Imágenes de páginas
PDF
EPUB

29. Cono sirven en la marina iudividuos con ó no de su jurisdiccion, cuya discusion pertedecorados con grados militares, sujetos por nece al comandante general, a quien daran esta razon à la jurisdiccion de los comandantes cueota. de guerra, y dependientes de la del ministerio, 33. Si por materia de intereses de mi hacienpor su encargo de manejar efectos pertenecien- da hubiere el ministro de formar causa á algun tes á mi hacienda en los arsenales, y astilleros dependiente de la jurisdiccion militar , y para en que estan destinados; declaro, que el cono este fin juzgare conveniente se ponga en arrescimiento de las causas, que procedan de la ad- to, ó prisio:1 ; deberá por medio de un papel, ministracion, uso, y aplicacion de los espresa- | manifestarlo al comandante, y éste dará la órdos efectos, ó bien de la policia, y gobierno den para que el culpado se asegure, y custo económico de los arsenales, pertenece al in

die. En los demas casos, en que el gefe de una tendente, ministro principal, ó subdelegado a jurisdiccion tenga motivo de queja contra dequien corresponda; debiendo los capitanes de pendiente de la otra, se ceñirá á manifestarla á maestranza , y constructores obedecerlos en es su superior natural; y si este no obrase en justas materias, aunque tengan grado en la milicia; ticia, ó se negase á dar la satisfaccion correspero sus causas, asi civiles, como criminales, pondiente, me dará cuenta. que se originen de asuntos, que no tengan co

34. Si se ofrecieren materias mistas de intenexion con dependencias de hacienda , serán

reses, y criminalidad en individuos dependiendel juzgado del comandante general del departes de la jurisdiccion militar, se formará por lamento.

esta la causa; y al consejo de guerra, que se ce30. Si para justificacion de las causas, ó para lebrare para su determinacion , concurrirá el otros fines del servicio necesitare el gefe militar intendente, o ministro principal, el cual tendrá de declaraciones ó informes de dependientes voto en él, y ocupará el lugar correspondiendel ministerio, ó al contrario, el ministro de

te a su carácter. los de la jurisdiccion del comandante , deberán

(El 35 concede al ministro embarcado la misdar reciprocamente las órdenes que convengan, ma jurisdiccion que en los depurlumentos.- El a fin de que sin dificultad declaren judicialmen- 36 le faculta para cometer la sustanciacion , donle ante el mayor general, ó auditor, que hi- de no hubiere auditores ó asesores , al oficial de ciere la sumaria ; pero en materias estrajudicia- contaduria ó contador de navio que nombrase, les estarán todos obligados, sin esperar órden

remiliendo la sentencia para el purage en que de su gefe, á dar de buena fé los informes, que pueda darlu con asesor; como el comandante le por el otro se les pidiere para su gobierno.

remitiria el proceso formado á bordo en defecto 31. Si el intendente, ó ministro principal de- de ministro. El 37 encarga, que no puedan terminare poner preso á bordo de bajel de ir contra las reglas de policia de á bordo, pero guerra armado algun dependiente de su juris- que los comandantes les dejen en libertad de diccion, recurrirá al comandante general, a fin ejercer sus funciones, y cuando a la disciplina de que dé la orden para que sea admitido; pero y subordinacion de los bajeles convenga poner si el caso fuere tan ejecutivo, que no dé lugar preso á dependiente del ministerio , se lo avisen, á esperarla , podrá el ministro remitirle en de- y la causa. - El 38 manda formar consejo de rechura; y el comandante del bajel, ú oficial guerra, como si fuera individuo de la tripulade guardia no pondrá dificultad en recibirle, y cion, á los despenseros, toneleros, dependienasegurarle del modo en que se le encargare, pa- les de cirugia , carpinteros , calafates, y obrajesando despues aviso á su comandante; cuya di ros, que incurrun en los crimenes de resistencia, ligencia deberá tambien practicar el ministro. infidelidad , ó por contribuir a la pérdida de un

39. Aun en el caso de remitir el ministro pre- bajel ó funcion de guerra: por mezclas perjusos de otra naturaleza a bordo de los pavios, sus

diciales a la salud de la tripulacion, y por comandantes, ú oficiales no deberán negarse á muerte alevosu ; y siendo complice algun otro admitirlos, asegurarlos, y dar, si fuere necesa. de superior clase del ministerio, se remita el rio, el resguardo correspondiente al que los proceso á S. M.- Y en el 39 oil 43 se recomienhubiere conducido, para que conste su entrega da á comandantes y ministros, el pasarse reciá bordo, sin que se mezclen en averiguar si son, I procamente los avisos y noticias, que demande

