Imágenes de páginas
PDF
EPUB

dado, que andaba desabrido, yni queria venir a la corte | son de provecho para la paz. Esto quién lo entiende de de Castilla como lo requerian, y tenia un grande estado los obstinados en su ley, quién de los que dellos proceá la raya de Valencia, y aun se podia sospechar atizaba den, aunque convertidos y cristianos. Tuvo cuatro liien Aragon el fuego de los disgustos. Allegóse otra jos y una hija de su mujer, con quien casó antes de ser nueva ocasion para hacelle guerra y'atropellalle. Esto cristiano. El mayor, por nombre Gonzalo, por sus. fué que dos hijos del Marqués, don Alonso y don Pedro, | buenas partes subió primero al obispado de Plasencia y casaron los años pasados con dos tias del rey de Castilla, despues al de Sigüenza. El segundo, Alonso, que fué que llevaron en dote cada una treinta mil ducados. Todo dean de Segovia y de Santiago, y mas adelante sucedió este dinero se contó de presente para pagar el rescate a su padre en la iglesia de Burgos. Anda una obra suya del Marqués á los ingleses, que le prendieron en la ba- impresa de no mal estilo, en que como en compendio talla de Najara, como queda dicho en otros lugares, y abrevió los hechos de los reyes de España, que él mismo para librar á don Alonso, que le entregó su padre en intituló Anacefáleosis, que es lo mismo que recapitularehenes hasta tanto que el rescate suyo se pagase. Don cion; otra que intituló Defensorium fidei; otra de mano Pedro murió en la balalla de Aljubarrota, padre que por nombre Defensorium catholicae unitatis, en defué del famoso don Enrique de Villena , de quien se fensa de los nuevamente convertidos y contra los estaturo por cierto que por el deseo que tenia de saber no tutos que en aquel tiempo comenzaban. Los dos hijos dudó de aprender el arte condenada de nigromancia. | menores se llamaron Pedro y Alvaro. Este Alvaro pienAlgunos libros que andan suyos dan muestras de su san que fue el que escribió la Corónica de don Juan el agudeza y erudicion, si bien el estilo es afectado con Segundo, rey de Castilla, aşaz larga, de traza y de estilo mezcla de las lenguas latina y castellana usada en agradable, no toda, sino una buena parte. La verdad es aquella era, en esta muy desgraciada. Don Alonso no | que Alvạr García de Santa María , el coronista, no fué el. vino en efectuar su casamiento. Excusábase con la fama hijo de Paulo, burgense, sino su hermano. En lo demás que corria del poco recato y honestidad de su esposa. desta Corónica otros pusieron la mano, y en especial Pretendia el rey don Enrique, como sobrino y valedor Hernan Perez de Guzman, señor de Batres, la llevó al de aquellas señoras, que pues la una quedó viuda y el cabo; cuya descendencia pareció poner en este lugar.. casamiento de la otra no se efectuaba, que por lo me Su abuelo fué Pero Suarez de Toledo, camarero mayor nos les debian restituir sus dotes. Hacíanse sordos á del rey don Pedro; su padre Pero Suarez de Guzman, esta demanda el Marqués y su hijo, y alegaban sus cau notario mayor del Andalucía. Casó Hernan Perez con sas para no hacello ; que á semejantes personajes nunca doña Marquesa de Avellaneda, de la casa de Miranda. faltan. Esto tomó por ocasion el rey don Enrique para Desta señora y de otra segunda mujer dejó muchos hiquitarse de cuidado y ejecutar lo que por todas vias lejos. El mayor y heredero de su casa, Pedro de Guzman, venia á cuento y lo deseaba, que fué con las armas apo casó con doña María de Ribera, bija del señor de Malderarse de aquel grande estado de Villena, que se hizo pica. Deste matrimonio quedó dona Sancha de Guzman, con facilidad. Solo quedaron por el Marqués Villena y heredera de aquella casa. El rey don Fernando, por ser Almansa, que tenia bien pertrechadas y con buena su.deuda de parte de madre, la casó con Garci Laso de la guarnicion de soldados aragoneses. Contemporáneo de Vega, de la casa de Feria. Fué comendador mayor de don Enrique de Villena, y que le semejaba en los estu Leon, embajador en Roma, y dél se hace mencion diverdios y erudicion, fué don Pablo de Cartagena , del cual sas veces en esta historia. Compró la villa de Cuerva, por ser persona tan señalada será justo hacer memoria do yacen él y su mujer, y heredó la villa de los Arcos. en este lugar. Su nacion y profesion fué de judío desde Dejó muchos hijos, el mayor don Pero Laso de la Vega, sus primeros años, el mas rico y principal entre aquella el segundo Garci Laso, insigne poeta castellano, de gente, dado á la leccion de los libros sagrados y á las cuya muerte desgraciada se trala en otro lugar. Don. otras ciencias. Con deseo de saber revolvia las obras de Pedro casó con doña María de Mendoza, de la casa del santo Tomás de Aquino, que escribió en materia de teo Infantado; su hijo, Garci Laso de la Vega, caballero logia. Con esta leccion se convenció de la venlaja que | muy conocido; su nieto, don Pero Laso de la Vega, hace la verdad cristiana á las fábulas y á las invenciones | primer conde de los Arcos, en quien por via de su ma-: judáicas; finalmente se bautizó; y como era tan sabio, dre doña Aldonza Niño se han juntado otras dos casas, en defensa de la religion que tomaba escribió libros la de Dávalos y la de los Niños, condes de Añover. Voladmirables. En premio de sus letras y para mover á viendo á Hernan Perez de Guzman, sué del consejo del los demás judíos que le imitasen le honraron mucho. Rey, muy dado á los estudios; demás de la Corónica Primero le hicieron arcediano de Treviño, despues escribió de los claros varones de aquel tiempo y otros obispo de Cartagena, y finalmente de Burgos, su natu, libros. ral y patria ; premios todos debidos á su virtud y.doc

