Imágenes de páginas
PDF
EPUB

lleria de la ciudad de Santiago de Cuba por la Y se comprenden en este real decreto todos de 16 de febrero de 30 (1).

aquellos a quienes por ordenanza y reales reso

luciones está concedido el fuero militar, segun Real decreto de 9 de febrero de 1793 circulado

declaracion de la real órden de 16 de julio de á Indias.

1798. « He resuelto para cortar de raiz todas las disputas de jurisdiccion, que en adelante los jueces Real órden de 5 de noviembre de 1817 declamilitares conozcan privativa, y esclusivamente rando, no ser de desafuero el robo en la corte, de todas las causas civiles y criminales, en que conforme al real decreto de 9 de febrero de sean demandados los individuos de mi ejército, 1793, que ha de observarse sin la menor resó se les fulminaren de oficio, esceptuando úni triccion. camente las demandas de mayorazgos en posesion, y propiedad, y particiones de herencias, « S. M. ha tenido á bien renovar la inviolable como estas no provengan de disposicion testa observancia del real decreto 9 de febrero mentaria de los mismos militares, sin que en su de 1793 .... queriendo asimismo que los privilerazon, pueda formarse, ni admitirse compe- gios concedidos á los individuos de los cuerpos tencia por tribunal ni juez alguno bajo ningun de su casa real no sean infringidos, ni violapretesto: que se tengan por fenecidas y termi- dos.... y se observe su ordenanza, y el mencionadas todas las que se hallaren pendientes, asinado real decreto, sin otras escepciones y resciviles como criminales : que los jueces y tribu- tricciones que las que se hallan señaladas en el nales con quienes esten formadas, pasen inme niismo. » diatamente y sin escusa los autos y diligencias V. en ARTILLEROS: INGENIEROS las órdenes que hubieren obrado á la jurisdiccion militar, á peculiares al fuero de estos cuerpos MILITARES efecto de que proceda a lo que corresponda se (preeminencias de los). — (V. TESTAMENTOs y gun ordenanzas, en cuanto a los delitos que tu TESTAMENTARIAS militares.) vieren pena señalada en ellas, y en los que no, El fuero politico de guerra compete a los gey civiles, se arreglen a las leyes, y disposiciones fes y subalternos de las secretarías de las intengenerales: y que los que cometan cualquiera de- dencias de ejército, y de los ministerios de halito puedan ser arrestados por pronta providen cienda militar; pero con esta distincion, que en cia por la real jurisdiccion ordinaria , que pro la Península el conocimiento de sus causas corcederá sin la menor dilacion a formar sumaria, responde a los tribunales de las capitanías geņey la pasará luego con el reo al juez militar mas rales, mientras que en la isla de Cuba es privainmediato , guardándose inviolablemente todo tivo del inmediato gefe el intendente de ejército: lo referido sin embargo de lo prevenido en cua. segun se verifica en los negocios de los emlesquiera disposiciones, resoluciones reales, pleados del ministerio de marina. V. HACIENórdenes, pragmáticas, cédulas, o decretos, los DA (fuero y prerogativas de). cuales todos de cualquier calidad que sean, de motu propio, cierta ciencia, y usando de mi autoridad, y real poderio, las revoco, derogo, y Casos de desafuero por ileclaraciones posterioavulo : ordenando como ordeno, que en lo su

res al real decreto de 1793. cesivo queden en su fuerza y vigor las penas impuestas por las citadas cédulas, pragmáticas, Lo es el de causas fiscales , y de contrabandos, reales decretos, y resoluciones; pero que debe V. COMISOS; Y HACIENDA (tribunales de). rán imponerse a los individuos de mis tropas El de conocimiento de averías, y asuntos de por los jueces militares, por ser esta mi real comercio y minas: V. TRIBUNALES MERCANdeliberada voluntad. »

TILES.

(1) Real orden de 13 de febrero de 1786, decidió no competir á las milicias urbanas el fuero militar en otro tiempo que el en que se hallen en actual servicio: y se recuerda al virey de Méjico por hacienda en la de 16 de mayo de 1798, para que se cumpla la de 20 de marzo de 1791, declaratoria de no gozarse en asuntos mercantiles y de mineros.

