Imágenes de páginas
PDF
EPUB

La real orden de 29 de agosto siguiente prohibe á otras clases llevar la cinta de Carlos III, y toda coincidencia con la órden.

Matrimonios de caballeros cruzados.

pie de cada titulo las referencias á los artículos concernientes de las ordenanzas de intendentes, que tambien se colocarán reunidos á continuacion bajo el titulo genérico HACIENDA (causa de).

DB LOS TRIBUNALES DE HACIENDA REAL.

Las constituciones dadas á la orden en 12 de

TITULO TERCERO DEL LIBRO OCTAVO. junio de 1804 tienen al pie esta nota: «S. M. se ha servido resolver , que á pinguno de los caballeros de esta real órden se le pueda conferir el matrimonio, sin que haga constar haber obtenido el permiso de la suprema asamblea. – V.

LBY PRIMERA. MATRIMONIOS.

De 1621. - Que los oficiales reales no se intitu. Institucion de la órden americana de Isabel len jueces; y la sala del despacho se puedu la católica.

llamar tribunal.

Ordenamos y mandamos, que nuestros oficiaCon las mismas tres clases de caballeros que les reales no se intitulen jueces oficiales, ni tenla de Carlos III y su tratamiento se fundó por gan otro titulo que el referido en esta nuestra reales decretos de 24 de marzo de 1815, para ley, de oficiales reales o de nuestra real hacienpremiar la lealtad y servicios contraidos en

da : Y permitimos y tenemos por bien, que la sala América; se la dieron sus vigentes estatutos de

de su despacho se llame é intitule tribunal, cuan7 de octubre de 1816; y se mandó publicar en do concurrieren juntos á ejercer sus oficios. Indias. Con tal objeto , y para mejor atenderlo, se exime a los agraciados del requisito de

LEY II. probar nobleza; tiene sus asambleas donde se

De 1567 á 92.- Que los oficiales reales en la califican esos servicios; y está igualada entera

cobranza de la real hacienda tengan la jurismente en honores con la de Carlos III, (tom. 2,

diccion, que esta ley declara. nota de pág. 178).

Real decreto de 11 de abril de 1819. - Que Porque si nuestros oficiales no tuviesen la auno puedan usarse las insignias de esta órden, toridad necesaria y conveniente para cobrar tosin obtener antes el diploma, y recibirse deda nuestra real hacienda de cualesquier persocaballero.

pas, no habria en ella el buen recaudo debido El de 2 de febrero de 1819 establece el orden á su administracion y cobro, damos poder y de las precedencias de los caballeros en los ac facultad a todos cuantos lo fueren en las Indias tos públicos; V. PRECEDENCIAS. –V. HONORES y sus islas, para que puedan cobrar y cobren, MILITARES.

segun y por la forma que en las leyes de este tiSobre la renta de la mitra de la Habana estan tulo está dispuesto, toda nuestra real hacienda, asignados, para

fondo de esta órden 2.500 fuer de tributos, rentas, deudas y otros efectos que tes, que se cobran con 300 mas por el 12 por 100 se nos debicren, y hubiéremos de haber, por de conduccion. V. DIEZMOS, nota de pág. 67, cualquier causa , titulo ó razon que sea, y nos

pertenezca en cada provincia donde residieren,

y sobre esto hagan las ejecuciones, prisiones, HACIENDA (tribunales de). - A este titulo ventas y renates de bienes , y otros cualesquier de las leyes de Indias, que es el tercero del li autos y diligencias que convengan y sea necesabro octavo, seguirán sin ninguna interrupcion rio, hasta cobrar lo que asi se pos debiere, y el 4.° de los oficiales reales (hoy ministros de enterar nuestras cajas reales. Y mandamos á HACIENDA); el 8.o de la administracion de la los vireyes, presidentes y oidores de nuestras real HACIENDA; el 28 de las libranzas; y el 30 audiencias reales, y á los gobernadores, alcaldel envio, ó remesas de HACIENDA, para que las des mayores y justicias, que no les pongan ni bases de ramo tap esencial se tengan reuvidas consientan poner er todo lo referido embargo y á un golpe de vista, sin perjuicio de poner all ni impedimento, y les den y hagan dar todo el

favor y ayuda que les pidieren, y fuere menes el tiempo necesario en el juzgado; y no lo hater. Y declaramos y mandamos, que las apelaciociendo sea compelido. nes de que los dichos nuestros oficiales se inter