. . . . . CAPITULO IX.' trina y al ejemplo que dió. Adelante fué chanciller mayor de Castilla, oficio de grande preeminencia; y

De las cosas de Aragon. aun-le encargaron la enseñanza del rey don Juan el Se Con las discordias de los dos papas y la poca esperanza · gundo, confianza que de pocos de aquella nacion se podia que daban de conformarse y 'unir á la Iglesia , las prohacer, segun que el mismo don Pablo lo atestiguaba, vincias se lastimaban. Añadióse á estos daños el de la que no se debia encomendar algun cargo público á peste que comenzó el año pasado á picar, y todavía se aquella gente por ser de ingenios doblados, compuestos continuaba con mortandad de mucha gente por toda de mentiras y engaños, que ni valen para la guerra, ni | la costa que corre desde Barcelona hasta Aviñon. Sa

lieron otrosí de madre por causa de las muchas aguas | de gente y de algunos ricos hombres. No esperaron los los rios; en particular los de Ebro y Orba con sus aco- franceses que llegasen, antes, desamparada la plaza, se gidas hicieron grande estrago en hombres, ganados, retiraron á Francia con poca honra suya y del conde sembrados y edificios. El rey de Aragon, luego que el de Fox que los enviara. Sicilia asimismo padeció algutiempo y las lluvias dieron lugar , de Barcelona se par nas alteraciones, aunque pequeñas; que los humores tió para Zaragoza con intento de tener alli Cortes á los no estaban del todo asentados. Alguna esperanza de de su reino, que se abrieron a los 29 de abril en la bonanza se mostró con un hijo que nació á aquellos reiglesia de San Salvador. El Rey desde su sitial hizo á yes de Sicilia á los 17 de noviembre, por nombre don los congregados un razonamiento muy concertado y á | Pedro, heredero que fuera de los reinos de sus padres propósito de lo que las cosas demandaban desta sus y abuelos si la muerte no le arrebatara en breve muy tancia : «No con hierro ni con gruesos ejércitos, pa fuera de sazon junto con la Reina, su madre, como se rientes y amigos, se conservan los reinos ; la lealtad y dirá en su lugar, con que la alegría comun se trocó en constancia de los naturales los tienen en pie y los ade luto y en llanto : vanas todas nuestras trazas y deleznaJantan; de lo cual si faltasen ejemplos de fuera, den ·bles contentos. Poco adelante el rey y la reina de Aratro de nuestra casa los tenemos, muchos y muy claros. gon en Zaragoza por el mes de abril del año 1399, unCa nuestro reino por este camino de pequeños princi gidos como era de costumbre, se coronaron y recibiepios y muy estrecha juridicion ha llegado a la grandeza ron las insignias reales de mano de don Fernando de que hoy tiene y ganado la reputacion y nombradía que Heredia, prelado de aquella ciudad. A don Alonso de está derramada por todas las tierras. De los montes Aragon, marqués de Villena, se concedió pusiese en Pirineos, en que nuestros mayores ampararon su liber su escudo las armas reales, le dieron el ducado de Gantad confiados mas en aquellas fraguras que en sus bra- día, alguna recompensa de lo mucho que en Castilla zos, bajamos y extendimos los términos de nuestro se- 1 le quitaran. A la misma sazon el papa Benedicto se hañorío, no solo por España , sino que sujetamos valero llaba muy aquejado, desamparado de sus cardenales, samente á nuesto cetro muchas islas del mar Mediter cercado de los enemigos. Despachóle el rey de Aragon ráneo. Los trofeos y los blasones de vuestra gloria y de dos personas de cuenta, el uno Cervellon Zacuamo, las victorias ganadas quedan levantados en Cerdeña, gran jurista , el otro fray Martin, de la orden de San en Sicilia y por toda Italia; tal y tan grande es la fuerza Francisco, hombre