43 TOM. III.

el buen servicio y el real interes , manteniendo | provincia , despues de los capitanes de fragata; entre si la union que tanto importa , y comuni y si oficial de contaduría, despues de los teniencándose las disposiciones generales con que se tes de navio. hallen ; y que los comandantes atiendan lus re 48. En caso de celebrarse consejo, en que presentaciones de los ministros, y auxilien la hayan de concurrir comandante, y ministro ejecucion de sus providencias.)

del departamento y escuadra, que esté fondea44. En los casos en que los comandantes, é do en el puerto, presidirá el comandante de intendentes tengan que conferenciar sobre ma mas graduacion, ó antigüedad; y el ministro lerias del servicio, si el comandante fuere ca de mas caracter, ó antigüedad ocupará el lugar pitan, ó gobernador general de la armada, de de preferencia, que como a ministro principal berán los intendentes ir á su casa; pero siendo le corresponde; y el comandante, y ministro oficial de otra cualquiera graduacion, será el de inferior graduacion , ocuparán el que por lugar de las conferencias la contaduría del de ella les pertenece. Lo mismo se practicará cuanpartamento, á la cual se convocarán para la ho do concurran dos, ó mas escuadras , cuyos cora que acordaren. En las escuadras deberán mandantes, y ministros hayan de juntarse. » siempre los ministros pasar á bordo del navio comandante.

45. A los consejos de guerra, ó juntas, que Real decreto de 9 de febrero de 1793 restabletuvieren los comandantes generales en los de ciendo á vigor el fuero de marina y sus privipartamentos, o escuadras, asi para espedicion, legios, sin mas escepcion que los juicios de ó armamento estraordinario, como para cual mayorazgos y particion de herencias, (recoquiera resolucion , que hubiere de tomarse, con pilado en la ley 1, tit. 6, lib. 7 de la Novisima). currirán los intendentes, ó ministros principales, no solo para proponer lo que se les « El Rey.- Las frecuentes representaciones ofreciere sobre las materias, que les incumbe, que me han hecho los intendentes de marina, sino para que esten individualmente enterados cuando ha sido necesario convocar la marineria de todo, a fin de poder tomar con el posible matriculada para el servicio de mis bajeles, y acierto sus medidas, y reglar sus providencias: con especialidad en las provincias respectivas a asimismo asistirán a los consejos de guerra cri los departamentos de Cádiz y Ferrol, manifes minales, en que se trate de delitos, que tengan tándome la decadencia que se esperimentaba en conexion con materias de hacienda.

su número, movierou mi real ánimo á inquirir 46. En estos consejos, ó juntas tendrán los los motivos que la originaban, para tratar del ministros principales el lugar segun su carácter: remedio. Hice examinar este punto por minissi fuere intendente, ocupará el primer lugar tros de mi confianza, y de la mayor integridad despues del comandante general, con antelacion é instrucion en la materia, y habiéndolo ejecua los tenientes generales subordinados: si co tado con la madurez y pulso que exige su iminisario ordenador, preferira á los gcfes de cs portancia, me han espuesto, que á vista del vicuadra subordinados: si comisario de guerra, gor con que se fomentó este utilisimo ramo de a los capitanes de navio: si de provincia, a los estado, desde la publicacion de mis ordenanzas de fragata : y si oficial de contaduria, a los le navales del año de 1748, en que concedi para los pientes de navio: advirtiendo, que en ninguno que se matriculasen en el servicio de mi real de los espresados actos puede el intendente, ni armada, jurisdiccion privativa militar en el cootro ministro ocupar, que un segundo lugar; nocimiento de sus causas civiles y criminales, porque el primero toca, como presidente, al á sus respectivos gefes, con inhibicion de los oficial de guerra , sea, ó no general.

demas tribunales, y el privilegio esclusivo 47. Si por algun caso particular fuese nece. la pesca y navegacion en cuanto bara el agua sario concurra a la junta algun ministro subor- | salada , que tambien les acorde en el titulo 3." dinado, ocupará , si fuese intendente , ó comi tratado 10 de la espresada ordenanza , solo pue. sario ordenador el lugar despues del último de atribuirse la decadencia de tan importante gefe de escuadra; si comisario de guerra, des ramo á la derogacion del espresado fuero y pripues del mas moderno capitan de navio; si de vilegio en muchos casos, conforme han pres

