Imágenes de páginas
PDF
EPUB

estos de la misma condicion, ó ya libres, hasta contribuirán con los 2 pesos anuales, preveni que puedan ganar por sí con qué mantenerse, dos en el capítulo 8.° de la real cédula de 28 que se presume poderlo hacer en llegando a la de febrero último, que queda citada. edad de 12 años en las mugeres , y 14 en los varones; y no pudiéndose dar regla fija sobre

CAPITULO IV. - Diversiones. la cantidad y cualidad de los alimentos, y clase de ropas, que les deben suministrar, por la di En los dias de fiesta de precepto, en que los versidad de provincias, climas, temperamentos

dueños no pueden obligar, ni permitir que tray otras causas particulares; se previene, que bajen los esclavos, despues que estos hayan oien cuanto a estos puntos, las justicias del dis do misa, y asistido a la esplicacion de la doctrito de las haciendas, con acnervio del ayunta trioa cristiana, procurarán los amos, y en su miento y audiencia del procurador sindico, en defecto los mayordomos , que los esclavos de calidad de protector de los esclavos, señalen y sus haciendas, sino que se junten con los de las determinen la cantidad y cualidad de alimentos otras, y con separacion de los dos sexos, se y vestuario, que proporcionalmente , segun sus ocupen en diversiones simples y sencillas, que edades y sexos, deban suministrarse á los es deberán presenciar los mismos dueños, ó maclavos por sus dueños diariamente, conforme a yordomos, evitando que se escedap en beber, la costumbre del pais, y á los que comunmente y haciendo que estas diversiones se concluyan se dan á los jornaleros, y ropas de que usan antes del toque de oraciones. los trabajadores libres, cuyo reglamento, despues de aprobado por la audiencia del distrito, CAPITULO V.-Habitaciones y enfermeria. se fijará mensualmente en las puertas del ayuntamiento y de las iglesias de cada pueblo , y en Todos los dueños de esclavos deberán darles las de los oratorios, ó ermitas de las haciendas, habitaciones distintas para los dos sexos, no para que llegue á noticia de todos, y nadie pue siendo casados, y que sean cómodas y suficienda alegar ignorancia.

tes para que se liberten de las intemperies, con

camas en alto, mantas, ó ropa necesaria, y con CAPITULO III. -Ocupacion de los esclavos. separacion para cada uno , y cuando mas dos en

un cuarto, y destiparán otra pieza, o habitacion La primera y principal ocupacion de los es separada, abrigada y cómoda para los enfermos, clavos debe ser la agricultura y demas labores que deberán ser asistidos de todo lo necesario del campo, y no los oficios de vida sedentaria; por sus dueños; y en caso que estos, por no y así para que los dueños y el estado consigan haber proporcion en las haciendas, ó por estar la debida utilidad de sus trabajos, y aquellos estas inmediatas á las poblaciones, quieran pa los desempeñen como corresponde, las justicias sarlos al hospital, deberá contribuir el dueño de las ciudades y villas, en la misma forma que para su asistencia con la cuota diaria que señaen el capítulo antecedente, arreglarán las tareas le la justicia, en el modo y forma prevenido en del trabajo diario de los esclavos proporciona el capítulo 2.°; siendo asimismo de obligacion das á sus edades, fuerzas y rebustez: de forma, del dueño costear el entierro del que falleciere. que debiendo principiar y concluir el trabajo de sol á sol, les queden en ese mismo tiempo CAPITULO VI. - De los viejos y enfermos dos horas en el dia para que las empleen en

habituales. manufacturas, ú ocupaciones, que cedan en su personal beneficio y utilidad, sin que puedan Los esclavos que por su mucha edad , ó por los dueños, ó mayordomos obligar á trabajar enfermedad, no se hallen en estado de trabajar, por tareas á los mayores de 60 años, ni meno y lo mismo los niños y menores de cualquiera res de 17, como tampoco á las esclavas, ni em. de los dos sexos, deberán ser alimentados por plear á estas en trabajos no conformes con su los dueños, sin que estos puedan concederles la sexo, ó en los que tengan que mezclarse con libertad por descargarse de ellos, á no ser prolos varoncs, ni destinar á aquellas á jornaleras; veyéndoles del peculio suficiente á satisfaccion y por los que apliquen al servicio doméstico, de la justicia con audiencia del procurador sin

dico, para que puedan mantenerse sio recesidad las penas correccionales de que trata el capítulo de otro auxilio.

