Imágenes de páginas
PDF
EPUB

muerto, y juntamente con él Felicísimo y Armenio, y Dios, que era la penitencia; sufriólo todo Teodosio, no tambien Latroniano, el cual se cuenta entre los poetas con menor ánimo que con el que Ambrosio lo hizo. Volde aquel tiempo. Instancio, que consintió la sentencia vióse á su casa, y á cabo de algunos meses, á persuade los obispos, fué desterrado á una isla mas arriba de sion de su privado Rufino, determinó de tornar á proIngalaterra. Reclamaba á todo esto san Martin, obispo bar si le recibirian en la iglesia, por ser à la sazon la turonense, que acudió en persona a estos daños; decia fiesta de Navidad. Acudió Ambrosio á las puertas, reque los herejes no debian ser muertos principalmente cibióle con palabras no menos ásperas que antes; sin á instancia de los obispos, benignidad que debia ser á embargo, vista su humildad, sus lágrimas y paciencia, propósito de aquel tiempo, pero que la experiencia y en fin le dejó entrar con sacarle por condicion que ormayor conocimiento de las cosas ha declarado seria denase una ley en que estableciese que ninguna sen. perjudicial para el nuestro. Muerto Priscilliano, no se tencia de muerte se ejecutase antes de pasados treinta sosegó aquel mal; trajeron los cuerpos de los justicia dias despues que fuese pronunciada. Ordenóle asimisdos á España, y aun sus dicípulos los honraban como mo que cuando se sintiese sañudo, no hablase palasi fueran mártires ; tenian por el juramento mas grave brar alguna antes de pronunciar por su órden todas las el que bacian por el nombre de Priscilliano. Por el con letras del alfabeto ó abecé griego, todo á propósito que trario, Itacio y Idacio (Isidoro dice Ursacio en lugar de la ira con la tardanza perdiese sus aceros, y prevalecieIdacio) fueron acusados por lo que habian hecho, y se la razon. Fueron de grande momento estos avisos, condenados en destierro. Los herejes, demás de la tor por lo que poco adelante sucedió en Antioquia. Impupeza de su vida , confundian las personas divinas, apar sieron los del Emperador ciertos tributos en aquella taban los matrimonios, tenian por ilícito el comer car ciudad extraordinarios y graves. Alterose el pueblo ne, decian que las almas procedian de la divina esencia, grandemente; emplearon su rabia contra una estatua y por siete cielos y ciertos ángeles bajaban como por de la emperatriz Placilla, que arrastraron por las calles. gradas a la pelea desta vida , y daban en poder del prín Sintió este desacato Teodosio, como era razon, así por cipe de las tinieblas, fabricador del mundo. Sujetaban ser muerta aquella señora su mujer como por haber los hombres al hado y á las estrellas, y enseñaban que sido tan buena y tan santa , que en los hospitales daba sobre los miembros del cuerpo tienen dominio los doce por sus manos á comer á los enfermos, y solia traer á signos del Zodiaco, Aries sobre la cabeza , Taurus so la memoria á su marido lo que habia sido y lo que era bre la cerviz, Géminis sobre el pecho, y así de los de para que no se ensoberbeciese ni se descuidase. Por más. Goberoaba la Iglesia despues de Dámaso el papa todas estas causas castigara aquella insolencia gravísi. Siricio; escribió una epístola á Himerio, obispo de Tar mamente, si no ayudara para amansar el pecho del Emragona, en razon y respuesta de muchas cosas que le perador la prevencion de Ambrosio, junto con los emhabian preguntado acerca del