Imágenes de páginas
PDF
EPUB

con

se hizo por el señor Ostolaza , y terminó la sesion.

Al dia siguiente espuso este señor con toda estension su dictámen contra la comision. Veinte y cuatro diputados unidos hicieron leer su voto contra lo dispuesto : de nuevo se volvio á la lid, dando principio un S.... de la mayoria de la comision. Don Simon Lopez contestó; pero a pesar de uno de los mas enérgicos discursos propun. ciados para detener a la mayoria de las cortes en su re. solucion, las discusiones siguieron casi sin interrupcion hasta el 22 de enero, en que se dió la última sentencia contra el tribunal. Desde este dia hasta el 5 de febrero no se hizo mas que estender el plan para afligir mas la religion.

Hubo diputado que tuvo la palabra tres dias leyendo y glosando un papel compuesto con todo lo que tra el tribunal se ha dicho desde el primer siglo de su ereccion. Sus argumentos partea de las doctrinas esparci. das por los hereges; se copian los testimonios de los filósofos contra el tribunal : se vierte la hiel sobre toda la Iglesia de Dios.

Hubo otro que hizo el panegirico de las víctimas de la Inquisicion, formando un discurso al modo de un ser. mon de pasion. El tema fue Omnis plantatio , quam non plantavit Pater meus , eradicabitur. Mat. c. 15. Los tormentos se van esplicando poco a poco, pero con exageracion y falsedad. Las esclamaciones y quejidos de los atormentados entretegen los periodos del orador... Un di. putado se compunge, y lleno de furor esclama en alta · voz: si esta es la santa ; maldita sea la santa. El

predicador habia abandonado el hábito de su religion...... El discurso se imprimió suelto, y anda en manos de todos. Á la

par de los enemigos del tribunal se empeñan sus defensores en rebatir los sofismas, y que apareciese la verdad. Compiten todos los discursos entre sí'á cuál deba ser preferido. El celo por la religion los hizo firmes en las discusiones. El espíritu de Dios hablaba por ellos. El don de fortaleza habia llenado de valor á los apologistas del tribunal. La religion se insultaba por algunos, pero el que hablaba despues la desagraviaba. En aquellos habia facilidad en el decir, energia en sostener, procacidad en contestar, en estos la mayor solidez, la doctrina mas general, la instruccion mas completa, y la union que inspira el peligro grande de perder la verdadera religion.

En este estado llegó el 22 de enero. Este es el dia de la decision : ¿quién llegará á vencer? atriunfará el error sobre la verdad? ¿ las tinieblas confundirán la luz?... Unas y otras pelean cuerpo á cuerpo. Los diputados se rehacen todos los dias para vencer la oposicion. El 22 de enero amanece; en él van á sucumbir la disciplina de la Iglesia ó las máximas de la moderna regeneracion : ¡ai! yo temo el decirlo: los clamores de los obispos, las representaciones de las provincias, el voto general de la nacion van á sacrificarse al partido mismo que se usurpó el soberano poder. El error, la filosofia, las nuevas instituciones van á echar por tierra el muro de la Iglesia , el baluarte de la religion, el tribunal de la fe, la santa Inquisicion::: Me es indispensable referir la escena como fue.

El 16 de enero se aprobó el primer artículo de la comision. En este dia habló solo un dipurado, padre de la constitucion, y por consecuencia enemigo del tribunal. Solo él tuvo la palabra , y al cabo de su vivo discurso salió un señor diputado (pasado á la faccion) suplicando á S. M. ¿que si habian de estar mas tiempo en la discusion? " que parecia cruel objeto echar los ocho meses que res. - taban en el proyecto; que se pregunte , ¿si está ya su„ ficientemente discutida (1)? se aprobó, y se dijo que sí. Pasóse á la votacion, y ciep diputados contra cuarenta y nueve convinieron en que la religion católica, apostólica romana será protegida por las leyes conformes á la constitucion. ; Qué proposicion tan justa al prie mer aspecto! ¡Qué contraria á la religion en su verdadera significacion! Me acuerdo de los dias de los arrianos

(1) Pág. 320.

en el conciliábulo de Ariminio y Seleucia contra la consustancialidad de Jesucristo. Una palabra sola sedujo á muchos padres: lo mismo sucedió en la aprobacion de este artículo con la voz proteccion.

Observemos primero , que la votacion de este artículo se pidió por los contrarios de la Inquisicion en un dia, en que solo habia hablado un opuesto al tribunal...

2.... Que en este dia desprevenidos algunos de los defensores del tribunal no concurrieron ; y otros que asistieron, se salieron para ir al entierro del señor obispo de Segovia.

3.... Que se hizo la votacion cuando alguno ú otro es. taba en la antesala de cortes en la persuasion que el diputado contrario que hablaba iba á demorarse mas, segun se observaba en los dias anteriores.

4... Que hecha la votacion entró el señor Villagomez, reclamó su voto, y no se le oyó.

s... La duplicada inteligencia de la proposicion votac. da, que en un sentido no admitia duda ni discusion, y en otro era la sentencia fulminada contra el tribunal

у

la Iglesia (1).