LEY V. pusieren vayan ante el presidente y oidores de la audiencia del distrito , y no ante otro juez al

De 1597.- Que los tres oficiales sean uno mismo guno, segun la forma y orden dada por la ley 14,

para la administracion , sin diferencia. tit. 12, lib. 5, y asi se guarde y cumpla, pena de Aunque los oficios de tesorero, contador

у nuestra merced, y 500.000 maravedis para nues factor que ejercen nuestros oficiales reales, son tra cámara.

diversos, y cada uno distinto del otro : Es LEY III.

nuestra voluntad y mandamos, que para lo con

veniente y que tocare a nuestro real servicio, De 1570.- Que los oficiales de la real hacienda

bien y acrecentamiento de la hacienda real, su guarden los limites de sus distritos.

cobranza, administracion y beneficio, cada uno Nuestros oficiales guarden y cumplan las pro de los susodichos haya de hacer cuenta, y convisiones y titulos que de Nos tuviesen para el siderar que le toca á él el oficio del otro, y asi uso y ejercicio de sus oficios, y en ninguna for- han de ir las libranzas , pagas, entregas, autos, ma nombren tenientes, ni ejerzan, ni provean diligencias y recaudos que sobre nuestra real otros autos ni diligencias en el distrito de otros hacienda hubiere de haber, firmados de todos oficiales; y los unos y los otros se contengan en los dichos oficiales que en cada caja hubiere. los límites de su jurisdiccion, conforme estu

LEY VI. vieren señalados, desde el descubrimiento y poblacion de la tierra, y tiempo en que se pusie :

De 1539 y 96.- Que los oficiales reales se asienron oficiales en cada provincia, si no hubiese

ten, voten y firmen por su antigüedad, especial órden nuestra, para que entiendan asi Declaramos y mandamos, que el tesorero, en lo principal como en todo lo anejo y depen-contador y factor se asienten, voten y firmen diente, las partes y lugares donde cada uno de segun su antigüedad, y recibimiento al uso de ellos hubiere de ejercer, sin pretender otra co. sus oficios, sin diferencia en el ejercicio. sa, y escusando cualquier diferencia, que de ha cer lo contrario podria resultar.

LEY VII.

De 1605. Distribuye las horas del despacho á LEY IV.

los oficiales reules. De 1596, y 1620. — Que los oficiales reales asis

Los dias que nuestros oficiales han de hacer tan juntos á tratar las cosas de su cargo las

almonedas sean martes y viernes, en los cuales mismas horas que las audiencias.

traten de lo que á ellas tocare: y los lunes asisTodos los dias que no fueren fiestas se juntentan en las cajas para quintar o diezmar el oro ó todos los oficiales reales en su juzgado por las plata : y los miércoles y jueves para recibir y mañanas y tardes, á las mismas horas que el pre cobrar lo que ocurriere: y los sábados para pasidente y oidores de la audiencia de aquella gar las libranzas despachadas á las partes; de provincia despacharen, y estuvieren en acuerdo: suerte que tengan el tiempo repartido en el esy si algun oficial real faltare por justo impedi-pediente de su cargo, sin embarazar una ocumento ó enfermedad, y no pudiere ir al juz-pacion con otra, y asistiendo en las almonedas gado, de cuenta al presidente, si la caja estuvie- dos horas de ocho á diez, ó nueve a once; y en re en parte ó lugar donde usista nuestra real los demas dias abrirán el tribunal cinco horas, audiencia ; y si no, al gobernador y justicia ma tres à la mañana y dos por la tarde: y aunque yor, para que elijan persona de toda satisfac es conveniente, que todos guarden este estilo, cion que lleve la llave de la caja real, y los dos y corra uniforme la administracion, sin emoficiales que se hallaren presentes, ó el uno, bargo no es nuestra voluntad alterar por ahora donde no hubiere mas de dos, despachen los la costumbre y estilo, que en cada caja estuviere negocios que ocurrieren: y si hubiéremos pro introducido en cuanto a lo que esta ley dispoveido oficial mayor de la caja real, asista todo ne; pero no habiendo inconveniente, es nuestra TOM. III.

