Imágenes de páginas
PDF
EPUB

novedades que el maquinaba. Para estorbar estas pre causadas de los aires malsanos de aquella tierra. De tensiones persuadieron al Rey que despojase á dona que resultó al infante don Pedro esperanza , si su herBlanca del estado de su padre y de todas sus riquezas. mano don Alonso falleciese, excluidos sus hijos, de Todas las grandes liazañas tienen mezcla de agravios; suceder en aquel reino. Ayudaba para esto el fresco pero dícese que las injurias que se hacen á los particu ejemplo de Castilla, el favor de muchos grandes que a Jures se recompensan con el público provecho. El prin- porfía se le ofrecian, que sué causa de apresurar las cipal autor desto fué Garci Laso para mostrarse muy paces con los pisanos. Asentáronse por el mes de junio, aficionado del Rey con dalle un consejo tan atroz, ol año de 1324, con estas capitulaciones : que los cautivos vidado de los beneficios y mercedes que del infante don de una y de otra parte fuesen puestos en libertad; volPedro recibió. Rara es la fe y amistad con los muertos. riese el trato y comercio acostumbrado en aquellas Don Juan Manuel, vuelto en gracia del Rey, trazaba naciones; por los pisanos quedase el castillo de Caller cómo vengarse del arzobispo de Toledo y armalle al con los pueblos y territorio á él sujeto; todo lo demás guna celada. Fué asi, que el Rey pidió cuenta al arzo de la isla fuese de los aragoneses. Hecho este concierto bispo de Toledo de las rentas y tributos reales; él agra y toinada la posesion de la isla , el infante don Alonso, vióse mucho desto por entender se encaminaba todo vuelto á España, negoció con su padre que declarase por engaño de su émulo. Dió su satisfaccion al Rey de por herederos á sus hijos, caso que él faltase y falletodo lo por él hecho y las causas que á ello le movie ciese , para quitar debates, y los antepusiese al infante ron. Hecho esto, y vuelto á don Juan Manuel, que aca don Pedro, su hermano. Hizose así, y en Zaragoza, so se halló presente, le maltrato con palabras muy in donde se juntaron Cortes del reino, los Infantes fueron juriosas; dijéronse el uno al otro grandes baldones y jurados por lerederos de su abuelo, puesto que su pavituperios, segun que la cólera y enojo Ics atizaba. dre muriese antes dél; así varian y se alteran las consApaciguose por entonces aquella cuestion; y don Juan tituciones y opiniones de los hombres. El año siguiente Manuel, por la preeminencia y autoridad que acerca de 1325, lúnes, á 7 de enero, falleció en Santaren Diodel Rey tenia, para vengar su afrenta persuadió al Rey nisio, rey de Portugal, príncipe muy señalado, así por el que hiciese muchas cosas á disgusto del Arzobispo, en mucho tiempo que reinó, es á saber, cuarenta y cinco particular que le quilase el cargo de chanciller mayor, años, nueve meses y cinco dias, como por la grandeza que despues de la persona real era el supremo magistra- de su ánimo y por la felicidad que siempre tuvo; solo do y honra, y dende tiempo antiguo se daba siempre a las discordias de su casa y debates que hobo entre paJos arzobispos de Toledo. No pudo sufrir esta afrenta su dre y hijo en su postrimeria aguaron este contenlo. ánimo, poco acostumbrado á recebir injurias; y así, Su cuerpo enterraron en el monasterio de San Bernardo, mal enojado se partió de la corte y se salió de Castilla, legua y media de Lisboa , que él mismo fundo á su cosy por medio del Rey, su padre, alcanzó que le mudasenta, en que se muestra su piedad y religion; la liberaá la iglesia de Tarragona con nombre de patriarca de lidad y magnificencia se entienden por muchos pueblos Alejandría , dignidad de solo apellido. Don Jimeno de que edificó, y otros que cercó, reparó y fortificó. Su Luna era arzobispo de Tarragona; permutaron las igle mujer doña Isabel, reina de vida y costumbres muy sias, que fué trueco muy desigual. Con tanto, don Ji santas, vivió once años adelante ; sus virtudes fueron meno comenzó á ser arzobispo de Toledo como cuatro tan señaladas y tan grande el celo del culto divino, el años adelante del en que vamos. Garci Laso tuvo cargo cuidado de remcdiar los pobres en tiempo de hambre, de chanciller. Dende allí comenzó a caer aquel oficio y amparar las viudas y gente flaca, su inocencia y manpreeminencia y escurecerse con los bajos ministros á sedumbre, que despues de muerta la canonizaron, y quien se daba. En nuestro tiempo ha venido á dismi su cuerpo, que está en Coimbra en la iglesia de Santa nuirse aquella autoridad y casi á no servir mas que de Clara, fundacion suya, y de la otra parte del rio Monnombre. Duró mucho tiempo aun despues desto, que o dego, es reverenciado en toda aquella provincia con Jos arzobispos mismos hacian aquel oficio, ó por lo me gran devocion, Fué tanta la humildad desta señora, nos nombraban otro en su lugar que le ejercitase , has que en su viudez andaba vestida del hábito de Santa to tanto que en tiempo del rey don Pedro por su mucha Clara, y servia á las monjas de aquel monasterio en el severidad se desbarató todo esto, y á los dichos arzo refitorio, en que algunas veces le hacia compañía su bispos en adelante solo quedó el título de chanciller nuera la reina doña Beatriz. Tenia por su devocion junmayor de Castilla. El arzobispo don Juan, entre otras to al dicho monasterio las casas de su morada; falleció cosas buenas que estableció en Toledo, fué una que el á 4 de julio del año 1332. Los papas Leon X y Paulo IV número de trece pobres que todos los dias se susten concedieron, el primero que se rezase della en el obistaban en las casas arzobispales los llegó á treinta , co pado de Coimbra, Paulo que se le hiciese fiesta con mo hoy se guarda. Esto pasaba en Castilla este año y altar, oficio y imágen en todo el reino de Portugal. Al algunos adelante. El rey de Aragon, conforme a lo que rey Dionisio sucedió don Alonso, su hijo mayor; tuvo

