Imágenes de páginas
PDF
EPUB
[ocr errors]
[ocr errors]

para ellos mismos, sino tambien infamia para sus maes- en que, sin embargo de su muerte, metieron sus cenizas tros; á los cuales fué á las veces perjudicial la soltura en un solemne triunfo que le concedieron por dejar vende sus inobedientes discípulos ; que con aquella aino- cidos y allanados á los enemigos; cosa que no se otorgó Destacion pretendia acudir átodo, porque, si siguiese su á otro ninguno antes ni adelante que despues de muerconsejo alcanzaria lo que deseaba, donde no, protes- to triunfase. Tuvo con este Emperador gran cabida Cetaba delante de todo el mundo que no tenia parte en lio Taciano, procurador del fisco. Este se dió tan buena sus desórdenes, si algunos hiciese. Dos puentes levantó maña, que fué buena parte para que Trajano señalase Trajano de obra maravillosa , la una en Alemaña sobre por su sucesor á Elio Adriano, cuyo ayo era tambien el Danubio, rio el mas caudaloso de toda Europa , la Taciano; pero mas liizo al caso para esto el amor que olra en aquella parte de España que llamamos Extre- la Emperatriz le tenia , y sobre todo que estaba casado madura, y se llama la puente de Alcántara, puesta so- con Sabina, hija de liermana del mismo Trajano, yaun bre el rio Tajo; y parece por un letrero antiguo que allí tambien era deudo suyo y natural de Itálica , patria está que se hizo repartimiento para el gasto entre mu- del mismo Trajano. Elio Sparciano le hace natural de chos pueblos de aquella comarca. Es esta obra una de Roma, y dice que su padre tuvo el mismo nombre que las principales antiguallas de España. En el Andalucía, él, y su madre fué Domicia Paulina , matrona principal en un pueblo llamado Azagua, de la orden de Santiago, nacida en Cádiz. Sus virtudes y prendas muy aventajahay dos piedras en aquel alcázar, basas que fueron de das, y el conocimiento que tenia de muchas cosas le dos estatuas puestas en memoria de Matidia y de Mar- ayudaron mas que otra cosa ninguna. Luego que se encia, hermanas de Trajano, como se entiende por sus cargó del imperio , con intento de visitar todas las proletras. Por este mismo tiempo los soldados de la sépti-vincias, partió de Roma, y por Aleinaña pasó á Ingalama legion, que se llamaba Gemina, desamparada la terra, de alli revolvió hacia España, despues á Africa ciudad de Sublancia por estar puesta en un ribazo en las y al Oriente, siempre con la cabeza descubierta , y las Astúrias, dos leguas mas abajo fundaron un pueblo, mas veces á pié. En este largo viaje se dice que en Tarque de los fundadores se llamó Legio, y hoy es la ciu- ragona corrió gran peligro de la vida, á causa que cierto dad de Leon, de poca vecindad, pero muy antigua, y esclavo, estando descuidado, arremetió a él con la esque en un tiempo fué asiento de los reyes de Leon, pada desnuda; entendióse que estaba fuera de sí, y sin cuando despues de la destruicion de España las cosas otro castigo le entregó á los médicos para que cuidasen de los cristianos comenzaron á levantar cabeza. Go- dél. Dividió á España, como lo testifica Sexto Aurelio bernó Trajano la república por espacio de diez y nueve Victor, en seis provincias, la Bética , la Lusitania, la años y medio. Levantó contra los cristianos el año ter- Cartaginense, la Tarraconense, la Galicia y la Mauritacero de su imperio una persecucion la mas brava que nia Tingintana. Y segun se entiende por algunos lese pudiera pensar, lanto mas, que todos le tenian por treros deste tiempo y algunas leyes del Código de Juspríncipe templado y prudente en lo que hacia. Apla-tiniano, los gobernadores de la Bética y de la Lusitania cóse algun tanto cinco años adelante á causa que Pli- á esta sazon tenian nombre de legados consulares, y nio el mas mozo, procónsul á la sazon de Bitinia, le de presidentes los que tenian cargo de las otras cuatro avisó por una carta suya que la supersticion cristiana, provincias. No tuvo este Emperador sucesion; por esta así la llamaba, se debia reprimir mas con maña que con causa adoptó por hijo y nombró por emperador desfuerza , por estar derramada, no solo por las ciudades, pues de su muerte á Cevonio Commodo Vero, padre del sino tambien por las aldeas, y no probarse á los cris- otro Vero que imperó adelante junto con Marco Antotados delito alguno, fuera de ciertas juntas que hacian nio el Filósofo. Dióle luego nombre de César con reantes del dia para cantar himnos en alabanza de Cristo. tencion para sí del de Augusto. Deste principio se tomó Respondió Trajano que no se hiciese pesquisa contra la costumbre que se guardó adelante que los hijos ó sulos cristianos, pero que si suesen denunciados, los cas- cesores de los emperadores antes de heredar se llamatigasen. Murieron en esta persecucion cristianos sin sen Césares. A instancia de los judíos revocó la ley de número y sin cuento. Ni aun España quedó libre y lim.