bautismo, del matrimo bajadores que vinieron de parte de aquella ciudad, y al nio, de las vírgenes y varones consagrados á Dios, de tiempo que el Emperador comia hicieron que ciertos nilas sagradas órdenes. Manda la comunique con los ños cantasen una cancion à propósito en tono lloroso, obispos de la provincia Cartaginense, de la Bética y de con que le saltaron las lágrimas y se movió á compaGalicia. Tiene por data los cónsules Arcadio y Bauton, sion. Despues desto, el emperador Teodosio dio de Italia que fué el año de 385. Debió esta carta de ser estimada vuelta á levante; con su ausencia 'Arbogastes tuvo coen mucho, pues en el concilio Toledano primero sin modidad de hacer ahogar en Viena , la de Francia, al nombrarla usan de sus mismas palabras; y Isidoro ex mozo emperador Valentiniano. No paró en esto el daño; presamente hace della mencion en los Varones ilustres antes Eugenio, de maestro de gramática que habia sido, en Siricio. El año quinto despues de la eleccion del con ayuda del diclio Arbogastes se llamó emperador para Siricio, Teodosio y Máximo cerca de Aquileya vi el año 392, burla grande y escarnio, pero que puso en nieron á las manos. Perdió el tirano la jornada, y poco en balanzas el imperio y majestad, y aun en tanto cuidespues fué preso y muerto. Con esto Valentiniano el dado á Teodosio, que hizo recurso á los varones santos Menor, que de miedo habia huido á levante, volvió á del yermo para que le encomendasen á Dios. Juan, quo restiluirse en el imperio de occidente. El principio era uno dellos, le prometió por sus carlas la victoria, y desta guerra fue muy bueno, y así les ayudó Dios, por- juntamente le avisó que no volveria de Italia. Parlióse que siendo cónsules Teodosio la segunda vez y Cine pus con sus gentes en busca del enemigo, que no se gio la primera, á 14 de junio, en Stobis, ciudad de Ma descuidaba. A las haldas de los Alpes se juntaron los cedonia, establecieron por ley que los herejes po pu ejércitos contrarios; dióse la batalla, que fue muy hediesen hacer juntas ni celebrar los misterios y la co rida y señalada; levantóse de repente un torbellino de munion fuera de la iglesia , y á 27 de agosto el mismo vientos y lluvia , truenos y relámpagos, que daban a los año puntualmente, que fué el de 388, se ganó aquella enemigos de cara, de guisa que no podian pelear, colan señalada y tan importante victoria. En todo esto el mo lo cantó Claudiano, poeta de aquel tiempo muy faemperador Teodosio se mostró muy religioso; pero uso moso, si pagano, si fiel no se sabe, lo mas cierto es de grande crueldad con la ciudad de Tesalónica, donde que no fué cristiano. Mucho tambien ayudaron veinte porque en cierto alboroto los del pueblo mataron á Bu- mil godos, que despues de la muerte de Atanarico, su terico, caudillo de gentes de guerra, y otros criados caudillo', que falleció en Constantinopla, por no tener del Emperador, en castigo hizo matar seis mil hombres cabeza ganaban sueldo del imperio. Quedó con esto el de aquella gento. Supo esto Ambrosio, obispo de Milan, campo por Teodosio con grande estrago de los contrado á la sazon se hallaba Teodosio; cerróle las puertas rios. A Eugenio despues de la batalla mataron los sude la iglesia , descomulgóle, y reprehendióle severa yos, que al traidor todos le faltan. Arbogastes tomó la moule de lo hecho; mostróle el camino de aplacar á muerte por sus manos. Dióse esta batalla á 17 de se

