Imágenes de páginas
PDF
EPUB

Iglesia catedral de la Habana , se acordó por de que el ayuntamiento de la Habana habia acoréste la reciproca , y que concurririan á los en dado asistir en cuerpo á los funerales del genetierros de los capitulares y sus tenientes; pero ral de marina de ese departamento don Angel pretendiendo el secular estenderlo á los de sus Laborde, para dar un público testimonio del mugeres, y no viviendo en ello conforme el aprecio, que hacia de sus distinguidos méritos eclesiástico, quedó por entonces sin efecto el y servicios. En su vista quedó enterada S. M. primitivo acuerdo ; sin embargo de lo cual con la Reina Gobernadora , de que asistieron al fuvidado el venerable cabildo cclesiástico para un neral los capitulares; pero no el ayuntamiento, entierro de individuo del secular en junio de porque no lo puede hacer, sino en los actos 1810, se escusó, con que pendia el punto de re designados por las leyes.-Lo que comunico á solucion del R. obispo, y que en el interin no V. E. de real orden para su inteligencia y efecpodia preslarse al convenio; y en su vista el se tos correspondientes. » – Lo que traslado á cular por acta de 8 de dicho mes acordó, no V. E. para su conocimiento y demas que corasistir tampoco hasta el evento de aquella reso responda. Dios guarde á V. E. muchos años. lucion.

Habana 19 de enero de 1835.- Excmo. Sr. – La real cédula de 19 de enero de 1784 ratifica Miguel Tacon.- Excmo. ayuntamiento de esta la providencia conciliatoria, que dictó el gober- ciudad.» narlor en el caso del entierro de un regidor, doc Pues que el ayuntamiento en 25 de agosto de tor, con presencia del artículo 5, tit. 3 de los 1752 acordó no dar lugar á personas estrañas estatutos de la universidad, para que dos indivi- de su cuerpo en asistencia á entierros y otros duos del ayuntamiento y otros dos del claustro, actos, pudiendo los dolientes sentarse frente de colocados, en forma de aspa, sacasen el

cuerpo,

la ciudad, y en otro de 20 de mayo de 1769 le quedando establecido, que si el difunto hubiese pareció otorgar asiento á los dolientes del señor sido antes regidor que doctor, prefiriese el ca- obispo Morel de Santa Cruz despues del alferez bildo secular, y en caso contrario la preferen- real; podrá ser oportuno anolar aqui los acordacia sea de la universidad. — Participada en ca dos de la audiencia de Méjico de 26 de agosto de bildo de 23 de abril del propio año, se acordó 1746 y de 21 de febrero de 1763, por los cuales, su cumplimiento; y con los antecedentes y real asistiendo el tribunal a los entierros y honras cédula de 8 de abril de 1765 para no alternar de los ministros togados y sus mugeres, se daba con otro cuerpo, y que se observase el estilo de lugar al doliente hijo, cieto ó yerno, despues Méjico, dada cuenta en 7 de mayo siguiente se del oidor decano, y lo mismo siendo principal dispuso suplicar á S. M. lo oportuno.

doliente una dignidad de la iglesia; pero que haSobre queja elevada de que el ayuntamiento, ciendo el duelo un hermano, ú otro pariente, ó faltando a la costumbre, habia dejado de con canónigo, se colocaria despues del alcalde dei currir al entierro del contador mayor don Juan crimen mas antiguo : y que se asistiese tamJosé Eligio de la Puente, y del contador de ejér- bien á los entierros de sus hijos, pero no á sus cito don José Fajardo Covarrubias, descendió real cédula de 12 de febrero de 1784 preventiva de que no debió hacerse tal novedad , y que se A quienes competa asiento en bancas capitulaguarde la costumbre.

res , y su órden de preferencia. Habiendo acordado en 4 de abril de 1834 asistir al entierro del comandante general de Terminantemente previene la ley municimarina don Angel Laborde, por dar ese públi- | pal 83, tit. 5, lib. 3 «que en los escaños que en co testimonio de aprecio á sus merecimientos, las iglesias se ponen para asientos de la justicia y tenido efecto con aprobacion superior, se dió y regimiento, no se pucda asentar olra ningucuenta del caso á S. M. y se resolvió asi :

na persona, que no sea del cabildo y regi« Excmo. Sr. En real orden de 5 de octu miento. » bre último me dice el señor secretario de estado Segun la categoría y preferencia de cada ofiy del despacho de lo interior lo que sigue. — cio, el orden observado de tomar sus asientos Excmo. Sr.- En carta de 28 de abril de este año

es éste.

