Imágenes de páginas
PDF
EPUB

las causas de real hacienda y guerra, han de de policia, presidencia, y régimen del ayundirigirse á los intendentes, para que cada uno tamiento, sus elecciones y gobierno de los proen su provincia las pase donde correspondan, y pios, han de quedar reservados al superintencele su observancia.

dente, que siempre procurará la mejor armonia

con el intendente, sosteniendo la autoridad de ART. 33.

su empleo en lo que la deba ejercer. Sin embargo de lo dispuesto en el artículo 25,

ART. 35. tanto en los casos y providencias generales de que allí se trata , como en las particulares ocur. A todos los intendentes, por escrito y de parencias de cada provincia, podrán los intenden labra , han de dar el virey, superintendente, tes representar al superintendente, y tribunales tribunales, prelados y magistrados el mismo donde corresponda , lo que crean justo y mas tratamiento que á los oidores, y para que se acertado en todas las materias, y se atenderán eviten las dudas que tan repetidamente se han y recibirán con el debido aprecio sus represen promovido sobre el ejercicio del vice-patronato taciones, haciéndolas con la instruccion nece real, declaro que éste debe continuar en prosaria, para que examinándose con prontitud y piedad en los vireyes y presidentes, ó goberreflexion el espediente, informes ó documentos nadores á quienes por las leyes de Indias está en que se funden, se resuelva lo que parezca confiado, y que en el distrito del obispado donmas justo y conveniente; y tanto en este caso de tienen su residencia, no ha de haber otro como en cualesquiera otros en que los intenden vice-patrono que ellos; pero en los demas han les se consideren injustamente desatendidos ó de ejercerlo en calidad de sus subdelegados los en precision de acudir á mi real persona por la intendentes de la capital de la diócesis únicainobservancia de esta ordenauza, ú otro grave mente, de modo que en ninguna se divida; y motivo, lo podrán hacer en derechura , aunque aunque haya dos ó mas intendentes, solo el de nunca sin la debida justificacion, para que con la capital ha de ser subdelegado, sin que pur escabal conocimiento pueda recaer mi real reso le titulo se mezclen en las presentaciones ecleJucion.

siásticas; pues todas indistintamente quedan reART. 34.

servadas á los vice-patronos propietarios, tanto Todas las facultades de que se ha hecho espre. en el obispado de su residencia, como en los sion , y las demas que oportunamente se indi- demas á donde se estienda la autoridad de su carán, hablan igualmente con los intendentes, gobierno; y las distinciones correspondientes à que por el artículo 10 se establecen en las ca tan alta prerogativa serán presidir unos y otros pitales de vireinato, y fuera de ellas las deberán las juntas á que concurran con el prelado, conejercer en su provincia como los demas; pero tinuarse á los propietarios los mismos honores dentro de aquellas ciudades donde la inmediata y ceremonias que hasta ahora se han acostumresidencia del virey, y otras circunstancias pu brado y señalan las leyes de Indias, y á imitadieran ofrecer dudas y tropiezos, es mi real cion de lo que la 27, lib. 3, tit. 15 dispone con voluntad las limiten al ejercicio de la jurisdic- los oidores, podrán usar los vice-patrones subcion contenciosa en los asuntos que ocurran en delegados, y se les deberán poner silla , alfomaquellas oficinas, sean cajas reales, administra- bra y almohada en las funciones á que asistan, ciones , o.direcciones de cualquiera clase ó ra ya sea de particulares ó presidiendo los ayuntamo; a la asistencia a los cortes y tanteos men mientos, sin que por esto se varie la costumbre suales, y estractos de revistas, presidencia de observada para con los demas gobernadores inlas juntas de almoneda; y de la semanal, de que lendentes, subdelegados, o jueces, con quienes, luego se hablará, y otros actos de igual natu no siendo vice-patronos, queda en su fuerza lo raleza, y en que no se toque en el gobierno y dispuesto por la ley 28 del citado título y libro.arreglo de los tribunales y oficinas directoras ó (V. PATRONATO: PRECEDENCIAS.) matrices que hubiere en la capital, entrada de

ART. 36. caudales, y sus gastos, recibo y despacho de los narios que arriben á sus puertos; pues todos No obstante todo lo dispuesto en cuanto a la estos puntos , y los que sean relativos á la causa autoridad y prerogativas de los intendentes,

han de estar sujetos al juicio de residencia, con continuarán con el de subdelegados de la intenarreglo á mi real cédula de 24 de agosto de 1799; dencia en cuya provincia se hallen , y bajo las y para asegurar las resultas de su vasta admi- reglas generales con que estas se establecen. nistracion, antes de empezar á servir, darán fianzas de 10.000 pesos á contento del tribunal ART. 39. (Se contrae a los corregimientos de de la contaduria de cuentas, y en la forma que

los estados del Valle y de Allixco en Méjico.) previenen las leyes de Indias para con los demas que deben darlas. — (V. RESIDENCIAS).

