Imágenes de páginas
PDF
EPUB

partes voluntariamente contradigan, y en que, solo se tendrá por contencioso lo que pueda ocasin necesidad de otro dictámen basten las mis sionar perjuicio de tercero, como lo seria el mas reales disposiciones para conocer la mali- dirigir un camino por heredades particulares, cia y ligereza con que proceden queriendo ó privarlas de sus aguas dándoles otro curso; en frustrar, o á lo menos dilatar el cumplimiento cuyos casos, y demas de su especie , podrán los de las providencias gubernativas de que nunca quejosos acudir a aquel tribunal que les admiha de admitirse recurso, sea ó no verdadera nistre justicia; pero cuando no concurra esta mente contencioso el negocio, sin que preceda circunstancia, y las providencias sean generala exhibicion de la cantidad debida y disputada, les para el fomento de la agricultura, aseo y separa que á ley de depósito se custodie en la te-guridad de los pueblos, y otros fines semejansoreria hasia la final resolucion.

les, aunque envuelvan algun ligero gravamen ó

incomodidad momentánea, se reputarán por ART. 17.

puramente gubernativas y económicas, y como Esta junta superior contenciosa se formará

tales las tratará la misma real audiencia, procutambien en la sala del tribunal de cuentas en rando si alguno acudiere á ella, que su queja se que sea costumbre celebrar la de ordenanzas, examine instructivamente, y sin dar lugar á acconcurriendo á ella entonces los dos contadores

tuaciones judiciales se resuelva a la mayor breque previene la ley 36, tit. 1, lib. 8, y reasunji- vedad, teniendo sienipre presente la necesidad rá las funciones y facultades de la que antes se

de sostener la autoridad de los intendentes, que conocia con este nombre, entendiéndose con

de otro modo no podrán desempeñar en esta ella, las leyes 78 y 79 del tit. 15 lib. 2 de Indias,

parte los encargos que se les confian, y tanto y las demas que tratan de la citada sala.

recomiendan.

ART. 20.
ART. 18.

Cuando el virey ó superintendente do con Por gubernativo y económico se entenderá

curra á las juntas, le participará sus acuerdos todo lo que es relativo al gobierno de las rentas,

el escribano que los autorice, y pondrá razon su método , modo y plazos de cobrarlas, núme

de haberlo asi ejecutado, y en los que resulten ro de empleados, sus facultades, obligaciones,

de la junta de gobierno añadirá aquel gefe el horas de asistencia y demas que sean puntos ge

cúmplase , para que se espidan las providencias nerales, y digan relacion á su uniforme nanejo

que sean consiguientes; pero en los que dimay literal observar.cia de esta ordenanza, segun

nen de la junta contenciosa, se omitirá este relo que en su art. 14 queda ya dispuesto, y lo que

quisito, y bastará el aviso dado por el escribano, se aclarará despues mas, espresando las facul

pucs como que son de rigurosa justicia , deben tades del superintendente é intendentes. De to

sin dilacion ejecutarse. dos estos puntos conocerá la junta superior de gobierno, procediendo siempre de un modo ins

ART. 21. tructivo en que se sustancien los espedientes

Si en algun raro caso hallare el virey ó sucuanto baste para el mayor acierto de sus reso

perintendente justo motivo para suspender luciones, de las cuales solo podrá haber recur

unas y otras, lo manifestará muy reservadamenso en estas materias á mi real persona por la via

te à la respectiva junta, donde se examinará reservada de liacienda de Indias.

con detenida reflexion, y por evitar mayores

inconvenientes se ejecutará lo que determine ART. 19.

aquel gefe, si aun no estuvieren acordes; pero Tambien en materias de policía debe distin- quedará por sí solo responsable á las resultas, guirse lo gubernativo y contencioso ; y para que tanto en lo que pueda perjudicarse á mi real haa pretesto de estar reservado su conocimiento à cienda y bien público, como al interés de las Jas reales audiencias, como se dirá en el art. 23, partes, y la junta lo será igualmente si con la no se promuevan recursos frivolos que frustren justificacion necesaria no me informase pron. o entorpezcan las providencias de los intenden tamente de lo ocurrido , ó si por condestes en este ramo tan interesante al bien público, cendencia ú otros respetos variare su primer

acuerdo sin causa bien calificada para ello (1). vancia de estas formalidades, cuya exactitud y

cumplimiento deben reclamar en la propia junART. 22.