el papa Bonifacio le concedió, pretendia a poderarse de sobrenombre de Fuerte por su condicion y inclinacion , la isla de Cerdeña, que poseia el comun de Pisa sin de á las armas. De seis hijos que tuvo en su mujer, don recho bastante, en menoscabo de la Iglesia romana, Alonso, don Dionisio y don Juan murieron niños sin debajo de cuyo amparo de largo tiempo atrás estuvo dejar en vida ni en muerte cosa digna de memoria; aquella isla. Envió para este efecto una gruesa armada doña María , don Pedro y doña Leonor alcanzaron de debajo la conducta de don Alonso, su hijo, que en es dias á sus padres. Este año en Cerdania falleció don pacio de dos años la sujeto , y en diversas batallas y Sancho, rey de Mallorca , y por morir sin hijos pombró encuentros venció siempre a los pisa nos. Verdad es que por su heredero á don Jaime, hijo de don Fernando, gran parte de los aragoneses pereció de enfermedades, su hermano. El rey de Aragon pretendia ser suyo aquel reino por el testamento de don Jaime, su abuelo, que tristes nuevas bien se puede pensar cuán grande confué el primero que le instituyó y dejó á su hijo menor. goja recibió. Dícese que á instancia de Garci Laso No faltaban razones por ambas partes. El niño don Jai- vendió al Rey todo el señorío de Vizcaya, si de miedo me se aventajaba en la posesion y en la compasion que ó de su voluntad, no se sabe. Basta entender que era le tenian por su tierna edad y por la memoria de su pa- peligroso contrastar á la voluntad del Rey en aquel dre; el rey de Aragon era mas poderoso. Interpúsose trance, pero de mala sonada y contra derecho, por ser don Filipe, tio del niño, persona eclesiástica, á quien viva su nieta ; que adelante, aplacado el enojo del Rey, el rey don Sancho nombró en su testamento por go | casó con don Juan de Lara, como se referirá en su lubernador del reino y tutor del nuevo Rey hasta tanto gar, y vino á ser señora de Vizcaya. Los pueblos y casque llegase á edad bastante, por cuya diligencia se con tillos que don Juan heredó de su padre, y eran mas de certaron desta manera : que doña Costanza , nieta del ochenta , parte se ganaron por fuerza, parte se rindierey de Aragon, casase con don Jaime, rey de Mallorca, y ron de su voluntad, y quedaron incorporados en la copor dote llevase el derecho que pretendian sus abuelo rona real. Don Juan Manuel era frontero contra los moy padre para que su marido quedase con el reino sin ros; y dado que amedrentado con aquel caso y que que nadie le fuese á la mano.

