Imágenes de páginas
PDF
EPUB

tener las tablas de juego, y nombrar los oficiales defensa de aquellas provincias, y castigo de los del castillo. -(V. ley 26 tit. 10.)

enemigos y cosarios. LEY XXXVIII.

LEY II.

De 21 de noviembre de 1590. Que en la HaDe 1595.- Que los alcaides y soldados no crien en las fortalezas aves ni ganados; y los gober

bana se reduzgan las ruciones de la gente de

guerra al sueldo, y los oficiales reales paguen nadores y capitanes generales cuiden de su

por libranzas del gobernador. cumplimiento, y de que haya la limpieza necesaria.

Es nuestra voluntad, que á los alcaides y genLEY XXXIX.

te de guerra de las fortalezas de la Habana no Que lo que faltare en este libro se deja á la pru se dé racion, y que todo lo que han de haber se dencia de los alcaides , que procedan siempre reduzga al sueldo por Nos señalado, en que se

computa la racion, y que demas de él se les Conforme se ofrecieren las ocasiones, dife

acuda para ventajas y municiones, con que se

ejerciten los soldados, medicinas para los enrencias y variedad de casos, se ha de tomar el consejo, y así se remite á la prudencia de los fermos, y reparos de la fortaleza y fuertes, en

la cantidad señalada por nuestras órdenes, y alcaides y castellanos de las fortalezas y castilos la ejecucion de los que por no poderse dar

que los oficiales reales paguen por libranzas del regla cierta, se dejan de referir y prevenir en

gobernador, asistiendo a los pagamentos el golas leyes de este libro , y solo se les advierte, y

bernador, castellanos y capitanes, con los ofirepresenta la importancia de proceder en todos ciales reales.

LEY III. con mucho tiento y consideracion, y la confianza, que de ellos se hace en cosas de tanta cali

De 1630. — Qae los oficiales reales de Méjico dad, y la reputacion que conviene cobrar en

envien á la Habana el crecimiento de sueldo,

que montaren los socorros estraordinarios. ellas, para que procuren acertar en todo lo que se les encarga.

LBY IV.

como deben.

Que en el castillo de la punta de la Habana no

haya plazas de primera plana.

TITULO NUEVE.

LEY V.

DE LA DOTACION Y SITUACION DE LOS PRESIDIOS

FORTALBZAS.

De 1591 y 1635. - Que el presidio de Cartage

na se pague conforme á esta ley.- (La misma

disposicion de la ley 2.) LEY PRIMERA.

LEY VI. De 1582 y 1680. - Que en la paga de los situados haya muy especial cuidado.

De 1590. — Que en lu paga del presidio de Porque en las partes y sitios de nuestras In Puerto Rico se guarde lo que en el de Cartadias, donde ha parecido conveniente, estan fun gena.

LEY VII. dados y situados castillos y presidios con gente de guerra, armas y municiones, y tenemos De 1608 y 24. - Que los oficiales reales de consignada su dotacion en nuestra real hacienda jico remitan el situado de la Florida sin dessobre que se han dado las órdenes convenien cuento de faltas. tes, dirigidas á los vireyes, oficiales reales, y

LEY VIII. las demas personas, que las deben cumplir y guardar: Ordenamos y mandamos, que todos De 1606 y 21.- Que cada año puedan venir de los que en cualquier forma tienen cargo de ha la Florida dos fragatas con 2.000 ducados de cer pagar, y remitir los situados y dotaciones, registro á Canarias o Sevillu, para emplear pongan en esto tan especial cuidado, que con

en bastimentos. ninguna ocasion haga falta , ni dilacion en mate

LEY IX, ria, que tanto importa á nuestro real servicio, Que los gobernadores de Cuba dejen sacar

bastimentos para el presidio de la Florida. Firme sean pagados con puntualidad, y en

qué se hun de ocupar los soldados de Panamá. LEY X

LEY XIX. De 1584, 96 y 1680. - Que los situados de la

Habana , Santo Domingo, Puerto-Rico y la Que el presidio y armada del Callao tenga en la Florida , se remitan de Méjico á la Habana caja de Lima el situado. en las flotas ó armadas, y de alli á los pre

LEY XX. sidios (1). LEY XI.