ta, haciéndolo constar por su asiento en el libro Con el mismo fin de que consten los acuerdos de votos particulares, del cual, y del otro de de ambas juntas, y de que la pluralidad o uni- acuerdos, se sacarán copias que cada cuatro formidad de sus votos no sirvan de disculpa á meses me remitirá la junta superior, para que la imparcial justificacion y firmeza con que de por estas noticias puedan pedirse las que sean ben darse, habrá en cada junta superior dos li convenientes, y bacerse á las juntas y sus vocabros, uno de acuerdos , y otro de votos parti les los cargos que merezcan por su responsabiculares; aquel tendrá un pliego de papel sellado lidad y conducta. al principio y otro al fin, y rubricadas de dos

ART. 23. de los vocales sus fojas, y del superintendente la primera y última, y en él se asentarán los Para que la reunion de jurisdicciones que por que se celebren, con espresion de sus fechas y el art. 1.o se hace bajo el solo titulo de intenministros, y se llevará a las juntas, que siempre dente, no confunda los diversos respectos con han de empezar leyendo lo actuado en la ante que deben ejercerlas, y mirarse, es mi real vorior, y hallándose conforme, se firmara por to luntad que conforme a lo que ya se insinuó en dos; pero esta diligencia, que ha de estar á el art. 19, conserven todas las audiencias de cargo del escribano, no debe impedir ó retar Aniérica la autoridad y facultades que por las dar la estension de las sentencias ó providencias leyes les corresponden en las causas y materias en sus respectivos espedientes , autorizadas por de justicia, y del gobierno ó policia de los pue. el mismo escribano, y media firma de los jue blos, á cuyo fin les han de estar subordinados ces que las dictaron: el otro libro şervirá para los intendentes, los gobernadores políticos y estender en él sus votos particulares los minis-militares que hubiere , los subdelegados, y cuatros que quieran hacerlo , y no quedar ligados á lesquiera otros jueces en cuanto traiga origen las resultas de la resolucion tomada por los de de la jurisdiccion real ordinaria , incimas; pero solo podrán usar de este arbitrio, dencia de sus providencias en asuotos de pocuando concluida la votacion lo espresen asi en licia, y gobierno pueda hacerse contencioso en el mismo acto, y puesto su voto se leerá en la los términos que esplica el citado art. 19. Y junta siguiente, y lo firmarán el interesado y encargo muy particularmente así á dichos trilos dos claveros, que serán el fiscal, y otro mi. bunales, como a los de las juntas superiores y nistro que el virey nombre para tener las llaves sus presidentes , y á los demas intendentes, juede la alacena ó parage de la escribania donde ces y ministros de todas clases , que atendiendo ha de custodiarse; y asi la junta, como cada uno únicamente a la recta administracion de justicia de sus vocales quedarán responsables no solo al y de mi real hacienda , y al buen gobierno y dictámen que dieron, sino tambien á la obser mayor felicidad de los pueblos, procedan de

ó por

(1) Derogado este articulo por la real orden de 1843 (t. 1. pay. 282), parece muy conforme, que haya desaparecido de entre las facultades extraordinarias de los superintendentes una taa peligrosa y comprometida, al paso que inconciliable con las instituciones de independencia del poder judicial. ¿Con quien consultaria el supremo gobierno, ó como resolveria el caso de suspension de un fallo, de que se le diese cuenta? Ademas de qne el articulo ciñe el uso de la facultad para algun raro caso, haciendo relacion al precedente, en que supone que las providencias rigurosas de justicia deben sin dilacion ejecutarse; y no se podria conciliar el texto de ambos, si el del 21 quisiera hacerse estensivo á la suspeusion de un auto definitivo, que ya no està en arbitrio de la junta contenciosa poder reformar, sino en grado de suplica, que toca establecer á la representacion fiscal, interponiendo tambien á su tiempo el recurso de injusticia notoria. Observese, que habla de un acuerdo, que puede variarse en vista de la manifestacion reservada del gefe, y esto absolutamente cabe aplicarse á fallos forınales de justicia entre partes, que deben seguir en todo sistema su marcha de derecho , y no admilen tales comunicaciones, y menos en reserva. Sobre el fiscal, que pretermitiese los recursos legales, y sobre los jueces quebrantadores de las formas y leyes protectoras del derecho del fisco , cargaría en todo evento el peso de la responsabilidad.