y Vespasiano, en que les vedaba el poblar la ciudad de Jepia desta sangre; entre los demás fué martirizado

Man- rusalem; dióles licencia para que la reedificasen en un cio, primero obispo de Ebora, italiano de nacion y na- sitio algo apartado de donde estaba primero; y mudado cido en la via Emilia, como algunos sienten, hasta de- el nombre antiguo de Jerusalem, mandó que se llamase cir que fué uno de los setenta discípulos de Cristo. Su Elia. Con esta ocasion y alas que les dió, y principalcuerpo, al tiempo que los moros se apoderaron de Es- mente por quitarles la circuncision, y por un templo paña, de Ebora, donde padeció, fué llevado á diversas de Júpiter que hizo edificar junto a la nueva ciudad, lopartes, y últimamente reparó en las Astúrias. Tiene un maron de nuevo las armas y se rebelaron; pero en breve rico monasterio con su advocacion á una legua de Me- fueron sujetados, y pereció gran número dellos en Bedina de Rioseco en un lugar llamado por esta causa tera ó Beloron, en que se hicieron fuertes con su cauVillanueva de San-Mancio. Padecieron asimismo Maca- dillo, que llamaron adelante, avisados por su daño, Barrin, Justo y Rufino, no en Roma, como algunos dicen, cosban , que es tanto como hijo de mentira , ca los sinó en Sevilla, como Dextro lo testifica, ciudad

que sacó de juicio con decir que él era el Mesías prometido, antiguamente se llamó tambien Rómula, como se halla como lo testifican los libros de los hebreos. Ordenó en algunas piedras que allí se conservan, y debió ser otrosí el onceno año de su imperio que ninguno fuese la ocasion deste tropiezo. Falleció Trajano en Cilicia, castigado por ser cristiano si no le averiguaban algun en una ciudad llamada entonces Selinunte, y adelante olro delito. Tomó este acuerdo movido por las apoloTrajanopolis, que es lo mismo que ciudad de Trajano, gias que en favor de los cristianos le presentaron en en sazon que volvia de la guerra de los Partos á Roma, | Aténas Arístides y Cuadrato, personas de gran nom

[ocr errors]

bre. Asimismo Sereno Granio, procónsul de Asia , le « Mas quiero salvar un ciudadano que matar cien eneescribió una carta en el mismo propósito. Por todo lo migos.» No se sabe cosa alguna que hiciese en España; cual se aficionó tanto á los cristianos , que trató de su nombre empero se halla en algunos letreros romaponer á Cristo en el número de los dioses, y en las ciu- nos de aquel tiempo, que no se ponen aquí. Murió Antodades luizo edificar templos sin imágenes, es á saber, de nino Pio cerca de Roma de su enfermedad el año 162. las que los gentiles usaban. Demás desto,

por entender

Dejó por sucesores suyos á su yerno Marco Aurelio Anque el imperio romano era tan grande que con su mis- tonino, por sobrenombre el Filósofo, y á Antonino mo peso se iba a tierra , determinó ponerle aledaños. Vero, hijo del otro Commodo Vero que adoptó Adriano. Hizo para esto derribar la puente que Trajano levautó Fué esta la primera vez que se vieron en Roma dos einsobre el Danubio, y á la parte del oriente quiso que el peradores con igual poder y mando. Falleció Vero rio Eufrates fuese el postrer lindero del imperio hasta nueve años adelante de su enfermedad. Señalóse en desamparar lo que de la otra parte de aquel rio tenian