tiembre el año de 304. En este mismo año Teodosio poeta. Ningun imperio puede permanecer largo tiemnombró á su segundo hijo Honorio por su compañero : po ;-si le falia enemigo de fuera , dentro de su casa le en el imperio. Tras esto en breve se siguió la muerte del nace, no de btra manera que los hombres gruesos y de mismo emperador Teodosio , que falleció de hidropesía muchas carnes y saín, aunque no sean alteradas de cosa en Milan á los 17 de enero del año luego siguiente. Vi- | alguna, su misma gordura y peso los atierra y'mata. vió cincuenta años, imperó los diez y seis y dos dias; Pasó desta vida el papa Siricio el año del Señor de 398; fué casado dos veces; de Placilla, su primera mujer, de- gobernó la Iglesia al pie de catorce años. Sucedióle jó á los emperadores Arcadio y Honorio, de Galla , hija Anastasio, en cuyo tiempo en España se tuvo el primer de Valentiniano y de Justina, tuvo una hija por nombre concilio Toledano. Comenzóse á 1.° de setiembre del Galla Placidia. Los santos Ambrosio y Augustino en año de Christo de 400; concurrieron diez y nueve particulares sermones que hicieron, declararon al mun obispos de diversas ciudades de España. Presidió Pado las virtudes y loores deste excelente principe. El truino, obispo, segun algunos piensan, de Toledo, monombre de Teodosio, que quiere decir dado de Dios, vidos del catálogo antiguo de aquella iglesia, en que cuando no le tuviera de su padre, que se le puso por este nombre se pone entre los primeros obispos de Todivina revelacion, como lo dice Aurclio Victor, por sus Jedo. Quién dice que fué obispo de Braga' por hacerse grandes hazañas y virtudes le merecia. Del celo que mencion en las acciones del concilio de Patérno Bratuvo de la religion fué bastante muestra que los tem carense, y tienen por mas probable que Asturio, el plos de los dioses que hizo cerrar el Gran Constantino, cual firmó en el sexto lugar, era a la sazon obispo de él los mandó echar por tierra, en que se hallaron gran Toledo, y que es aquel de quien testifica san llefonso des engaños, en particular estatuas por detrás huecas | en sus Claros Varones que hallo los cuerpos de los sanpara responder a los que preguntaban y consultaban á tos mártires Justo y Pastor en Alcalá de Henares, do los ídolos; que tales eran los oráculos de los gentiles. padecieron, cuya devocion fué tan grande, que para Lo que causó mas maravilla fue que en Alejandría en mas honrarlos erigió aquel pueblo en catedral, y de el templo de Serapis se halló en muchos lugares la se Toledo se pasó á ser el primer obispo de Alcalá, el que nal de la cruz, puesta como letra bieroglílica en sig entre los de Toledo se contaba por noveno:' Verdad es nificacion de inmortalidad. Entre los varones señala que por todo el tiempo que vivio, los de Toledo, por su dos que tuvo España por estos tiempos se puede contar respeto no quisieron proveer otro en su lugar. De lo Poncio Paulipo, aunque natural de Burdeos, pero que que escribe el Abad biclarense se entiende que en tiem- : con su mujer Tarasia vivió mucho tiempo en Barcelo po de Leuvigildo, rey de los godos, Novello fué obispo pa, donde sin título de algun beneficio, cosa poco usa de Alcalá, pero no sucedió luego despues de Asturio, da en aquella edad, se ordenó de presbítero. Desde sino adelante, como es necesario confesarlo por la raalli pasó á Italia, y murió obispo de Nola. Abundio zon de los tiempos, si decimos que Asturio, prelado de Avito, natural de Tarragona, tradujo en lengua latina Toledo, vivió en esta era; y aun en San Eulogio se haun librito de Luciano sobre la invencion del cuerpo del lla otro obispo de Alcalá, que vivió mas adelante desprolomártir Estefano. Licinio, bético, tuvo mucha amis pués de la destruicion de España, por nombre Venetad con san Jerónimo, y con los pobres de Jerusalem rio. Volvamos a nuestro propósito. Reprobaron los parepartió liberalmente parte de su hacienda. Demás des dres deste Concilio la herejía de Priscilliano. Reconcitos, Desiderio y Ripario, presbíteros españoles, ejerci liaron con la Iglesia á dos obispos Sinfosio y Dictinio, taron la pluma contra Vigilancio, natural de Pamplona y un presbítero, por nombre Comasio, que la abjuray presbitero de Barcelona, que ponia lengua en la ron. El pontífice Inocencio, que el año luego siguiente costumbre que tiene la Iglesia de reverenciar á los san sucedió á Anastasio, escribió una carta muy señalada tos que reipan con Cristo en el cielo, segun que lo tes | á los padres deste Concilio. Estaba el gobierno del imtifica en el libro que escribió contra él san Jerónimo, perio dividido en esta manera : á Gildo se encargó lo insigne varon destos tiempos, claro por sus grandes de Africa, á Rufino las provincias de oriente, lo de ocletras y santidad de su vida muy señalada.