Gobernador presidente. Tenientes número 107 dió cuenta el antecesor de V. E., letrados por la presidencia accidental que les

toca. - Alcaldes ordinarios. - Contadores ma las bancas capitulares, juntamente con los conyores, y ministros generales de hacienda; para tadores de cuentas, é inmediatos á los alcaldes quienes donde hay audiencia, se asigna lugar ordinarios, y que hallándose en tranquila poseconsecutivamente por la ley 94 del mismo titulo sion de precedencia á los regidores , ocurrió, y libro, y real cédula de 17 de abril de 1770. - que don Lorenzo Chacon en calidad de deposiAlferez real. - Alguacil mayor.

Alcalde ma

tario de una vara de la hermandad, y como deyor provincial y alcaldes de la hermandad. - cano tomase preferente lugar al de los referidos Fiel ejecutor. – Regidor decano y los demas ministros en la fiesta de la Purísima Conceppor antigüedad.- Regidores honorarios (1).—cion, que se celebró el 16 de diciembre del año Sindico procurador.-Escribano del cabildo.- anterior en la iglesia de San Francisco, por cuMayordomo de propios.

ya razon se quejaron estos á don Nicolas José A los oficiales reales, habiendo dejado de ser Rapun, intendente que era entonces, y hecho efectivos regidores , se les conservó por dicha cargo de la que les asistia, puso el correspo:ley 94 el mismo asiento con la ciudad que antes diente oficio a vuestro antecesor en favor de tenian ; dando a entender la 85, que lo tomaban ellos, quien para poder evacuar el asunto prolos primeros despues de los alcaldes, una vez curó imponerse del origen y estilo que ba haque a falta de estos, debia preferir el regidor bido, y en efecto se cercioro de haberse conmas antiguo como teniente de alcalde, aunque cedido á los alcaldes electos de la hermandad asistan los alguaciles mayores de la audiencia y inmediato lugar á los ordinarios por real cédula ciudad, y oficiules reales en cuerpo de cabildo. de 10 de junio de 1634, cuyo cumplimiento esExiste una cédula antiquísima de 17 de febrero tuvo olvidado por mucho tiempo, y que aunque de 1573, causada por queja del tesorero de la se trató restablecer en cabildo de 12 de noviemisla de Cuba Juan Bautista de Rojas, preventiva brc de 1723, no constaba que se hubiese verifial gobernador de que «los oficiales de nuestra cado, mediante ser notorio, que los espresados real hacienda de la dicha isla, que ahora son o ministros de real hacienda por espacio de mas fueren, prefieran a los regidores del pueblo de 40 años, se hallaban en posesion tranquila donde residieren, asi en el asentarse, volar y de precedencia, por cuyas razones contemplanfirmar, como en todas las otras cosas, en que do , que no debia despojárseles de ella, previno con ellos concurricsen, no embargante que di á ese ayuntamiento, que no alterase la práctica, chos regidores sean mas antiguos. » Pero aun hasta que yo me dignase resolver sobre el parque todavía se estimase dudoso el punto respec ticular lo que tuviese por mas conveniente; y lo de los oficios dobles, dejó de serlo, y se visto lo referido en mi consejo de las Indias, conforma el estilo á Ja mas espresa

con lo representado en el asunto por don Juan

Ignacio Urriza, actual intendente de esa Isla, Real cédula de 3 de diciembre de 1778, decisiva en carta de 13 de abril del citado año de 1776, y

del preferente asiento de los ministros conta lo que en inteligencia de todo espuso mi fiscal, dor y tesorero de ejército.

ha parecido declarar como declaro, que el con

tador y tesorero de ejército deben preceder en «El Rey.--Gobernador y capitan general de asiento en las concurrencias con el ayuntamienla isla de Cuba y ciudad de San Cristóbal de la to segun la costumbre establecida, á los alcaldes Habana. En carta de 10 de marzo de 1776 de la hermandad, siendo mi voluntad, que no dió cuenta con documentos vuestro antecesor el se innove en ella , y que se les ampare en la pomarqués de la Torre, de que desde la creacion sesion, en que han estado de la referida prefede esa intendencia de real hacienda , se subro rencia, sin embargo del derecho que por la garon a los empleos de oficiales reales los de declaracion de la enunciada real cédula pretencontador y tesorero de ejército, con las mismas dian los últimos, y en su consecuencia os ordedistinciones y honores que aquellos en cabildo po y mando cuideis de que así se cumpla; en secular, por lo cual continuaron sentándose en inteligencia de que por cédula de este dia se da

(1) Cabildo de 3 de julio de 1790. En el de 10 de abril de 1794 se acordó á un regidor honorario de Madrid el asiento en funciones despues del decano.

el correspondiente aviso á ese intendente, por auto superior de 1.o de abril de 1786 participado convenir así á mi real servicio. »

en cabildo del 6.