echaba de ver lo poco que se podia fiar del Rey, pues á

son de bodas quitó la vida á un príncipe y deudo suyo CAPITULO XIX.

tan cercano, todavía con gran cuidado y diligencia

acudia á la guerra contra los moros, que poco antes de De la muerte del rey de Aragon.

sobresalto ganaron el castillo de Rute, v pretendian Aun no sosegaba Castilla; la soltura pasada, los con su caudillo Ozmin, que ya parece estaba en gracia grandes odios y enemistades traian todavía alborotada de aquel Rey, hacer entrada por las fronteras del Anla gente principal, a la manera que despues de una dalucía. Vino con ellos a las manos junto al rio Guadalbrava tempestad no luego se sosiegan las olas del mar | horza, donde los venció y mató gran número dellos. ni luego se sigue bonanza ; que fué ocasion al rey don Don Juan Manuel, habida esta victoria, se fué á las Alonso para que, sin embargo de su condicion, que era tierras de su estado, dejada la guerra y mal indignado mansa , castigase algunos revoltosos, de donde fué lla contra el Rey, de quien se publicaba tenia propósito de mado don Alonso el Vengador. El primero entre los repudiar á doña Costanza, su hija , y emparentar en castigados fué don Juan, señor de Vizcaya, que procu Portugal, todo encaminado á su perdicion. No era su raba por malas mañas casar con doña Blanca, la cual y miedo vano, ca se trató de aquel nuevo casamiento; y su madre se retiraran á Aragon. Encendia en él este en efecto, doña María , hija del rey de Portugal, entró deseo el grande estado de aquella señora ; si no salia en lugar de doña Costanza. Autor deste consejo y mucon su pretension, revolvia en su pensamiento de traer danza fué Alvar Nuñez Osorio. El pesar que desto sinde Francia á don Alonso de la Cerda y renovar las com tió don Juan Manuel fué cual se puede pensar; lo mispetencias pasadas; todo se enderezaba a dar pesadum mo el rey de Aragon, tio de doña Costanza, Reinaba bre al Rey, que sabia cualquiera destas cosas le serian á la sazon don Alonso el Cuarto en Aragon por muerte pesadas. Era forzoso atajar estos intentos; usar de de su padre el rey don Jaime el Segundo, que falleció fuerza , cosa peligrosa ; de engaño y maña, mal sonan. en Barcelona un dia despues de la muerte de don Juan te. ¿Qué se podia hacer? Venció el provecho a la ho el Tuerto, do se hizo su enterramiento en la iglesia de nestidad; así, con color de la guerra que apercebia el Santa Cruz con real pompa y aparato. Doña Teresa, su Rey contra los moros, llamó á don Juan para que se nuera, murió cinco dias antes del suegro en Zaragoza, viese con él en la ciudad de Toro, con intencion que le y se sepultó en el monasterio de San Francisco de dieron de casalle con la infanta doña Leonor, hermana aquella ciudad. El luto y llanto de toda la provincia fuá del mismo Rey; partido mas honrado que lo que él pre-l doblado á causa que en un mismo tiempo quedó huértendia. Para allanar el camino despidieron de la corte | fana de dos príncipes que mucho amaba. Sucedió pues á Garci Laso, de quien don Juan se quejaba le era ene | al rey don Jaime su hijo don Alonso; tuvo en doña migo capital; que fué todo vencer una arte con otra. A Teresa , su mujer, estos hijos: don Pedro, don Jaime y la hora pues vino al llamado del Rey; fué bien recebi doña Costanza; porque otros cuatro hijos que tuviedo y convidado para comer en palacio el mismo dia de ron murieron en su niñez. Lo que hay mucho que loar Todos Santos, año del Señor de 1327. La fiesta y el | en el rey don Jaime fué que los principados de Aragon, convite mas daban muestra de regocijo y seguridad Cataluña y Valencia ordenó anduviesen siempre unidos que de temor ni sospecha; así, desarmado y desaper sin dividirse. Fué tan enemigo de pleitos, que en aquecebido, como estaba en el banquete, fué muerto por Ha era eran asaz, que desterró perpetuamente de su mandado del Rey. Los delitos por él cometidos pare-l reino como á prevaricador á Jimeno Rada , un abogado cian merecer cualquier castigo ; pero quebrantar el señalado de aquellos tiempos, por cuyas mañas muclios derecho del hospedaje y debajo de seguridad matar fueron despojados de sus haciendas. Carlos, rey de persona tan principal á todos pareció cosa fea, puesto Francia y Navarra, por sobrenombre el Hermoso, faque no faltaba quien con razones aparentes pretendiese Hleció de enfermedad en el bosque de Vincena primer colorear aquel hecho. Una sola hija que quedó de don dia de febrero, año de 1328 ; al cual el papa Juan XXII Juan, y estaba á criar en poder de su ama, fué llevada otorgó los diezmos de las rentas eclesiásticas en toda la á Bayona, ciudad á la raya de Francia, y entonces su Francia, con tal condicion que hiciese la guerra al emjeta á los ingleses. La madre del muerto, doña María, perador Luis, bávaro, tan grande enemigo de la Iglesia, que estaba recogida de tiempo atrás en un monasterio que el año antes deste hizo papa en Roma en compede monjas de Perales, con el aviso del caso y con estas tencia del verdadero Pontifice y en su perjuicio a Pedro Corbara con nombre de Nicolao V. Demás desto, le mas de mil y docientos morós, por las cuales causas le mando acudir a él con parte de aquel interés, se- todos estaban muy gozosos, y aquella nobilísima ciugun que lo publicaba la fama. Esta misma concesion sedad resonaba con fiestas y regocijos. Enviáronse embahizo antes á instancia del rey Filipe el Largo, pero con jadores para tratar del casamiento del Rey. Don Juan esta modificacion y palabras expresas: «Si los obispos Manuel, vista la resolucion de dejar á su hija, renundel reino juzgasen ser conveniente »; condicion muy ciada por sus reyes de armas la fe y lealtad que tenia honesta, de que ojalá usasen los demás pontifices con jurada, se confederó con los reyes de Aragon y de Gratra las importunidades de los principes. La mujer del nada; junto con esto desde Chinchilla y Almansa , por rey Cárlos, por quedar preñada, á cabo de tres meses ser plazas muy fuertes, hacia entradas por las tierras despues de la muerte de su marido parió una hija, que de Castilla ; robaba y talaba por do quiera que pasaba se llamó Blanca. No podia conforme a las leyes y cos- con gran daño en especial de los labradores, á la inistumbres de Francia suceder en aquella corona. Así un ma sazon que el Rey en Sevilla dió título de conde de hijo de Carlos de Valoes, que falleció dos años antes | Trastamara, Lémos y Sarria á Alvar Nuñez Osorio, del Rey, por nombre Filipe, primo hermano de los tres que era su mayor privado, cosa muy nueva ; que hasta reyes pasados por una parte, y Eduardo, rey de logala entonces en Castilla no se diera de mucho tiempo atrás terra, como hijo de madama Isabel, hermana de los á ninguno título de conde. La ceremonia que se hizo misinos tres reyes, comenzaron á pretender aquel rei | fue muy tosca, como entre gente en aquella sazon falta no. Los estados del reino, conforme á la ley Sálica, se de todo género de policía y primor. Echaron tres sopas conformaron en dar la corona á Filipe de Valoes, de en una taza de vino y pusiéronselas delante, convidáque resultaron enemistades y guerras muy largas y ronse por tres veces el Rey y el Conde sobre cuál de graves entre aquellas dos naciones, y los reyes de In ellos tomaria primero; finalmente, el Rey tomó la una, galaterra tomaron apellido de reyes de Francia, y pu- y el Conde la otra. Concediósele que en los reales tusieron las flores de lis en sus escudos. A los navarros viese caldera y cocina aparte para su mesnada , y en sucedió mejor, que quedaron libres del yugo de Fran- la guerra propria y particular bandera con sus divisas cia, porque Juana, hija del rey Luis Hutin, casó con y armas. Hiciéronse las escrituras y privilegios; y leiel conde de Evreux, que se llamaba Filipo, y en Pam- | dos, todos los presentes aclamaron con gran aplauso: plona fueron declarados por reges de Navarra de con