de letras y erudicion. Estos, conde la concordia y de la lealtad. Los reyes don Sancho y forme al órden que llevaban, comunicaron con el Papa don Pedro, padre y hijo, no con gran número de sol sobre los medios que se podian tomar para apagar el dados, sino con fortaleza y valor, ganado que hobieron scisma y unir la Iglesia. La respuesta fué que pondria á Huesca, de los montes en que estaban como escon aquel negocio en las manos de los príncipes de su obedidos, bajaron á lo llano sin parar hasta tanto que el diencia, en especial de los reyes el de Francia y Ararey don Alonso se apoderó desta ciudad en que esta gon. Ninguna llaneza liabia , antes les advirtió mirasen mos, con que fortificó su reino y abrió camino á sus con cuidado que con son de paz no atropellasen la jusdecendientes para pasar adelante y quitar á los moros ticia que muy clara por su parte estaba. Por lo demás, toda la tierra. No me quiero detener en antiguallas; que ninguna cosa mas deseaba que poner fin á aquellos nos con quinientos caballos aragoneses desbaratamos debates. Con esta respuesta los embajadores de Aragon gran número de gente siciliana y allanamos toda por mandado de su Rey se partieron de Aviñon para aquella isla, todo por vuestra lealtad y fortaleza, que dar de todo razon al rey de Francia. Túvose junta en si vence, ejecuta la victoria con grande ánimo; si es Paris de aquella nacion sobre el caso. Acordaron enviar vencida , se rehace de fuerzas y no se deja oprimir | personas al Papa que le requiriesen y protestasen en ni caer. Por los cuales servicios pido á Dios os dé el suma diese sin mas dilaciones órden en asentar la paz y merecido galardon, pues conforme a nucstra voluntad quitar el scisma. Para esto se hallase presente en el y á vuestro valor, no alcanzamos fuerzas bastantes; concilio que pensaban juntar, y se pusiese á sí y á sus bien que jamás pondrémos en olvido la deuda, antes cosas en manos de los obispos; que para su seguridad procuraremos que nadie nos tache de ingratos. Lo que el rey de Francia empeñaba su palabra real, y proveetoca al auto presente, bien sabeis que os he juntado en ria de gente para que nadie le hiciese desaguisado. Aneste lugar para hacer los homenajes acostumbrados á daban estas pláticas muy calientes cuando en Castilla nos y á nuestro hijo, que os pedimos encarecidamente sobrevino la muerte á don Pedro Tenorio, arzobispo hagais con la aficion que debeis á nuestra voluntad. » de Toledo, á los 22 do noviembre, fin deste año, si bien Hízose todo lo que el Rey pedia, en conformidad de to la letra de su sepultura, que está en Toledo en propia dos los brazos que allí se hallaron congregados. La ale capilla de la iglesia mayor , dice á 18 de mayo, el misgría pública y regocijos que se hicieron por esta causa mo dia de pascua de Espiritu Santo. Fue persona de enturbiaron algo las sospechas que se mostraran de valor, consejo acertado, presta ejecucion, bueno para nueva guerra por la parte de Francia. El bastardo de el gobierno y para las armas. Su patria, Tavira, en PorTardas, pasados los montes Pirineos, se apoderó de tugal; quién dice que Talavera , villa del reino de ToleTermas, que es un pueblo de Aragon á la raya de Na do, por razones que para ello alegan, si concluyentes varra , cosa que puso en cuidado á todo el reino de Ara ó no, no lo quiero averiguar. En su mocedad estudió gon no se emprendiese algun gran fuego de aquellos derechos ; ausentóse de Castilla juntamente con sus pequeños principios. Acudió al peligro Gil Ruiz de hermanos por los recios temporales que corrian en el Lihorri, gobernador de Aragon, acompañado de golpe | reinado de don Pedro. Vuelto á España fue primero

