Imágenes de páginas
PDF
EPUB

gencia. Si, pues , la constitucion quiere é intenta en ese artículo lo mismo que executa el tribunal de la santa Inquisicion , atendida su esencia y fin propio, ¿en qué puede estar la incompatibilidad tan asegurada é innegable al parecer de la comision?. Ya lo dice la misma imputándole mil defectos

Dicen, pues, que este tribunał ha cometido los mas horrendos é in. decibles delitos en los tiempos pasados , vexaciones injustas , persecuciones de inocentes, castigos cruelísimos , calabozos obscuros y mal sanos, confiscaciones de bienes, infamias de familias, prisiones horrorosas, tormentos acérrimos , y otras atrocidades semejantes ó mayores. Pero , Señor, abra los ojos V.M. : esas invectivas son falsas ó exageradas ; y si algunas fueren verdaderas, ó serán conformes á las leyes civiles que han regido hasta ahora , ó son defectos de los jueces s y no del tribunal. Hombres exer cen ese ministerio , estan expuestos á dexarse arrastrar de sus pasiones y separarse de las leyes si y ha sido otra la desgraciada suerte de todos los trihunales? ¿Hay alguno donde no se hayan visto injusticias cometidas por los jueces? ¿Y quién ha dicho que son vicios del tribunal, ó que es contrario á la constitucion, ó que por esa causa hayan de ser abolidos? Añado sin titubear , que si ha de haber algunos jueces integros y menos expuestos é cohecho y corrupcion , serán los inquisidores 5 porque ni el interes , ni la enemistad , ni alguna otra pasion les mueve para sacar reo al inocente; la caridad

por el bien de su alma , el zelo de la honra de Dios , son el món „vil de estos ministros ; y solo por eso á veces se ven en la dura y sensiblo obligacion de mortificarles el cuerpo , para que se salven las almas. No ignoro que ese zelo puede ser indiscreto, amargo , y no segun ciencia; pero esa indiscrecion , amargura é ignorancia no son defectos o delitos del tribunal , sino de los individuos que lo componen; y jamas podrá decirse que aquel sea injusto ú opuesto a la constitucion , aunque sí los que la quebranten. Son hombres falibles, que pueden engañarse y ser engañados. Pero , Señor , ¿hay tribunal alguno sobre la tierra , cuyos ministros gocen el privilegio de infalibilidad? ¡No deben todos los jueces sentenciar segun los méritos del proceso ? ¡Y no habrá sucedido muchas veces que hayan padecido inocentes, por resultar culpados? ¿Por qué, pues, se ha de zaherir á los tribunales de la Inquisicion , cuyos individuos son engañados! ¿Y podrá probarse que uno solo de los que apareciendo reos se indemnizó, probó su inocencia, y descubrió la falsedad de sus testigos , haya sido casa tigado? Antes al contrario, son castigados los falsos calumniadores

.. „Séame lícito confirmar esto.con la autoridad de D. Melchor de Macanaz en su defensa crítica de la Inquisicion ( tomo 11 , cap. IV, 1.50). „Siel acu. sado reconoce en el discurso de su causa los que le pueden haber acusado ó depuesto contra él , y los nombra, y da motivo para hacer ver que son sus enemigos, él queda libre', y ellos son castigados con todo rigor, como el Médico nos dice en su relacion de la Inquisicion de Goa, que le sucedió á José Pereyra de Meneses, que preso por sodomita , pudo descubrir la falsedad ; y sus acusadores y testigos pasaron por el tormento, se desdixeron , y fueron condenados á galeras, y uno de ellos á un presidio de las costas de Africa.” Y en el núm. 51 dice': „El año de 1714 prendió la Inquisicion en Madrid á una muger jóven, natural de Leon de Francia y acusada de estar casada en Leon ; haberse casado en Madrid, y hacer profesion del calvinismo. La misma noche en que se prendió se la tomó su de

claracion, y de ella resultó que tenia otros delitos, sobre que no conoce el tribunal, pero confesó ser católica, y haber cumplido con la iglesia en la parroquia de San Gines, y que no éra casada : preguntada si tenia enemigos, dixo': que la muger que habia sido causa de su perdición, lo era , como tambien su amante , su criada , el criado de él y otros dos soldados. Visto esto, se le trató muy bien aquella noche, y al día siguiente fue el inquisidor general á dar cuenta al rey, y S. M. nos ordenó al P. Pedro Roviniet, jesuita, su confesor , y á mi, que viniésemos al inquisidor general', y-discurriésemos lo que convendria hacer ; lo que exécutamos ; y para evitar todo escándalo a la paciente, se la dieron cien doblones, y se le pagó una silla para llevarla á Francia. A la que la acusó y á su criada se tes tuvo en encierro por un mes, sin darles mas que pan y agua , y despues las sacaron del encierro', haciéndolas hacer el viage á pie. El amante estuvo preso y sin sueldo un año, y, despues se le dió una correccion bien fuerte; y el soldado otro año en la cárcel de córte , sin otra asistencia que la del pán' y agua', y despues se le corrigió igualmente, y ninguno entendió por que razon se executó esto con el ofseial y soldado," Aquî se ve como los falsos calumniadores y testigos përjuros son castigados severamente.

