Imágenes de páginas
PDF
EPUB

que se ha mencionado arriba; y de 1609 á 1615 entró la casa-contratacion de Sevilla por admipistracion y cuenta de S. M.

tratado de transacion entre España y Portugal de 18 de junio de 1701 ratificado por el de 6 de febrero de 1715 (art. 14 y 15).

Asientos y tráfico negrero del siglo XVII en Asientos del siglo XVIII en que prevaleció el que prevalecieron las casas portuguesas. interés é influencia , primero de la Francia, y

seguidamente de la Gran Bretaña. Tres contratos cada uno de 8 años se sucedieron de 1616 á 1639; el del portugués Antonio Transigidas con el Portugal, como acaba de Fernandez Delvas, obligado a introducir cada decirse, las diferencias del asiento de negros año 3.500 por los puertos de Veracruz y Car- de Indias, se preparó y firmó en 27 de agosto tagena, y al servicio anual de 115.000 duca- de 1701 el de la compañía real de Guinea estados; el de Manuel Rodriguez Lamego tambien blecida en Francia , que se obligó a introducir portugués, que debia introducir 3.500, y dar al

en 10 años que finalizarian el 1.° de mayo de 1712 Rey 120.000 ducados; y el último (porque ya no el número de 48.000 piezas de umbos sexos y de se dió entrada despues á los portugueses por el todas edades, que no sean de Minas ni de Cabo levantamiento de 1640), celebrado con Cristó

Verde, como poco á propósito para aquellos raj. bal Mendez de Sosa y Melchor Gomez para la

nos, y á pagar por pieza el derecho de 100 libras introduccionde 2.500 por el servicio de 95.000 tornesas moneda de Francia, que era lo mismo ducados.

que 33 pesos escudos y un tercio de otro de la Continuó el asiento en administracion desde

de España, de que anticiparia para las urgencias 1640 sin admitirse las pretensiones de los holan. 600.000 libras; y se estipulaban otras condiciodeses é ingleses, hasta que por cédula de 31 de

nes sobre los puertos en que se permitia este julio de 1662 se ajustó con Domingo Grillo y Am- tráfico, y no esceder de 300 pesos el precio de brosio Lamelin por 7 años prorogados hasta 1675, los que se llevasen å las islas de Barlovento, no obstante las contradicciones de la casa de la

Santa Marta , Cumaná , y Maracaibo. contratacion, para importar 24.500 negros, con Se sucedió y ajustó con la Inglaterra el de 26 obligacion (añade la coleccion de tratados), de de marzo de 1713 recordado en el artículo 12 dar al Rey 2.100.000 pesos.

del célebre de Utrecht de 13 de julio, por el En 1675 pasó á Antonio Garcia y don Sebas cual corriendo el asiento enteramente á benetian Siliceo por 5 años, á introducir en cada uno ficio de los ingleses, con esclusion de españo4.000, y pagar 450.000 pesos, y por su falta de les

у franceses, en el término de 30 años, á cumplimiento desde 1676, al comercio y consu cmpezar del 1.° de mayo de 1713, habrian de lado de Sevilla, que se ofreció á dar 1.125.000 ps. introducir 4.800 negros en cada uno, y pagar y 200.000 de donativo gracioso (1). – En 1682 por pieza el mismo derecho de 33 %5 pesos por otros 5 años á don Juan Barroso del Pozo y escudos. don Nicolas Porcio, vecinos de Cádiz, por cuya Las renovaciones e interrupcion por la guerquiebra se contiouó en el holandés don Baltasar ra, que sufrió este convenio, se espresaron al Coimans hasta 1692, siendo aquellos obligados hablarse del comercio estrangero (tom. II, págial servicio de 1.125.000 pesos. — En 1692 á don na 263). Hubo al fin la corte de España de corBernardo Marin de Guzman, de Venezuela, que tar y transigir el progreso de tan gravoso nelo contrató por los mismos 5 años, y servicio gocio por el tratado de indemnizaciones de 5 de 2.125.000 escudos de plata. -Y por último de octubre de 1750, en cuyo primer articulo, se celebró con la compañía portuguesa de Gui mediante la compensacion de 100.000 libras esnea en 12 de julio de 1696 por 6 años y 8 meses, :erlinas, «S. M, británica cede á S. M. católica en quc habria de introducir 10.000 toneladas de « su derecho al goce del asiento de negros y del negros, y pagar la anticipacion y derechos con a navio anual durante los 4 años estipulados venidos, sobre que, para terminarlo, recayó el « por el articulo 16 del tratado de Aquisgran.»