55

voluntad, que todas se procuren reducir á esta y pagas en que no concurren los oidores, y lo forma.

que no se libraria si concurriesen, se consigue LEY VIII.

por la justificacion y autoridad del nombre de

acuerdo : Mandamos á los vireyes y presidenDe 1626 y 80.- Que en las audiencias se haga tes, que en cuanto pudieren escusar reformen junta de hucienda cada semana.

los dichos acuerdos, y los que hubieren de haMandamos, que en todas nuestras audiencias cer solamente scan para tratar de lo que pertese haga una junta y acuerdo de hacienda pre nece al mayor aumento de nuestra real haciencisamente cada semana, los martes, miércoles, da, y su mejor administracion. o jueves por la tarde, eligiendo el dia mas des

LEY XI. ocupado, en que se trate de nuestra real hacienda y pleitos fiscales , y en ella asistan el vi De 1579, 1618 y 80. — Que se haga el acuerdo rey o presidente, y el oidor mas antiguo, fiscal, de hacienda donde no hubiere audiencia tocontador de cuentas, donde hubiere tribunal, dos los jueves, por el gobernador y oficiales y el oficial real mas antiguo, diputando para

reales. esto una sala : y si el virey o presidente no pu Porque muchas veces se ofrece tratar y condieren asistir, tenga su lugar y haga la junta ó ferir en materias tocantes al acrecentamiento y acuerdo el oidor mas antiguo, teniendo un libro

administracion de nuestra real hacienda, y dardonde se escriba y asiente lo que trataren y re nos aviso de lo que couviniere y fuere necesario solvieren , y no se aparten hasta quedar resuelto

proveer por Nos: Mandamos, que los oficiales y firmado; y si pareciere al virey o presidente reales, donde no hubiere audiencia, se junten los escusar de este cuidado al ojdor mas antiguo jueves de cada semana con el gobernador de la por sus muchas ocupaciones, se puede repartir provincia , y por su ausencia con el justicia maentre los demas que le siguieren en antigüedad yor, y alli en presencia de todos proponga cada por su turdo, de forma que cada uno acuda un uno lo que se le ofreciere y pareciere necesario año, para que se vayan haciendo mas capaces á este propósito, y todos traten, confieran y en las materias.

resuelvan lo que se hubiere de hacer, y asenLEY IX.

tándolo en especial libro de acuerdo, con dia,

mes y año: y asimismo el dia que no se hiciere De 1588. -- Que en estos acuerdos no entren los

el acuerdo ó junta, y la causa por qué no huoficiales reales con espadas.

bo, y antes sepan y confieran si se cumplió y En los acuerdos de hacienda donde concur ejecutó lo acordado, y mandado poner en ejerieren virey o presidente, y oidor mas antiguo, cucion en el antecedente. Y porque asi conviey fiscal: Ordenamos, que nuestros oficiales no ne, ordenamos á los gobernadores y justicias entren ni asistan con espadas.-(Derogada por mayores, y á nuestros oficiales, que lo cumplan cédula de 28 de setiembre de 1790.)

y ejecuten precisamente, pena de nuestra merLEY X.

ced y 50.000 maravedis que aplicamos á puestra

cámara, por la omision de cada dia en que falDe 1593, y 1680.- Que los vireyes y presiden

taren á esta obligacion. tes reformen la frecuencia de estos acuerdos, y solamente hagan los necesarios al aumento

LEY XII. y administracion de la hacienda real.

De 1593. Que en los acuerdos de hacienda Estando ordenado, que un dia cada semana

tengan los oficiales reales voto decisivo. se haga la junta de hacienda, ó no se cumple Declaramos, que nuestros oficiales reales han con puntualidad, ó pasan pocos dias que no la de tener en las juntas de hacienda, que conforme haya, concurriendo los ministros y ocupando á lo ordenado se han de hacer cada semana, mucho tiempo en negocios, que pudieran resol voto decisivo. ver por si solos nuestros oficiales reales. Y por.