buena fé á evitar y cortar competencias infun cultades que es mi real intencion ejerzan dadas, y que sin dejarse arrastrar de los influ superintendente delegado y los intendentes: Dejos con que á pretesto de sostener la autoridad claro, que aquel no podrá impedir las apelaciode sus empleos se forman partidos y acaloran nes que de sus providencias se interpongan en los ánimos, castiguen severamente a los que tiempo y forma para la junta superior contenmaliciosa y afectadamente promuevan dichas ciosa, ni los recursos que se bicieren a la de competencias, ó las aconsejen y fomenten para gobierno; pero le estarán subordinados los inentorpecer, como las mas veces sucede, el cur. tendeutes como su inmediato superior y gefe so de los negocios y celo de los superiores, á en las dos causas de hacienda y guerra, y de quienes manifestaré mi real desagrado con las berán darle las noticias, razones é informes que demostraciones mas severas por la menor falta,

les pida, y cumplir asimismo las advertencias descuido o disimulo que les note en esta parte,

que les haga para el desempeño de sus obligaen que á la mayor brevedad han de informarme ciones; y en todo lo que sean providencias gede cuanto ocurra y ejecuten en cada caso.

nerales relativas al uniforme manejo de las ren

tas, ya sea en el modo de su recaudacion, ó en ART. 24.

la cuota y plazos de su cobranza, las han de Si no obstante lo prevenido en el articulo an. cumplir sin alteracion alguna; bien entendido terior, despues de una prudente é imparcial que ni el superintendente, ni los intendentes conferencia de los asuntos, hiciere su naturale

podrán estancar ramos algunos, pi poner en za indispensable alguna competencia , siendo arrendamiento los que se administran, ó hacer de los intendentes con cualquiera tribunal, juez otra novedad en el sistema que se observe, sin ó magistrado, la decidirá la junta superior con

dictamen de la junta superior de gobierno, que tenciosa , y con asistencia del virey ó presiden acompañarán con testimonio de todo lo actuado te se verán los autos á puerta cerrada; y sin para obtener mi real resolucion, antes de proentregarlos a las partes, sin citacion, ni vista ceder á la ejecucion, y los ministros de dicha fiscal, se decidirán sobre la tabla, á no ser que

junta responderán de sus votos en lo que fueren alguno de los vocales pida tiempo, que nunca

contrarios al tenor de las leyes, y de esta orde se le concederá sino el muy preciso ; y si la

nanza y reales órdenes, ó de lo que hagan forcompetencia fuere entre la audiencia y juntas zoso y dicten las circunstancias, así como el susuperiores, ó de estas entre si ó con cualquiera perintendente de lo que ejecute por consecuenotra jurisdiccion, por privilegiada que pretenda cia de aquellos acuerdos. serlo, la decidirá el virey con dictámen de su

ART. 26. asesor general, oyendo antes á los fiscales de real hacienda, y lo civil, y el de cualquiera Corresponde tambien a las facultades del suotra jurisdiccion competidora, si lo tuviere, y perintendente poner el cúmplase en los títulos con arreglo al verdadero espíritu de las leyes y

de los intende:tes, y en los pagos de sueldos, articulos de esta ordenanza, se resolverán siem pensioves ú otros gastos que yo tuviere à bien pre los autos en el estado que tuvieren, y con

mandar ejecutar; y le será igualmente privativo la preferencia que debe darseles, para infor- disponer la remision de los caudales sobrantes marme con ellos por la via reservada de hacien en todas sus tesorerías á la que los necesite para da de Indias en las causas de ella , у económico atenciones de mi real servicio, ó deba custode guerra , y por el consejo en las demas , y en diarlos para su remision á eslos reinos, y por su el interin se ejecutará lo resuelto sin réplica, ni mano han de dirigirse a los intendentes las disescusa de los que sean interesados. — (V. COM- posiciones de la junta superior de gobierno, y PETENCIAS).

las reales órdenes que Yo no tenga á bien coART. 25.

municarles directamente, ó que por ser geneAunque lo dispuesto acerca de las juntas su rales, ú otra razon les pertenezcan. periores basta para que las reglas generales que