cidente quedo á cargo de Stilicon, persona de mas au

toridad que los otros dos por estar emparentado con CAPITULO XXI.

los emperadores, ca Serena, su mujer, era bija de Ho

norio, hermano del gran Teodosio, además que el De los emperadores Arcadio y Honorio.

mismo era suegro del emperador Honorio. Hizo este Los hijos del gran Teodosio, después de la muerte repartimiento el mismo Teodosio, y dejólo así ordede su padre, se encargaron del imperio el año 395; Ar nado con intento que estos tres personajes fuesen como cadio de lo de oriente, y Honorio de las provincias de tutores de sus hijos y les ayudasen á llevar la carga. occidente. Fueron mas religiosos y reformados en sus Ellos, olvidados de la lealtad que debian, por la grande costumbres que dichosos; pues en su tiempo la majes ambicion de sus corazones, acometieron á liacerse setad del imperio romano, que de pequeños principios ñores de todo, con que destruyeron de todo punto el era Hegada á la cumbre, y su misma grandeza con su imperio. Gildo se levantó en Africa el primero; envia. peso la trabajaba, comenzó a despeñarse, sin volver mas ron contra él á su mismo hermano, llamado Mazecel, el en sí, que fué clara muestra de la flaqueza humana. Y cual le deshizo y mató; mas en premio de su trabajo és cosa averiguada que ninguna cosa hay debajo del y sin escarmențar en cabeza ajena se llamó á sí mismo cielo que el tiempo con sus mudanzas no lo consuma y emperador, y al fin paró en lo mismo que su hermano. deshaga ; y es forzoso que los edificios muy altos se va- Rufino dió traza para que los godos y otras naciones yan al suelo , y las caidas debajo de alguna gran carga bárbaras se alterasen, que era el camino que entonces son mas pesadas y peligrosas, segun que lo testifica un tomaban para medrar y salir con su intento, bien que

