Imágenes de páginas
PDF
EPUB

6. Tampoco cabe alegarse engaño, ó lesion OPERACION CESAREA.-Real cèdula cir de ninguna especie, porque la solemnidad del cular de 13 de abril de 1804. Acompaña la insacto escluye cualquier sospecha, lo sanea, y truccion que formó el colegio de cirugia de San hace correr de ambas partes con igual seguri- Cárlos, para que en los dominios de Indias se dad y satisfaccion.

ejecutase tal operacion en la forma que se dis7.- Que pueda darse un oficio en pago del pone. que se compra; pagando la mitad ó tercio de renunciacion que corresponda.

OPOSICION á prebendas y curatos. - Las 8. Que se escluyan condiciones estraordi- reglas que han de observarse en estos concurnarias, igualmente que la de servir el oficio en sos se detallan (tom. 2, pag. 144 y 603); y las del confidencia.

asistente real que ha de concurrir , y facultad 9.- Que hasta haberse enterado lo que cor- del vicario capitular para la indiccion de los de responda á la hacienda, no ha de espedirse el curatos y beneficios, en PATRONATO REAL. titulo.

Real cèdula circular á Indias de 25 de'se10. Que los oficiales reales lleven el ramo y tiembre de 1803 sobre costas de estos concursos. sus asientos en cuenta aparte, y tengan cuidado -«Que para evitar dudas y perjuicios al ramo de pedir á los interesados las confirmaciones á de vacantes, se observe en adelante por punto su tiempo, y de promover las ventas en defec- general la práctica que se sigue en las igleto (1).

sias de la Puebla y Valladolid , reducida á que 11. Que durante se justiprecian los oficios no cada uno de los opositores ( á prebendas ) pague ha de darse cntrada á interinos. Es nulo el acto las costas particulares que causare, y el que sin la concurrencia fiscal.

opta á la prebenda los gastos de habilitacion de 12. Que los de escribanías se tasen con sus testimonios y derechos del secretario del cabilregistros y papeles, en que consiste no pequeña do, supliéndolos la mesa capitular con la calidad

de la

[ocr errors]

13. Que los títulos que se dieren para pedir Orden de las cortes de 31 de marzo de 1822,

confirmacion, han de hacer relacion de lo nece- ejercicios y examinadores.-Con vista de lo que sario, é impetrarse en 6 años para los oficios de decretaron en 24 de mayo anterior , sobre que la América meridional y Filipinas, y en 5 para los ejercicios literarios en la oposicion á prelos de las demas partes.

bendas y curatos fuesen la composicion y lec14. Que este plazo no es prorogable, sino tura de una disertacion canónica ó dogmáticoque toca ampliarlo á quien puede espedir la con- moral , y un detenido exámen de su materia , sefirmacion, co bastando a las partes acreditar gun la carrera literaria de los opositores; como que la piden, sin obtenerla y exhibirla (2). tambien que los jueces para la oposicion de pre

El órden y términos del adeudo y pago del de- bendas fueran canónigos con dos años de prerecho de media anata de oficios vendibles y re- bendas, y para la de curatos curas de 12 años de nunciables y su 18 por 100 de conduccion que- serlo, se declara: «que el citado decreto de las dan ya esplicados a la pág. 260.

córtes no está en oposicion alguna con lo que se previene en el capítulo 18, sesion 24 del con

cilio de Trento, en el que se dice espresamente OIDORES. – V. AUDIENCIAS : ALCALDES que el obispo ó su vicario puede elegir examinaDEL CRIMEN: PRESIDENTES Y OIDORES : RE- dores clérigos regulares ó seculares, que paGENTES: VIREYES.

rezcan mas idóneos, cuidando los reverendos

[ocr errors]

(1) Los títulos de oficios vendibles han de comprender la cláusula , que ordena la ley 26, tit. 20, lib. 8, relativa á que antes de tomarse posesion . se ha de presentar el título á la toma de razon de la real oficina con el objeto que aqui se indica.