obispo de Coimbra; de allí le trasladó sin ninguna pre

CAPITULO X. tension suya el Pontifice romano, por la noticia que

Del año del jubileo. de su persona y de sus partes tenia, á Toledo, segun que de suso se dijo. Las gruesas rentas de su dignidad Mucho se menguó el alegría y devocion del año que gastó en gran parte en levantar diversos edificios en se contó de 1400, en que conforme a la costumbre retodo el reino con magnificencia real y mayor que de | cebida se concedió jubileo plenísimo a todos los que viparticular. A la verdad en su casa era concertado, en sitasen la ciudad y santuario de Roma, por la discordia su persona templado; lo que se ahorraba por este ca- y diferencias que todavía continuaban entre los que se mino empleaba en socorrer necesidades y en adornar llamaban papas; si bien los principes cristianos procula república; virtud propia de grandes personajes. En raban con todo cuidado sosegallas, y parece lo traian Toledo reedificó la puente de San Martin, que abatie en buenos términos. Con este intento y por domeñar el ron las guerras civiles entre los reyes don Pedro y don corazon fiero del papa Benedicto, á persuasion de don Enrique. En un recuesto y peñol, á vista de la ciudad, Pedro Hernandez de Frias, cardenal de España, el reilevantó un castillo cerca del sitio antiguo del monas no de Castilla , habido su acuerdo, le quitó públicaterio muy famoso de San Servando. El claustro pegado mente la obediencia. El pueblo y gente menuda, concon la iglesia catedral es obra suya, y en ella una ca forme á su costumbre de echar las cosas á la peor parte, pilla en que está su túmulo y el de Vicente de Balboa, sospechaba y aun decia que en esta determinacion no obispo de Plasencia , su muy privado y familiar. Dotó se tuvo tanta cuenta con la justicia como de gratificar en aquella capilla y fundó diez y seis capellauías á pro al rey de Francia, que mucho lo pretendia. Así, esta pósito que todos los dias se hiciesen allí sufragios por determinacion no fué durable, porque el rey de Aragón su ánima y las de sus antepasados. En Alcalá la Real, se puso de por medio, y á su instancia finalmente se frontera del reino de Granada, levantó una torre á ma- revocó el decreto á cabo de tres años, y volvieron las nera de atalaya para que por el farol que todas las no cosas al mismo estado de antes, segun que se relatará ches en ella se encendia los cautivos que escapaban | adelante. Sobrevino una grande peste, que de la Gallia de tierra de moros se pudiesen encaminar á la de cris Narbonense y Lenguadoc y de Cataluña, en que comenzó tianos. En Talavera fabricó un monasterio de obra á picar , se derramó y cundió por todas las demás partes magnífica, pegado con la iglesia mayor y con advoca- de España. La mortandad fué tal, que forzó al rey de cion de Santa Catalina. Su intento al principio fué vi Castilla á publicar una ley, en que dió licencia á las viuviesen en él los canónigos de aquella iglesia para que das para casarse dentro del año despues de la muerte hiciesen vida reglar; mas, visto que los seglares y clés del marido contra lo que disponia el derecho comun rigos lo contradecian, le entregó á los monjes jeróni y otras leyes del reino. Hizo esta ley primero en Canmos para que le poblasen, con gruesas rentas que les talapiedra, despues en Valladolid, y últimamente en Se

