Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Estado de los fondos recaudados por la aduana

de la Habana para la junta de fomento en el quinquenio de 1839 á 1843.

cárcel de corte por la de 23 de setiembre de 1799.

Real orden de 19 de mayo de 1839 por gobernacion de ultramar aprueba la creacion de la plaza de secretario de la junta con 1.000 pesos anuales de averia, que acordaron el capitan general y el intendente.

Averia 1

1 real y 3 ouar-
100
por

tillos por toAÑOS. recaudacion de la nelada para

el
aduana.

ponton de lim.
pia del puerto.

Liquido entregado por

la aduana.

pesos.

rs.

pesos.

rs.

pesos.

rs.

pa.

FONDEO DE BUQUES. - Esta diligencia 1839 176.679 6 51.711 0

que practica el resguardo a la llegada y salida 1840 168.329 0 53.656 4 220.857 5

de ellos, para ocurrir á todo intento de fraude 1841 171.701 3 53.806 5 224.477 4 1842 175.806 5 54.227 0 228.503 4

en escesos dejados de manifestar, y salvar la le1843 169.674 0 47.680 0 216.369 0 galidad de los actos de carga y descarga, es

conforme á instrucciones corrientes de adua

- V. tom. I, pág. 62, art. 105 y 110; pág. Creacion y fondos de la junta de fomento y co 104, art. 39; pág. 107, art. 3 y 4; y pág. 335, mercio de Puerto-Rico

art. 34; y en el tomo II, pág. 350, art. 16 y 17

del aprobado reglamento de 1818 para el coCreada por real orden de 16 de diciembre de

mercio extranjero. 1835, se instaló el 17 de mayo de 1837 por el intendente su presidente, que dio cuenta del acto

FORTALEZAS, obras de fortificacion y preá los ministerios de hacienda y gobernacion de

sidios. -- Aunque antiguas las leyes de los titúultramar, en carta de 1.° de junio.

los sexto, séptimo, octavo y nono del libro Su fondo de averia o derecho de consulado

tercero, de lus Fortalezas, Fortificaciones, Prese recauda por sus aduanas al respecto de un

sidios ,'sus alcaides y situados , se trae el texto cuartillo por 100 sobre efectos de importacion de las que se cree, pueden todavía recibir algun (tom. I, p. 101 y 314); y produjo en 1841, pesos

uso, y de las demas los epigrafes, que guarden 11.617, y en 1842 pesos 11.231.

su ilacion.

La de Manila.

TITULO SEXTO DEL LIBRO TERCERO.

DB LAS FABRICAS Y FORTIFICACIONES.

Instalada el 26 de febrero de 1835 por superior decreto del 10, que la mandó componer de los individuos del tribunal mercantil, in

LEY PRIMERA clusos suplentes ; del prior, cónsul y sustituto del año precedente; y de cuatro comerciantes

De 1602. — Que cuando se enviuren trazas , o que nombraria el superior gobierno, amovibles

plantas de fortificaciones, sean como se ordena. por mitad cada año, bajo la presidencia del Ordenamos y mandamos, que habiéndose de prior, se aprobó en real orden de 3 de marzo hacer plantas , trazas, ó diseños dc fortificaciode 1835. – La aduana de Manila cobra por ave nes, castillos y otras defensas, se nos envien con ria ó consulado un 2 por 100 sobre todos los las medidas y circunstancias necesarias, y con efectos extrangeros (tom. 1, p. 331); y recaudó relaciones muy particulares, de forma que se en los años de 1839 y 41 lo que se espresa á la pueda entender lo que conviniere resolver y 1'18, y en 1842, pesos 32.229.

ejecutar.

LEY II. Consignaciones antiguas sobre este mismo

De 1593. fondo. – Para el establecimiento de la vacuna

Que se procure desmontar y labrar en Filipinas 600 ps. anuales por real órden de la tierra al rededor del sitio å donde hubiere 24 de mayo de 1810; al beaterio de Paula 200;

fábrica para el hospital de San Lazaro 500 pesos por real Los comisarios de fábricas y fortificaciones orden de 13 de abril de 1812; y 1.000 para la han de procurar, que se amplien las cabañas y

rancherias lo que fuere menester, desmontando de se han de acarrear y descargar, para que esel arcabuco y arboledas donde conviniere, y que ten mas cerca de la fábrica, y en qué tiempos se labre y siempre cerca del sitio donde se tra se han de apercibir y usar de ellos: Mandamos, bajare, pues demas de que servirá para la co que en esto se guarde la orden , que el ingeniemodidad de la gente, estará dispuesto por si ro diere, el cual tenga la atencion que conviene despues se hubiere de hacer cerca de las fortifi á nuestro real servicio, y al beneficio de nuescaciones alguna poblacion.

tra hacienda.