quc renovó la persecucion contra los cristianos. Sosegó conquistado. Grande fué la gloria que ganó por todas en el Oriente los movimientos que los persas habian estas cosas. Tuvo falta de salud, tanto, que en Bayas, levantado. Fué el primero, segun se entiende, que dió por huir de las manos de los médicos, con no comer se á los gobernadores de las provincias título de condes. inató. Gobernó el imperio veinte y un años. Hizo dos CO- Por su muerte quedó Marco Aurelio Antonino con todo sas muy feas: la primera, que quitó los cargos y redujo á el cuidado del imperio, Príncipe aventajado en bondad vida particular á su ayo Taciano, sin embargo de lo mu- y virludes; de sus estudios y doctrina el nombre de cho que le habia servido, y no contento con esto, des- Filósofo da bastante testimonio. Hizo en persona guerra pues le hizo morir; para aviso de cuán presto el favor á los marcomanos, gente septentrional, que hoy son los de los principes se muda y se trueca, ya las veces grandes moravos. Padecia grande falta de agua al tiempo de servicios se pagan con extrema ingratitud. Fué Taciano encontrarse con los enemigos, y la gente toda para español y natural de Itálica , patria destos dos empera- perecer de sed. Iban en su compañía muchos cristiadores. La otra fué peor, es á saber, que por el contra- nos alistados en la duodécima legion, por cuyas orario le cayó tan en gracia Antinoo, mozo con quien usa- ciones cayó tanta agua, que se remedió la necesidad. La ba torpemente, que de la suciedad del retrete le sacó tempestad y torbellino fué tal, que con los rayos y relámy puso en el número de los dioses; ca le edificó tem- pagos, que daban de cara á los enemigos, quedó la vicplo y una ciudad en Egipto de su nombre para eterna toria por los romanos. Muchos hacen mencion deste memoria de su deshonestidad y sollura, mancha muy suceso tan notable. Julio Capitolino dice que por las fea de las virtudes que tuvo. En este tiempo Basilides en oraciones del Emperador se aplacaron los dioses y cayó Egipto y Salurnino en la Suria despertaron la secta de la lluvia. A nuestros escritores, muchos y muy antiguos los gnósticos, que confundia las personas divinas y su- que refieren la cosa como está dicho, favorece Dion y jetaba el libre albedrio y sus accioues á la fuerza del una carta del Emperador que anda en griego y en latiu hado y de las estrellas, además que decian que la justi- sobre el caso, además del nombre de Fulminatrix que cia cristiana depende solamente de la fe. Un discípulo se dió a aquella legion , y quiere decir echadora de de Basilides, llamado Marco, vino á España, y en ella rayos, cuyo rastro del sobredicho nombre queda en sembró esta mala semilla. Allegáronsele entre otros una Tarragona en un huerto de Juan de Melgosa, donde cierta mujer, llamada Agape, y un retórico, por nombre hay un epitafio con eslas palabras vueltas de latin en Helpidio. Destas cenizas y rescoldo, Prisciliano los años romance: adelante encendió un grande fuego, como se tornará á Á LOS DIOSES DE LOS DEFUNTOS. Á JULIO II, QUE VIVIÓ TREINTA decir en su tiempo y lugar.

Y NUEVE AÑOS, DOS MESES Y DIEZ DIAS, JULIO JOSCO, DE LA

DUODÉCIMA LEGION LANZADORA DE RAYOS, Á SU LIBERTO BUENO
CAPITULO VI.
De los tres emperadores Antoninos.

Fuera desta inscripcion, que es harto notable, hay en

Barcelona en las casas de los Requesens delante la iglesia Falleció Commodo Vero poco despues que fué adop- / de los santos Justo y Pastor un testamento deste tiempo tado y nombrado por César. Tenia poca salud, y no pa- cortado en muchas piedras, la mas señalada antigualla rece hizo cosa alguna memorable. Entró en su lugar y que