viva el Conde. Tal fué la costumbre y ceremonia con formidad de todos los estados por el derecho que aque que se criaban los condes en aquella era. En la ciudad la señora tenia de parte de su madre; en que por ser | de Córdoba usó el Rey de una severidad extraordinaria, cosa tan justificada fácilmente vino el nuevo rey de y sué que hizo cortar la cabeza á Juan Ponce porque no Francia , demás que el dicho Conde era su deudo muy obedeció a su mandato, en que le ordenaba restituyese cercano por ser, como era, bisnieto de san Luis, rey de el castillo de Cabra, que tomara á los caballeros de CaFrancia. En esta sazon los navarros, por tener los latrava al tiempo que las cosas del reino andaban albo reyes flacos, se alborotaron, y como gente sin dueño, rotadas, demás que le achacaban y cargaban de homse encarnizaron en los judíos que moraban en aquel bre sedicioso y pernicioso para la república. El mismo reino; en particular en Estella cargó tanto la tempes- | castigo se dió a otros muchos ciudadanos de Córdoba, tad, que degollaron diez mil dellos, si ya el número 6 sea por ser de la misma parcialidad, ó porque fueron las memorias no van errados.

convencidos de otros delitos muy graves. Eu Soria en

el monasterio de San Francisco fué muerto á puñaladas CAPITULO XX.

Garci Laso sin respeto del lugar sagrado y que estaba Nuevos casamientos de reyes.

oyendo misa. El sentimiento del Rey fué grande ; poco

antes deste desastre le enviara desde Sevilla para atajar A la misma sazon en Castilla se hacian apercebimien los intentos y pretensiones de don Juan Manuel. El los muy grandes para la guerra contra los moros, nue- | aborrecimiento que los caballeros le tenian muy granvas levas de gente que se alistaba en el reino, socorros de, por entender trataba de destruir con sus malas maque pretendian de los reyes comarcanos. La tiernañas y.descomponer toda la nobleza, fué causa desta edad del rey Moro y las discordias que los suyos entre | desgracia. Escalona, una villa pequeña en el reino y sí tenian presentaban ocasion para hacer algun buen | tierra de Toledo, andaba alborotada y pretendia junefecto; mayormente que se pasó á los nuestros un hijo tarse con los rebeldes y amotinados. De Castilla la Vieja de Ozmin, llamado Abraham el Borracho por el mucho asimismo avisaban que la gente se alborotaba; en parvino que bebia. Seguíale un buen escuadron de solda ticular Toro, Zamora y Valladolid estaban alzados condos; acordó el rey don Alonso de ir á Sevilla con toda tra el Rey. El principal movedor destos alborotos era presteza, dende corria las fronteras de los enemigos y don Hernan Rodriguez de Balboa , prior de San Juan, les hacia notables daños. Tomóles á Olvera, Pruna y confiado en sus riquezas y en los muchos aliados y deuAyamontes. En esto se gastó el verano, y pasado el oto dos que tenia en aquella provincia de los mas nobles y ño, los soldados, cargados de despojos y alegres, die- | ricos. El color que tomaron era quejarse que el nuevo ron la vuelta para invernar en Sevilla. Don Alonso Jo- conde Alvaro Osorio y un judio, Hamado Juzel, goberfre, almirante que era del mar, acudió al tanto para naban todo el reino y le trastornaban a su voluntad; dar al Rey aviso de una victoria señalada que alcanzó que tenian rendido al Rey como si les fuera esclaro en una batalla naval que trabó con los moros, en que como si le hobieran dado bebedizos. Acudió el Rey & de veinte y dos galeras que traian les tomó tres, y cua. Escalona ; pero con las nuevas de Castilla alzó el cerco tro ccharon á fondo. Eran estas galeras, parte del reinol por acudir al mayor peligro y necesidad. Llegó a Vas de Granada, y parte africanas; mataron y cautivaron lladolid ; no le quisieron dar eulrada hasta tanto que despidiese de palacio y de su corte al dicho Osorio. | Juan de Haro, señor de los Cameros. Estos todos lleHizose así, que es forzoso sujetarse á la necesidad. Sin vaban tras sí gran parte del reino. Los nuevos reyes de embargo, fué tan grande el sentimiento deste caballe- Navarra este mismo año vinieron á Pamplona. Allí les ro, como persona acostumbrada á todo favor y privanza, fué dada la posesion de aquel reino, pero debajo destas que, quitada la máscara, se rebeló contra el Rey, y tra- | condiciones : que por espacio de doce años no se bató de juntar sus fuerzas con don Juan Manuel, causa