(2) La circular de 21 de mayo de 1738, y otras reales disposiciones se contraen á que en cumplimiento de la ley 4, tit. 22, lib. 8, no se prorogue el término prefinido , para llevar la real confirmacion por ningun motivo, por ser privativo de la superioridad, y deberse proceder á la caducidad y nueva almoneda.

[ocr errors]

obispos de nombrar á los curas examinadores ORDENANZA DE INTENDENTES de 4 de con las mismas formalidades acostumbradas en diciembre de 1786.- Es la que se mandó obserel nombramiento de los que se decian examina- var, y que se observa en todo lo adaptable con la dos sinodales : que en la provision de curatos de alteracion hecha por órdenes posteriores, tanto presentacion ha de preceder oposicion , obser- en las Antillas españolas, como en las islas Filivándose las mismas reglas : y que en los obispa-pinas (tom 2, pàg. 227). -- Véanse, artículos de dos donde no haya curas canonistas, si se pre- sus bases hasta el 14 (tomo 3.o, pág. 371); los de sentasen opositores de esta clase, se nombren la causa de justicia 15 al 56 (ibi. pag. 375); los examinadores teólogos curas que tengan mas de la de POLICIA 57 á 74 en ese lugar; los de la aptitud, dejando en libertad á los prelados de de HACIENDA 75 al 249 (tom. 3.° pag. 459); y ordenar lo que les parezca sobre el tiempo del los de GUERRA 250 á 306 (ibi. påg. 401.) ejercicio, medios que se han de proporcionar a los opositores para formar la disertacion, y ORDENANZA GENERAL de intendentes de sobre otra cualquiera medida , conciliable con Indias de 23 de setiembre de 1803.- Despues la citada resolucion de las cortes, que será en- de redactada por el supremo consejo de Indias, teramente observada.» - Con todo no se prac- sin variar el sistema de fintendencias que estatica en la Habana , donde para las oposiciones bleció la de 86, y solo añadiendo declaraciones de prebendas rige el estatuto de la ereccion de oportunas al mayor acierto en la práctica de alsu CABILDO ECLESIASTICO (tom. 2, pág. 144), gunos de sus articulos; y á poco de promulgada y para las de curatos la instruccion de Bene. para su general observancia con derogacion de dicto XIV mandada observar en el caso por real la otra , se mandó recoger en real órden de 11 cédula.

de enero de 1804 espedida por gracia y justicia,

de resultas de alguna oposicion ó desacuerdo OPOSITOR en terceria. - V. TERCERIAS. que se advirtió entre ella y los reglamentos mi

litares. Sin embargo otra posterior del mismo ORATORIOS.-Sobre sus licencias. V. IGLE- año la deja subsistente por lo que toca al ramo SIAS (tom. 3.", pàg. 541.)

de hacienda (lom. 3, pàg. 606); y sucesivamen

te se han ido restableciendo varios de sus artiORDENANZAS de las audiencias. — Aunque culos de real órden, segun los casos ocurrencada audiencia de Indias tiene de antiguo las tes. Conforme al 13 se hallan organizadas las suyas, refundidas generalmente en los respec- JUNTAS SUPERIORES de hacienda : V. APELAtivos títulos de las leyes como las ha formado la CIONES (t. 1, pág. 282). — Con real cédula de pretorial de la Habana, se traen en sus lugares 17 de marzo de 1826, en que se pidió informe los artículos de las circuladas a las audiencias á las autoridades de la isla de Cuba, sobre una de la Península con real órden de 25 de diciem- memoria de puntos de administracion, que esbre de 1835, por el mayor conocimiento que cribió el regente de su audiencia don Joaqui: ofrezcan en el pie de las actuales instituciones. Bernardo Campuzano, y en cuya virtud se ins

Las causas de ordenanza tengan dia señalado: truyó un espediente muy luminoso, que debe ley 79, tít. 15, lib. 2.

existir en el archivo del suprimido consejo con el acuerdo que le recayó; se acompañaba un

ejemplar de dicha ordenanza de 1803, para que ORDENANZAS del ejército de 1768. — Se

se informara, si convendria plantcarla en la Isla. circularon para que rigiesen en las Indias lo mismo que en la Península, y así se guardan.