deste genero se conserva en España. Por él se encargo Tito Elio Antonino, y así despues de la muerle tiende que la usura centésima de tiempo de los romaAdriano sin contradiccion sucedió en el imperio el año nos era cuando se acudia cada un año al acreedor con de Cristo de 139. En veinte y dos años y siete meses que la octava parte del principal, que es lo mismo que a imperó mantuvo todas las provincias en tanta paz, que razon de doce por ciento; de manera que en espacio de fué tenido por muy semejante á Numa, entre los reyes cien meses se doblaba el caudal, de do se llamó usura de Roma amicísimo de la paz. Todos holgaban de obe- centésima, ó sea porque al principio de cada mes , decer á príncipe tan bueno, y él no se descuidaba en cuando acostumbraban á hacer las pagas, daban al granjear a todos con buenas obras. En lo que mas se logrero la centésima parte de dinero que prestó. Las señaló fué en la clemencia y mansedumbre, virtudes palabras del testamento no pongo aquí por ser largo; que le dieron renombre de Pio y de Padre de la patria. la suma de lo que contiene es : « Que Lucio Cecilio, No persiguió a los cristianos como lo hicieron los em- centurion de la legion séptima Gemina y dichosa, y peradores pasados. Quitó y reformó los salarios públi- de la legion décimaquinta Apollinar, que sirvió a los cos á los que no servian sus oficios, como a gente que emperadores Marco Aurelio Antonino y Aurelio Vero y

у era carga pesada de la república y de ningun provecho. tuvo otros diferentes cargos, manda á la república de Suya fué aquella sentencia dicha antes por Scipion : Barcelona siete mil y quinientos denarios con cargo

Y LEAL LO HIZO.

[ocr errors]
[ocr errors]

que de las usuras semises, que era la mitad de la cen- Saliagun, y es uno de los principales santuarios de tésima, es a saber, seis por ciento, del dicho dinero lii- España. ciesen espectáculos de luchadores todos los años á 10 de junio, en que se gastasen docientos y cincuenta

CAPITTLO VII. denarios; y el mismo dia se diesen docientos denarios para aceite á los luchadores. La cual manda hace de

De los emperadores Severo y Caracalla. bajo de ciertas condiciones; si no las cumpliesen, sus- El emperador Commodo fué muerto año del Señor tituye en la dicha manda con las mismas cargas á la de 193. Sucedió en el imperio Helvio Pertinaz, nacilo república de Tarragona para que liaya y lleve el dicho dinero. » Tuvo Marco Aurelio Antonino el im- clavos. Era 'muy viejo, de edad de setenta años. Tuvo perio diez y nueve años y un mes. Fallécio á 17 de el imperio solos dos meses y veinte y ocho dias. Los marzo el año de Cristo 181. Grande fué la fama de mismos que mataron á Commodo, por ser su bondad sus virtudes, y no menor la afrenta de su casa á causa tan conocida, dieron órden para que le diesen el scepde la mucha soltura de la emperatriz Faustina, su tro, que los soldados pretorianos le quitaron juntamujer, la cual, como quier que ni la pudiese reme- mente con la vida dentro de su mismo palacio. La lidiar, oi se resolviese de apartalla de sí, pareció aman- bertad y soltura del tiempo pasado hacia que llevasen cillar la majestad del imperio. Por lo demás su memo- | malla disciplina militar, que Pertinaz pretendia poner en ria y la de Antonino Pio, su suegro, sué en Roma tan su punto; que la 'reformacion de las costumbres es á agradable, que el emperador Septimio Severo, que tuvo los malos á par de muerte. Fué docto en las len- uas el imperio poco adelaute, hizo una ley en que ordenó latina y griega ; estudió en su menor edad derechos, y que todos los emperadores despues dél se llamasen An- luvo en ellos por maestro á Sulpicio Apollinar, aquel topinos, no de otra manera que antes se llamaban Au- cuyas periocas ó argumentos, andan al principio de las gustos. Verdad es que Elio Aurelio Commodo Auto- comedias de Terencio. Luego que Perlinaz fué muerlo, nino, luego que sucedió a su padre, con la torpeza de Sulpiciano y Didio Juliano acudieron á los reales de los sus costumbres escureció en alguna manera el lustre de pretorianos para, asuer de mercaderes, comprar cline aquel nombre y alcuña. Fué Augusto de lítulo, el ánimo perio como si estuviera puesto en alınoneda. Salió Juesclavo y sujeto a todos los vicios. Entendióse que una liano con su pretension con promesa que hizo de dar á concubina suya, llamada Marcia, le dió bebedizos, con cada uno de los soļdados veinte y cinco sestercios, que que le trastoruó el seso; por lo menos la misma fué montan seiscientas y veinle y cinco coronas, suma quo

У causa de su muerte por haber hallado en cierto memo- venia a ser cxorbitántc, y que en lin po lá puilo pugar; riul su nombre entre el de otros muchos que Çom- por donde desamparado de los soldailos y aborrecido