ART. 27. se han insinuado , gobiernen los casos y ocurrencias particulares que se ofrezcan, no obstan Cuando vacaren empleos que absolutamente te para evitar se confundan la autoridad y fa sea indispensable proveer por no poderse ser

vir por los iomediatos, como está mandado, se y arreglo que se requiere, y es necesario para rá igualmente propio de las facultades del super la buena administracion de justicia, y que por intendente su nombramiento interino á pro esta razon se ocasionan no pocos perjuicios á puesta del iutendente de la provincia donde aquellos mis vasallos con las dilaciones y creciacaeciere la vacante; y si esta fuere en las ofi dos gastos que se les siguen en las apelaciones cinas de rentas ó ramos estancados, la harán que indistintamente se interponen, y admiten los directores, y se oirá á los intendentes en para mi consejo de las Indias de providencias cuyo distrito haya de servir el provisto; y del de aquel intendente cortra lo dispuesto en el armismo modo podrá el superintendente, si ti ticulo 25 de la real instruccion de 31 de ocluviere justo motivo para ello, prevenir les formen bre de 1764, bajo de que se creó y estableció causa a cualquiera empleado, y le avisen sus en la misma ciudad la intendencia de la isla de resultas y la determinacion que tomen, y la lle Cuba , la real cédula de 22 de agosto de 66 devará a la junta superior de gobierno, para que claratoria de varias dudas acerca de ella, y si hubiere algo que prevenir, lo haga en cuanto otras determinaciones posteriores; deseando sea gubernativo y económico para la seguridad tomar un temperamento, que al mismo tiempo del ramo y oficina del procesado; pues asegu que sea capaz de contener dichos inconvenienrados los caudales ó alcances que le resulten, tes, y perjuicios haga que tengan el mas cumno debe impedirse el recurso de apelacion a la plido efecto mis benéficas intenciones, fui serjunta superior contenciosa á ninguno que sirva

vido mandar al mismo consejo me propusiese con mi real titulo ó aprobacion, entendiéndose lo conveniente sobre el mejor sistema del refeasi lo dispuesto en el art, 16, y que la junta con rido tribunal de apelaciones; asi en orden al métenciosa no ha de mezclarse en nada de lo que todo que en él se observa en la sustanciacion de haya dispuesto la gubernativa; pues solo debe las causas, como por los crecidos derechos que ceñir su conocimiento y providencias al mero se devengan; y habiéndose examinado en el espunto de si ha habido ó no justa causa para la te asunto con la mas detenida meditacion, y aususpension ó privacion.-(Este articulo con el diencia de mi fiscal, me hizo presente su dic28 y 29 y el 16 se mandan observar en la Habana támen en consulta de 4 de agosto último: en su por real orden de 19 de julio de 1828 á consulta

vista , y teniendo presente que aunque para la de dudus ocurridas sobre alzadus interpuestas mejor espedicion y manejo de mi real hacienda de providencias gubernativas, y la aparente

se creó por el art. 4.° de la real instruccion de contradiccion de dos reales órdenes anteriores.) intendentes de Nueva-España, en lugar de la

junta de hacienda , de que habla la ley 8, tit. 3, lib. 8, una superior que debe entender, en el gobierno y administracion de justicia en materias de ella, y en lo económico de guerra con

las facultades necesarias en su direccion y coColócanse la primitira real cédula de 13 de nocimiento, y absoluta inhibicion de los tribunoviembre de 1800, y la real órden de 27 de pales, y unica dependencia de mi real persona abril de 1836 en que se modificó, para que se por la via reservada , dejando los asuntos contengan å la vista las buses, sobre que se fué sen tenciosos que traigan origen de la real jurisdic. tando lu organizacion de ambas juntas, hasta cion ordinaria , y causa de policia y gobierno el año de 1839 que erigida la audiencia de la en apelacion de los intendentes, sus subdelegaHabuna se adoptaron en su constitucion los ar dos, y demas jueces ordinarios, sujetos a la ticulos 13 y 14 de la ordenanza de 1803 (1. 1.o, respectiva audiencia del distrito, segun lo es pag. 282).

tán por las leyes, no ha podido establecerse en

la Habana dicha junta superior à causa de no Real cédula de 13 de noviembre de 1800.

residir alli la audiencia, cuyo regente y por su «El Rey.- Por cuanto ballanılome enterado escusa el oidor decano, deberia ser uno de los que el tribunal de apelaciones establecido en la vocales con el fiscal de real hacienda, y consiciudad de la Habana para entender en las ma derando tambien, que sin embargo de ello para terias de real hacienda, no se halla en el estado evitar los esprcsados inconvenientes, seria con

ORGANIZACION DE LA JUNTA SUPERIOR DIRECTIVA DE IA

CIENDA , Y DE LA CONTENCIOSA EN LA HABANA.