Si la fabrica , acarreo de materiales, aderezo LEY III.

de murallas, hacer ahondar fosos, y otras co

sas semejantes, se tomaren å destajo, y fuere De 1607. — Que el gobernudor y capitan gene

menester comprar clavazon, herramientas y ral de la provincia asista å las fábricas y for

materiales : Mandamos, que los precios de ellos tificuciones.

los haga el ingeniero en presencia del capitan El gobernador y capitan general de la pro general, gobernador, corregidor ó ministros vincia donde se hubieren de hacer fábricas y

nuestros, que hubiere en las partes y lugares fortificaciones asista á ellas por su persona todo

adonde se hicieren fortificaciones, con iuterel tiempo que pudiere, y procure que se acaben

vencion de los oficiales de nuestra hacienda, con la brevedad posible, ayudándose de los ca

porque tengan la cuenta y razon que conviene. pitanes y los demas oficiales de guerra, y no

Y siendo el ingeniero el que lleva el peso de permita que los maestros, oficiales y peones de

la fábrica, y el gobierno de ella, demas de la fábricas trabajen, ni se ocupen en otras que no

noticia que ha de tener de la traza y conocimienfueren nuestras obras, ni alquilen para ellas á

lo que para llevarla adelante se requiere, de ninguna persona que asista, ni á esclavos suyos,

forma que llegue á perfeccion, y sabe la sufiporque en caso que haya falta de esclavos oficia

ciencia de cada uno, y la necesidad de acudir les, y sea forzoso recibir de los que tienen los mas á una que á otra parte, ba de tocar al ingemaestros, y otros ministros nuestros: Es nues

piero ordenar al maestro mayor, aparejador y tra voluntad, que el gobernador los compre á

oficiales de cantería , albañilería y carpinteria sus dueños por lo que justo fuero, con inter

lo que han de hacer, y en qué se han de ocupar, vencion de los oficiales reales.

y en qué parte han de trabajar, pues conoce

rá mejor sus habilidades, y el número de oficiaLEY IV.

les y peones que en cada parte se han de em

plear: y tambien ha de reformar y acrecentar De 1612. - Que en la fábrica de fortificaciones

oficiales y peones en las obras, conforme a la guarden los ingenieros lo que esta ley dispone (1).

necesidad de ellas, y diligencia de los que traPorque es propio del oficio de ingeniero po- | bajan, y en esto ha de resolver por sí solo. ver en ejecucion las fábricas y fortificaciones Y por que acontece las mas veces ser necesaque se mandaren hacer, conforme a las trazas rios en las fábricas sobrestantes, el advertir que se aprobaren , y hubieren de ejecutar, el in que son menester estos, y cuantos, у

el geniero á cuyo cargo estuvieren ha de tirar las centar, y disminuir el número de ellos ha de tocuerdas, y poner las maestras con ayuda del car al ingeniero; pero el recibirlos y señalarles maestro mayor, aparejador y oficiales que fue los salarios, y de los oficiales, maestros y peoren necesarios, los cuales han de depender del pes, es nuestra voluntad, que lo haga el capitan ingeniero, y obedecerle en esto, y en todo lo general, gobernador ó corregidor de la parte que les ordenare; y pues el ingeniero debe te donde se hiciere la obra, al cual mandamos, que per conocimiento de la calidad de materiales, no pueda señalar salario á sobrestante, ni á otro que en cada parte de la obra son á propósito, y ningun oficial, de cualquier género que sea, sin de qué sitios y lugares se han de llevar, y adon- comunicarlo con el ingeniero, y tomando su

acre

(1) Aunque existe novisima ordenanza , por donde se rije el real cuerpo de INGENIEROS, y el método para la direccion de obras y trabajos de edificios militares; no debe omitirse una ley que puede considerarse como fundamental de las atribuciones de dicho cuerpo facultativo.