enalo para su sustento. Dejo la puente del Arzobispo, | govia, si bien residia de ordinario y se entretenia en que, como queda dicho de suso, fué asimismo funda Sevilla, convidado de la templanza de aquel aire, frescucion suya. Casó á su hermana doña María con Fernan ra, fertilidad y recreacion de toda aquella comarca, y Gomez de Silva, como se tocó en otro lugar. Deste | aun forzado de su poca salud, que la traia muy quebramatrimonio nació Alonso Tenorio, al cual el tio hizo da. Avino por el mes de julio que en la torre de la igleadelantado de Cazorla ; casó con doña Isabel de Mene sia mayor asentaban el primer reloj y subian una granses, y en ella tuvo á don Pedro, obispo que fué pri | de campana, que no son mas antiguos que esto los mero de Tuy, y despues de Badajoz. Yace en Toledo relojes desta suerte. Acudió el Rey á la fiesta , la corte, en la iglesia de San Pedro Mártir; tuvo otrosí á Juan de los nobles y gran concurso del pueblo. Levantóse de Silva, que fué embajador en el concilio de Basilea, y repente tal tempestad y torbellino, que pereció mucha adelante conde de Cifuentes por merced del Rey en gente con un rayo que despidieron las nubes. El pueblo, remuneracion de sus buenos servicios. Despues de la como suele , decia era castigo de los males presentes y muerte de don Pedro Tenorio parece por memorias pronóstico de otros mayores. Hiciéronse procesiones y que el cabildo nombró á don Gutierre de Toledo arce rogativas para aplacar á Dios y á sus santos. Por el condiano de Guadalajara; el Rey ofreció el arzobispado á trario, junto a la villa de Nieva, cinco leguas de la ciuHernando Yañez, fraile jerónimo y canónigo que fué |dad de Segovia, se halló una imágen de Nuestra Señode Toledo, mas no aceptó. El papa Benedicto por algu- | ra de inucha devocion. Moviéronse, como suelen, los nas dificultades no debió aprobar estas elecciones, ni pueblos comarcanos á visitalla. El concurso y devocion el Rey la que acometió él á hacer de don Pedro de Lu- l era tal, que la reina doña Catalina mandó á su costa na, sobrino suyo, administrador que era del obispado edificar un templo en que la pusiesen , y un monasterio de Tortosa. Por estas diferencias don Juan de Illescas, de dominicos pegado á él, que cuidasen de la imágen obispo de Sigüenza, vicario del arzobispado sede va y de los peregrinos, con que muchos, convidados de la cante, continuó en su gobierno aun algunos años des- devocion y del sitio, se pasaron á vivir y poblar aquellupues de la eleccion hecha por el Papa, que finalmente gar, de suerte que en nuestro tiempo es una villa de prevaleció, como se verá adelante.