Circular al ejército de 7 de marzo de 1796 miento, en la inteligencia de que los que faltaespedida en el caso de un auditor multado por sen á esta obligacion por cavilosidad , ó fives la chuncilleria de Valladolid en causa que hubia particulares, ademas de incurrir en el desagraprocedido como asesor del alcalde ordinario do de S.-M., serán castigados con proporcion à

Que el auditor está sujeto á la chancillería en su esceso. » — En real orden de 5 de enero de la caụsa de que se queja , por haber delinquido 1805 con referencia a las de 30 de enero ds 1751 como abogado : que debe recurrir á ella , si se y 26 de junio de 1802 se previno, sc hiciese ensiente agraviado, y en caso de que no le oiga, tender à la chancillería , que insistia en el librausar de los recursos que le permiten las leyes miento de provisiones, para alzar la retencion de por la via correspondiente; y que para cortar los reos en los presidios; “ se abstenga de librar de raiz altercados, se observen las reglas si- provisiones en este y otros casos, en que haya guientes.»

de tratar con la jurisdiccion militar , que como « 1* Que en las causas civiles ó criminales, independiente en su linea, lo mismo que la ordicuyo conocimiento toque á la jurisdiccion ordinaria , solo pueden requerirse y exhortarse por naria, siempre que los jueces inferiores de ésta, medio de oficios atentos , pero no mandarse enó los tribunales superiores hayan de proceder tre si; con lo que se evitará la confusion, el des contra los bienes de los militares , deben mirar órden, y los demas perjuicios que son consiy tratar á sus jueces naturales, como mirarian y guientes. » tratarian á los que en diverso territorio tuvie

Reales órdenes de desafuero en causas y negosen los paisanos ó sus bienes, con quienes fuese

cios, procedentes de oficios politicos y de re preciso entenderse de resultas del conocimien

pública. lo de las causas que pendiesen ante ellos. 2a Que por consiguiente para citarlos, emplazarlos, em- Lu de 15 de setiembre de 1798 á los vireyes, bargar , vender y hacer pago con sus bienes; y y capitanes generales de Indias. -« Excmo sefioalmente para todas las diligencias, que de juez ñor.- El Rey ha resuelto que todo militar, o á juez inserior ordinario serian necesarjas re- que goce fuero de tal en los dominios de Indias, quisitorias ó exhortos, y de tribunal superior si tuviese al propio tiempo oficio ó encargo púá otro igual , certificaciones de los proveidos, ó blico que no sea de guerra, sino politico ó de que las provisiones se remitiesen á los geses ó república , esté ó no anejo al que tuviere al misfiscales respectivos, para solicitar y mandar des- mo tiempo en la milicia , le cese dicho fuero en pachar la auxiliatoria correspondierte, se use lo que delinquiese en el oficio politico, y en toprecisamente por los jueces inferiores de requido lo que fuese anejo å su manejo y gobierno.» sitorias y exliortos con los insertos necesarios; Y se reiteró por real órden de 8 de diciemy por los tribunales superiores de papeles ú ofibre de 1800 : que todo individuo militar que lo cios atentos, con los quc se remitan los compe- sea de ayuntamiento, ó sirva empleo de hacien. tentes documenlos, quedando en el arbitrio de da ú otro político, á cuyas obligaciones contraestos el elegir el medio de dichos oficios, ó el venga , sea juzgado precisamente por la jurisde mandar al interesado certificacion del auto ó | diccion de que dependan esos encargos, con la proveido del tribunal, con el que podrá acudir circunstancia de darse cuenta à S. M. por la via al juzgado militar para su cumplimiento. 3. Que de guerra, en el caso de imponerse penas, que dichos autos ó proveidos, aunquc scan de tribu: irrogen infamia , y convenga por consecuencia nales superiores, no deben contener voces pre- antes de su ejecucion privarles de los empleos ceptivas y conminatorias contra los geles mili- militares, y recogerles los rcales despachos de tares, que son enteramente independientes, y sus grados. si deben entenderse con las partes y sus bienes.

