Revista histórica, Volumen 2

Portada
Instituto histórico del Perú, 1907
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 560 - Гara las señoras damas Hay también vestidos varios. Muy llenos de plata y perlas. Y de diamantes bordados. Sin que falte cosa alguna Que sea para su ornato; Y todo lo dicho cuesta Solo llegar y tomarlo. Hay una hermosa alameda De cuyos copiosos ramos Penden diversos vestidos A cada cual ajustados, Ropillas.
Página 282 - Estas capullanas, que eran las señoras en su infidelidad, se casaban como querían, porque en no contentándolas el marido, le desechaban y casábanse con otro. El día de la boda, el marido escogido se sentaba junto a la señora y se hacía gran fiesta de borrachera; el desechado se hallaba allí, pero arrinconado, sentado en el suelo, llorando su desventura sin que nadie le diese una sed de agua. Los novios con grande alegría haciendo burla del pobre.
Página 229 - También hacían unas borlas pequeñas de dos colores, amarillo y colorado, llamadas paicha, asidas a una trenza delgada de una braza en largo, las cuales no eran para el Inca, sino para los de su sangre real: traíanlas sobre su cabeza; caían las borlas sobre la sien derecha.
Página 144 - ... a todos los demás reyes y naciones del Nuevo Mundo, consta claro no solamente por las cuentas y ñudos anales de los indios, mas también por los cuadernos fidedignos, escritos de mano, que el visorrey don Francisco de Toledo mandó a sus visitadores y jueces, ya sus escribanos que escribiesen, habiéndose informado largamente de los indios de cada provincia.
Página 322 - ... de España. No conocemos ciudad en ningún reino cristiano, que tal gasto de cera tenga, que hasta las cofradías de los indios y los negros llevan sus imágenes de bulto en andas y con sus hachas de cera; esta cofradía es muy rica, tiene muy buenas posesiones de casas y tiendas en la plaza, hizo una custodia toda d?
Página 264 - ... estos reinos de tal manera que en todos ellos no había un ladrón, ni hombre vicioso, ni holgazán, ni había mujer adúltera ni mala, ni se permitía entre ellos, ni gente mala, vivían en lo moral y que los hombres tenían sus ocupaciones honestas y provechosas.
Página 146 - Para acallar los remordimientos de Su Majestad Católica y de los conquistadores, para refutar á toda costa las doctrinas del padre Las Casas, no titubearon el Virrey y sus ministros en falsear los hechos y en arrancar á los atemorizarlos declarantes las deposiciones que parecieron más convenientes para el fin perseguido.
Página 466 - RÍO DE LA PLATA La provincia de Tucumán (con distar lejos del obispado de los Charcas por más de 200 leguas. las más despobladas, como trataremos adelante) era del obispado de los Charcas; dividióse hará 30 años, poco más ó menos. El primer obispo I).
Página 148 - Para cada pueblo o nación de las que redujo eligió un curaca, que es lo mismo que cacique en la lengua de Cuba y Santo Domingo, que quiere decir señor de vasallos. Eligiólos por sus méritos, los que habían trabajado más en la reducción de los indios, mostrándose más afables, mansos y piadosos, más amigos del bien común, a los cuales constituyó por señores de los demás, para que los doctrinasen como padres a hijos.
Página 328 - Lunahuaná, y el agua es buena; es abundante de ganados nuestros y de crías de muías muy buenas. Aquí no hay indios naturales; tiene una fortaleza que guarda el puerto fácilmente. El pan de aquí es de lo bueno del orbe, por lo cual ya es proverbio: — en Cañete toma pan y vete; porque como no hay servicio de indios en el mesón y muy poco recado para los caminantes no se puede parar mucho en el pueblo.

Información bibliográfica