„Y repito que ser engañados los tribunales, no es peculiar á los inquisidores , sino comun á todos. Reciente tenemos la famosa causa del Escorial; fulminada injustamente contra nuestro amable y adorado Fernando vır. Y si como quiso la divina Providencia que se descubriera la calunnia, hübiera permitido por sus profundos é inescrutables juicios que no se descubriese, y segun todas las pruebas hubiese resultado convicto, podrian los consejeros menos de fallar contra su inocente príncipe? ¿Y habria sido culpa del tribunal, ó de los acusadores malignos, y de los iniquos testigos? Y si con el transcurso del tiempo se averiguara la verdad, ; se diria que aquel tribunal era contrario á las leyes! Y porque el fiscal pidió contra él, ¿se han de extinguir las plazas de fiscales? Lo mismo habrá sucedido muchas veces en el Santo Oficio; mas porque haya errado en unos hechos, cuya averiguacion pende de testigos , que ignorante o maliciosamente depusieron con falsedad, se ha de inferir que es perjudicial, contrario a las leyes y á la constitucion? Aun quiero estrechar mas la dificultad: supongamos que un fiscal malvado, unos jueces injustos atropellaran las leyes, y condenaran algun inocente, seria razonable por eso extinguir el tribunal? Distingamos, Señor, la naturaleza ó el establecimiento del juzgado, de la injusticia de los jueces: dígase que estos sean removidos y castigados, quando por ignorancia culpable ó por malicia no administran justicia; mas permanezca aquel.

„En quanto las prisiones y otras incomodidades que se exâgera padecen los presos, no serán otras que las referidas por Macanaz ( tomo 11, cap. 5, núm. 1). „El calvinista Jurieu prosigue diciendo que si un to persiste en negår los delitos de que les acusado, le vuelven al encierro, y que este es tal que sola su relacion espanta , pues no tiene luz alguna , es un calabozo subterráneo , adonde jamas se sabe si es de dia ó no ; que se parete al infierno, que no tiene el consuelo de que se le permita teer, ni ocuparse en cosa alguna, que está lleno de inmundicia, que a pesta, que no hay la forma de ver ni hablar á persona alguna , y lo mas que sucede es que si sienten en los calabozos inmediatos 'algun otro pacienteprocuran entretenerse, entendiéndose por los golpes que dan en las murallas, contándolos por las letras del A,

B,C,D, y que aun esto-se les impide si los guardas lo sienten., Que sobre este encierro, mil veces peor que la muerte, los visitan con frequencia, y no les permiten cuchillo , tixeras, ni cosa alguna con que puedan darse la muerte; y esto lo hacen porque hay muchos exemplos de presos que se han quitado la vida. A estas calumnias responde dicho Maçanaz, núm. 5: „Pero porque se yea lo que Jurieu habló con ciega pasion contra la Inquisicions, el autor de la relacion de la de Goa, que habla como experimentado, nos dicer que las prisiones de la Inquisicion son unos quartos quadrados con bóvedas blancas, claros por medio de una ventana con su reja, que todas las mañanas abren las puertas desde las seis hasta las once, á fin de que entre el ayré y el quarto se purifique. Que los presos estan bien alimentados, pues les dan tres veces de comer al dia , y que la comida, es propia y acomodada á la complexion de cada uno: que no se les da lumbre, porque en aquel pais no hace nunca frio: que

de dos en dos meses los visita un inquisidor, por si les falta algo ó tienen alguna queja contra el alcayde ó los guardas: que el que no tiene bienes está tan bien tratado como el inas rico: que jamas condenan, á

pena de muerte al que no ha sido cristiano y ha abandonado su religion, que el mayor mal que se experimenta es el estar privados de hablar con persona alguna; pero que los inquisidores cuidaron mucho de su salud de alma y cuerpo, pues le dieron médico , confesor y compañía, y todo lo necesario para su consuelo.” Núm. 6. Isac Martin dice lo propio, con que se ve claro que Jurieu fue tan temerario en esta pintura de la prision de la Inquisicion como en las demas, y los demas autores franceses que le han seguido y sie guen pueden comparar este género de prisión con el que se observa en la Bastilla &c. Ni nos dirán un exemplo de haberse quitado la vida por desesperacion. Añado que los españoles que denigran la Inquisicion, ponderando la crueldad de sus prisiones y el mal trato que se da a los reos, no pueden haberlo leido sino ó en los autores que las han copiado de Jurieu ú otros compañeros suyos , ó en las mismas fuentes turbias y hediondas.