Que en la ropa del situado no se admitan merDe 1622.- Que en la caja de Cumaná se paguen

mas á los oficiales reales. los soldados de Araya, y faltando dinero se

LEY XXI. remita de Cartagena.

Que en todas las ocasiones informen los oficiales LEY XII.

reales de lo que se paga en los presidios, y del De 1631.- Que del fuerte de Aruya se truequen

sobrante de los situados. cada año ocho soldados por otros tantos del patache de la Margarita , y los que hicieren fuga de él no sean amparados.

Resguardo de ordenanza, que debe darse á las

murallas, y fortificaciones de las plazas. LEY XIII.

Solares extramuros de la Habana dentro de De 1608. - Que se situen en Venezuela 2.000

esa zona militar. ducados en indios vacos paru el gasto del fuer te de la Guayra.

Las reales órdenes de 13 de enero de 1818, y

de 1.o de noviembre de 1820 comunicadas al LEY XIV.

gobernador capitan general tuvieron por objeto De 1631. — Que en la caja del rio de la Hacha la instruccion del espediente puramente militar,

se pague al alcaide del castillo de San Jorge, que recomendaba S. M. se activase sin mezcla como no sea de las perlas.

en él de ningun otro particular, acerca del pro

yecto de adelantar las fortificaciones de la HaLEY XV.

bana á la linea, que corre desde la cala de San De 1580 y 1635.- Que los despachos para co Lázaro al Puente Chaves, para que cerrada den•

brar situados de presidios y distribuirlos, va tro de su recinto la nueva poblacion, quedase yan firmados del gobernador y oficiales reales. en estado de defensa respetable, y con terreno

suficiente para aumentarse. A este mismo plan LEY XVI.

se referia tambien la que el ministerio de haQue los gobernadores tomen cuenta cada año á cienda trasladó a la intendencia en 27 de junio oficiales reales, y tengan llave de los situados. de 1823, para aprobarla sus consultadas medidas

de enagenacion de los solares realengos justiLEY XVII.

preciados en 249.032 ps. parte en venta real, De 1588.- Que los oficiales reales den á los ge

parte á censo redimible, sin perjuicio de los nerales de puertos y presidios los testimonios planes adoptados para la nueva fortificacion en que pidieren , y acudan al sustento de las for- I la citada real orden de 13 de enero. Con tales talezas, y haya buena cuenta y razon en dis

antecedentes y la reconocida necesidad de estribuir los situados.

tenderse la poblacion, comenzó á darse mucha LEY XVIII.

estimacion a dichos solares, que algunos detenDe 1608 y 80.- Que los presidios de Tierra taban sin titulo, y para regularizar su posesion

(1) Véase nota 2, página 296 del tomo 1, y la real orden de 20 de mayo de 1786, que mandó separar de la dotacioa de la plaza de la Habana 150.000 pesos anuales para obras de fortificacion. La de 4 de febrero de 1788 dispuso se depositasen en arca separada de tres llaves , que tuviesen el intendente, el ingeniero director, y el tesorero general.

40 TOM. III

y derechos, conciliándolos con los de la real y otros adquiriendo los terrenos á censo redihacienda, la superintendencia delegada hizo pu- mible, asegúrase la real hacienda un capital de blicar bando en 13 de abril de 1826, renovado casi medio millon de pesos, que al 5 por 100 es segunda vez; que decia :

ramo que le vale anualmente unos 22.735 pesos, » Atendido al estado y méritos de los diversos á que debe agregarse el producto del jardin boespedientes que se hallan de real orden en acti- tánico, vendido a la junta de fomento (pág. 242). vo curso sobre los terrenos extramuros de esta ciudad, al derecho que en ellos compete al real