antecedente, asegurado el delincuentc por el

dueño, ó mayordomo de la hacienda, ó por quien CAPITULO VII.- Matrimonios de esclavos. se halle presente a la comision del delito, de

berá el injuriado, ó persona que le represente, Los dueños de esclavos deberán evitar los dar parte á la justicia para que con audiencia tratos ilícitos de los dos sexos, fomentando los del dueño del esclavo, si no lo desampara antes matrimonios, sin empedir el que se casen con de contestar la demanda , y no es interesado en los de otros dueños; en cuyo caso, si las hacien la acusacion, y en todos casos con la del procuradas estuviesen distantes, de modo que no pue dor sindico, en calidad de protector de los escladan cumplir los consortes con el fin del matri vos, se proceda con arreglo á lo determinado por monio, seguirá la muger al marido, comprandola las leyes, á la formacion y determinacion del el dueño de este a justa tasacion de peritos nom proceso, é imposicion de la pena corresponbrados por las partes, y por el tercero que en diente, segun la gravedad y circunstancias del caso de discordia nombrará la justicia ; y si el delito, observándose en todo lo que las mismas dueño del marido no se conviene en la compra, leyes disponen sobre las causas de los delintendrá la misma accion el que lo fucre de la cuentes de estado libre. Y cuando el dueño no muger. -(V. ley 11, lit. 5, part. 4, MATRIMO desampare al esclavo, y sea este condenado á NIOS.)

la satisfaccion de daños y perjuicios en favor de

un tercero, deberá responder de ellos el dueño, CAPITULO VII. Obligaciones de los esclavos,

ademas de la pena corporal, que segun la gray penas correccionales.

vedad del delito sufrirá el esclavo delincuente Debiendo los dueños de esclavos sustentarlos, despues de aprobada por la audiencia del diseducarlos, y emplearlos en los trabajos útiles y trito, si fuere de muerte ó mutilacion de miemproporcionados á sus fuerzas, edades y sexos, bro. sin desamparar á los menores, viejos , ó enfermos , se sigue tambien la obligacion en que por

CAPITULO X. - Defectos , ó escesos de los

dueños, o mayordomos. lo mismo, se hallan constituidos los esclavos de obedecer y respetar á sus dueños y mayordo El dueño de esclavos, ó mayordomo de hamos, desempeñar las tareas y trabajos que se cienda que no cumpla con lo prevenido en los les señalen conforme á sus fuerzas , y venerar capítulos de esta instruccion, sobre la educalos como a padres de familia; y asi el que faltare cion de los esclavos , alimentos, vestuario, moá alguna de estas obligaciones, podrá y deberá deracion de trabajos y tareas , asistencia a las ser castigado correccionalmente por los escesos diversiones honestas, señalamiento de habitacioque cometa , ya por el dueño de la hacienda , ó nes y enfermeria, o que desampare á los meno. ya por su mayordomo, segun la cualidad del res, viejos, o impedidos; por la vez primera defecto, o esceso, con prision , grillete , cade

con prision, grillete , cade- incurrirá en la multa de 50 pesos, por la segun. na, maza ó cepo, con que no sea poniéndolo en da de 100, y por la tercera de 200, cuyas multas este de cabeza, ó con azotes, que no puedan pa deberá satisfacer el dueño, aun en el caso de sar de 25, y con instrumento suave , que no les que solo sea culpado el mayordomo, si este no cause contusion grave, ó efusion de sangre, tuviese de que pagar, distribuyéndose su imporcuyas penas correccionales no podrán imponer te por terceras partes, denunciador, juez, y se a los esclavos por otras personas que por sus caja de multas, de que despues se tratará. Y en dueños , ó mayordomos.

caso de que las multas antecedentes no produz

can el debido efecto, y se verificase reincidenCAPITULO IX. – Imposicion de penas mayores. cia, se procederá contra el culpado a la imposi.

cion de otras penas mayores, como inobediente Cuando los esclavos cometieren escesos, de