Real órden de 5 de octubre de 1819 declaratoria 4* Que en los casos en que se presenten a los jueces militares dichas requisitorias, cxhortos,

de no haber fuero, que ecima á los militares certificaciones, papeles ú oficios, y esté claro,

que sirven cargos de república, de satisfacer a que el conocimiento es de la jurisdiccion ordi

su responsabilidad. naria, no detengan el curso de la justicia , antes « Comisionado por el consejo con facultad bien les den el mas puntual y exacto cumpli- | real un ministro de una 'real chancillería para pasar á cierta ciudad de su territorio, con ob- cuniarias impuestas por los juzgados ordinajeto de hacer efectivos los muchos créditos que rios. » en favor de sus caudales públicos obraban en

MATERIAS DE POLICIA. primeros y segundos contribuyentes, y ocurrir con ellos a la ejecucion de obras de mayor inte- Los militares en general estan sujetos a los rés y utilidad pública , formó autos en razon de bandos de policia y buen gobierno, y á las mulla responsabilidad que resultaba contra un ca- tas impuestas por su infraccion; pero deben pitan agregado al estado mayor de la misma exigirse por sus propios jueces á consecuencia ciudad, como alcalde que fue de ella en el año de comunicacion, que haga la justicia ordinaria pasado de 1813, por la poca seguridad con que en virtud de lo resuelto en real orden de 17 de fué arrendado uno de los ramos de los espresa- agosto de 1807 para el caso de sorprenderse á dos caudales públicos para el siguiente de 1814; militares jugando a los prohibidos, sobre « que y suscitada competencia sobre su conocimiento el fuero no está anulado en otras causas, que en entre el gobernador militar y el ministro comi- las que determinadamente esceptúa el real decresionado, se remitieron para su decision unos y to de 93, y sus posteriores esplicaciones, entre otros autos á los respectivos ministerios de la las que no se halla la de policía; que la justicia real bacienda y guerra; y en su inteligencia, ordinaria en los casos de encontrar á los militaconformándose S. M. con el parecer de los mi- res jugando à juegos prohibidos, debe tomar sus nistros nombrados al efecto, se ha servido re- nombres, y pasar noticia á sus gefes respectisolver, que con arreglo al real decreto de 8 de vos, a quienes toca corregirlos, é imponerles diciembre de 1800, declaratorio del de 8 de fe- las multas en que incurrieren, haciéndolas efecbrero de 1793, y no derogado en el de 5 de no

tivas dentro de ocho dias, si fuere posible, por viembre de 1817, corresponde dicho conoci- tener bienes; y sino en el tiempo necesario pamiento al citado ministro comisionado, por no ra verificarlo por descuento de la tercera de haber fuero privilegiado en lo tocante al buen sus sueldos; y finalmente que hecha la exaccion desempeño y responsabilidad de los militares, compete tambien á los espresados gefes militaque sirven cargos de república. »)

res enviar su importe à la justicia ordinaria, que

haya hecho la aprehension, para que lo distribuReal órden trasladuda por gracia y justicia en ya con arreglo á lo establecido por la pragmá

6 de octubre de 1819 al subdelegado general tica. » de penas de cámara y al consejo real, sobre no gozarse fuero en lo tocante á exaccion de mul. Teatros y espectáculos. - Al gobierno y julas por infracciones de policia.

risdiccion ordinaria de los pueblos incumbe el

dictar las reglas para tales diversiones, como « Excmo. Sr.: Al subdelegado general de pe- uno de los principales ramos de la policia, y napas de cámara digo con esta fecha lo siguiente: die puede eximirse de ellas. Mas en el caso de Hc dado cuenta al Rey de lo que ha espuesto el infringirse por algun militar o que cometiese alregente de la real audiencia de Sevilla en razon gun esceso , podría arrestársele por el juez orde que la exaccion de las penas pecuniarias im- dinario presidente de la funcion (Juzgados milipuestas a las personas de fuero privilegiado por tares tom. 1, pàg. 82), pero deberá entregarlo las justicias ordinarias se exijan por las mismas, concluida la comedia, ó á las 24 horas cuando å fin de que no las eludan como acontece, decli- mas, al juez militar de quien dependa, con las pando de jurisdiccion, segun está espresamente primeras diligencias justificativas del esceso codeclarado por lo respectivo á las de infraccion metido, para que siga y determine la causa, en de los bandos de policia en las leyes 3 y 4, titu- cooformidad de la real orden de 10 de febrero lo 32, del libro 7 de la novisima Recopilacion; y de 1816, que sobre una ocurrencia del teatro de conformándose el Rey con el parecer que esa