parecer, pues tendrá mejor conocimiento de las que hubieren de ir fuera de los sitios, se enviapersonas, y si se debe despedir a alguno por rá un sobrestante con sueldo moderado, y basinhábil, ó por otra causa.

tarà que asista olro con los que trabajaren en la Tambien ha de ser a cargo del ingeniero se obra principal, y otros en las demas que hubieñalar la hora en que los oficiales, sobrestantes re, y estos sobrestantes tendrán cuidado de poy peones que trabajaren en las obras, han de rer por memoria los que trabajan cada dia ,

у entrar y salir de ellas, conforme a la calidad de cuáles faltan, ó del trabajo de todo el dia, o de allos tiempos de invierno y verano.

gunas horas, y los nombrarán los capitanes geY porque seria de poco fruto lo referido sinerales, gobernadores ó corregidores de la juno se guardase puntualmente, habiendo el in- | risdiccion, si por asierto de la fábrica no se geniero de andar continuamente en las obras, ordenare otra cosa, teniendo cuidado de procomo aquel que mas las tiene á su cargo, ha de curar ahorrar la costa en todo lo posible, y de notar la tardanza y flojedad de cada uno, para ocupar en esto los oficiales y peones que enferque conforme a lo que él dijere , los oficiales de maren, siendo capaces, ć en la convalecencia, nuestra real hacienda bajen de su sueldo lo que para que les sirva de alivio , y se convierta en el ingeniero ordenare, porque con esto los que ellos el provecho. llevaren jornal y salario sean puntuales, y po lo

LEY VI. siendo, sean multados.

Para todo lo susodicho es nuestra voluntad, Que los obreros trabajen ocho horas cada dia que todos y cualesquier capitanes generales, go.

repartidas como convenga. bernadores, alcaldes mayores y corregidores de las partes y lugares donde se hubieren de Todos los obreros trabajarán ocho horas cada hacer fábricas y fortificaciones, den a los inge- dia, cuatro à la mañana, y cuatro por la tarnieros todo el favor y auxilio necesario, no perde en las fortificaciones y fabricas, que se bimitiendo que se esceda, ni pase de lo contenidocieren, repartidas a los tiempos mas convenienen esta ley, y que provean que sean respetados, tes, para librarse del rigor del sol, mas o menos y obedecidos de todas las personas, de cual lo que a los ingenieros pareciere, de forma que quier género que sean, que sirvieren en las no faltando un punto de lo posible, tambien sc obras y fortificaciones, castigando ejemplar- atienda á procurar su salud y conservacion. mente a los que no lo hicieren, estimándolos y

LBY VII. honrándolos como á oficiales y criados nuestros; y á los ingenieros mandamos, que a nuestros

De 1588. — Que las juslicias no se entrometan ministros tengan el respeto debido, y con ellos

en lo tocante à fortificaciones. la buena correspondencia, é inteligencia, que

Ordenamos á nuestras audiencias, gobernaY porque podia acontecer, que el ingeniero dores y justicias, que no se enibaracen, ni enprincipal de alguna fabrica ó fortificacion, fuc trometan en lo tocante a las fabricas y fortificase á otras partes, por no poder asistir en todas ciones, y las dejen libremente proveer y goberlas obras: Mandamos, que esta ley, é instruc nar al ingeniero, ó sobrestante que las luviere à cion se entienda con cualquier ingeniero que su cargo, como les pareciere convenir, y les quedare en su lugar.

den y hagan dar el favor y ayuda, que para su

mejor efecto y administracion les pidiere y fue. LEY V.

re necesario, en lo que tocare à la provision de De 1593. — Que los oficiales se repartan por

materiales y pertrechos, trabajadores y peocuadrillas con sobrestantes, como se ordena.

nes, asi cuando se hayan de hacer las fábricas

y fortificaciones por los vecinos ó soldados de Los oficiales y peones que trabajaren en fá presidios, y galeras, ó forzados de ellas, como bricas y fortificaciones, se repartan por cua cuando se hagan con jornales de los negros ó drillas al principio de cada semana, y el inge-vecinos, conforme pareciere y se pudiere haniero ordenará y señalará los sitios y partes cer, segun las órdenes que para esto se dieren; donde han de acudir, y con cada cuadrilla de las y en caso de faltar el ingeniero ó sobrestante, se

es razon.