(1) A este período corresponde la disposicion del capitulo 24 de la ley 133 de las ARMADAS Y FLOTAS. (tomo 1, página 391.)

Pero es de advertir, que antes de hacerse la bado en cédula de 15 de octubre de 1765; se copaz que abrió, lugar á las estipulaciones de 1748 municó por el ministerio universal de Indias la y 50, la España habia concluido con Francia la real órden de 25 de enero de 1780, permitiende su alianza ofensiva firmada en Fontainebleau do proveerse aquellas posesiones de negros de 25 de octubre de 1743, y el lenguage de su ar las colonias francesas, con algunas escepcioticulo 11 estaba asi concebido. «Como la Ingla. nes y declaraciones acerca de la calidad de los terra ha dado los justos motivos que son noto buques, frutos de estraccion, y derechos de rios, para privarle del navio del permiso, y del adeudo. asiento de negros, sin que pueda tener ningun Real cédula circular de 28 de febrero de 1789 derecho de pedir el restablecimiento, aun cuan no solo permitió franca libertad álos nacionales, do terminen las actuales dependencias por una para introducir negros en Santo Domingo, Hapaz, habiendo espirado el tiempo, durante el bana, Puerto-Rico, y Puerto-Cabello, sino que cual debió gozarle la Inglaterra; S. M. cató la estiende a los estrangeros por 2 años prorogaJica declara, que solo le concederá á sus vasa dos, primero por otros 2 en 20 de febrero de 91, llos, por haber hecho ver la esperiencia cuan y por 6 mas en 24 de noviembre siguiente, para perjudicial es à la España, que se ejecute este proveer de brazos, y dar estimulos á la agricultráfico por otra nacion. »

tura y producciones, á que convidaban el clima El propio objeto impulsó el terior de los ar y feracidad de nuestras islas:(V. AGRICULTURA ticulos 13, 14 y 15 del convenio con Portugal de tomo I, p. 123.) Y con el propio objeto la de 11 de marzo de 1778, en que se hizo á la España 22 de abril de 1804 se hizo justamente memora: la cesion de las islas Aonovon y Fernando Pó, ble, primero por la exencion perpétua de derepara que ambas naciones pudiesen mas fácilmen chos que declaraba a los frutos del azucar, café, te hacer el comercio negrero, sin las ligaduras algodon y añil; y segundo, porque permitiendo la de asientos y contratas perjudiciales, como las trata libre de negros bozales (pues no siéndolo que en otro tiempo se hicieron con las compa se decomisarian) por 12 años mas á los pacionañias portuguesa, francesa é inglesa: á que alu les, y por 6 á los estrangeros, fue ya la que cerró diendo la instruccion reservada á la junta de toda clase de concesiones negreras de esta espeestado de 8 de julio de 1787 (artículo 108), en cic. En otra cédula de igual fecha 22 de abril se punto à la necesidad de este tráfico para fo recomendaba la humanidad, con que debian ser mento de la agricultura y comercio, tiende å tratados los esclavos, conforme a los encargos de recomendar, que proporcionándose con la ad. la circular de 1789 (1), y el cuidado y persuasion quirida posesion de las islas Fernando Pó, y Fo á los hacendados, de que en los ingenios y fincas niobongia; «convenia realizar estas ideas cuanto dotadas solo de negros varones se pusiesen neantes, y salir de la sujecion, en que estamos con gras, y se fomenten sus matrimonios por propia las contratas hechas con los ingleses , para sur utilidad, y deber de conciencia. tirnos de negros,

de
que

resultan contrabandos
continuos, y otros gravisimos inconvenientes.» ABOLICION DEL TRAFICO NEGRERO.

Resoluciones tomadas para ellibre insinuado tra

Eotretanto el parlamento inglés se preparaba fico, con abolicion de sus asientos.

para la abolicion del tráfico, que acordó definiHabiendo lerminado en 1779 el de la casa tivamente en acta de 1807. Y con este anteceAguirre Ariztegui y compañia, que se habia apro- dente los ministros representantes de las poten

(1) La real cédula circular á Indias de 31 de mayo de 1789, en que brilla á la verdad la real prevision y positiva filantropia del gobierno español, contiene en un minucioso reglamento las ordenaciones, que le parecieron adecuadas, para asegorar el mejor régimen en la educacion religiosa, alimentos, horas de trabajo, enfermerias, matrimonios, y castigos correccionales de los esclavos. Se dejó en suspeoso su cumplimiento, en la isla de Cuba por algun joconveniente, que se representó , podia traer la ejecucion de todos sus artículos á la letra : pero como en lo esencial no puede menos de tenerse presente, y ba servido su texto para la planteada protectoria de esclavos , que ejercen los sindicos de los ayuntamientos, y para la redaccion de bandos y medidas de policía , se trasuota mas abajo.