ORDENANZAS MUNICIPALES. Cómo

se han de examinar y aprobar: leyes 27 á 38, tíORDENANZAS de la armada de 1793, lla

tulo 1. lib. 2.- De HABANA Y MANILA: V. esos madas de Mazarredo. Son las vigentes en

articulos. ambas Españas, igualmente que las de 1748 en la parte del ramo de justicia y procedimientos que no incluyen aquellas. – V. FUÉRO DE MA- ORDENES REALES. – Necesidad de comuRINA : PRESAS.

nicarse las de cada ramo por su respectivo mi

[ocr errors]
[ocr errors]
[ocr errors]

nisterio, para haberselas de dar cumplimiento. | GILDO. -Creada el 28 de noviembre de 1814,

sc declaró la escelencia á los grandes cruzes en De hacienda, real órden de 25 de enero de 1836

30 de noviembre de 1815, y que se les diese á la intendencia de la Habana.

desde la fecha de la concesion , en 31 de agosto «Exmo. Sr.- El medio mas seguro de que de 18. A los 40 años de servicio activo militar po vuelvan á ocurrir dudas sobre el cumplimien- se adquiere, la placa, y con ellos el que llega á to de las reales órdenes dirigidas en derechura general por el mero hecho es declarado gran á esa intendencia, es tener muy presente, que cruz. Respecto de los sargentos, aunque cuenen reiteradas ocasiones se ha designado como

ten los 40 años con la graduacion de oficiales, la requisito esencial el que todas sean comunica

real orden de 9 de diciembre de 1817 decidió, das por este ministerio de quien aquella depen- no poder obtener la cruz y placa. de. Partiendo de este principio recienlemente

Real órden de 30 de noviembre de 1828 suspenratificado por la reina gobernadora á conse

diendo el abono de sus pensiones á los caballecuencia de haber circulado la direccion general

ros de la órden, hastu que mejoren las circunsde amortizacion las disposiciones tomadas con

tancias del erario. referencia á empleados de la estinguida inquisicion, y bienes de la suprimida compañía de Je

Escmo. Sr.- Al inspector general de milisus, prevengo á V. E. de real órden , y en con- cias, digo hoy lo que sigue. - He dado cuenta testacion a su carta, núm. 6891, que por analo- al rcy nuestro señor de un oficio que en 6 de gia de razones no ponga en ejecucion ninguna febrero de 1826, dirigió V. E. al secretario del determinacion que se le trasmita , siempre que

consejo supremo de la guerra, manifestando carezca del trámite establecido.»

que el coronel don Manuel Maria Pardo, oficial Otra de 4 de diciembre de 37 con mus estre

1.o de la inspeccion general de su cargo, habia cha prohibicion de considerar válida ninguna cumplido 10 años de caballero de la cruz de la órden de hacienda , que no esté comunicada por

real y militar órden de San Hermenegildo, y su ministerio, véase en LEYES ESPECIALES. que en su consecuencia se hallaba comprendido Y es la regla segura, á que se atiencn firmemená

en los articulos 14 y 15 del reglamento de dicha te las intendencias generales de las Antillas y orden, solicitando por lo tanto la pension asigFilipinas.

nada de 2.400 reales anuales. Asimismo le le En el mismo sentido de no debersc obcde- dado cuenta de una consulta del capitan general cer ninguna órden no comunicarla por el minis- de la isla de Cuba, señalada con el número 1609, terio responsable, segun era de precepto cons

que tambien remiti a dicho secretario, en la que titucional de grave responsabilidad, se circuló con motivo de haber acudido algunos oficiales, á la Península la realórden de 2 de abril de 1839, entre ellos el brigadier de infanteria don Rareiterada por hacienda el 6 respecto de las que fuel de Arce, que tiene la placa de dicha órden, no fueran comunicadas por su ministerio, ó por

y el coronel don Francisco José Justiz , la cruz el conducto de las direcciones y gefes corres