6.... En el primer sentido fue votada por muchos diputados que no cayeron en el error (2).

7... De todos los diputados que hablaron por la primera proposicion, á lo menos siete , no hicieron en sus

(1) El primer sentido es que la religion será protegida por loyes conformes à la constitucion, ó por leyes justas y sábias , como lo manda la constitucion , artículo 12. Esto ya estaba decretado. De esta inteligencia se valieron para compeler à la mayoria á la aprobacion del primer artículo de la comision. La palabra conformes envolvia estos dos sentidos: conforme á lo mandado por la constitucion : 6 conformes las leyes de proteccion con la constitucion. Admitido asi el articulo, la Inquisicion se debia abolir , como contraria á muchos de los artículos de la constitucion.

(2) En la votacion de la incompatibilidad del tribunal con la constitucion votaron sesenta á favor de la Inquisicion, cuando en el primer artículo tuvo solo cuarenta y nueve : luego si votaron en la primera proposicion, fue porque juzgaron que otro era el sentido del primer artículo.

mas que

discursos mas que argüir de hecho contra el tribunal de la fe; cuando no se trataba en el artículo 1. de otra cosa

de la proteccion de la religion. 8... Esta proteccion no sirvió mas que de pretesto pa. ra ingerirse las cortes en la reforma de las leyes eclesiásticas, en las que nada podia alterar; y sí solo por los medios

que estaban al alcance del poder temporal. Este es su primer deber: no es una obra de supererogacion. En realidad no fue asi.

Aprobada la 19 proposicion nada restaba ya que la. cer al partido contra la Inquisicion. La constitucion tenia dada la lei (1): las córtes la esplicaron y contrageron al tribunal (2). Que la Inquisicion sea incompatible con la constitucion estaba ya demostrado (3), ¿qué quedaba por hacer? Declararlo, sancionarlo: esto es lo que se hizo el 22. La Inquisicion es incompatible con la constitucion decretaron noventa votos contra sesenta ::: Estinguióse el tribunal de la fe. Ya no hai Inquisicion. Triunfó la filosofia.....

Digamos algo sobre este hecho. En los dias que me. diaron desde el 17 de enero hasta el 22 hablaron siete diputados, y solo el señor Borrull y señor Alcaina hicieron la apologia de la Inquisicion. Los otros cinco insistieron en su abolicion, repitiendo los mismos argumentos que en la discusion anterior. Yerros del tribunal, modo atroz de enjuiciar, arbitrariedades de los inquisidores , víctimas sacrificadas por él ::: de esta clase de argumentos no se salió en los muchos dias que hablaron los señores diputados. Los mismos dardos que servian á los primeros, se aguzaban de nuevo, se envenenaban y se volvian á disparar. Nada les arredraba su propio honor, y el concepto de sábios que se llegaron á formar por las muchas veces que sus aduladores se lo hacian oir. Lo que intentaban

(1) Artículo 12.
(2) 1.a Proposicion aprobada del dictámen de la comision.

(3) Por el dictámen de la comision , y por los discursos de siete diputados.

era zaherir de nuevo, y adelantar el entusiasmo contra el tribunal: para esto las mismas armas eran mejores , porque á fuerza de la repeticion penetraban mas.

Diariamente se leian discursos contra el tribunal, y al ver que sus contrarios no oponian mas armas que los errores prácticos de los inquisidores, ó el uso de unos re. glamentos que no regian, ó en fin las imputaciones falsas con que injuriaban à la España hacia mas de un siglo la heregia y los filósofos de la Francia, no podiamos menos que dudar de la instruccion de tales hombres, de su buena fe en el discurrir , y de su despreocupacion contra el santo oficio, de que se debian desprender los que con tanto teson hacian la guerra a las preocupaciones de los españoles , á su fanatismo y á su error. No, el hombre de instruccion no obra, ni habla asi. Este es el argumento que mas convence su parcialidad y su mala fe.

Señores diputados , podia decirseles: los inquisidores no son el tribunal de la fe: dirigid vuestras saetas si quereis contra aquellos ; pero respetad su autoridad: distinguid los tiempos , y concordareis los derechos y prácticas de la Inquisicion. Hombres, que presumis de sábios, hablad con imparcialidad; no discurrais por rutina, acercaros á los hechos, miradlos como son ::: ¿Es la In. quisicion en la actualidad como la acabais de proponer?...

Se trata de un tribunal erigido por la Iglesia para conservar ileso el depósito de la fe. ¿Pueden las cortes destruirle? Esta es la cuestion. El católico me dira

que no ; porque san Pedro recibió este cargo del fundador del cristianismo, y á ningun otro poder mas que al de la Iglesia se le dió esta facultad.

El hijo de Dios á la presencia de los apóstoles llamó al primero y habló asi: » tú eres Pedro: sobre esta pie„dra fundaré mi Iglesia : las puertas del infierno no pre„valecerán contra ella (1).- A ti te doi las llaves de los cielos: cuanto desatares en la tierra, será desatado en el

[ocr errors][merged small]
« AnteriorContinuar »