у modo pretendia matar. Comunicó el caso con un eunuco del pueblo, el sexto mes adelante le dieron la muerte por nombre Narciso; concertaron los dos de darle la por órden y traza de Septimio Severo, al cual en premio muerte, ejecutáronlo primero con yerbas que le dieron, desta hazaña hicieron emperador las legiones de Illiy despues, porque la fuerza de la ponzoña se tardaba, le rico ó Esclavonia. Nació en Leptis, ciudad de Africa, ahogaron. Vivió treinta y dos años solamente; dellos por otro nombre Tripoli de Berbería, que está asentada imperó los doce y mas ocho meses y quince dias. de la otra parte de la Sirte menor. Recompensó la licDícese que tuvo trecientas concubinas y otros tantos reza de su natural con la valeutia que tuvo muy grande, mozuelos escogidos para sus deshonestidades entre con que bizo grandes efectos; por donde vulgariente todos los que se aventajaban en liermosura. Fué el pri- se dijo que, ó no debiera nacer, o no debiera murir. mero de los emperadores romanos que vendió los ofi- Mostró su severidad en el castigo que dió a los prelocios y gobiernos, cosa muy perjudicial y dañosą. Julio Lorianos que tuvieron parte en la muerle de Pertinaz, Capitolino dice que el tercer abuelo de Commodo se ca despojados de las armas y de los vestidos, los desterro llamó Annio Vero, y que fué español, natural del mu- de Roma y de cien millas al rededor. En muchas guernicipio Sucubitano, que estaba en la Bética, hoy An- ras salió vencedor; en el Oriente sujetó á Pescenio Nidalucía. No falta quien diga que por este tiempo pade- gro, que se llamaba emperador, y de camino destruyó cieron los santos mártires Facundo y Primitivo á la ri- ta ciudad de Bizancio porque le cerró las puertas. En bera de Cea, rio que de los montes de Astúrias discurre Francia venció a Albino, que estaba levantado, aquel de por lo interior de Castilla. Atico, presidente de Gali- quien se tuvo por cierto que, á ejemplo de Aristides, cia, convidó á todos los soldados de aquella provincia compuso las Patrañas milesias, libro lleno de toda despara que se hallasen á cierto sacrificio; los dos santos honestidad y torpeza. Asimismo desbarató por tres no quisieron obedecer á este mandato, por lo cual los veces á los partos. Restituyó el gobierno de Roma en borró de las listas de los soldados; y atormentados en su antiguo lustre y majestad. Revolvió sobre Ingalaterra, diversas maneras, al fin con una segur les cortó las ca- y despues que sosegó á los ingleses, para impedir las bezas. Honraron los cristianos sus sagrados cuerpos ; entradas que hacian los escoceses sobre ellos por la edificaron en aquelmismo lugar un templo de su nom- parte que las riberas de aquella ista se estrechan mas, bre. De allí cuando los moros estuvieron apoderados que es por donde Escocia parte término con lo de 10de España fueron diversas veces llevados para mayor galaterra, acordó tirar un valladar ó albarrada de mar á seguridad á las Astúrias. Finalmente, en tiempo de don Alajóle la muerte los pasos, que le tornó en aquella Alonso el Magno y despues por mandado del rey de isla en la ciudad de Eboraco. Tuvo el imperio diez y Castilla don Fernando el Primero los volvieron al mismo siete años, ocho meses y tres dias. Las postreras palaJugar, y reedificaron el sagrado templo con un monas- bras que dijo fueron muy notables, es á saber: « Elimterio de monjes Benitos junto a él, que hoy se llama de perio que recebi alborotado, dejo á mis hijos sosegado;

[ocr errors]

mar.

[ocr errors]

tirme si fueren buenos, si malos poco durable. » Suya fué tambien aquella sentencia. « Todo lo fuí, y no presta

