmente se contiene en la ley y cédulas referiOtra de 21 de febrero de 1689. — « El Rey. das. Y ahora por parte de la ciudad del Cuzco Por cuanto por la ley 9, tit. 21, lib. 8 de la Rc en las provincias del Perú se me ha represencopilacion de Indias está dispucsto que las re tado, quc habiendo muerto Diego de Quiñones,

escribano de cabildo de ella y renunciado dicho y facilitar la venta de estos oficios con utilidad oficio , por no haber querido aceptar la renun- pública, he resuelto derogar (como por la precia, y presentadose con ella en tiempo del re sente derogo) la dicha ley 9 del tit. 21, lib. 8. punciatario, perdieron el oficio los herederos, de la Recopilacion de Indias, y las cédulas de y se devolvió a la real hacienda en conformidad 5 de febrero y 30 de diciembre de 1664 ya cide lo acordado en este caso, por cuya cuenta tadas, para que no valgan ni se atienda á su disse remató de órden del gobierno en el mayor posicion en las renuncias, sino que si el renunpostor, sin que de su precio se le quisiere ad ciante no se presentare dentro de los 70 dias judicar a la viuda las dos terceras partes, que

que está prevenido, ó no aceptare la renuncia, parece le tocaban , habiéndosc hecho la renun se devuelva el oficio a la real hacienda , y por ciacion en tiempo, y sobrevivido el renuncian- el gobierno se saque al pregon , y remate en el te el tiempo de 20 dias, que la ley prefine , no mayor ponedor, siguiendo todos los términos pareciendo justo, que los vireyes y gobernado- que en estos casos el derecho previene, y que res en estos casos dejasen de aplicar a los here se admitan las posturas y pujas que por si o por deros de los regidores que entonces eran, y en

otros hicieren los herederos del últiino renunadelante fuesen en aquella ciudad, las dichas cianle; y rematado que sea el oficio, del valor dos partes; pues no haciéndose así, no habria que dieren por él se vuelvan las dos terceras ninguno que quisiese aceptar las renunciacio partes ó mitad segun el caso de la renuncia a los nes, estando en su arbitrio la pérdida de los dichos berederos, y la otra tercia parte o mitad oficios, que con efecto se esperimentaba ; su

se entere en las cajas reales para la real hacienplicándome fuese servido de mandar despa- da, segun y en la forma que para el caso de char cédula en que se declare, que haciéndose perderse el oficio por defecto de confirmacion Ja renunciacion en tiempo hábil , si no quisie- está prevenido por la cédula de 14 de diciembre sen presentarse en tiempo ninguna de las per

del año 1606. (Ley 7, lit 22, lib. 8). (Con refesonas en quien se renunció , y se declarase rencia à estu cédulu de 1689, y en su corrobopor vacante el oficio, del precio en que se racion se espidieron la de 22 de octubre de 1765, rematase por la real hacienda, se diesen á la que derogó en todas sus partes la cituda ley 9, viuda o herederos las partes que le locasen. Ylilulo 21, lib. 8, y la de 22 de mayo de 1770 sovisto en mi consejo de las Indias todo lo referido bre que esta derogacion se entendiera solo en con lo que sobre ello dijo y pidió mi fiscal, te

cuanto a que los dueños de los oficios no debian niendo presente que la mayor parte de los ofi

perder las partes que se les mandu devolver; cios vendibles y renunciables en lo universal de pero quedando subsistente lu inhubilidad decluambos reinos del Perú y Nueva-España están

rada de las renunciaciones hechas en personas vacantes por defecto de renunciacion ó presen

incierlus. Sobre cuyo contesto de las tres , dutacion, sin haber quien dé por ellos cantidad dando el gobierno de la Habana , y aun creyenalguna , habiendo muchos tiempos que están en

do que hubiese alguna contradiccion, se le adpública almoneda; y considerando que era el

vierte en la de 12 de murzo de 1771, que no haproducto de estas renuncias uno de los princi-biu lub implicacion, y que debian guardarse pales ramos que mi real hacienda tenia en las

ambus cedulus de 65 y 70, pues que se dirigen Indias, siendo el único motivo la disposicion á un mismo fin de derogar dicha ley 9 en todas de esta ley y cédula ; pues siendo tan rigurosa,

sus partes, relativus à privar á los renuncianno quieren esponer sus caudales los que com tes dueños de oficios de sus respectivas utilidapran a la contingencia y voluntad de los renun des , y de las porciones que deben reservarseles ciatarios, en cuya omision ó malicia vienen á en el valor del oficio que se venda por cuenta de dejar la ley y cédula referidas el arbitrio de que

ia hacienda , permuneciendo en su eficacia, v los dueños de los oficios pierdan en ellos sus debiendo regir en cuanto a las formalidades nehaciendas, me consultó el dicho mi consejo, te

cesarius en las renuncias, para que sean adminiendo a la vista los motivos referidos, lo que sibles y válidas). -Y en consecuencia tambien en la materia se le ofrecia. Y deseando mante del mismo priccipio, la real cédula circular á per en justicia mis vasallos de las Indias, mirar Indias de 18 de agosto de 1800, declara : que por lan considerable parte del rcal Patrimonio, asi en el caso consultado por el virey de Méji

« AnteriorContinuar »