Imágenes de páginas
PDF
EPUB

El artículo 16 de la convencion de 24 de diciem con su parecer, se dignó mandar, que los juzgabre de 1786 agregó el de contrabando en las dos inferiores y los tribunales superiores se arfronteras.- Por delitos dimanados de opiniones reglen por ahora, y hasta la publicacion del políticas las naciones vecinas, y por de contado código criminal, en la sustanciacion y determinalos Estados-Unidos han ofrecido siempre un cion de las causas de estupro, á lo prescrito en asilo seguro á los emigrados, y las cortes espa la ley 4, lit. 29, lib. 12 de la Novisima Recopiñolas de 1820 dictaron en el propio concepto su lacion; y publicada en el consejo pleno del dia ley de 28 de setiembre: V. EXTRANGEROS. 5 de este mes dicha soberana resolucion, acordó

Mútua entrega de esclavos y desertores, que su cumplimiento etc. Madrid 28 de agosto de se pasen de Puerto-Rico á Santómas, ó vice 1829. » versa: V. ESCLAVOS.

Entrega de desertores convenida con los Es EXCUSADA CASA. - V. DIEZMOS art. 183 tados Unidos: V. COMERCIO (tratados de), to de la ordenanza de 86. mo II, pág. 276.

EXPATRIACION estrañamiento de las InESTUDIOS de Cuba y Puerto-Rico (inspec- dias.

dias. — Con qué formalidad pueda ejecutarse cion de) - Organizada y aprobada en la Habana respecto de súbditos propios y estrangeros: V. por reales órdenes de 24 de agosto de 1842 y 14 DELITOS y PENAS: y ley 144 de las AUDIENde enero de 43, reune tambien las funciones de CIAS contraida al de eclesiásticos estrangeros. las suprimidas juntas superiores de medicina y farmacia. Véanse en UNIVERSIDAD las bases de EXPORTACION(comercio y derechos de).este nuevo importaate arreglo, que ha recibido V. ADUANAS: ARANCELES DE DERECHOS: COla instruccion primaria y secundaria.

MERCIO DE LAS ANTILLAS Y FILIPINAS: ESTA

DOS DE VALORES. ESTUPRO (causas de). — Rige en ellas la cédula de 30 de octubre de 1796 circulada á In EXTRANGEROS.- Aqui corresponden tamdias en 31 de mayo de 1801 (ley 4, lit. 29, li bien las leyes del tit. 27, lib. 9 insertas en co. bro 12 de la Novisima) preventiva de que no se MERCIO ESTRANGERO. - Igualmente han de moleste con prisiones ni arrestos á los simples lenerse presentes las leyes 31, tit. 6 y 12, tit. 14 estupradores, bastando fianza de estar á dere- lib. 1 de estrangeros clérigos y religiosos : que cho, y pagar juzgado y sentenciado, ó caucion no sean oficiales de armada, ni entren en los juratoria en su caso. Se ratificó su observancia castillos, leyes 33, tit. 2 y 10, tit. 8, lib. 3: ni por la siguiente acordada del estinguido consejo sean artilleros, leyes 23 y 24, tit. 22, lib. 9. real de 28 de agosto de 1829.

Prohibido el trato con ellos y los corsarios, V. en « Con motivo de cierta duda ocurrida á uno PIRATAS las leyes del tít. 13, lib. 3. – No se les de los tribunales de provincia sobre si se habia encarguen DBSCUBRIMIENTOS Di ENCOMENDAS de proceder en las causas de estupro, segun la de indios, ley 3, tit. 1, lib. 4 y 14, tit. 8, lib. 6. ley 11, tit. 10, lib. 3, ó la 4, tit. 29, lib. 12 inser -Ni se admitan para oficios en los CONSULADOS, tas ambas en la Novisima Recopilacion por la leyes 4, tit. 6, y 11, itt. 46, lib. 9.—Ni para PILO. grande diferencia que contienen, tuvo á bien el TOS Y MARINEROS, leyes 14 y 15, tit. 23, y 12 Rey nuestro señor oir al consejo en 4 de febrero y sig. tit. 25, lib. 9, y si de carpinteros y calade 1828, recordándole la consulta que le habia fates en la MAESTRANZA, ley 17, tit. 28, lib. 9. pedido su augusto padre en 13 de setiembre de Estas eran las prescripciones antiguas del có1795 á que se siguió la real cédula de 30 de octu digo indiano. Habiendo recibido la alteracion bre de1796, con el fin de uniformar los procedi- correspondiente al concedido COMERCIO ESmientos de los jueces inferiores y tribunales su TRANGERO, y plan de COLONIZACION de las isperiores en la sustanciacion y determinacion de las de Puerto-Rico y Cuba, han traido en pos dichas causas por la grande influencia, que tienen de si los medios de dar garantía á las adquiridas en las costumbres públicas. El consejo, despues propiedades y BIENES DE DIFUNTOS estrangede oidos los señores fiscales, propuso lo que ros; los miramientos en el registro de sus casas tuvo por conveniente; y S. M., conformándose en espedientes de COMISOS; y la condescendenTOM. III