buena cantidad de vecinos. Doña Violante , hija de don Juan, rey de Aragon, quedó en vida de su padre concertada con Luis, duque de Anjou, como queda dicho. Habíanse dilatado las bodas por su edad, que era poca, y por diferencias que nunca faltan. Concertaron este aŭo su dote en ciento y sesenta mil florines á condicion que gañosa es la confianza de los hombres, vana y delezcon juramento y por escritura pública renunciase cual- | nable su prosperidad. Levantóse otra mayor tempestad quier derecho que al reino de Aragon pretendiese. He- y torbellino al improviso que desbarató estos intentos, cho esto, desde Barcelona con noble acompañamiento sosegó los miedos de los unos y abatió el orgullo y sola llevaron á Francia para verse con su esposo. Falleció berbia de sus contrarios. Tamorlan, natural de Scitia, por este mismo tiempo Juan de Monfort, duque de Bre- hombre de gran cuerpo y corazon, de gentil deguedo taña; dejó en doña Juana, su mujer, hermana de don y apariencia, y que para cualquier afrenta le escogieran Cárlos, rey de Navarra, cuatro hijos, cuyos nombres entre mil, allegador de gente baja y amotinador', con son Juan, Ricardo, Artus, Guillen; mas sin embargo, la estas mañas, de soldado particular y bajo suelo llegó Duquesa viuda casó segunda vez con Enrique, duque de á ser gran emperador, caudillo de un número grande y Alencastre, el cual poco antes, vencido y preso su com descomunal de gentes que le seguian. Apenas se puede petidor y. primo el rey Ricardo, se apoderó del reino de creer lo que refieren como verdadero autores muclios Inglaterra, y estaba asimismo viudo de su primer ma- | y graves, que juntó un ejército de cuarenta mil caballos trimonio, de que le quedaron tambien muchos hijos. | y seiscientos mil infantes. Con esta gente rompió por El año siguiente de 1401 por el mes de marzo juntó el las provincias de levante á suer de un muy arrebatado de Castilla Cortes del reiño en Tordesillas, en que se raudal, asolaba y destruia todas las tierras por do paestablecieron premáticas buenas, las mas á propósilo saba sin remedio. Los partos, los primeros, se rindiede enfrenar la codicia y demasías de los arrendadores ron á su valor y le hicieron homenaje. Lo de la Suria y y otros ministros de justicia. En Sicilia á los 26 de ma- | lo de Egipto maltrato con muertes, robos y talas. Tenia yo falleció en Catania, ciudad de cielo saludable y ale por costumbre, cada y cuando que se ponia sobre algun gre, la reina propietaria doña María. Entendióse que pueblo, enarbolar el primer dia estandartes blancos en la pena que recibió por la muerte de su hijo, que en señal de clemencia, si le abrian las puertas sin dilacion edad de siete años murió poco antes desgraciadamente, y se le rendian y sujetaban; el dia siguiente enarbolaba le ocasionó la dolencia que la privó de la vida. Sepulta estandartes rojos, que amenazaban a los cercados muerron á la madre y al hijo en aquella misma ciudad. Sin tes y sangre ; las banderas del dia tercero eran negras, embargo, el reino quedó por don Martin, su marido, co que denunciaban sin remedio asolaria de todo punto mo deụdo mas cercano por derecho de la sangre por su los moradores y la ciudad. El espanto era tan grande, abuela la reina doña Leonor, que fué tia de la difunta, | que todos se le rendian á porlía , ca su fiero corazon ni y con beneplácito de su padre el rey de Aragon, á quien admitia excusas ni se dejaba por ruegos ni por intertocaba la sucesion por'estar en grado mas cercano. cesion de nadie doblegar. Sucedió que los de Berito no Acudieron muchos principales luego á casalle, quién con se rindieron hasta el segundo dia. Conocido su yerro, su hija, quién con su hermana. Aventajábase en hermo para aplacalle enviaron delante las doncellas y niños sura doña Blanca , hija tercera del rey de Navarra , y con ramos en las manos y vestidos de blanco. No se moaventajóse en ventura, porque en lo de adelante vino vió á compasion el Bárbaro, dado que llegados á su preá heredar el reino de su padre, y de présente en aquél sencia se postraron en tierra, y con voz lastimosa pecasamiento se la ganó á las demás pretendientes. Jun dian misericordia; antes mandó a la gente de á caballo táronse los dos reyes de Aragon y de Navarra á la raya que los atropellasen á todos y hollasen. Un ginovés, que de sus reinosentre Mallen y Cortes para capitular y con

seguia aquellos reales y campo, movido de aquella bescluir, como en efecto lo hicieron. Entregó el padre la no tial fiereza, le avisó en lengua scítica, como el que via al suegro de su mano, que en una armada la envió bien la sabia , se acordase de la humanidad y que era desde Valencia á Sicilia, y en su compañía y por gene hombre mortal. El Bárbaro con rostro torcido y semrul de la flota don Bernardo de Cabrera. Pero así los blante airado: ¿Piensas, dice, que yo soy hombre? No desposorios como la partida fueron el año adelante soy sino azote de Dios y peste del género humano. A de 1402. En el cual al rey de Castilla nació de la Reina mucho tuvo el ginovés de escapar con la vida, tan sauna hija en Segovia á 14 de noviembre, gran-gozo de ñudo se mostró. Corria lo de Asia la Menor gran pelisus padres y de todo el reino. Llamóse doña María, y gro; por esto el gran Turco, alzado el cerco que tenia casó adelante con su primo hermano don Alonso, rey sobre Constantinopla, con todas sus fuerzas y gentes que fué de Aragon y de Nápoles; matrimonio de que no volvió en busca del enemigo feroz y bravo. En aquella quedó sucesion por ser esta señora manera.