zas. Entre estos devaneos acertaban en tener por cier- | agravio, y amenazaban que muy en breve resultarian to, opinion recibida de sus mayores, que las ánimas hu | alteraciones en España y tendria otros señores qire la manas eran perpetuus y que despues de la muerte ba- | mandasen, con lo demás, que suelen decir los hombres bia premios y castigos. Cuando tronaba tiraban saetas cuando el dolor y saña les suelta la lengua. No salieron en alto para con eslo ayudar a Dios, por pensar se le ha vanas estas amenazas, segun que el suceso de las cosas cia fuerza y que le echaban del reino. Celebraban á la lo mostró y declaró en breve, porque los honoriacos, vihuela con canlos y tonadas los hechos de sus mayo couforme á su natural inclinacion, Hamaron y trajeron res y sus proezas, como al presente se hace en España. á España á los vándalos, alanos, suevos y silingos, con' Algunos afirman que las armas de los godos eran un quien se concertaron secretamente de dalles la entrada leon levantado y vuelta la cabeza en un escudo ondeado que hasta entonces tuvieron cerrada, y poco antes Stiy de azul la milad; otros que tres leones puestos uno licon los habia hecho entrar en Francia. La causa que sabre otro á la manera que los tienen los reyes de Da se piensa los movió á desamparar la Gallia fué el iniedo cia; mas en esto no hay para que detenernos, mayor de los godos, contra cuyo valor y por estar concertamente que nuestro principal intento es declarar mas co dos con Honorio, temian no tendrian fuerzas iguales.' piosamente, como arriba se dijo , la ocasion que á lan Poniales junto con esto en cuidado y aquejábalos el tas gentes y tan bárbaras abrió la puerta para entrar en poder de Constantino, que estaba apoderado de la ina-' España. En aquella confusion de cosas y caida del im- yor parte de la Gallia y aspiraba a lo demás. Era rey de perio romano, de que se ha hecho mencion, un cierto los suevos Hermenerico, de los alanos Atace, de los Marco en Bretaña, hoy Ingalaterra, fue por las legiones vándalos y silingos Gunderico. La entrada destas naciosaludado y alzado por emperador, y poco despues no nes bárbaras fué causa de grundísimas desventuras, con menor liviandad ellas misrnas le mataron. Pusie porque con fiereza bárbara, sin hacer diferencia ni leron en su lugar á Graciano, que tambien con la misma ner cuenta con nadie, se apoderaron de las haciendas inconstancia fué muerto dentro de cuatro meses. Suce de los españoles y de los romanos. Destruian los camdióle Constantino, no por señalarse en valor y hazañas pos y los pueblos, por donde luego la hambre se embraentre los demás, sino solo le dieron el imperio movi veció de tal guisa, que eran forzados los naturales á dos del noinbre de Constantino, que aquellas gentes sustentar la vida con carne humana, no solamente los tenian por bien asorlunado. Sucedió esto, como se puede hombres, sino tambien las bestias con aquella carniceconjeturar de Paulo Orosio, el año de nuestra salva ría se hacian mas fieras, y á cada paso acomnetian á los cion de 411, en que fué cónsul Teodosio el Menor la hombres por sustentarse. Después de la hambre, como cuarta vez, emperador del oriente, en lugar de su padre acontece, se siguió una peste gravísima, con que muÅrcadio, que falleció tres años antes deste. Siguieron rió gente innumerable en toda la provincia. Eran los á Constantino gran parte de la Gallia y de España por males tan grandes, que los que escapaban tenian enviestar los ánimos de todos irritados con las demasías de dia a los que morian por sufrir ellos mas graves cuitas los romanos y con los gravísimos tributos que de cada que la misma muerte. Pasó el mal tan adelante, que la dia les ponian mayores y mas graves. Sin embargo, provincia quedó en gran parte yerma de moradores, y algunos se conservaban en la obediencia de los empe con tanto los bárbaros bicieron sus asientos en diverradores verdaderos. Entre estos, Didimo y Veriniano, sas partes della. A los suevos y á parte de los vándalos parientes de Honorio , como quier que perseverasen en cupo Galicia, a la sazon mas ancha de términos de lo España en su devocion, con un ejército que arrebata que es en nuestra edad, porque comprehendia en su disdamente juntaron, pretendieron con mayor ánimo que trito todo lo que es Castilla la Vieja. Los alanos poblafuerzas impedir á Constantino, que de la Gallia se decia ron en la Lusitania y en la provincia Cartaginés, fuera aparejarse para pasar en España, la entrada de los Pi de los carpetanos, que es el reino de Toledo, y los celrineos. Pero fueron vencidos en batalla y muertos, así, liberos, que se mantuvieron en la sujecion de los ro ellos como sus mujeres, por Constante, hijo del tirano, manos. La Bética tomaron para sí los vándalos y los al cual, sacado por su padre de un monasterio y nom- silingos. Hecha esta distribucion, pusieron concierlo brado por césar, envió delante á España. Teodocillo con los romanos, con que se tornó á labrar y morar la y Lagodio, hermanos destos muertos, desconfiados de tierra y las ciudades en gran parte. Los españoles tesus fuerzas, huyeron del peligro, y se fueron a los em nian por mejor esta nueva servidumbre que el imperio peradores Honorio y Teodosio. El ejército de Cons de los romanos y su severidad. Dada que algunos, contante por la mayor parte era compuesto de aquellas servándose obstinadamente en la libertad antigua, no naciones que bajaran de Alemaña en Francia, y por querian sufrir el yugo de los bárbaros, principalmente cierto concierto que con Honorio hicieron los llama en Galicia, donde los suevos imperaban. Eutre lanto que ran honoriacos. Estos, por permision de Constante, la esto pasaba en España, Honorio desde Italia envió en labau á España y todos los campos hasta Palencia, ca la Gallia contra el tirano un grueso ejército de bajo la pretendia él con la miseria ajena ganar las voluntales conducta de un su capitan, llamarlo Constancio. En Esdel ejército bárbaro. A estos mismos, queriéndose él vol paña se levantaron nuevas alteraciones á causa que un ver á Francia, dió el cuidado de guardar las estrechu · cierto Máxiino en la España citerior fué saludado v alras y entradas de los Pirineos. Llevaron mal esto los zadopor emperadlor. Un conde, llamado Geroucio, fue el españoles que los soldarlos extranjeros y mercenarios, autor desta que a trarna por odio que levia al primer y por consiguiente poco seguros, fuesen preferidos á tirano Couslaptino, sin embargo que habia seguidu unsu conocidla lealtad, por donde de tiempo muy antiguo, tes sus parles. Lo que en esto pretendia era en nom-1 les comlialan la guardia de aulas entidas de conta la bre de otro reinar el y mandarlo todo. Con este intento provincia. Seulsun mucho esta airenli. Qucjúbanse del dejaudu á diamo, eu Tarragona, ebcon ejercito pasúten