crito varias cédulas, pragmaticas y reales or vilegio esclusivo de la navegacion haya conce. denes espedidas desde entonces, siguiéndose dido en algunos casos particulares á los no made ello no solo frecuentes controversias entre triculados, pues en adelante solo el que lo esté los de dicho fuero y el real ordinario, con gra- podrá navegar, y ser participe de las utilidades re perjuicio de los mismos individuos que su del mar, conforme a lo prevenido en el refe. fren cl dilatado arresto de tres, cuatro ó mas rido artículo 119: y por lo tocante al fuero miaños, interin se deciden las competencias, sino litar que goza la matrícula, quiero, que sea, y que al verse sujetos en los pueblos de sus domi- se entienda comprensivo de todos sus juicios cilios á ambos juzgados, y convenidos ante el civiles y criminales en que sean demandados, ó ordinario sobre deudas de menestrales y otras, se les fulminaren de oficio, esceptuando únicaconstituyéndolos esta circunstancia de peor con mente los de mayorazgo en posesion y propiedicion que los que no se alistan, ni malriculandad, particiones de herencias, como estas no para mi real servicio, á los cuales solo se les provengan de disposicion testamentaria de los demanda ante el suyo natural, se han retraido matriculados: que sus jueces conozcan privativa y desanimado de tal forma, que segregados y esclusivamente en aquellos, con total inhibiunos de la matricula, é intentandolo otros, ha cion de los demas; sin que en su razon pueda llegado a la decadencia que se nola esta impor- formarse, ni admitirse competencia por tributante milicia del estado, cuando mas se necesita val, ni juez alguno, bajo la prevención de que su tomento, por el que ha tenido mi armada tomaré la mas severa providencia contra los desde entonces. Y deseando yo alajar tan graves que faltaren á esto: que se guarde inviolableinconvenientes con la oportunidad que se re mente lo referido, sin embargo de lo prescrito quiere , atendiendo por cuantos medios son po en los artículos 2, 3, 4 y 5, tit. 2: 24, 36 y 41, sibles á los vasallos fieles, que tolerando las tit. 4, trat. 5 y 13, tit. 2, trat. 6 de las ordenanfatigas de la mar estan prontos à sacrificar sus zas generales de la armada, y el artículo 168, vidas, con abandono de sus propios domicilios lit. 3, trat. 10 de la misma; y no obstante lo é intereses en beneficio de mi real corona y prevenido en las reales cédulas de 16 de setiemestado; y con el objeto de poner fin á las dispu.bre y 26 de octubre de 1784, 6 de diciembre tas de jurisdiccion que embarazan tanto mis de 1785, 19 de junio de 1788, y 11 de noviemtribunales, con detrimento de la oportuna y bre de 1791 sobre desafuero en punto á deudas recta administracion de justicia , he venido en de menestrales , artesanos, criados, jornaleros mandar : que se observe en toda su fuerza y vi y alquileres de casas, o en otras cualesquiera gor el artículo 119 del citado tit. 3.o, trat. 10 relativas á asuntos civiles y criminales, ó bien de las ordenanzas generales de la armada, (1) sean leves, pragmáticas, autos acordados y reque reiterando lo prevenido en el titulo 6 del soluciones contrarias á esta mi real deliberaTratado 4 concede el privilegio esclusivo de la cion, (anteriores ó posteriores a las citadas orpesca y navegacion en la estension del agua sa denanzas), que doy aqui por espresas aunque lada a los individuos matriculados; llevando a de ellas no vaya hecha especial mencion, las debido efecto mi resolucion de 5 de marzo de cuales en caso necesario de motu propio y cier1790 sobre establecer los limites de estas co ta ciencia, usando de mi autoridad, y real podemarcas ó mojoncs de término , conforme acuer rio , derogo, anulo y doy por de ningun valor den en cada partido los jueces de marina con y efecto en cuanto a los enunciados individuos los de la jurisdiccion real ordinaria, para evi de la marinería y maestranzas matriculados: tar ulteriores competencias; y derogando todas ordenando, como ordeno, que en lo sucesivo Jas įrdenes y concesiones, que contra el pri sea privativo de la jurisdiccion de marina el