у

sencilla, solicitando su respectiva pensiou; mapondientes.

niliesla varias dudas acerca de su abono, propo

niendo lo conveniente que seria à la penúria de ORDENES MILITARES de Santiago, Cala- aquellas cajas, que dichas pensiones se paguen travu, Alcántara, y Montesa : V. HABITO ( mer

alli en reales de vellon, como espresa el reglacedes de). - De la institucion de la orden de mento, y no peso fuerte por escudo; igualmegte Cárlos III, y americana de Isabel la católica, con una instancia del coronel don Juan Moya y Moel servicio que se paga por las mercedes: ibi. rejon, solicitando su pension de 2.400 reales,

y otra del mariscal de campo don Pedro Ruiz ORDEN MILITAR DE SAN FERNANDO. de Porras, solicitando la suya de 10.000 reales -Se crcó en 1811, para premiar acciones de por contar 10 años de grau cruz; y S. M. peneguerra calificadas, con la gran cruz, ó con la de trado que tanto estas solicitudes como otras mucaballero de 1.4 2.. y 3.* clasc.

chas que existen de igual naturaleza, estan apo

yadas en los artículos 14 y 15 del reglamento de ORDEN MILITAR DE SAN HERMENE- | dicha órden; sin embargo, atendiendo a la eco

[ocr errors]
[ocr errors]

nomia, que está tan recomendada en todos los el 2, y 11 siendo producto extrangero en banramos y clases del estado, se ha dignado resol-dera, y de puerto nacional, aforándose en los ver en conformidad con lo espuesto por su con- tres casos las alhajas de oro á 16 pesos la onza, sejo supremo de la guerra, que se suspendan y las de plata á 16 la libra. La esportacion tanto por ahora y hasta tanto que mejoren las cir- en moneda y pasta , como en bajilla causa de cunstancias del real erario, el dar curso á cuan- derechos, el oro cl 1 por 100, y la plata el 2, tas instancias se hallan pendientes, y en lo su- haciéndose al extrangero, y nada para el naciocesivo promuevan los caballeros, que hayan cum-nal. - Y en Manila por sus aranceles es igual plido los años de antigüedad prevenidos, para mente libre la entrada del oro y plata en moneoptar a las referidas pensiones.

da o barras, adeudando la de plata labrada á 10

pesos el marco un 14 por 100 la del extrangero ORO Y PLATA.- La importacion del labra- en su bandera , y el 7, haciéndose en la naciodo, y la csportacion en moneda y alhajas por nal. - La esportacion recargada con el fuerte Jas aduanas de la isla de Cuba adeudan los dere- derecho espresado tom. 1.°, pág. 333 aparece chos espresados (tom. 1.', pág. 303 y 310). La reformado á la 336. introduccion del amonedado viene libre por real Derechos de acuñacion que pagaban el oro y orden de 10 de febrero de 1818, y los aranceles plata : V. ACUÑACION, tom. 1.', pág. 29, y MIdeclaran esta libertad al que entra en barras, NAS, tom. 4.°, pág. 346. Véase ENSAYB: pasta ó moneda.

QUINTOS. Por los aranceles de Puerto Rico del año 1840 Oro y plata importados a las Antillas con la es tambien libre el oro y plata que se introdu- esportacion hasta 1844: V. MONEDAS, tom. 4.°, cen en pasta, ó moneda, y adeudau en bajilla, pàg. 393. respectivamente el 4, y el 20 por 100, siendo El de América y Asia que se importa en la extrangera, é importada en su bandera; el 3, y Peninsula, es libre en moneda ó pasta; pero al el 14, siéndolo en bandera nacional, ó de ma- labrado designan sus aranceles un derecho (tonufactura peninsular en bandera extrangera ; y mo 1.", pag. 346 y 349).

.

FIN DEL TONO CUARTO.

« AnteriorContinuar »