la Gallia , y apoderado de la ciudad de Viena','mató en quien diga que repndió a Termancia luego que la traiella á Constante el César, que le vino a las manos. No cion de Stilicon se descubrió, como quitadas las prenpasó adelante por entender que venia contra el Cons das y ataduras de la lealtad, Stilicon se determinó de lancio y por miedo suyo. Vuelto en España, o por des- poner en ejecucion la maldad que mucho antes en su precio que tuvieron dél, o con deseo de agradar á Ho corazon tenia forjada. Con esta determinacion hizo que norio, los españoles de noche acometieron su casa, y los vándalos, de cuyo linaje és venia, y los alunos, con dado que se defendió valientemente, con fuego que pe promesa que les hizo de grandes premios, hiciesen engaron a la casa pereció dentro della. Máximo desam- trada en la Gallia. A los godos negó el sueldo que les parado de la ayuda de Geroncio, que era el que le con daban con la misma astucia , traza con que ellos lomaservaba, dejadas las insignias imperiales, huido pasó ron las armas, y en lugar de Atanarico, saludado que miserablemente lo que le duró la vida, que fue hasta el hobieron por rey á Alarico, talaron la Tracia y la llatiempo de Paulo Orosio, como el mismo lo testifica. lia; finalmente, despues de largo cerco se apoderaron En este medio, el tiempo que eslas cosas se hacian en de la misma cabeza del mundo, Roma, å 2 de agosto. España, Constantino, el tirano, y Juliano, su hijo, fueron | Eran cónsules Flavio Vararo la primera y Tertullo la por essuerzo de Conslancio muertos en Arles; y no mu cuarta vez. El descuido de Honorio, cuyo oficio era cho despues Jovio y Sebastiano tuvieron el mismo fin, acudir a la necesidad, fué tal, que diciéndole cómo Rolos cuales sucesivamente se rebelaron en la Gallia con ma era perdida, pensó que hablaban de un gallo quo tra el imperio. Con esto toda la Gallia volvió a la su | él llamaba Roma, y poco antes, como solia de ordinario, jecion de Honorio, que fué el año de nuestra salva se liabia deleitado en verle pelear con otro. Muerto poco cion de 413. Los godos, para defensa de la una y de la despues Alarico, caudillo de los godos, en lo postrero otra provincia, es á saber de Francia y de España, con de Italia, Ataulfo que le sucedió, ablandado con los voluntad de Honorio y conforme al asiento que con él regalos de Galla Placidia, su mujer, la cual en Roma tomaron, se apoderaron dos años despues de las haldas de fuera presa, se inclinó á la paz y tomó asiento con Holos Pirineos. Gente que muchas veces antes destos tiem norio, con que el ejército de los godos, sacado de Itapos, derramada de sus antiguos asientos y acometiendo lia, hizo su asiento'en los confines de la Gallia y de Eslas provincias del imperio romano, habia ganado grain paña. La silla del reino puso esta gente en Narbona año crédito por su valentía, en tanto grado, que se tuvo por de nuestra salvacion de 415. De aquí vino y procedió cierto que Alejandro Magno, rey de Macedonia, huyó que aquella parte se llamó Gallia Gótica , dado que no de encontrarse con ellos; Pirro, rey de Epiro, los temió; siempre tuvo los mismos términos, antes se variaban Julio César rehusó la polea con ellos, segun que lo dice muchas veces conforme al vario suceso de las guerras Orosio. No es do nuestro propósito contar todas las en. que con los francos comarcanos y con los romanos tutradas y guerras desta gente ni relatar por menudo sus vieron los godos. Esta fué la ocasion que trajo así las hazañas, que seria mas largo cuento de lo que sufre demás gentes ya dichas como los godos á España. esta obra. Lo que hace al propósito es que el emperador Valente, como de suso se dijo, dió á los visogodos,

CAPITULO II. que salidos de sus antiguos asientos y tierra maltratabap las gentes del imperio, la provincia de Mesia donde