LEY XIII. que el virey o presidente pueden hacer mucha De 1617 y 27.- Que los gobernadores no hagan falta al gobierno, y el fiscal á las obligaciones las juntas de hacienda en sus posadas. de su cargo, y de estos acuerdos resultan gastos Ordenamos á los gobernadores, que hagan

.

las juntas con nuestros oficiales en las casas rea cuiden con particular cuidado de que no haya les, y no en sus propias posadas, si el gober. contravencion. nador no estuviere tan impedido, que po pueda

LEY XVII. salir fuera de su habitacion.

De 1620.– Que en negocios de hacienda reul LEY XIV.

no intervengan parientes por consanguinidad De 1525.- Que los oficiales reales juntos abran o afinidad. los pliegos y despachos del rey.

Mandamos, que en ningun auto , ó sentencia Nuestras cartas y despachos dirigidos al go- de vista, o determinacion, por papeles o en otra bernador y oficiales reales se abran como está forma tocantes á la administracion, beneficio y ordenado por la ley 15, tit. 16, lib. 3; y si se cobranza de nuestra real hacienda , se pueda hadirigieren solamente a nuestros oficiales, los llar ningun ministro ni otra persona, que por si abran y vean ellos juntos solos en su tribunal, ó sus deudos en consanguinidad ó afinidad puey hagan, cumplan y ejecuten lo que les enviá dan ser interesados. remos á mandar, segun nuestras órdenes, con

LEY XVIII. toda diligencia, y asienten la razon de todo, con el dia , mes y año que recibieren los des.

De 1570. Que las justicias todas guarden y pachos en el libro que para esto han de tener,

cumplan los despachos de oficiales reales. porque se vea y conste como cumplen nuestros Todos los vireyes, presidentes, audiencias, mandatos, pena de 30.000 maravedis, en que in- gobernadores y justicias de las Indias guarden, curra el que faltare a su obligacion.

cumplan y ejecuten los despachos que en razon

de la cobranza de nuestra real hacienda , deuLEY XV.

das y efectos á ella debidos, contra cualesquier De 1529.- Que los oficiales reales escriban al

personas obligadas y ausentes dieren ó despaRey juntos lo que acordaren: y en particular charen los oficiales de nuestra hacienda real, el que quisiere.

en todos tiempos y ocasiones, y los manden, y Si conviniere, que nuestros oficiales reales hagan guardar, cumplir y ejecutar con toda di. nos escriban y den cuenta de las materias to- ligencia , para que nuestra hacienda se cobre de cantes á sus oficios, sea por todos juntos, por los deudores, y obligados á la satisfacer y pagar, que no se multipliquen las cartas; y si a alguno y así se haga y cumpla, sio poner impedimento se ofreciere secreto que en particular le toque, alguno. ó no convenga dar noticia á los demas , puédalo

LBY XIX. hacer por si solo.

De 1572. Que las justicias y alguaciles cumLEY XVI.

plan los mandamientos de los oficiales reales, De 1636. — Que los jueces de bienes de difuntos tocantes á hacienda.

ó censos de indios, no avoquen causas pen A los oficiales reales hemos cometido y mandientes ante oficiales de la real hacienda so

dado, que tengan cuidado de cobrar nuestra real bre su cobranza.

hacienda y patrimonio. Y porque para su guarNingun oidor de nuestras reales audiencias, da , ejecucion y complimiento será necesario, á cuyo cargo estuviere el juzgado de bienes de que nuestras justicias y alguaciles mayores de difuntos ó censos de indios, ha de poder ni pue- | las audiencias y ciudades cumplan sus mandada avocar a su jurisdiccion las causas pendien-, mientos, y conviene que no haya dilacion por les ante los oficiales reales, en que fuere inte-falta de ejecutores: Mandamos a todos los diresada nuestra real hacienda , y se tratare de su chos alguaciles mayores y sus tenientes, que si cobranza, hasta que esté enteramente pagada y los oficiales reales dieren para ellos algunos satisfecha de todo cuanto se le debiere, porque

mandamientos en razon de cobranza de nuestra el privilegio que la compete de derecho en es hacienda real , luego que se les entreguen con te particular, vence al de los pleitos de aquellos mucha diligencia y cuidado los cumplan y ejejuzgados. Y mandamos, que asi se guarde: y los cuten como les fuere ordenado, sin escusa ni presidentes y oidores de nuestras audiencias dilacion alguna , porque asi conviene a nuestro

ren,

servicio y buen recaudo de nuestra real hacien al virey o presidente de lo que pidiere remedio. da: y las audiencias y gobernadores los cum