tiese nuevo género de moneda, á causa que en aquel de su total perdicion. Ramiro Flores de Guzman con tiempo era muy ordinario falsear la moneda y bajalla muestra que huia del Rey se hizo su amigo; y como un de ley, costumbre perjudicial y mala, contra la cual dia estuviese desapercebido y descuidado, le dió de pu | hay un decreto del pontífice Juan, que se promulgó en ñaladas. Por su muerte el Rey á la hora se entregó en aquel tiempo y anda en las Extravagantes. La segunda sus castillos y tesoros, que tenia allegados muy grandes condicion que en los oficios de la casa real no se aden el tiempo que tuvo el reino á su mandar y lo robaba mitiesen forasteros, lo mismo cuanto a las tenencias todo sin reparo. Pusiéronle acusacion, hiciéronle car de los castillos. Que no pudiesen vender ni trocar el gos muchos y muy graves; no salió persona ninguna á reino ni enajenar el patrimonio real. Que el primer la causa y defensa, y así, fué convencido en juicio y hijo varon que tuviesen, luego que llegase á edad de dado por rebelde y traidor; pronunció la sentencia el veinte y un años cumplidos, fuese rey de Navarra y mismo Rey en la villa de Tordehumos. Tal fué la fin tuviese el mando y gobierno; y que á Filipo, su padre, destos dos caballeros, que en aquel tiempo tuvieron acudiesen con cien mil coronas para los gastos. Si fatanta grandeza y pujanza. A Juzef defendió su bajeza leciesen sin hijos, que los tres estados del reino nomy el menosprecio en que es comunmente tenida aque- | brasen rey á su voluntad. Desta suerte los navarros para lla pacion ; lo que pudiera acarrear á otro su perdicion, recebir leyes las dieron al que los habia de gobernar. eso le valió. Celebráronse las bodas del Rey en Ciudad Juraron los reyes estas condiciones, y con tanto fueron Rodrigo. Tratóse entre los dos reyes de Castilla y Por coronados y ungidos en la iglesia mayor de aquella ciutugal de aplacar al rey don Alonso de Aragon y apar dad a los 5 dias del mes de marzo. Todos los presentes talle de la amistad de don Juan Manuel. Pareció buen de cualquier suerte, estado y edad, en señal de alegría medio ofrecelle la infanla doña Leonor, hermana del y regocijo, á voces pedian para sus reyes larga vida y rey de Castilla, para que casase con ella, ca se hallaba toda buenandanza. Las calles tenian cubiertas de lloviudo y libre del primer matrimonio por muerte de su res y verdura , las paredes vestidas de ricos paños. No primera mujer doña Teresa. Aceptado este partido y | quedó género de contento que allí no se mostrase. Pahechas las escrituras y conciertos, llevaron la doncella recíales salir de unas escuras tinieblas á una luz muy á Aragon. Salió don Juan, el patriarca, arzobispo de resplandeciente y clara, y que toda aquella provincia Tarragona, hasta Alfaro á recebilla y acompañalla. con la venida de sus propios reyes, como despues de un Efectuáronse las bodas en la ciudad de Tarazona , ha- | largo destierro y á cabo de cincuenta y cinco años que llóse presente con el de Aragon el rey de Castilla; las faltaban, era restituida en su antigua grandeza, soalegrías y regocijos fueron grandes, Sucedió esto al

siego y prosperidad. Fueron estos reyes muy dichosos principio del año de 1329. Para que la amistad entre

en sucesion. Los hijos Cárlos , Filipe y Luis alcanzaron los reyes fuese mas firme y meter prendas de todas adelante grandes estados ; las hijas Juana, Maria, partes trataron de casar á doña Blanca, hija del in- Blanca y Inés casaron asimismo muy principalmente. fante don Pedro, el que, como queda dicho, murió en la Los flamencos á esta misma sazon andaban alterados, guerra de Granada, con el hijo mayor del rey de Por ca puesto primeramente en prision Luis, su conde y setugal, llamado don Pedro. Hechas las capitulaciones, la ñor, despues que se libró, le cercaron en Gante. Huyó doncella fué entregada en poder de la reina de Castilla tambien del cerco, y acudió al amparo del rey de Franpara que la enviase á Portugal. Junto con esto los di cia. Envió él sus embajadores á Flándes sobre el caso, chos tres reyes asentaron liga entre si contra los moros