á mis reales órdenes, y se me dará cuenta con fectos o delitos contra sus amos , muger ó hijos, justificacion para que tome la condigna provimayordomos, ú otra cualquiera persona, para dencia. cuyo castigo y escarmiento no sean suficientes Cuando los defectos de los dueños, o mayor

domos fuesen por esceso en las penas correc tres dias, deberá dar parte á la justicia para que cionales, causando a los esclavos contusion gra con citacion del procurador sindico se anote en ve, efusion de sangre, ó mutilacion de miembro, el libro , a fin de evitar toda sospecha de haberademas de sufrir las mismas multas pecuniarias le dado muerte violenta: y cuando el dueño falcitadas, se procederá contra el dueño, ó mayor. tare á este requisito, serà de su obligacion justidomo criminalmente a instancia del procurador ficar plenamente, ó la ausencia del esclavo, o sindico, sustanciando la causa conforme á dere su muerte natural, pues de lo contrario se procho, y se le impondrá la pena correspondiente cederá á instancia del procurador sindico á foral delito cometido, como si fuese libre el inju- marle la causa correspondiente. riado, confiscándose ademas el esclavo para que se venda á otro dueño, si quedare hábil para CAPITULO XIII. – Modo de averiguar los escetrabajar, aplicando su importe á la caja de mul sos de los dueños ó mayordomos. tas, y cuando el esclavo quedase inhábil para ser vendido, sin volverselo al dueño , ni mayor Las distancias que median de las haciendas á domo que se escedió en el castigo , deberá con las poblaciones : los inconvenientes que se setribuir el primero con la cuota diaria, que se se guirán de que cou el pretesto de quejarse, se ñalase por la justicia para su manutencion y permitiese á los esclavos, que saliesen de aquevestuario por todo el tiempo de la vida del es las sin cédula del dueño, ó mayordomo, con clavo, pagándola por tercios adelantados, espresion del fin de su salida , y las justas dis

posiciones de las leyes para que no se auxilie, CAPITULO XI. De los que injurian á los proteja y oculte a los esclavos fugitivos, preciesclavos.

san á facilitar los medios mas proporcionados á

todas estas circunstancias, para que se puedan Como solo los dueños y mayordomos pueden adquirir noticias del modo con que se les trata castigar correccionalmente a los esclavos con en las haciendas, siendo uno de estos, que los la moderacion que queda prevenida, cualquiera eclesiásticos que pasen á ellas á esplicarles la otra persona que no sea su dueño, o mayordo- doctrina y decirles misa , se puedan instruir por mo no les podrá injuriar, castigar, herir, nisi, y por los mismos esclavos del modo de promatar, sin incurrir en las penas establecidas ceder de los dueños, ó mayordomos, y de copor las leyes para los que cometen semejantes mo se observa lo prevenido en esta instruccion, escesos , ó delitos contra las personas de estado para que dando noticia secreta y reservada al prolibre, siguiéndose, sustanciándose y determi curador sindico de la ciudad, ó villa respectiva, nándose la causa á instancia del dueño del escla promueva el que se indague si los amos, ó mavoque hubiese sido injuriado, castigado, ó muer yordomos faltap en todo, ó en parte a sus resto; en su defecto, de oficio por el procurador pectivas obligaciones, sin que por defecto de sindico, en calidad de protector de esclavos, justificacion de la noticia, ó denuncia reservada que como tal protector tendrá tambien interven dada por el eclesiástico por razon de su minis. cion en el primer caso, aunque haya acusador. terio, é por queja de los esclavos, quede res

ponsable aquel á cosa alguna, pues su noticia CAPITULO XII. — Lista de esclavos.

solo debe servir de fundamento, para que el proLos dueños de esclavos anualmente deberán curador sindico promueva y pida ante la justicia, presentar lista firmada y jurada a la justicia de que se nombre un individuo del ayuntamiento, la ciudad, ó villa, en cuya jurisdiccion se ha ú otra persona de arreglada conducta, que pase lleo situadas sus haciendas, de los esclavos que à la averiguacion, formando la competente sutengan eu ellas, con distincion de sexos y eda-maria , y entregándola a la misma justicia, susdes, para que se tome razon por el escribano tancie y determine la causa conforme á derecho de ayuntamiento en un libro particular, que se oyendo al procurador sindico, y dando cuenta formará para este fin, y que se conservará en el en los casos prevenidos por las leyes, y esta mismo ayuntamiento con la lista presentada por instruccion, á la audiencia del distrito, y adel dueño, y éste luego que se muera , o ausente mitiendo los recursos de apelacion en los que ha. alguno de la hacienda , y dentro del término de ya lugar de derecho.

