Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Art. 6.o Los esclavos que pasaren de las posesiones danesas á las españolas, y que antes de su restitucion hubiesen mudado de religion, podrán con toda seguridad profesar la que de esta suerte hubiesen abrazado; y los sacerdotes católicos romanos, habitantes en las islas de S. M. danesa, podrán administrarles todos los socorros espirituales y necesarios, sin que nadie pueda ponerles dificultad ni embarazo. Art. 7." Esta convencion durará y tendrá lugar solo por el tiempo que S. M. danesa continúe en permitir en las tres mencionadas islas de Santa Cruz, Santo Tomas y San Juan el libre ejercicio de la religion católica romana, y que se hallen provistas estas islas de iglesias católicas romanas, servidas por eclesiasticos de la misma religion, autorizados en debida forma segun el rito y método de la iglesia católica, apos. tólica romana. Art. 8." Del mismo modo que se establece la restitucion reciproca de esclavos (entre dichas islas), con mayor razon se pactan y se ofrecen S. M. católica y S. M. danesa la de los deser— tores de tropas regladas ó de milicias; a diferencia de que estos se han de restituir con vestidos, armas y cuanto llevaren; y sin que la parte que los recobra haya de satisfacer la gratificacion de los 25 pesos fijada por los esclavos, solo sí los gastos de su aprehension, y demas que hubieren sido indispensables, antes de llegar el caso de su entrega. Art. 9.o Habiéndose hecho esta convencion únicamente con el fin de gozar recíproca ventaja de la restitucion de los desertores y esclavos españoles y daneses en las referidas islas, se ha estipulado, que nunca podrá resultar perjuicio alguno á los dos altos contratantes por los derechos que pretendan tener sobre las islas de Santa Cruz, Santo Tomas y San Juan, de las cuales se trata en esta convencion.

ESCRIBANO DE CAMARA del consejo de Indias.— Titulo diez del libro segundo.

DEL ESCRl BANO I) E CAMARA DEL CONSEJO REAL DE LAS INDIAS.

LEY PRIMERA.

De 1664 y 36.- Que al escribano de cámara tocan los negocios de justicia, y que tenga oficial mayor, escribano y aprobado.

Mandamos, que a cargo del escribano de cámara, que conforme á lo dispuesto por la ley 1, título 2 de este libro, ha de haber en nuestro consejo de Indias, esten las visitas y residencias, y todos los pleitos y negocios de justicia, y que haga y refrende los despachos, que conforme al estilo del dicho consejo le tocaren: y para tener mejor recaudo en su escritorio y oficio, tenga un oficial mayor que sea escribano real, hábil y suficiente, y aprobado por el consejo, que jure en él de guardar secreto conforme á lo proveido con los otros ministros y oficiales.

LEY II.

Que el escribano de cámara cuando entrare reciba los papeles por inventurio, y le vaya haciendo y tomando conocimiento de los que salieren.

Ordenamos y mandamos, que cuando el escribano de cámara entrare à servir su oficio, se le entreguen por inventario todos los papeles antiguos y nuevos que hubiere de tener en su poder, y que se ponga una copia de él en la con taduría del consejo para que por él se le haga cargo: y que el dicho escribano de cámara des pues le vaya haciendo de todos los que vinieren á su poder, y de los legajos de ellos, con tal órden, que fácilmente se hallen, y de los que salieren de su poder tome conocimiento; y que en ninguna forma pueda recibir, ni reciba papeles, ni procesos algunos, sin manifestarlos luego á la persona que tuviere el libro de su inventario, que ha de haber en el consejo, para que se le haga cargo y memoria de ellos, pena de 10 ducados por cada vez que lo contrario hiciere, y que sea á su cargo el copiar y poner en órden todos los papeles que le tocaren, de que haya traslado en el libro que ha de haber de ellos en el archivo del consejo, como está ordenado.

LEY II.

Que el escribano de cámara lea las peticiones por su persona, y estando impedido las lea su oficial mayor, y refrende por el uno del consejo de Castilla.