la Cruz entre un alcalde de corte, y un teniente subdelegacion ha dado, despues de haber oido de guardias walonas decidió : « que aunque el á su fiscal, se ha servido mandar, que las perso- alcalde que preside el teatro, es durante la esnas de fuero privilegiado no le lengan por lo cena ó representacion la autoridad única, que que respecta á la exaccion de multas y penas pe- debe ser reconocida allí, y que como tal puede y debe por pronta providencia tomar las medi- para lodos, pide se haga la declaracion corresdas que estime convenientes, para atajar cual- | pondiente por S. M. Enterado S. M. de ella, quier disturbio ó desórden que pudiere acaecer y oido sobre el particular el dictámen del señor en él, esto sea y se entienda sin perjuicio de lo duque presidente del consejo real, se ha serprevenido para con los militares en el real de- vido declarar , conformándose con él, que no creto de 9 de febrero de 1793, debiendo, con- tuvo razon el espresado coronel, para apoyar la cluida la representacion teatral pasar oficio al resistencia de los vecinos que son milicianos á juez del reo militar, dándole parte del esce

42 TOM. III.

concurrir con los demas á dichas obras , pues so que este hubiese cometido, a fin de que le for- estan sujetos a ello segun las leyes citadas, mume la correspondiente causa , y le imponga la cho mas cuando por ser aquellas tan recomenpena, á que se haya hecho acrecdor, y reini-dables, y prevenirse con tanta repeticion y efitiéndole tambien las diligencias, si hubiese prac- cacia por las leyes á las justicias por la comun ticado algunas en averiguacion del suceso. » utilidad que de ellas resulta , debiera rebajarsc

algo cualquier privilegio, aunque le hubiese, en Reales órdenes de 4 y 12 de mayo de 1819 tras- favor de una causa tan interesante, no perjudi

ladadas por gracia y justicia al consejo real cándose por otra parte el servicio de S. M.» sobre la obedienciu, que en materias de policia La del 12. » Excmo. Sr. : He dado cuenta al deben los aforados ála jurisdiccion ordinaria. Rey nuestro señor de una esposicion documen

tada del capitan general interino de Andalucia, La del 4.—«Excmo. Sr.:He dado cuenta al Rey relativa a las contestaciones, que han mediado nuestro señor de una representacion del alcalde entre el gobernador militar y politico de Sanmayor de la villa de las Peñas de San Pedro, en Lucar de Barrameda y el comandante de matrique manifiesta que hallándose intransitables si- culas de aquel distrito, pidiendo el primero una no con mucho riesgo algunas calles, y entradas relacion de los individuos de marina y sus hay salidas de ella , y no habiendo caudales en el bitaciones, y negándose á darla el segundo, á fondo de propios para su composicion, dispuso no ser que se le manifestase el objeto con que que los vecinos pobres en los dias festivos, y se le pedia , sobre cuyo particular apoyó el calos acomodados en otros que se les señalaron, pitan general del departamento la conducta del concurriesen por si, y si no querian concurrir comandaote, y el de la provincia pide la declacontribuyesen con una moderada cuota á la racion conveniente. Enterado S. M. de esto, y composicion de aquellas : que en esta carga ve- siendo cierto, que el gobernador ejerce su sobecinal y obra de policía fueron comprendidos los rana autoridad en los negocios económicos y vecinos, que son milicianos: que el coronel de políticos del pueblo, la cual debe ser obedecida milicias de Chinchilla le ofició para que los exi- en los mismos por el comandante y por todos miese de esta carga; y sobre el particular me- los matriculados, sin que su fuero pueda exidiaron varias contestaciones, en que por parte mirlos de esta obediencia en materias de policia; del alcalde recurrente se hizo ver, que en asun- se ha servido desaprobar la resistencia, que oputos de policía no exime el fuero militar de obe- so dicho comandante á dar la relacion que aquel decer las providencias emanadas de la jurisdic- le pidió, mandando se le haga entender, que cion real ordinaria, y que la composicion de debe dar dicha noticia y otra cualquiera, que calles es obra de policía , segun aparece de las pueda necesitar el gobernador para el mejor leyes 2 y 4, tit. 32, lib. 7 de la Novisima Re- desempeño de sus obligaciones en el gobierno copilacion, y que habiéndole denunciado el co- del pueblo, sin que le declare el motivo que ronel competencia sobre esto, no la admitió por tiene para pedirlas. » --V. SISAS Y DERRAMAS. prohibirlo las mismas leyes, mediante lo cual, y la importancia de que se reconozcan semejantes obligaciones, á que estan sujetos los mi-Otros casos de desafuero segun declaratorias licianos, mientras viven en los pueblos como los

reunidas en el tomo 1.o de Juzgudos militares demas vecinos, y la conducta que deben guar

desde pag. 49. dar las autoridades en tales casos, para que resulte el mejor servicio público de igual utilidad El de soldados desertores, que en cuadrilla,

1

CAPITULO PRIMERO.

en número de 4 hombres cometen robo, homi- | juez de la causa por lo tocante á ella, se les concidio, o cualquier otro delito en poblado ó des- ceda y trate con esta distincion.» poblado: real orden de 8 de mayo de 1797.