Igual preferencia de asiento que los ministros Real cédula de 10 de junio de 1634 que cita la generales, disfrutan los principales de Santiago anterior, declaratoria del asiento de los al de Cuba y Puerto-Principe capitales de ioteucaldes de la hermandad.

deucia, cuyo punto los de Puerto-Principe ga

naron á su ayuntamiento en juicio contradictorio « El Rey. - Por cuanto Simon Fernandez ante la audiencia por auto de 20 de diciembre Lryton procurador general de la ciudad de San de 1817 proveido de conformidad fiscal. Cristóbal de la Habana , me ha hecho relacion, que en las mas partes de las Indias es costum Los administradores tesoreros de rentas de bre, que los alcaldes de la hermandad tengan las demas ciudades y villas del distrito son unos asientos en actos públicos inmediatos á los or verdaderos tenientes de oficiales reales , y pardinarios, y que en la dicha ciudad de la Habana ticipando de sus mismas preeminencias, se les no los tienen, de que resulta exonerarse perso- atribuye la consideracion de los regidores honas principales de estos cargos, y que si algu- norarios , para tomar el asiento de tales en las nos los sirven no asisten en las iglesias y actos bancas capitulares despues de los propietarios, públicos, que es bien que tengan el que les to segun se deduce del tenor de la real cédula de ca, por ser este el que se les debe dar, y mas 3 de diciembre de 1807, recaida á consulta que allí por la abundancia que hay de negros cimar hizo la intendencia de la Habana , para que al rones que andau fugitivos en los montes, hacien lesorero administrador de rentas de Puertodo muertes, y otros muchos daños, cuyo castigo Principe , y demas foráneos se les diese asiento necesita de personas de partes, resolucion y despues de los alcaldes ordinarios, concediénvalor; suplicándome fuese servido despachar dolo S. M. á dicho tesorero en las bancas del mi real cédula, para que los alcaldes de la her- ayuntamiento de Puerto-Principe despues de mandad tengan el dicho asiento y lugar, y ha- los regidores propietarios. biéndose visto en mi consejo real de las Indias, Sobre si corresponda á títulos de Castilla injustamente con lo que me informó don Juan Bi

corporarse con los ayuntamientos en funciones trian de Viamonte y Navarra mi gobernador y públicas, quedó resuelta la duda negativamente capitan general de aquella Isla en carta de 11 de en cabildo de 5 de julio de 1833 de conformidad octubre del año pasado de 1633, he tenido por á este dictámen de sus coniisarios, que se elevó bien de dar la prescate , por la cual mando á mi á S. M. en 1839 para la resolucion que á bien gobernador y capitan general que al presente tuviese. es, y en adelante fucse de la dicha ciudad de « Excmo. ayuntamiento.- El apoderado del San Cristóbal de la Habana, y al concejo, jus señor conde de Santa Inés, se ha presentado á ticia y regimiento y otras cualesquier mis jue- V. E. solicitando se le franquee un certificado ces y justicias de ella, que hagan dar y den á por donde conste , primero, si á los títulos de los dichos alcaldes de la hermandad, que al pre Castilla, que no son funcionarios en el ayuntasente son y adelante fueren de la dicha ciudad miento, y asisten con el á cortesías y otras cerede la Habana, en todos los actos públicos asi en monias politicas, se les recibe en su seno á virlas iglesias como fuera de ellas, el lugar y asien tud del privilegio especial que tienen, consideto inmediato con los alcaldes ordinarios, lo cual rándoseles como á regidores perpétuos: segundo mando se cumpla y ejecute precisa é inviolable ó en mérito de solo las atenciones, que dicta el mente, que así es mi voluntad.»

buen sentido, deben usarse con personas de su Realmente no se hizo valer á tiempo esta an - dignidad; tercero, y en uno y otro caso, cuál tigua real cédula , y sea por tal causa, ó porque es el lugar que por costumbre ocupan entre los creado el oficio de vara de alcalde mayor pro miembros de las funciones á que asistan. - Los vincial no se estimase propio, que le prefiriesen comisarios, que solo deben guiarse por las leyes en lugar los electivos de la hermandad, sino el y otras soberanas disposiciones, y no por corque se sentaseu consecutivamente a él, así co ruptelas ó abusos introducidos, encuentran, que menzó á practicarse, y quedó establecido por por la 83 del tit. 15, lib. 3 de la Recopilacion