guarde lo mismo con el que sustituyere su lugar. , cual se le dá y paga á razon de 30 ducados cada

mes: á los oficiales canteros á 25 ducados: a los LEY VIII.

albačiles, herreros, cuberos y fundidor de meDe 1605 y 1607. - Que los dos oficiales reales tales el mismo sueldo, que les corre desde el dia asistan å las fábricas y fortificaciones.

que pur testimonio de escribano constare haber Nuestros oficiales reales han de asistir á las salido de estos reinos, y héchose á la vela en fábricas y fortificaciones , haciendo el tesorero uno de los puertos de San Lucar, ó Cádiz , todo oficio de veedor, y tomando la razon el contador, el tiempo que sirven en las fortificaciones, cony paguen los materiales y jornales , conforme á forme los reparte el ingeniero militar, con tesla orden que diere el ingeniero. Y porque de- timonio del repartimiento que hace, para que mas de las cantidades con que nos sirven los ve conste de los que caben, y se han de pagar en cinos, se suele aplicar de nuestra real hacienda cada pueslo , y del dia que se han embarcado, lo que falta , es nuestra voluntad, que si la que y sus cartas de pago, y fé de asistencia de cada tuviéremos en el puerto o lugar donde se hace uno de los sobredichos en sus oficios : Es nuesla fábrica , no fuere bastante á suplir el gasto tra voluntad, que asi se guarde y cumpla en tosobre la contribucion de los vecinos , se lleve lo das las partes donde ordenáremos, que se hagan que faltare de donde Nos ordenáremos, y el te- fortificaciones. sorero se haga cargo de todo, y lo distribuya

LEY XI. con recaudos legitimos, formando cuenta aparte, y haga las pagas en presencia del sobres. Que trabajándose en sitios muy distantes, se haga tante, maestro mayor ó aparejador, el cual ha de

la paga un sábado en una parte, y otro en otra. certificar, que son conforme al concierto hecho Para que el contador y pagador puedan hacon cada uno. Y mandamos, que una misma per llarse presentes á hacer las nóminas, y asistir á sopa no pueda ser veedor, y contador de las fa- | las pagas de la gente, los comisarios darán órbricas y fortificaciones.

den, que despues de tanteados y elegidos los si

tios en que han de trabajar, se hagan las ranLEY IX.

cherias en parte que todos se puedan recoger á Que lo gastado en materiales y otras cosas se de ellas, y allí se les paguen sus salarios y jornales por libranzas conforme á esta ley.

cada sábado, y si por estar los sitios y obras muy Los comisarios, si fueren dos, estando juntos distantes no se pudieren juntar todos en una ó cada uno de por si, en los sitios donde estu- rancheria, y fuere necesario que haya dos, se havieren, han de librar todo lo necesario para rá la paga un sábado en la una, y otro en la otra. compras de materiales y herramientas y otras

LEY XII. cosas, y el contador ha de tomar la razon de las libranzas; y porque tambien pueda dar certifi

Que los sábados por la tarde se alce de obra una cacion de las pagas , y sustanciar los recaudos,

hora antes, para que se paguen los jornales. se procurará, que (en falta de oficial de nuestra hacienda) sea escribano real, y en cualquier ca Los sábados en la tarde se alzará de obra una so los comisarios mirarán mucho lo que libra hora antes de lo ordinario, y en esta se recogeren, y recaudos que tomaren, pues demas de rá la gente á las rancherias: la de las obras á su lo que importará para la cuenta que han de dar, puesto , y la de las fortificaciones y fábricas al constará de lo que se hubiere ahorrado y apro suyo, y en presencia del comisario de cada vechado por su diligencia, y buen proceder. puerto, y del contador que tuviere el libro de

la razon, los sobrestantes iran llamando por sus LEY X.

nóminas á los oficiales y peones de sus cuadriDe 1583. Que á los oficiales de las fortifica- llas, y diciendo las faltas que cada uno hubiere

hecho aquella semana, y notándolo el contador, ciones se paguen los sueldos que se declaru.

el cual hará nomina de lo que montaren los jorEn las fortificaciones, que por nuestras órde pales de aquella semana, descontando las faltas, y nes se hacen en los puertos de las Indias, man esta la firmará el comisario, y el dicho contadamos proveer un aparejador de canteria, al dor tomará la razon de ella, y el pagador irá pa. TOI. III

39

gando por la nómina los jornales á cada uno en

tare el daño y perjuicio que hubiere recibido.

su mano.

