Imágenes de páginas
PDF
EPUB

gobernador mas moderno, del fiscal de real ha mente, no creyendo S. M. que para funcionacienda, y del contador general de ejército y real rios pundonorosos sean necesarios otros estimuhacienda. Es asi mismo la voluntad soberana, los que los del celo y amor al real servicio, haque esa junta contenciosa de real hacienda, co bida por otra parte consideracion al estado de mo tribunal superior de apelaciones, se com penuria y escaseces del real erario, y á que las ponga del intendente presidente , del decano circunstancias en que la nacion se encuentra hadel tribunal mayor de cuentas, de los dos te cen indispensable una estricta economia en tonientes gobernadores mas antiguos, del mas an dos los ramos, se ha servido mandar, que cetiguo de los auditores de guerra ó marina, y se desde luego la asignacion o ayuda de costa del fiscal de real hacienda. Y con el objeto de de que trata la real órden citada de 29 de roevitar, que en lo sucesivo se susciten dudas o viembre de 1834, que queda derogada en esta promuevan obstáculos, se ha servido S. M. de

parte, y quiere igualmente, que V. E. Jaga enterminar se observen las siguientes prevencio tender a los vocales de ambas juntas, que asi cones generales. — 1.* Que el intendente presida mo será para S. M. suniamente grato recompensiempre que no esté legalmente inhibido de vo sar oportunamente las pruebas de asiduidad, é tar en las materias que hayan de sustanciarse.— infatigable laboriosidad con que contribuyan a 2.- Que en los casos en que el intendente esté in promover los intereses de la real hacienda , vo hibido de la presidencia en la junta contenciosa, solo con sus conocimientos, sino tambien con ocupe su lugar para este fio el decano del tribu- una asistencia esmerada y nunca interrumpida á nal de cuentas, reemplazando á este el subdeca las sesiones, para que el servicio no sufra retraso, no del mismo.—3.* Que el fiscal no tenga voto del mismo modo hará sentir su soberana inen los negocios en que haya actuado como par dignacion al que se desvie de la senda que marte.-4.* Que en conformidad de la real declara can el honor y los deberes de un encargo, no toria de 22 de febrero último, sea suplido el con menos esencial que los directamente peculiares tador de ejército en la junta directiva, en todos á cada uno, recomendando à V. E. que dé oporJos casos de ausencias ó enfermedad por el ofi tunamente cuenta , si lo que no es de esperar cial primero de la contaduría. 5.a Que el fuere necesario, para dictar inmediatamente la órden de asiento sea el mismo en que se desig- oportuna providencia» nan los vocales en esta disposicion soberana, observándose igualmente para la sucesion de la Reglamento de la junta superior contenciosa que

aprobó la reul orden de 29 de noviembre presidencia. — 64. Que la reunion de tres voca

de 1834. les forme junta. – 7.* Que en el caso de po poder asistir a la junta respectiva el auditor mas Art. 1.° Se compondrá de un presidente, de antiguo, sea reemplazado por el mas moderno. un vicepresidente que concurra por su falta , y - 8. Que la falta de alguno de los tenientes go de cuatro vocales, que votarán y responderán bernadores sea suplida por el mas antiguo de por sí de sus votos, aunque algunos de ellos no los asesores de nombramiento real de los esta sean letrados, asistiendo ademas el fiscal de real blecimientos existentes en esa ciudad. -Y 9.a hacienda, para sostener sus derechos; pero sin que se celebren semanalmente las sesiones que voto (1). el intendente estime necesarias, con presencia 2.• Cesarán los llamados suplentes, por no de los negocios que hubiere pendientes. Final ser adecuado su establecimiento a la convenien

funciones de vice presidente de la contenciosa que aqui se le cometiao, desde que se instaló la audiencia y sala de togados. — Es potable una real órden al virey de Mejico de 6 de enero de 1792, que estrañando no se hubiese acordado en junta el expediente de igualas de la consulta; « recuerda las rectas y piadosas intenciones del Rey, para que todo asunto de aumento ó variacion de contribuciones se tratase con aquella justa consideracion de no causar á los vasallos gravámenes contrarios á la equidad y proteccion, que tan debidamente les corresponde, »