Real órden de 30 de octubre de 1838 por guerra fisco , ya por la circunstancia de realengos, y al capitan general sobre lo que se ha de obserya por las compras que hizo para asegurar la var con respecto á construcciones ó repuraciodefensa de la linea magistral de esta plaza , á la nes de edificios dentro la demarcacion militar notoria deficiente situacion de estas cajas que de la plaza. obliga a echar mano de recursos estraordinarios para cubrir sus multiplicadas atenciones, que » Excmo. Sr. - S. M. la Reina Gobernadora se aumentan por dias con los refuerzos militares se ha enterado de varios espedientes instruidos de mar y tierra que va recibiendo la Isla, y al en este ministerio de mi interipo cargo en coninterés mismo de los que ocupan dichos terre secuencia de abusos cometidos, y de contronos sin los requisitos legales, cuya falta hace versias suscitadas en la isla de Cuba con motivo precaria y de responsabilidad su posesion, lo de la construccion ó reparacion de edificios púcual conocen muchos de estos individuos que blicos y particulares de mas o menos entidad se presentan á solicitar los respectivos docu- dentro de la demarcacion militar de la plaza de mentos, que les asegure en la que estan, y á sa la Habana. El origen de tan desagradables intisfacer el correspondiente interés del terreno cidentes es sin la menor duda la infundada peren la finca que han ocupado; citeseles por me suacion , de que las circunstancias particulares dio del Diario y Noticioso en tres números con de la Habana la eximan completamente de las secutivos, para que en el término de 15 dias reglas establecidas en la ordenanza especial del ocurran los que se hallan en el espresado caso, arma de ingenieros, y en otras reales órdenes à la contaduria general de ejército y real ha- posteriores sobre la enunciada clase de edificios cienda con los respectivos títulos, aquellos que en las plazas de guerra, sin calcular los graves los tuviesen , para que examinados se haga la de inconvenientes que de ahi se seguirian, y sobre claratoria oportuna, y los que carezcan de ellos, todo que cualquiera modificacion en materia tan para que practicadas las diligencias mas breves importante debia proceder del gobierno : que se pueda revalidar su posesion , pagando desde con este mismo y otros trascendentales objetos luego á S. M. el cánon de 5 por 100 anual, ase pidió al ingeniero general por real orden de 7 gurándose con el otorgamiento de la correspon de febrero de 1835 los datos necesarios, para diente escritura, ciertos los que se presenten á sentar las bases de un plan de fortificacion para virtud de este exorto, que se les guardarán to- la espresada plaza , en que se combinasen sus das las consideraciones posibles en uso de las circunstancias particulares, con lo que requiere amplias facultades concedidas por la dignacion el interés de su seguridad y defensa : – En esta soberana á esta superintendencia : Y apercibi razon , y mientras no evacua el ingeniero genedos que de lo contrario y al finalizar los edun

ral el delicado interesante trabajo, que se le pi. ciados espedientes, habrá de procederse por dió por la citada real órden consiguiente á otra la via judicial y de apremio á lanzar los que re que comuniqué al antecesor de V. E. con la sulten detentadores, á imponerles las penas en propia fecha, se ha servido S. M. resolver, que que hubiesen incurrido, y á disponer de los ter: se observen puntual é invariableniente con resrenos cualquiera que sea su clase y fábrica como pecto á las enunciadas construcciones y repamejor convenga á los intereses de S. M.» – raciones de edificios públicos ó particulares Su publicacion produjo el ventajoso resultado dentro de la zona militar de la plaza de la Hade que convirtiendo crecido número de posee-bana, y de las demas plazas y puntos fuertes de dores ó detentadores sus vacilantes inciertos ti la isla de Cuba las reglas siguientes, establecidas tulos en los formales y seguros de propietarios, para la Península por la circular de 2 de noviem

bre de 1834:- 1.° Se autoriza al capitan gene- de lo prescrito en los anteriores articulos, queral de la isla de Cuba, para que, prévio informe da limitada a la construccion de edificios nuevos del director subinspector del arma de ingenie- y á la ejecucion de modificaciones en los consros, pueda conceder licencias para ejecutar truidos que tengan por objeto ó resultado el obras de mera conservacion y entretenimiento aumentar las dimensiones de su planta y elevaen los edificios construidos con real permiso en cion, ó acrecentar su solidez en cualquiera forlas demarcaciones militares de las plazas y pun ma, la necesidad de obtener préviamente real tos fuertes del territorio de su mando; en el permiso, sin el cual no se realizarán bajo ninconcepto de que dichas obras no han de tener yun título ni pretexto semejantes obras, cualespor objeto ni resultado el aumentar las dimen- quiera que puedan ser su entidad у