El escribano de cámara ha de leer por su per: sona en el consejo las peticiones de justicia que las partes le dieren, y poner de su mano los decretos que se acordaren, y cuando estuviere enfermo, ó por otro justo impedimento no pudiere ir al consejo, las leerá y decretará su oficial mayor, siendo nuestro escribano, y refrendará por él los despachos de el consejo uno de los escribanos de cámara del de Castilla, que ordenare el presidente del de Indias, como se ha hecho hasta ahora.

LEY IV.

Que el escribano de cámara ordene los despachos de justicia, y envie a los secretarios los que hubiere de firmar el Rey.

Mandamos, que el escribano de cámara haga y ordene en su casa las cartas ejecutorias, provisiones y otros despachos que tocaren á justicia, y resolviere, acordare y sentenciare el consejo, conforme á los decretos y resoluciones que se le dieren, y envie los que Nos hubiéremos de firmar despues de señalados del consejo al secretario á cuyo distrito tocaren, para que nos los envie a firmar, y despues los refrende y vuelva al dicho escribano de cámara, el cual los ha de asentar en los libros de su oficio, y las consultas que en materia de justicia se acordaren, las haran los secretarios, y no el escribano de cámara, como está dispuesto por la ley 35, tít. 6 de este libro.

[ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small]

consejo, el mas nuevo, las condenaciones que en aquella semana se hubieren hecho, de que estuviere mandada librar ejecutoria, y el tesorero saque de él memoria de lo que ha de cobrar.

LEY VII.

De 1680.- Que el escribano de cámara haga y entregue los despachos de oficio por duplicado.

El escribano de cámara guarde lo proveido con los secretarios por la ley 36, tit. 6 de este libro, y haga y entregue los despachos de justicia por duplicado, para que se lleven á las Indias con mas presteza y seguridad.

LEY VIII.

De 1627 y 36.- Que en el libro de condenaciones asiente el escribano de cámara las que hu. biere, y de él tomen la razon los contadores.

Mandamos, que en el libro que el escribano de cámara ha de tener donde se asienten las condenaciones que se hicieren cada semana, escriba las condenaciones que ha habido en ella; y si no hubiere ningunas, défé como los relatores en el dicho tiempo no le han entregado ningunas sentencias, habiéndoselas pedido, y lo advierta en el mismo libro, del cual se ha de tomar la razon al fin de cada mes en la contaduria, donde habiéndolo comprobado los contadores de cuentas de ella con su receta, adviertan las sentencias de que no se hubieren despachado ejecutorias, y el dicho escribano de cámara tenga obligacion de poner al márgen de las partidas de las dichas sentencias, qué dia se despachó la carta ejecutoria de ellas, y á quien se entregó, y tenga en su poder libro de los entregos que hiciere de ellas á los solicitadores fiscales, y ellos tengan obligacion cada uno en lo que le tocare de llevar á la contaduría de cuatro en cuatro meses el libro que tienen de conocimiento de los entregos que se hacen de las ejecutorias y otros recaudos al tesorero, para que por él se le haga cargo de ellas, y que cuando los dichos solicitadores-fiscales presentaren en la contaduría el dicho libro, pidan los contadores al escribano de cámara, el que ha de tener de conocimientos de solicitadores-fiscales, para que por unos y otros se compruebe si todos los despachos que han recibido los han entregado al tesorero; y á los solicitadores-fiscales no se les

[merged small][ocr errors][merged small]

Porque conviene para la buena cuenta y razon de las condenaciones hechas por nuestro consejo de las Indias á diferentes personas de ellas, de que se despachan cartas ejecutorias, cometida su ejecucion á los oidores y ministros de nuestras reales audiencias: Mandamos, que en todas se prevenga y ponga cláusula espresa de que los oficiales de nuestra real hacienda de la parte donde se hubieren de ejecutar, hayan de tomar y tomen la razon de ellas, y de todas las partidas que se cobraren, y sin este requisito no se despachen, y los oficiales reales envien en cada un año la razon que tomaren al tribunal de cuentas de su distrito, para que por ella se haga el cargo á los oidores, ú otras cualesquier personas a quien se cometieren, en las cuentas que se les tomaren.

[ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small]

mado, y tenga formulario de los despachos ordinarios de su oficio, y los libros de él bien encuadernados, tratados y guardados donde nadie los lea; y cerca de todo esto guarde lo que está dispuesto y ordenado en las leyes del título de los secretarios de nuestro consejo de Indias para los despachos que les tocan.

LEY XII.

Que el escribano de cámara tenga inventario de los procesos y estado de ellos, y no sea registrador.

Ordenamos y mandamos, que el escribano de cámara tenga inventario de todos los procesos que hubiere en su poder, y del estado en que cada uno estuviere, para que de ellos dé cuenta en todas las ocasiones y tiempos que se le pidiere: y de los conclusos tenga aparte tabla y lista, y no sea registrador, ni tenga en su casa el libro de los despachos, que se hubieren de registrar y sellar.

LEY XII.

Que el escribano de cámara tenga buen recaudo y despacho en los procesos y papeles.

Mandamos, que el escribano de cámara no confie los procesos de las partes; y sus oficiales no reciban, ni lleven cosa alguna por llevarlos y traerlos: y que las partes no sepan lo proveido, hasta que los autos y sentencias esten firmar dos y publicados; y que las provisiones de oficio se firmen en el consejo, y que los oficiales que llevaren las encomiendas sean personas de confianza, y que tengan memorial con dia, mes y año, en que asienten á quien se encomendaren, por el cual lo digan á las partes para que informen, y en las que se volvieren á hacer se ponga á quien se encomendaron primero, y que pongan en los procesos luego que las partes pre. sentaren sus escrituras, los traslados de ellas y de las sentencias, guardando los originales, y que luego como se pronunciaren, los autos que hubiere de asentar, los asiente, y no por relacion de los procuradores, y que ninguna peticion se decrete sin estar primero leida, y en todas ponga el dia de la presentacion.

LEY XIV.

Que el escribano de camara asista de ordinario en su escritorio, cuando no estuviere en el consejo.

El escribano de cámara asista de ordinario en

[merged small][ocr errors][merged small]

Mandamos, que el escribano de cámara de nuestro consejo de Indias, en el uso y ejercicio de su oficio, guarde las leyes de estos reinos de Castilla, que hablan en los escribanos de cámara del consejo real de Castilla y audiencias de ellos, y en especial las que disponen que las partes no vean las probanzas antes de la publicacion, y tengan las peticiones donde las partes no las vean, y dejen registro de las que les volvieren, con razon de lo que en ellas se hubiere proveido; y en el llevar de sus derechos, guarden las leyes y aranceles de estos reinos de Castilla, los cuales tengan puestos en lugar público, donde por todos puedan ser vistos y leidos.

LEY XVI.

Que las informaciones y escrituras que se ofrecieren, se hagan ante el oficial mayor del escribuno de cámara, y no ante otro sin su licencia.

Mandamos, que las informaciones, obligaciones, y otras escrituras públicas y auténticas que se hubieren de hacer por mandado del consejo, se hagan por ante el oficial mayor escribano, que estuviere en el oficio y escritorio del dicho escribano de cámara, y no ante otro escribano, ni notario alguno, si no fuere por consentimiento del dicho escribano de cámara, y los unos y los otros sean obligados a poner en el oficio del dicho escribano de cámara los originales de las escrituras que hicier cn.

Que el escribano de cámara, ni su oficial mayor no reciban dádivas, préstamos, ni otra cosa de los litigantes, ni personas que tengan negocios ante ellos, ni los esperen tener, ley 16, tít. 3, lib. 2. Que ningun memorial ni peticion se pueda leer mas que una vez sin licencia del que presidie. re, ley 12, tit. 6, ibi. Que los papeles de gobierno que para seguirse se entregaren al escribano de cámara, feneTOM. III.

[merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small]
[merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][ocr errors][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small][merged small]
« AnteriorContinuar »