(1) Habiéndose consultado á S. M. si los jueces legos de la junta eran libres para votar y responsables de ello, se satisfizo por real orden de 14 de diciembre de 1825, no tener á bien S. M. acceder a la declaracion solicitada, por ser inoportuna , mediante d que no ha ocurrido caso, en que deba hacerse uso

te estabilidad de los magistrados de un tribunal que con relacion a las causas, y al depósito y pesuperior, al mejor y mas justificado despacho de nas se haya dispuesto por las leyes de Castilla y los negocios, ni á los sabios estatutos, por don de Indias en orden a las recusaciones de los prede se gobiernan las reales audiencias de Améri- sidentes y oidores de las audiencias, en todo lo ca, y aun las mismas juntas superiores conten que sea adaptable à la particular organizacion de ciosas de otras capitales. (1)

la misma junta ; entendiéndose en el concepto de 3.° Será presidente nato el superintendente presidente solo el superintendente, y en el de general delegado de real hacienda, y le compe-oidores todos los individuos de la junta, incluso terá el ejercicio de esas funciones con voto en el contador mayor decano cuando presidiere: asuntos, de que no hubiese conocido en el tri sin que por esto pueda conocer la junta del rebunal de la intendencia.

curso desúplica. 4.• En ese caso, y en todas las demas ocasio 8.• En el caso de que tanto para la determinanes que no asista , deberá ser sustituido por el cion del artículo de recusacion como para cualcontador mayor decano del tribunal de cuentas, quier otro, ó para dirimir las discordias que pueá quien se concede el carácter de vice-presiden dan ocurrir, no hubiese tres jueces letrados, el te de la junta , bajo el concepto de no poder con que á la sazon presidiese la junta , nombrará el currir á ellas sino cuando no lo hiciese el supe- abogado o abogados que fueren necesarios , obrintendente.

servándose en todo lo que no sea contrario á 5.° Serán vocales propietarios y fijos el sub esto cuanto se haya determinado por las reales decano del tribunal de cuentas, el auditor de cédulas y órdenes dadas anteriormente sobre guerra de la capitania general, el teniente de la materia (3). gobernador primero, y el auditor de marina, los 9.° El Gscal despues de concluidos los alegacuales guardarán en los asientos y firmas el ór tos de las partes en estrados, recomendará de den de antigüedad en sus respectivos destinos. palabra lo mas que se ofrezca á su representa

6.° El vicepresidente en su caso, y el conta cion. Concluida la ilustracion de hechos que se dor mayor subdecano tendrán voto , aunque ha necesite, en una ó mas sesiones, el presidente yan dado noticia de la mala versacion, fraude ó declarará por vista la causa, y una vez tocada descubierto de que se trate é informado de los la campanilla para empezar la votacion , no perhechos que resulten de los libros ú otros seme mitirá interrupciones, ni que se falte en estos jantes , absteniéndose si de calificarlos hasta su importantes actos de justicia al decoro y comtiempo en junta superior, conforme a la real re postura, que es tan propio en magistrados, á solucion de la materia. (2)

quienes se fia su recta administracion en la se7.° La junta superior contenciosa conocerá y gunda instancia. determinará las recusaciones que se pusieren a 10. A ningun vocal se le podrá negar el arbicualquiera de sus vocales, guardando en ello lo trio de que se suspenda por aquel dia la votacion,

de ella, y por que cuando ocurra bastan los principios generales para resolverla , ademas de lo preveni. do terminantemente en el artículo 5o. de la ordenanza y leyes á que se refiere.

(1) Lo mismo se ratifica novisimamente por el artículo 6. del real decreto de ereccion de la audiencia de la Habana, mandando que su junta de bacienda se componga de los ministros que desiguan las leyes de Indias.

(2) Real cédula de 3 de agosto de 1801 espedida para la junta superior de Guatemala, y que se hizo estepsiva á la de la Habana por real orden de 1.o de mayo de 1832.

(3) Mandado cumplir sin alteracion alguna por real orden de 26 de julio de 1836, respecto á no ser probable, que en la definitiva organizacion de la junta resuelta en 27 de abril anterior falten los tres jueces letrados

para fallar las causas. Lo propio tenia sancionado de anterior el artículo 15 de la ordenanza de 1803. La real orden de 30 de diciembre de 1819, que se ratificó por carta acordada de 19 de enero de 1833, aprueba el acuerdo consultado de la junta sobre celebrar sus sesiones, siempre que concurran á lo menos cuatro vocales, con tal que no falte entre ellos un ministro de hacienda , ó el fiscal de esta , y que babiendo empate en la votacion, se decida por el suplente que hubiere, y en su defecto por el abogado que se nombre por unanimidad de votos, todo conforme á la real orden de 30 de junio de 1817, TOM. IV.