Cómo los godos vencieron a las demás naciones bárbarus

en Espapa. morasen, con tal condicion que estuviesen á sueldo del imperio romano y recibiesen la creencia de Cristo, I Estaba España dividida en muchos reinos, diserentes nuestro Señor, por donde algo despues la secta de Ar- l entre sí en leyes, costumbres y religion. Los roinanos rio, con que los inficionaron y á que Valente era dado, y los españoles abrazaban la religion católica, á los gofué causa de grandes desventuras y alteraciones en Es dos tenia inficionados la peste de los arrianos. Las depaña. Las tierras que les entregaron sustentaron ellos más naciones bárbaras no habian aun recebido la relihasta el imperio de Arcadio y Honorio, y ensancharon gion cristiana, antes seguian las supersticiones de sus sus términos hasta Panonia, hoy Hungría, que sucedió antepasados. Todos con deseo de conservarse en la poco antes que rompiesen por Italia despues de haber parte de que se apoderaran en aquella turbacion y redestruido la Tracia. Fué la ocasion desta entrada que vueltas, cada cual por su parte pretendia hacer paces Stilicon, suegro de Honorio, con intento de hacer em y concertarse con los romanos. Godigisco rey de los perador á su hijo Euquerio, movió aquella gente de vándalos, al cual algunos llaman Gunderico , y Jornansuyo inquiela y bulliciosa á tomar las armas. Estaba des Giserico, lo que sin duda es falso, fuó el primecasado Stilicon con Serena, sobrina de Teodosio y bija ro á concertarse con estas condiciones: que viviesen de Honorio su hermano; della tuvo por hijos á Euque en España sin hacer mal y daño á los antiguos morario, María y Termancia. Casó con Euquerio Galla Pla dores, y no pudiesen por título de prescripcion de cidia, hermana de los emperadores Honorio y Arcadio. treinta años valerse en algun tiempo contra los romaDemás desto, Hogorio, emperador, casó sucesivamente nos para efecto de retener lo que violenta é injustacon María, y despues con Termancia. No ha mucho quo mente hobiesen usurpado. Palabras con que se daba á en tiempo del pontifice Paulo III se halló en Roma el entender que aquella paz no era tanto por voluntad cosepulcro de María en la iglesia de San Pedro en el Vati mo por fuerza, y que no duraria mas de cuanto luviecano, y en él piedras de gran valor, mucho oro y plata, sen posibilidad para volver a la guerra y á las manos. con los nombres de Honorio y de María esculpidos en De aquel concierto sin duda procedieron entre aquellas un joyel, segun que en la descripcion de la ciudad de gentes nuevas sospechas, y por ellas luego se encendió Roma lorelata Marliano mas en parlicular. Muertas pues nueva guerra. Los alanos, como mas feroces, acomela una y la otra mujer do Honorio, dado que no falta tieron a los váudalos y á los silingos, y los pusierop en

[ocr errors]

necesidad de desamparar la Bética y hacer recurso á le fué forzoso dan la vuelta a España y en ella tomar Galicia para que, juntando sus fuerzas con las de los asiento con Constancio. Las condiciones del concierto suevos, reprimjesen el atrevimiento de los alanos y re fueron que entregase á Placidia, mujer que fué de cobrasen sus asientos, de que los habian echado. Die Alaulfo, que por voluntad del Emperador, su hermano, ron los alanos la vuelta contra los celtiberos y la Car estaba promclida al dicho Conslancio; y que los godos petania; ganaron de los romanos muchos pueblos y hiciesen la guerra en España á las otras naciones bárciudades. Los godos eso mismo, el año siguiente des baras en pro del imperio romano para que lodo lo que pues que asentaron en Francia, pasaron en España, se ganase quedase por suyo, y ellos se contentasen con dondo con su llegada y ayuda Atalo usurpá el nombre lo que en las haldas de la Gallia y de España antes pode emperador, titulo vano y dañoso, pues poco des- seian. Hizose esta paz el año de 418, segun que lo repues, falto de consejo y fuerzas, como procurase huir fiere Paulo Orosio, presbítero tarraconense, muy copor la mar, fué preso por Constancio, que con gruesas nocido por su erudicion y por la amistad que tuvo con armadas poseia aquellas riberas. Enviole á Honorio; por los santos Augustino y Jerónimo. Prosiguio este auton su mandado le cortaron el pulgar y el dedo segundo, la historia de las cosas romanas y hizo lin en el año v fué llevado en destierro á la isla de Lipara. Ataullo, luego siguiente despues deste, en que fueron cónsules rey de los godos, ó por su natural condicion cansado Flavio Monaxio y Flavio Plinta. A Conslancio demás de tantas guerras, ó por el nuevo parentesco que con de casalle con Placidia bizo Honorio su compañero en el Emperador tenia, alicionado á los romanos, se in- el imperio. A Walia dió graciosamenle y añadió el seclinaba á dejar las armas y concertarse. Llevaba su ñorío de la Guiena en premio de la guerra que hizo y gente esto mal por ser feroces y bravos. Acordaron de de haber sujetado, como se concertó, las gentes bár. conjurarse contra él y darle la muerte, como lo hicie baras. Es la Guiena un pedazo principal de la Gallia, rou en Barcelona, do tenia hecho su asiento. Ejecutó que tiene por aledaños por la una parte los montes Pin este caso tan atroz un hombrecillo llamado Vernulfo, rineos y por la otra el rio Garona. Las ciudades mas de pequeña estalura, pero muy atrevido y muy priva principales son Tulosa dentro en la tierra, y junto al do del Rey. Este, como hallase buena ocasion, con la mar Océano la ciudad de Burdeos. La guerra entre los cspadla desnudla le alraresó por el costado, Olimpio godos y, las otras naciones se hizo y pasó en esta madoro, uno de los autores de la Biblioteca de Focio, le