ART. 40. (Trasladado en ALCALDES. tom. I.

p. 190.-El 41 á 53 tratan de SUBDELEGADOS. ART. 37.

- El 54 á 60 de REPARTIMIENTOS Y NEGOCIASegun lo prevenido en el artículo 1.", han de CIONES. Y el 61 de ALCALDES DE INDIOS 1. 1, reunirse todas las intendencias á los gobiernos p. 209.-Hasta aqui las bases del plan de intenpolíticos y militares, corregimientos o alcaldias dencias de indias, y siguen los artículos de la mayores que hubiese en las capitales donde se establezcan; pero considerando la necesidad de

CAUSA DE JUSTICIA. que en algunos parages, por su situacion é importancia, haya gefes militares que los gobier

(El 62 al 65 con el 67 de ASESORES, lom. I nen y defendan, subsistirán no obstante los pag. 438.)

ART. 66. gobiernos políticos y militares que absolutamenic sean precisos, y merezcan serlo; lo que ar Por muerte, ausencia larga y fuera del disreglarán prontamente los vireyes y capitanestrito, ó enfermedad que inhabilite al superiogenerales, teniendo presente los que en la ac

tendente, le sucederá el mismo, que segun las tualidad existan de esta clase; y tomando las leyes ó pliego de providencia deba hacerse carnoticias é informes convenientes , me los remi

go del gobierno superior; y si la ausencia ó entirán con el suyo, para mi real resolucion, bien fermedad fuere temporal, delegará el virey sus que sin esperarla, deben desde luego estinguir facultades en las causas de hacienda y de lo ecose todos aquellos que por casualidad, abuso ó nómico de guerra en el intendente de la provinmala inteligencia hubieren corrido algun tiempo cia para todo lo que pida pronta providencia, con este pombre, como el de Guarochiri en el y no pueda consultarsele; y en las de justicia y Perú, y los demas que en aquel y otros virey- policia bará sus veces el que deba suceder en natos pueda haber de iguales circunstancias, y el mando, segun está declarado en mis reales deban reducirse á subdelegaciones en el modo

cédulas de 2 de agosto de 1789 y 13 de julio de que despues se dirá.

1796, y sin alterar lo dispuesto en los arts. 2, y

5 de la primera en cuanto a los tenientes de rey ART. 38.

propietarios , que en los gobiernos políticos y Todos los gobernadores políticos y militares, militares deben suceder en todo el mando, y por que por lo dicho en el artículo antecedente de

su falta el oficial de mayor graduacion, para ban subsistir, y no sean intendentes, serán pre solo el militar, sucederán en las otras intendencisamente sus subdelegados, con las mismas cias de provincia en que no haya teniente de cargas y obligaciones que los demas en las cau rey, los asesores sin limitacion alguna en las sas de hacienda y de lo económico de guerra causas de justicia y policia, ni en lo contencioso de aquel partido en que han de ejercer la juris- de las de hacienda y guerra; pero en lo guberdiccion ordinaria, con subordinacion á la au nativo y económico de estas dejarán obrar lidiencia como los demas jueces ó subdelegados; bremente a los gefes de las oficinas, ó los que pero en lo militar dependerán únicamente del por sus respectivas ordenanzas deban sucedervirey ó capitan general á cuyo departamento les; y estos, sin variar nada de lo que el iutencorrespondan, y así lo ejecutarán los que ya dente haya arreglado y dispuesto, participarán estuvieren sirviendo dichos gobiernos; y si hu al asesor las ocurrencias que por ser de alguna bieren quedado algunos otros corregidores ó gravedad lo pidan, para que no lo ignore, y alcaldes mayores que sirvan con este nombre, pueda informar al superintendente, y consulaunque sea cou real titulo, se les suprimira y tarle ó representarle lo que lo merezca ; y si