El de lenocinio, en que no se pierde el fuero Para régimen de las milicias de Canarias se hasta que probado por la jurisdiccion militar ha espedido un novisimo reglamento por real tan feo delito, declare esta el desafuero, lo decreto de 22 de abril de 1844, cuyo tratado 4, cual verificado entregue los reos con los autos Justicia , se trarscribe por conducente á la maá la ordinaria, para que proceda libremente y yor posible ilustracion de la materia de fueros. conforme á derecho: real cédula de 29 de mar. 20 de 1798.

TRATADO IV. JUSTICIA. El de bullicios y SEDICIONES: pragmática de 17 de abril de 1774, y orden circular á Indias de 10 de noviembre de 1800.

Fueros. Y el de insidencia é ideas subversivas, segun deciara la real orden de 11 de setiembre de 1814 Art. 276. Los individuos de las milicias de las trasladada por la via de gracia y justicia a la de islas Canarias mientras sirven, gozarán el fuero guerra. Pero el conocimiento de causas de Ira- entero de guerra. lo de infidencia por espías ó en otra forma , in- 277. Los que del servicio de dicha milicia se sulto de centinelas, y conjuracion contra el co- retirasen con los requisitos, de que habla el capimandante militar, oficiales ó tropa en cualquiera tulo 6." del tratado 1.o de este reglamento, gomodo que se intente ó ejecute, es privativo de zarán igualmente del mismo fuero, ya en lo cila jurisdiccion militar.

vil y criminal tan solo, como en dicho capítulo Sobre todos estos casos de desafuero viene se refiere. conforme el articulo 28 del reglamento 14 de la 278. El fuero es estensivo, segun sus difeordenanza del cuerpo de ARTILLERIA de 1802 rentes clases, a las mugeres de los aforados y (tom. 1, pàg. 428); y el siguiente

á sus hijos mientras subsistan bajo la patria po

testad. Articulo 6 de la planta dudu al consejo y

279. Tambien lo es å las viudas y huérfanos mara de la guerra en 15 de junio de 1814, con

de los aforados, mientras que las primeras no una recapitulacion de los casos de desafuero.

contraigan segundas nupcias, y estos no cum6. « Por ahora, y hasta que el consejo me pro• plan 16 años siendo varones, ó se casaren si ponga lo que convenga acerca del goce de fuero fuesen hembras. militar, cuya estension á

280. No obstante que estc fuero es estensivo lan con la espada en defensa de la patria, ha lle- segun sus respectivos casos, bien al conocimiengado á ser perjudicial, se observarán las reglas to de todas las causas civiles y criminales, ó bien dadas: cesando el fuero en los pleitos de suce- al de las criminales solamente, sufrirán las sision de mayorazgos, asi en el juicio de propie-guientes escepciones , en las cuales los aforados dad, como en el de posesion ; en los de limites, quedarán sujetos a las autoridades y jueces comdivision y particion de bienes, en las causas y petentes. negocios de policia, y de providencias de buen 1.- En los negocios sobre posesion y propiegobierno y ordenanzas de los pueblos; en las dad de vinculaciones y mayorazgos, y sobre parcausas de sedicion popular, y cuando el militar ticiones de bienes quedados de individuos no sea responsable por oficiu que haya servido o aforados. sirva, y este sea estraño de la milicia.»

2. En las causas sobre contrabando y frau.

de , y en las relativas á malversacion de caudaEn los mismos casos de desafuero dispone la les públicos, de que segun las leyes debe conoreal órden de 29 de abril de 1795 (la de contra cer el juzgado de la intendencia, o las justicias bandos): «que siempre que hubiere proporcion ordinarias. de cárcel ó arresto militar en que custodiar á 3.- En lo relativo al pago de las contribuciolos reos del ejército ó marina bajo la mano de nes é impuestos. sus gefes militares, y á la disposicion solo del 4.* En lo relativo al pago de lo que se adeude

personas, que no mili- 28

« AnteriorContinuar »