veniente el que se estableciese dicha junta supe. de marina, y del fiscal de real hacienda, con rior de real hacienda, con las facultades y ju voto, y cuando no asista el intendente lo hará risdiccion que tiene por la citada instruccion de su asesor sin perjuicio de que asista otro letraintendentes de Nueva-España, á que deberian do en la forma esplicada, con lo cual estando arreglarse los individuos de que se compusiese, dichos letrados calificados por mí, sin pender tanto en órden á la celebracion de juntas segun sus ascensos det intendente, espero que arreel art. 6.°, como en cuanto a lo demas, debien- glándose á lo que dispone la citada instruccion do estar á su cargo no solo lo directivo y eco de intendentes de Nueva España, queden salvanómico de mi real hacienda , sino tambien lo dos los inconvenientes que se han tocado hasta contencioso en cuanto á las apelaciones, y de- aqui, y estas materias con el arreglo, y distinmas de que debe conocer, se encuentra el in cion qne deben tener; pero si en alguno, ó alconveniente de que no habiendo en la isla de gunos puntos, se tropezase con inconvenientes Cuba mas intendente que el de la Habana, y que no permitan la observancia de la misma siendo subdelegados suyos con facultades limi instruccion, es mi voluntad, se presenten con tadas, los que ejercen jurisdiccion en el resto distincion, claridad, é instruccion para la dede la Isla en materias de real hacienda, serán terminacion que Yo tuviere a bien tomar como pocas ó pingunas las causas en apelacion de que en ella se dispone; y finalmente que por estas no haya conocido aquel en primera instancia, ocupaciones los citados asesores , y los demas lo cual es un impedimento para que no inter

individuos no puedan exigir honorario, ni gravenga en tales casos en las determinaciones, co lificacion alguna aunque sean voluntarias, pues mo así se estimó en la citada instruccion pri se lo prohibo so pena de privacion de oficio, mitiva del año de 1764, y declaratoria de 66.

por deberse considerar funcion apeja á sus des Por esta razon, y conciliando estos estremos, tinos, y compensado el trabajo que causan con he resuelto, que por ahora se componga en la

el bonor que esta confianza les aumenta. Por Habana dicha junta superior, en lo contencioso

tanto ordeno y mando al gobernador y capitan con esclusion del intendente y su asesor: del general de la isla de Cuba, al intendente de ministro mas antiguo del tribunal de cuentas ejército de ella, y al tribunal de cuentas de la que deberá presidirla, y en caso de enfermedad, Habana, etc. » ausencia , ú otro impedimento el que siga por el

Real órden de 27 de abril de 1836. mismo órden de antigüedad: del contador de Exmo. Sr. - Las importantes funciones coejército: del asesor del gobierno: del auditor metidas a esas juntas de real hacienda, exigen de guerra, y del auditor de marina , guardando que estas corporaciones se organicen de un moestos tres en los asientos y firmas el orden de do análogo, definitivo y calculado, de suerte la antigüedad en sus destinos: que tambien asis que correspondan en resultados al fin para que ta el fiscal de real hacienda ; pero sin voto por se instituyeros. Bien convencida la Reina Goser parte en estos negocios de justicia, y para bernadora de estas razones, y de que la real órel caso de que alguno, o algunos de dichos tres den de 29 de noviembre de 1834 no llena el obletrados se hallen imposibilitados de asistir, dejeto cumplidainente, porque tiene el carácter beran sustituirles los asesores del tribunal de de medida provisional, segun en ella se esprealzadas, el de correos, y del consulado, en sa , dispuso que el consejo real de España é Intrando a ocupar el lugar del que falte por este dias, examinase de nuevo el espediente del orden. Que para lo directivo ó económico de asunto y todos los demas datos y noticias que real hacienda se componga la junta del inten- juzgase conducentes, para estender su opinion. dente general que la presidirá, del ministro mas Asi se ha verificado, y S. M. en vista de las reantiguo del tribunal de cuentas, y en su defec flexiones y raciocinios en que apoya su dictáto del que le siga por el mismo órden de anti men; se ha servido resolver, que la junta direcgüedad: del contador de ejército, y por su falta tiva de esa real hacienda se componga en adedel tesorero: del asesor de gobierno, en su de lante, del intendente presidente, del subdecano fecto del auditor de guerra , y por su falta del del tribunal mayor de cuentas , (1) del teniente

[ocr errors]

(1) En el dia concurre á la junta el decano del tribunal de cuentas, sin duda por haberle cesado sus

« AnteriorContinuar »