parte del monte Tauro, llamada Stella, muy conocida

por la batalla que antiguamente allí se dieron Pompeyo CAPITULO XI.

y Mitridates, se acercaron los dos campos; ordenaron . Del gran Tamorlan , scita de nacion.

sus haces; dióse la batalla, que fue muy reñida y dudo

sa. Pelearon de ambas partes con gran coraje, los unos Despues de la jornada de Nicopolis, tan aciaga para como vencedores del mundo , los otros por vencer. Filos franceses y para los húngaros, como queda dicho, nalmente, la victoria y el campo quedó por los scitas; los turcos entraron en gran esperanza de apoderarse de los muertos llegaron á docientos mil, muchos los pritodo el imperio de levante, en que pasaron tan ade sioneros , y entre ellos el mismo emperador Bayazele, lante, que el gran turco Bayazete se puso con todo su espanto poco antes de tanlas naciones. Llevóle por loda campo sobre Constanlinopla, silla de aquel imperio y Ja Asia cerrado en una jaula de hierro y atado con cadea almacen de sus riquezas. Gran espanto para los de cer- | nas de oro como en triunfo y para ostentacion de la vico ca, y no menor cuidado para los que caian lejos. En- | toria. Comia solo lo que el vencedor de su mesa le echida

ba como á perro, y con una increible arrogancia todas hasta la iglesia de San Miguel y la puerta que llaman las veces que subia á caballo ponia los pies sobre sus de las Atarazanas, cosa de grandísimo espanto y peliespaldas, trabajo y afrenta que le duró por todo lo res gro no menor. La buena diligencia del que á la sazon tante de la vida. Gran burla y escarnio de su grandeza; regia aquella ciudad, por nombre Alonso Perez, ayudó así ruedan y se truecán las cosas debajo del cielo; gé- | mucho para reparar el daño, ca de dia ni de noche no nero de infelicidad, tanto mas mal de llevar cuanto el se descuidaba en hacer todos los reparos que podia, paciente se vió poco antes mas encumbrado. El rey don calafetear las puertas y reparar de los muros las partes Enrique de Castilla, sin embargo de su poca salud, no maş flacas, sin cesar hasta tanto que aquella tempestad se descuidaba ni del gobierno de sus vasallos ni de acu amansó. La santa iglesia de Toledo, despues de la muerdirá las cosas y ocurrencias de fuera. Enviaba sus em- , te de don Pedro Tenorio, se estaba vacante; la discorbajadores á los principes , a los de cerca y á los de lejos dia entre los papas era ocasion desle y semejantes daños para informarse de todo y trabar amistad en diversas que resultaban en el reino, porque de tal suerte quitó partes. En especial á las partes de levante envió á Pela-. Castilla la obediencia á Benedicto, que no la dió ú su yo de Sotomayor y Fernando de Palazuelos para saber competidor; miserable estado, cual se puede pensar, de las fuerzas, costumbres y intentos de aquellas na cuando en el gobierno falta la cabeza y, el gobernalle. ciones apartadas. Estos dos embajadores acaso 6. de Considerados estos inconvenientes, se juntaron Cortes propósito se hallaron en aquella famosa batalla que se del reino en Valladolid para acordar sobre este punto dió entre turcos y scitas. El Tamorlan, ganada la victo- lo que se debia hacer. Acudió el de Aragón por medio ria., los trató con muestras de benignidad y cortesía. | de sus embajadores en favor de Bénedicto, como se Al dar la vuelta para España quiso los acompañase un dijo de suso, el cual á los 12 de marzo se salió en hábito su embajador, que envió para trabar amistad con el rey disfrazado por el Ródano abajo de Aviñon, en que le de Castilla ; hizo él su embajada conforme al órden que tuvieron los cardenales como preso por espacio de dos traia. Volvieron con él Alonso Paez, Ruy Gonzalez y años. La grande diligencia del rey de Aragon en su faGomez de Salazar, tres hidalgos que despachó el Rey vor fué tal y de tal suerte, que finalmente a los 28 de para que fuesen á saludar aquel Principe, viaje largo y abril le volvieron á reconocer