Núm. 7. Despues pasa Jurieu á decir, quando ya ha tenido la Inquisicion en una tan horrible prision á un reo cinco ó seis años , le sacan de este infierno

para

hacerle ver otro mayor , pues le llevan ante el tribunal, y le dan copia de los dichos de los testigos , quitando los nombres y

circunstancias que pueden dar luz, para que el reo los conozca, y que todo lo que dic cen en abono de él queda en el proceso original. Núm. 8. Por lo que mira los cinco años de prision, el autor de la relacion de la Inquisicion de Goz nos hace ver que él no hubiera estado dos meses en la prision, si no le hubieran puesto en la cárcel de Goa, quando el auto de fe se habia hecho poo cos meses antes, y que el que mas, solo es deteniéndole un auto de fe á otro, que es un año. Núm. 9. „En órden á lo demas Jurieu se hallaria bien emba razado si le preguntase por donde y como se da la sentencia, si es por los autos originales, ó solo por las simples copias que se le dan al reo..... Al fin se hace puntual relacion de todo el proceso en presencia del mismo reo, para hacerle ver la caridad, paciencia y moderacion con que el Santo Tribunal ha obrado para sacar al paciente de su ceguedad y mal estado, y ponerle ea carrera de poderse salvar." Despues continúa refiriendo las falsedades sobre el tormento que cuenta Jurieu. Núm. 15. „Quando los reos no confiesan, se les da tormento para executarlo, lo baxan á un subterráneo para que no se entiendan los gritos." Aquí hace Macanaz esta breve pero enérgica é irresisti

ble confutacion, „Y si estan ellos presos en los subterráneos, como antes
nos ha dicho, į por qué los han de baxar á otro? Que allí encuentran al ver-
dugo vestido como un diablo, y á los inquisidores con el cura de la parro-
quia del mismo reo, los quales le exhortan á que confiese , y si no lo hace, se
le desnuda , le atan los brazos atras, y en ellos se pone una cuerda fuerte , y
á los pies le ponen un peso muy grande, y de este modo lo levanta el ver-
dugo en el ayre , y á proporcion de como se le dislocan los brazos , grita , y
si no confiesa lo baxan, y lo alzan varias veces, hasta que queda estropea-
do , y dislocados brazos y piernas, y esto dura por espacio de quatro horas.
Que si esto no basta, se le pone en el potro, que tiene un banco atravesa-
do
, que

le rompe por el espinazo, y se le pone de modo, que se le da tanta agua quanta su cuerpo es capaz de contener; y si todavía no basta, le ponen fuego á los pies, y se los dexan quemar hasta que confiesa.” Vean todos si esta horrorosa descripcion no es idéntica con la que hizo el señor Ruiz Padron , añadiendo algunas palabras para acrecentar el horror , como que ademas le ataban una soga á las manos , que eran doce las veces que lo levantaban y baxaban , y que le freian los pies untados con grasa; é infieran de que fuente tan sucia ha bebido las aguas de su doctrina tan pestilente, que ha corrompido á muchos incautos, y ha escandalizado no solo al Congreso y al público de Cádiz, sí que escandalizará á la nacion entera y aun á las extrangeras.

„Pero el citado Macanaz le convence de falsario y calumniador injusto, núm. 16 , diciendo: „como quiere Jurieu que se le crea quando nos dice todo esto? Pues no es dable que un hombre a quien le han descoyuntado brazos y, piernas , roto por el espinazo, llenado de agua como un pellejo, y quemádole los pies , dexe de quedar estropeado , si es que puede vivir. Con todo eso el médico en su relacion nos dice: que en el auto de fe en que á él se le sacó, habia mas de doscientos hombres sin las mugeres : que los mas inocentes son los