circunstansiones de la planta y elevacion del todo, ni de cias: - 6.° Las instancias en solicitud de real parte algana de los indicados edificios, ni acre permiso para las obras enunciadas en el art. precentar su solidez bajo ningun pretexto.-2.° Pa cedente seguirán el curso señalado en el art. 2.• ra obtener dicha licencia presentarán los in hasta llegar al capitan general, quien dirigirá teresados sus solicitudes á los gobernadores el espediente con su informe y el del director militares de las plazas ó puntos, en cuya demar- subinspector ó comandante exento de ingeniecacion hayan de ejecutarse las obras; los go ros, a este ministerio de mi cargo para la convebernadores pedirán informe a los comandantes piente resolucion de S. M.: -7.• Y finalmente de ingenieros, donde los hubiere, y en todo los gobernadores de las plazas y puntos fuertes caso remitirán con el suyo las enunciadas ins harán publicar por bando en la forma acostumtancias al capitan general, quien las pasará al di brada las disposiciones que contiene la presente rector subinspector de ingenieros concediendo real resolucion, para que conocidas por todos o negando, en vista del dictamen de este la los individuos a quien tocaren, tengan el mas cencia solicitada: - 3.° La ejecucion de las puntual cumplimiento sin que nadie pueda aleobras sobre que esta recaiga, quedará bajo la gar ignorancia. Lo comunico todo á V, E. de vigilancia especial del cuerpo de ingenieros, pa real orden para su inteligencia y efectos consira evitar todo abuso ó trasgresion de los tér- guientes, en el concepto de que estas reglas no minos de la licencia, debiendo el gefe ó re deben entenderse como derogatorias de las dispresentante local de dicho cuerpo exigir de la pensas, que esten concedidas á alguna plaza en autoridad competente la suspension o demoli virtud de especiales reales órdenes, y que en cion de los trabajos , segun los casos,

todos casos es y debe considerarse el cuerpo de momento en que los considere perjudiciales o ingenieros como única y esclusiva autoridad, contrarios a las bases indicadas al final del ar para informar a V. E. y entender bajo directas ticulo primero: y con este objeto comunicará órdenes con arreglo á la ordenanza particular

de licencias de esta especie, que en vista de su in sobre los asuntos á que se refiere la presente forme haya concedido ó negado : - 4.° Las li- real resolucion, con arreglo á lo que en ella se cencias de que se trata, no serán ni deberán determina, sin que ninguna otra persona ni corconsiderarse nuevos titulos de posesion en favor poracion pueda intervenir legalmente en esta de los propietarios, ui modificarán en manera

materia esencialmente militar facultativa y pealguna las cláusulas particulares á que se haya culiar de dicho cuerpo. » sujetado la construccion de dichos edificios, al ser aprobada por S. M., ni mucho menos altera Orden de la capitania general de 1.. de rán la condicion esencial y comun, por la cual

diciembre de 1839. estan obligados los dueños de todos los edificios construidos en las demarcaciones militares de » Habiendo manifestado à S. M. la Reina Goberlas plazas y puntos fuertes á demolerlos á su nadora lo que creí conveniente sobre la real costa, y sin poder solicitar indemnizacion ni órden de 30 de octubre del año próximo pasado, reintegro, siempre que lo exija el servicio del relativo a la fábrica de casas extramuros de esta estado, y sean requeridos al efecto por la auto-ciudad, conformándome con lo espuesto por el ridad militar competente : 5.° En consecuencia director subinspector del real cuerpo de inge