15 TOM. III.

[ocr errors]

cias Europeas, (inclusa España'), que habian augustos soberanos; desean sinceramente con firmado el tratado de Paris de 30 de mayo de currir a la pronta y eficaz ejecucion de ella con 1814, procedieron en Viena á la declaracion cuantos medios esten á su alcance, y empleánde 8 de febrero de 1815, por la cual conside dolos con el celo y perseverancia, que exije una rando:

causa tan grande y justa. — Sin embargo cono« Que los hombres justos é ilustrados de todos ciendo la manera de pensar de sus augustos solos siglos han pensado, que el comercio conoci- beranos, no pueden menos de preveer, que aundo con el nombre de tráfico de negros de Africa que sea muy honroso el fin que se proponen , no es contrario a los principios de la humanidad y procederán sin los justos miramientos, que rede la moral universal: — Que las circunstancias quieren los intereses, las costumbres, y aun las particulares que le originaron, y la dificultad de preocupaciones de sus súbditos; y por lo tanto los interrumpir repentinamente su curso, han podi dichos plenipotenciarios reconocen al mismo do cohonestar hasta cierto punto la odiosidad tiempo, que esta declaracion general no debe inde conservarle; pero que al fin la opinion publi fluir en el término que cada potencia en particular ca en todos los paises cultos pide, que se supri- juzgue conveniente fijar para la estincion definima lo mas pronto posible: -- Que despues que tiva del comercio de negros. Por consiguiente, se ha conocido mejor la naluraleza y las particu- el determinar la época, en que este comercio delaridades de este comercio , y se han hecho pa- be quedar prohibido universalmente, será objeto lentes todos los males de que es causa, varios go de negociacion entre las potencias; bien entenbiernos de Europa han resuelto abandonarlo, y dido, que se hará todo lo posible, para acelerar que sucesivamente todas las potencias que tienen y asegurar el curso del asunto, y que no se concolonias en las diferentes partes del mundo, han siderará cumplido el empeño reciproco, que los reconocido por leyes, por tratados ó por otros soberanos contraen entre si en virtud de la preemperos formales la obligacion y la necesidad sente declaracion, hasta que se haya conseguido de estinguirlo:— Que por un artículo separado completamente el fin que se han propuesto en del último tratado de Paris, han estipulado la su empresa. - Comunicando esta declaracion á Gran Bretaña y la Francia, que unirian sus es la Europa y á todas las vaciones cultas de la tierfuerzos en el congreso de Viena, para decidir á ra, los dichos plenipotenciarios esperan, que todas las potencias de la cristiandad, a decretar estimularán a los demas gobiernos, y particula prohibicion universal y definitiva del comer. larmente a los que prohibiendo el comercio de cio de negros:- Que los plenipotenciarios reu negros han manifestado las mismas máximas, nidos en este congreso no pueden honrar mas á sostenerlos con su dictamen en un asunto, cubien su comision,desempeñarla y manifestar las yo logro será uno de los mas dignos monumenmáximas de sus augustus soberanos, que esfor tos del siglo , que lo ha promovido, y le habrá záudose para conseguirlo, y proclamando en dado fin gloriosamente. – Viena 8 de febrero nombre de ellos la resolucion de poner término de 1815.)á una calamidad, que ha desolado por tanto tiempo el Africa, envilecido la Europa, y afligido la Primer tratado de 24 de setiembre de 1817, humanidad.- Dichos plenipo!enciarios han con ujustado entre España y la Gran Bretaña venido en empezar sus deliberaciones sobre los pura la estincion del comercio negrero. medios de conseguir objeto tan provechoso, declarando solemnemente los principios, que les Por él quedó estipulado, que desde el cange guian en este exámen. En consecuencia, y de las ratificaciones (noviembre 22) no seria lidebidamente autorizados para este acto por la

cito continuar el tráfico de esclavos en parte adhesion unánime de sus córtes respectivas, al alguna de la costa de Africa al norte del Ecuaprincipio enunciado en el dicho articulo sepa dor, y dejarlo totalmente abolido en todos los rado del tratado de Paris, declaran á la faz de dominios españoles el 30 de mayo de 1820, con la pa, que siendo á sus ojos la estincion término de seis meses en el primer caso, y de universal del comercio de negros una disposi- | cinco en el segundo, para completar los viages cion digna de su particular atencion, conforme de los buques salidos antes de las fechas designaal espíritu del siglo, y á la magnanimidad de sus das. Los artículos 3 y 4 se contraian al pago de

