Enciclopedia moderna: diccionario universal de literatura, ciencias, artes, agricultura, industria y comercio, Volumen25

Portada
Establecimiento Tipográfico de Mellado, 1853
0 Opiniones
Las opiniones no están verificadas, pero Google revisa que no haya contenido falso y lo quita si lo identifica

Dentro del libro

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 591 - Y porque sé que me han de preguntar algunos vocablos de los que he dicho, quiero curarme en salud y decírselo antes que me lo pregunten. Sepan voacedes que cuatrero es ladrón de bestias; ansia es el tormento; roznos, los asnos, hablando con perdón; primer desconcierto es las primeras vueltas de cordel que da el verdugo.
Página 295 - ... que acusaba, ni le confrontasen con el reo, ni hubiese publicación de testigos; todo contrario a lo que de antiguo se acostumbraba en los otros tribunales. Además de esto, les parecía cosa nueva que semejantes pecados se castigasen con pena de muerte.
Página 239 - Y porque yo no pretendo tratar de gente extranjera, sí de nuestros españoles, digo que Lope de Rueda, gracioso representante, y en su tiempo gran poeta, empezó á poner la farsa en buen uso y orden buena. Porque la repartió en actos, haciendo introito en ella, que ahora llamamos loa, y declaraban lo que eran. Las marañas, los amores, y entre los pasos de veras, mezclados otros de risa, que porque iban...
Página 125 - Comían asimismo una manera de sierpes que en la vista son muy fieras y espantables, pero no hacen mal, ni está averiguado si son animal o pescado, porque ellas andan en el agua y en los árboles y por tierra, y tienen cuatro pies, y son mayores que conejos, y tienen la cola como lagarto, y la piel toda pintada, y de aquella manera de pellejo, aunque diverso y apartado en la pintura, y por el cerro o espinazo unas espinas levantadas, y agudos dientes y colmillos, y un papo muy largo y ancho, que...
Página 295 - Lo que sobre todo extra»ñaban era que los hijos pagasen por los delitos de los padres: (»que no se supiese ni manifestase el que acusaba, ni le con» t'routasen con el reo, ni hobiese publicación de testigos; todo » contrario á lo que de antiguo se acostumbraba en los otros »tribunales.
Página 591 - ... abajo; pero andará el tiempo, y vernos hemos; que asentando sobre ese fundamento media docena de liciones, yo espero en Dios que habéis de salir oficial famoso, y aun quizá maestro.
Página 589 - No somos de Teba ni de Murcia, dijo Cortado; si otra cosa quiere dígala; si no, vayase con Dios. ¿No lo entienden? dijo el mozo, pues yo se lo daré a entender ya beber con una cuchara de plata; quiero decir, señores, ¿si son vuesas mercedes ladrones? mas no sé para qué les pregunto esto, pues sé ya que lo son; mas díganme, ¿cómo no han ido a la aduana del señor Monipodio? ¿Págase en esta tierra almojarifazgo de ladrones, señor galán? dijo Rincón.
Página 451 - Al uso y distribución de los bienes y aprovechamientos provinciales y comunales. 2.° Al repartimiento y exacción individual de toda especie de cargas municipales y provinciales, cuya cobranza DO vaya unida á la de las contribuciones del Estado. 3.°...
Página 127 - ... y uñas largas como de ave, pero flacas, y no de presa, y es muy mejor de comer que de ver;* porque pocos hombres habrá que la osen comer, si la ven viva (excepto aquellos que ya en aquella tierra son usados a pasar por ese temor...
Página 295 - España fue el establecimiento que por este tiempo se hizo en Castilla de un nuevo y santo tribunal de jueces severos y graves á propósito de inquirir y castigar la herética pravedad y apoetasía, diversos de los obispos á cuyo cargo y autoridad incumbía antiguamente este oficio.