CAPITULO VIII. pada. » Movió persecucion contra los cristianos el no

De los emperadores Heliogabalo y Alejandro. veno año de su imperio. La carnicería fue muy grande. Aurelio Antonino Vario, sacerdote del sol en Fenicia, En España , en la ciudad de Valencia padecieron Félix, que es lo que significa el nombre de Heliogabalo, fué hijo presbítero, Fortunato y Arquíloco, diáconos. Dado que del emperador Caracalla. Hóbole en Soemis, hija de algunos en lugar de Arquíloco leen Arguileo, y aun pre- Mesa y sobrina de Julia. La hermosura de su rostro y lenden que padecieron en Valencia, la del Delfinado de gentil parecer, muestra muchas veces engañosa de Francia, por estar cerca de Leon de Francia, de donde ánimo compuesto, fueron grande parte para que los es averiguado que san Ireneo, obispo de aquella ciudad, soldados se le aficionasen. Ayudó otrosi la memoria de los envió a predicar el Evangelio. Dejó Severo dos hijos su padre, porque para asegurarse en sus maldades tede dos mujeres diferentes: el mayor, que se llamó Au- via granjeada la gente de guerra con darles y permirelio Antonino Basiano y que tuvo por sobrenombre tirles cuanto querian. Sobre todo su abuela Mesa con Caracalla de cierto genero de vestidura francesa así su buena maña y dádivas, que no debierou faltar, atrajo dicha que dió al pueblo luego al principio de su impe- á su parecer las legiones, y acabó con ellas que saludario, mató a su hermano menor , llamado Geta, que su sen á su nieto por emperador. Su vida y costumbres padre señaló en su testamento por emperador y com- fueron muy torpes á maravilla : dado á toda suerte de pañero de su hermano. Este hecho tan atroz le fué deshonestidad, hacia y padecia lo que no se puede esasaz mal contado y le hizo muy aborrecible al pue- cribir sin vergüenza. Llegó su locura á Lanto, que acoblo; y mucho mas otra nueva maldad, que fué casarse metió y intentó con artificio á inudar el sexo de varon, con Julia, madre del mismo Geta y su madrastra. Pasó grande afrenta y ultraje del imperio romano y de todo en esta locura tan adelante, que dió la muerte á todos el genero humano. No pudo el mundo sufrir monstruo. los que eran aficionados á su hermano; destos fué uno sidad tan grande; los mismos soldados de su guarda le Sammonico Sereno, médico muy famoso, y que escri- mataron á 10 de marzo el año de Cristo de 223. Era de bió muy aventajadamente en aquella facultad. Otro fué edad de diez y ocho años; tuvo el imperio tres años, el gran jurisconsulto Papiniano, no por otra culpa mas de nueve meses y cuatro dias. Fue el primero de los emporque no quiso defender en el Senado y abonar la peradores romanos que usó de vestidura toda de seda; muerte de Geta, ca decia : « Mas fácil cosa es cometer que antes del solo aforraban de seda los vestidos, que en el parricidio que excusarle. » Fué demás desto femen- aquel tiempo se compraba á peso de oro. Tambien se

á tido, en particular con muestra que dió de querer ca- dice que desde el tiempo de Heliogabalo y por su órsarse con una hija de Arta pano, rey de los partos, los den se introdujo la costumbre que los esclavos en las aseguró de manera, que en la ciudad de Carras los co- vendimias echasen pullas á sus amos y se burlasen gió descuidados y hizo en ellos gran matanza. No le con ellos de palabra. El sucesor de Heliogábalo fué su duró mucho esta alegría, porque, como era aborrecido primo hermano Severo Alejandro, que ya era César, cude todos, á tiempo que se estaba proveyendo, un sol- yas virtudes igualaron á los vicios de su antecesor; dado llamado Marcial arremetió á él y le dió de puñala- grande y señalado emperador si la muerte no le atadas. Era á la sazon de edad de cuarenta y tres años; jara. Lo primero, conforme a la costumbre de los cristuvo el imperio seis años, dos meses y cinco dias. Su tianos, á ninguno encargó gobierno alguno antes que le cuerpo llevaron á Antioquia, do estaba Julia, su madras- públicasen para si le tachaba alguno. No quiso vender tra y mujer, la cual, por el gran sentimiento con un los oficios y gobiernos, ca decia: «El que compra, puñal que se metió por los pechos, cayó muerta sobre forzosamente ha de vender.» Mostróse favorable a los su triste marido y entenado. Tragedias parecen estas. cristianos en tanto grado, que en su oratorio principal Entre las otras locuras de Caracalla se refiere que se tenia puesta la imágen de Cristo entre las de los dioses dio á contrahacer las cosas de Alejandro Magno, bien de la gentilidad. Jamás quiso recebir en su casa ni á su que mas imitaba las faltas que las virtudes. En parti- familiaridad, ni aun para que le saludase y visitase, á cular para remedalle traia la cabeza inclinada hacia el