(1) « El conocimiento de los autos relativos á la pesca , como quiera que se entienda hecha de la mar en sus orillas , en los puertos , rias , abras , y generalmente en todas las partes á donde llegue el agua salada, y tenga comunicacion con la de la mar, ha de pertenecer privativamente al juzgado de los ministros de marina , siendo de su particular inspeccion la prdctica y observancia de lus reglas establecidas sobre esta materia, la concesion de licencias d los que hubieren de emplearse en ella, etc., respecto de estar la facultad de pescar reservada a la gente de mar matriculada.» – V. MATRICULAS,

conocimiento de todas las causas civiles y cri que en los casos de policia ha de entender la minales, que por las referidas pragmáticas y jurisdiccion militar; y que no comprende el fuecédulas estan y se hallan reservadas a la real ro por delitos cometidos antes de haber sentado jurisdiccion ordinaria por de asuntos esceptua plaza, ó matriculadose. (Ley 2, tit. 7, lib. 6 de la dos: quedando en su fuerza y vigor las penas Novisima.) que se imponen por ellas, y demas disposiciones concernientes a la mas exacta observancia, Real órden de 21 de setiembre de 1798 al virey para que se pongan y hagan poner en ejecucion de Méjico sobre la jurisdiccion de marina , y por los ministros, subdelegados y cualesquiera que se observe la ordenanza. tribunales de marina, en el caso ó casos de contravenir á ellas la gente matriculada

y demas

« Por el antecesor de V. E. en ese vireipato que gocen de su fucru; por mancra, que sus marques de Branciforte, y el comandante gepropios jueces, y no otros, sean los que con neralde marina del puerto de San Blas don Franforme á derecho y ordenanza entiendan en su cisco de Montes, se suscitó competencia sobre cumplimiento, asegurándose asi el principal fin el conocimiento de la causa formada contra el á que se dirige lo dispuesto de dichas reales re grumete de los buques de S. M. en aquel puerto soluciones, que es mi voluptad subsistan en el Mariano Benito Ramirez, por haber herido á un modo y forma que va prescrito, como lo es

soldado miliciano, á cuyo reo se impuso por el igualmente el que se tengan por fenecidas y ter espresado comandante general con acuerdo de minadas cualesquiera competencias civiles ó cri su asesor la pena de 10 años de presidio, en la minales, que estuvieren pendientes, y los tribu- inteligencia de que el conocimiento de este asunnales, ó jueces con quienes se hayan formado, to le correspondia segun previene elarticulo 1.o pasen desde luego sin réplica, ni escusa alguna del tit. 2, trat. 5 de las ordenanzas antiguas de las diligencias y autos originales que hubieren la armada, en vista de lo cual alegó el espresado obrado, á la jurisdiccion de marina, para que virey ser perteneciente a su mando, y jurisdicproceda á lo que hubiere lugar. Y por cuanto cion, y estar á su arbitrio la modificacion de dila misma decadencia se nota por la propia causa cha pena, y ejecucion de la misma, con respecto en la tropa de los batallones de infanteria de á haberse practicado así en tiempo de los antemarina y real cuerpo de sus brigadas de artille riores comandantes de marina en el espresado ria, quiero y mando, que se entienda para con puerto de San Blas, tanto por el carácter de ellas todo lo que va prescrito en este mi real gefe superior como por el de capitan general decreto, y otro de igual tenor que con la misma

de ese reino: y habiendo dado cuenta al Rey fecha he espedido por la via reservada de la de lo que en el asunto manifestaron á esta supeguerra para mis tropas de ejército, por ser uno

rioridad asi dicho virey como el mencionado mismo el fuero militar, que gozan y deben go. comandante; ha tenido á bien S. M. declarar con zar en adelante, sin mas restriccion que la de presencia de uno y otro antecedente, que se terminada en ellos. »

observe puntualmente la ordenanza de la arma

da en todas sus partes. » Real órden de 5 de noviembre de 1793 declaró: que el precedente real decreto se estiende a to Ordenanza de matrículas de 12 de agosto de 1802. das las personas, que gozan el fuero militar de marina conforme al art. 1, tit. 2, trat. 5 de las No se inserta ninguno de sus vigentes artícuantiguas ordenanzas de la armada que rigen a los, por resumirse las disposiciones de los mas los asentistas, y solo en lo que espresa el art. 19:

esenciales en las leyes del tit. 7, lib. 6 de la Noá los individuos de mar, como carpinteros, ca visima; referentes la 3.* á la creacion del prilafates de ribera, matriculados para el servicio mer gefe de marina, y comandantes, su jurisdicde la armada , pero no a los carpinteros de blan cion y facultades; la 4.. al establecimiento de co, torneros, aserradores, pintores, faroleros, las matriculas de mar , calidades , alistamiento fabricantes de loza, jarcia, bctunes, que no es y servicio de sus individuos ; la 5. á la formatan matriculados, á menos de estar en actual cion de los tercios navales, considerados como servicio en los buques, arsenales, ó fábricas: 1 regimientos de milicias navales; la 6.* al servi