Siempre que á los oficiales reales se ofrecieplan y manden ejecutar si no hubiéremos pro

ó entendieren que hay algunas cosas deveido alguaciles mayores, conforme a la ley 17

pendientes de su ocupacion, que se deben remetit. 20, lib. 2 para los negocios y cobranzas de

diar, acudan y den cuenta al virey o presidente las cajas reales.

de la provincia, para que resuelva y haga lo LBY XX.

que convenga, y los oficiales nos avisen de la

dificultad ó accidente, y de lo que fuere resuelto. De 1617.- Que los oficiales reales no nombren alguaciles , y los de las ciudades ejecuten sus

LEY XXIII. - De 1580.- Que si se ofreciere dumandamientos.

da entre las órdenes del virey del Perú y preMandamos, que los oficiales reales no puedan sidente de Tierra-Firme, estén los oficiales nombrar ni de hecho nombren alguaciles, que reales á las de los presidentes. ejecuten sus mandamientos, y á nuestras reales

LEY XXIV. audiencias y gobernadores, que en atencion a la puntualidad y diligencia que debe intervenir en

De 1626. — Que los oficiales reales acudan con la cobranza de nuestra real hacienda, y suma

las dudas á las audiencias , y no las resolvien. importancia de esta materia, provean que todos do den cuenta al rey. los alguaciles de las ciudades , villas y lugares de sus distritos, cumplan y ejecuten los man

Cuando a nuestros oficiales reales se ofreciedamientos de los oficiales reales, locantes á

ren algunas dudas, acudan con ellas en primer nuestra hacienda; y si no lo hicieren asi, no los lugar á la audiencia real de su distrito que prodejen usar mas de sus oficios: y si alguno de los veerá de remedio conveniente, y no embaradichos alguaciles fuere deudor de hacienda real cen al consejo con relaciones escusadas: y si en alguna cantidad , provean que la pague den

las audiencias no dieren el espediente necesatro de tercero dia de la notificacion; y si no lo

rio y las resolvieren, y el caso fuere de tal cacumpliere, no le permitan usar el oficio hasta balidad que espresamente lo requiera , nos avisaber pagado.

rán para que proveamos, y mandemos lo que LEY XXI.

convenga.

LEY XXV. - De 1642. — Que los alguaciles de De 1578.- Que los escribanos de cámara den testimonio á los oficiales reales de lo proveido

la inquisicion y ciudades entren con varas en sobre hacienda real.

el tribunal de oficiales reales. Sucede muchas veces, que los oficiales reales

LEY XXVI. necesitan de testimonios de lo que en nuestras

De 1577 y 1620.– Que los oficiales reales sean audiencias reales se provee en materias tocan

respetados conforme á sus personas y oficios. tes á hacienda real : Mandamos á los escribanos de cámara, que si por su parte se les pidieren Para el buen ejercicio y autoridad de nuestestimonios de algunos autos, sentencias ú otras tros oficiales reales conviene que sean respetacualesquier provisiones que ante ellos pasaren, dos y estimados: Mandamos á los vireyes, prese los den auténticos en pública forma, para que sidentes, audiencias y gobernadores, que los los puedan presentar donde vieren que convie- favorezcan y hooren, conforme á la calidad de ne, que Nos relevamos á los escribanos de cáma. sus personas y oficios; y que los ejerzan con ra de cualquier culpa ó cargo, que por esta causa lustre y autoridad en el trato de sus personas, y se les pueda imputar. Y ordenamos, que se guar en lo demas que se les ofreciere, pues son miden las leyes 40 y 51, tit. 23, lib. 2 en todo lo nistros y criados nuestros, y como tales deben alli contenido.

ser respetados por todos.

Véanse abajo en HACIENDA (causa de) los arLEY XXII.

tículos 75 á 78 con el 145 de la ordenanza de De 1609. - Que los oficiales reales den cuenta 1786 y los concordantes 95 á 99 de la de 803.

« AnteriorContinuar »