persona alguna que no fuese de muy buena fama: aviso lado izquierdo. Opelio Macrino, prefecto del pretorio, para principes singular. Para recoger dinero, de que que es lo mismo que capitan de la guardia, á cuya per- tenia falla, inventó cierto género de imposiciones y suasion fué muerto Caracalla, le sucedió en el imperio tributos, que se cogian de las artes curiosas y vanas: incon voluntad de Audencio, hombre principal á quien vencion con que se remediaba la necesidad y se enfrelos soldados querian por emperador. No hizo cosa al- naban los vicios. Hizo la guerra contra los partos prósguna señalada ni antes ni despues deste tiempo; por peramente y contra Arlajerjes, su rey, que á cabo de esto y por el poco tiempo que gozó del imperio, apenas tantos años comenzaba á levantar el poder de los perse puede contar en el número de los emperadores. sas, que antes estaban sujetos á los partos. Concluida Mesa, hermana de Julia, dió órden que los soldados le esta guerra, revolvió con sus gentes contra Alemaña, matasen en Calcedonia juntamente con un hijo suyo do fué muerto por traicion de Maximino muy fuera de llamado Diadumeno. Lo cual sucedió á 7 de junio sazon, porque no pasaba de veinte y nueve años; dellos el año 219. Imperó solos trece meses y veinte y ocho los trece y nueve dias gobernó el imperio sin par por dias.

su grande rectitud, prudencia , mansedumbre y clemencia, dado que el castigo que dió á Turino Vetronio parece algo áspero. Porque vendia humos, es á saber, lavores y provisiones fingidas en nombre del emperador, le hizo ahogar con humo. El gran jurisconsulto Ul

[ocr errors]
[graphic]
[ocr errors]

DEIDAD Y MAJESTAD.

piano, natural de Tiro, tuvo tanta cabida con el empe- | bres asimismo del miedo que les amenazaba por la pepe rador Alejandro , que le hizo su chanciller, en pú- secucion que les movió de nuevo este Emperador. blico y en particular se gobernaba por sus consejos; Principalmente se empleaba su rabia contra los que demás desto, en cierto alboroto porque no lo matasen le presidian en las iglesias, como eran los obispos y sacubrió con su púrpura. No se sabe de posa alguna me- cerdotes. En particular en España, seis leguas de Turis morable que haya sucedido en España en tiempo des- ragona, de una cueva del monte Bufragano, donde eso tos emperadores. En Guadix hay una basa de estatua taban escondidos san Máximo y sus compañeros, de alli

puesta en memoria de Mammea, madre del emperador fueron sacados para darles la muerte. Adelante se eliAlejandro, cuyas palabras vueltas en castellano son las ficó en su nombre un templo en el mismo lugar para siguientes:

que fuesen mas honrados. Algunos sospechan que csÁ JULIA NANMEA AUGUSTA, MADRE DEL EMPERADOR CÉSAR MARCO te san Máximo es el que en Tarragona vulgar y coinunAURELIO SEVERO ALEJANDRO, PIO, FELIZ , AUGUSTO, MADRE DE mente llaman san Magi. Dejado esto, los emperadores LOS REALES LA COLONIA JULIA GEMINA ACCITANA DEVOTA Á SU Balvino y Papiero en cierto alboroto que levantaron

los soldados de la guarda fueron muertos dentro del Fué esta señora, como se entiende, cristiana , por lo primer año de su imperio. Estaba nombrado junto con menos tuvo particular familiaridad y trato con el famoso ellos por César y señalado en el Senado por sucesor, Orígenes. Era hermana de Soemis, y entrambas hijas Gordiano, nieto del otro Gordiano, mozo de tan pequena de Mesa y sobrinas de la emperatriz Julia. De Soemis y edad, que apenas tenia quince años; y sin embargo, el emperador Caracalla nació fuera de matrimonio, co- por muerte de los emperadores sobredichos, fué recimo queda dicho, el emperador Heliogabalo. Mammea bido sin contradiccion por emperador. Para el gobierno casó con Vario Marcello, y deste matrimonio procedió de la república le ayudó mucho su suegro Misiteo, perel emperador Severo Alejandro. Todas estas señoras sona que era muy prudente. Partió de Roma para hacer eran naturales de la Suria , de donde vinieron a Roma. la guerra contra los persas; concluida como se pudiera Por este tiempo el papa Antero, que gobernó la Iglesia desear, al tiempo que daba de sí grandes esperanzas, lo romana, escribió una carta a los obispos del Andalucía dió la muerte a traicion Filipo, capitan de su guarda , el y reino de Toledo, en que entre otras cosas dice que sexto año de su imperio. Escribió Gordiano una carta los obispos no pueden lícitamente ser promovidos de á su suegro, que se conserva hasta el dia de hoy, en que una iglesiu á olra por su particular interese y comodidad. se duele que los príncipes estén sajetos á los engaños

y embustes de sus mismos criados, que ponen asechanCAPITULO IX.