en el

nieros en la Isla, y por el comandante de la el artículo 7.o de la real órden de 27 de setiemmisma arma de la plaza ; S. M. se ha servido bre de 1839, que estableció un cánon sobre los resolver: «que a pesar del crecido número de edificios que se construyesen dentro de la zona casas que en la zona militar de 1.500 varas de militar de la plaza de la Habana , pero quedando la Habana se han fabricado sio real permiso, y en su fuerza y vigor los 6 primeros artículos de tal vez sin ninguno; como una nueva muestra la misma. » — Y se dió al público en 20 de dide su real benevolencia á los leales habitantes ciembre siguiente, reiterándose la trasladada de de la Isla se ha dignado acceder, á que la zona 1." de diciembre de 1839, como referente al militar ó término en que no puede fabricarse cumplimiento de los citados 6 artículos de la delante de las fortificaciones, se reduzca á 120 real orden de 27 de setiembre. varas, contadas desde los ángulos mas salientes del camino cubierto, para lo que se establezcan FRACMASONICA SECTA. Real cédula bitos que marcan este limite: que en esta faja ó circular á Indias de 19 de enero de 1812 renuezona de 120 varas no pueda absolutamente fabri va la severa prohibicion de esta clase de concarse de nuevo, ni reparar de ninguna manera gregaciones secretas, decretada en 9 de julio los edificios ya hechos: que esta gracia se en de 1751, con pena al infractor de perder su emtiende solo respecto a las murallas al (. de la pleo , y siendo natural, de remitirsele á España Habana , quedando en su vigor para las demas en partida de registro, y si extrangero aunque partes de esta, y fortificaciones del resto de la naturalizado , se le destierre , y no teniendo Isla lo prevenido en las reales ordenanzas niili- hijos se le confisquen sus bienes ; consumiéntares; que desde las 120 varas hasta el término dose inmediatamente cuánto se encuentre de ó límite , por parte de la campaña, del grupo de libros , vestidos, insignias , instrumentos, y decaserio actual se pueda fabricar, obteniendo mas perteneciente a la secta masónica.- En 2 antes el permiso de la capitania general, y oido de enero de 1815 se proscribió por un breve siempre el cuerpo de ingenieros para las pre de Pio VII, y aun con mayor severidad, esta y venciones sobre altura y solidez de las casas y demas congregaciones secretas por reales órdireccion oportuna de las calles : y en fin que denes de 1824, disponiendo la de 25 de sedesde dicho limite ó término de casas hacia la

tiembre cómo habian de espontanearse los que campaña, no estando aun determinada la linea en lo pasado hubiesen sido sus individuos, pade las nuevas defensas, sea preciso obtener el ra quedar absolutamente indemnes. - La real real permiso en los términos que se previene cédula de 13 de febrero de 1827 manda guardar en la real orden de 30 de obtubre ya citada. » la bula de Leon XII, que condena de nuevo toda Y para cumplir con lo mandado por S. M. , he secta ó sociedad clandestina ; observándose aun dispuesto se haga saber al público, previnién en ultramar la fórmula de juramento prescrita dole, que no se admitirán solicitudes para nuevas en real orden de 12 de julio de 1828 para los fábricas ni reparaciones en la zona militar de que obtuviesen grados académicos y empleos las 120 varas; que ademas de derribarse todo públicos, de no haber pertenecido á ninguna de el edificio perteneciente al contraventor, cual ellas. — La de 26 de abril de 1834 si bien conquiera que sea la obra ó reparacion que haga en cede anınistia á los que hubiesen pertenecido adelante , se le impondrá la multa á que su des á ellas, impone penas a los que de nuevo se obediencia de lugar; y que para prevenir el de alisten. lito, ademas del establecimiento de hitos perma. nentes y visibles, se celará escrupulosamente FRAUDES (causas de). - V. COMISOS. por parte del cuerpo de ingenieros, en términos de tener noticia instantánea, y poder dar FUEROS. – Se dividen en fuero ordinario o parte Jiario de las menores ocurrencias respec comun, y el privilegiado de personas ó cosas. to á fábricas en la zona militar de 120 vara3. » En la isla de Cuba seguramente prevalecen los

privilegiados sobre el ordinario, pues existen Real órden de 12 de octubre de 1844 por guer hoy con su respectivo juzgado especial; el fuera al capitan general de la Habana. - « Aten

ro eclesiástico, el de cruzada , el de diezmos, didas las razones del ingeniero general se anula el de anualidades eclesiásticas, el fucro de guer

« AnteriorContinuar »