13

y pedir los autos para mejor imponerse; pero 13. El grado de suplicacion ó tercera instancon calidad de devolverlos a la inmediata junta, cia cuando la establezca el fiscal ó alguna de las y á mas tardar á la subsecuente en que indefec partes, queda reservado al conocimiento del sutiblemente y bajo responsabilidad ha de resel premo tribunal de estos dominios conforme al verse el negocio ya visto.

concepto que sostuvo la superintendencia, y se 11 La junta superior conocerá en segunda dignó aprobar S. M. á su consulta por real orinstancia de todos los negocios y causas conten den de 25 de setiembre de 1830. (3) ciosas que determinen en esta capital el tribunal 16. En el despacho de las causas se guardará de la intendencia, los jueces hacedores de diez á los fiscales la preferencia , que encargan las mos, el de la real lotería; el juzgado apostólico y leyes, llevando el presidente lista individual de real de la santa cruzada, el de la media annata todas las pendientes, que le presentarán el eseclesiástica y el juez de anualidades; y en las pro cribano de cámara y relator cada mes, ó cuando vincias de las que vengan en alzada de los res las pida para estar a la mira del curso de las pectivos intendentes y jueces de iguales ramos privilegiadas, que anden en trámites, y con constituidos en ellas (1).

respecto a las que tengan estado de darse cuen

á ta, la sala llamada de ordenanza la antigua de in una tendentes de Nueva-España, conforme a lo que el orden de su antigüedad, clase ó privilegio, co. se establece en el artículo 17 de la nueva de in mo punto gubernativo de su especial atribucion tendentes de Indias de 1803, con asistencia de y responsabilidad. (4) los contadores mayores que hubiesen fallado el 17. La junta contribuirá, segun lo previene negocio para el voto mere informativo que se les la real órden de 1.o de enero de 1829, á que no concede (2).

sean entorpecidas las funciones de los juzgados 13. (Se omite por versar sobre la materia de COM de las intendencias, de la junta directiva, y su• PETENCIAS, en que rige la real órden de 38). perintendencia general delegada ; como igual

14. En el deslinde de las facultades y atribu mente á guardar y hacer guardar el privilegio ciones propias asi de la junta superior conten fiscal de no oirse recurso alguno en cobros litenciosa, como de la directiva de real hacienda quidados , mientras la cantidad no se exhiba en servirán de pauta los artículos de la misma or tesoreria aunque sea á ley de depósito hasta la denanza de intendentes de 1803, que hablan so resolucion final. - (Véasc HACIENDA (tribunabre el particular segun quiere y manda otra real les de). órden de 1.° de julio de 1828.

18. En los espedientes de oficios vendibles y

[ocr errors]

(1) Es tambien atribucion de la junta conocer en primera instancia de las causas de los intendentes, y en 2.a de las de los ministros, y demas á quienes compete el fuero politico de hacienda de ejército: V. art. 86 de la ordenanza de 1786 con su nota , tom. 3. pag. 460.

(2) Real órden de 9 de marzo de 1835 d la intendencia de Filipinas. - » Copformándose la Reina Gobernadora con el parecer de la seccion de ludias del consejo real manifestado en informe de 13 de noviembre proximo pasado, se há servido resolver : que aptes de librar el contador mayor del tribunal de cuentas de esas islas una ejecucion sobre alcances, en que la parte do esté conforme, consulte previamente con la sala de ordenanza , la cual deberá reunirse para este efecto una ó dos veces a la semana, quedando salvos los recursos del fiscal, y de las partes, despues de reintegrada la real hacienda. Tambien se ha servido mandar S. M. que en los casos, en que con arreglo a la ley 74. tit. 1. lib. 8, de Indias se interponga recurso de suplica de las providencias del contador mayor ante el superintendente presidente del tribunal, y antes que el negocio llegue á pleito , se vea precisamente y determine en dicha sala de ordenanza,

1, y de ninguna manera en el juzgado de la superintendencia.» – V CONTADURIAS DE CUENTAS tom. 2. pag. 468 y 479.–V. SOPLICAS EN GRADO.

(3) Establecida la sala de togados, han variado las circunstancias. (tom. 1, pàg. 282.)