28

cia franca y benévola del gobierno de S. M. en apelaciones al consejo, escepto en los negocios prestarse á la admision de CONSULES BSTRAN tocantes a consulados, en los cuales la primera GEROS en las posesiones ultramarinas, corres instancia es de estos cuerpos , y la segunda del pondida por el gobierno inglés y danés con el consejo, como resulta de dicha real orden de recibimiento de los cónsules puestros, que exis 1.o de diciembre de 176-1 y la de 21 de octubre ten en Jamaica, Nueva Providencia y Santomas. de 1785; ha resuelto, que la espresada demanda

A los artículos de tratados , y demas indica del ciudadano Poule, aun prescindiendo de las do en CONSULES acerca de la intervencion de particulares órdenes que alegó.... toca y debe estos en las cuestiones y diferencias con los es pertenecer, por lo que en las generales tiene trangeros transeuntes, hay que agregar las dis- S. M. establecido, al gobernador militar de posiciones, que han podido recogerse sobre el Cartagena.» fucro que surten sus negocios, y que en la Pe Respecto de las provincias de Indias hay que ninsula segun el tenor de los tratados es el de advertir habérselas circulado real cédula de 17 los tribunales militares en causas comunes, con de febrero de 1801, declarando, no lener lugar las apelaciones al supremo de la guerra. Se fun en ellas el fuero de guerra de estrangeros tranda en los principios de proteccion justa y con seuntes, por no haberse estipulado en los trataciliadora , que fue el movil de las antiguas con dos , de que deriva su origen, y que en consecesiones hechas á los residentes estrangeros de cuencia los vireyes, audiencias y gobernadores, la Gran-Bretaña, hasta otorgarles especiales de ocurrencias resultantes del conocimiento de jucces conservadores, que nombraban nuestros tales causas hayan de dar cuenta al consejo de monarcas, y á que han subrogadose los gober- Indias, y no a otro tribunal alguno : y sobre nadores militares de los distritos. Y en este competencia entre el gobernador de Monteviconcepto hace particulares declaraciones la deo y el consulado de Buenos-Aires, de á quien

corresponderia el conocimiento de una causa Real órden de 24 de mayo de 1801 trasladada al de comercio promovido por un subdito francés, consejo, de fuero de estrangeros.

se circuló otra cédula de 18 de febrero de 803,

en que no solo se inserta y reitera el cumplimien« Habiéndose suscitado competencia entre el to de la de 801, sino que previene a las audiengobernador de Cartagena y el capitan general cias, que en los interrogatorios para residencias de aquel departamento, sobre el conocimiento de gobernadores incluyesen el artículo de ¿Si de la demanda que puso el corsario francés Pe han cumplido con lo mandado en la real cédula dro Hogorato Poule á don Manuel Donato , ve de 17 de febrero de 1801 ?- Que en el dia, por cino de Cartagena, S. M. atendida la disposicion consecuencia de las nuevas franquezas comerciade las muchas resoluciones, que se han dado en les, y del establecimiento de consulados estrange. distintos tiempos para el conocimiento de los ros deba entenderse el fuero de estrangeros en negocios de estrangeros transeuntes, las cuales igual pie de reglas, que en la Peninsula, aun sin analizadas se reducen á que de las causas crimi mediar tratados que asi lo espliquen, parece ser nales en general conozcan las justicias ordina de hecho la opinion, y práctica que prevalece. rias, como lo declara la real cédula de 24 de octubre de 1787, que de las causas de contrabando, que no sea de efectos militares, conoz Ley de las cortes de 28 de setiembre de 1820 can los tribunales de real hacienda (1), pues de concediendo asilo á lus personas y propiedalos otros conoce la jurisdiccion militar, segun des estrangeras. reales órdenes de 21 de setiembre de 1759 y 1.o de diciembre de 1761, y de los demas nego « Artículo 1.° El territorio español es un asicios civiles ora sean actores los estrangeros, lo inviolablc para las personas y propiedades ora reos, conoce la jurisdiccion militar con pertenecientes á estrangeros, sea que estos re.

