Un poco de prosa: crítica, biografía, cuentos, etc., 1882-1895

Portada
Impr. "El Figaro", 1895 - 191 páginas
 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 7 - Y lógrase por fin verle pegado. Pero por más que apure su cuidado El ingenio más raro y peregrino, Dejarlo sin señal es desatino: Siempre quedan señales de quebrado.
Página 7 - ... pegado. Pero por más que apure su cuidado el ingenio más raro y peregrino, dejarlo sin señal es desatino: siempre quedan señales de quebrado. Así es una amistad de mucha dura: quiébrase la amistad que hermosa fuera, suéldala el tiempo con su gran cordura; cierto es que la amistad se mira entera, pero con la señal de quebradura nunca puede quedar como antes era.
Página 186 - ... cantaba". En puridad recitábala yo como rezan las viejas sus letanías, pensando hasta en el puchero que se les va a quemar. A habérseme pedido, creo que aun dormido la hubiera recitado. Llegué a aburrirla, peor todavía, a temerla como un mal golpe, porque al revolver de cualquiera esquina solía tropezar con un admirador que con sólo mentar la composición me parecía que me asestaba un ramalazo. Era para descolgar la maldita hamaca y colgarme en su lugar.
Página 186 - ... digo ! ) . Tampoco se popularizó En la hamaca entre las colonias cubanas con quienes viví luego en Nueva York .y en París, que prefirieron también otras composiciones mías, especialmente las patrióticas. Pero en 1879 vine a la Habana, y presentado por Cortina en una velada del Ateneo, subí a la tribuna y allí se me ocurrió recitar esa. poesía, que por su tamaño y estructura me fatigaba menos que las que con tanta frecuencia había recitado en otras partes. Quedé sorprendido del efecto...
Página 187 - Cervantes — ¡ y somos tantos, ay ! — necesitamos tener tranquilidad de espíritu, es decir, haber cenado y aun almorzado! No se puede repicar y andar en la procesión, no se puede vagar por otros mundos cuando en éste que habitamos nos retienen por los faldones el casero, el carnicero, etc.
Página 6 - ... y otro día la hendidura clava constante en el cristal su diente, y con marcha invisible aunque segura, al vaso da la vuelta lentamente. Filtrando el agua pura gota a gota, el jugo de las flores se ha perdido; nadie en el vaso la hendidura nota...; pero no lo toquéis... ¡está partido! Así, a veces, la mano más querida sólo al tocar el corazón lo hiere, ensancha luego el corazón su herida y al fin la flor de nuestro amor se muere. A los ojos del mundo intacto queda, mientras honda, en...
Página 149 - ... flotante» y desatendida.» La simpatía sincera por América, que es en Quintana un sentimiento profundo y continuo, es, ante todo, la expresión de su culto por la verdad y su manifestación más excelsa: la justicia. Desde los versos que hace pronunciar a Juan de Padilla: «Ni al indio pudo guardar un ponto inmenso, borrascoso...
Página 136 - Con achacosos pies, a paso lento Emprendo, fatigado peregrino. De la virtud el áspero camino Arrastrando mi propio desaliento. Del voluntario error no descontento. A volverle a seguir me determino, Tropezando en mi propio desatino Con menos luz y más conocimiento.
Página 45 - No te ablandes oyendo sus acentos, Que el diablo en ocasiones Acalora los buenos sentimientos Para hacer cometer malas acciones.

Información bibliográfica