(4) Real cédula de 20 de abril de 1778 declara peculiar al presidente del tribunal de apelaciones el indagar los pleitos pendientes, y bacerlos poner en lista para sa determinacion; y al fiscal de hacienda toca promover el curso de las causas, para que de este modo se evite todo perjuicio,

renunciables, de cuyas incidencias todas cono to y responsabilidad de procurador recibido, ce la real hacienda esclusivamente por real ór. como se practica en las reales audiencias, estanden de 4 de marzo de 1831, si sobre su verda- do atenta la junta , á que en todo se guarde el dero valor para deducir los reales derechos, se órden y los trámites legales, así como la senciofreciesen dudas ó reclamaciones contra la de llez y celeridad en el despacho de causas de real claratoria de cualquiera de los intendentes, se hacienda tan justamente recomendadas, y sobre resolverán gubernativamente como hasta ahora que el fiscal hará las reclamaciones que incumcon sujecion á lo prescrito en el art. 152 de la ben á su ministerio. ordenanza de 1803, y el 162 de la antigua, sin 24. A la dignidad y decoro de los ministros perjuicio de lo que se sirya determinar el su de un tribunal superior importa, que ninguno premo consejo al ocurrirse por la real confir-leve derechos, firmas, honorarios, ni asistencia macion; pero suscitándose algun otro punto de ninguna clase, sino solo sus subalternos por contencioso, conocerá en grado la junta de ape. el arancel que se les prescriba. — (Se omite la ciones.

conclusion de este articulo y el 25 por contrai19. Ratifica al superintendente la facultad dos á una asignacion ya sin efecto, lo mismo que le declaraba el art. 21 de la ordenanza de que el 26 que encarga la formacion de ordenan1803; pero que se ha derogado novisimamente). zas de subalternos.)

20. Como que los vocales son fijos y perma Nota: La aprobacion impartida al precedennentes, estan interpelados por la ley para la te reglamento fue interina, «hasta que se deterprecisa asistencia en los dias y horas que se pre mine, si ha de establecerse en esa ciudad una fjarán, omitiéndose de consiguiente las multi audiencia territorial ; » como asi se verificó en plicadas y muy costosas diligencias de citacion 1838. V. AUDIENCIAS. ya á propietarios, ya á suplentes, que hasta ahora se han practicado con embarazos y perjuicios muy notables para el litigante , y mas espedito curso de los negocios, y para la activa cobranza

SUPERIOR DIRECTIVA, Y CONTENCIOSA DE HACIENDA. de los intereses reales.

21. El despacho se tendrá, para no impedir Real orden de 29 de marzo de 1836 comunicada el de los otros negocios del deber de cada vocal,

por haciendu á gracia y justicia, y á las dos en las tardes del martes, jueves y sábado de ca intendencias. da semana, anteponiéndolos cuando sean feriados, entrando a las cuatro en estacion de in «Con el objeto de que esa junta contenciosa vierno del 15 de octubre á 15 de abril, y á las de real hacienda lenga una nueva organizacion, cioco en la de verano, y saliendo en aquellas á que no solo sea mas conveniente al servicio, siJas seis, y en estas á las siete, salvo el mejor no que al mismo tiempo impida , se susciten du. arreglo y aun aumento de dias y horas, que con das sobre los individuos que debap formarla, se el tiempo estime mas conforme y hará poner en ha servido resolver la Reina Gobernadora, des. plapta el superintendente. En las tardes de los pues de haberse enterado de lo que sobre el sábados que se señalan en cumplimiento de la particular ba consultado el consejo rcal de Esley 78, tit. 15, lib. 2o de Indias, se despacharán paña é Indias, que la referida junta se componlos pleitos contenciosos del tribunal mayor de ga del intendente como presidente, cuando no cuentas.

esté legalmente inhibido de votar en las mate-22. Habrá un libro de votos secretos en que rias, que hayan de sentenciarse, y como vocase sienten y firmen los particulares de cada les del regente de esa audiencia territorial, de vocal, que no hiciesen sentencia , manteniéndo los dos oidores mas antiguos de la misma, y del se reservado y bajo llave, que conserve el pre

fiscal de real hacienda que asistirá siempre aunsidente. En no constando allí sentado el voto, que sin voto en los negocios que hubiere actuase entenderá que el vocal estuvo con la mayoría. do como parte. Es asimismo la voluntad de S. M. 23. Para obviar estravíos de procesos y las

que el orden de asientos sea idéntico al en que dilaciones que acarrean, no se entregarán a las van designados los individuos; que la reunion partes para sus alegatos, sino bajo conocimien de tres vocales forme junta; que en el caso de