pero no hicieron efecto alguno; llegó el negocio a las para, juntadas sus fuerzas, desarraigar de todo punto armas y á las manos. Acudieron a esta guerra muchos las reliquias de aquella gente malvada. Asentose demás príncipes, y entre los demás Filipe, rey de Navarra, desto para mayor sosiego y paz de todos que los re Juntáronse los dos campos no lejos de la villa de Casel. beldes del un reino no tuviesen acogida en el otro. Hobo algunas escaramuzas, y por el mes de agosto, un Quedó por este camino don Juan Manuel despojado del dia en lo mas recio del calor, á tiempo que las guardas amparo del rey de Aragon ; trató de valerse como pu- y centinelas estaban descuidadas, los flamencos dieron diese, y para este efecto casó segunda vez con doña de rebato sobre los reales de Francia , ganaron los baBlanca , hija de don Fernando de la Cerda. Asimismo luartes y trincheas sin que les pudiesen ir a la mano, don Juan de Lara casó con doña María, hija de don acometieron la tienda del Rey, y antes que se pudiesen Juan, llamado el Tuerto, con esperanza que le dieron de armar ni subir á caballo, muchos de los franceses fuojuntar todos tres sus fuerzas para recobrar el señorío ron pasados á cuchillo. El Rey misrno se vió en grando de Vizcaya, que de derecho pertenecia á aquella don aprieto hasta tanto que acudió gente de la otra parte cella, y el Rey por fuerza y contra razon se le tenia de los reales. Con esto los flamencos y por el peso de usurpado. Don Juan Manuel y don Juan de Lara lana las armas y calor, que hacia muy grande, desmayaron; mente estaban declarados contra el Rey, otros de se y muerlos muchos dellos, los lanzaron de los reales y croto y con sagacidad le eran contrarios, como eran huyeron. Despues desta victoria todo quedó llano, y el don Pedro de Castro y don Juan Alonso de Alburquer | Conde fué restituido en su estado. El de Navarra , conque, hijo de Hernan Sanchez y nieto del rey Dionisio | cluida la guerra, dió vuelta á su reino, que halló lleno de Portugal. El principal y cabeza de los demás era don de latrocinios y maldades, á causa de la libertad que que por la larga ausencia de los reyes la gente habia | Juan Manuel prometieron de hacer entrada en tierra tomado. Tratose del remedio; por consejo y parecer de moros por otra parte. Era don Juan Manuel frontero de personas principales y de letras se ordenaron y eso por la parte de Murcia , y por su teniente Pero Lopez de tablecieron nuevas leyes con que el pueblo fuese re Ayala. El rey de Castilla, juntado que tuvo su ejército, gido y mantenido en justicia y en paz. Eslas leyes son rompió por la parte del Andalucía en tierra de Granalas que vulgarmente se llaman del Fuero Nuevo. Dado da; puso cerco sobre Teba de Hardales, villa muy fuerque hobieron asiento en las cosas de aquel reino, los | te, que fué el año de 1330. Ozmin con seis mil jinetes nuevos reyes se volvieron a Francia con voz de favore que su Rey le dió estaba alojado en Turron, tres lecer al rey Francés, su deudo y amigo, contra los ingle guas de Teba, desde donde hacia gran daño á nuestra ses, que tornuban con las armas á la demanda del rei gente, mayormente cuando salian á hacer forraje o no. La verdad era que el amor de la patria los aqueja dar agua á los caballos, que por lo demás no se atrevia ba; las riquezas otrosí de Francia, trajes, vestidos y venir á batalla. En este medio los cristianos ganaron la abundancia les hacia menospreciar la pobreza de Na- villa de Pruna; Ozmin cautelosamente envió tres mil varra. Dejaron para gobierno del reino á Enrique Soli caballos al rio que allí cerca pasa para dar vista á los berto, de nacion francés, gran dolor de los naturales | enemigos, y por otra parte, cuando la batalla estupor duralles tan poco su alegría y considerar cuán tar viese mas trabada apoderarse él de nuestros reales. de caian en la cuenta y cómo les engañaba su esperan- | Fué el Rey avisado deste intento. Envió adelante un za. ¡Cuán breves son y engañosos los contentos deste | grueso escuadron de gente contra los moros, y él con los mundo! ¡La buenandanza cuán presto se pasa !