(1) Una real órden al virey de Méjico de 29 de julio de 1806 por eslado y hacienda le prevenia, no tolerase en las costas los abusos é insultos estrangeros, ni que violaseo impunemente las leyes del pais, pues en tal caso acreditada la infraccion, y ser legal el castigo ,, no podia el gobierno estrangero tomar la

sidan en España ó fuera de ella , con tal que trato, cuando establecida la compañía de Filipirespeten la constitucion y demas leyes que go nas por cédula de 10 de marzo de 1785 se anubierpan. 2." El asilo de las personas se entien laron las gravosas condiciones de vender por de sin perjuicio de los tratados existentes con mayor, á tasa, y con intervencion de diputados, otras potencias; y mediante que en estos no á que se obligaba a los estrangeros por las leyes pueden considerarse comprendidas las opinio-9, tit. 18, lib. 6, y 35, tit. 45, lib. 9, dejando el nes políticas, se declara, que los perseguidos puerto de Manila enteramente libre a las nacio. por ellas, que residan en España, no serán entre pes asiáticas, para que pudiesen vender sus gégados por el gobierno, si no son reos de alguno neros por sí ó sus factores, solo que no podrian de los delitos espresados en dichos tratarlos. llevar géneros europeos, por reservarse al pri3.° Los individuos comprendidos en el articulo vilegio de la compañía, correspondiéndose con anterior y sus propiedades gozarán de la misma la reciproca á los españoles, que eran admitidos proteccion, que las leyes dispensan a las de los en todos los puertos de la India y China, desde españoles. 4.° Ni á titulo de represalias en tiem el golfo Pérsico hasta el Japon. Que por no hapo de guerra, ni por otro ningun motivo, po berse penetrado bien el conscjo de Indias de esa dráp confiscarse, secuestrarse ni embargarse práctica constante, y diferencia que haciau las dichas propiedades, a no ser las que pertenez- leyes entre unas y otras Indias por sus peculiacan a los gobiernos, que se hallen en guerra res circunstancias, repugnó el establecimiento con la nacion española , ó á sus auxiliares. » en Manila de un francés, sin resultar naturalizado

ni habilitado para ello, y por cédula de 2 de Admision de estrangeros en islas Filipinas. febrero de 1800 repetida en 30 de setiembre de

1807 se hizo entender al gobernador de FilipiEn un calificado informe de 20 de setiembre nas: «no permitiese la permanencia de estrangede 1834 dado al gobierno sobre nota pasada ros en aquel puerto contra las prohibiciones de por el ministerio de los Estados Unidos, para las leyes, ni que reciban consignaciones de otros obtener en favor de un comerciante, natural de en perjuicio de los nacionales”; ni pada mas que aquella república, el real permiso para estable el tiempo necesario para despachar sus efectos, cerse y ejercer el comercio en Manila, se expu. y regresarse en el buque. Que desde que el proso: que de las leyes prohibitivas del titulo 27, greso de la ciencia económica ha hecho evidenlib. 9, solo la 29 se referia a las Filipinas, y en te la grande esclusiva influencia, que ofrecen ella se daba por sentado y corriente el trato los capitales, las tierras, y una industria ilustracon Sangleyes y otros estrangeros, hablando en da en la formacion de las riquezas, el gran sisgeneral las otras de las Indias Occidentales, en tema de todos los gobiernos civilizados del cuya nomenclatura, para comprender las Orien. mundo, especialmente donde abundan las tiertales , acostun,braban espresarlo determinada ras y los brazos, y escasean los capitales, era no mente; concepto que mas se justificaba a la vista escluir los estrangeros, sino antes bien atraerde las leyes del tit. 18, lib. 6 de los SANGLEYES,

se á capitalistas honrados y entendidos, de que daban a los capitanes generales de Filipinas cualquier parte que sean, bien seguro, que las facultades, que no tuvieron los vireyes, para siempre gana el pais donde se establecen, y poconceder licencias de residencia y radicacion nen en empleo su industria y recursos (1). Y á los chinos. Que habia mas de 200 años de este que asi era justo, y hasta una necesidad absoluta

defensa del infractor, ni mostrarse quejoso; y de consiguiente que así se reprima el contrabando que intenten.