ORGANIZACION EN PUERTO RICO Y MANILA DE LA JUNTA

impedimento legal de alguno de ellos, por el nega de sal. En 1829 ya produjo 844.957 ps., de cual se encuentre imposibilitado de asistir, le que correspondian 444.555 á los frutos esportasustituya el inmediato de la corporacion á que dos, y 400.402 al consumo de carne y sal. Poco pertenezca. Finalmente quiere S. M. se adopten despues, el bajo precio de los frutos y el alivio por V. S. las disposiciones conducentes á fin de que demandaban, obligó a la cesacion del graque se celebren todas las sesiones que sean ne voso impuesto, que volvió a renovarse en parte cesarias, para que los negocios no se retrasen, sobre el AZUCAR Y CAFE (tom. 1.° pág. 310) á haciendo V. S. entender a los vocales la obli pesar de su notoria decadencia ; subsistiendo el gacion en que estan constituidos de concurrir del ganado refundido en el general de CONSOpuntualmente, no empleando menos celo en el MO, y el de la sal, que ya desestancada paga los desempeño de estas funciones, que en el de 20 rs. por fanega como derecho de entrada. aquellas que les son peculiares, en el concepto de que asi como S. M. atenderá oportunamente

JUNTA DE DIEZMOS. – V. DIEZMOS. al mérito que contraigan en este servicio, verá con el mayor desagrado cualquiera omision ó JUNTA DE ALMONEDAS. V. ALMOtibieza, que será severamente reprimida, á cu NEDAS. yo fin dará V. S. cuenta asi que la nolase. »

En Puerto-Rico por anterior resolucion de JUNTA DE MONTE PIO. V. MONTE 25 de setiembre de 1832 consultada por el con PIO. sejo se organizaba ya la junta superior contenciosa con los mismos vocales y subalternos de JUNTA DE ARANCELES. – V. ARANCEla audiencia, en cuya sala se tendrian las sesio - LES (tom. 1.o pág. 298, 315 y 331). nes; omitiéndose lo de la presidencia del intendente. Con la variaciou que en esto hacia la de JUNTA DE FOMENTO Y COMERCIO.1836, hubo cuestion sobre el local de las jun V. FOMENTO. tas, que comenzaron á celebrarse en la posada del intendente; despues en la del regente por JUNTA DE COLONIZACION. – V. COel impedimento legal de aquel en todas las cau LONIZACION : Ý FOMENTO (tom. 3.° pag. 297). sas, como que las juzga en primera instancia; y por último se celebran en la sala de la audien JUNTA MUNICIPAL. – V. PROPIOS. cia por real aclaracion de 17 de abril de 1837, sin que asista el intendente. - Y pende la reso JUNTAS Y CONGREGACIONES, debe lucion á la consulta que elevó el regente en el presidirlas el juez real: V. HERMANDADES Y propio año de 36, para que se adoptase como COFRADIAS. medida mas cocforme al sistema judicial de la Peninsula , el que la audiencia fallase en segun JURAMENTO. - El ceremonial para el que da y tercera instancia las causas de hacienda lo debe prestarse al tiempo de la recepcion de nuemismo que las del fuero comun, con la inter vos jueces y magistrados, se dispone por el sivencion del fiscal en lo que se interese el erario, guieote y el voto informativo de los contadores de cuentas en pleitos de su tribunal.

Cap. 10 de las ordenanzus de audiencias circu

ladas á la Peninsula con real orden de 25 de JUNTA DE AUXILIOS. Se creó en la diciembre de 1835. Habana por acuerdo de sus gefes superiores de 16 de abril de 1825, y se extinguió por real ór 64. Ninguno de los magistrados ni de los suden de 17 de setiembre de 28. Propuso y se balternos de las audiencias, cuando fueren nomadoptó ( abril de 26) el impuesto estraordinario brados, podrá entrar á ejercer sus funciones, sin de 1 peso en caja de azucar, 4 rs. en saco de prestar juramento ante todo el tribunal reunido, café, 4 rs. en arroba de cera , 20 rs. por cabe segun se prescribe por real decreto de 1.c de za de ganado vacuno, y 1 peso por la del de abril de 1834. cerda o lanar en su consumo, y 20 rs. por fa Los jueces letrados de primera instancia de

« AnteriorContinuar »