LEY II.
LEY XIII.

De 1632.- Que no se saquen plantas de lugares, Que si la fábrica durare mucho tiempo, haya

puertos, castillos y fortificaciones sin órden quien administre los Santos Sacramentos. particular. LEY XIV.

Ordenamos á los vireyes, capitanes genera

les y gobernadores de las Indias, que no conQue los sitios de las fábricas esten proveidos de

sientan ni permitan que ninguna persona,

de bastimentos.

cualquier estado ó calidad, aunque sea ingenieLEY XV.

ro ó aparejador de nuestras obras y fortificacioQue donde hubiere fábrica se lleven esclavos que nes, saque plantas, ni descripciones de ninguna

trabajen , de los que pertenezcan a la real ha- ciudad, villa ó lugar, fuerza, castillo, puerto, cienda.

ni surgidero, si no fuere con órden especial LBY XVI,

nuestra, ó de los vireyes, capitanes generales

y gobernadores, para que por su mano se nos Que los comisarios de obras y fortificaciones

remitan, y cumplan lo contenido en esta nuestra conozcan de los delitos.

ley, con particular cuidado y puntual ejecucion. Ordenamos, que de los delitos que cometieren los oficiales obreros, y personas que intervi

LEY III. nieren en las fábricas, conozca el comisario, y De 1603 á 46. - Que los puertos y presidios essi hubiere dos, ambos juntos; y habiéndose de ten bien prevenidos de gente , bastimentos y dividir, conozca cada uno en el sitio donde asis municiones. tiere, si no se dispusiere otra cosa por los co

Los vireyes y presidentes de nuestras audienmisarios. LEY XVII.

cias, capitanes generales , castellanos y gober

nadores pongan especial atencion y cuidado en De 1594.-Que de las dudas y disensiones entre la prevencion y defensa de los puertos, castillos,

comisarios de fortificaciones conozca la au presidios y fortalezas de sus distritos, gobierdiencia del distrito.

nos y cargos, y procuren que siempre tengan Si sucediere alguna duda ó disension en la las municiones, bastimentos y gente de su doobra entre los comisarios, en caso que sean mas

tacion, sin aguardar á que se los pidan, para de uno, acudan á la real audiencia del distrito,

que esten con toda defensa, anticipando la diliy cumplan lo que determinare, sin alterar las gencia a las ocasiones que se pueden ofrecer, y trazas y diseños, porque la ejecucion de ellas especialmente en el castillo del Morro de la Hatoca á los ingenieros.

bana, y el de San Matias de Cartagena, y otros de esta calidad, y hagan renovar los bastimentos,

por escusar la corrupcion, y que sean de los TITULO SIETE.

géneros, que con mas dificultad se corrompen.

DE LOS CASTILLOS Y FORTALEZAS.

LEY IV.

De 1625. Que no se saque de las fuerzas lo

que tuvieren para su defensa y sustento. LEY PRIMERA.

Porque suelen salir de los puertos algunas arDe 1545 y 1608. Que las fortalezas esten

madillas para limpiar las costas de enemigos, y erentas de edificios.

conducir armas, bastimentos y municiones, y Mandamos, que cerca de los castillos y forta se sacan las que hay en los castillos y fortalezas, lezas esté limpia y desocupada la campaña; y dejándolas desapercibidas de lo que tanto han si hubiere casa ó edificio trescientos pasos al menester para su custodia y defensa , y de harededor de la muralla, ó tan fuerte, que en ma cerlo asi pueden resultar muy grandes daños: yor distancia haga perjuicio, se demuela pagando Mandamos á los gobernadores y capitanes gede nuestra real hacienda al dueño lo que mon nerales de los puertos que no las saquen ni per

« AnteriorContinuar »