Ademas de este medio convendrá que por las rán remitir, acompañándole testimonio del projusticias, con acuerdo del ayuntamiento y asisten- ducto de las multas, y de su inversion con los cia del procurador sindico, se nombre una per documentos justificativos de cargo y data. sopa, ó personas de carácter y conducta, que tres Para que tengan el debido y puntual cumpliveces en el año visiten y reconozcan las hacien. miento todas las reglas prescritas en esta insdas, y se informen de si se observa lo preveni truccion, derogo cualesquiera leyes, cédulas, do en esta instruccion, dando parte de lo que

reales órdenes, usos y costumbres qus se opon. noten , para que actuada la competente justifica gan á ellas; y mando à ni consejo supremo de cion, se ponga remedio con audiencia del procu las Indias, vireyes, etc.) rador sindico, declarándose tambien por

accion popular la de denunciar los defectos, ó falta de cumplimiento de todos, ó cada uno de los capi Real órden de 29 de marzo de 1836 por gracia tulos anteriores , y en el concepto de quc se re y justicia al capitan general de Puerto-Rico, servara siempre el nombre del denunciador; y declarando libres á los esclavos de aquellas se le aplicará la parte de multa que se deja se posesiones, que se conduzcan á la Peninsulu. ñalada, sin responsabilidad en otro caso, que en el de justificarse notoria y plenisimamente que «Excmo. Sr.–Tomasa Jimenez, Maria Antola delacion, o denuncia fue calumniosa.

pia Garcia y Tomas Bayanza, esclavos pertene. Y últimamente se declara tambien, que en los cientes a diferentes dueños y existentes todos en juicios de residencia se hará cargo á las justicias esta Peninsula, ocurrieron á S. M. la Reina y á los procuradores sindicos, en calidad de pro Gobernadora en solicitud de que se les diese tectores de los esclavos, de los defectos de omi: la libertad, mediante á que se veian tratados sion ó comision en que hayan incurrido, por no con sevicia por sus amos. Tomadas las noticias haber puesto los medios necesarios para que que S. M. estimó oportunas acerca de este estengau el debido efecto mis reales intenciones, tremo, a fin de poder resolver con la mayor insesplicadas en esta instruccion. — (V. SINDICOS truccion posible, se sirvió mandar , que la secPROCURADORES).

cion de Indias del consejo real consultase cuanto

se le ofreciera y pareciera sobre el particular; CAPITULO XIV.-Caja de multas. verificándolo, manifestó entre otras cosas, que

la posicion de un esclavo era muy desventajosa En las ciudades y villas, que es donde deben en la Peninsula, pues por falta de compradores formarse los reglamentos citados, y cuyas jus no le era fácil mudar de dueño como sucedia ticias y cabildos se componen

de individuos es en América; que tampoco era muy conveniente pañoles, se hará y tendrá en el ayuntamiento á los amos el tener en ella esclavos, pues sobre un arca de tres llaves, de las que se entrega

hallarse mal servidos estaban espuestos á reiterán el alcalde de primer voto, el regidor deca radas multas, si se observaban con el rigor deno, y el procurador sindico, para custodiar en bido las leyes protectoras de esta clase de indiella el producto de las multas, penas y conde-viduos; que la utilidad pública reclamaba tambien naciones, que se deben aplicar en todas las cla la libertad, pues en el territorio europeo reses de causas que procedan de esta instruccion, pugnaba a la vista y perjudicaba á las costuminvirtiéndose precisamente su producto en los bres sociales la esclavitud; y por último que á medios necesarios para su observancia en todas fin de evitar los inconvenientes que resultaban sus partes, no pudiéndose sacar de ella mara de la presencia de los siervos en Europa, convedises algunos para otro fin,

y con libramiento vendria comunicar á V. E. todas las poderosas firmado de los tres llaveros, con espresion del razones anteriores, previniéndole procurase no destino, é inversion, quedando responsables y franquear pasaportes á esclavos para la Peninobligados á reintegrar lo gastado, o distribuido sula. Y conformandose S. M. con lo manifestaen otros fines, para en el caso de que por al do por la seccion ha tenido

bien resolver, se guna de estas causas, ó por otras, no se aprue traslade á V. E. como lo ejecuto de su real órben las cuentas de este ramo por el intendente den, añadiendo al mismo tiempo, ser la real vode la provincia, a quien anualmente se le debe. luntad, que los que quieran embarcar esclavos,