400.000 libras esterlinas (1). que recibiria la Es- | igualmente lo será el propietario de dicho bupaña en Londres « como una compensacion com que condenado, a menos que pruebe no haber « pleta de todas las pérdidas que hubiesen sufri tenido parte en la empresa. «do los súbditos de S. M. católica, ocupados Art. 4. Con el fin de impedir completamente « en este tráfico, con motivo de las espediciones toda infraccion al espiritu del presente tratado, « interceptadas antes del cange de las ratifica- | las dos altas partes contratantes consienten mú. « ciones del presente tratado, como tambien de luamente en que los buques de su respectiva « las que son una consecuencia necesaria de la real armada, a los que se proveerá, segun mas « abolicion de este comercio.»- Y refiriéndose adelante se menciona , con instrucciones espelos demas articulos a las ritualidades para el re ciales al efecto, puedan registrar aquellos buconocimiento de buques sospechosos, y al esta ques mercantes de ambas naciones, que por moblecimiento y facultades de las dos comisiones tivos fundados puedan ser sospechados de que mistas, que babian de residir en un punto de las se ocupan en el tráfico de esclavos, o de que posesiones coloniales de España, y otro de la han sido equipados con dicho intento , ó de que costa de Africa , se omiten, por haber recibido durante el viage, en el que se encuentren con mayor ampliacion y esclarecimiento en el se los mencionados cruceros, se han empleado en gundo de estos tratados que sigue.

el tráfico de esclavos, contraviniendo a lo que

en el presente tratado se estipula : y consienten Segundo tratado para el mismo objeto, con tambien ambas partes contratantes en que los cluido en Mudrid 28 de junio de 1835. referidos cruceros puedan detener dichos bu

ques, y en, iarlos ó conducirlos para ser juzgaArt. 1.o « Por el presente articulo se declarados del modo que mas abajo se dispone. nuevamente por parte de España , que el tráfico Para fijar este derecho reciproco de registro de esclavos queda de hoy en adelaute total y fi- de tal modo que sea á propósito para conseguir nalmente abolido en todas las partes del mundo. el objeto de este tratado, sin dar lugar a dudas,

Art. 2.° S. M. la Reina Gobernadora y regen- controversias y reclamaciones, se entenderá el te de España durante la minoridad de su hija espresado derecho en la forma y bajo las reglas doña Isabel II se obliga a adoptar tan luego co-siguientes: mo se verifique el cange de las ratificaciones 1.- Nunca podrá ejercerse sino por buques del presente tratado, y despues de tiempo en de guerra autorizados cspresamente al efecto, tiempo, segun la necesidad lo requiera, las me scgun se estipula en este tratado. didas mas eficaces para impedir que los súbdi 2. En ningun caso podrá ejercerse el derecho tos de S. M. católica y su pabellon se empleen de registro respecto de un buque de la marina de modo alguno en el tráfico de esclavos; y es rcal de una ú otra nacion, sino meramente respecialmente se obliga S. M. católica á promul- pecto de los buques mercantes. gar en todos sus dominios, dos meses despues 3.a Siempre que un barco mercavte sea redel mencionado cangc, una ley penal que im- gistrado por un buque de guerra, deberá el pooga un castigo severo a todos sus súbditos comandante de este presentar en el acto al cnque bajo cualquier pretesto tomen parte , sea la mandante del barco mercante el documento que que fuere, en el tráfico de esclavos.

acredite estar competentemente autorizado al Art. 3. El capitan, maestre, piloto y tripula- efecto, y le entregará un certificado firmado por cion de uo buque condenado como buena presa él que indique su graduacion en la real armada en virtud de las estipulaciones de este tratado de su pais, y el nombre del buque que manda, serán castigados severamente con arreglo á la y que compruebe que el único objeto del regislegislacion del pais de que fueren súbditos; é i tro es asegurarse si el barco se ocupa en el co

fico P

(1) No llegó España á recibir esta suma, pues por el artículo 6.o del convenio con la Rusia de 11 de agosto de 1817 de venta de una scuadra, que el operador hacia á S. M. católica, se tras só y cedió en pago, sobre que hubo otro segundo de complemento, de 27 de setiembre de 1819, que copia el compilador de los Tratados (pág. 795) del que presentó el mioisterio de Rusia, reclamando el pago total, persuadido aquel de que parecia no haber babido en el negocio la mayor limpieza.