que van delante,

, y que como él no era el mas inocente, iban delante de él mas de ciento todos descalzos , y por sus pies. (¿Y cómo podrian andar, digo yo, si se les habia frito los pies?)" No nos dice que fue ninguno estropeado; advierte sí que de tanta multitud (fuera de dos) los demas fueron como él condenados á galeras y en otras penas. El dice que á muchos se les dió tormento, y que oyó los gritos: dice que él negó siempre ser herege, aunque él confesó los hechos que le convenian, y que con todo eso no le dieron tormento (núm. 17). De esto se ve claro (continúa Macanaz) que Jurieu puso aquí lo que se le figuró para hacer odioso el tribunal de la Inquisicion, y en fin vemos cada dia infinitos que

han estado en las cárceles de la Inquisicion , y no encontrarán alguno de ellos estropeado.” Yo añado, que si á los inconfesos les han dado antiguamente tormento, era conforme a las leyes civiles, y que se observaban tambien en los tribunales seculares : que ya hace mucho tiempo se omitia esta prueba en la Inquisicion, mucho mas la omitirá de hoy en adelante, habiéndola abolido V. M. Lo mismo digo de las confiscaciones, advirtiendo de paso , que los bienes confiscados no se adjudicaban al tribunal, sino á la hacienda pública. Otro tanto se ha de decir de la infamia trascendental, y qualesquiera otras penas que por la constitucion ó

por decretos se hayan abolido; pues así como se imponian antes en todos los tribunales, y sin haberlos extinguido, continuarán exerciendo sus funciones con arreglo á las leyes establecidas

Ppp

[ocr errors]
[ocr errors]

nuevamente, ó que se vayan estableciendo, ni puede decirse de ellos que son contrarios á la constitucion; del mismo modo se ha de raciocinar acerca del tribunal del Santo Oficio. Si no pudiera este subsistir , ó fuera su constitutivo esencial la confiscacion, la infamia, el tormento &c. podria decirse, y con razon, que era incoinpatible con la constitucion; pero esos accidentes pueden muy bien separarse del establecimiento sin mudar su naturaleza ó substancia. ¡Ah, Señor, eso es fingir delitos, y aparentar incompatibilidad, para desacreditar y extinguir hasta los cimientos ese antemural de la sagrada religion!

„Se resienten demasiado los opuestos a la Inquisicion del encierro é incomunicacion á que son condenados los reos; pero debian hacerse cargo , que hay ciertos delitos que por su naturaleza exigen esas precauciones , para atender a que no se extienda el mal. Dexará de hacerse otro tanto en los juzgados civiles con los conspiradores contra la Patria? ¿Y no deberá hacerse lo mismo con los conspiradores contra la religion? ¿ Qué precauciones é incomunicacion no se observa en todas partes con los apestados ó que vienen de pais contagiado? Se les separa de los pueblos, y no se les permite que se acerquen a nadie, ni que nadie se arrime a ellos. ¡Ah, Señor, que el contagio de la heregía es mas pestilencial que la fiebre amarilla! Y mucho mas perjudicial, porque la diuerte del alma es de órden muy superior á la del cuerpo; y así dice el divino Maestro de nuestra santa religion : „que no temamos á los que matan al cuerpo y no pueden mátar el alma : estos son los tiranos; y lo mismo podia decirse de las enferinedades y otros accidentes que pueden quitarnos la vida corporal. „Temed, añade , á aquel que..... puede perder el alma.” Y si esa incomunicacion no ha de ser perjudicial a los buenos , tambien puede moderarse aiendidas las circunstancias de las personas , calidad de delitos , y otras ; y así dixe arriba se executó con el médico puesto en la Inquisicion de Goa , segun él mismo lo refiere; mas si conviniere moderar ó abolir del todo esa circunstancia, como que ella no constituye esencialmente el tribunal, ni es incompatible con su fin intrinseco, puede quitarse , variarse, disminuirse ó aumentarse como mejor convenga , puesto que no es contraria a la constitucion por esta parte , pues Bo puede argüiirse incompatibilidad. En quanto á recursos de fuerza , de nulidad, ó qualquiera otro que pueda interponerse , si no se juzga suficiente, que todos los juicios se fenecen en el juicio supremo, en el que se reconocen con la mayor escrupulosidad todos los vicios de que puede adolecer el proceso, y de las injusticias 6 nulidades que pueden haber cometido los jueces y demas oficiales, concédanse enhorabuena para el tribunal que corresponda, quien únicamente conocerá de la fuerza ó nulidad; mas de ninguna manera de la substancia del proceso. Hasta ahora por ley estaban prohibidos semejantes recursos de fuerza , por causa de haber de pronunciar é confrmar la sentencia un consejo supremo: si se deroga esa ley , no se observará en adelante, pero tampoco puede decirse que por eso sea incompatible con la constitucion.”

Suspendióse la lectura de este papel, y se reservó para el dia siguiente.

« AnteriorContinuar »