demnás á punto se quedó en el real, que fué engañar una

aslucia con otra; además que los moros fueron puestos CAPITULO XXI.

en huida, y los nuestros en su seguimiento con el misQue la guerra contra los moros se renovó.

mo impelu que llevaban entraron por los reales con

trarios, que no tenian defensa, saquearon y robaron toAquejaban á Castilla por una parte las discordias ci- | das las tiendas y bagaje. Con esto los de Teba, perdida viles, por otra el cuidado de la guerra contra los moros. Ja esperanza de defenderse, por el mes de agosto rinLo que sobre todo apretaba era la falta de dineros para | dieron la villa, salvas solamente las vidas. Cañete otrohacer las provisiones y pagar á los soldados. Juntáronse sí y Priego sin dilacion hicieron lo mismo sin otros muCortes del reino en Madrid. En estas Cortes se estable chos castillos y fortalezas. Fué tanto mayor la honra que cieron algunas notables leyes: una, que en la casa real ganó el rey don Alonso, que ni el rey de Aragon ni ninguno tuviese mas que un oficio; otra, que sin llamar don Juan Manuel ayudaron, como prometieron, por su Cortes no se impusiesen nuevos pechos; tercera, que no | parte. El uno aun no andaba bien llano, el olro se erse diesen beneficios á los extranjeros. Los pueblos otrosi cusaba con los ginoveses, que le alborotaban la isla do ofrecieron el dinero necesario para la guerra tanto con Cerdeña, á que le era forzoso acudir; deniás desto el mayor voluntad, que los moros por el mismo tiempo

socorro de Portugal se era tornado a su tierra. Todo se apoderaran de la villa de Priego, que está á la raya esto fué ocasion de nuevo desabrimiento, en especial de los dos reinos, y era de la orden de Calatrava. No contra don Juan Manuel y sus aliados, y de tomar asiento fué necesario derramar sangre, porque el mismo al con los moros, como se hizo á la primavera, debajo caide que la tenia en guarda la entregó. Buscaban al- | que cada un año pagasen de tributo doce mil ducados. gun medio para sosegar á don Juan Manuel y sus con Esto asentado, se dió lugar al comercio y trato de una sortes, y demás desto para granjear al rey de Aragon parte á otra y saca á los moros de trigo y otras proviy hacer que acudiese con sus fuerzas en ayuda desta siones de Castilla. Todo lo cual se efectuó con tanto guerra. Lo uno y lo otro se efectuó, y en particular pa mayor voluntad, que el Rey en Sevilla, do se concerra reducir á don Juan le restituyeron á doña Costanza, 1 taron las paces, se comenzaba a entregar á doña Leonor su bija , que hasta entonces la detuvieron en la ciudad de Guzman de tal suerte, que la tenia y tralaba como de Toro, con que la cuita y la afrenta se doblaba; repu- si fuera su legitima mujer. Esta señora en linaje, apos dialla y tenella como presa. Por otra parte apretaron á tura y riquezas se pudiera tener por dichosa; su padre Juzef, el judío de Ecija, de quien se ha hablado, para fué Pero Nuñez de Guzman, su marido Juan de Velasco, que diese cuenta de las rentas reales que tenia á su car que poco antes falleciera; con la conversacion del Rey go, todo á propósito de hallar ocasion para derriballe, mas fama ganó que loa. Deste trato tuvo mucha geneque no poilia faltar. Fué así, que no hizo su descargo racion, y en particular un hijo, que despues de su muerbastantemente; con esta color le privaron del cargo de te y despues de grandes trances últimamente vino á ser tesorero general. Demás desto, para adelante ordenaron rey. El capitan Ozmin falleció en la ciudad de Granada; que á ninguno que no fuese cristiano se encargase aquel dejó dos hijos, Abraham y Abucebet. El rey Moro, prioficio. Asimismo que el tesorero no se llamase almojari vado de tal amparo y consejo y con deseo de intentar be, apellido que por ser arábigo era odioso, sino que nuevas esperanzas, pasó en Berbería para traer dende adelante se nombrase tesorero general; ordenanza que nuevas gentes y dar principio á una nueva guerra, bradió satisfaccion á todo el reino. El rey de Portugal en | va y sangrienta , cual fué la que adelante se encendio vió quinientos caballos de socorro; el de Aragon y don en España, segun que en el libro siguiente se dech

« AnteriorContinuar »