(1) Asi ha prosperado la isla holandesa de Java en los mares asiáticos; y así ha verificadose de medio siglo á esta parte en nuestras Antillas, donde los franceses emigrados comunicaroo sa grande impulso á las plantaciones de café y azucar, y donde todos los estrangeros establecidos, ora de comerciantes, ora como hacendados, jamás han dado motivos fundados á sospecharse de su conducta en política, siendo al contrario los paises de su admision los que mejor salvaron del frenesi revolucionario de la época; y en materia de intereses, si bien han levantado casas y fincas colosales, que formaban su riqueza y opulencia, ha cedido todo en el mayor fomento de la provincia de su radicacion, que grangeaba esa ganancia y ade

acceder a la peticion del ministro de los Esta- | do: su situacion á la puerta del gran mercado dos-Unidos, estendiéndose el permiso para to de la China, les dá las mejores proporciones do capitalista estrangero con sujecion a las leyes, para abrazar el comercio de Europa, América é y autorizándose de nuevo al gobernador capitan

India Oriental con aquel Imperio, con el Japon, general para la concesion interina de estos per costa Oriental de la Rusia, Nueva-Holanda, misos de que diese cuenta , y entretanto les dis- Batavia, y generalmente con todas las islas , que pensase toda proteccion y ayuda; y que si en componen aquel inmenso archipiélago. Y últimaun caso no esperado promoviesen desórdenes, mente la seccion ha reconocido, que ninguna de pudiera espulsarlos con formacion de un espe cuantas colonias han establecido los gobiernos diente breve y sencillo justificativo de los he europeos en diversas partes del mundo, podia ni chos: y para mas inclinar al gobierno á decre- debia competir jamás con las Filipinas, ni en tarlo asi, hace de la ventajosa posicion de las el número ni en el poder de las ventajas y dones, Islas Filipinas esta interesante pintura , que hoy con que la naturaleza las dotó gratuitamente, y mas que nunca , es de tenerse a la vista.

que debiendo por estas circunstancias ser hoy << Las Filipinas por su posicion geográfica en la colonia mas rica y poderosa del globo, es sin tre los 7 y 19 grados de latitud borcal, gozan embargo la mas pobre y mas atrasada de tode una temperatura ardiente y húmeda la mas das, porque los privilegios esclusivos dados á favorable para la vejetacion; sus montañas si una compañía, y sobre todo un mostruoso sistetuadas en el interior descansando sobre inmensas ma prohibitivo y restrictivo llevado al estremo, y fertilisimas llanuras, las proveen de multitud y fundado y sostenido por erróneos principios de rios navegables sin auxilio de esclusas hasta económicos, no solo ha embarazado el que forla base de las mismas montañas, lo que les dá men capitales propios, sino tambien el que refacilisimos y económicos medios de transporte ciban y se situen en ellas los estraños, siendo para los pesados y voluminosos frutos de su consecuencia necesaria de la falta de este podeagricultura, ahorros en la cria y mantenimien roso agente de la produccion, que no se hayon to de bestias de carga y de tiro, en la construc esplotacho, , y permanezcan sin dar beneficio de cion de caminos y de carros, y una gran pro consideracion esa multitud de ricas minas , que porcion para abrir por todas partes y á

poca poseen las Filipinas en cada uno de sus ramos costa canales de regadio, que aumentarian es y ventajas palurales, y que mas de la mitad traordinariamente las cosechas, y para estable de sus fertilisimos terrenos permanecen sin cer máquinas hidraulicas, que ahorrarian gastos cultivo, y mas de la mitad de sus brazos sin ende produccion, y aumentariau y mejorarian los pleo, dos cosas que jamás se encuentran reuproductos. Tienen una poblacion de indigenas, nidas, sino en las naciones salvages é incivilique pasa de tres millones, la que puede doblar | zadas. » cada 45 años á beneficio de la abundancia y ba Fueron efecto sin duda del precedente inforratura de los alimentos de primera necesidad, y me una real orden de 1.° de diciembre de 1837, aumentarse el dia que se quiera con chinos in para que en el curso y determinacion de espedustriosos, sin esperar los lentos y costosos me dientes de residencia de estrangeros los goberdios de la generacion y educacion, ni ocurrir padores capitanes generales obren de acuerdo al vergonzoso y arriesgado comercio de escla con los intendentes, (es lo dispuesto y de prácvos. Sus producciones tanto de tierra como de tica en las Antillus); y la novísima espedida por mar, son las mas ricas, mas variadas y mas so el ministerio de mariva y ultramar en 14 de licitadas, y en algunas, como el Abaca, pue-agosto de 1841, en que á consulta del capitan geden hacer un comercio ventajosisimo, esclusi- ncral de Filipinas sobre la necesidad de establevo y sin competencia en todas partes del mun cerse reglas fijas en el modo de otorgarse estos

lanto, aunque despues algunos se retiren al pais natal con el todo o parte de sus capitales, segun se les otorga con recomendable franqueza en las cédulas de COLONIZACION de dichas dos Antillas. En este concepto los informes del conde de Villanueva, y de otros gefes ilustrados de ultramar, han propendido siempre å destruir injustas prevenciones contra el comun de estranger os pacificos, borrados, y activos.