[ocr errors]

de Indias, está terminantemente prohibido se uso dejan de tener fuerza y vigor, á menos que sienten en los escaños del ayuntamiento en las sean abolidas espresamente, siendo insignificanfunciones de iglesia ninguna otra persona , que te tal cual caso que pudiera alegarse en contrano sea del cabildo y regimiento, pena de 200 ps. rio, son de opinion los comisarios se certifique de oro, el gobernador , corregidor , alcalde no haber ninguna soberana resolucion comunimayor, ú ordinario que permitiese lo contrario; cada á V. E. que conceda el privilegio especial y tan solo con respecto a los oficiales reales por á los títulos de Castilia, de tomar asiento en los la ley 94 del propio titulo y libro, en conside escaños del ayuntamiento en las funciones y acracion á que se les reputaba en calidad de re tos públicos, derogando la citada ley de la Regidores, por hacerles merced, se les concedió copilacion de Indias; y que si ha podido haber que en los actos públicos y procesiones conser algun ejemplar, que la haya infringido abiertavaran los mismos lugares que antes tenian. mente por puras consideraciones, no pueden En el citado título de las precedencias, ceremo prevalecer estas contra la espresa voluntad de pias y cortesias, que está vigente, muy por me S. M. Salvo etc. Habana 28 de junio de 1833. » nor y minuciosamente se señalan los lugares y El ayuntamiento tiene su palco de ordenanza sitios , que han de ocupar los empleados y cor en los dos teatros. En él está declarada la presiporaciones en las funciones y actos públicos, y dencia, no hallándose el gobernador ó su tecontrayéndose a los Titulos, la ley 63 ordena se niente, al alcalde ó regidor; y á el solo deben les guarden las honras y preeminencias que les entrar los que toman asiento con la ciudad en locaren y debieren, por razon de serlo, dándo- funciones, y el asesor y escribano del presidenles el asiento, que se acostumbra en las chan

te del acto, segun se acordó en acta capitular cillerias reales de Valladolid y Granada. — De de 29 de abril de 1803. lo que se ipfiere, que si la mente del legislador En real cédula de 18 de agosto de 1799 se dighubiera sido darle á los títulos tambien asiento nó S. M. conservar al cabildo secular de la Haen los cabildos, lo habria espresado alli, co bana en la posesion que ha estado, de cubrir mo el lugar mas oportuno para indicarlo, su los bancos, que pone en la catedral, cuando puesto que trataba de ese particular, y no que asiste a sus funciones, sin embargo de la ley 87, se limitó a las dos espresadas chancillerias. tit. 15, lib. 3 de Indias y de la real cédula de 4 - Del mismo modo llama la atencion de los de marzo de 1796, espedida al venerable dean y comisarios, el que con fecha de 18 de junio de cabildo eclesiástico, que la mandaba cumplir. 1624 fue cuando se sancionó el asiento de los ti – V. FIESTAS. – PRECEDENCIAS. tulos de Castilla en aquellas dos corporaciones, Véanse en PROPIOS los ramos de que constan y si con anterioridad en 1591, 1608, 1621 y 1623

los de la Habana con los de sus gastos, su origen, se habia determinado, que ninguna persona lo y aprobacion. luviese en los ayuntamientos, nada mas fácil, que haberlas revocado, asi como se revocaron o modificaron esas disposiciones con respecto

HABITO (mercedes de).- Que no se consulá los oficiales reales en 1626, 1628 y 1635.-To

len hábitos de orden militar sin servicios perdavia hay otra circunstancia muy poderosa y le

sonales; ley 51, tit. 2, lib. 2 del CONSEJO. gal, que sostiene el parecer de los comisarios, y Cómo ha de conocerse en sus causas criminales: es, que en 27 de enero de 1633 al cabo de cerca de ley 96, tit. 15, lib. 2 de AUDIENCIAS. 10 años pasados de la resolucion de 1624, en que se concedió asiento á los titulos en las dos espre Formalidades que por constitucion debian presadas chancillerias, se volvió a mandar otra vez ceder a la profesion de cabulleros. – Se esque nadie se pudiera sentar en las bancas capi

presan en este. tulares, como no fuera individuo del cabildo ó regimiento, y se guardó sileocio tocante a los Real despacho de 18 de marzo de 1781 de titulos de Castilla, pudiendo escepcionarlos de merced de la orden de Santiago á favor del caesa regla general, así como se escepcionaron pitan don Pedro Gutierrez de Iturralde. los oficiales reales.- Por todas estas conside « Don Carlos por la gracia de Dios rey de Casraciones, y que las leyes no porque no esten en tilla etc. administrador perpétuo de la orden de