por casualidad faltaren á un mismo tiempo el mas salgan de su respectivo juzgado sino para intendente y su asesor, se observará la real cé la audiencia ó tribunal superior, á quien cordula de 26 de junio de 1799, y conforme á ella respondan los recursos que se interpongan. Y sucederá el alcalde crdinario en lo político y sobre todo celarán los intendentes no se molesen lode guerra, cuando no haya teniente de rey, te á las partes con dilaciones y otras estorsiones, ú oficial militar que lo pueda hacer, y en lo de y que no se les cobren mas derechos que los hacienda у económico de guera el ministro mas debidos segun aranceles; y en todos los casos y antiguo de real hacienda de las cajas reales, en puntos dichos, si hechas con prudencia y reserlos mismos términos que segun va dicho , lo ha

va las advertencias oportunas, no bastaren, lo ria el asesor si lo hubiese , entendiéndose lodo informarán los intendentes con justificacion al esto provisional é interinamente, hasta que el superior respectivo , para que sin detencioa ni virey con acuerdo de la junta superior conten disimulo se corrijan y castiguen los escesos. ciosa nombre, como mando lo ejecute pronta

ART. 70. mente , sugeto de las calidades necesarias para ejercer la intendencia ó su asesoria por el tiem Cuando por lo dispuesto en el artículo 66 supo que tarde en llegar el nombrado por mí en cedan los asesores á los intendentes, podrán propiedad.

usar de las mismas facultades que á estos se de

claran en el anterior, y unos y otros han de te. ART. 67. (Trata de la presidencia de ayunta

ner las de cortar verbalmente así en la capital, mientos, tom. I, pág. 439.)

como en toda la provincia , aquellas diferencias ART. 68. (Concuerda con el 21 antes truslu que por su corta entidad no merezcan reducirse dado de la ordenanza de 1786).

á pleitos y actuaciones judiciales si acudieren

á ellos los interesados; y porque en los objetos ART. 69.

de policia hay muchos que dependen principalEntre los cuidados y encargos de los inten mente del intendente, y necesitan uniformarse dentes es el mas recomendable establecer у y sostenerse por su autoridad, y que ésta no se mantener la paz y buena administracion de jus- entorpezca con frivolos recursos ú oposiciones ticia en los pueblos de sus provincias, y para voluntarias, siempre que por aquellos magistraque así lo ejecuten sin perturbar el orden de las dos se dieren algunas providencias para su mecausas, y la jurisdiccion ordinaria con que pro-jor arreglo, las han de ejecutar y cumplir los cedan en ellas los jueces subalternos, les esta- | jueces subalternos á quien corresponda y se enrán estos, sean asesores (cuando conforme al carguen, a no ser que hallen algun justo reparo, artículo 63 la ejerzan), subdelegados, alcaldes de que instruidamente darán cuenta al intendenordinarios, subordinados en cuanto conduzca te, y al virey ó presidente si la entidad del asunal mejor desempeño de sus oficios; y aunque to lo mereciere, pero como tambien en materias nunca han de pedirles los autos, ó hacer cosa de policia puede haber perjuicio de tercero, y que impida ó detenga su curso, podrán llamar hacerse un negocio contencioso, si esto suceá los jueces de la capital y advertirles verbal- diere, lo informarán dichos jueces al intendente mente, y á los de fuera de ella por escrito, si sin suspender las providencias que sean de justientendieren son omisos en el cumplimiento de cia, de las que conforme al artículo 23 solo hasus obligaciones, ó que por parcialidad ú otros brá recurso á la audiencia del distrito , a quien motivos se hacen sospechosos á las partes, y privativamente tocan los de esta clase, en que fomentan en los pueblos partidos contrarios á su cuidará de sostener la autoridad de los intendenbuen gobierno; y si se quejaren de ellos, espe les, á fin de que el bien público no padezca por cialmente los indios ó personas miserables, de

artificiosas contradicciones y recursos, que berán los intendentes advertir los oigan , y ad- aquel tribunal deberá contener y castigar. ministren justicia, sin contemplacion ni respecto