permisos, y con presencia del dictámen de la Estractos de estipulaciones con otros estados en sala de lodias se resuelve :

lo respectivo a la intervencion de los cónsules 1.o « Que todos los estrangeros que quieran en asuntos de estrungeros; y á los privilegios pasar á ellas lo puedan verificar desde el pais de y exenciones de estos. su residencia ó naturaleza; y en caso de que pretendan establecerse, lo soliciten del gobernador

Tratado con la Gran Bretaña de 23 de mayo capitan general de las mismas , quien en vista de de 1667 ratificado por el de Utrecht de 9 de la solicitud documentada de su origen, natura: diciembre de 1713. — Por separado de los conleza, oficio, industria ó capitales que lleven, y venios para el COMERCIO y libre entrada y teniendo en consideracion la conveniencia y uti- navegacion de unos y otros súbditos, desde el lidad que resulte al pais, podrá conceder la li art. 19 al 30 se establece la intervencion de los cencia, ó negarla si la juzgare perjudicial por cónsules, para dirimir las controversias, que se otros motivos.

susciten entre los de la tripulacion de los buques 2.° Que los estrangeros que tengan por con

ó con los comerciantes de su nacion, bien que veniente dirigir sus pretensiones al gobierno de no queriendo someterse á su arbitrio, se les reS. M., lo harán por conducto de este ministerio,

serva la apelacion para los jueces ordinarios de acompañando los documentos que acrediten su su domicilio: que no puedan entrar ni ser admiorigen, la industria , oficio ó capitales con que

tidos al servicio del otro rey , ni detenidos ni traten de establecerse en esas provincias : se

arrestados, sin interrumpirse por ello las vias otorgará ó negará el permiso segun resulte,

ordinarias de derecho y justicia conforme á raatendida siempre la conveniencia de ese pais y zon y equidad : que vivan y residan libre y sede la metrópoli; y será de recomendacion, para guramente en el respectivo territorio, y usen obtener esta gracia, la presentacion de una cer

en igual forma de las casas de alojamiento lontificacion de bucna vida y costumbres dada por

jas y almacenes por su ajuste. El art. 31; que el cónsul de España en el punto de la proceden- puedan servirse de los abogados, escribanos y cia del interesado, o bien que este sea abonado

agentes que les pareciere mas á propósito para por alguna casa ya establecida y conocida en sus negocios, y no se les obligaria a manifestar esas provincias.

sus registros y libros de cuentas, ni á dar copia Y 3.° Que los estrangeros ya establecidos ó de ellos, sino es que puedan servir de prueba que se establezcan en ellas segun lo dispuesto en para evitar y terminar algun pleito, llevándolos los artículos antecedentes, podrán ganar la ve

en la lengua que quisieren : y por el 32, que recindad en los pueblos de su residencia con ar

conociéndose de buena fé en los embargos y sereglo á las leyes, y para esto solicitarán la cor cuestros, que hay incluidos bienes, deudas ó respondiente declaracion ante ese gobernador créditos agenos de propiedad estrangera , se capitan general, que la concederá ó negara segun han de restituir en especie, ó por su justo valor convenga á los intereses nacionales. Estas con dentro de tres meses. El art. 15 del tratado cesiones de vecindad, á las que deberá preceder de 1713 agrega : que los súbditos ingleses hael oir informativamente a los ayuntamientos res. bian de gozar como otras paciones del derecho pectivos, serán interinas hasta la confirmacion á jueces conservadores, y que mientras S. M. del gobierno supremo; y para obtener esta , la católica arreglaba este punto mandaria, se les misma autoridad superior dará cuenta con tes administrase justicia sin dilacion y con impartimonio del espediente para la resolucion defi- cialidad, y consentia , que las apelaciones de las uitiva. »

sentencias dadas en causas pertenecientes a los

súbditos ingleses se lleven al tribunal del consejo Viajeros que proceden del estrangero, requisi de Guerra de Madrid y no á otra parte ; lo cual

tos para su desembarque, y poder residir en se ratificó por el art. 29 del tratado de 26 de la isla de Cuba.

junio de 1714 con las Provincias unidas, concediéndose por

el 22 á los cónsules el mismo poVéanse en los art. 18 á 22 y el 33 del BANDO der, exenciones é inmunidades que haya tenido DE GOBIERNO de noviembre de 1842 (lom. 2, ó tenga algun otro cópsul. pág. 13.)

Tratado con Viena de 1.o de mayo de 1725.

« AnteriorContinuar »