dentro en Castilla con muy dificultoso, de que los mismos compusieron un li- ceremonia y auto muy solemne; estaban presentes el bro, que hoy dia anda impreso con nombre de Itinera Rey y los grandes, ricos hombres y prelados. Lo mismo rio, en que relatan por menudo los particulares de su se bizo dentro en Francia á los 26 de mayo, acuerdo embajada y muchas otras cosas asaz maravillosas, si que debió ser arrebatado, pues no duró mucho tiemverdaderas. La grandeza y gloria grande del Tamorlan po. Todavía el papa Benedicto, en virtud deste recopasó presto como un rayo. Vuelto á su tierra de los des- | nocimiento y homenaje .y con beneplácito del Rey, pojos y presas de la guerra fundó la ciudad de Mercanti proveyó la iglesia de Toledo como lo deseaba dos años y la adornú grandiosamente de todo lo bueno y hermoso atrás, á los 20 del mes de julio en la persona de don que robó en toda la Asia. A su muerte le sucedieron dos Pedro de Luna, su sobrino, hijo de su hermano Juan hijos, ni de las prendas ni de la ventara de su padre. Martinez de Luna, señor de Illueca y Gotor. Hermanos Grande cosa fuera , si las virtudes y el valor se hereda- 1 de don Pedro fueron Alvaro de Luna, padre del conran. Sobre el partir de la herencia resultaron muy gran- | destable don Alvaro; Rodrigo de. Luna, prior de San des diferencias entre los dos. Finalmente, el imperio Juan; Juan Martinez de Luna. Destos el primero fué coque se ganó con mucho esfuerzo y con gran trabajo se pero, y el tercero camarero del rey don Enrique el Termenoscabó por descuido y flojedad. Fué este año des cero de Castilla que les hizo mercedes, en especiala graciado para los portugueses y los pavarros, á causa Alvaro de Luna dió á Cañete, Jubera y Cornago. Verque fallecieron en él los herederos de aquellos reinos; dad es que don Pedro se entretuvo algun tiempo en don Alonso, hijo mayor del rey de Portugal, en edad de Aragon por negocios y dificultades que se ofrecen de doce años; sepultáronle en la iglesia mayor de Braga , ordinario. Hallábase el papa Benediclo en Sellon, puerérdida que, aunque causó muy grande sentimien blo de la Provenza, retirado por causa de la peste que to, fácilmente los de aquella nacion se conhortaron por picaba por aquellas partes todavía. Allí falleció el carquedar otros muchos hermanos, los infanles Duarte, denal de Pamplona Martin de Salva. Proveyó el Papa Pedro, Enrique, Juan, Fernando y dos hermanas, doña aquella iglesia en la persona de Miguel de Salva, soBlanca y doña Isabel. En Pamplona murieron los in brino del difunto, y poco despues le dió el capelo, así fantes Luis, de seis meses, y Cárlos, de cinco años, que por sus méritos, que fué insigne jurista, como á conjuntos los sepultaron en la iglesia inayor en el sepulcro templacion de su tio, que siempre estuvo con él y le del rey don Filipe, su tercer abuelo. El dolor grande acompañó en todos sus trabajos en el mismo tiempo de los navarros fué sin consuelo por no quedar hijo va que los demás cardenales de su obediencia le desamparon y recaer forzosamente la corona en hembra , cosa raron y se le mostraron contrarios. Falleció otrosi en de ordinario que los vasallos mucho aborrecen. El in- ! su estado Mateo, conde de Fox, pretensor del reino de vierno, fin deste año y principio del siguiente de 1403, Aragon, intento que de todo punto cesó por no dejar se continuaron las lluvias por muchos dias, con que los sucesion y porque su mujer dona Juana se concertó rios por toda España se hincharon grandísimamente, | con el Rey, su tio, por medio de Jaime Escrivá. Senade guisa que salieron de madre y hicieron muy graves láronle tres mil florines en cada un año para sus alimeudaños, en particular Guadalquivir subió con su grande tos, pequeña recompensa de un reino que, al parecer creciente sobre los adarves de Sevilla, y el agua llegó | de muchos, sią razon le quitaron; was es forzoso á las

« AnteriorContinuar »