ART. 71. á los mas poderosos , y siempre que lo estimen necesario, mandarán les informen, aunque sea Siempre que por mi consejo de las Indias se sobre pleitos y causas que esten ya pendientes, despachen jueces de residencia, ó por mis aucon tal de que los autos, como queda dicho, ja diencias algunas comisiones ó pesquisas a las

les encarga

ciudades, villas ó lugares de las provincias no estar en la provincia y evacuar su comision y siendo contra sus intendentes , estarán estos à diligencias; y cuando sus resultas hicieren inla mira de si cumplen dichos jueces ó comisio escusable continúe la suspension hasta mi real nados con lo prevenido en las leyes y sus ins- resolucion , si fuere del intendente ó su asesor, trucciones, informándose exactamente de de se observará el citado articulo 66, y si del sub. jan disimulados ó tolerados los delitos dignos delegado, lo que en el 46 queda prevenido para de castigo por contemplacion ó interés; si se los de primera entrada; pero con la prevencion detienen voluntariamente y ocupan mas tiempo de que ni para uno, pi para otro empleo se del que necesitan, y si cobran escesivas diētas nombre al juez comisionado, ó el que hubieo derechos, para amonestarles que se conten se provisionalmente tenido el gobierno, cuyos gan y moderen, ó dar cuenta , si no bastare su servicios serán atendidos en otra provincia o reconvencion al fiscal del consejo en lo respec

partido.

ART. 73. tivo á residencias, y al de la audiencia del distrito en lo tocante a las comisiones que emanaren

Como los subdelegados por razon de su emde ella, entendiéndose lo mismo con los recep pleo, y de la cobranza de tributos han de visitores de las audiencias, y cualesquiera otros tar y reconocer precisamente su partido, lo dejueces que ejerzan jurisdiccion delegada en sus berán ejecutar con prévio aviso al intendente, provincias. Y como los intendentes deben estar y sin gravamen ninguno de los indios, ni de los enterados de los abusos que haya en los pueblos pueblos y sus vecinos, pues á todos han de pade su territorio, podrán instruir de ellos á los gar el justo valor de los bagages y mantenimienespresados jueces de residencia ó pesquisa con tos que les suministren , y procurarán la mayor toda reserva y secreto, y estos y los demas co exactitud en las noticias que

la insmisionados tendrán obligacion por lo mismo de truccion citada en el artículo 41; pues siendo noticiar y presentar sus comisiones a los inten tan oportunas para el fomento de la agricultura, dentes de las provincias donde fueren destina. minería y comercio, las deben inmediatamente dos , pues les debe constar la autoridad y juris- trasladar a los intendentes, para que las rectifidiccion con que se hallen asistidos; y para su quen, y les sirvan de gobierno entrando con es. libre ejercicio ha de preceder que les presten te anticipado conocimiento en sus visitas. el uso y auxilios dispuestos por derecho.

ART. 74.
ART. 72.

Estas visitas las han de practicar los intendenSi el virey, audiencia ú otro tribunal en algun tes sin escusa , ni dilacion; de modo que aprocaso, que debe ser muy grave y urgente, cre vechando las estaciones oportunas de verificarlo yere inescusable nombrar juez comisionado que cada año en algunos partidos, puedan en el pripase a la provincia á conocer, ya sea contra los mer trienio de su gobierno haberlos recorrido intendentes ó contra sus asesores y subdelega- todos, y adquirir el práctico conocimiento que dos, y que á este fin es indispensable suspen necesitan para el acierto; á cuyo fin procederán derlos del empleo ó separarlos á alguna distan-conforme la instruccion que va unida á esta orcia, sucederá en el mando el que por la regla denanza, teniendo presente la séria reflexion general del articulo 66 lo deba hacer en las va con que deben cumplirla unos magistrados de cantes, ausencias ó enfermedades; y si estuvie su carácter, a quienes se confian las facultades re tambien complicado en la causa y compren necesarias para acreditar su celo, y procurar dido en la comision , nombrará el virey ó pre por cuantos medios quepan en su arbitrio la fesidente, con acuerdo de la audiencia en las licidad de los pueblos, el aumento de la agrimaterias de justicia y policia, y de la junta su cultura, minería y comercio, y el desagravio perior contenciosa en las de hacienda y econó- de los particulares que se hallen quejosos ó per: mico de guerra, el sugeto que sea mas de su judicados de las justicias subalternas, y de los satisfaccion, para que supla provisionalmente poderosos que suelen oprimir a los pobres y por el procesado, cuya jurisdiccion nunca ha desvalidos.