zas á sus orejas, y por este medio arman celadas á los De los emperadores Maximino , Gordiano y Filipo. que pretenden derribar, y levantan á los que no lo me

recen, sin que él mismo pueda por vista de ojos averia Julio Maximino, natural que fué de Tracia, de muy guar la verdad de lo que pasa. No hay duda sino que de bajo suelo (su padre Meca, godo de nacion , y su madre ninguna cosa los principes padecen mayor mengua quo Ababa, que fué de los alanos, como lo dice Simmaco), de la verdad; la cual iqué lugar puede tener entre las en ninguna cosa se señaló fuera de la estatura del cuer- continuas adulaciones de palacio, entre los embustes y po, que la tuvo muy grande, y las fuerzas y ligereza tan mañas y redes que tienden los privados por todas paraventajada, que atenia en correr con un caballo. Por tes? Sinsu ayuda, o por mejor decir, con semejante falta, esto pasó por todos los grados y cargos de la milicia; y ¿qué maravilla es que los principes á cada paso tropiecen, por la muerte delemperador Alejandro Severo se apo- pues andan en tinieblas y por la ignorancia son ciegos? deró por fuerza del imperio el año de Cristo de 239. Con- ¿Quién no sentirá grandemente que falte luz a los que servóse en él por espacio de dos años y algunos meses. Dios puso en la cumbre para que fuesen cuias de los Sosegó al principio las alteraciones de Alemaña; y de hombres y los sacasen de sus yerros con obras, consenuevo se apercebia para hacer la guerra contra los sar- jos y autoridad? Un solo camino se ofreee para reparar matas, que hoy son los polonos, cuando en la ciudad de este daño, enseñado de hombres muy graves, mas seSirmio, donde á la sazon se hallaba , le llegó nueva có- guido de pocos, esto es, que demás de los otros minismo los soldados de Africa habian alzado por emperador tros, como mayordomos, caballerizos, maestresalas, á Gordiano, presidente de aquella provincia, y que el con todo el otro atuendo de palacio, procuren, aunque Senado aprobara aquella eleccion. Acordó pues de mu- sea á costa grande, tener cerca de sí alguna persona do dar propósito, y encendido en deseo de vengarse, revol- conocida prudencia y bondad, que tenga licéncia y óre vió contra Roma. Detúvose algun tiempo sobre Aquile- den de referir al príncipe y avisarle todo lo que dél so ya , ciudad que á la entrada de Italia le cerró las puertas. dijere y sintiere, sea verdad o mentira, hasta los misEstando allí, vino otra nueva que el sobredicho Gordiano mos rumores vanos y sin fundamento del vulgo. Los con un bijo suyo del mismo nombre fueron muerlos en cuales avisos a las veces sin duda serán pesados, mas Africa; pero que el Senado en su lugar nombró por em- debelos sufrir, porque el provecho grande que de ellos peradores á Balvino y Pupieno, mas por tener perdida resultará recompensura bastantemente cualquier mola esperanza que los perdonaria Maximino que por lia- lestia; y es cosa averiguada que la verdad tiene las llarse con fuerzas bastantes para resistille. Hallábase raíces amargas, pero sus frutos son muy suaves, muy todo en grande peligro, y sucediera sin duda algun dulces sus dejos. No podrémos alcanzar esto, bien 10 grande estrago si no fuera que los soldados, por odio veo: los regalos y delicadezas de los principes cuán que tenian al tirano, de repente le acometieron y den- grandes sean, ¿quién no lo sabe? Los que ticnen por el tro de su alojamiento le degollaron. Con esto la ciudad principal fruto de su grandeza la libertad de hacer lo

. de Roma quedó puesta en libertad, y los cristianos li- que se les antoja sin que nadie les vaya á la mano. Por

[ocr errors]
« AnteriorContinuar »