nera. Desde la Celtiberia basta do llegó Constancio con laina Dobio, y dice que dió la muerte á Alaulso en cuidado de acudir á las cosas de España, los godos, venganza de la que el antes habia dado á su amo. El le tomado que lobicron el cargo de la nucya guerra, acotrero de la sepultura deste rey, cuya parle hoy se ve metieron a los alanos, seroces por el buen suceso que en Barcelona , da a entender que scis hijos de Ataulfo tuvieron poco antes, tanto, que no contentos con las perecieron juntamente con el; al cual letrero cuánta primeras tierras y térmidos, aspiraban al imperio do fe se haya de dar otros lo podrán juzgar; á nos parece toda España. Malaron en una batalla á su rey Atace con mas moderno que conforme á la autigüedad de aque otros muchos, y forzaron a los demás, que escaparon, llos tiempos. Añade Olimpiodoro gue un niño llamado que dejada la Lusitania se pasasen a Galicia, do mezTeodosio, que tuvo Ata'uiro'en Placidia y murió en su clados con los suevos perdieron el nombre de su gento primera edad, estaba sepullado en un oratorio cerca y reino. Algunos sospechan que Alanquer, pueblo en de Barcelora en una caja de plata; demás desto, que á Lierra de Lisboa, y olro que se llama Alanin, en los otros hijos de Ataullo, habidos del primer matrimo montes de Sevilla, tomaron estos nombres de los alanio, mató Sigerico, sucesor suyo, sacándolos de las | nos, porque Alanquer antiguamente se dijo Jorubricu, faldas y regazo del obispo Sigesaro; últimamente, que La conjetura que hay para decir esto es sola la semePlacidia con otros cautivos fue forzada á ir corriendo janza de los nombres, ni cierta ni del todo vana. Con por largo espacio; que tales son las mudanzas de las el mismo ímpelu desla guerra fueron maltratados los cosas y los reveses del mundo. En lugar rues de Ataul silingos y domados en una batalla que se dió cerca de so pusicron á Sigerico por voto de la nacion, por ser Tarifa. Quedaron con esto lan oprimidos, que les pupersona de industria y de esfuerzo conocido en guer sieron por gobernadores personas de la nacion de los ra y en paz. Fucra desco, cra allo de cuerpo y de buena godos. Escarmentados con esto los vándalos y los sueaparencia, dado que de una caida de un caballo ren vos, con retencion de lo que tenim , se sujelarou á los qucaba de la una pierna. Este, como quier que siguiese

romanos, en cuyo nombre se hacia la guerra , aunque Jas pisadas de Alaulfo en lo que era juclinarse á la paz, 1 con las armas, trabajo y peligro de los godos. Prelendentro del primer año de su reinado murió tambien á

dian los suevos otrosí ganar sueldo de losromanos; ellos macos y por conjuracion de los suyos. Sucedióle Wa- no quisieron venir en ello porque no les quedase con lia , hombre inquieto y belicoso. Deste escriben que al

| las armas poder de alborolarse. Walia, habiendo eu breprincipio de su reinado con una armada que juntó

ve coucluido lan grande guerra y dejando á España sú. quiso pasar en Africa , sea perdida la esperanza de sus

jeta y sosogada, como volviese á la Gallia , falleció de tentarse en España por el espanto que Constancio de su enfermedad año de. 419. Reino solos tres años, en una parte y las naciones bárbaras de otra le causaban, el cual liempo acabó cosas tales y tan grandes, que sca por el deseo que él mismo tenia de apoiiorarse de ilustró grandemente su nombre y el de su nacion, ade. la Mauritania , provincia en aquellos tiempos sujeta y más de la Guiena que, como queda dicho, le dieron do maviente de España', sea por cualquiera otra ocasion, nuevo en premio de sus hazañas. apo

a

u to Lo que sucedió es que con la fuerza de una tempes. tai deshecha que le solri vino en lo mas angosto del Estrecho se desrotó toda la armada de tul suerte, que . .

« AnteriorContinuar »