[ocr errors]

se han de obligar a cmanciparlos, luego que lle- | rio y de absoluta necesidad para cada individuo, guen á la Peninsula. »

seis ú ocho plátanos, ó su equivalente en bopia tos, names, yucas ú otras raices alimenticias,

ocho onzas de carne, ó bacalao, y cuatro onzas Reglamento de esclavos , agregado y publicado de arroz u otra menestra ó harina. con el bando de buen gobierno de la isla de

7.o Deberán darles tambien dos esquifaciones Guba, que fue espedido en 14 de noviembre

al año en los meses de diciembre y mayo, como de 1842 (1).

puestas cada una de camisa y calzon de coleta Art. 1.o Todo dueño de esclavos deberá ins ó rusia, un gorro é sombrero y un pañuelo; y truirlos en los principios de la religion católica en la de diciembre se les añadirá alternando, un apostólica romana para que puedan ser bauti año una camisa ó chaqueta de baycta, y otro año zados si ya no lo estuvieren, y en caso de ne una frazada para abrigarse durante el invierno. cesidad , les auxiliará con el agua de socorro, 8.° Los negros recien nacidos o pequeños, cupor ser constante que cualquiera puede hacerlo yas madres vayan a los trabajos de la finca , seen tales circunstancias.

rán alimentados con cosas muy ligeras, como 2.° La instruccion a que se refiere el artículo sopas, atoles, leche, ú otras semejantes, hasta anterior deberá darse por las noches despues que salgan de la lactancia y de la denticion. de concluido el trabajo, y acto continuo se les 9.• Mientras las madres estuvieren en el tra. hará rezar el rosario ó algunas otras oraciones bajo, quedarán todos los chiquillos en una casa devotas.

ó habitacion que deberá haber en todos los in3.° En los domingos y fiestas de ambos pre- genios ó cafetales, la cual estará al cuidado de ceptos, despues de llenar las prácticas religio una ó mas negras que el amo ó mayordomo crea sas, podrán los dueños ó encargados de las fin necesarias segun el número de aquellos. cas emplear la dotacion de ellas por espacio de 10. Si enfermasen durante la lactancia, debedos horas en asear las casas y oficinas; pero no rán entonces ser alimentados a los pechos de mas tiempo, ni ocuparlos en las labores de la sus mismas madres, separando á estas de las lahacienda á menos que sca en las épocas de re bores ó tareas del campo, y aplicándolas á otras coleccion, ó en otras atenciones que no admiten ocupaciones domésticas. espera, pues en estos casos trabajarán como en 11. Hasta que cumplan la edad de tres años, los dias de labor.

deberán tener camisillas de listado, en la de tres 4.o Cuidarán bajo su responsabilidad que a á seis podrán ser de coleta , á las hembras de los esclaros ya bautizados que tengan las edades seis á doce se les darán sayas ó camisas largas, necesarias para ello, se les administren los sa y á los varones de seis á catorce se les proveerá cramentos cuando lo tiene dispuesto la santa tambien de calzones, siguiendo despues de estas madre iglesia, ó sea necesario.

edades el orden de los demas. 5.° Pondrán el mayor esmero y diligencia po 12. En tiempos ordinarios trabajarán los es. sible en hacerles comprender la obediencia que clavos de nueve a diez horas diarias, arreglándeben á las autoridades constituidas, la obliga-dolas el amo del modo que mejor le parezca. cion de reverenciar á los sacerdotes, de respe En los ingenios durante la zafra ó recoleccion tar a las personas blancas, de comportarse bien serán diez y seis las horas de trabajo repartidas con las gentes de color, y de vivir en buena ar de manera que se les proporcionen dos de desmonia con sus compañeros.

canso durante el dia , y seis en la noche para 6.° Los amos darán precisamente á sus escla- | dormir. vos de campo, dos o tres comidas al dia como me 13. En los domingos y fiestas de ambos prejor les parezca, con tal que sean suficientes para ceptos, y en las horas de descanso los dias que mantenerlos y reponerlos de sus fatigas; tenien fueren de labor, se permitirá á los esclavos emdo entendido, que se regula como alimento dia- | plearse dentro de la finca en manufacturas ú

(1) Temiéndose por alguoos hacendados, que este reglamento pudiera debilitar su conveniente poder dominico; parece que recabaron la declaratoria de que en nada se perjudicase, y que en estos terminos se promulgó y circulo. –V. preámbulo del BANDO, tom. 11, pág. 11,

« AnteriorContinuar »