ART. 75. de recaer en el comisionado, á quien deben prefinir el tiempo que consideren preciso para Hecha en el trienio la visita general de la proTOM. III

49

vincia, la podrán y deberán repetir despues en privativa inspeccion de los intendentes, deben algunos de aquellos partidos, que por sus cir no obstante guardar la debida subordinacion al cunstancias ó posteriores ocurrencias lo pidan virey ó capitan general de la provincia, y proy merezcan; pero en ninguna de ellas han de

curar con todos los gefes militares la mejor arvalerse de los indios sin pagarles, ni exigir ó monia y correspondencia, poniéndose con ellos admitir, aunque voluntariamente se les ofrezcan, de acuerdo para la ejecucion de las órdenes y obsequios de funciones, ó demostraciones pú- providencias que se espidieren en el ramo de blicas ó privadas, ya sean á costa de los pue guerra, y del mismo modo es mi real voluntad, blos o de los particulares; pues solo han de fa y encargo estrechamente a los vireyes, á los cilitárseles como á cualquier otro los auxilios capitanes generales, y á los demas gefes milique la naturaleza del terreno haga forzosos, sa tares, que en los asuntos de justicia , hacienda tisfaciéndolos por sus justos precios, sobre lo y policia, en que necesiten los intendentes y les que estarán muy à la mira los vireyes , audien- pidan auxilio militar se lo franqueen , guardáncias ó juntas superiores, informándose de los doles todo el honor que corresponde á su graescesos ó contravencion que noten, y providen- duacion. (Es conforme en lo sustancial auncias que hayan dado para remediarla, y para que no á la letra del articulo 299 de la otra que dichas visitas en manera alguna sean gravo ordenanza , siendo ademas notable en el presas ó superficiales, reduciéndose á una mera sente el concepto que de cursiva.) diversion ó paseo. ART. 76.

ART. 223. (Igual al articulo 300 de la ordeCon estas visitas se hacen ya inútiles, y que nanza de 1786.- Y el 224 al 301), dan derogadas las que por la ley 1.' y demas del

ART. 225. lit. 31 lib. 2 de la Recopilacion de Indias estaban encargadas á los oidores de aquellas audien Con el fin de que á vista de mis reales tropas cias ; pero antes de salir los intendentes á eje y de los pueblos esté el intendente de ejército, cutarlas han de participarlo al virey, ó á quien cuando lo hubiere, con el decoro y autoridad cuide del mando superior, y esperar su contes. que le concedo, le guardarán y harán guardar tacion , que precisamente ha de darles, sin mas por obligacion los vireyes capitanes ó comandemora que la inescusable para noticiarlo a la dantes generales, y demas oficiales comandanaudiencia y juntas superiores, y con sus acuer: tes y particulares, los mismos honores militados hacerles las advertencias, prevenciones y res que tienen los mariscales de campo, y le encargos, que segun sus respectivas facultades darán igual guardia que á estos, con arreglo en consideren oportunos ó necesarios; y siendo uno y otro á los arliculos 8 y 40 de los titulos 4 esta una de las primeras y mas peculiares obli y 1 tratado 3 de las últimas ordenanzas del ejérgaciones de dichos magistrados, la deberán cito , y cuando fallezca se le harán los honores desempeñar por sí mismos , ó hacer constar los fúnebres declarados á los mismos oficiales gemotivos que se lo impidan ó tengan para dila. perales en el artículo 48 tit. 5 del dicho tratado; tarla; y solo en el caso de hallarse enteramente pues así está resuelto por punto general á conimposibilitados podrán subdelegarla en sugetos sulta de mi supremo consejo de guerra de 6 de de su entera satisfaccion aprobados por el virey mayo de 1779. Y por lo mucho que conviene á con acuerdo de la junta superior contenciosa, mi servicio condecorar tambien à los intendensi con el mismo se calificasen justas las causas tes de provincia en todas las de aquellos reinos, que para ello se espongan; pero siempre las para que mis vasallos respeten sus personas y han de practicar los comisionados á costa de los las amplias facultades que les confio, vengo en intendentes , observando la instruccion y reglas concederles la graduacion, honorcs, tratamienque á estos se prescriben.

10, y demas prerogativas que quedan espresa

das en el articulo 35 y gozan los intendentes de AUTORIDAD, TRATAMIENTO Y HONORES DE LOS

España, con el uso de su uniforme; y mando

que los vireyes, capitanes ó comandantes geneART. 222.

rales, les deleguen respectivamente su jurisdicAunque todos los puntos espresados son de la cion militar , y quc donde hubiere tropas, les

INTENDENTES.

« AnteriorContinuar »