cio de los matriculados en bajeles y arsenales se providenciare por cualquiera tribunal contra reales, con declaracion de los exentos; la 7.* al algun dependiente de marina, pase aquel á el de fuero de marina que deberian gozar; la 8.o á ésta una razon testimoniada de la causa, y de la las exenciones de los matriculados, y dependien-providencia con el correspondiente oficio, diles del fuero de marina; la 9.a á la jurisdiccion rigido a que el juez de marina con acuerdo del militar de marina , y materias que la corres auditor determine, y mande la ejecucion, ó la ponden; la 10 al conocimiento en materia de suspenda, consultándolo a quien corresponda, en naufragios y ARRIBADAS (tom. I, pàg. 416); y el solo caso de haber justos motivos para ello, la 11 al privativo, que se declara al juzgado de y participándolo así al juzgado que providenmarinu en todo lo relativo á la pesca , y en los ció para su inteligencia. » - Para mayor ilustestamentos y abintestatos de los de su fuero. tracion véunse las aclaraciones estampadas

El artículo 28 del tit. 6 de dicha ordenanza de en ARRIBADAS (tom. 1.', pág. 416). Otra órmatrículas quiere, se guarde su contenido en den circulada en 15 de julio de 1817 en un calos dominios de as, en cuanto no fuere in so de competencia entre el consulado de Barcompatible con sus leyes particulares, y demas celona y el comandante de marina decidió: que circunstancias locales : V. tom. II, pág. 188. pues se hacia forzoso en el asunto cuestionado V. MATRICULADOS DE MAR.

apurar la direccion y variaciones de rumbos del

capitan de la nave, si fueron arbitrarias ó forReal órden por marina, de 10 de abril de 1805 zadas de los tiempos y circunstancias , de cuya

sobre ser peculiar á sus tribunales' el conoci- indagacion pendia su culpabilidad é inculpabimiento de asuntos y contratos, que tengan por lidad, y de uno ú otro la responsabilidad de subobjeto la navegacion.

sanar al demandante los daños sufridos en la

pérdida de sus efectos en el apresamiento ocurEl comandante militar de marina del tercio rido, y cuyo conocimiento es propio, natural, naval de Barcelona, ha ocurrido a este ministe. y privativo de la marina; á esta jurisdiccion rio, representando que aquel consulado se intro- correspondia el conocimiento de la causa , y duce á conocer sobre averías de mar, sobre de todas las demas de su clase.–V. TRIBUNALES contratos de comerciantes con los patrones, y MERCANTILES. sobre otros puntos, que teniendo por objeto la navegacion, son peculiares de los juzgados de Real órden de 14 de diciembre de 1806 por la marina. El Rey se ha enterado de esta repre misma via de marina, declarando, cómo haya sentacion , y aunque conoce S. M. que el con de entenderse el fuero del ramo en asuntos de sulado de Barcelona se funda en el real decreto policia. de 30 de abril de 1795, como posteriormente se publicó la ordenanza de matrículas, y los artícu «Entre la justicia y ayuntamiento de la ciudad los 42, tit. 1, y el 17, tit. 6, con otros varios de de Santander , y el comandante militar de aquel ella declaran terminantemente, que corresponde tercio naval, se suscitó competencia con motivo á los juzgados de marina el conocimiento de los de la imposicion de multas hechas á varias muespresados asuntos: ha venido en resolver, que geres de matriculados, por faltas advertidas en se observe la citada ordenanza, y lo prevenido las pesas de que haciau uso para la venta de sus en real orden de 28 de agosto de 1803, en cuanto pescados; de cuyas resultas, y despues de diá que se abstengan los consulados de conocer yersas contestaciones de una á otra parte , dirisobre averias y demas puntos que señala : al gieron sus respectivos recursos á esta superiomismo tiempo, y con el fin de que sobre la in- | ridad, solicitando la ciudad se previniera lo teligencia de dicha real órden no se ofrezcan conveniente para precaver la continuacion de las dudas, que hasta ahora han ocurrido, acerca tales abusos, y defendiendo aquel gefe, de acuerde esta cláusula que añade , (á saber) « Que si do con su asesor, que el ayuntamiento no podia » en algun caso se providenciare por los consu imponer multas á personas privilegiadas con el » lados, contra dependientes de marina , corres fuero de marina , por ser esto correspondiente » ponde al juzgado de éstu la ejecucion de las á su jurisdiccion. Enterado S. M. de esta ocur

providencias ;" quiere S. M. que siempre querencia , se ha servido declarar , que siendo pe

« AnteriorContinuar »