no glo al tenor de este tratado, dicho barco será

cio de esclavos , ó si está armado para este tra nientes. Queda no obstante entendido que las fico. Cuando el registro deba hacerse por un instrucciones dadas originariamente á un ofioficial del crucero que no sea su comandante, cial revestido de la graduacion de teniente de dicho oficial exhibirá al capitan del buque mer navio é de otra superior, serán sulicientes, en cante una copia de las órdenes especiales ya caso de fallecimiento ó ausencia temporal del mencionadas, firmada por el comandante del mismo, para autorizar al registro al oficial en crucero, y le entregará tambien un certificado

quien recaiga el mando del buque, aun cuando firmado por el que indique la graduacion que no tenga cn el servicio la espresada graduacion. tenga en la armada, el nombre del comandante 3." Cuando el comandante de un crucero de que le mandó proceder al registro, el del cru una de ambas naciones tenga sospechas de que cero en que navegare, y el objeto del registro, alguno ó algunos de los buques que naveguen bajo segun se ha espresado ya. Si constare por el la escolta ó convoy de un buque de guerra de la registro que los papeles del buque estan en re otra nacion, lleva esclavos á bordo, ó se ha ocugla, y que sus operaciones son licitas, el oficial pado en este tráfico prohibido, ó está equipado espresará en el diario de la embarcacion que el para él, comunicará sus sospechas al comandanregistro se ha verificado en virtud de las órde te del convoy, quien acompañado por el comannes especiales precitadas, y el buque quedará dante del crucero, procederá al registro del buen libertad de continuar su viage. La graduacion que sospechoso; y en caso de que aparezcan fundel oficial que haga el registro no debe ser in- dados los motivos de estas sospechas, con arreferior a la de teniente de la real armada ; á ser que por muerte ú otra causa haya recaido conducido ó enviado á uno de los puntos dorde el mando en un oficial de graduacion inferior. existan los tribunales mistos, para que alli re

4.- El derecho reciproco de registro y de caiga el competente fallo. tencion no podrá ejercerse en el mar Mediter 4.° Tambien queda mútuamente concertado ráneo ni en los mares de Europa que se hallan que los comandantes de los respectivos buques fuera del estrecho de Gibraltar, y que se estien- de guerra de ambas potencias que se empleen den al norte del paralelo 37.° de latitud septen en este servicio, deberán atenerse estrictamentrional, y á la parte oriental del meridiano sj te al exaclo lenor de las instrucciones arriba tuado á 20 grados oeste del de Greenwich. mencionadas.

Art. 5. Para arreglar el modo de poner en Art. 6. Como los dos artículos que precedea ejecucion las disposiciones del articulo que pre son enteramente reciprocos, las dos altas partes cede se estipula.

contratantes se obligan mútuamente á abovar las 1.° Que a todos los buques de la marina rcal pérdidas que sus respectivos súbditos puedan de ambas naciones, que en lo sucesivo se em esperimentar por la detencion arbitraria é ilepleen en impedir el tráfico de esclavos, se les gal de sus buques; en la inteligencia de que la suministrarán por sus respectivos gobiernos indeniuizacion será satisfecha por el gobierno copia de este tratado en lengua española é ingle cuyo crucero haya incurrido en dicha arbitrasa , de las instrucciones para los cruceros á él ria é ilegal detencion, y que el registro y detenanejas y señaladas con la letra A, y de los reglacion de los buques especificados en el artículo mentos que han servir de guia a los tribuna. 4.° de este tratado sol se verificarán por los les mistos de justicia, que son anejos tambien buques españoles o ingleses que formen parte bajo la letra B; debiendo ambos documentos de la real armada respectiva de ambas potenconsiderarse como parte integrante de este tra. cias, y solo por aquellos de estos buques que tado.

vayan provistos de las instrucciones especiales 2." Que cada una de las altas partes contratan anejas a este tratado, con arreglo á lo que en el tes se comunicarán en lo sucesivo, de tiempo en se estipula. El resarcimiento de perjuicios de tiempo, los nombres de los varios buques provis que trata este artículo habrá de verificarse dentos cov las instrucciones susodichas, la fuerza tro del término de un año, contado desde el dia de cada uno, y los nombres de sus comandantes, en que la comision mista haya pronunciado los cuales deberán tener el grado de capitanes de navio ó de fragata, ó cuando menos el de te Art. 7. Para proceder con el menor relardo

su fallo.

« AnteriorContinuar »