54 TOM. III

caballería de Santiago por autoridad apostólica. | bacion, aprendiendo la regla de la órden, y las A vos cualquier trece comendador, ó caballero asperezas, ceremonias, y todas las otras cosas, profeso de la misma órden , ante quien esta mi que como caballero de ellas debe saber; y que carta fuere presentada , sabed : que don N me el prior del espresado convento le reciba, y ha hecho relacion desea entrar en la nominada tenga en el , y haga instruir en las cosas enunorden, y vivir en la observancia , regla, y dis-ciadas, y que antes de cumplir el tiempo señaciplina de ella por devocion que tiene al bien

lado, me envie el testimonio que llevare de la aventurado Apóstol Sr. Santiago, suplicándome residencia en las mencionadas galeras, juntale mandase admitir y dar el hábito, é insignia mente con la relacion de sus méritos y costumde la referida órden. Y teniendo yo considera bres, para que si fueren tales que deba permacion á su devocion , y á los servicios que a mi,

necer en la espresada órden mande recibir de y á la citada órden ha hecho, y espero hará de él la profesion , ó proveer cerca de ello lo que aqui adelante, y que por una nii cédula , su fe

segun Dios y órden deba ser proveido.» cha en San Ildefonso de 29 de setiembre del año pasado de 1779, hice merced al nominado

Real órden de 22 de diciembre de 1788 al del hábito de la enunciada órden, concurriendo

virey de Méjico.- Que no se admitan recursos en su persona las calidades que los estableci

para relevarse á los agraciados con hábitos milimientos de ella disponen. Y atento á que por

tares del servicio de montado y galeras (1), cuminformacion sobre ello habida constó concurrir

pliéndose las reales órdenes relativas a su comen él las calidades citadas, lo he tenido por bien pensacion, de modo que solo pueda hacerse con y por la presente os diputo , doy poder y facul

el real y efectivo de las armas, y no con el de tad, y cometo mis veces, para que en mi pom

empleo civil; ni tampoco se admitan para la bre, y por mi autoridad como tal administrador

exencion de los 200 ducados impuestos por la juntamente con algunos comendadores y caba

licencia de profesar en Indias. lleros de la espresada órden, le podais armar, Real decreto de 7 de octubre de 1785 al cony armeis caballero de ella, con los actos, cere sejo de las órdenes. -«Y usando de mi soberamonias, y todas las otras cosas, que en tal caso na autoridad temporal, de las facultades que me se acostumbran. Y hecho asi , cométo , y mando ha conferido S. 'S. Pio VI para este caso y

deá cualquier religioso de la misma órden, que claracion, y de las demas que me competen como con esta mi carta fuere requerido , le dé el há á gran maestre de las órdenes militares, declabito de la enunciada órden con las bendiciones, ro:quc no obsta ni debe obstar para la obtensegun y como la regla de ella lo disponen. Y cion de los hábitos de dichas órdenes, sin embardado el espresado hábito mando al referido, que go de cuanto enuncian y espresan sus estatutos, dentro de cuatro meses envie à mi consejo de la calidad de escribano , sea de la clase que

fuelas órdenes fé auténtica de haberlo recibido, y re, en los padres ó ascendientes del pretendien: en que dia; con apercibimiento que hasta haber

te, y mucho menos la de escribano de cámara lo ejecutado, no se le admitirá á la profesion de mi consejo, chancillería y demas tribunales espresa, que en la citada orden debe hacer ; y superiores, por la confianza y distincion de sus que asimismo vaya a estar y residir en mis ga empleos, y por lo que conviene honrar la sé púleras seis meses cumplidos, navegando en ellas, blica en todos, para que no se desdere la nobley de haberlo hecho tome testimonio de mi capi za de unos oficios, de que en mucha parte delan general de ellas, y con el se vaya al conven pende el honor, la vida y los intereses de mis to de Uclés, y esté en él, el tiempo de su apro vasallos. »

(1) Se pagan de contribucion ó servicio por las mercedes de hábito de las cuatro órdenes militares de Santiago, Calatrava, Alcántara , y Montesa 1.500 reales por la cédula; 7.781 de galeras y montado; y 2.205 por limosna å las religiosas de la órden. Ademas hay que hacer el gasto del proceso de las pruebas, en el cual por dietas devenga el caballero informante 9 ducados diarios , y el freire la mitad.

Por manera, que el caballero agraciado tiene que hacer la exhibicion solamente de 1.500 reales para el despacho de sa diploma, bastante para presentarse con la insigoia. Pero para la profesion de caballero estaria obligado a las otras, que importa la dispensa de montados y galeras.

« AnteriorContinuar »